Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Laurita Fernández está solita y abierta

Laurita Fernandez de Bailando por un Sueño

Laurita Fernández hace su debut en la cama con bretel de corpiño caído, carita de petera picarona y un llamado a la solidaridad: necesita con urgencia dadores de pija. “Hace mucho que estoy sola” se queja la soñadora de Bailando, “pero ahora estoy abierta a conocer un hombre.” Laurita está abierta y si se hace justicia, va a quedar más abierta todavía porque la pendeja es una de las nenas más hot del país. “Algunos dicen que soy la más sexy de Bailando y la verdad que siempre que salgo al piso recibo halagos” dice con modestia, “está bueno, siempre es lindo que te tiren flores.” Y wascazos en la cara también, porque Laurita tiene aguante. “Soy una chica de barrio” reconoce la bailarina de Tinelli, “no soy para nada enroscada, si me gusta alguien no ando con vueltas.”

Laurita Fernández, bailarina de Tinelli

Laurita pone la cola y espera que alguien le entre. “Estoy sola” dice la rubia, “pero quiero conocer a alguien.”

Con ese lomo y lo que calienta en cada stripdance, uno pensaría que Laurita Fernández no tendría problemas en encontrar alguien para que le rellene el pavito ahora que se vienen las fiestas, pero la soñadora de Bailando por un Sueño dice que en vez de ayudar, el programa le arruinó el gárching. “Desde que entré al Bailando ya no conseguí pareja” se queja la rubia, que inclusive llegó reforzó su delantera para ver si ganaba más partidos. “Siempre me quise hacer las lolas, y finalmente me operé hace dos años, laurita fernandez, soñadora hot de bailandotenía 19″ dice de las deliciosas bochas que luce con Tinelli, “ero ojo que que las pagué con el dinero que obtuve con mi trabajo.” Y el trabajo de Laurita es difícil, sobre todo cuando le ponen un tronco como Cristian U., aunque parece que el verdadero tronco se lo puso Matías Alé en el Bailando de hace un par de años. “Si estuve o no con Matías, es asunto mío” se ataja Laurita, “ya tengo 21 años, estoy soltera y puedo hacer lo que quiera.” Y esa es la buena noticia, la nena ya es mayor de edad y anda con ganas de que, para variar, al final de un stripdance no le hagan una entrevista sino el orto. “Hace bastante que estoy sola y este año me laurita fernandez de bailando por un sueñodieron ganas de conocer a alguien” explica Laurita recreando la clásica nena hot que no consigue pija, “ahora estoy abierta a conocer un hombre.” Y que la van dejar bien abierta no hay duda, pero la nena quiere que sea alguien que la tenga clara. “Me gustan mayores que yo, eso es lo primero” explica mientras las tetas impacientes tratan de zafar del ñocorpi, “que sean laurita fernandez, bailarina de tinellisencillos, no me van los que se hacen las estrellitas, y en lo físico que sean morochos y altos, por esa sensación de protección.” Igual Laurita sabe que después de mostrar ese orto en tevé, no hay protección que valga. “Al estar en Bailando sabés que estás expuesta a cualquier cosa, pero creo que me adapté bastante bien” dice la rubia, “a mí me sirve porque en el programa ya dejó de ser protagonista solamente el famoso, crecí mucho frente a las cámaras desde que entré a Ideas.” Y la idea es entrarle a fondo a ese temible ojete. “Me elogian mucho la cola, pero mi arma principal de seducción son las piernas y el pelo” dice Laurita, “pero lo mejor mío es que no soy nada enroscada, soy una chica de barrio y si me gustás no ando con vueltas.”

Laurita FernandezLaurita Fernandez hotLaurita Fernandez, bailarina de Cristian U.

Laurita Fernández, soñadora hot de Bailando

La posición es rebuscada, pero tiene un noble objetivo: Laurita quiere que le veas las tetas que se puso para que se la pongas. “Siempre me las quise hacer” dice la pendeja de sus tuneados zepelines, “y finalmente me operé a los 19, las pagué con el dinero que obtuve con mi trabajo.” Y ahora con 21 pirulos, Laurita dice que la inversión ya está ampliamente amortizada y rindiendo a fondo. “Desde que entré a Ideas crecí mucho delante de la cámara” explica Laurita, que no obstante prefiere mantener un perfil bajo y no caer en la tentación botinera. “No me atraen los futbolistas porque son de perfil alto y tenés que bancarte todo lo que se pueda decir de la relación” dice la rubia, “igual creo que me adapté bastante bien a la exposición y sé que para seguir creciendo tengo que soltarme delante de las cámaras.” Soltá las tetas y el papo Laurita, es lo que quiere la muchachada!

Laurita Fernández te espera en la cama

Laurita Fernández, bailarina de TinelliLaurita Fernández de Bailando por un Sueño

Bajate el video de Laurita Fernández
También disponible en 3gp para celular

Julieta Ponce entrega la cola en el vestuario

Julieta Ponce entrega el orto

Julieta Ponce se agarra el suculento ojete con las dos manos y te mira dando luz verde para que entres por colectora: puede que la pendeja no haya logrado estar en el Bailando, pero eso no le impide seguir Soñando con Garchar en lugares ratoneros como el vestuario del gimnasio, donde trabaja ese ojete que hoy muestra orgullosa. “Voy al gimnasio todos los días” dice agarrándose las cachas, “y me gusta hacer fotos sexy para mostrar los resultados.”

El papo de Julieta Ponce

Julieta no tiene problema en mostrar la ventanita del amor, fijate cómo se asoma el tajo!

La propuesta de Julieta Ponce es como para seguir Soñando con Garchar: fijate cómo se agarra los cachetes del orto con y te mira como para que tomes carrera y la ensartes contra el armario del vestuario. “En Soñando entregué todo lo que tenía” dice sin precisar si se refiere al baile o al gárching que hizo en el programa, “cuando algo me gusta voy con todo.” Y una de las cosas que descubrió en el reality es que le gusta pelar en fotos para calentar. “Hice mis primeras producciones hot en La Soñada y me encantó” recuerda Julieta, que Julieta Ponce en tetasdemostró en Playboy no tener problemas en pelar papo. “Todos me dicen que doy onda nena rebelde” dice la bailarina devenida playmate, “y superé un miedo interno para mostrar todo en las fotos.” Es que Julieta Ponce entiende que para seguir rumbo a la fama tiene que seguir practicando la putez que aprendió en el stripdance de Soñando por Garchar, y aprovecha su paso por el gym para calentarte en el vestuario. “Mi rutina en el gimnasio es fuerte, voy todos los días” dice mientras estira sobre el banco para mostrar el jugoso ojete que sacó con las sentadillas, “estoy una hora y media que incluye casi 600 abdominales por día.” La cifra parece una exageración, pero está muy cerca de los petes que vos le pedirías que te haga si pudieras tener esa carita deliciosa a tu disposición como la tuvo más Julieta Ponce en cuatrode uno dentro de La Soñada. “Me acusaron de haberme enfiestado con más de tres chicos pero no fue tan así” trata de explicar la nena, que a los cuatro días de haber entrado a la estancia ya estaba garchando en cámara. “Lo que pasa es que al estar aislados la frontera de la amistad se pone borrosa y una inocente cucharita en el sofá va subiendo” recuerda Ponce, “pero yo soy así, cuando tengo ganas voy y lo hago, soy de dar todo.”

Julieta PonceJulieta PonceJulieta Ponce

Julieta Ponce de culo

Julieta Ponce te espera con el orto en posición sobre el banco del vestuario, lista para una sesión de gárching como las que tuvo en Soñando por Bailar. “Me acusaron de estar con tres chicos medio enfiestada y borracha” dice la pendeja, “cuando tengo ganas de estar con alguien no doy vueltas, lo hago y listo.” La bailarina oriunda de Caballito se tuneó las gomas y las muestra orgullosa. “Siento que me da mejor proporción” dice Julieta, “en las fotos salen bien y me ayudan en mi carrera.” Y en las turcas también.

Julieta PonceJulieta Ponce se toca la conchaJulieta Ponce

Bajate el video de Julieta Ponce
También disponible en 3gp para celular

Pamela Paiva, nena golosa se come la torta

Pamela Paiva, chica Playboy

Pamela Paiva del canal PlayboyPamela Paiva muestra la combinación de carita petera y cola golosa que le permitió llegar al canal Playboy, donde hizo varios videos porno. “Soy una chica dulce” dice como para justificar las tortas que se come con otras playmates del canal, “no soy muy extrovertida, pero me gusta hacer fotos y videos sexy.” La estudiante de Turismo dice que su viaje a la putez comenzó por casualidad con unas fotos que le sacó la hermana, se postuló para Cola Reef y terminó en el canal Playboy con un montón de ofertas. “Siempre me ofrecen plata por sexo” reconoce la pendeja, “pero nunca son en persona, siempre es por correo o por teléfono.” La nena aceptó la propuesta de Playboy y torteó en cámara pensando en su ídola. “Sé que ratoneo a los hombres pero estoy enamorada de Evangelina Anderson” dice Pamelita, “me gustaría hacer una carrera como ella, pero sin Martín Demichelis, porque no soy botinera.”

El culo de Pamela Paiva

“A los hombres los seduce mi dulzura” dice Pam, “bueno, obvio que la cola también.”

La senda de la putez es larga y dura como las que gustan chupar aquellas que la transitan pero también misteriosa, tanto que a veces ellas mismas ni se dan cuenta que dieron el primer paso. “Yo empecé porque mi hermanita chiquita me sacó unas fotos con una cámara digital” recuerda Pamela, “quedaron bastante sexy así que las mandé a una agencia y enseguida me (la) pusieron en un desfile.” Y luego alguien sugirió que muestre ese pulposo ojete en el concurso Cola Reef. “A los hombres les pamela paiva en tetasseducen mis piernas y mi cola” dice Pamelita, “también tengo muchos elogios por mis ojos, pero entiendo que cuando me llaman es para mostrar la cola y por eso la entreno haciendo muchas sentadillas.” Y no sólo en el gimnasio, Pam también hace sentadillas de noche. “Para acabar me gusta ir arriba” confiesa la morocha y aclara que para cabalgarte el pingo vas a tener que mostrar más dientes que billetes. “siempre me ofrecen plata por sexo, pero para seducirme un hombre tiene que tener una sonrisa con dientes perfectos y ser re simpático” dice Pamelita, “propuestas indecentes me llegan muchas, pero casi nunca en la cara, siempre es por correo o teléfono y no les doy bola.” Pero cuando Playboy le ofreció plata para que haga un video porno, Pamelita Pamela Paiva se toca la conchaaceptó sin dudar. “Lo que más me gusta es hacer fotos y videos sexy, asi que siempre quise trabajar para Playboy” explica la morocha, que a pesar de considerarse tímida admite tener fantasías lésbicas. “Ratoneo a los hombres, pero estoy enamorada de Evangelina Anderson, me encanta como es” dice la chica Reef, “en la cama me gusta hacer masajes y así subir la intensidad de a poquito porque soy una mina dulce.” Pero cuando se tienta con alguna nena, la torta tiene poco de dulce: a Agustina Dazza la encaró látigo en mano y la sometió hasta que consiguió comerle la empanada en el sofá. “Recién estoy empezando en el sexo” dice mientras vos pensás cómo será cuando termine de aprender, “en la cama soy sexy pero delicada, hago de todo y entrego todo.” Y el video lo confirma!

Pamela Paiva en bolasLa cola de Pamela PaivaPamela Paiva se toca la teta

Pamela Paiva, nena Playboy abierta de gambas

Pamela PaivaGambas abiertas, tetas al aire y ganas de morder algo de carne no son signos de timidez, pero Pamela Paiva asegura que las apariencias engañan. “No soy nada extrovertida, una vez estaba filmando la presentación de un auto sobre Avenida Corrientes, cuando me vieron bailando sexy empezaron a llegar chicos y y pensé que me iban a llevar a la fuerza” recuerda la chica González Catán, “por suerte los productores me cuidaron y nadie me tocó, pero soy tímida.” Claro que la timidez no le impidió hacer algún que otro video porno, pero la nena dice que no es lo mismo. “Hay una gran diferencia entre tener sexo y hacer el amor” dice justificando la putez, “además creo que hago mejor el amor, porque me encanta hacer mimos, en la cama soy bien delicada.”

Pamela PaivaPamela Paiva, Orto ReefPamela Paiva, Cola Reef

Bajate el video completo de Pamela Paiva con Agustina Dazza
También disponible en 3gp para celular