Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Valeria Degenaro gateando entre los yuyos

Valeria De Genaro en tetas

Valeria Degenaro es como Caperucita pero mucho más putita: la morocha vuelve a pelar en el bosque aprovechando que el lobo no está. “Con mi último novio corté porque me quería cortar las alas” explica Vale, “no quería que trabaje en boliches ni haga fotos, pero a mí salir desnuda me levanta la autoestima.” Y a vos también te la levanta, porque esa combinación de tetas turqueras, orto descomunal y carita petera la puso entre las más cotizadas del mercado. “Siempre me están haciendo propuestas de sexo por dinero, especialmente los futbolistas, que creen que voy a correr detrás de ellos” reflexiona la morocha, “a veces pienso los dólares que me perdí de ganar, pero a esta altura lo que me ratonea es que me inviten al cine y comer pochoclo.” O si te sentás en la última fila también puede comer carne en barra. “Me gusta hacer sexo oral, pero después escupo… qué desilusión, no?” pregunta la morocha, “pero ojo que eso también es muy sexy!”

Las tetas de Valeria Degenaro

“A mis tetas las uso mucho” confiesa Vale, “ cuando me piden una turca la hago porque me gusta lo que siento y me excita mucho ver lo que hacen.”

E s para agarrarla en el bosque, ponerla contra un árbol y comerla como el lobo a caperucita: ver a Valeria en tetas hace que el Degenaro que llevás escondido salga a la luz y a ella le encanta. “Me sigue calentando mucho salir desnuda, es algo que me gusta mucho porque me hace subir la autoestima” explica la morocha mientras pone la cola como para que suba también la tuya, “es algo rarísimo, cuando estoy en casa me siento un bicho canasto, pero cuando me veo en fotos o videos me siento muy segura y linda, entonces es como que vale degenaro pone el ortonecesito hacer fotos.” Y vos necesitás saber cuánto cuesta entrarle, porque lo único que te calienta más que ese culo es ver la mercadería sin saber el precio. “Todo el tiempo me ofrecen plata para tener sexo, será porque soy stripper desde los 17 años y hay gente que piensa que nos prostituimos” explica Vale en tono de yo no fui, “me pasa mucho con los futbolistas, se piensan que porque estoy en la tele voy a ir corriendo con ellos y no acepto.” Nunca acepta con giles que quieren mostrarla como un trofeo, pero si vos la querés para darle una noche o cuando pinte, todo bien. “En las relaciones ocasionales me hago mucho más la gata, le pongo mucho más esmero” confiesa la morocha, “todo depende de la persona con la valeria degenaro topless en la camaque estoy, si quieren una relación más estable soy mucho más convencional.” Lo que pasa es que la morocha prefiere a los piratas porque porque no intentan hacerla cambiar de profesión. “Mi último novio también intentó cortarme las alas, no podía transar con mi trabajo en los boliches” recuerda la morocha, “muchas parejas anteriores me conocieron como cliente en Madahos o Cococrilo pero después quisieron que yo cambiara todo, uno quería que vaya a trabajar en un kiosco pero le dije que no.” Es que atender a clientes en el kiosco es incómodo, para dar un mejor servicio Vale prefiere atender a domicilio. “En la cama mi mayor virtud es que hago de todo, soy muy completa” asegura la morocha, “lo único que no me gusta mucho es el sexo anal.” Pero a vos te va a gustar el precio: simplemente valeria degenaro de culoponerle onda. “El sexo depende mucho del otro, tiene que haber una entrega mutua” explica Degenaro, “hay chabones que son re poco demostrativos, que a veces no sabés si acabaron o no.” Y para comprobar que acabaste, Valeria prefiere petear sin distracciones. “Por eso no me copa el 69″ explica la morocha, “o yo te hago sexo oral tranquila o vos me lo hacés a mí y yo disfruto, pero las dos cosas a la vez no. Acordate que soy modelo, no puedo caminar y comer chicle al mismo tiempo, ajaja!” Pero por favor, cuando estés paleteando ese papo maravilloso no te vayas de boca. “Hay hombres que hablan demasiado y me desconcentran” explica Valeria, “yo soy muy demostrativa pero no me gusta la cosa muy charlada, hay algunos que me dan ganas de decirle ‘Basta flaco, callate y seguí chupando!”

Valeria DegenaroValeria DegenaroValeria Degenaro, enfermera hot

Valeria Degenaro en tetas

El Orto de Valeria De GenaroValeria Degenaro te espera en tetas en el pasto para cumplir la fantasía del revolcón entre los yuyos, pero en realidad la morocha prefiere el gárching puertas adentro. “El sexo para mí siempre es mejor en la cama, ahí estoy más cómoda” explica mientras pone el ojete, “las fantasías de hacerlo en lugares raros no me van el baño de avión es sucio y en la playa la arena se te mete por todos lados.” Y hablando de meterla por todos lados, Degenaro aclara que si querés entrar en ese descomunal ojete que muestra la ProctoCam®, vas a tener que hacer mérito o mucha plata. “Por la colectora me duele, así que no me gusta mucho” explica la morocha, “pero en la cama soy muy completa y hago lo que me pidan, salvo incorporar a un tercero porque soy muy celosa. Y si son dos hombres tampoco, porque tuve un novio que me quiso enfiestar con el hermano y me pareció horrible… podría ser con desconocidos, aunque si son dos hombres el sexo anal sería algo inevitable.”

Valeria DegenaroValeria DegenaroValeria Degenaro

Bajate el video de Valeria Degenaro
También disponible en 3gp para celular

Jésica Hereñú, las gemelas atacan de nuevo

Jésica Hereñú en tetas

Este septiembre atacan de nuevo las gemelas: las impresionantes tetas de Jésica Hereñú se te vienen encima como las torres al Bambino Veira y con semejantes bochas seguro que acabás pero mal. “Me encanta que me acaben en las lolas” dice la morocha leyéndote la mente y aclara que aprovechó para pelar a fondo porque está sola y necesitada. “Hace un tiempo que estoy sin sexo y entonces me la tengo que arreglar sola” confiesa la ex Gran Hermano, “a veces uso un vibrador, pero no me gusta introducirme esas cosas.” Pero le encanta introducirse garompas en la boca. “El sexo oral me encanta, soy de las que bajan sin que me lo pidan” confiesa la morocha, “en el sexo es importante pensar sólo en ese momento, si estoy haciendo sexo oral a alguien y no disfruto me toco para entrar en clima, porque lo importante es que ambos disfrutemos al máximo para tratar de acabar juntos, eso es lo mejor!”

Las tetas de Jésica Hereñú

“Para el final me gusta que me acaben en las lolas” dice Jesi, “es lo mejor, me encanta eso!

C omo si estuviera inspirada por Bin Laden, Jésica Hereñú eligió el mes de septiembre para lanzar un ataque de putez extrema y hacer que esas dos gemelas gigantes se te vengan encima sin darte tiempo siquiera a decirle al flaco de polera que como movida defensiva haga una turca de emergencia. Pero no te podés quejar, porque asfixiado por esas tetas morís contento y además el que avisa no es traidor: Jésica había adelantado que venía con todo. “Para esta primavera quiero calentar el ambiente con fotos bien jugadas” había anunciado la morocha, y guarda Jésica Hereñú en tetasporque el de Maxim es apenas el primer ataque — el segundo promete ser devastador. “Para todos los que me lo pedían acabo de cumplir: voy a ser tapa de Playboy” adelantó la tetona de Gran Hermano, “hice las fotos más jugadas para que vean todo.” Y mientras seguimos esperando que el conejo se digne a poner la revista en los kioscos, Jésica justifica los ataques. “Ahora estoy sola y hace un mes que estoy sin sexo” explica desesperada por pija, “estoy cansada de arreglármela sola, a veces uso un vibrador pero no me conforma porque no me llama mucho la atención introducirme esas cosas.” Es que Jésica no logra cubrir su dosis diaria de carne en Jésica Hereñú toplessbarra y anda con hambre. “Tengo mis épocas, pero el mínimo es una vez por día” confiesa Jesi, “pero para que quede conforme es difícil porque soy multiorgásmica, tengo tres orgasmos por relación. Tiene que ser un trabajo muy bien hecho.” Y para hacer un buen laburo en esas terribles tetas y ojete hay que contar con una herramienta importante. “El tamaño del pene importa, para mí influye mucho” dice con putez de tono académico, “pero me gustan los medianos, jésica hereñú en bolaslos muy chicos no me van y los muy grandes me molestan, en ciertas posiciones me duelen y no los disfruto.” Lo que no impide que se la vayan los ojos cuando detecta una buena longaniza. “Admito que miraba Gran Hermano para ver la anaconda de Carlitos Menem” confiesa la morocha, “lo que ví es una imagen de él con una toalla donde se le re marcaba, esa imagen quedó grabada en mi mente por años y aunque no pude ver la de Carlitos igual he visto otras anacondas.” Y lejos de asustarse al verlas de cerca, se las comió dobladas. “Soy toquetona, me gusta tantear y el sexo oral me encanta, tanto darlo como recibirlo, pero más me gusta hacerlo!” exclama Hereñú con petera vehemencia, “está bueno hacer sexo oral porque a los chicos le gusta mucho y yo me caliento viéndolos disfrutar. Tengo varias técnicas, por ejemplo está bueno ponerse una mentita en la boca e ir soplando, me encanta.”

Jésica Hereñú topless

Las tetas de Jésica HereñúJésica Hereñú te espera con las tetas listas pero mira con cara de “más vale que tengas algo decente” si querés hacerte una turca. “El tamaño del pene importa mucho, por eso soy de tantear antes, cosa de no llevarme un chasco” explica la ex Gran Hermano, “pero no me gustan muy grandes sino un nivel medio… digamos 30 centímetros, ajaja. No, en serio, si hacen un buen trabajo me conformo con una cosa estándar.” Pero más allá de cuánto calzás, la morocha dice que al elegir candidatos no le importa mucho lo físico. “Lo que más me caliento de un tipo es la personalidad” asegura Hereñú, “obviamente los feos no me gustan pero los muy lindos tampoco porque son huecos, no me banco a esos que se miran al espejo mientras estamos teniendo sexo, el metrosexual me aburre.”

Jésica Hereñú

Bajate el video de Jésica Hereñú
También disponible en 3gp para celular

Alexandra Larsson, la enfermera de Lanata

Alexandra Larsson, la enfermera de Lanata

La sueca Alexandra Larsson vino de Suecia para estudiar español pero se le pegaron las costumbres argentas y terminó mostrando el ojete como azafata del Sábado Bus de Repetto, bailarina de Tinelli en ShowMatch y enfermera de Lanata en Periodismo para Todos. “Todas las nenas en algún momento sueñan con ser una top model” dice la rubia con ese acento importado, “yo sin buscarlo terminé cumpliendo mi sueño acá en Argentina.” Y también está preparada para cumplir el tuyo, porque a la sueca le encanta comer carne argentina. “De Argentina me gusta mucho el asado y los hombres morochos” reconoce la rubia, “los argentinos son muy lindos, me gusta cuando me dicen cosas por la calle, son muy divertidos.”

Alexandra Larsson pezonea para vos

Alexandra Larsson pezonea en La Boca, barrio de su club. “Me hice bostera porque me gusta como juegan” dice la rubia, “y voy a verlos a la Bombonera.”

P uede que como enfermera sea trucha, pero Alexandra Larsson es una rubia de verdad que vino desde Escandinavia para probar que la putez no sólo es argentina. “Aunque soy una rubia sueca siento que tengo sangre caliente” explica la enfermera de Lanata y bailarina de ShowMatch, “cuando era chica mi mamá veía que tenía el temperamento de una latina y me decía que nací en el país equivocado.” Y como para corregir ese error, Alexandra empezó por estudiar el idioma. “Vine en 2007 para estudiar español y me fascinó Argentina” recuerda la sueca, “la verdad no me costó nada adaptarme.” Y prueba de que se adaptó perfecto a las Alexandra Larsson, la sueca de ShowMatchcostumbres del país es que no sólo aprendió el idioma, sino también a mostrar el orto. “Cuando regresé a Suecia extrañaba Argentina, estaba en Estcolmo y hablaba mal el sueco porque seguía pensando y soñando en español, así que me volví” dice con un acento que te dan ganas de enseñarle a decir “querés que te haga un pete?” aunque parece que te ganaron de mano. “Al volver hice el cásting de Sábado Bus que duró muchísimo tiempo porque Nicolás Repetto veía cada chica personalmente” recuerda la rubia, “tuve la suerte de quedar y así casi sin buscarlo empecé mi carrera en los medios. Creo que todas las nenas en algún momento de su vida quieren ser top models y yo estoy cumpliendo mi sueño acá.” Y también está aprovechando para cumplir algunas fantasías sexuales. “Me gustan los hombres morochos, tal vez sea porque soy rubia y los opuestos se atraen” explica la sueca, “además los argentinos son muy alexandra larsson, bailarina de tinellilindos, me gustan mucho! Podríamos decir que lo que más me gusta es el asado, los morochos y el fútbol, tengo muchos amigos jugadores.” Rubia hot, le gustan los morochos y el fútbol — terminará haciendo la gran Silvia Suller enfiestada en los vestuarios con el plantel de San Lorenzo? “No soy botinera” se defiende la rubia, “mis amigos jugadores de fútbol son sólo eso: amigos. No quisiera estar con ninguno de ellos, pero igualmente no cierro esa puerta porque no podés decidir de quién te vas a enamorar, eso llega y no tiene que ver con la profesión, si es famoso o tiene plata, si te enamorás de una persona lo demás no importa.” Así que aunque no seas jugador ni tengas guita, con sólo ser argento tenés chance de entrarle a ese orto importado. “Los argentinos son muy lindos y mandados, por la calle gritan piropos” se entusiasma Alexandra, “y eso me gusta mucho.”

Alexandra Larsson, la sueca enfermera de LanataAlexandra Larsson, bailarina sueca de Tinelli

Alexandra Larsson, la enfermera de Periodismo para Todos

Alexandra Larsson, la enfermera de LanataEsta vez es la enfermera quien necesita ser atendida: Alexandra Larsson se acomoda culo arriba en la camilla y mira esperando que algún argentino la vacune. “Me seducen los argentinos, son muy divertidos, alegres y tienen mucha energía” reconoce la rubia, “de Argentina me gustó todo, especialmente los hombres morochos, el asado y el fútbol.” Y guarda que con esas piernas, la sueca no sólo te hace partido en la cama sino también en la cancha. “El fútbol me encanta verlo pero también jugarlo” sorprende la sueca, “acá no es común que las mujeres jueguen al fútbol pero allá es totalmente normal, de chica organizábamos partidos con mis amigas.” Y como para no extrañar el azul y amarillo de la bandera sueca, Alexandra se hizo hincha de Boca. “Me hice bostera porque es uno de los equipos que ya conocía en Europa antes de venir” explica la enfermera de la Lanata, “Boca allá es muy conocido, me gustan los colores y cómo juegan por eso voy a ver partidos en la Bombonera, si hasta fui con mi mamá cuando vino a visitarme.”

Alexandra Larsson, bailarina de TinelliAlexandra Larsson, la enfermera de Periodismo para TodosAlexandra Larsson, la enfermera de Lanata

Bajate el video de Alexandra Larsson
También disponible en 3gp para celular