Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

A Daiana Antivero la cárcel le sienta bien

Daiana Antivero, narcomodelo

A Daiana Antivero la cárcel le sienta bien: renovada en su putez luego de pasar por el penal, la narcomodelo vuelve al ataque con una producción que te la va a dejar casi tan dura como la merca que está acusada de traficar. “Espero que disfruten de las fotos!” dice acelerada como de saque, “cuando salí de la cárcel me estaba esperando la policía pero esta vez para pedirme autógrafos.”

daiana antivero, narcomodelo

“No pude entregar la cola” dice la narcomodelo, “mi novio negro tiene una matraca y encima se puso unas bolitas que salen para afuera cuando el amigo se le pone furioso, no puedo por la colectora!

Los rochos se perfeccionan cuando caen en cana, y la narcomodelo también: después de pagar en especie a los uniformados para garantizar su seguridad en el pabellón, Daiana Antivero egresó del penal con la boca pastosa y un Máster en Putez bajo el brazo. “Vi cosas terribles en la cárcel pero por suerte no me pasó nada” dice la morocha, “es que los policías conmigo se hacían los copados, me decían que sabían que yo no tengo nada que ver con la droga y que soy buena.” Buena haciendo petes, claro, y a tal punto que los canas quieren que siga prestando servicios fuera de la cárcel. “Había una bandita de policías esperando que salga, fue increíble” recuerda la morocha, “venían daiana antiveroa pedirme fotos y autógrafos.” Y petes, porque la narcomodelo fumaba los habanos de carne nevados que le ofrecía la yuta, que no podían creer que la nena que habían visto en la revista estaba ahora a su disposición. “Adentro todos leen Maxim” dice la narcomodelo explicando su popularidad entre los uniformados, “tienen una pila enorme porque las coleccionan.” Y los ratones en el pabellón se descontrolaron de tal manera que le tiraron la onda de filmar un videíto. “Me propusieron hacer una porno en la cárcel, pero no me animo” confiesa la morocha, “yo haría algo hot pero tanto para una porno directo todavía no.” Y no es que por su corta edad le falten habilidades, al contrario. “En el sexo antes daiana antiveroera convencional pero ahora cambié, antes siempre iba abajo y ahora me encanta ir arriba y mandar” explica la narcomodelo, “el problema es que en la carpita no se puede hacer mucho, salvo algunas posiciones como en cuatro.” Y si es por acabar en cámara no hay problema, Daiana no necesita actuar. “Soy multiorgásmica y además llego muy rápido” explica como si ya estuviera haciendo el casting para la Daiana Antiveroporno, “a mí me basta un precalentamiento y listo.” Qué le falta para hacer la porno entonces? Es que si bien Daiana aprendió muchísimo en la cárcel, la narcomodelo dice que para llegar a ser una pornstar le falta trabajar un poco más el anal. “No puedo entregar la cola todavía” reflexiona la narcomodelo, “acordate que tengo 18 años y mi primera vez fue a los 16.” Pero no es falta de voluntad, sino de dilatación suficiente para acomodar al novio. “Los negros la tienen muy grande, fijate que la de mi novio son como tres puños juntos” explica Daiana, “y encima que es enorme se puso unos implantes de bolitas debajo de la piel, así que imaginate que entre la matraca y los implantes no puedo, es demasiado.”

Daiana Antivero en tetasDaiana Antivero, narcomodeloDaiana Antivero pone el orto

Daiana Antivero

Daiana Antívero te espera en cuatro con la tanguita a media asta lista para el bombeo. “En cuatro es una de las posiciones que más me gustan” dice la narcomodelo, “antes de la cárcel en el sexo era bastante tradicional, pero ahora me gusta experimentar, de repente voy arriba y doy órdenes, está bueno.” Daiana dice que a pesar de tener solo dos años de experiencia, en el sexo es una máquina. “Acabo muy rápido y varias veces sin necesidad de mucha previa” se jacta la morocha mientras se agarra la concha, “quizás por eso me ofrecieron hacer una porno en la cárcel, algo hot me gustaría hacer pero no sé porque mi novio es un tipo serio.” Un serio traficante que intentó ablandarle el ojete para usarla de mulita. “Intenté por la colectora con él pero la tiene grande y encima se puso implantes” explica la narcomodelo, “igual te aseguro que compenso con el oral!”

Daiana AntiveroDaiana Antivero, narcomodelo

Bajate el video de Daiana Antivero
También disponible para celular

Eugenia Lemos presta servicios linguales

Eugenia Lemos

Eugenia LemosEugenia Lemos llegó a Bailando por un Sueño garchando en vivo en Soñando por Bailar, algo que dice hizo por amor al arte y no por ganas de figurar. “Vengo de un reality pero soy licenciada en arte dramático” dice buscando diferenciarse de sus felinas colegas, “nunca me hubiera anotado en un reality como Gran Hermano porque ahí lo único que buscan es ser conocidos y yo hace diez años que trabajo en los medios como modelo y actriz. No necesito exhibir mi cuerpo, pero esta vez de onda me animé a mostrar un poco y me gustó.” Y también le gustó que se la pongan con las cámaras de televisión transmitiendo en vivo. “Tener sexo en cámara parece mucho pero fue necesario porque en un reality la gente quiere ver todo” se justifica la ganadora de Soñando por Bailar, “en la Isla me descoqué mal, pero quería probar de filmar algo.”

eugenia lemos

“No voy a contestar si entrego la colectora” dice Euge Lemos sacando cola en el suelo, “pero ya les dije que no digo que no a nada, jaja.” Una morocha para Soñar con Garchar.

La televisaron garchando en vivo pero en las fotos se tapa los pezones con cinta aisladora, dice que tiene pudor al hablar de sexo pero presenta orgías en el Canal Playboy — por suerte Eugenia Lemos no pide que la entiendas sino que le des bomba. “Soy muy sexual y tengo que cumplir con la cuota por lo menos una vez al día” confiesa con esa carita de mina fina, “puede ser que en este momento esté falta de sexo, pero igual no me desespero porque me las sé arreglar solita.” Pero como ciudadana respetuosa de la ley, Eugenia prefiere no eugenia lemoshacer justicia por mano propia. “Manuela es mi mejor amiga, pero cuando no aguanto uso un juguete” reconoce la morocha, “necesito algo de sexo todos los días y cumplir con eso es otra de mis obligaciones.” Y la tuya es tenerla al menos tan grande como el juguete si querés reemplazarlo. “Prefiero alguien dotado porque sino una mujer como yo que disfruta tanto del sexo tendría que vivir con el juguetito a pilas en el bolsillo y no da!” dice Eugenia excitada, “para que un hombre me deje conforme el tamaño es importante, tiene que ser de promedio para arriba.” Por eso Euge antes de comprar revisa la mercadería. “Empiezo con toqueteo porque prefiero eugenia lemosque te sobre panza y no que te falte ahí abajo” dice la morocha, “después si pasás la inspección te hago servicios linguales jajaj, ahí vale todo.” Y por favor no tomes el garche que hizo en Soñando con Bailar como un ejemplo de la putez máxima que Eugenia puede dar. “En la Isla me descoqué mal y tuve sexo en cámara” reconoce la morocha, “pero igual no se vió nada, se perdieron muchísimo porque soy muy sexual pero la fiera, la loca, la doy solo en privado.” Y si querés dársela en privado tenés que ir preparado para dar batalla o perder como en la guerra. “Para mí el sexo es una gran vía de descarga y te doy a elegir: descargame o te eugenia lemospeleo, hacemos el amor o la guerra” amenaza la morocha, “soy muy amplia en cuanto al sexo y me gusta variar posiciones, un día podés mandar vos pero agarrate porque la próxima mando yo y para mí en la cama vale todo.” Y guarda porque en el vale todo podés ser vos el que termina puesto de espaldas. “En la cama no me guardo nada, hago juegos y pinta lo que pinta” dice Eugenia, “no llegué al sado ni al látigo todavía pero no te sorprendas si abro la puerta y te digo ‘no me saludes, andá directo a la cama!’ me gusta la previa bien variada y no le digo que no a nada.” Y eso quiere decir que entrega el rosquete pero no le pidas que lo admita. “No te voy a contestar si entrego la colectora porque es algo muy personal” dice Eugenia, “pero ya te dije que vale todo, no me pidas que te lo diga puntualmente, jaja.”

eugenia lemos

eugenia lemosEugenia Lemos acomoda el ojete como si hubiera una garcha sobre el sillón, pero asegura que le cuesta mostrar su putez en las fotos. “En Bailando les pido que me den ropa tapada porque mostrarme me da mucho pudor” dice la morocha olvidándose que millones la vieron garchando por tevé. “En Soñando por Bailar no exhibí mi cuerpo, tuve sexo en vivo porque me mostré como soy de verdad en todo sentido” trata de maniobrar la morocha, “hay otras chicas que hacen de mostrar su cuerpo una carrera pero yo no me siento así.” Igual la morocha reconoce que no tiene problemas en pelar a fondo en fotos privadas. “Están de moda las fotos hot caseras y tengo algunas jaja, pero es algo privado que hice con mi ex para ratonearnos” reconoce la morocha de 25 años, “no creo que mi ex sea tan guacho de mostrarlas pero si las sube a la web no me jodería porque como todo el mundo las sacamos para ponerle pimienta al noviazgo.”

eugenia lemos
eugenia lemoseugenia lemoseugenia lemos

Bajate el video de Eugenia Lemos
También disponible para celular

Valeria Degenaro tiene el orto casi virgen

Valeria Degenaro

Valeria Degenaro está convencida que lo mejor que tiene son los ojos, pero sabe que a la hora de los papeles, lo que garpa son las tetas. “Mis ojos son lo más bonito que tengo” explica la morocha, “pero ya desde mi primer trabajo como meseara en una pizzería me di cuenta que el sueldo me lo ganaba con las lolas, se me caían las bandejas, era un desastre, pero todos querían que los atendiera yo.” Y Valeria dejó la pizzería pero siguió atendiendo clientes y explotando esas terribles pochas. “Gané un concurso de remeras mojadas, salí elegida Cola Reef, hice televisión con Nico Repetto y me llamaron para hacer videos en Playboy” explica Degenaro, “cumplí muchas fantasías teniendo sexo en muchos lugares raros, pero a mí lo que más me gusta es en la cama, no la cambio por nada.”

Valeria Degenaro pela tetas

Valeria reconoce que le encanta hacer turcas. “Me excita mucho cuando me la piden” confiesa Degenaro, “ en la cama soy de usar mucho mis tetas.”

Pará un poco, no la saques todavía. Es verdad que cuando Valeria Degenaro pela tetas y mira fijo es porque quiere que se la pongan, pero esta vez la morocha quiere que le saquen una duda. “La verdad que no entiendo” dice la morocha perpleja, “la parte más linda de mi cuerpo son mis ojos y sin embargo es lo que menos me miran los hombres.” Y no es solamente un tema de visibilidad, porque aunque Valeria tuviera los ojos tan grandes como los patys, le resultaría difícil agarrarte la chota entre las pestañas. “Todos me piden la famosa turca” dice respondiendo su propia pregunta, “y está bien, porque Valeria Degenarosoy de usar mucho mis tetas, aunque después de los implantes perdí bastante la sensibilidad.” Y es una pena que no haya perdido un poco de sensibilidad cuando le hicieron el orto, que es otra de las cosas que más demanda tiene. “Me duele mucho por la colectora” se queja Valeria, “la verdad que lo intento pero es muy difícil, por eso la cola la tengo casi virgen.” Casi, porque con el tránsito que hay en la autopista es difícil que nadie vaya por la colectora. “Pero los hombres igual la piden siempre” dice resignada, “hasta lo consulté con una ginecóloga que me dijo que puede no gustarme, pero igual lo intento.” Es que a pesar de haber garchado en lugares valeria degenaro en tetasinsólitos y partuzeado en videos porno de Playboy, Valeria se considera una mina de gustos simples. “No me gustan las fantasías extrañas, a mí el sexo me gusta en la cama, no la cambio por nada” confiesa la morocha, “en el auto me parece incómodo y el baño del avión es sucio y muy chiquito”. Y aunque de momento está sola, no quiere decir que ese ojete no esté abierto al público, porque Valeria da prioridad a la trampa. Valeria Degenaro“Cuando el sexo es ocasional me entrego más, soy bien gata” explica la morocha, “le pongo más ganas, en cambio si estoy en una relación soy más vaga aunque me presto al juego para que no sea siempre lo mismo.” Otra mito que la morocha quiere romper es que para satisfacer ese ojete o turquear esas tetas hace falta un tremendo aparato. “Nada que ver, las mejores veces fueron con chicos normales porque como tienen algo grande le ponen mucha más actitud” explica Valeria con la autoridad de una experta en pijas, “el tamaño no me importa, chiquita y jueguetona le gana a grandota y tonta.”

valeria degenaro

Valeria Degenaro reconoce que lleva una Doble Vida, como el nombre del programa donde participó calentando a miles. “Hago shows en boliches, videos en Playboy, fotos desnuda porque eso es parte de mi trabajo” explica la morocha, “pero fuera del escenario no pido nada especial sexualmente, quiero alguien sincero que me acompañe y me sea fiel, o por lo menos que si no lo es no me entere.” Pero a pesar de que no pide mucho, de momento está sola. “Me deben tener algo de miedo por el físico y lo que se imaginan que hago en la cama” dice mientras posa en cuatro con el orto atado como un matambre listo para que se lo rellenes, “la gente se imagina que me la paso enfiestada pero nada que ver, para cumplir esa fantasía tiene que ser con extraños porque si conocés al tercero capaz que te gusta y se complica.”

valeria degenaro

Valeria DegenaroValeria Degenaro

Bajate el video de Valeria Degenaro
También disponible para celular