Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

El champán las puso lesbianas

lesbianas argentinas

La bolsa de gatos en celo que integran Betina Capetillo, Luciana Bianchi, Nazarena Vélez, Claudia Fernández y Belén Francese se descosió liberando a las chichis, que a falta de pija se tentaron y empezaron a tocarse en el camarín. Ellas dicen que las fotos eran privadas y no se lo cree nadie, pero a pesar de no mostrar nada y estar impresas en un papel apenas mejor que el higiénico, las fotos tienen mucha más onda que la Playboy. La fantasía es interrumpir a pijazos la partuza lesbiana.

lesbianas argentinas

Ojo que no todas las chicas fingen lesbianismo. Nazarena Vélez agarra las tetas de Betina Capetillo como si fueran las de Andrea del Boca.

Tetas que chocan, besos en la boca, conchas apiladas, aerosoles en el orto — las chicas en pleno descontrol. Y no son unas trolas cualquiera, estas son atorrantas de marca: Belén Francese, Claudia Fernández, Nazarena Vélez, Betina Capetillo y Luciana Bianchi. Es una escena soñada, las nenas con un nivel de calentura tal que no aguantaron más y empezaron a besarse entre ellas. Luciana “Gremlin” Bianchi por ejemplo se tentó con el orto de Claudia Fernández y le come la bombacha, después las dos apilaron sus conchas para que se deleiten Betina, Nazarena y Belén. Las fotos están obviamente preparadas para promover “El Partuza Lesbianachampán las pone mimosas” donde trabajan, pero ellas lo niegan. Dicen que empezó como una joda de “backstage” y que hubo una de las participantes que “filtró las fotos” a la prensa. La primera acusada fué Claudia Fernández, que habría querido promocionarse pero “le salió el tiro por la culata”, ya que perdió un trabajo en el programa infantil Patito Lindo. Difícil de creer, porque de la culata de Claudia Fernández entran muchas mas cosas de las que salen. Luciana BianchiBetina Capetillo dice que la uruguaya no es la culpable. “”No quiero acusar a nadie, pero hay una realidad: las fotos que se publicaron eran de Francese, estaban en su cámara”, acusa la morocha. “Ahora cómo llegaron de ahí a la editorial, si Francese se las dió, no lo puedo confirmar”. Queda claro que las acusaciones cruzadas están libretadas por Sofovich para promover su obra de teatro, pero ojo porque no todas las fiesteras fingieron las escenas de lesbianismo. Nazarena Vélez aprovechó para amasarle las tetas a Capetillo y comerle betina capetillola boca a Belén Francese. “Tanto hombres como mujeres se ratonean muchísimo al ver a dos chicas besarse”, dice la rubia Vélez y agrega excitada que “¡Las chicas me avanzan a morir!”. Vélez tiene una larga historia de besuqueos y toqueteos con mujeres porque “las mujeres a las que les gustan las mujeres tienen como un imán conmigo”, y pide que quede bien claro “que esto es tan sólo un juego, porque yo soy heterosexual”. Claro Nazarena, seguro, quién va a pensar que sos torta.

lesbianas argentinas

Luciana Bianchi pone la cola sin miedo a pesar de que el aerosol es enorme, señal de que el rosquete está más agrandado que alpargata en kerosén. El gremlin erótico fue la revelación, comiéndole la cola a Claudia Fernández y agachándose a fondo para apilar las conchas junto con la uruguaya. Pensar que las come el Ruso.

lesbianas partuzeras

Claudia Fernández se entregó en forma total a sus colegas, al punto que no parece que sea la primera vez que se presta para la tortilla.

Nadie piensa que Nazara vélez es lesbiana, pero cada tanto se le escapa alguna que otra confesión. Como cuando manda “yo cuando miro a una mujer, me gustan las rubias”. Uy, qué jodido para Andrea del Boca escuchar que Nazarena las prefiere blondas, pero igual se las ve a las dos muy felices caminando por el romántico Boulevard Chenaut, donde comparten cenas íntimas. Tanto a Vélez como a Del Boca parece que les gusta cocinar, ya que cada tanto le preparan una tortilla casera al Ruso Sofovich, que no por casualidad estuvo asociado con las dos. Y a quién no le gustaría tener el acceso a las turras que tiene el Ruso, que te guste o no es el Hugh Heffner argentino: lesbianas enfiestadaselige la que quiera y la mina le “hace la gamba” que le falta. Es que una atorranta es algo fantástico: una mina que disfruta entregando libremente aquello que más buscás. Lo que distingue a una atorranta no es el físico sino la apertura mental, porque si una mina tiene abierta la cabeza es casi seguro que también tiene o va a tener muy pronto abierto también el ojete. Claro que si tienen alto lomo para acompañar el alto nivel de putez, mejor aún, es una receta belen francese y nazarena velezde alta satisfacción. Pero como sabe Mick Jagger, la satisfaction nunca es completa porque el deseo nunca es mediocre, siempre aspira a más y jamás se conforma. El deseo aplica el método socrático al ratoneo, y te incita a subir la apuesta sexual a través de preguntas. Porqué tener una turra divina cuando podés tener dos? Porqué tocar una concha sola si tenés dos manos? Preguntale a la chicas, que no saben mucho pero siempre contestan bien de culo.

Ximena Capristo desnuda en Playboy

Ximena Capristo

Ojo que las fotos de Ximena Capristo en Playboy están muy bien considerando la tradición anti concha de la edición argentina y la promesa de “hacer sólo un semi-desnudo” que le hizo la Negra a Gustavo Conti, su novio de seis años y futuro marido. Prendete en la despedida de soltera de la Negra, que ya está en bolas.

Ximena Capristo

Ximena Capristo se lubrica las tetas y la figazza con champú en preparación para el rally de tu lengua 4 x 4 que termina en la Selva Negra, ahora deforestada.

Ser Pelaste las fotos de Ximena Capristo en Playboy y te la viste negra, pero bien negra, tan negra como debe ser la concha de la Negra Capristo. No, no la muestra como debería pero hay una onda en la Negra Capristo que te dice “mirá, entre los putos que dirigen Playboy Argentina y el guardabosques de Conti no pude pelar los labios como quería”. Mirá la Negra atorranta divina cómo disfrutó de su desnudez anticipando lo que ibas a gozar al verla finalmente desnuda. La picardía de sus ojos parece revelar que si fuera por ella no sólo pela para la cámara las alitas de la cotorra sino también el manojo de arrugas del ojete. A pesar del obligatorio photoshop la carne de la negra llega viva y bien real, con esa piel grasosa y tentadora como un palito salado listo para masticar. Avanzá saboreando el salitre de esa carne Ximena Capristocobriza que la negra te refresca la lengua chorreándose el cuerpo con champán. Dale nomás, que la negra espera religiosamente la peregrinación de tu lengua al negro altar de su concha. Y saboreale esa ostia carnosa, paleteala hasta que la gelatina baje solita y le lubrique el rosquete oscuro. Mirala cómo te espera boca abajo culo al norte, pispeando de reojo para ver si se viene la puñalada de carne directo o un mini enema de champán. Tiene razón la Negra cuando repitea que “las morochas somos fogosas y a los argentinos les gustan así, de tez morena y pelo oscuro”. Claro que hay minas técnicamente más lindas, pero la Negra Capristo ratonea justamente porque parece un objetivo tan posible como cualquier Ximena Capristoguachita de barrio. “Las rubias son frígidas. En cambio, las morochas somos más fogosas”, insiste sabiamente Ximena, porque intuye que las rubias, al estar más cerca del ideal mediático, también están más lejos tuyo. La Negra Capristo en cambio está cerquita, mirá si no está para que le arrebates esos dos alfajores de chocolate de la generosa bandeja de sus tetas. Mirá que divina cómo te espera con el culo ya en posición.

Ximena Capristo

Ximena Capristo se desnuda para Playboy como parte de los festejos de su despedida de soltera. La Negra siempre una mina tranquila y fiel (?) ya compró el cotillón para la joda, que incluye sugestivos accesorios como el aerosol lanza guasca, un favorito de la negra. Fijate el reflejo de trola de Pavlov, que hace que abra la boca automáticamente cuando ve que salta la leche buscando el bukkake.

Ximena Capristo

Alta foto de la Negra Capristo, pero con el ángulo equivocado. Atención paponeros: si dan vuelta la foto y agachan la cabeza, se le ve el sapito negro.

Si no fuera por la censura de Playboy, la foto de la derecha de Ximena Capristo habría sido sacada desde el otro lado, y tendríamos una sonrisa que nos duraría por lo menos hasta fin de año. Perder la mirada en la intrigante caverna de la Negra, deforestada hasta el tuétano para facilitar el paleteo clitoridiano durante los continuados festejos de su despedida de soltera. Qué negra divina, fijate que onda tiene que elije decir adiós a su soltería poniéndose en bolas para todos nosotros. Hay que ir a agradecerle en persona, hacerle una linda despedida de soltera y que no se olvide de traer esa famosa amiguita que tiene que “le gusta tanto hacerlo por la cola, que casi no lo hace por otro lado”. Qué lindo hubiera sido la otra toma, sólo un fotógrafo enfermo como el del conejo podría elegir sacar una toma aérea invertida cuando la Negra Capristo está en la cama toda divina, abierta de gambas y con la Ximena Capristopelvis elevada — como sugiriéndote que no le descuides la colita, que así como las minas son competitivas, los agujeros femeninos también. La escarapela de carne de la Negra se pone celosa al ver toda esa actividad en su vecina de arriba, ese desfile incesante de visitantes que vienen a hacerle la despedida de soltera, desde afortunadas toronjas, dedos impertinentes e inquietas lenguas, a frascos de Impulse, duchadores de mano y salchichas de viena (golpecito de hervor para aclimatar). Por eso pegale una visita sorpresa a ese ojete que te lo va a agradecer estirándose como indica la negra en la foto, y si la hacés bien, puede conseguirte inclusive un pase especial “Pata de Lana – Access all Areas” válido para la semana siguiente a su Luna de Miel.

Chachi Telesco y su video porno casero

Cachi Telesco

Chachi Telesco es bailarina por vocación, habría sido repositora de Coto por necesidad y es estrella porno por accidente. Estudió danzas en la escuela de Julio Bocca y estuvo seleccionada para protagonizar High School Musical de Disney, pero se hizo famosa bailando sobre la pija del novio en el video porno que te presentamos.

Chachi Telesco

Chachi Telesco podría cambiar ese cigarrillo por una pija en su próximo video porno. Los labios son bien peteros.

El video de Chachi Telesco hizo famosos los cantos, tanto los de ella como los de la tribuna, que al son de “los chicos quieren Chachi” reclama a la morocha que vuelva a abrir los suyos pero esta vez para todos. “Tengo mucha apertura porque soy hiperlaxa”, explica Chachi, “así le dicen a una persona cuando tiene articulaciones que no tienen el tope normal de cualquier persona”. Está bueno saber que “hiperlaxa” es el término técnico para las minas con mucha apertura, aunque en el barrio usen otra palabra para calificarla después de ver cómo le dan por el orto en el video. “El video lo grabamos en lo mejor de la relación”, dice Chachi haciéndose cargo, “teníamos fascinación por estar juntos, nos sacábamos fotos en todos lados”. Cuando Chachi Telesco grabó el video era una chica más de Rafaela y su novio un empleado del Banco de la Provincia de Santa Fé. O sea que a Chachi, como a tantos otros, la empomaron los del Chachi Telescobanco y eso que no sacó ningún crédito. “Fue un gran descuido de mi parte”, dice Chachi al explicar cómo fue que se filtró su video porno. “Yo tenía un montón de películas en mi cámara y decidí bajarlas a un disco para hacer un compilado para proyectarlas en mi cumpleaños” sigue explicando Chachi, “pero entre esas estaba este video que había hecho con mi novio hacía más de un año y me había olvidado.” Zafó de pedo de aparecer cogiendo en el medio de la fiesta de cumpleaños, “pero el disco terminó en la oficina de papá y ahí lo interceptó un primo mío, que hizo copias y chachi telescolas vendió en su trabajo”. Así el video empezó a circular por Rafaela y la cosa se puso peluda no solamente por la concha de Chachi, sino porque su papá había sido concejal de la ciudad. “Al principio, sacando un par de amigas y a mi familia, nadie quería mostrarse conmigo”, cuenta la morocha de la fama que le trajo el video porno, “cuando iba a bailar, siempre había alguien que me gritaba algo”. Y eso que no vieron esa carita divina de la foto del lápiz de labios, en un video haciendo pete a lo Wanda. El video de Chachi Telesco lo podés ver en directo abajo o bajarlo de acá.

Chachi TelescoChachi TelescoChachi Telesco

Chachi Telesco

A diferenica de otras que niegan sus videos porno, María Fernanda “Chachi” Telesco se hace cargo y reconoce que el video lo filmó ella misma con su propia cámara. Su sueño es protagonizar un musical en Broadway, pero el de los chicos es que haga un High School Musical porno, donde los alumnos del colegio entero le dan para que tenga y guarde mientras cantan “los chicos quieren Chachi.”

Chachi Telesco

Chachi Telesco dice que es “hiperlaxa” y por eso puede abrirse tan bien de gambas. En el video le abren bien el hoyo.

Que Chachi Telesco es una atorrantita divina se refleja en el hecho de que la idea de hacer el video fué de ella y la cámara también, pero dice que no le gustó como quedó. “Al video nunca lo ví entero. Lo puse una vez con mi novio y me pareció algo muy frío porque no se veía todo lo que había entre nosotros”. Cuando el video privado se hizo público, Chachi se puso loca, rompió la cámara y acusó de mercenario al primo que vendió el video amateur por unos cobres. Pero ahora Chachi le está agradecida. “La verdad que esta exposición no la cambio por nada, porque yo siempre quise estar en televisión”, dice la desfachatada rafaelina, “ahora me llaman de Showmatch, de Son de Fierro, de todos lados”. La morocha María Fernanda “Chachi” Telesco arrancó bien, poniéndo su cámara y culo para un video porno que le hizo perder el contrato de High School Musical con Chachi TelescoDisney pero le ganó otro con Son de Fierro para Pol-Ka, y pronto va a estar Cantando por un Sueño. Pero ahora que encontró la fama, la morocha parece querer recular. “Espero que esto se agote y que la gente tenga otro tipo de información de mí”, dice ahora la rafaelina amagando con dejar a todos calientes, con ganas de ver más de esos cantos y esa argolla peluda. Estás mal asesorada María Fernanda, los chicos quieren Chachi y eso es lo que le tenés que dar, en un High School Musical pero porno. Que te agarren entre todos en el medio de aula, te pongan sobre un pupitre y te abras con toda la extensión propia de tu hiperlaxia como vos mientras se van turnando para darte masa.

*Video:video casero de chachi telesco

Bajate el Video Porno de Chachi Telesco
También disponible en versión para celular