Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Alejandra Maglietti, adicta al cibersexo

Alejandra Maglietti

Alejandra Maglietti dice que su cuerpo comparte las altas temperaturas de su Formosa natal y que a medida que pasa el tiempo le cuesta menos abrirse de gambas. “Antes cuando era más chica me hacía la muy difícil, pero ahora que ya tengo más experiencia y conozco un poco más de la vida encaro todo más fácil.” Por eso cuando la pija está lejos no duda en recurrir al cibersexo. “La tecnología es mi aliada en el sexo” dice la Electro Star, “me desnudo para la cámara web y hago un mini show privado eligiendo las mejores posiciones y la mejor luz, la verdad el cibersexo está muy bueno, pero es mejor tenerte al lado.” Ponésela de costado!

Alejandra Maglietti

Alejandra Maglietti admite que le gusta tomar el milkshake en pajita. “Lo que otras hacen con asquito, yo hago con placer.”

La excusa de Alejandra Maglietti para quedarse en bombacha y abrir las piernas es la necesidad de ventilar esa concha hot en medio de las altas temperaturas de su provincia natal. “Es que en Formosa hace muuucho calor” dice mientras te pone la cola y te mira sincerando sus motivos, “la verdad es que empezás a transpirar especialmente en verano que es la mejor época para el sexo, la temperatura te vas poniendo cachonda.” Y vos también, porque el sudor en ese pavito indica que está a punto como para que lo trinques con la cuchilla de carne en algún lugar que como vos no conocés la provincia de la rubia, va a tener que ser el auto. “No, sexo en el auto no se puede, en Formosa se pone como un sauna!” advierte Alejandra y aclara que Alejandra Maglietti“alguna vez lo hice por supuesto, pero después tuvimos que esperar como una hora que se desempañen los vidrios como para poder ver algo y manejar.” Una hora dentro del auto empañado con Alejandra Maglietti en bolas? Joya! Es tiempo suficiente para que conozcas los otros labios de la rubia. “En el campo de batalla todo empieza con un beso que luego se multiplica por todos lados, y voy aplicando lo que aprendí con otros chicos”, dice la formoseña orgullosa de hacer bien los deberes y ser alumna de maestros peteros. “Para mejorar escucho los consejos de mis amigos gays, que tienen la confianza suficiente como para contarme cosas que un compañero de cama o alejandra magliettiinclusive amigas no se animarían a decirme” explica la rubia, “no puedo ser muy explícita, pero me dicen o ‘Tené cuidado de no raspar” o ‘Nena, no muerdas!’ Divina putez la de Maglietti, especialmente porque busca perfeccionarse no para complacerte a vos, sino para alimentar su vicio petero. “Es mi mayor debilidad” confiesa la Electro Star, “lo que algunas alejandra magliettichicas hacen por obligación y un poco de asquito, yo lo hago con un placer inmenso… me encanta y lo disfruto.” Y qué boquita tiene la guacha, es como si le hubieran transplantado un papo en el medio de la cara, llenásela de carne en barra que se la come toda! “Comehombres no soy, me gusta cuando tengo sexo llevar un poco la iniciativa pero sin que eso signifique dominar la situación” dice como si tuviera que disculparse por usar la boca como pan de panchos para tu salchicha, “me encanta ir para adelante y a veces avanzo yo, pero eso es cuando ya estamos a 10 minutos de un revolcón, al principio cuando no te conozco quiero que me avances vos.”

Alejandra Maglietti

La formoseña Alejandra Maglietti reconoce que cada tanto le vienen ganas de comerse una rica empanada de carne. “Cuando veo fotos o videos eróticos con esas chicas divinas todas depiladitas me dan ganas y me suena como una alarmita” explica la rubia mientras se agarra de la baranda como si se le aflojaran las piernas, “pero creo que va a quedar en el terreno de la fantasía.” Y la tentanción de comerse una jugosa empanada puede haber comenzado cuando veía a sus compañeras de hockey desnudarse en el vestuario. “Jugué siete años al hockey y me ayudó a sacar lomo, aunque antes tenía menos lolas” recuerda la rubia que hoy usa el equipo de hockey como fetiche sexual. “El uniforme de hockey lo tengo guardado por supuesto, tengo la pollerita, las tobilleras, los botines y el palo.” Vos también tenés el palo, anotale un tanto en ese terrible ojete que es un colador. “Jugaba como defensora porque era malísima, nos llenaban de goles.”

Alejandra Maglietti

“Cuando las hormonas están en rojo y no hay alternativa, recomiendo el cibersexo” dice Maglietti, reina de la webcam.

Yavanzala a cualquier hora que Alejandra Maglietti está siempre hot. “Soy de noches muy calientes pero siempre se puede más” explica la ninfómana norteña, “y en realidad conmigo no se puede hablar sólo de noches calientes sino también de días calientes, que defino como cuatro o cinco encuentros sexuales en un lapso de 12 horas.” La rubia dice que ese prolongado horario de atención al público resulta por tener relaciones de larga distancia “porque cada vez que nos veíamos nos teníamos que poner furiosamente al día” y cuando no puede en persona la picarona se entrega por webcam. “El cibersexo se lo recomiendo a todas alejandra magliettilas chicas cuando estás con las hormonas en rojo y no tenés otra alternativa!” dice entusiasmada, porque la rubia es un bomboncito que de caliente se puede derretir en cualquier momento sin previo aviso. “No tengo un horario fijo para el cibersexo, a veces estoy hablando con mi novio y me dice “Dale Ale, conectá la camarita” y ahí voy y me conecto” confiesa como auténtica Electro Star, “inclusive me ha pasado que mi prima abra la puerta de golpe y me corte todo el clima, ajaj!.” Como experta en cibersexo, Alejandra Maglietti no recomienda poner un horario fijo. “No conviene planificar los momentos de sexo porque el margen de que salga bien no es muy grande” explica la rubia, “lo imprevisto es siempre más fososo, a veces cuando estoy súper acelerada estudiando para un final me encanta llamar a mi novio y decirle “Venite ya para acá que ardo!”

alejandra magliettialejandra maglietti

Bajate el video de Alejandra Maglietti

Claudia Ciardone se toca la concha

Claudia Ciardone en tetas

Claudia Ciardone se toca la concha porque dice que no le queda otra. “Me gusta tocarme en bolas o con bombachita cuando ya no puedo más” dice la rubia, que dice últimamente le cuesta encontrar carne para rellenar la empanada. “Es tan difícil! te juro que estoy buscando y no encuentro, es como que no hay hombres o hay muy pocos”, se queja la rubia y revela el secreto para encararla. “Cuando voy a bailar le doy bola al que más me divierta… bueh, ahora seguro van a venir todos con chistes!” Lo que no es chiste son las ganas que tiene de reemplazar a Luciana Salazar como la rubia más hot de Argentina rompiéndose el culo para lograrlo. “Estoy dispuesta a todo, pero por favor chicos, no me desilusionen!” implora la ex Gran Hermano, “ me gusta probar posiciones nuevas —arriba, de frente, de espaldas o como caiga— total siempre termino dominada”.

Claudia Ciardone

Claudia Ciardone confiesa que es petera pero escupe. “El sexo oral me encanta, pero no puedo tragar el semen, me da arcadas”

Claudia Ciardone quiere destronar a Luciana Salazar como la nueva Barbie argentina y está dispuesta a romperse el culo para lograrlo. “Luciana me parece que está por dejar la posta” dice Claudia y desafiante agrega que le “fascina que me comparen con ella y me encanta Luciana, pero olvidate, yo soy la nueva Barbie argentina!”. Para levantar el perfil y superar a Luli Love en las preferencias masculinas, muchos le recomendaron hacer circular un video porno casero, pero Ciardone dice que los que hizo los borró. “Hice videos Claudia Ciardonecaseros” confiesa Claudia Ciardone, “pero se miran y se borran”. Así que ahora la rubia tendría que hacer un video porno nuevo, pero dice que a la hora de hacer el casting los chicos se van al mazo. “Me está pasando que lo hombres me tienen miedo” dice la rubia mientras pela los patys en la pileta como para ver si alguien se le anima, “no sé qué les pasa por la cabeza, pero advierto que me tienen miedo.” Quizás los postulantes tienen miedo de quemarse con un bajo rendimiento justo cuando la expectativa es tan alta, o que Ciardone va a exigir con su fama que le den el polvo de su vida. “No, para nada” dice la rubia, “no siento la necesidad de tirarte en la cara que soy conocida y que por eso tenésclaudia ciardone en la pileta que rendir. Es más, si me dicen ‘Claudia, es la primera vez que me pasa’ me lo banco.” Ciardone sabe que para rellenarle esa terrible empanada que tiene se necesita mucha carne y por eso está dispuesta a traer refuerzos y comerse la partuza. “Estar con dos hombres a la vez es una fantasía que tengo” confiesa la ex Gran Hermano, “es algo que tendría que hacer cuando no tenga pareja estable.” Entre las fantasías cumplidas de la rubia está la famosa piragua, que es lo mismo que claudia ciardone desnudael teto pero en el agua. “Con esa no me quedé con las ganas, cumplí la fantasía de tener sexo en la pileta” reconoce Ciardone, “la hice planificada empezando con una cena romántica en el jardín, ropa livianita, pileta climatizada y muchas velas.” Sí, velas de cera y de carne clavadas en el ojete como si fuera un candelabro iluminando la noche. “En la pileta difruté mucho con el campeonato de clavados, pero igual fue una noche muy romántica” recuerda la rubia, “a mí en general me gusta más fuera del agua, pero la sensación de estar en un medio diferente es tentadora, como para probar un par de veces.” Probate esta Claudita!

claudia ciardoneclaudia ciardoneclaudia ciardone

claudia ciardone muestra la cola

Claudia Ciardone espera desnuda en la pileta que alguien venga y le rompa la racha solitaria que tiene. “Nadie me come, estoy solísima y parece que los hombres me tienen miedo y eso que casi siempre acepto lo que me piden” dice la rubia perpleja, “estoy buscando y no me importa si es famoso, futbolista o con buena billetera, mientras tenga personalidad empresario o quiosquero me da lo mismo.” Lo que le importa a la rubia es que “tenga actitud” y sepa manosearla. “Me gusta que den en el blanco cuando me tocan” reconoce Claudita, “porque me caliento de una manera que me vuela la cabeza y no lo puedo sostener, es muy fuerte.”

claudia ciardoneclaudia ciardone claudia ciardoneclaudia ciardone y su gru-pete de amigas

Bajate el video de Claudia Ciardone en tetas

Andrea Rincon, la perversa se la polimorfa

Andrea Rincon

Andrea RinconAndrea Rincón pela tetas y fumando recuerda su encuentro con Bill Clinton. “Hice un show fue a pedido de él y a partir de ahí empezaron las comparaciones” dice la morocha, “me decían la Lewinsky argentina la concha de su madre, pero yo tengo mejor lomito!”. La pechocha argentina impactó al ex presidente de EE.UU. y eso que no tuvo la oportunidad de fumarle el habano de carne. “No hubo sow privado” dice la morocha, “el baile del que hablan todos fue con otras 20 personas más.” Y por eso mismo Bill se quedó caliente. “Lo primero que preguntó es si me podía llevar” dice como lamentando no haber ido, “es que Clinton toca el saxo así que debe saber mover muy bien la lengua.” No tanto como vos, Andreíta!

Andrea Rincon

Andrea Rincón se cuida la piel con leche de mípalo. “Me encanta que me encremen la cara el cuerpo” dice la viciosa.

La putez es un lenguaje universal que no conoce barreras de clase, como pudo comprobar Andrea Rincón cuando Bill Clinton le vió la cara de fumadora de habanos de carne y se le vino al humo. “Cuando Clinton me vió, lo primero que preguntó fue si me podía llevar” dice la murguera al recordar su asombro por el avance del ex presidente de EE.UU. “Fue muy loco bailar para Clinton, el show lo hice a pedido de él” sigue contando la morocha, “el show la verdad que lo hice con bastantes nervios, pero le gustó porque quedó medio boquiabierto.” Y esto a Andrea RinconAndrea le sorprendió porque normalmente es ella la que queda con la boca abierta llena de carne en barra, pero como experimentada profesional en seguida decodificó el mensaje presidencial. “Clinton toca el saxo, así que debe saber usar la lengua muy bien” razona la tetona en obvia analogía paletera, “y yo tomo muy bien el helado!”. Andrea Rincón toma muy bien el helado, pero de golosa nomás a veces se chorrea toda y le encanta. “Me gusta que me encremen, especialmente las faciales” confiesa la morocha bukkakera, “pero a veces tambien está bueno por todo el cuerpo, jaja, nunca viene mal!” Para Andrea un pijazo siempre viene bien y no tiene miedo de entregar en cualquier rincón haciendo honor a su apellido. “Tuve sexo en andrea rinconel baño de un avión, en micros, en la calle en cualquier lado” dice con esa alegría de la viciosa de barrio, “me gusta mucho el peligro y lo prohibido, le da onda, pero ya no hago callejeros porque estoy más grande y las cosas a medida que las vas haciendo pierden el gustito.” Pero no te preocupes, porque la putez de la morocha le permite encontrar “nuevas cositas” para hacer, como comerse la fiesta con dos pibes. “Conocí un pibe que tenía un kiosco y fuimos ahí” dice Andreíta del inocente comienzo, “nos metimos en el baño y de repente sentí que había alguien más, pero me dejé fluir porque había visto al entrar que estaba el hermano que estaba muy bueno.” Pero entrar al kiosco y comerse dos bananitas Dolca a la vez fue sólo una de las andrea rinconfantasías que cumplió Andrea Rincón, también le gusta jugar con agua cuando no es carnaval con un líquido amarillo que no es cerveza. “Una vuelta me pidieron que le haga pis” confiesa la tetona, “lo hice porque me gustan las chanchadas y la verdad que resultó, porque el pibe me mató después.” Andrea reconoce ser “perversa y muy puerca” y lo ilustra explicando porqué cada tanto se come una tortilla. “Probé de estar con chicas, pero lo que más me gustó es que había un pibe participando” explica la morocha, “y me gusta ver la cara de los chicos cuando se excitan, es algo que me encanta y me alimenta.” Alimentala con leche fresca!

andrea rinconandrea rinconandrea rincon

andrea rincon

Andrea RinconAndrea Rincón posa desnuda en la cama sin dejar ningún detalle librado al azar: la forma del velador indica que tenés que tener los huevos bien grandes para entrarle a esta bestia y la gorra indica que la morocha está de la ídem. “Soy bastante perversa en la cama, hago lo que me nace en ese momento y me gustan las chanchadas” confiesa la morocha mientras te mira para ver si entendés para qué se puso la corbata. “Me encanta que me aten” dice la tetona resolviendo el misterio, “jugué mucho con eso de atar, ahora hace mucho que no lo hago pero me quiero hacerlo para matar la rutina.” Tampoco es casual que Rincón haya posado para la foto boca arriba. “Estando boca abajo y por la colectora tuve malas experiencias” dice Andreíta recordando dolorosas experiencias, “porque no todos lo saben llevar.” Pero no te preocupes, porque los que la tienen clara entran por la puerta trasera como chico al colegio. “Si el pibe tiene cancha y lo hace bien, con mucha paciencia y saliva” explica la morocha, “entonces es inevitable.”

andrea rincon

andrea rinconandrea rinconandrea rinconandrea rincon

Bajate el video de Andrea Rincon