Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Andrea Rincón, esos globos quieren fiesta

Andrea Rincon en tetas

Andrea Rincón sabe que tiene demasiada carne para un sólo asador, y por eso tiene asumido que le cabe la partuza. “Hasta tres va bien, pero más no puedo bancar” razona la morocha, “te soy sincera, qué voy a hacer con más de tres? No tengo dónde metérmelas!” Con los globos que tiene, la morocha vive de fiesta, aunque las tetas también la hacen sufrir, pobrecita. “Ahora estoy más acostumbrada, pero cando empecé a mostrar las lolas en las revistas me daba pudor” dice la tetona petera con su mejor cara de víctima, “estuve llorando una semana porque me agarraba una cosa muy fuerte en el pecho y no quería salir a ningún lado.” Y también dice que llora cada vez que alguien quiere ir por camino de tierra. “Me dolió mucho porque se me irrita el colon” dice la morocha, “por eso prefiero el sexo oral al anal, con la boca soy experta y me encanta que me encremen toda la cara.”

Las tetas de Andrea Rincon

Para Rincón, el tamaños de sus tetas es proporcional a su putez. “Tengo que tener sexo todo el tiempo” confiea la morocha, “un médico me dijo que las lolas indican que no tengo límite, respiro sexo.”

No hace falta ser experto en lenguaje corporal para decodificar la intención de Andrea Rincón: una mano en la teta, la otra en la concha, y los dos ojos clavados en los tuyos como un gatito que pide leche. “La verdad me encantan los faciales” reconoce Andrea sin vueltas, “me encanta que me encremen bien la cara y alguien me dijo que además hace bien a la piel, así que nunca está demás!” Y con los globos que tiene la morocha, nunca está demás hacer una fiesta, pero Andrea aclara que prefiere los tríos a las partuzas multitudinarias. “Estuve con varios hombres y fue muy bueno” Andrea Rincon, mucha carne para un solo asadorexplica la morocha, “pero con más de tres ya la cosa se complica porque seamos sinceros, dónde me meto más de tres? No tengo donde!” O sea, no hay mala voluntad sino escasez de agujeros, especialmente porque el anillo de cuero lo reserva para ocasiones especiales porque le resulta doloroso. “Es como que tengo el colon muy irritable y la paso muy mal” recuerda la morocha, “después tuve que tratar de recuperarme tomando mucha agua mineral porque me dolió mucho.” Y nadie puede decir que Rincón no le pone ganas, si hasta estuvo tratando de abrir la colectora usando una herramienta de mano. “Me gusta usar juguetes, las mujeres que dicen que no se tocan mienten, todas nos masturbamos” confiesa Andreíta, “fijate andrea rincon muestra terrible ortoque en el hotel de Carlos Paz las mucamas descubrieron el consolador que tenía y le pusieron de sobrenombre “Cachito” porque les encantó, estaban todas locas.” Es que las mucamas del hotel también quiseron hacer la fiestita al ver esos terribles globos, y más cuando vieron que “Cachito” estaba al alcance de la mano. “Alguna que que otra vez pruebo de estar con chicas pero lo que más me gusta es cuando se suma un hombre a participar” confiesa la ex Gran Hermano, “lo mejor es cuando les veo la cara de excitación que ponen cuando me ven con las chicas, eso me encanta pruebo de estar con chicas, en la cama me dejo fluir, no tengo límites, si se me ocurre una fantasía voy y la hago realidad.” Y esa actitud abierta de mente y gambas la dejó en un estado de casi perfecta putez. “El otro día pensaba que lo único que me queda virgen es el pelo” reflexiona Rincón, “no está tocado, andrea rinconestá virgen de verdad y por eso lo cuido mucho.” Claro que lo de la virginidad capilar es discutible, porque en medio de tanto pete, siempre algo salta como para usar de crema de enjuague para el cabello. “Me gusta la crema, a mí el sexo oral me encanta y me gusta sentir la crema por todo el cuerpo porque viene bien” dice la morocha petera, que nunca vió de cerca una garcha que no haya querido morfar. “Nunca me llevé a la boca algo que no quería” reconoce la morocha golosa, “el oral es el acompañamiento de todo, no puede faltar, yo lo hago antes, durante y después… es mi arma secreta.” Y como sabe que a esta altura del diálogo ya te voló la peluca, se adelanta a tu pregunta. “No es un tema de plata, propuestas de esas tengo todos los andrea rincon muestra las tetasdías” aclara Andrea, “porque si cobrara por coger no estaría rompiéndome el culo (pero no literalmente!) trabajando en esto, y mirá que me ofrecieron mucho dinero, porque la propuesta que Clinton me hizo a través de Omar de Cocodrilo no era para bailar, pero yo prefiero salir con chicos normales y viajar en subte.” Y si a vos te quedan dudas, no sos el único. “Una vuelta me ofrecieron 30 mil dólares, y si ahí dudaba un segundo agarraba viaje, por eso di un no rotundo y me fui inmediatamente aunque después decís “la concha de tu madre, porqué me habrán inculcado estos valores? Estoy perdiendo mucha guita!”

andrea rincon hot

andrea rinconAndrea Rincón dice que en una época miraba videos porno pero paró cuando se dió cuenta que su putez superaba la de las películas. “De chica miraba muchas películas condicionadas” dice la morocha revelando el secreto de su temprana putez, “pero paré cuando me di cuenta que mi imaginación superaba lo que veía, a mí con mi cabeza me basta.” La morocha se considera experta en posiciones de garche, un tema sobre el cual puede dar cátedra. “Siempre me sentí una expecie de sexóloga” explica la morocha, “me gusta laburar en la cama, probar varias posiciones pero tienen que ser cómodas para que las partes puedan interactuar bien sin cansarse.” Así que no la compliques, no trates de hacer una parabólica humana cuando Andreíta tiene una postura tan simple: en cuatro espera el pijazo. “Les dejo un consejo” dice la morocha entusiasmada, “si ven que la mujer quiere ir arriba déjenla pero agárrenla de la cola y péguenle unos buenos cachetazos, porque a las mujeres nos gusta tomar las riendas pero más nos gusta que nos saquen el mando y hacer el muertito para que hagan lo que quieran.”

andrea rinconandrea rincon

Bajate el video de Andrea Rincón

María Eugenia Ritó en tetas sin photoshop

María Eugenia Ritó

Maria Eugenia Rito en tetasPara arrancar el año bien parado te armamos una fiesta con María Eugenia Ritó, que te espera con un menú inusual — carne cruda. Vos querías tenerla sin photoshop, a Ritó la tenés exactamente como es, sin retoque alguno. No esperes nada a estrenar, los patys tienen los bordes masticados, la entrepierna tiene el cuero curtido y la escarapela de cuero parece la que repartían French y Berutti, pero esa es la gloria: las imperfecciones de la piel de Ritó documentan como un graffiti urbano la sexualidad argentina y todavía queda espacio en esos generosos patys para que vos dejes tu marca. “Yo sé que lo que más calienta de mis tetas es que tenga las areolas tan grandes” dice la petisa petera, “pero algunos no se dan cuenta que además tengo unos pezones que acompañan muy bien.” Amasale la figazza, llenale de queso fresco los patys y comete de postre ese pan dulce aunque diga que no lo entrega. “Tuve sexo anal una o dos veces” miente Ritó, “no me gustó para nada. Lo máximo que me banco en la cola es un dedo.” Claro que viendo la PapoCam, ese “dedo” tiene el diámetro de un caño de desagüe!

Maria Eugenia Rito

Ritó dice que no entrega, pero el asterisco la delata: con esa cola la rubia ganó mucha plata!

La petisa María Eugenia Ritó sabe que sos un soñador y como es muy gauchita quiere cumplir tu fantasía de acabar bien el año en esas cachas y empezar el nuevo bien parado, festejando con una turca entre esos hermosos globos. “Siempre me dicen que lo que más calienta de mis tetas es que tenga las areolas tan grandes” dice la rubia al pelar, “y también fijate que tengo unos pezones que acompañan muy bien.” Y para que la partuza sea real, la petisa trajo los patys en crudo sin ningún tipo de retoque digital aún cuando se nota el desgaste. “Tenía que maria eugenia rito desnudacambiarme las prótesis porque ya estaban vencidas, así que aproveché y me las reduje unos centímetros” explica la rubia, “no fueron muchos, no más de cinco, pero aunque pareza mentira me cambió el look más de lo que pensaba.” A fin de año vas a estar estrenando patys nuevos, o casi, porque alguien le puso queso en mal estado y le infectó la hamburguesa izquierda. “Tuve un problema en una de mis lolas así que tuve que parar de trabajar unos días” dice Ritó, “pero estoy contenta porque cuando me miro al espejo desnuda me doy cuenta que las tetas que tenía eran demasiado grandes, estas me quedan mucho mejor para esta nueva etapa.” Año nuevo, gomas nuevas, pero la putez por suerte es la misma de siempre. “La rubia tiene fama de encarar a mujeres y yo lo comprobé en maria eugenia ritocarne propia” dijo Viviana Canosa de Ritó, “en una fiesta me hizo una propuesta sexual tan fuerte que no puedo contarla, pero nunca un hombre me dijo cosas tan groseras como ella. Y después me siguió hasta el baño.” Y no tengas miedo a quedarte afuera para fin de año, porque la rubia seguro te invita a mirar. “Me gusta que un hombre me mire mientras tengo sexo, me calienta mucho” dice Ritó, que antes de comerse la concha de la amiguita te va a pedir que la condimentes. “Me gusta comer ostras, pero no crudas” dice la petisa fiestera, “yo las como gratinadas con queso, me gusta una cosa más elaborada.” Y si no te entusiasma la idea de gratinarle la ostra a Canosa, pedile que te avise cuando se coma a Amalia Granata. “Tengo fantasías con Amalia” reconoce Ritó, “es una mina que me gusta porque va al frente como yo.”

maria eugenia ritomaria eugenia ritomaria ritomaria rito

maria eugenia rito en tetas

A juzgar por las marcas en la piel, el camino que va del ombligo al papo de Ritó debe ser uno de los más transitados del país. Quizás para frenar un poco la afluencia de público hay unos lomos de burro antes de llegar al papo, aunque la rubia dice son producto de la constante deforestación. “Me depilo toda para desmalezar la zona” dice Ritó, “me saco todo porque siempre uso tanguitas muy chiquitas y además es más cómodo.” Y para vos también, sin pelos que afecten la visibilidad podés maniobrar tranquilo y sin pagar peaje. “Nunca acepté dinero a cambio de sexo” dice la petisa, “no lo necesito.”

maria eugenia rito pone el orto maria ritomaria ritomaria eugenia rito se saca la tangamaria eugenia rito

Bajate el video de María Eugenia Ritó desnuda

Valeria Degenaro, tetona perra encadenada

Valeria Degenaro

Valeria Degenaro tiene todo para una Nochebuena: un terrible pavito (fijate abajo, no por nada ganó el concurso Cola Reef) y de postre dos jugosos melones. “En la cama soy de usar mucho mis tetas, la turca me la piden siempre” dice Valeria, “la turca me la piden siempre.” La morocha no tiene problema en acceder a pedidos obvios, pero para mantenerla interesada hay que evitar la rutina. “En el sexo conmigo nada de hacer siempre lo mismo” dice la morocha, “si lo vamos a hacer dale, pero ponele onda.” Ponele onda y ponésela en la cama, porque no es amiga de los lugares raros o posiciones insólitas. “A la cama no la cambio por nada” dice la campeona del Largo de Pecho, “las fantasías en lugares extraños no me van, hacerlo en un auto fue muy incómodo y el baño del avión es muy chiquito.” Y a pesar de estar dentro de ese enorme baúl, el rosquete de la morocha también es chiquito. “Probé el sexo anal” confiesa Valeria, “pero siempre me duele mucho!”

valeria degenaro entrega el pavito para navidad

Valeria Degenaro tiene terrible pavito para que comas en Nochebuena. “Me duele mucho por atrás” dice Valeria, “pero cuando lo piden entrego igual.”

Puede que no esté muy envuelta, pero está atada y viene de regalo para que pases una auténtica nochebuena: Valeria Degenaro quiere que la comas para las fiestas. “Me gustaría hacer el amor en la cocina mientras comemos un plato afrodisíaco” dice la guacha con un guiño, aunque con los melones que tiene, es probable que saltees la comida y vayas directo al postre. “Es lo que más atrae” dice Vale mientras pela terribles tetas, “aunque para mí la parte más linda de mi cuerpo son mis ojos, aunque es lo que menos me miran.” Y si te parece que Valeria va a valeria degenaro se come la bananatener problemas en pasar las fiestas con un extraño, quedate tranquilo. “Cuando me proponen hacer fiestas con gente conocida me niego” explica Valeria, “las fantasías se tienen que hacer realidad con gente totalmente desconocida.” Y no te preocupes por el servicio de cama y mesa, porque Degenaro aprendió a atender a sus clientes laburando en una pizzería. “Era un desastre sirviendo porque se me caía todo” recuerda la morocha, “pero los dueños estaban contentos conmigo porque los varones venían a verme todos excitados.” Es que con una camerara así, hay más queso entre los clientes que en la grande de muzzarela y por eso Valeria empezó a tomar pedidos de platos que no estaban en el menú. “Siempre me pedían la famosa turca, no sé si la valeria degenaroconocés” pregunta la morocha con ingenuidad, “yo la hago sin problemas porque veo como disfrutan y además soy de usar mucho mis tetas.” Para ganar más plata, Degenaro pasó a trabajar de camarera en un boliche donde para ganarse la propina se tenía que romper el culo. “Me duele mucho por la colectora” dice Valeria sufrida, valeria degenaro pone el orto“pero yo entrego porque me lo piden siempre.” Valeria pensó que con la práctica iba a poder disfrutar, pero cuando vió que pijazo tras pijazo le seguía doliendo, fue a consultar con una sexóloga. “La tipa me dijo que no me preocupe, que el anal puede no gustarme” dice Valeria, que igual dice sigue entregando en ocasión. “Lo vuelvo a hacer porque a los hombres les encanta” dice la morocha complaciente, “pero como se me hace difícil cada vez, es como que de la cola sigo virgen, jaja.” Claro que a Valeria le resulta fácil mantener esta pseudo virginidad porque ese ojete arruga frente a grandes desafíos. “Me gusta chiquita y juguetona” dice Degenaro, “los chicos que no están bien dotados le ponen más actitud y esmero, en cambio los otros se agrandan y quieren ir directo a los bifes.”

valeria degenaro se toca la conchavaleria degenaro pela terribles tetasvaleria degenaro, tremendo ojete

valeria degenaro en tetas

Valeria Degenaro está convencida que lo mejor que tiene son sus ojos, pero sabe que vos no vas a poder sacar los tuyos de esas terribles tetas. “Con las lolas me excita mucho lo que siento al ver lo que hacen con ellas” dice la morocha, “pero tienen que recordar hacer el trabajo parejo porque a veces se quedan mucho con una y entonces les digo cuidado, que la otra se pone celosa pobrecita!” Para Valera no hay lugar como la cama. “Es el mejor lugar para el sexo” dice la morocha, “a la cama no la cambio por nada, ahí estoy cómoda y me relajo bien.” Y como ves abajo, cuando la morocha se relaja suele colarse dedos debajo de la bombacha. “Cuando no tengo alguien me arreglo con los dedos y algún juguetito” confiesa Valeria, “y si con eso no alcanza y necesito full service, llamo a algún ex.”

valeria degenaro pela tetas para vos

valeria degenarovaleria degenarovaleria degenarovaleria degenaro valeria degenarovaleria degenarovaleria degenarovaleria degenaro

Bajate el video de Valeria Degenaro desnuda