Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Lola Bezerra entrega el orto con moño

Lola Bezerra atada contra la pared

Para qué vamos a andar con vueltas: Lola Becerra sabe lo que vos querés y por eso te espera contra la pared con un moño en el orto lista para entregar el ojete. Entrale a piacere, pero de onda primero chupale un poco el amargo que le encanta. “Me gusta que me hagan sexo oral pero atrás” confiesa la brasileña, “me encanta por colectora, pero me gusta mal, casi que lo prefiero a la autopista pero tampoco es algo que entregue a cualquiera, para llegar tenés que tener paciencia.” Paciencia y algo de dinero también ayudaría, porque si bien dice que no cobra peaje, reconoce que si la oferta es importante no podría rechazarla. “Esas que cuentan que les ofrecieron cien mil dólares por una noche, yo te digo algo… a mí me llegan a ofrecer cien mil dólares y agarro viaje, me voy de acá a Campana descalza!” se confiesa la brasuca, “pensá que son cien mil dólares y todo en esta vida tiene precio!”

Lola Bezerra practica pete

Lola practica pete con un dedo, pero en la vida real prefiere algo mucho más grueso. “Si es chico no sé cómo manejarlo” dice Lola, “el tamaño importa y también cómo lo usan.”

Atada colgando de un caño y mirando a la pared como para que nada te distraiga de ese tremendo orto que Lola te regala con un moño para que le entres como a ella le gusta y vos siempre soñaste. “La fascina ir por colectora” confiesa Becerra, “me encanta mal, me gusta tanto que a veces lo prefiero más que por autopista.” Y por eso Lola, como buena brasuca muestra la cola y se exhibe sin inhibiciones. “Acá usás una pollera corta y enseguida sos una trola” dice Lola de cuando su putez choca con la pacatería local, “pero nací en un país donde hace mucho calor y veo el sexo de otra forma y no me hago la difícil, si me gusta un tipo voy lola bezerra pela tetasy se lo hago saber, las brasileñas tenemos la cabeza más abierta.” Y el orto también, porque a Lola le gusta la carne en barra más que la feixoada y no tiene problema en proclamarlo. “Me encanta que me asocien con un montón de fantasías sexuales y me vean como una perra” explica mientras pone el ojete una vez más para las fotos, “el sexo me gusta más que respirar y por eso en la cama me esmero para serla más puta de todas.” Y para lograr ese objetivo no descarta nada: petes, partuzas, videos, a Lola le caben todas. “Creo que en la intimidad vale todo, en el sexo no tiene que haber prohibiciones” explica la Lola Bezerra se agarra la conchabrazuca, “algunos días pueden ser más tiernos, pero a mí me gusta que sea más salvaje con una previa corta como para acabar más rápido, porque para quedar satisfecha necesito varios orgasmos.” Dejarla conforme no es fácil, pero por suerte Lola no tiene problema en pedir ayuda, especialmente si la que viene a dar una mano es otra nena. “Para sumar una tercera persona prefiero que sea otra chica, me encantan los masajes y si me los hace una mujer el ratón es total, no sabés cómo me calienta!” confiesa entusiasmada la brasileña, “tiene que ser con un chico con el que no tenga nada serio para que no haya celos, morocho y grandote pero no onda patovica, que me hagan un masaje que empiece por donde quiera pero lo mejor es que termine en la cola.”

Lola Becerra colgadaEl orto de Lola BezerraLola Bezerra

Lola Bezerra se saca la bombacha

Cuando la cosa se pone hot, Lola es de bombacha veloz y no tiene problema en reconocerlo. “No soy de hacerme la difícil, para el sexo soy bien brasileña, si me gusta un tipo voy al frente esa misma noche sin problemas” dice Becerra, “me encanta ser una perra en la cama, para mí en el sexo no hay nada prohibido.” Tríos, juguetes, videos, la brasuca no descarta nada. “En el sexo vale todo, no tengo problema en usar algún juguete y me encantaría estar con dos hombres” dice Becerra, quien reconoce le calienta hacer videos porno. “Me gusta filmarme y después verme y decir ‘pero qué puta que soy!” está muy bueno” reconoce Lola, “el mejor que hice fue en una playa de México, lo tiene un ex, espero que nunca lo muestre, pero cuando lo ví me pareció tremendo.”

Lola Bezerra en tetasLola Bezerra pone la cola

Bajate el video de Lola Bezerra
También disponible en 3gp para celular

Liz Solari tiene carita para pete playero

Liz Solari

Liz Solari siempre puso cara de angelito inocente, pero parece que estar Bailando por un Sueño le sacó la Indiecita de adentro. “Es que con el baile te desinhibís, te obliga a mostrarte más sensual” explica la rubia, “como modelo o actriz hago un personaje, pero en Bailando salgo como soy yo, bien natural y espontánea.” Y así, con total espontaneidad, la agarraron en Punta del Este haciendo lo que parecía ser un verdadero pete playero —con carpa, porque había moros en la costa. “Nos tapamos con la frazadita porque hacía frío” trató de justificar Liz ante la pregunta de Tinelli, “de ninguna manera voy a hacer nada con fotógrafos observando.” Pero Silvina Luna, que había acusado a Liz de ser una busquita que “lo que tiene de linda tiene de puta” opinó que lo de la rubia fue un petardo, “pero no fue ‘power’ como el mío.” El video de la Chivi es insuperable, pero ojo que si Liz te agarra puede ser mortal (y si no preguntale al ex novio!).

la cola de Liz Solari

La Indiecita posa con un rico culotte y el portaligas suelto. “En Bailando me deshinibí” dice la rubia, “bailar me marcó y me muestro más sensual.”

Tiene una carita soñada, de esas capaces de reducir al más pirata en un marinerito enamorado y para Liz Solari ese es justamente el problema. “genero más amor que sexo” dice la rubia de Bailando por un Sueño, “los chicos me ven como un angelito y entonces me quieren para presentarme como novia en su casa.” Y de coger ni hablar, porque hipnotizados por esos ojos azules y carita preciosa muchos caen en la trampa del se mira y no se toca. “El tema es que me ven y parezco inalcanzable, ese es el primer problema” se queja Liz, “es un tema liz solaripsicológico de los que me ven, porque no soy incalcanzable para nada, es algo que se genera por mi trabajo pero no soy intocable ni una santa.” Y eso quedó demostrado cuando a Liz la agarraron con las manos (y la boca) en la masa en Punta del Este, donde tapada con una manta hizo un pete playero que le sirvió a Silvina Luna para confirmar que tenía razón cuando dijo que la Indiecita no es ningún angelito. “Liz, lo que tenés de linda lo tenés de puta, busquita!” había dicho la Chivi, que aprovechó para de todas maneras dejar claro que el pete de Liz Solari ni se compara con el que hizo ella. “El de Liz no es “power” como el mío” dijo la Chivi del pete de la rubia, que dijo se tuvo que tapar para no quedar escrachada. “Yo te voy a contar la posta” Liz Solarile dijo Liz a Tinelli, “vimos a los fotógrafos detrás de los médanos agazapados, así que estuve atenta porque de ninguna manera hubiera hecho nada sabiendo que estaban observando.” Pero Tinelli (que conoce a la Indiecita porque se la clavó hace rato) insistió, “bueno, hicieron bastante sabiendo que había fotógrafos, si estaban besándose” a lo que Liz finalmente reconoció, “Y cómo no lo voy a hacer con mi novio!”

Liz SolariLiz-solari-v18Liz Solari

Liz Solari

Liz SolariAbierta de gambas y con gorrita onda sado, Liz Solari ya no parece tan santita. “Soy un angelito, mucho más pura de lo que imaginan” insiste la rubia, aunque parece que sus hermanos coinciden con la Chivi que es medio “busquita”. “Mis hermanos siempre fueron muy guardabosques conmigo y se pusieron peor cuando empezaron a verme en las revistas” dice quejándose de la marca personal que le impusieron sus hermanos futbolistas, “pero les salió mal porque para mí siempre fue una fiesta estar entre cuatro hombres, la pasaba bárbaro con ellos porque me amoldaba a todas sus aventuras, pero hoy me siento mucho más mujer.”

Liz Solari

Liz Solari en la playaLa Indiecita Liz Solari
Liz SolariLiz SolariLiz Solari

Sofía Clérici tiene la concha coloradita

Sofia Clerici muestra la concha

La concha de Sofia Clerici en PapoCamSofía Clerici vuelve para mostrar la concha y así probar que si en las fotos de Playboy no se le vió bien el tajo no es culpa de ella sino del conejo. “No tengo problema en hacer fotos desnuda” dice a punto de colarse un par de dedos en esa espectacular (aunque algo irritada) empanada, “yo misma tengo una colección de fotos mías, está muy bueno verlas para estimular y calentarse.” Y a la hora de calentar, las fotos para la morocha son sólo el comienzo. “En la cama soy una verdadera geisha, si me gusta alguien voy al frente y hago lo que sea para complacer” explica la playmate, “por eso me gusta que me dejen experimentar todas las variantes, sumar otra chica a la cama puede ser muy divertido, si las mujeres se gustan no hay envidia ni competencia.”

Sofia Clerici, orto y tacos

“Me considero una chica pinup de los ‘50 tipo Betty Page” dice Sofía, “me gusta la onda tacos, portaligas y esposas de raso.”

Ojalá tengas a mano un backup del bocho, porque Sofía Clérici te va a invadir la cabeza como un troyano, llenándotela de fotos de esas areolas turgentes y ese tajo increíble para ponerte a disposición de lo que la morocha necesite —o sea mucha pija. “Sexo tengo que tener tres veces por día, todos los días” confiesa Sofi, “y si estamos en vacaciones todavía más, quiero cumplir mis fantasías y en todas siempre tengo mucho, mucho sexo.” Darle bomba a ese terrible ojete no es un laburo fácil, y Sofi dice que para hacerlo bien que además del aguante es necesario tener las Sofia Clerici, morocha mortalherramientas adecuadas. “Tiene que ser un hombre divertido y sensual, nada de teens, me gustan mayores” explica la morocha y guarda porque también le gustan grandes de abajo. “No me fijo mucho en el físico porque no me gustan los lindos, pero el tamaño importa.” Igual si te quedás corto no importa, porque Sofi no tiene problema en pedir refuerzos. “Me gustaría estar con dos hombres bien machos” confiesa la chica Playboy, “aunque también se puede sumar una mujer, hoy en día hay que experimentar para tener en claro lo que te gusta.” Y Sofi tiene claro que le gusta la fiesta especialmente si puede comerse una torta. “Soy de mirar a las mujeres, admiro la belleza femenina y tuve muchas experiencias con ellas, sofia clerici agarra las bochascasi tantas como con hombres” reconoce la nicoleña, “pero no me gustan las mujeres que ya son tirando a lesbianas, mi primer beso con una mujer fue a los 17, de repente nos dimos cuenta que nos gustábamos, fue una cosa mutua, cada una admiraba la personalidad de la otra.” Pero Sofía dice que los chicos no admiran tanto su personalidad sino cosas más tangibles. “Lo que más me elogian los hombres son la cola y las lolas” dice mientras se agarra las gemelas, “y ahora desde que salí en Playboy es una locura, me ofrecieron de todo, desde dinero por sexo hasta un intendente de provincia que quiso contratarme para un romance y así mejorar su imagen en el pueblo.” Más o menos como el conductor de Animales Sueltos, que la usó de ‘barba’ para pasar por macho. “Fantino me parece atractivo pero no es mi tipo” dice cortante, “de los Sofia Clerici, Miss Tattoo Argentinaconductores el que más me atrae es Tinelli, en esta etapa así con sus tatuajes me parece muy interesante, pero igual si llego a estar con un famoso no va a ser por la fama sino porque me gusta.” Y como lo que le gusta es petear, un pibe zarpado y con buen zodape también tiene chance. “En algunos casos billetera mata galán, pero conmigo importa más la onda, quiero estar con alguien bien fogoso que me potencie y cumplamos fantasías, porque tengo miles, detesto la gente que dice que ya las hizo todas, aún me falta la del submarino nuclear sumergido en el Océano Indico, jaja” dice Sofi delirante de putez, “en serio, me gustan los lugares excitantes, una vez lo hice en un ascensor en un edificio de muchos pisos, si me gusta voy al frente donde sea.”

Sofia Clerici en tetasSofia Clerici, piernas hot

Sofia Clerici topless en el suelo

El orto de Sofia ClericiSofía te espera en tetas ya abierta de gambas en el piso, lista para que la voltees como a los pinos del bowling. “Me gusta el sexo en lugares inusuales” confiesa la morocha y atención que para Sofi “lugar raro” no sólo es el bowling sino también el ojete. “La cola la entrego pero tenés que trabajar para ganártela” advierte la playmate, “no soy fácil de conquistar, me gustan los hombres que me cuidan y me dan toda su atención, esos que llaman para saber cómo estoy y qué necesito.” Y hablando de llamados, Sofi dice que desde la tapa de Playboy tuvo propuestas de todo tipo. “Propuestas de dinero por sexo siempre tuve” reconoce la morocha, “pero ahora también hay políticos que llaman para mejorar su imagen, como un intendente que quería un romance conmigo para subir en las encuestas.”

Sofia Clerici hotSofia Clerici, orto jugosoSofia Clerici en el caño Los pechos de Sofia ClericciLas tetas de Sofi ClericiPatyCam Sofía Clerici

Bajate el video de Sofía Clérici
También disponible en 3gp para celular