Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Cinthia Fernández pone la colita

Cinthia Fernandez

Cinthia Fernández te muestra la colita que supo conseguir. Según cuenta, para lograr esa forma se rompió el culo en el gimnasio (y sí, es paradójico que para darle forma al orto se lo haya roto). “Ese culo está hecho” dicen los expertos del barrio cuando ven terrible ojete en una pendeja de corta edad. Y tienen razón: seguramente Cinthia no hizo sola a esa cola, se la deben haber hecho entre varios.

Cinthia Fernandez

Clásica pendeja argentina, Cinthia Fernández confesó que “era ella” la que salió en sitios porno como Abbey Díaz, como habíamos anticipado hace rato.

ACinthia Fernández le cantamos piedra libre hace rato acá en Notiblog (gracias como siempre a varios de nuestros lectores, que nos proveyeron las pistas necesarias) cuando se escondía detrás del pseudónimo de Abbey Díaz. Maxim nuevamente la pegó con una de las nenas de “edad legal” (igual que había hecho con Luli Fernández en su momento). La técnica para descubrir estas nenas atorrantas es encontrar un degeneradito notibloguero que haga el scouting y salga a hacer la sacrificada tarea de olfatear las bombachitas de las nenas de los cien barrios porteños y detectar cuáles entre las más turras tiene todavía suficiente olor a pis. Si, es una tarea dura (te la deja más dura todavía) pero alguien tiene que hacerla por el bien de todos. Y es mejor que la tarea la haga algún Abbey Diazargentino, porque entre la invasión turística hay muchos que la van de “fotógrafos de modelos” y salen a la caza de nenas para sitios de cuasi porno barato como le pasó a “Abbey Díaz”, que después pobrecita fué a llorar con Rial diciendo que la habían engañado, ella que es tan inocente y pura. La producción de Maxim Argentina no está mal, logra poses interesantes que le siguen dando ventaja sobre Playboy (a la que interesantemente duplica en Cinthia Fernandezcirculación). Pero no es una revista de desnudos y por eso incluimos algunas de las fotos de Cinthia Fernández desnuda, ahora que “la nena” finalmente admitió públicamente que “es ella” la que aparece en los sitios foráneos con el nombre Abbey Díaz. Las fotos no tienen la mejor iluminación, la producción es simplemente meterla en un loft, pero justamente por eso tienen ese gusto a foto amateur, las famosas caseritas que tanto nos gustan a todos. Porque ver las fotos de modelos argentinas con gran glamour es agradable a la vista, pero no se corresponde con la experiencia cotidiana de nadie. Ni siquiera de las propias modelos, porque si alguna vez viste alguna “de entre casa”, no das dos mangos (especialmente porque tienen esa costumbre de usar ropas bien grandes, el pelo desgreñado, la cara lavada sin maquillaje, etc) que te cuesta creer que es la misma de la revista. Porque vos la ves fotoshopeada Cinthia Fernandezen las fotos, pero el afortunado que le da masa le ve bien clarito la celulitis cuando se la pone de espaldas… y esta todo mas que bien. La señorita Cinthia Fernández (attenti que ese también es un pseudónimo) calienta con esos pezones de estilo lechoso, y ese culo que confiesa haber trabajado a fondo en el gimnasio. Viendo el producto final, esa colita durita de pendeja viciosa, Cinthia Fernandez tiene mucho que agradecer también a quienes (seguramente en forma desinteresada) le hicieron la cola para que tenga esa excelente forma que tiene hoy.

Cinthia Fernandez

Cinthia Fernández mira con una carita bien picarona, se agarra los tacos y saca el culo con una cancha que nos hace pensar que es una maniobra bien practicada. La pendex es una bomba, y parece que ya se hizo algún retoque en la nariz, compará con la foto de abajo donde está con el bombachón amarillo. Un antes y después.

Cintia Fernandez como Abbey Diaz

Cinthia Fernández revela un comestible pezón. La pendeja que la reconozca su abuelo, que según ella es el cantante Horacio Guaraní. Conmovedor.

La nena Cinthia Fernández al principio arrancó negando ser Abbey Díaz, porque dice que no le iba a caer bien a quien ella cree es su abuelo, el autóctono Horacio Guaraní (interesante que el supuesto abuelo es cantante folk y la nieta es fuck). Cinthia está ilusionada con que Guaraní “la reconozca”, seguramente no tanto por razones sentimentales sino monetarias (ya que con la mayoría de los folkloristas levantan muy buena plata con conciertos en el exterior). La mejor manera que tiene Cinthia para encarar la cosa con el abuelito Horacio Guaraní es de la manera tradicional con empanada y vino. O sea, que haga como Caperecita Roja y vaya a visitar al abuelito a la casa, le haga tomar vino y luego le entregue la Cinthia Fernandezempanada. Con esa técnica creemos que el folklorista no sólo la va a reconocer como nieta, sino hasta puede que le firme una transferencia del patrimonio “inter vivos”. Pero puede haber otra razón para que Cinthia haya en principio negado ser Abbey Díaz, y es que la chica es coqueta (rima bien esta palabra, está como para romperle la ) y en algunas fotos no está en todo su esplendor, como esta que te mostramos con el bombachón amarillo. Claro que se equivoca, porque como cualquier “catador” de empanadas sub-20 puede confirmar, esa es justamente la mejor foto de la serie. En esa foto Cintia Fernandez como Abbey Diazse la ve más real y amateur, con una empanada que se adivina llena de pelos abultando el bombachón, flanqueada por la piel de color más subidito. La onda amateur de la foto se completa con esa pancita que es para chuparla toda y una carita bien de atorranta de barrio, entre inocentona y dispuesta a todo. Es más Cinthia, si por alguna razón Horacio Guaraní no quiere reconocerte, avisanos que te adoptamos de una. Pero eso sí, preparate para el incesto a fondo porque esos medallones de carne vacuna y ese papo amarillo no nos dejan otra alternativa.

Alejandra Maglietti, desnuda en Playboy

Alejandra Maglietti

Alejandra Maglietti te mira como para que comas los Doritos pero vos querés comerle la empanada que hay debajo. La rubia formoseña salió en bolas pero siendo como es Playboy Argentina no mostró la empanada para nada. Te vas a tener que conformar masticándole ese de pezón rosadito, qué le vas a hacer.

Alejandra Maglietti

La mirada distraída en algo que no ves, pero tampoco hace falta porque tiene terribles pechos. Lindos pezones, semi expuestos.

Seguramente la tenés, es Alejandra Maglietti, la bomba rubia que se hizo conocida en la publicidad de Doritos. La nena apareció en Playboy y realmente es divina, con unas facciones preciosas de tiragomas formoseña (viste, vos que no tenías en el mapa erótico a Formosa, ahora la vas a tener que incluir) y muy buena piel. La revista por supuesto (ni vale la pena mencionarlo) decepciona nuevamente al no mostrar tajo y ni siquiera algo de pelo púbico. Sin justificar al conejo (que sigue perdiendo oportunidades importantes de retratar la belleza argentina) en este caso puede ser que el pudor o la cultura de la dueña de la concha, Alejandra Maglietti, se haya cruzado en el camino porque viene de cierto “abolengo” familiar y las tradiciones son fuertes en el norte argentino. No hay duda de que al Sr. Maglietti, originador del esperma que creo esta preciosura y un conocido estanciero en la provincia de Formosa, no le habría hecho ninguna gracias bancarse cargadas por su hija. “Flor de turra termino siendo la hija del patron”, dirían los peones de la estancia con ese dejo de acento guaraní. O quizás Alejandra no quería que su madre, Alejandra Maglietti desnuda en Playboyde profesión escribana, “diera fe” de que su hija salió mostrando la vagina en Playboy. Una pena que no muestre, porque si bien conocemos las empanadas de varias provincias, nos quedamos con ganas de conocer la empanada formoseña de Alejandra Maglietti. A juzgar por la piel que muestra, la empanada de la rubia debe tener una masa muy lisa y tiernita y sobre todo nos imaginamos un repulgue delicioso. Todos sabemos que un buen repulgue es vital para que no escapen los jugos de la empanada caliente, pero en el caso de Maglietti estamos seguros que su repulgue por el contrario se debe abrir de par en par para mostrar toda la carne todavía rosadita. Mirala por favor en estas fotos de Playboy, no seas tímido, imaginate ese noble repulgue, jugoso y a punto. “Se me abrieron las puertas” dijo la modelo cuando se dio cuenta que la publicidad de Doritos era tan exitosa que la gente se la quería masticar a ella. “También me sorprendí cuando empezaron a reconocerme en la facultad” rememoraba la rubia cuando se dió cuenta que sus companeros estudiantes de derecho se la querían poner torcida. Atención en la foto de arriba a la derecha que tiene una onda muy parecida a Pamela Anderson con el pelo recogido hacia arriba. Qué hambre de comer una buena empanada formoseña de carne rubia, y arrancar ese repulgue con los dientes para liberar el jugo, no?

Alejandra MagliettiAlejandra MagliettiAlejandra Maglietti

Alejandra Maglietti

Alejandra Maglietti tiene claramente una onda tipo Rocío Guirao Díaz en esta foto, quizás como premio consuelo porque Rocío viene diciendo que todavía no está lista para salir desnuda en Playboy (en realidad ya salió en gomas en Punta del Este, y el conejo en estos días no pide más que pezones). Divina la formoseña.

Alejandra Maglietti

Alejandra Maglietti en una linda pose, lástima que tiene muy mal ubicado el pie derecho, que impide verle la empanada formoseña.

En la publicidad de que la lanzó a la fama, Alejandra Maglietti cuenta que con unas chicas se juntaron para ir en búsqueda de naves y otras rarezas mitológicas de las sierras de Córdoba. “Nos juntamos para ir al Cerro Uritorco, todas juntas, doce chicas, todas preparadas con trajes especiales”, dice la formoseña con pinta de volada total. “Y en un momento empiezan a llegar las naves, mientras nosotras hacíamos distintos bailes… una electrónica del más allá”, seguía contando la estudiante de abogacía con onda despistada mal. “Podemos ir este enero si alguien quiere”, remataba Maglietti y lanzaba la pregunta mortal “¿Alguno quiere? ¿Alguno tiene carpa?”. Sí Ale, claro que queremos ir con vos, y por la carpa no te preocupes. Aún los que no tienen carpa la van a tener bien armada luego de ver tus fotos en Playboy. La rubia no mostró el tajo, pero peló tetas (no le quedó otra, se supone que Alejandra Maglietti desnuda en Playboyes una revista de “desnudos”) y realmente tiene lindos pezones. Es como si hubiera dicho “a falta de empanadas, buenas son tortas” y ofreció esos bizcochos deliciosos, doraditos como los chips de maíz que la lanzaron a la fama, pero mucho más comestibles. Sería una buena idea de marketing: en vez de la forma triangular y punteaguda de los chips (resultante de cortar en cuatro una tortilla mexicana y freír los pedazos) se podrían adaptar al gusto argentino dándole forma redonda y con el pezón en el medio. No te parece que venderían más si en vez de llamarse “chips Doritos”, los vendieran como “Pezones Maglietti”? Y ni hablar de las “Empanadas Maglietti”, que vienen con el repulgue abierto cosa que vos puedas poner el relleno.

Marma Cariati, una tapada destapada

Marma Marina Cariati

Marma Cariati se animó a posar desnuda para la Playboy edición argentina de hace un par de meses atrás. Pocas veces habrás visto una potra de este calibre.

Marma Cariati

Marma Cariati luce su onda jardinera sexy, está de la gorra. Divinas las tetas, hermosa ella.

N o la tenías (o quizás sí pero nunca la viste nítidamente) y te paraste en seco antes de exclamar con pronunciación gardeliana “Marmita querida, qué par de tetas! Quién es esta bestia?”. Y sin saberlo la pegaste con el nombre, porque se llama Marma o Marmita para los íntimos. En este caso el nombre de la bestia llama tanto la atención como esos terribles globos que tiene, algo que como ves en las fotos no es fácil de lograr. “En mi cuerpo tengo todo bien repartido” dice esta Marmita con la habitual falta de modestia de las chicas del ambiente, “yo sé que lo que primero salta a la vista son mis lolas”. La morocha pierde el tiempo predicando a los convertidos cuando elogia sus tetas, las que dice “son perfectas y lo confirmé porque ninguno de mis novios me Marma Cariaticontradijo”. Por supuesto que no, la única contra que alguien puede llevarle a esta potra es contra la pared y a darle masa a ver si esas siliconas realmente son de buena calidad y no se pinchan con el traqueteo. Marma Cariati sabe que el nombre es un poco inusual y por eso durante un tiempo se hizo conocida como “Marina” en el patinoso mundo de las bailarinas de sábado. Te resulta familiar ahora la bestia? No hablamos de la cara por supuesto, sino ese culo colosal que los perversos camarógrafos “tropicales” casi cogen con la cámara al acercarla. “Para trabajar como Marina Cariativedette me viene bárbaro tener un cuerpo exuberante”, dice Cariati, que insiste en predicar lo obvio, “pero el problema es que muchos se confunden y quieren que entregue algo más que mi talento”. No Marmita querida, en serio lo decís? Quiénes son esos degenerados que se confunden, no me digas que no quieren garpar? Con las altiísimas temperaturas que se registran en todo el mundo por el efecto invernadero, como puede ser que todavia haya gente que no quiera garpar por el utilisimo servicio de aliviar la calentura? Marmita querida, a donde vamos a ir a parar cuando se nos para. “Te aclaro que con ese estilo nadie va a conseguir nada”, dice Cariati de esos “confundidos”. La vemos y nos la deja duda.

marina cariati, marma carati

Marmita querida! Qué bárbara está la Cariati, la abundancia cárnica es terrible, si no te matan esos dos impresionantes paragolpes, agarrate porque te revienta con ese culazo de ex bailarina de sábado. A los 25 años es una yegua infernal.

marma cariati

Hermosa Marina Cariati, otro gran valor que surgió del semillero de las bailarina de sábado para alegría de todos.

De todas maneras, quizás la confusión no sea solamente de los desubicados de siempre sino de la propia morocha, que increíblemente confiesa que está sola. “Es que estoy abocada de lleno a mi trabajo y no encuentro un hombre capaza de satisfacerme”. Marmita querida, que desperdicio. No queremos abusar de la exégesis, pero repasen las palabras de Cariati para leer entre líneas cuando dice estar abocada de lleno a su trabajo. Qu profesion sera que a pesar de llenarse la boca no la deja satisfecha? Se nos ocurre podria ser el peteo a domicilio, pero si lo dijeramos seguramente pasariamos a integrar el grupo de los “confundidos” a los que Marma hace referencia. Y nosotros la recontra apoyamos porque tiene razón: cómo puede ser que haya marina cariatidesubicados que se “confunden” al creer que una mina que muestra el culo en Pasión de Sábado y posa por buena guita en pelotas para la prestigiosa (?) Playboy y también hace desnudos para otras revistas de cuarta por un pancho y una Coca. (Entre paréntesis, el conejo no consigue que los gatos se pongan en bolas para la revista, veremos ahora como salió Mónica Antonópulos aunque lo mejor como siempre es disfrutar lo que hay de Marma porque entre la onda reprimida del conejo y el griego castrador padre de Mónica Antonópulos, sería muy marina cariatiraro que muestre paposidad alguna. Por eso y para que nadie “se confunda”, aclaramos que la bestia se llama Marma Cariati (Marina para el mundo tropical) y que le tomó 25 años desarrollar ese lomazo de medidas 98-63-93 que ves en las fotos y repartirlo en su metro setenta y cuatro de altura. La morocha dice que está “solterita”, así que por favor no te confundas a pesar de ver estas fotos en desnudo total. Marma Cariati asegura que sólo entrega su talento, y por eso suponemos que lo debe tener reventado. Marmita querida, qué baul que tenés!