Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Valeria Degenaro atada como una perra

Valeria Degenaro perra con correa

Las tetas de Valeria Degenaro en alta calidad HDValeria Degenaro posa en ropa de trabajo y te mira preguntando qué es lo que más te gusta de todo lo que tiene. “Para mí los ojos son lo mejor que tengo, pero es lo que menos me miran los hombres” dice en tren de demoler preconceptos, “todos me elogian la cola o las tetas, que las sé usar muy bien, las turcas que hago son famosas!” Y después de años de franeleo constante, Valeria tuvo que cambiar de gomas para poder seguir en carrera. “Me operé para cambiarme las prótesis porque después de 12 años ya estaban muy usadas” confiesa la morocha, “y ya que estaba me puse un poco menos porque las tetas ya cumplieron un ciclo, creo que ahora tengo un cuerpo más armónico.” Pero no esperes ver ese lomo en ningún programa conocido. “No me van a ver en programas como Bailando o en teatros importantes porque no acepto cásting sábana” explica Valeria, “rechacé propuestas de sexo por miles de dólares y a veces pienso que estuve con cada boludo perdiendo el tiempo cuando podría haber ganado mucha plata.”

Valeria Degenaro pone el orto

La escarapela de cuero revela indicios de contrabando, pero la ProctoCam no puede saber si los forros ingresados estaban llenos de carne o de merca.

No hace falta ser muy perspicaz para darte cuenta que Valeria Degenaro es flor de perra y no sólo por el collar que tiene en el cuello: con esa carita de petera viciosa, tetas turqueras, ojete portentoso y ojos color de dólar, la morocha no tuvo que pensar mucho cómo iba a ganarse la vida. “A los 16 años ya estaba bailando topless en el caño de un boliche” confiesa Vale, “pero no duré mucho porque hubo una denuncia de que era menor y me dijeron que si no me iba por mis propios medios me iba a sacar la policía en medio del strip dance.” Y lo que menos quería Vale era que la yuta se la llevara gratis del boliche habiendo tantos clientes que la querían sacar valeria degenaro en tetasgarpando. “Cuando me ven en la tarima se arma una especie de subasta para sacarme” confiesa Vale, “primero vienen a preguntaban si salgo por tanto, les decía que no y volvían al rato con una oferta más alta después de hacer una vaquita con los amigos y me decían ‘Ahh, viste que tenías un precio!” Y obvio que el precio es caro, pero Vale lo vale. “Si me voy a poner en bolas quiero ganar bien como para comprarme un depto, no puedo trabajar por nada” dice Valeria justificando los altos precios que cobraba en boliches top. “Yo trabajaba en Madaho’s de lunes a lunes en doblete con Cocodrilo” recuerda la morocha, “hacía dos shows y trabajaba muchísimo.” Pero a pesar de que se rompía el culo laburando de noche, el negocio no valeria degenaro de culocaminaba: entraban más pijas que guita. “Cuando vi que no estaba ganando bien acá me fui a trabajar a México” recuerda Vale, “allá hice copas sentándome con clientes, obvio que me ofrecían dinero por sexo y también salía para hacer bailes privados… he llegado a ganar mucho dinero.” Valeria facturaba fortunas, pero algunos creen que sus clientes no sólo metían pijas en ese ojete. “Valeria era culera, que es el nombre que le valeria degenarodan a las minas que llevan cocaína en el orto” denuncia Natacha Jaitt durísima, “porque el novio de Valeria era narcotraficante y lo sigue siendo, pagaba los Barón B. de todo el mundo para lavar y lavar, así que Valeria de Genaro, seguí gateando y cerrá el orto!” Pero Vale asegura que lo tiene bien cerradito. “No soy culera, no queda fino decirlo pero no tengo ningún problema en que me revisen” dice la morocha, “aparte ella no puede hablar, porque cuando hacíamos el programa con Nino Dolce, Natacha llegaba con una botella de whisky y dos bolsas de cocaína como de supermercado.” Buenas partuzas parece que armaba Nino, pero Valeria dice que no se prendía. “Soy celosa, por eso me parece que para hacer realidad la fantasía del trío tiene que ser con dos desconocidos” dice Vale como dando prioridad a clientes, “además imaginate si me gusta el otro chico, se rompe la relación.” Vale dice que cuando rompió la relación con Nino se sintió dolida, pero no tanto como cuando le rompieron el orto. “Probé sexo anal y me dolió muchísimo” confiesa Valeria, “pero igual cuando estoy con alguien vuelvo a entregar, porque a los hombres les encanta, no?”

Valeria Degenaro pone el orto

Valeria Degenaro en cuatro muestra el orto en HDValeria Degenaro no tiene problema en abrirse de cachas, pero niega haber usado su amplio ojete para transportar cocaína a México. “No soy culera” dice la morocha rechazando la acusación, “y mi novio no es narco, lo que pasa es que tiene una fábrica de cocinas en Bolivia.” Y como para no perder la costumbre, el pibe también le llena el horno de polvo blanco a Valeria. “Por la colectora lo hago pero no consigo disfrutarlo y por eso consulté con una sexóloga” dice la morocha, “pero la tipa me dijo que puede no gustarme porque el abanico sexual es amplio, pero igual como estoy enamorada lo hago igual.” Y como Vale tiene financista fijo, ya no necesita ir a cástings sábana. “

Valeria Degenaro atada y en tetas
Valeria DegenaroValeria DegenaroValeria Degenaro

*Video:valeria degenaro desnuda

Bajate el video hot de Valeria Degenaro
También disponible en 3gp para celular

Mariana Diarco pide manteca en el pavito

Mariana Diarco en tetas

Mariana Diarco pela tetas y te mira como poseída por el fuego de la putez eterna. “Lo que pasa es que estoy solita y con el calor del verano ando bastante desnudita” se justifica la petisa, “quiero encontrar un hombre de verdad, que no me haga sentir incómoda y me haga reír.” Y que la haga acabar enseñándole algún dibujo nuevo, algo que no va a ser fácil. “Muchos me ven chiquita y creen que no tengo mucha experiencia” explica Marianita, “estuve con muchos hombres y cumplo fantasías todo el tiempo por eso busco tipos que tengan de 30 para arriba porque todavía me faltan cosas por descubrir.” No, la cola ya se la hicieron. Pete? Fijate como agarra el micrófono. Papo? “Debuté a los 12 años en Estados Unidos” dice la petisa, “es una cultura muy diferente y aprendí muchas cosas.” Y por suerte todas malas!

La concha de Mariana Diarco

“Me gusta tocarme” confiesa Marianita, “llego muy feliz por mi cuenta.” Y la tuya también!

Boca entreabierta en gesto petero, tetas al aire y la mano que baja como indicando lo que quiere que hagas con la tuya: Mariana Diarco te prende fuego las dos cabezas y espera que le des su merecido. “Mirá, yo soy el tipo de mujer que cuando está interesada en un tipo avanza un cincuenta por ciento” explica lo que en tu cabeza fernetosa suena a ‘si querés coger conmigo necesito que me adelantes el 50%’ pero por suerte la rubia no puede leer tu mente (y no hace falta tampoco, la carpita en tus lienzos es bien visible) y sigue hablando. “O sea, si me mariana diarco en tetasgustás te lo hago saber pero ahí me quedo” dice advirtiendo a los lentejas de siempre que si bien es tremenda trola tampoco esperen que se meta la pija ella sola, “no te voy a encarar ni me voy a regalar, aunque sí voy a hacer todo para que te des cuenta que tenemos onda.” Y prestá atención porque las señales que envía Diarco pueden ser sutiles y difíciles de interpretar: por ejemplo, si ves que se pone el micrófono entre las tetas y saca la lengua como para chuparlo no es que quiera hacer karaoke, más bien quiere chuparla mientras le hacés una turca. Otra: si ves que se baja la chabomba y te pregunta si te gusta lo que ves, no te está pidiendo tu opinión sobre el tatuaje tribal que tiene en el costado sino que le bajes una mano como ella misma hace. “Obvio que me toco mariana diarco la chupachicos, siempre está esa cosa de mina que quiere ocultarlo, pero con este cuerpito que tengo si no me toco yo quién me va a tocar?” pregunta puchereando como para que los lentejas levanten la mano como si estuvieran en clase y griten ‘Yo, yo te toco todo lo que quieras!’ mientras la profesora sigue con la lección. “Solita llego a ser muy feliz conmigo misma, me encanta tocarme” dice Marianita como para que imagines la escena y terminar de volarte la peluca, “pero a los chicos también los toco, me gusta arrancar con masajes y un buen aceite porque me gusta que mariana diarco terrible ortoaumentemos el deseo con el tiempo.” Pero igual tranquilo que si le querés entrar de una no te vas a quedar con las ganas, la nena es una profesional. “Me gusta cuando un hombre espera un poquito como para acumular ganas pero no tengo ningún problema en tener sexo en la primera noche” dice Diarco, “pero si nos gustamos, tenemos piel y estamos ya entrados en calor dale para adelante! Tuve sexo salvaje en una noche, pero a mí en particular me gusta esperar un poquito, empezar con una buena cena.” Y si no podés esperar a comerte esa colita, afanate del restaurant un par de mantequitas SanCor. “Con la cola no tengo problemas si usan buena lubricación” recomienda Marianita, aunque igual también le cabe el estilo callate y seguí chupando, “me gusta que me ataquen por atrás, me muerdan el cuello y me den chirlos en la cola porque para mí en la cama vale todo.”

Mariana Diarco de fiestaMariana Diarco en tetasMariana Diarco

Mariana Diarco

Sea un salvaje en la playa o a fuego lento en el sofá, Marianita Diarco dice que acepta todo tipo de hombres y tarjetas de crédito. “No tengo un prototipo de hombre, no me gustan los carilindos y no importa si tenés panza” explica Diarco, porque en su trabajo lo que importa no es el tamaño de la pija sino de la billetera. “Siempre digo que mi cuerpo es mi empresa y mi cola un parque industrial” confiesa la petisa, que garantiza satisfacción cualquiera sea el talle. “Puede ser un maní o una tremenda cosa, pero para mí el tamaño nunca es un problema” explica la petisa petera, “lo importante es que vos te sientas cómodo, dejarte llevar por la situación y ahí definimos qué cosas podemos hacer. Yo nunca le hago asco a una propuesta, conmigo vale todo.”

Mariana Diarco

Bajate el video de Mariana Diarco
También disponible en 3gp para celular

Noelia Ríos, la virgen de Gran Hermano

Noelia Rios

Noelia Ríos mira con cara de petera y se estira la tanga como ofreciendo el orto, dos actitudes que en la definición de la Gran Hermano no son incompatibles con su alegada virginidad. “Hasta ahora no tuve sexo vaginal” dice la misionera como advirtiendo a los interesados en inaugurar la autopista que el peaje va a costar un billetón, “tuve muchas propuestas para entregar por plata porque acá en Buenos Aires famosos, políticos y futbolistas compran a las chicas como jeques árabes, pero yo me intimido mucho con los hombres y me cierro antes de que pase.” Puede que la autopista no esté inaugurada, pero por suerte la misionera fiel al estilo agreste de su provincia, tiene abierto el camino de barro. “Todos me piden la cola, me gusta que me den en cuatro” reconoce Noelia, “por la calle me elogian la cola y ahora que me regalaron las lolas también me piropean la delanera.”

Noelia Rios se come la banana

Noelia Ríos dice que es virgen, pero de un agujero solo. “Mi especialidad es el sexo oral” dice comiéndose la banana, “quiero que haya final feliz.”

La misionera puso el orto de carnada, salió a pescar con la historia de la chica virgen de la selva y los productores del alicaído Gran Hermano se tragaron hasta el anzuelo: si alguien desvirgara a Noelia en cámara, el rating del programa subiría al compás de la pijas. “Me ofrecieron entrar en la casa para ver si tenía sexo y aumentaba el rating del programa” dice Noelia, “pero yo soy virgen y no creo que pueda debutar dentro de la casa de Gran Hermano frente a miles de personas.” Y si te creíste esa, Noelia tiene para venderte un lindo buzón… entre las piernas. “Cuando vine de Misiones me di cuenta que en Buenos Aires compran noelia rios, la virgen de gran hermanoa las chicas como si fueran jeques árabes” recuerda la misionera, “yo vine con la idea de conseguir un novio porque en la selva estaba sola y sin vecinos, pero me empezaron a ofrecer plata.” Y pobrecita cómo va a rechazar las donaciones si ella quiere ayudar a su familia. “Quiero construirle una casa a mis papás que se quedaron en la selva misionera entre urracas y yaguaretés” se justifica Noelia, que asegura todavía no entregó el papo. “Nunca tuve sexo vaginal” dice la misionera reconociendo que los otros agujeros no tuvieron la misma suerte. “El sexo oral es mi especialidad y me gusta que tengas un final feliz” dice petera, “y la cola es lo que más me piden, me encanta que me den en cuatro.” Para Noelia no es raro que haya abierto el tránsito a los caminos alternativos noelia riospero no la autopista principal. “Todos buscan hacerme la cola y además hasta ahora nadie me excitó tanto como para tener sexo vaginal”, confiesa la misionera, que dice los hombres no la excitan tanto como lo que ve en el espejo. “Nada me excita más que mi propio cuerpo” dice la chica de Gran Hermano con putez teñida de narcisismo, “cuando me toco pienso en mí misma o en tener sexo con otra chica. Por eso entré a Gran Hermano, para definir mi orientación sexual.” Y Soledad Cescato le da una mano tocándole las tetas, sale partuza!

Noelia Rios, la misionera de Gran HermanoNoelia Rios y Soledad CescatoNoelia Rios

Noelia Rios

Noelia Ríos muestra las tetas en la cancha y asegura que desde que entró a Gran Hermano futbolistas y famosos le hacen ofertas como si el propósito del programa fuera subastar su virginidad al mejor postor. “Me ofrecieron mucha plata para que entregue porque se ve que uno le comenta al otro y suben la oferta” explica Noelia, “llamaron muchos conocidos, políticos, actores y jugadores de fútbol, pero yo nunca tuve sexo vaginal y no creo que se me de en Gran Hermano, no podría debutar frente a miles de expectadores.”

Noelia RiosNoelia RiosNoelia Rios, la virgen de Gran Hermano

Bajate el video de Noelia Ríos
También disponible en 3gp para celular