Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Cynthia Aller, ex azafata de A Todo o Nada

Cynthia Aller, azafata de A Todo o Nada

Cola de Cintia AllerPuede que ya no labure como azafata de A Todo o Nada, pero con esa colita entangada, carita petera y felino tatuaje, Cynthia Aller tiene todo para levantar vuelo en los medios. “Estoy disfrutando mucho de las gráficas y desfiles, porque quiero ser vedette y mostrarme me gusta” dice la morocha y aclara para los distraídos que no es Delfina Gerez Bosco. “Todos me dicen que soy parecida y es un halago que me comparen porque me gustaría seguir sus pasos” dice con humildad Aller, que se jugó a todo o nada y pasó de cajera de Carrefour a secretaria de Kaczka. “En el supermercado los clientes me decían que tenía que probar de modelar y finalmente les hice caso” recuerda la morocha, “hice publicidades y desfiles, pero lo que más me sirvió fue estar en el programa.” Y a vos lo que más te sirve es saber cómo hay que hacer para entrarle. “Un hombre me tiene que atraer físicamente” dice la petisa, “pero también es esencial que tenga mucho sentido del humor.” Y viendo el gato tatuado, mucha guita también.

cynthia aller agarra el sapo

“Las lolas me las hice aunque no era muy chata” dice Cynthia, “eso me dió más confianza y oportunidades de trabajo.” Y a vos oportunidades de turcas!

Fue una tragedia aérea: justo cuando Cynthia Aller estaba a punto de levantar vuelo como azafata de A Todo o Nada, las compañeras hicieron un motín a bordo para que la petisa no pudiera despegar y Guido Kaczka le dió el raje. Que esa colita jugosa, pechitos comestibles y carita petera ya no estén en el aire es una tropelía que sólo se puede mitigar haciendo justicia por mano propia con estas fotos de una morocha que ya desde temprano se adivinaba petera. “Desde chiquita que todos me llaman Quete” dice en tono casual como si no supiera que el apodo rima con pete, “empezó porque cuando era una nenita mi hermana mayor me preguntaba “¿Quién se queda con el paquete?’ y entonces me pusieron primero ‘paquete’ y después ya Quete.” Y fue profético, porque ya de grande Cynthia se quedó con muchos paquetes de pibes que querían jugar con cynthia aller muestra la colasu papo, lolas y orto, algo que a la morocha le encanta. “A mí en la cama me gusta un combo de las tres cosas” explica con entusiasmo, “en la cama no va la monotonía, hay que hacer un poco de todo.” Y Cynthia en la vida también hizo un poco de todo, porque antes de aterrizar como azafata de A Todo o Nada, la petisa laburó cuatro años como cajera en el Carrefour de San Martín y General Paz. “Muchos clientes me decían que podía laburar de modelo” recuerda Aller, “y tanto insistieron que un día me animé a hacer un book y empecé a presentarme en cástings hasta que se presentó la cynthia aller en la piletaoportunidad de sumarme a A Todo o Nada.” Y no sólo en asuntos de laburo Cynthia es de tomar las riendas, en la cama también — no te sorprendas si en medio del garche la petisa toma el control. “Si vamos a los detalles, prefiero ser yo la que va arriba” dice mientras vos te la imaginás sentada arriba tuyo dándole por el orto A Todo o Nada, “para no perder el fuego en el sexo hay que variar.” Pero las variaciones por ahora son todas uno a cynthia aller hotuno y sin partuza. “Nunca hice un trío” asegura la ex azafata, “no es algo que me llame la atención, y tampoco estuve con otra chica, para mí no hay nada más lindo que el cuerpo del hombre. Un hombre tiene que atraerme físicamente, porque sin piel no vamos a ningún lado.” Y como para que haya más piel para turquear, Aller reforzó la delantera. “Me hice las lolas, no era muy chata pero igual me agregué porque me dió más seguridad en la cama y también a la hora de hacer fotos en bikini” explica la morocha, “pero es la única cirugía que tengo, el resto es todo natural, la cola no la tengo hecha.” Bueno, es un decir, porque hace rato que Cynthia tiene la colectora habilitada. “La cola la entrego” la azafata se confiesa, “pero no a cualquiera, sólo a mi chico.”

cynthia aller, a todo o nadacynthia aller cola mojada

cynthia aller se agarra las tetas

upskirt de cinthia aller, azafata de a todo o nadaCynthia Aller se agarra las tetas en la cama y mira con cara de santa, pero la foto de abajo rompe cualquier presunción de inocencia: fijate la canaleta que tiene entre las cachas si no es para comerle la empanada con tanga y todo. “Todos me preguntan de qué me alimento y cómo hago para mantener el cuerpo” dice la ex cajera de Carrefour, “pero en realidad me la paso en McDonald’s porque tengo una genética privilegiada.” Y viendo el tremendo gato que tiene tatuado en el hombro derecho, la ex azafata también tiene la putez típica de las que quieren triunfar en los medios y subir la tarifa. “Siempre soñé con ser vedette” reconoce la pendeja, “me gusta mostrarme y obvio que modelar y salir en cámara son parte del mismo combo y me acercan a mi objetivo.” Y con esa cola, algún ejecutivo le va a dar un empujoncito.

cynthia aller papo hot cynthia aller en la piletacynthia aller, carita petera cynthia aller abierta de gambascynthia aller en tetas

Bajate el video de Cynthia Aller
También disponible en 3gp para celular

Jessi Hereñú, boca petera y tetas turqueras

Tetas de Jéssica Hereñú en HD

Orto de Jésica HereñúJésica Hereñú tiene putez a manos llenas: con esas increíbles tetas y la boquita petera al rojo vivo, las fotos de la santafecina son como para tomar carrera y clavarla como un cuadro contra la pared. “Cada vez que me distancio de mi novio aprovecho para hacer producciones infartantes” explica la ex Gran Hermano, “de esa manera si volvemos puedo justificar que lo hice cuando estábamos peleados.” Y esa es tu ventana de oportunidad, más cuando dice que todos tienen chance. “Lo físico no importa, pero me tiene que gustar tu forma de ser” dice la tetona, “y como no soy una chica ambiciosa, nunca tuve parejas con mucha plata. No me gusta que me paguen nada, lo que tengo lo consigo con mi laburo.” Y tampoco tenés que llevarla a ningún lugar especial, porque Jesi es una chica de hogar y garcha en casa. “El sexo prefiero hacerlo en la tranquilidad de la habitación” explica la morocha, “igual cada tanto está bueno tener una experiencia fuera de lo común, lo hice en autos, en la calle, etc. El avión me parece incómodo, pero el micro de larga distancia viajando de noche es algo sumamente recomendable!”

pechos de jéssica hereñú

“Lo que más calienta de mí son los pechos, es lo que más me elogian” dice Jessi, “sé que los tengo muy grandes y por eso los uso mucho en la cama.”

Es demencial, desesperante, para matarse —y para matarla. Es Jésica Hereñú agarrándose las tetas y mirándote con una carita que te deja pensando si arrancar con turca o pete. Empezás con una turca a fuego lento, sacándole punta al lápiz de carne entre esas tetas en preparación de dibujos amatorios por venir, o vas al pete furioso, garchándole la boca hasta que la cara le quede tipo payaso, con el rouge corrido y los ojos despintados de un lechazo? Igual no importa, porque Hereñú no es de las que histeriquean y dan vueltas, la morocha se saca la duda de una. “Si me jésica hereñúgustás voy a los bifes” reconoce la santafecina, “no me va el franeleo de un mes saliendo, si en definitiva todo conduce a lo mismo.” Claro, todo conduce a ese orto y esas tetas pero Jessi dice que no todo es efectivo. “Se me acercan toda clase de hombres, generalmente con mucha plata, que son a los que les gusta mostrarse y hacerse los lindos con sus autazos y una mina de la tele” dice la morocha, “sobre todo muchos futbolistas, empresarios y políticos, pero ninguno tiene suerte porque no soy una chica ambiciosa, trabajo desde que soy chica y no me gusta que me paguen nada. De hecho ahora que lo pienso, nunca tuve parejas con mucha plata.” O sea tenés chance, pero la tenés que saber hacer. “Para llevarme a la cama tenés que ser todo un hombre, despertar en mí el deseo de querer pasar una noche con cola de jésica hereñúvos” explica la bomba santafecina, “me tiene que gustar tu forma de ser. Me ha pasado ver cada bombón que después lo escucho hablar y quiero que se vaya. Salí con lindos, feos, gordos, flacos, pero todos tenían en común su buen sentido del humor.” O sea, chiste va, chiste viene, pija va, tetas vienen. “En la previa lo que más disfruto es cuando se dá de la nada o mi pareja me busca y me hace saber que me desea” explica la tetona santafecina, “siempre busco jésica hereñú de culoextender el juego lo más que se pueda hasta el límite de desear los dos el momento de la penetración.” O sea, no la emboques de una, dejá que Jessi te convenza de ponerla con sus dos enormes razones. “Sé que tengo los pechos muy grandes y juego mucho con eso a la hora de seducir” confiesa la morocha, “sé que mis pechos son los que más calienta a los hombres, me los elogian mucho.” Y vos le vas a elogiar también cómo tira la goma, porque Jessi estuvo perfeccionando su técnica petera. “Tengo un amigo gay que me dió muchos tips distintos para hacerlo cada vez mejor” dice la ex Gran Hermano, “el sexo oral me encanta, más todavía hacerlo que recibirlo. Me fascina ver disfrutar a mi pareja.”

jésica hereñú pone la colajésica hereñú desnuda en la ducha

jésica hereñú hot

jésica hereñú se agarra las tetasJésica Hereñú posa en cuatro como ofreciendo la colita, pero no te ilusiones porque la santafecina asegura que la colectora está cerrada al tránsito. “En la cama no uso la cola para nada, aunque sé cuanto más la niego, al hombre más le interesa” reflexiona la morocha redescubriendo la ley de oferta y demanda, “pero yo la termino negando aún peor, porque yo desfruto del sexo en muchas formas, pero la cola es algo que a mí no me da placer.” Y dice que tampoco le cabe la fiesta, aunque ganas de probar con dos pibes no le faltan. “Lo del trío es algo que no hice, me gustaría estar con dos hombres, uno si puede ser bien morocho tipo brazuca bien morochote, es una fantasía que siempre tuve pero hasta ahora no pude cumplir, no sé si el día de mañana me animaré” explica la santafecina, “y estar con otra chica es algo que nunca me llamó la atención.” Y tiene razón, con esas tetas y ese ojete te alcanza y sobra, y más si su dueña es Jesi Hereñú!

jéssica hereñú en cuatro

Bajate el video de Jésica Hereñú
También disponible en 3gp para celular

Flor Ottavianelli, alta pendeja pide partuza

Florencia Ottavianelli muestra la cola

La dueña de ese orto se llama Flor Ottavianelli y es modelo, no de pasarela sino de putez: con 21 años, la rubia ya es una veterana de Cocodrilo y Pinar de Rocha, lugares donde labura frotando ese temble ojete contra el caño de metal primero y más tarde contra el de carne, si tenés suerte y efectivo, claro. “Obvio que me ofrecen plata, vienen y preguntan cuánto” se sincera la rubia, “si ofrecen cinco lucas es como para pensarlo.” Es que Florencia es una pendeja que no quiere perderse de nada, especialmente cuando se arma una partuza. “Me gusta participar” aclara como si hiciera falta, “no soy de mirar, a mí me gusta participar en todo.”

Tetas de Flor Ottavianelli

“Me gusta que me toquen” dice Flor con los patys al aire, “no tengo un lugar puntual, la cola, los pechos, todos lados.”

Siempre es bueno traer carne nueva y más cuando es fresquita. Florencia tiene esa cara de pendeja picarona dispuesta a aprender algún truco nuevo, aunque es difícil porque esta nena de sólo 21 años es una veterana de bailarina de caño en distintos antros de la noche porteña. “Me gustan los hombres grandes” dice a modo de explicación, “no sé si de 50, pero grandes, los pendejos no me van.” Es que los que tienen poca edad típicamente también tienen poco vento y si alguna vez fuiste a lugares como Cocodrilo o Pinar de Rocha donde labura Flor, sabés que pasarla bien no es barato. “Obvio que me ofrecen plata, preguntan directamente florencia ottavianelli en tetas¿cuanto?” dice jocosa, “si ofrecen cinco lucas hay que pensarlo… no mentira.” Y es mentira que lo va a pensar, porque al toque agarra a su amiga como para incluir partuza y show lésbico en el precio. “No soy de mirar, me gusta participar” dice Flor para dejar claro que la suya no es onda voyeur sino manos a la obra, “siempre hay que participar en todo!” Y hablando de participar, ya es hora que dejes de mirarla y empieces a meter mano. “A mí me gusta que me toquen” apura la rubia, “no tengo una cosa puntual, me gusta todo, que me toquen los pechos y la cola.” Qué casualidad son justo los dos lugares que tus manitos viciosas estaban inquietas por tocar, en especial esas cachas jugosas. “Me fascinan los masajes en la cola” vuelve a apurar la rubia, “después ya quedo lista para mi posición favorita: en cuatro.” Y cuando la tengas en cuatro agarrada de la cadera tipo perrita con las tetas bailando al compás de cada sacudida, también va a ser tu posición favorita. “En cuatro es la flor ottavianelli, nena notposición que más me gusta, no sé, me encanta!” dice mientras se pone de nuevo en cuatro, “me parece que ya se deben haber dado cuenta, mirá como me pongo!” La nena es rápida para ponerse en posición, pero vos tenés que cumplir con un buen bombeo, porque esta rubia a diferencia del cartero, no llama dos veces. “Me ha pasado tener que fingir orgasmos” recuerda la pendeja, “pero después de eso chau, nunca más.” Y sería una pena porque te quedás sin derecho al pete de postre, que es una maravilla. “A la hora del sexo oral me gusta mucho mirar fijo a los ojos a la otra persona” confiesa la rubia, “se dá una conexión especial.” Tan especial como esa colita que tiene siempre lista. “La noche de hoy se viene caliente” dice antes de salir a laburar en la tarima de Cocodrilo, “ya tengo la colita preparada.” Bueno saberlo!

Florencia Ottavianelli en tetasFlorencia Ottavianelli hot

Flor Ottavianelli en cuatro topless

Cola de Flor OttavianelliFlor Ottavianelli adopta su posición favorita y mira como para ver si ya desenfundaste y estás por entrarle. “Me parece que ya se deben haber dado cuenta que mi posición favorita es en cuatro” dice la pendeja, “no sé, me encanta de esa manera, me hacen unos masajes en la cola y ya quedo lista.” Flor es como una girl scout, siempre lista para entregar donde le pinten ganas, aunque sea el asiento de atrás de un remise después de una noche de caño en Pinar de Rocha. “Lo hicimos ahí atrás con el auto en movimiento” recuerda la rubia, “el que manejaba nos miraba espiando por el espejito.”

Flor Ottavianelli de culo

Florencia Ottavianelli hotFlor OttavianelliFlorencia Ottavianelli, nena hot

Bajate el video de Flor Ottavianelli
También disponible en 3gp para celular