Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Las Xipolitakis, siempre listas para la fiesta

Mellizas Xipolitakis

Las hermanas Victoria y Stefanía Xipolitakis siguieron el consejo del Martín Fierro siendo muy unidas, pero algo falló porque se las culean los de afuera. Y no es para menos con esa terrible concha de Victoria que se adivina bien abierta a través de la bombacha blanca. Esos labios nos quedaron grabados a fuego en la retina.

Stefania y Victoria Xipolitakis

Las Xipolitakis ofrecen la ventaja de que si querés hacer un menage a trois, no tenés que convencerla de que “traiga una amiga”. La melli viene al toque.

A todos nos pasó: arrancaste mirando las fotos de las hermanas Xipolitakis, y ya estabas pensando “estas son dos turras de barrio, no están ni van a estar nunca a la altura de las top…” pero te frenaste en seco al ver la bombacha blanca de esta turra, Victoria. La hermanita Stefanía le ayuda a bajarse la pollerita roja tableada tipo colegiala y ahí están, los labios de la concha de la griega adivinándose a través de la tela. Encima la atorranta mira con la boca entreabierta, como sabiendo que no vas a poder decidir en cuál par de labios ponérsela primero. Capturala urgente, agarrala de los pelos, mandale un manotazo exploratorio en la vulva todavía seca de una, y colale un par de dedos en el orto a la Mellizas Xipolitakishermana para testear si lo tiene muy abierto. Cómo, no era que no estaban a la altura, que no existen las pseudo mellizas griegas? Es que ahí está la razón del atractivo de estas dos atorrantas: no serán las más lindas, pero son súper turras y la vas a pasar bomba. Porque no siempre no siempre la mina con la carita deliciosa y el culo perfecto es la que te da la mejor experiencia. Las apariencias engañan porque no pronostican bien la química —la mina puede estar mortal y ser la más linda del boliche, pero a la hora de los bifes esa boca terrible de repente no sabe petear, tiene un pavo monumental pero no lo entrega, o descubrís al tocar que esas gomas mortales están encapsuladas. Por eso estas dos tienen una función que cumplir (mirá ese ojete arriba, terrible!). Es que una cosa es Victoria y Stefania Xipolitakisque una mina sea linda de ver, y otra muy distinta es que sea linda de coger. Cuál fue tu mejor experiencia? Raro que sea con la más linda. Seguro, para hacer rostro en ambientes finolis estas no son las mejores, pero no podés negar que te morís de ganas de comer esa deliciosa almeja griega enfundada en la bombachita blanca. Claro que no se comparan con “las top”, pero compensan con la putez y el duplete: rompés dos ortos por el precio de uno. Están para darle masa por horas a las dos, y cuando te toque descansar entre polvos, pedile a las hermanitas que te terminen de quemar el cerebro con un show lésbico como el de la foto de arriba, mirá cómo Mellizas XipolitakisVictoria se monta a la hermanita Stefanía, le está apoyando a fondo ese papo de la primera foto, que se nota re abierto y eso que tiene la bombacha puesta. Las mellizas truchas cumplen su función: hay momentos que tenés ganas de comer sentado un bife de lomo en mesa con mantel, y otros donde querés clavarse un choripán grasoso en la cancha. En este momento, las ganas son de clavarle el choripán en la concha a las dos, y agrandarles la escarapela de cuero hasta dejársela del tamaño de una cucarda de vaca campeona de la Rural. Las hermanitas tragaleche se lo merecen!

Dorismar desnuda en Playboy

Dorismar

Si Dorismar (nombre completo Dora Noemí Kerchen) se hubiera quedado a hacer carrera en Argentina, su lomo estaría rankeado entre los mejores del país: tiene una cola que da calambre y unas curvas sinuosas, enloquecedoras. Si las fotos no te alcanzan, bajate el video que hizo para Playboy y convencete. Dorita es infernal.

Dorismar

Importamos a Dorismar para romper la veda impuesta por la mafia de las vedeturras, que hacen escasear la carne para poder subir tus tarifas.

Se sabe que la dieta argentina está basada en la carne, y carne de la buena. Porque la carne argentina (y Notiblog es prueba fehaciente) es la mejor del mundo. Hay nalga para las mejores milanesas, jamones que son íntegramente “del medio” y figazzas para armar los mejores sándwiches. Y sin embargo, estamos sufriendo una especie de veda: es cada vez más difícil ver fotos donde las guachas pongan toda la carne a la parrilla. En las producciones salen vestidas como si en Buenos Aires nevara copiosamente todos los días, tapadas hasta el cuello y como diciendo “con esto les debería alcanzar”. No sólo no muestran un carajo, sino que encima nos toman a todos el pelo diciendo que son vírgenes (Wanda Nara, Cinthia Fernández), o que tienen prolongados períodos sin sexo (Silvina Luna, Marcela Baños), o que “hicieron un pacto con Dios” (Belén Francese), o que no entregan la cola Dorismar(Jésica Cirio). Es que las chicas están tratando de sindicalizarse para controlar el precio de la carne como la OPEP hace con el petróleo. Están armando un cartel: las atorrantas se tapan para las fotos y sólo pelan en “asaditos” privados por los que te cobran fortunas — el precio de la carne se va por las nubes. Pero no se preocupen, que tenemos la solución para frenar la suba de la carne causada por esta mafia de vedeturras: les vamos a abrir la importación y de paso también el orto. Desde México y a pedido, importamos a Dorismar, una mina con un lomo de primera. No, tranquilo que la carne en sí no es mexicana. Dora Noemí Kerchen es 100% carne argentina pero hizo carrera en México y Estados Unidos. Hizo las fotos para Playboy, que lamentablemente parece también está dirigida por trolos en México, porque de la conchita no hay ni noticias.

DorismarDorismarDorismar

Dorismar

“No me estarás marcando el orto, no?” parece preguntar Dorismar y la respuesta es un rotundo sí. Te clavamos la mirada a fondo en esa colita, porque al ser una foto no podemos hacer lo propio con la garcha. Pero según varios comentarios, los vecinos de Miami pudieron hacer ese orto por un puñado de dólares.

Dorismar

Oriunda de Gualeguaychú, la morocha Dorismar solidifica la reputación de Entre Ríos como proveedor de altas carnes.

Ybueno, el conejo mexicano no muestra conchas pero hay que comer lo que hay señores, a yegua regalada no se le mira el clítoris. Pero cómo nos gustaría! Por eso te recomendamos que te bajes el video de Dorismar desnuda en Playboy, donde muestra el papo y esa cola terrible que tiene. Porque la carne de Dorita, a pesar de ser “de exportación”, es terriblemente dura y fibrosa pero por eso mismo recontra comestible. Porque es dura como te pone la garcha al verla, y según testigos, libre de Photoshop. “Dorismar vivía al frente de mi dpto en Miami y la vi varias veces en la pileta en hilito dental y es tal cual las fotos, 10 puntos”, reporta Willy desde ese enclave latino en EE.UU. Las fotos de Dorismar en Playboy muestran un lomito bien firme, salvo el orto que según los informes de los comentarios debe tener el rosquete flojo. “Esta mina se prostituía en Miami allá por 1999 y estaba impresionante, daba la cola por 250 dálares, yo se la Dorismarhice” dice Don Miami. Realidad o ficción, acuchillar esa bola de nalga por 250 dólares es una ganga, especialmente para el poder adquisitivo de los yanquis. Que la carne de Dorismar se mantenga así de firme a pesar del calor de Miami es un triunfo, especialmente porque ya tiene sus años según acusan sus vecinos de Entre Ríos. “No tiene 20 ni 25 años; yo la conocí en el año 1988 cuando vivía en Gualeguaychú, y en marzo de ese año cumplió 15 años, así que saquen la cuenta” dice Marcos. Agrega que “Gladys, una de sus hermanas, estaba para cogerla todo el día y acabarle en la boca.” Da para hacer con un “asadito” donde las hermanitas Kerchen pongan toda la carne a la parrilla y llenarlas de chimichurri a las dos, no? Y para facilitarte que visualices cómo sería, tenés el video de Dorismar, cosa que no quemes el cerebro imaginando. Bajalo y ayudanos a romper la veda vacuna impuesta por el sindicato argentino de vedeturras.

Alejandra Pradón, una fantasía cumplida

Alejandra Pradon

Alejandra Pradón es un caso aparte, un ‘retro viviente’, con más de veinte años en el ambiente nocturno y televisivo. Hizo de todo y con todos, desde Lucho Avilés a Antonio Gasalla, esta pionera de la polinización noche-farándula demostró al sobrevivir una caída de un balcón que los gatos realmente tienen siete vidas.

Alejandra Pradon

Ojo con ese orto, ya quisieran tenerlo muchas de las rivales que tienen la mitad de su edad. Chequeá la cintura, es increíble.

En señal de respeto, larguemos todos el mouse y pongámonos de pie para dar la bienvenida a La Pradón, así con el artículo definido delante. Alejandra Pradón se merece el honor, porque la mina es una institución, pionera total y absoluta de casi todo lo que vino después: eso de pasar de las noches de Buenos Aires a la fama mediática, darle de comer a los chimenteros de turno, el orto de acero que saca el aliento, los desnudos totales en televisión, en persona, en las revistas, en todos lados. Alejandra Pradón tiene facilidad para pelar, porque a diferencia de sus modernas sucesoras, se hace cargo de sus atributos y los muestra a fondo como corresponde. Por eso hasta sus detractores —esos que la van de ‘finoli’ que y según dicen, no la tocan ni con un palo— se ven obligados a sacarse el sombrero. Hay que reconocer que en medio de una muy preocupante tendencia a taparse, la legendaria Pradón sigue firme Alejandra Pradonponiendo el pecho (y el orto) a las balas. Es que Alejandra no se come ninguna porque se las come todas, como se puede apreciar en las fotos. Warning: este material está contraindicado si sos alérgico a los gatos. O sea que si viendo las fotos de Alejandra Pradón desnuda te sentís congestionado y empezás a estornudar, alejate del monitor inmediatamente porque esto no es para vos. Esto es para los que alguna vez soñaron con un pete de Pradón, o en hacerle ese mítico ojete y dejarlo abierto como para colocar un Hidrobronz de medio. Una noche con Ale Pradón no se puede medir en términos de carne solamente porque tiene un valor simbólico superior. Es como si hablás con alguien mayor que te dice que estuvo con la Coca Sarli. Imaginate vos cuando vengan tus nietos en una conmovedora escena del futuro a preguntarte “abuelo, contanos la vez que Alejandra Pradón te tiró la goma, es verdad que se la tragó toda alejandra pradonsin globito?”. Una bonita escena, casi como para una publicidad de AFJP pero quién sabe. Por eso invitamos a que cierres los ojos y te imagines (ayudate con la foto de la izquierda) una salida con La Pradón, que con una mini mortal se recuesta sobre el auto rojo y te muestra papo y pavito. Dejate llevar y no te pongas tímido cuando te coma la boca, que si hay alguien que la tiene clara es Alejandra Pradón, y la noche recién empieza. Tratá de grabar todos los detalles y de documentar el encuentro hot sacando fotos con el celular, porque tus amigos te van a pedir pruebas y vos mismo no lo vas a poder creer cuando rememores. Respirá hondo y preparate para hacer realidad tu fantasía.

Alejandra Pradon

Alejandra Pradón derriba varios mitos con una sola foto: ahora nadie puede decir que a los gatos no les gusta el agua, o que no se llevan bien con los perros. El orto de Pradón está “siempre listo” como los boy scouts esperando el pijazo. Posición obliga, así que ponésela tranquilo que está todo bien. El primero en hacerle la cola seguro que no sos: la última foto de abajo no miente —por ese culo pasó gente.

Alejandra Pradon

Alejandra Pradón agarra los objetos fálicos como una verdadera profesional. Increíble que haya estado en Notiblog Retro y ahora le de el cuero para uno actual. Una masa.

Hay muchos indicios de que Alejandra Pradón es inmortal, que seguramente ganó tras pagarle en especie al diablo. Son muy pocas las minas que pueden salir en la edición vieja de Playboy Argentina y más de una década después bancarse una producción fresquita y totalmente en pelotas. Hay que ver cuántas de las nenas de hoy van a resistir la cámara en bolas dentro de unos años, cuando algunas ya deben su carrera en la gráfica al retoque con Photoshop. Ahora entendemos porqué Alejandra Pradón se hizo una cirugía de rejuvenecimiento vaginal: se preparaba para seguir mostrando la cotorra como deberían hacerlo todas. Por eso Pradón tiene una legión de admiradores que abarcan ya varias generaciones (no vamos a decir cuántas porque no se le puede poner fecha a una dama, sería una falta de res-pete) porque la rubia va captando adeptos con cada nuevo desnudo. Y se nos ocurre que al ver estas fotos que documentan un sueño cumplido, un momento especial, muchos más se van a sumar a su club de Alejandra Pradónadmiradores. Es una experiencia inolvidable, mágica. Vale totalmente el regalito, porque la plata va y viene pero a vos quién te quita lo bombeado. Y como sacaste fotos, los que gustan de buscar la quinta pata al gato van a darse cuenta que Pradón tiene solamente dos, y lo que es mejor, bien separadas. Tan separadas que inclusive puede ser que se le haya hecho un tajo en plena carne, uno de esos que no cicatrizan. Y van a examinar las fotos de la concha como si fueran médicos forenses en plena autopsia y acusar de que “están trucadas”. Pero vos sabés que si la concha de Pradón parece rara es porque se hizo una vaginoplastía, una ‘refrescadita’ quirúrgica en donde le recortaron los labios que sobresalían. Y nuevamente es elogiable, porque quiere decir que mientras sus rivales más Alejandra Pradonjóvenes dicen que “no quieren vivir del físico sino del talento”, La Pradón se operaba la figazza para que se vea bien en fotos públicas y privadas. Por eso cerrá los ojos e imaginate comiendo esos patys quemaditos al gusto criollo y tocandole esas cachas legendarias. Pero no te asustes cuando yendo a paletearle la figazza veas que es marrón, el color es porque es de harina integral, y más rica que esas milangas de soja que te clavás cuando te hacés el ecológico. Y quién sabe si no te la cruzás algún día, porque las fotos demuestran que todo es posible con Alejandra, una institución argentina. Así que sacate el sombrero por La Pradón y los lienzos también, porque estás escribiendo una párrafo más en esa enciclopedia viviente del sexo que es Alejandra Pradón.