Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Tamara Alves, brasileña enferma del sexo

Tamara Alves pela tetas

Como buena domadora de pingos, Tamara Alves no tuvo miedo de pelar tetas y posar con un caballo que le respiraba en la nuca. “No se me ocurrió hacerlo con el caballo, pero igual en la cama estoy acostumbrada a tomar las riendas” dice la brazuca, que al ver el trozo del animal se puso quenchi. “Te confieso que cuando veía el caballo de la producción me dieron ganas de tirarme a hacer el amor en un descampado, estaba como caliente.” Para Tamara, que su carne brasileña haya logrado tanta penetración en el mercado argentino no es un misterio. “Las brasileñas somos fogosas, si nos gusta alguien vamos al frente sin vueltas” explica la ex chica Chiribín, “no sé si las argentinas son histéricas, pero yo las veo más reservadas.” Es que la ventaja competitiva de la brazuca es el “tudo bem” como política en la cama, todo está permitido. “No tengo problema en que me acaben en la boca o en la cara, por la cola soy nuevita, pero lo disfruto” dice la morocha como leyendo la lista de precios, “lo que quieras hacer, lo hacemos, porque a mí lo que más me calienta es verte caliente. Soy una enferma del sexo.”

Tamara Alves pone el orto

Tamara asegura que la cola la entregó hace muy poco y en Argentina. “Aprendí a relajarme y disfrutarlo” dice la brazuka.

Son dos bestias de diferente raza pero una misma función: servir al hombre. Y si no sabés cuál de las dos montar primero, empezá por la que parece más fácil. “Obvio que soy una yegua” admite Tamara Alves, “pero no lo digo por lo linda sino porque estoy segura de que soy muy buena en la cama, me encanta que me cabalguen bien a lo salvaje con palmadas y zamarreadas.” Tamara sabe que para competir en el mercado local no puede hacerlo con su belleza sino con la avidez de Tamara Alvessexo que caracteriza a las garotas como ella. “Soy bien brasilera, para el sexo no tengo dramas de ningún tipo” dice la morocha, “soy cero histérica, conmigo nunca te vas a quedar con las ganas, lo que quieras hacer, lo hacemos.” ¿Cansado de tener que “avisar” en pleno pete porque la nena no quiere comer el postre? Para la brazuca, los lácteos argentinos son a pedir de boca. “Soy muy pero muy buena en el sexo oral” dice la morocha con una cara de viciosa que es como para creerle, “además voy hasta el final y no tengo problema en que me acaben en la boca.” Querés festejar la victoria contra Brasil pintándole la cara? Tudo bem. “Me gusta que me acaben en la cara también” dice la brazuka, “disfruto mucho cuando veo que me tamara alves toplessacaban en el cuerpo.” Y sino fijate en el video cómo se pone crema en el cuerpo a modo de acabada, es una auténtica viciosa. “Soy una enfermita del sexo, me encantan las guarradas es lo que mejor hago” dice la morocha, “el sexo me gusta tanto que hago todo lo necesario para que el hombre quede satisfecho, que no le falte nada de nada.” Y como con la selección de su país, Tamara se venía salvando hasta que este año le hicieron bien el orto. “Soy nuevita con la cola” dice Tamara como sorprendida por haber mantenido el invicto tanto tiempo, “empecé hace poco pero aprendí a disfrutarlo relajándome y llevándolo despacito.” Y si querés peinarle la cola a esta yeguita, llevátela despacito a los yuyos. “Me fascina cumplir fantasías al aire libre” dice Tamara entusiasmada, “te confieso que cuando veía al tamara alves pone la colacaballo de la producción me calenté, me dieron ganas de hacer el amor en un descampado.” Pero tranquilo que para darle a la brazuca no tenés que tenerla como un caballo. “Para mí el tamaño no es todo” dice con autoridad, “un hombre tiene que saber lo que hace, saber cómo tocarme, es un conjunto que hace la calentura.” Y cuando la yegua se calienta, es ella la que monta al jinete. “Todos me ven con la nenita maniobrable, pero soy mandona y llevo las riendas cuando lo hacemos” dice la morocha, “Te digo lo que tenés que hacer, dónde ir, cómo hacerlo y por cuánto tiempo… me gusta que el hombre sea mi esclavo en la cama, soy buena domadora y me gusta sentarme arriba del pingo, no sólo para dominar sino por la sensación.”

Tamara AlvesTamara Alves

Tamara Alves

Como experimentada jocketta de pingos, Tamara Alves está acostumbrada a perder por una cabeza (dos o más si hay partuza), pero dice que hasta hace poco nunca le habían roto el orto en una carrera, y eso que fue novia de Assman. “Con la cola soy nuevita” dice para sorpresa de los que pensaban que ese rosquete tenía más carreras que Leguisamo, “pero ya aprendí a disfrutarlo relajándome.” y tan relajada es la morocha, que no tuvo problemas en entregar el rosquete en un cine. “Cumplí la fantasía de hacerlo en un cine lleno de gente” dice la pícara morocha, que disfrutó protagonizando su propia película. “Nos escondimos en la última fila para que no nos vean los demás.” Pero por suerte, vos sí podés ver el video de Tamara Alves en concha abajo.

Tamara AlvesTamara AlvesTamara Alves

*Video:monica farro desnuda

Bajate el video de Tamara Alves desnuda

Claudia Ciardone pela tetas, acepta tarjeta

Claudia Ciardone en tetas

Claudia Ciardone en tetasClaudia Ciardone posa con el cetro entre las tetas como símbolo del tratamiento real que Ricardo Fort le prodiga como su nueva “novia”. “Siempre quise sentirme como una reina, pero no todos los hombres pudieron lograrlo” dice la rubia de los pezones como rodajitas de provoleta, “Ricardo consiguió hacerme sentir como una mujer especial y esto se me nota en la cara y las fotos como reina.” La rubia habla maravillas de su rey chocolatero, pero todo tiene un precio. “Ricardo me regaló una tarjeta de crédito sin límite para que compre todo lo que quiera” confiesa Claudita, que no lo ve mal porque “los hombres siempre se calientan más con una mina que les cobra.” Puede que el servicio sea caro, pero es el mejor y viene con garantía de satisfacción. “Soy una mina muy segura de mí misma y sé que conmigo vas a gozar como nunca” dice con orgullo profesional, “por eso también pido que no me escatimes el placer a mí.” Y si la rubia no acaba como corresponde, el rey chocolatero podría ser cornudo. “Si el rey no da lo que debe, la reina le va a ser infiel” explica Ciardone, “en el sexo hay una regla que dice que lo que no tenés en casa hay que salir a buscarlo afuera… lo ideal sería que el rey en vez de andar conquistando por ahí se quede en el palacio dándole a la reina.”

Claudia Ciardone dedo en concha

La tela no logró impedir que Claudia Ciardone se colara un dedo en la concha. “Me gusta tocarme” dice la rubia, “disfruto bien momentos de soledad.”

No hace falta ser experto en lenguaje no verbal para saber qué quiere Claudia Ciardone de vos: el cetro entre las tetas revela que si le hacés una turca te va a tratar como un rey, y viendo ese gestito de Dr. Evil con el dedo en la boca, Claudita está dispuesta a coronar la turca con un terrible pete. “El sexo oral me encanta” dice la rubia con cara de viciosa, “en la previa es fundamental, pero obviamente también puede servir para el final.” Pero no todos los símbolos son Claudia Ciardone pela tetasfavorables: el cetro revestido de oro indica que el dueño de la pija tiene que estar forrado en guita, justamente como Ricardo Fort. “Hace un mes que estamos y es increíble, apenas dormimos cinco horas por día como mucho” dice la “novia” del chocolatero, “es muy demandante Ricardo y es difícil seguirle el ritmo porque es todo pila pila.” Pero Ciardone asegura que no fue el dinero que la atrajo a Fort. “A mí de un hombre me atraen la personalidad y la actitud, después si es empresario o quiosquero me da lo mismo” dice la rubia mintiendo descaradamente, “yo lo conocía ya desde la época de Gran Hermano y siempre me pareció atractivo y ahora me conquistó claudia ciardone pone el ortoluego una cena en su casa, es súper cariñoso y bueno, se dió.” Pero lo que le dió el chocolatero es mucho más que una cena o buena onda. “No me hizo muchos regalos, apenas un vestido y un par de zapatos” trata de minimizar Claudita, “pero también me regaló una tarjeta, la Black sin límite para que gaste todo lo que quiera.” Chan! Ahora entendés porqué la rubia, que siempre se quejó de que “hay mucho gay y pocos hombres de verdad” ahora dice que el chocolatero no es trolo como lo pintan. “No está todo el tiempo mirándose al espejo, es un tipo que se cuida y a mí eso me encanta” dice Claudita y agrega para ganarse la Black que “Ricardo claudia ciardonees muy bueno en el sexo, de otra manera no podría estar conmigo. Además me da toda la libertad para que haga lo que quiera.” Y de repente tus perspectivas mejoran: si te ganás a Ciardone no solamente accedés a esos timbres impresionantes, esa boquita petera y su abultado papo, sino también a financiar las salidas con un “paga Fort”, porque estar con Ciardone sale caro. “Yo sé que los hombres se calientan más con una mina que les cobra que con la mujer que tienen al lado” dice la rubia como justificando la tarifa, “por eso a mí me gusta ser una reina en la vida pero que me traten como una puta en la cama, por eso nunca tuve quejas, jamás.”

claudia ciardoneclaudia ciardoneclaudia ciardone

claudia ciardone se mete un dedo en la concha

A Claudia Ciardone le encanta meterse dedos en la concha, y más si vos la estás mirando. “La verdad tengo pasión por colarme unos dedos con la bombachita puesta” dice la rubia mientras hace lo propio y tu lengua empieza a envidiar la tela dorada, “pero también me vuelve loca que me toquen, eso me vuela la cabeza y hago cualquier cosa que me pidas excepto tragar. No sé qué gusto tiene el semen porque cada vez que lo intento me dan arcadas.” Y a pesar de la pose tipo rana en la foto de abajo, Claudita asegura que nunca entregó la cola. “Ese es un tesorito que tengo bien guardado, muchos estuvieron a punto pero nadie ha gozado de él todavía” dice con orgullo, “llevo poco tiempo de relación con Ricardo, así que vamos a ver qué sucede.”

claudia ciardone

claudia ciardoneclaudia ciardoneclaudia ciardone

Bajate el video de Claudia Ciardone

Erika Mitdank desnuda en Playboy

Erika Mitdank desnuda en Playboy

Erika Mitdank se desnuda para Playboy y no se guarda nada. “Me gusta hacer fotos desnuda, filmarme teniendo sexo, tocarme y que me miren” dice la ex de Fort, “la verdad que me gusta calentar y para lograrlo juego con todo.” Y no miente, se jugó con todo a pelar la cotorra y sin pudor ni excusa alguna. “En la cama soy muy calentona, viste que las mujeres son de poner excusas cuando no quieren” explica Erika, “y además dicen que las lindas son vagas en el sexo pero yo no, en la cama arranco con sexo oral porque no soy egoísta.”

Erika Mitdank muestra la concha

Con esta deliciosa almeja lista para llenarla de salsa blanca, Erika Mitdank ingresa al club de las que se animaron a pelar.

Así nomás, como lo soñaste, como querías, Erika Mitdank peló concha en Playboy. Y cómo se la comerías, como corresponde, arrancando con un terrible beso de lengua en esos labios mudos y paletear hasta que el mundo deje de girar y su jugo sea tu saliva. Y quizás no sea una casualidad que “meat-dank” quiera decir “carne empapada” en inglés, pero la idea flasheó por tu cabeza mientras le enterrabas el cuchillo de carne traicionando su confianza, ensañándote más con cada uno de sus gritos Erika Mitdank en concha Playboyporque la hija de puta te provocó como nadie antes. “Me gusta mucho calentar a los hombres, uso todo lo que sé, arranco dando sexo oral” dice Erika con esa boquita detonadora de petardos de leche, “y después me toco para vos, te erotizo con los movimientos de mi cuerpo, provoco con la mirada y palabras al oído.” Y los susurros de este gato de mil vidas que no muere a pesar de las constantes puñaladas hacen que explotes en un géiser de leche como Menthos en Coca Diet. “Soy muy calentona, quiero sexo todo el tiempo” dice Erika, “y como no soy de tocarme sola porque me gusta más estar con alguien, muchas veces doy yo el primer paso, empiezo con el oral porque me calienta mucho verte excitado.”

Erika Mitdank en tetas PlayboyErika Mitdank en bolas PlayboyErika Mitdank desnuda en Playboy

Erika Mitdank pela concha en Playboy

La lánguida mirada y la cotorra asomada entre los caireles indican que Erika Mitdank anda con ganas de un buen paleteo, pero apurate sino querés que una mina te gane de mano. “Me gustaría que una chica me haga sexo oral, ya me pasó de estar con minas que me recalentaron pero cuando me vinieron a buscar me re cagué” confiesa Erika con sinceridad propia de su putez, “pero igual sirve porque me gusta coquetear con una mina para que un chico nos mire, me gustaría estar en la cama con un chico y una chica.” Desde que dejó a Fort, la nena está muy fiestera, aunque dice que todavía no entregó el espeluznante orto que como un auténtico gato con botas pela en la foto de abajo a la izquierda. “En el sexo juego con todo, menos el sexo anal” dice al reflexionar sobre su putez, “no lo hice porque creo que no me va a gustar aunque no sé, todavía no probé.”

Erika Mitdank desnuda en PlayboyErika Mitdank desnudaErika Mitdank en bolas Playboy Erika Mitdank en PlayboyFoto de Erika Mitdank desnuda en PlayboyErika Mitdank desnuda Erika Mitdank en bolasErika Mitdank desnuda en Playboy

Bajate el video de Erica Mitdank