Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Luisana Lopilato no se hace cargo

Luisana Lopilato

Luisana Lopilato tiene una de las caras más impactantes de toda Argentina, los ojos impresionantes, la boquita deliciosa. Más abajo se adivina un par de pochas de primera calidad y una corbata con reminiscencias de uniforme de colegio que da para el ratoneo. Pero mejor frenate ahí, porque la nena sigue sin mostrar nada.

Luisana Lopilato

Es la ley de mercado, Luisana no pela ni siquiera a pesar de salir en una revista masculina porque no lo necesita. Arrasa sin siquiera mostrar las manos, y para muchos es suficiente.

Excelente noticia, Luisana Lopilato finalmente cortó amarras con las revistas para nenes y se animó a poner la cara en una revista “para hombres”. La mala noticia es que no peló nada, claramente parte del trato que hizo con Gabo es “yo hago las fotos, pero muestro menos que en Billiken”. Y los de la revista se tiraron de cabeza a hacer las fotos igual, porque saben que Luisana Lopilato vende aunque esté vestida como para pasar la noche a la intemperie en la Base Marambio. “Cómo se nota que Luisanita no necesita mostrar nada para ponernos recalientes!” reflexionaba El Cotur en su comentario, y agregaba que es lógico que la rubia no se desnude porque “por ahora está en el centro de la escena y no necesita llamar la atención, habrá que ver dentro de un par de años”. El Cotur prometía “esperar ansioso ese día con tal de verle aunque sea medio pezón.” Y todos vamos a tener que seguir esperando mucho tiempo más, porque la cantidad de piel que luisana lopilatouna famosa está dispuesta a mostrar es inversamente proporcional al arrastre que tenga. Muchas famosas lo son solamente porque pelan, y por eso cuando agotan la mercadería su fama cae al compás de sus carnes. En una punta tenemos a Alejandra Pradón (a quien sólo le falta mostrar las vísceras y órganos internos, porque lo exterior ya está todo) y en la otra está Luisana Lopilato con su atractivo de diva teen que arrastra multitudes a pesar de revelar muy poca carne. “Yo la veía pasar siempre cuando iba al colegio y les aseguro qe tenía erecciones al instante” decía El Pampa Biagio y seguía excitado, “Dios qué perra que es, esos pechos bien lechosos son mis favoritos, así con el peso especifico ideal.” Fíjense que cualquiera diría que el comentarista la vió desnuda, pero en realidad Biagio simplemente se la imaginaba. Ese es el poder de una estrella, de incitar las más locas o dulces fantasías sin siquiera salir en bikini. “Es una diosa, la nena más desada”, escribe Jano, “la veo con su colita de pendeja, súper durita y debe tener el ano tan estrecho”, y agrega ya con Luisana Lopilatolos ratones descontrolados que sueña “con darle por la cola vestida de colegiala”. Luisana tiene un doble mercado, el de los gateros ratoneros pero también el ensueño romántico total, un nicho donde la típica vedette reventada no puede competir. “Es la mujer más linda por excelencia, me gustaria llegar al cielo y que me reciba ella”, dice Patricio y agrega enamorado hasta la médula: “Es muy hermosa, tiene un cuerpo que te mueve de los pies hasta la cabeza. Felicidades a sus padres por crear este ser tan hermoso.” Y todo esto lo consigue no a pesar, sino porque no muestra nada. Por eso, mal que le pese a toda la afición gatera, en tanto haya admiradores cuyo sueño es ser recibidos en el cielo por Luisana, va a pasar mucho tiempo hasta que la nena siquiera piense en mostrar algo más que los ojos. “No me hago cargo de las fantasías que provoco en los hombres”, dice Luisana aunque dice que le “divierte jugar a la chica sexy”. Pero a no desesperar porque si Marianito Martínez y Pico Mónaco hacen un buen trabajo, la nena quizás reciba a toda la afición gateril como recepcionista del infierno.

Luisana Lopilato

La pose es como de ‘revista para hombres’, pero la cantidad de ropa dice “soy un angelito todavía impoluto”. Habría que preguntarle a Mariano Martínez a ver si la hija del pastor es tan celestial como creen algunos admiradores. La mirada parece desmentir la inocencia y ternura como diciendo “Y vos te la creíste?”.

Luisana Lopilato

La remera blanca cubre todo, los agujeros en la tela son la única concesión. Hay que conformarse con el perfil de goma que aparece donde falta la tela y seguir soñando.

Por algo a los famosos de primera línea se los llama “estrellas”, como indicando que ya no son terrestres, sino que su lugar está en el cielo. Luisana Lopilato tiene ángel, tiene carisma, y eso hace que gane también con las mujeres, que siempre son las más críticas con sus congéneres. “Lo que yo puedo decir es que ella es muy linda y los que dicen que es fea es por envidia”, dice Yesica y agrega en nombre de Las Tres Loki, “Lu, sos lo más”. Ninguna otra famosa tiene tantas adhesiones de chicas como ella misma. “Holis Lu!, te quiero decir que me muero por conocerte y me encantaría ser como vos porque sos la mejor” comentaba Viviana y aclaraba que “no es que sea lesbiana pero sos re bonita y además te ves re buena persona y lo sos no?”. Es que la belleza de Luisana Lopilato hace que la vean pura y le atribuyan virtudes (contrasten con, por ejemplo, Nazarena Vélez, una rubia odiada por el público femenino). “Lopilato me calienta, porque es una nena muy linda, con cara de bebé y cuerpo de mujer fatal”, dice Percy y cuenta que perdió el morbo por la lolita luego de verla en el teatro. “Es muy bonita pero también muy amable, cuando te le acercás luisana lopilatocambiás la morbosidad que sentís por ternura.” Habría que ver si la magia de Luisana en persona alcanza para convertir algunos de los más curtidos gateros, pero lo vemos difícil. “Es impresionanate como se me paró la pija al ver estas terribles tetas” decía exaltado Mickey Mouse, que eligió un alias inofensivo pero ratonero y agregó “esa carita de ángel que te dice ‘por favor meteme la pija pero no en el orto porque soy virgen de allí.” También aparecen los que vienen a demoler el mito, como Esteban, que preguntaba cáusticamente “Nadie va a denunciar que esta mina no es rubia y usa lentes de contacto?”. Fede se sumó al ataque denunciando que “esta nenita tiene siliconas en las tetas y en el culo”. Otros no atacan el físico, sino la supuesta virtud moral de Lopilato con comentarios como “esta es evangelista y devota de San Poronga, todos los días le reza”, decía con sutileza Agachate y Conocelo (hay que luisana lopilatoreconocer que el alias elegido es muy intelectual, tipo “Ortega y Gasset”). Pero la nena es una figura internacional y hasta las mujeres salen en su defensa. “Pero como sois así”, decía una tal Mia con su acento castizo, “vale que Luisana es guapísima y hay que tratarle con respeto, que las mujeres no son juguetes de plástico. Y Luisana aparte de su belleza es una gran actriz y cantante”. Pero ostia, qué defensa más encendida haz hecho, tía Mia! El mejor resumen del fenómeno Lopilato lo hizo El Nene. “Esta para mi no es una nena, porque me pone la pija como una piedra”, reflexiona este filósofo de apenas 15 años. “Mamita, lástima que no muestre mucho, pero la verdad que hay minas que calientan más insinuando que mostrando todo”. El Nene remata pontificando que “el primero que le haga la cola a esta perrita hay que hacerlo santo!”. Perfecto, quedamos así. El que logre la hazaña que avise y nosotros —previo posteo del videíto que prueba la proeza en Notiblog— juntamos las firmas para mandar el pedido de canonización al Vaticano.

Alejandra Pradón, una fantasía cumplida

Alejandra Pradon

Alejandra Pradón es un caso aparte, un ‘retro viviente’, con más de veinte años en el ambiente nocturno y televisivo. Hizo de todo y con todos, desde Lucho Avilés a Antonio Gasalla, esta pionera de la polinización noche-farándula demostró al sobrevivir una caída de un balcón que los gatos realmente tienen siete vidas.

Alejandra Pradon

Ojo con ese orto, ya quisieran tenerlo muchas de las rivales que tienen la mitad de su edad. Chequeá la cintura, es increíble.

En señal de respeto, larguemos todos el mouse y pongámonos de pie para dar la bienvenida a La Pradón, así con el artículo definido delante. Alejandra Pradón se merece el honor, porque la mina es una institución, pionera total y absoluta de casi todo lo que vino después: eso de pasar de las noches de Buenos Aires a la fama mediática, darle de comer a los chimenteros de turno, el orto de acero que saca el aliento, los desnudos totales en televisión, en persona, en las revistas, en todos lados. Alejandra Pradón tiene facilidad para pelar, porque a diferencia de sus modernas sucesoras, se hace cargo de sus atributos y los muestra a fondo como corresponde. Por eso hasta sus detractores —esos que la van de ‘finoli’ que y según dicen, no la tocan ni con un palo— se ven obligados a sacarse el sombrero. Hay que reconocer que en medio de una muy preocupante tendencia a taparse, la legendaria Pradón sigue firme Alejandra Pradonponiendo el pecho (y el orto) a las balas. Es que Alejandra no se come ninguna porque se las come todas, como se puede apreciar en las fotos. Warning: este material está contraindicado si sos alérgico a los gatos. O sea que si viendo las fotos de Alejandra Pradón desnuda te sentís congestionado y empezás a estornudar, alejate del monitor inmediatamente porque esto no es para vos. Esto es para los que alguna vez soñaron con un pete de Pradón, o en hacerle ese mítico ojete y dejarlo abierto como para colocar un Hidrobronz de medio. Una noche con Ale Pradón no se puede medir en términos de carne solamente porque tiene un valor simbólico superior. Es como si hablás con alguien mayor que te dice que estuvo con la Coca Sarli. Imaginate vos cuando vengan tus nietos en una conmovedora escena del futuro a preguntarte “abuelo, contanos la vez que Alejandra Pradón te tiró la goma, es verdad que se la tragó toda alejandra pradonsin globito?”. Una bonita escena, casi como para una publicidad de AFJP pero quién sabe. Por eso invitamos a que cierres los ojos y te imagines (ayudate con la foto de la izquierda) una salida con La Pradón, que con una mini mortal se recuesta sobre el auto rojo y te muestra papo y pavito. Dejate llevar y no te pongas tímido cuando te coma la boca, que si hay alguien que la tiene clara es Alejandra Pradón, y la noche recién empieza. Tratá de grabar todos los detalles y de documentar el encuentro hot sacando fotos con el celular, porque tus amigos te van a pedir pruebas y vos mismo no lo vas a poder creer cuando rememores. Respirá hondo y preparate para hacer realidad tu fantasía.

Alejandra Pradon

Alejandra Pradón derriba varios mitos con una sola foto: ahora nadie puede decir que a los gatos no les gusta el agua, o que no se llevan bien con los perros. El orto de Pradón está “siempre listo” como los boy scouts esperando el pijazo. Posición obliga, así que ponésela tranquilo que está todo bien. El primero en hacerle la cola seguro que no sos: la última foto de abajo no miente —por ese culo pasó gente.

Alejandra Pradon

Alejandra Pradón agarra los objetos fálicos como una verdadera profesional. Increíble que haya estado en Notiblog Retro y ahora le de el cuero para uno actual. Una masa.

Hay muchos indicios de que Alejandra Pradón es inmortal, que seguramente ganó tras pagarle en especie al diablo. Son muy pocas las minas que pueden salir en la edición vieja de Playboy Argentina y más de una década después bancarse una producción fresquita y totalmente en pelotas. Hay que ver cuántas de las nenas de hoy van a resistir la cámara en bolas dentro de unos años, cuando algunas ya deben su carrera en la gráfica al retoque con Photoshop. Ahora entendemos porqué Alejandra Pradón se hizo una cirugía de rejuvenecimiento vaginal: se preparaba para seguir mostrando la cotorra como deberían hacerlo todas. Por eso Pradón tiene una legión de admiradores que abarcan ya varias generaciones (no vamos a decir cuántas porque no se le puede poner fecha a una dama, sería una falta de res-pete) porque la rubia va captando adeptos con cada nuevo desnudo. Y se nos ocurre que al ver estas fotos que documentan un sueño cumplido, un momento especial, muchos más se van a sumar a su club de Alejandra Pradónadmiradores. Es una experiencia inolvidable, mágica. Vale totalmente el regalito, porque la plata va y viene pero a vos quién te quita lo bombeado. Y como sacaste fotos, los que gustan de buscar la quinta pata al gato van a darse cuenta que Pradón tiene solamente dos, y lo que es mejor, bien separadas. Tan separadas que inclusive puede ser que se le haya hecho un tajo en plena carne, uno de esos que no cicatrizan. Y van a examinar las fotos de la concha como si fueran médicos forenses en plena autopsia y acusar de que “están trucadas”. Pero vos sabés que si la concha de Pradón parece rara es porque se hizo una vaginoplastía, una ‘refrescadita’ quirúrgica en donde le recortaron los labios que sobresalían. Y nuevamente es elogiable, porque quiere decir que mientras sus rivales más Alejandra Pradonjóvenes dicen que “no quieren vivir del físico sino del talento”, La Pradón se operaba la figazza para que se vea bien en fotos públicas y privadas. Por eso cerrá los ojos e imaginate comiendo esos patys quemaditos al gusto criollo y tocandole esas cachas legendarias. Pero no te asustes cuando yendo a paletearle la figazza veas que es marrón, el color es porque es de harina integral, y más rica que esas milangas de soja que te clavás cuando te hacés el ecológico. Y quién sabe si no te la cruzás algún día, porque las fotos demuestran que todo es posible con Alejandra, una institución argentina. Así que sacate el sombrero por La Pradón y los lienzos también, porque estás escribiendo una párrafo más en esa enciclopedia viviente del sexo que es Alejandra Pradón.

Inés Etchevés, dime con quién andas

Ines Etcheves

La promesa de una escarapela de cuero abierta como la boca de un payaso es lo que nos convenció de incorporar a Inés Etchevés a Notiblog. Eso y el hecho que sea amiga de Eliana Guercio, con quien la vimos turreando topless en un yate del Tigre hace un año atrás. Tiene 22 años y ganas de mostrar el orto.

Ines Etcheves

La entrepierna de Inesita viene con entrenamiento y sus dos tatuajes están puestos en lugares clave. Dime con quién andas y te diré cuán turra eres.

Si, claro. El primer impulso es saber quién carajo es, pero si la tuvieras delante haciendo estas poses la pregunta sería “Cuánto cobrás? Hay efectivo”. Es que si bien a la rubia no la conoce nadie, tampoco hace falta. Basta con conocerle la raya del orto, que ella misma te muestra voluntariosa corriéndose a un lado la bombacha (qué linda actitud!). Y tus ojos se clavan en ese suculento ojete en reemplazo de la garcha, que siempre patriota se entusiasma buscándole la escarapela. La mina no es famosa todavía, pero actúa con la turrez de si lo fuera, por aquello del “dime con quién andas y te diré quién eres”, porque es la gran amiga de Eliana Guercio, con quien ya la escrachamos cuando turreaban semi desnudas en un yate del Tigre. Los memoriosos recordarán que Guercio apareció haciendo topless en la cubierta del barco junto a una amiguita desconocida y el comentario de todos también fue “quién es la turra que está ines etchevescon Eliana Guercio?”. Ahora lo sabemos: se llama Inés Etchevés, y con 22 años ya puso el culo y las tetas a trabajar en pos de una carrera en el mundo del espectáculo local. Sigue los pasos de su amiga Eliana Guercio que como buena nacida bajo el signo del escorpión, sólo sabe defenderse en la vida usando la cola. Con semejante amiguita como profesora, Inesita puso manos (o el culo) a la obra: se calzó el uniforme de mucama y puso toda la carne en el asador, que no es poca (mirala ponerse en cuatro con esas tetas tatuadas!). La rubia parece tener la entrepierna sumamente entrenada a juzgar por los impresionantes tendones que tiene en la cara interna de los muslos. Es como que tiene el power para enroscarte esas gambas alrededor de tu Ines Etchevescintura y cabalgarte mientras vos seguís de dorapa, sosteniéndole los cantos con los brazos mientras con cuatro dedos le abrís el rosquete hasta dejarlo como la boca de payaso (o si no se lo estiraste tanto, como boca de muñeca inflable). Ahora entendés porqué en la primera foto la mina se corre la bombacha para mostrar la escarapela, para Inés todos los días son fechas patrias. Chequeá el pavo que tiene en la foto de arriba… es más, con un par de vodkas encima, hasta la podés creer que le estás dando a Sabrina Rojas (pero por mucha menos guita!).

Ines Etcheves

Si sos un caballero como seguramente sos, no podés quedarte ahí parado viendo como Inés Etcheves se amasa la figaza. Andá y dale una mano: mirá esos globos, la cara de turra indefensa que pone y matala.

Ines Etcheves

Sin que escuche la rubia (para que no se la crea): en algunos ángulos realmente se parece a una Sabrina Rojas más joven.

E liana Guercio tiene que estar orgullosa del trabajo que hizo preparando a Inés Etcheves para los pijazos de la fama. La nena es una alumna muy aplicada de su amiga y mentora, ya que rápidamente aprendió a mostrar el orto, a amasar los globos de siliconas, a posar en cuatro, y por supuesto también a armar la polémica que trae prensa. Guercio buscó figurar peleando con la Negra Capristo, e Inesita se la agarró con Valeria Degenaro, a quien reemplazó como modelete de Bendita TV, el programa de Beto Casella. “Valeria De Genero está haciendo un papel muy triste, son minutos de fama que se van enseguida”, cargó Inesita refiriéndose a las fotos de la playmate que Nino Ines EtchevesDolce mostraba en Gran Hermano. “¿Para qué voy a hablar mal de alguien? ¿Para salir en tres programas y que después no me conozca nadie?” negó Inés poco después, porque el entrenamiento de una vedette no solamente incluye tirar la piedra, sino también esconder la mano, y mirá la mano que se baja entre las piernas esta nenita hot. Otra de las maneras que Inesita buscó prensa es diciendo a los cuatro vientos que es “igualita a Sabrina Rojas”, y seguramente lo que no pensó es que justamente Notiblog las iba a poner una al lado de otra como para que vos saques tu conclusión —se parece a Sabrina? “Rojas es divina”, chupa las medias la rubia y luego pasa al ataque “pero la verdad que no quiero ser fantasma de nadie”. No la vemos tan parecida, a menos que sea como dice, parecida al Ines Etchevesfantasma de Sabrina. O quizás el parecido con la mendocina es que las dos entregan el orto y se tragan la leche con la misma facilidad. Por la manera en que se agarra la figaza, Inés Etcheves tiene un nivel de calentura que si alguien no va urgente a empomarla, la nena se va a tentar con el plumero que tiene al lado enterrándoselo en el medio de las cachas hasta que afuera del orto le queden sólo las plumas. Y ahí sí Inesita estaría lista para salir a escena y cumplir su sueño de ser vedette.