Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Mariana Diarco, petisa porrista pela patys

Mariana Diarco muestra la cola

A Mariana Diarco todos la tenían como vedette pero después del video donde buscaba desesperada una tuca, ahora la petisa también se asume como porrista y dice que tanto el incidente como el novio están totalmente superados. “Después de lo que pasé voy a seleccionar mucho mejor mi próxima pareja, va a tener que pasar por una prueba de fuego importante” asegura Marianita, “volví a vivir sola y estoy muy bien, entré en una etapa más egoista donde quiero crecer laboralmente y disfrutar todo lo que se me viene.” Y lo que se viene son dardos de carne en barra que buscan dar en el blanco que tiene por ojete, ese que reconoce entrega sin dramas. “La primera vez superé el dolor con buena lubricación” explica la petisa, “y después nunca más un problema, para mí en el sexo no hay tabúes.”

Tetas de Mariana Diarco

“Al operarme se agrandaron los pezones” informa Diarco, “y por suerte quedaron mucho más sensibles.” Sale una turca!

Esa pinta de pendeja atorranta ya es un clásico, ese pelar tetas de cotelé y mirar para comprobar cómo te vuela la peluca, que es lo que la motiva para hacer las fotos. “Yo amo hacer esto” dice Mariana Diarco con una sonrisita picarona, “me encanta sentir las miradas, ver lo que provoco, vivo para eso.” Y algunos casi se mueren por eso, porque la advertencia “no apto para cardíacos” es real cuando se trata de Diarco. “Me gustan los jovatos porque te guían bien, aprendés un montón, pero más de una vez me pasó mariana diarco, nena porristade temer que les agarre un infarto” dice recordando experiencias que casi logran que el título de bebota asesina deje de ser una metáfora, “sentía que las pulsaciones aumentaban mal, el corazón ya se le salía y no podía respirar… me asusté y le dije que pare, pero me dijo que no y siguió dándole, yo pensaba que se moría.” Y sería una buena manera de despedirse, pero Marianita es golosa y no quiere que el flaco de polera se le muera tan rápido. “Me gusta enloquecer al hombre dando placer hasta el último momento pero tengo que ir regulando porque no me gusta quedarme con las ganas” explica la petisa petera, “me encanta dar sexo oral sin que me lo pidan, pero a veces tengo que frenar un poco para que dure más y yo pueda mariana diarco, petisa peteraquedar contenta. Con los pendejos a veces tengo que tomar el control y obligarlos a que sigan hasta que quede satisfecha porque quieren todo al toque y no se dan cuenta cuando algo no te gusta.” Pero dejar conforme a Marianita no es difícil, basta conocer sus puntos débiles. “Me gusta mucho que empiecen mordiéndome el cuello, esa zona es muy sensible igual que los pezones, que quedaron el doble de sensibles desde que me agregué lolas” revela la petisa, “después unos chirlos en la cola y listo, entrego lo que quieras porque para mí en la cama no hay nada prohibido. Y la cola con buena lubricación no hay problema, mientras los dos estemos cómodos para mí en el sexo no hay fronteras ni tabúes, en la cama vale todo.”

Mariana DiarcoMariana Diarco en tetasMariana Diarco

Mariana Diarco, porrista

“Estuve con muchos hombres” confiesa Mariana para sorpresa de nadie, “pero no me arrepiento porque de todos aprendí mucho y me llevaron a ser la mujer que soy hoy.” O sea, re trola. “Debuté sexualmente a los 12 años y no me arrepiento” dice desafiante, “vivía en Estados Unidos que tiene una cultura más abierta y aprendí a experimentar y no hacerle asco a nada, en la cama no tengo límites.” Y con esa filosofía volteó pajaritos y salmones (a los 16 ya se comía a Calamaro) pero asegura que todavía no hizo partuza. “Me falta probar la fiesta en grupo o con otras chicas” dice la pendeja porrista, “pero no tendría problemas, porque de nada digo ‘qué asco’, mientras me sienta cómoda estoy abierta a todo.” Como una fiesta con Pamela Pombo, que a juzgar por las fotos de abajo celebraron con torta.

mariana diarco, hermosa colita mariana diarco con pamela pombomariana diarco come la cola de pamela pombomariana diarco y pam pombo mariana diarco saca culomariana diarco

Bajate el video de Mariana Diarco
También disponible en 3gp para celular

Matilde Bonasera, argenta fiestera

Matilde Bonasera en tetas

Matilde Bonasera es una mendocina que triunfa en Chile pelando tetas, mostrando el orto y dando clases de putez en el país trasandino. “Soy argentina y nada más que haga topless causa un escándalo y quedan todos con tortícolis” dice del efecto que causa en el país vecino, “tengo un programa que se llama “Punto G”, mi objetivo es promover el buen sexo, porque en esa materia Chile es muy cerrado todavía.” Es que Mati está muy abierta y no sólo de mente. “En la cama soy muy activa y no me importa si sos lindo o feo” dice la rubia, “lo importante es que tenga piel y vengas cargadito de abajo, no me vas a venir con un maní! Pero tampoco que sea muy gruesa, porque si no por atrás se complica, así que tampoco vamos a exagerar con el tamaño.”

Tetas de Matilde Bonasera

Matilde Bonasera pela patys de verdadera carne argentina sin aditivos de siliconas o tuneos.

Puede que no alcance para que Argentina recupere posiciones entre países exportadores de carne (hasta Paraguay le gana) pero en Chile la demanda de nalga y pechito de Matilde Bonasera sigue en aumento, al punto de convertir a la rubia en una estrella trasandina. “Ahora estoy tratando de empezar mi carrera acá, hacerme tan conocida acá como en Chile” dice Mati colgada del palo, “pero acá el material tiene que ser más fuerte porque allá el tema sexo es muy cerrado todavía.” Y justamente por eso la rubia hizo de su putez un sacerdocio en el país vecino, donde predica el kamasutra y las bondades del gárching. “Tengo un programa de sexo que se llama Punto G” anuncia con las tetas al viento, “tocamos todos los temas que te puedas imaginar.” Y lo bueno es que Mati se deja tocar de todas Matilde Bonasera de culolas maneras que puedas imaginar, siempre que cumplas con ciertas condiciones. “Para estar conmigo un hombre tiene que tener ciertas cualidades como ser espontáneo, divertido y simpático” dice antes de largar el verdadero requisito, “pero tiene que venir bien cargadito de abajo, no me vas a venir con un maní!” Maniseros abstenerse obvio, pero cuánto hay que cargar exactamente? “Y mirá no sé, pero tiene que ser por lo menos de 17 centímetros o más para calificar” explica Mati, “y que tenga unos 5 centímetros a la redonda está bien pero no más porque si es muy gruesa por atrás se complica, así que tampoco vamos a exagerar.” Y Matilde Bonasera hotsi te parece injusto quedar afuera de ese ojete por exceso de grosor, no te aflijas que el asterisco de Mati es flexible y te puede hacer un lugarcito. “El límite de tamaño por atrás en realidad depende del hombre” explica la rubia, “si me excitás y hacés las cosas bien no hay problema por la cola, yo no tengo drama para disfrutar por donde quieras.” Y si querés partuza todo bien también, podés llamar y pedir refuerzos, pero tratá de que los pibes sean más o menos presentables. “Si venís a cenar con cinco amigos mimosos tampoco hay drama, pero depende cómo sean, si son muy feos no” explica Matilde, “ahora si traés cinco colectiveros y son lindos y limpitos no hay drama, nos vamos a la cama todos juntos!”

Matilde Bonasera, argentina hotMatilde Bonasera contra la paredMatilde Bonasera

Matilde Bonasera topless

Las poses que hace para las fotos no mienten: por esa cola pasó gente, y Matilde Bonasera no lo niega. “Por atrás no tengo drama siempre que no sea muy gruesa, porque si no se complica” dice la rubia conductora del programa Punto G, “pero te digo que por atrás el tamaño es un problema si el hombre no sabe hacer las cosas, si me excita bien no hay problema por ningún lado.” Y para fomentar la práctica, Mati quiere que las mujeres chilenas muestren más el orto. “Cuando decía que estaba promoviendo el uso del hilo dental, me felicitaban por preocuparme por la salud bucal de la gente” dice de su campaña para fomentar la putez en el país transdino, “les tenía que explicar que es el traje de baño con una tirita en la cola y como incentivo para que los periodistas me ayuden les ofrecí hacer fiestitas, la idea es que trabajemos juntos y lo pasemos bien al mismo tiempo.”

Matilde Bonasera en cuatro

Matilde BonaseraCola de Matilde BonaseraMatilde Bonasera, argentina hot Matilde Bonasera en la piletaMatilde Bonasera gateando

Bajate el video hot de Matilde Bonasera
También disponible en 3gp para celular

Charlotte Caniggia estrena tetas turqueras

Tetas de Charlotte Caniggia

Como hija de Caniggia, Charlotte conoce la importancia de una buena delantera y lo demuestra saliendo a la cancha con dos impresionantes tetotas. “Me puse seiscientos centímetros cúbicos en las lolas” dice la rubia orgullosa, “me operé porque quería lograr una imagen más sexy, con el nuevo tamaño quedé como una Barbie y me siento óptima.” Optima para una turca!

Cola de Charlotte Caniggia

Charlotte Caniggia cometió un error estratégico: al reforzar la delantera dejó la retaguardia al descubierto. Sacale la roja!

La hija del Cani no juega al fútbol pero heredó de su padre una lección importante: se trate de partidos en la cancha o pijas en la concha, para ganar hay que tener una buena delantera y tener huevos para hacer cambios. “Me puse 130 centímetros de lolas para sentirme más sexy” explica Charlotte, que con apenas 20 años ya va camino de convertirse en una muñeca de plástico —que es justamente lo que quiere. “Estoy re contenta porque quedé como una Barbie, esa fue mi inspiración” dice con orgullo de su decisión Charlotte Caniggia tetas nuevasde meterse 600cm3 de siliconas en las tetas, sacarse grasa de la cintura y de las rodillas (ahora va a tener que usar rodilleras como su papá cuando le den en cuatro), “ser como Barbie era la imagen que quería de chiquita y hoy ya estoy cerca de eso: rubia, con cuerpo estilizado y casi perfecta.” Es que Charlotte está acostumbrada a la buena vida y quiere seguir los pasos de su mamá en el camino de la putez internacional. “Mamá es mi ídola, ella sabe mucho acerca de esta profesión” dice mientras vos te rascás la cabeza de la pija pensando a qué ‘profesión’ se refiere, “mi papá no quería que me opere, pero mi mamá me dijo que era el momento y charlotte caniggia tetonaconfío plenamente en ella.” Pero a diferencia de su mamá —auténtica pionera de botineras— la nena quiere alguien con más nivel que un simple futbolista. “No me veo con un hombre como mi papá, con pelo largo y pantalón corto todo el día de jogging” explica la ahora rubia tetona, “yo quiero un chico elegante, que se vista de traje y tenga un look empresario.” Y no sólo el look de empresario sino también la guita, porque Charlotte es muy cara. “Mis gustos son simples, sólo quiero lo mejor” define con una sonrisa antes de lanzar una advertencia a sus competidoras, “todas están bastante charlotte caniggia estrena tetasenvidiosas de mí pero les digo que no me odien porque soy hermosa, ódienme porque sus novios piensan que lo soy.” Charlotte busca mejorar su imagen porque no quiere sólo shampéin sino también pija y no le importa si le duele. “La operación me dolió mucho, pero para ser bella hay que sufrir” dice al relatar los sacrificios que le impone la trolez, “no podés comer, tenés que ir al gym, te duelen los zapatos de taco alto y tenés que depilarte, es todo un sufrimiento. Y aunque el post operatorio de las lolas duele, agregarme esta cantidad valió la pena: ahora que tengo estas lolas puedo dar mucho mejor para campañas de bikini o ropa interior.” Y ni hablar cómo da para estrenar esas bochas con unas buenas turcas!

Charlotte CaniggiaCharlotte Caniggia grandes gomasCharlotte Caniggia

Nuevas tetas de Charlotte Caniggia

Charlotte Caniggia tomando shampéinCharlotte Caniggia saca pecho como para poner a prueba el aguante de los breteles y con la cola en la punta del sillón espera tu reacción. “Hacía mucho tiempo que quería mejorar algunas cosas” dice como si su cuerpo fuera un producto y ella la jefa de márketing, “me miraba y veía cosas que quería cambiar para verme más linda, así que cuando tuve un tiempo libre lo hice y valió la pena.” Y la rubia ya se puso en campaña para amortizar la inversión. “Soy una mujer de los medios” dice en tono de empresaria, “quería lograr otra imagen más sexy, más de mujer para conseguir nuevas campañas y papeles como actriz, con el nuevo tamaño me siento más madura.” Y vos también vas a sentir la tuya más dura, porque esas tetotas son impresionates y Charlote las va a usar para facturar en televisión. “Ahora no necesito estudiar teatro, no es tan difícil ser actriz” explica la rubia, “con estas lolas doy mejor en cámara, apunto a papeles menos complicados.”

Charlotte Caniggia con nuevas tetas en el sillón

Bajate el video de Charlotte Caniggia
También disponible en 3gp para celular