Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Cinthia Fernandez desnuda en Playboy II

Cintia Fernandez desnuda en Playboy

Cintia Fernandez desnuda en Playboy Octubre 2011Cintia Fernández se desnuda por segunda vez para Playboy y festeja el regreso al conejo con dos tremendos globos turqueros y una figazza que si bien esconde en las poses se adivina altamente comestible. “Bailando me cambió el cuerpo, la cola la tengo espectacular, cuando estoy en casa me gusta pasear en cola” dice la pendeja entusiasmada con sus cachas de acero, “la tengo más dura que nunca y obvio que me llueven propuestas de ablande, jaja.” Y además de la consabida gruesa billetera, Cinthia quiere alguien que le de masa pero también la divierta. “Ahora estoy para joder, quiero fiesta, quiero pibes divertidos” reclama la pendeja, “estoy cada vez más liberal en la cama, soy muy open mind como dice Moria. Crecí como mujer pero nunca dejo de ser la bebota si eso es lo que te hace explotar la cabeza, soy una mina que la tiene clara debajo de las sábanas.”

Cintia Fernandez Playboy PapoCam

Cinthia Fernández se agarra la cotorra deforestada con un anillo que da idea del altísimo precio que cuesta la entrada.

Vos la pediste y ella volvió con su putez renovada a pelar las terribles tetas tuneadas en medio de una explosión de putez que sacude todo el país con epicentro en apenas unos centímetros de piel: esa figazza depilada que la hija de puta se agarra con esa mano que debería ser la tuya pero no es porque no tenés ni en pedo la guita como para comprar un anillo como el que tiene en el dedo. Claro que igual podés soñar con meterle el dedo en ese anillo de cuero (que bien baqueteado debe estar para que la cámara no se haya acercado) el pulgar en la Cintia Fernandez desnuda en Playboycotorra y levantarla en el aire como si fuera bailando sólo que esta vez es “Garchando” por un sueño: el de tomar carrera y clavar a la pendeja de un pijazo contra la pared y después hacerla girar para limarle el buje del ojete hasta que le quede como la boca de un payaso. “Ojo que esta cola lo saqué a base de mucho triki-triki, moviéndome para atrás y adelante” advierte Cinthia, “me rompi el traste para poder ponerme un hilo dental y salir espectacular en las fotos. La cola la tengo re dura y me llueven propuestas de ablande.” Y por suerte, no es sólo la cola la que necesita ser ablandada, sino también sus terribles bochas turqueras. “Me puse lolas hace un tiempo pero todavía las tengo bastante duras” explica mientras en todo el país se levantan manos pijas de voluntarios, “con la cola y las lolas nuevas estoy lista para practicar deportes extremos en la cama, ahora me animo a todo!”

Cinthia Fernandez desnuda en Playboy Octubre 2011Cintia Fernandez desnuda en Playboy Argentina Octubre 2011Cinthia Fernandez desnuda en Playboy Argentina

Cintia Fernandez desnuda en Playboy

Cintia Fernandez desnuda en PlayboyCinthia Fernández se agarra la empanada que el país entero quiere llenar de queso revelando un noble repulgue como para empezar a masticar despacito. “Para mí depilarme esa zona es como una obsesión” dice la pendeja, “paso mucho tiempo mirando para ver si encuentro algún pelito.” Y quién pudiera ayudarla a encontrar algún cardo rebelde para arrancárselo con los dientes junto con el hilo dental que convirtió en marca de putez registrada. “Si vieran la colección de ropa interior que tengo se mueren, tengo cientos” dice Cintia como si a vos no se la fueras a arrancar de una sin siquiera ver qué color era, “de todas me gustan las negras y rojas, siempre bien chiquititas.” Son cosas de una pendeja que a pesar de tener el orto y las tetas del momento sigue siendo una nenita juguetona. “Duermo con bombachita pero sin corpiño, bien tapadita” explica como para que te hagas el coco pensando en lo que vas a encontrar cuando levantes la sábana, “obvio que soy conciente que provoco ratones pero no es a propósito. El trato conmigo es así: el hombre me tiene que mimar y yo pongo el sexo.” Ponele vos el sexo!

Cintia Fernandez desnuda en PlayboyCinthia Fernandez en PlayboyCintia Fernandez Playboy Cintia Fernandez desnuda en PlayboyCintia Fernandez en bolas Playboy

Bajate el strip dance completo de Cinthia Fernández en HD
También disponible para celular

Bajate el PapoCam de Cintia Fernández en HD
También disponible para celular

Natali Masinari, la peterapeuta de Sofovich

Natali Masinari, la psicologa de Sofovich

Natali Masinari, la psicologa de SofovichNatali Masinari dice que Sofovich la eligió como secretaria por ese hermoso par de razones que están a la vista. “Gerardo me contrató porque le gustaron mis ojos celestes” dice la rubia pelando un par de jugosos patys, “claro que en el programa era lo que menos mostraban.” Y para destacarse entre tanto gato disfrazado de jugadora de bowling, la rubia decidió estudiar la mente masculina porque al final de cuentas, la cabeza de abajo responde a la de arriba. “Soy licenciada en psicología” dice la rubia con orgullo de felino ilustrado, “y me ayuda porque saco el perfil psicológico de los hombres con que trabajo, como los asistentes de la Noche del Domingo y el propio Gerardo.” La rubia dice que las enseñanzas de Freud le ayudan a cumplir con el Ruso, así que no hay incompatibilidad sino sinergia entre las dos profesiones. “Los estudios confirman que si te sacás la ropita te aumenta la libido y te sentís mejor” explica pelando las tetas, “andar todo encapuchado no es lo mismo, mostrar el cuerpo te pone de buen humor y crece la autoestima.” Y si por alguna razón la tuya no crece, la psicóloga tiene la peterapia perfecta. “Doy muy buenos besos” dice conocedora, “en la cama te saco el perfil psicológico, averiguo tus fantasías y las cumplo todas.”

Natali Masinari

Natali juega bowling desnuda pero todavía no se animó al palo. “No probé con un pino” dice la rubia, “pero la idea de usarlo como juguete está.”

Ya sabés que las secretarias de Sofovich en realidad tienen otra profesión, así que si querés atenderte con Natali Masinari no des vueltas: sacá un turno y andá a verla al depto donde labura. “Tengo varios que se atienden conmigo, soy psicóloga” dice la rubia como tratando de despejar la confusión entre dos profesiones y evitar que cuando te llegue el turno le peles la pija en la cara “en psicología se trabaja con la palabra, así que primero hay que hacer una evaluación oral.” Y si vos en vez de evaluación oral preferís que la psicóloga te haga un rico pete, ponésela en la boca que la rubia viene un poco exigida. “Estoy sola ahora Natali Masinari en tetasy hace unas dos o tres semanas que no pasa nada” confiesa Natali, “pero estoy decidida a no pasar de este tiempo!” Y como a falta de pan buenas son tortas, si no pinta un pibe la rubia está dispuesta a comerse una compañerita de laburo. “Si tuviera que hacer una fiesta con alguna de las chicas de La Noche del Domingo elijo a Vero Crespo, estaría bueno hacer un combo de la rubia y la morocha” dice Natalí, “Vero es divina y ya tenemos mucha amistad porque compartimos camarín, así que nos cambiamos juntas y nos ponemos cremita.” Y vos también podés ponerle la cremita, pero primero la psicóloga te tiene que tomar el oral. “Para llegar me cuesta bastante” confiesa la rubia, “así que vas a tener que bajar y trabajar un rato, eso es obligatorio.” Y si se te cansa la lengua, podés traer ayuda mecánica que natali masinaries algo que la secretaria tiene ganas. “Siempre está de usar algún juguete nuevo” dice la rubia, “podría probar con un pino de bowling sería cuestión de pedirle a Gerardo y ver cuántos strikes salen!” La rubia dice que su conocimiento de psicología le ayuda a elevar la putez en cámara. “La psicología enfatiza el valor del lenguaje corporal” dice Natali, “andar con poca ropa en realidad aumenta la autoestima, por eso no tengo problemas en mostrar el cuerpo.” Y en la cama no tiene problemas en cambiar de roles según lo que necesite el cliente. “Me gusta ser activa y pasiva, nos turnamos un rato cada uno para no aburrirnos” dice la peterapeuta, “me gusta manejar la situación, vos te quedás quieto y yo me muevo.”

natali masinari con melina marinnatali masinarimelina marin y natali masinari

natali masinari, secretaria de sofovich

natali masinariNatali Masinari te espera con el orto envuelto para regalo y una mirada que no deja dudas acerca de la efectividad de la peterapia que te espera en el diván. “En la cama es importante que el lenguaje corporal coincida con la mente” dice la rubia, que como felino profesional tiene un enfoque pragmático sobre la infidelidad. “De los cuernos y de la muerte no se salva nadie” dice como para liberarte de culpa por haber contratado el servicio, “atiendo a hombres que no pueden unir la corriente tierna y la corriente erótica en la misma persona, y es ahí cuando buscan una descarga fuera de la casa.” Descargate tranquilo y disfrutá la peterapia!

natali masinarinatali masinarinatali masinari

Bajate el video de Natali Masinari
También disponible para celular

Verónica Crespo quiere una buena cepillada

Veronica Crespo, secretaria de Sofovich

Verónica Crespo es una de las secretarias de Sofovich, a quien suele entregar la empanada en cámara. “Le preparo pascualina porque le gusta como cocino” dice la morocha mientras espera en tetas y cepillo en mano que alguien la peine para adentro, “a veces yo también me la como en cámara, soy medio comilona.” Y fuera de cámara también se la morfa con gusto. “Soy muy buena con el oral, ese es un examen que apruebo seguro” dice la morocha, que como petera viciosa no tiene pretensiones de tamaño. “Me da lo mismo si tenés un fitito o un Audi” dice la jugadora de bowling televisivo, “porque al final lo importante es que sepas usarlo.” Y a la hora de comerse el fideo, su salsa favorita es gaterilmente obvia. “Me gusta la salsa putanesca” dice a modo de confesión, “es una salsa bien fuerte como yo, me gusta lo picante.”

Veronica Crespo

Verónica Crespo suele postear fotos de su temible ojete. “Soy open mind” dice la morocha, “porque en el sexo vale todo.”

Tetas al viento, pierna levantada mostrando la empanada y cepillo en la mano: no hace falta ser muy perceptivo para darse cuenta que Verónica Crespo está lista para una buena cepillada. Es que la morocha no es amante de las sutilezas sino de la carne en barra. “Me gusta la pija más que comer” dispara con una lengua tan afilada como esos pezones listos para cortar vidrio, “y eso que comer me gusta mucho, porque además soy muy buena cocinera.” Y los servicios culeonarios de Verónica son muy requeridos, especialmente Veronica Crespopor el Ruso Sofovich, jefe televisivo y frecuente comensal. “A Gerardo lo invité a casa a comer la empanada” dice con picardía, “no sabés la pascualina que hago!” Pero la empanada es apenas un aperitivo en la cena que la secretaria de la Noche del Domingo prepara a sus clientes. “También hago pasta con salsa putanesca” dice por si quedara alguien que no capta las constantes indirectas, “me identifico con la putanesca porque es una salsa fuerte como yo.” La morocha, que el propio Sofovich define como “muy comilona”, dice que no discrimina a la hora de elegir longaniza. “Me gusta el chorizo picante” confiesa la morocha, “pero el tamaño no importa. Podés tener un fitito o un Audi, Veronica Crespopero lo que importa es si lo sabés manejar.” Y como cualquiera que la haya visto moverse con Sofovich, la morocha sabe manejar ese ojete a la perfección. “Gerardo me hace bailar en cámara y me dice que como cocinera tengo que mostrar el pavito” dice Verónica de su jefe, “una vez me dijo que me iba a esposar las manos para que no me baje el vestido cuando se me sube.” Y si a alguno no se le sube con el meneo de ojete, la morocha tiene una solución a pedir de boca. “Soy muy buena con la boca, doy muy buenos besos y todos me elogian” dice la morocha, “la verdad me siento muy segura dando el oral, soy una mina muy open mind.” Y open ojete también!

veronica crespoveronica crespoveronica crespo

veronica crespo

veronica crespoVerónica Crespo acomoda su considerable ojete y mientras vos mirás sus pezones tipo mini albóndiga, ella aprovecha para describir los tatuajes que vas a ver durante el bombeo. “Arriba de la cola tengo una mariposa” dice la secretaria de la Noche del Domingo, “y en el hombro tengo un hada.” Para promocionar la mercadería, la morocha empezó a postear fotos de su ojete y tetotas online, lo que atrajo una clientela inesperada. “Gano mucho con las mujeres, me buscan siempre” dice como resignada a su papel de símbolo sexual lésbico, “y está todo bien excepto por un problema: a mí me gusta la pija más que comer.”

veronica crespoveronica crespo

Bajate el video de Verónica Crespo
También disponible para celular