Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Jenny Williams, la bebota hot de Graduados

Jenny Williams, Sofia de Graduados

El orto de Jenny Williams es para ponerle más que un moño, pero la rubia dice que mostrarlo fue un error de principiante que no piensa repetir. “Cuando hice esa producción todavía no conocía el medio” explica la rubia que encarna a Sofía Conte en Graduados, “y la verdad que entre las fotos y las confesiones sexuales que hice salí perjudicada.” En realidad es al revés: gracias a las fotos y las declaraciones la llamaron para hacer de bebota hot en televisión. “En Palermo Hollywood hacía de Luli, una chica de 16 años que provocaba al conserje con palabras de doble sentido” recuerda la rubia, “pero después cambié mi perfil y hasta de nombre — hice Atracción X4 como ‘Juana Dubarry’ y nunca más volví a hacer producciones hot.” El de Jenny es debut y despedida.

Jenny Williams

“Me gusta la banana con dulce de leche” confesó la rubia y aunque diga que se arrepiente, se la debe seguir morfando.

En Graduados se la disputan dos pibes y no es para menos: Jenny Williams tiene todo el lomo y actitud de la típica colegiala hot. “Tengo cara de ángel con ojos claros y mucha pinta de nenita” explica la rubia, “pero con el lomo que tengo tampoco soy una bebé: meto buena cola, lolas y además me encanta jugar con la ingenuidad y el doble sentido porque lo más sensual de una mujer está dentro de su cabeza.” Puede ser, pero como metérsela en la cabeza es difícil, te vas a tener que conformar con ponérsela en la boca, que es justamente una de las cosas que más le gustan. “Es que la boca es jenny williams hotuna zona súper erógena y todo lo que hagas con ella calienta” dice la rubia petera, “para el oral te hago una onda gastronómica: le pongo mucho dulce de leche o lo rocío con chocolate y después me lo como todo, te limpio con la lengua porque soy golosa.” A Jenny le gusta la banana con dulce de leche pero armate de paciencia, porque la nena da muchas vueltas para comer. “Primero voy comiendo todo alrededor porque me encanta jugar con la ansiedad del otro” dice la rubia que anima a Sofía Conte en Graduados, “por eso me muevo de manera lenta y pausada como para generarte esa idea de ‘Quiero que baje ya!’ pero no lo hago nunca, sólo cuando no das más.” Pero no lo hace para torturarte sino por tu bien. “Me gusta hacerte sufrir un poco pero vale la pena porque al final se disfruta jenny williams, sofía de graduadosmucho más, porque todo lo que genera ansiedad cuando lo conseguís produce el doble de placer” dice la catedrática del pete, “me gusta ponerle dulce y comerla lentamente, cuando me propusieron hacer la foto con el chupetín me cagué de risa, fue como si hubieran adivinado mi juego sexual.” Y esa putez real es la que usa para componer a Sofia en Graduados o para los memoriosos, la pendeja de Palermo Hollywood Hotel. “Ahí hacía de Luli” dice Jenny, “una chica de 16 años muy juguetona que buscaba todo el tiempo al conserje de la mano del doble sentido y el sutil juego de las palabras acompañadas por el lenguaje corporal.” Traducido: terrible calienta pijas en la ficción y chica hot en la vida real. “Una fantasía que cumplí fue hacerlo arriba de una lancha en el jenny williamsmedio del río un martes al mediodía” recuerda la rubia, “con mucho calor de por medio nos quedamos en bolas y le dimos con todo, resultó espectacular.” Y mejor todavía hubiera sido si filmaba el garche, algo que la rubia haría si le ponen la tarasca. “Puedo ser sexy sin necesidad de desnudarme, pero creo que el cuerpo es un instrumento de trabajo del actor así que depende de la propuesta” explica Jenny, “si Campanella me hubiera ofrecido ser violada en El Secreto de tus Ojos le habría dicho que sí, era un papel buenísimo.” Pero el mejor papel lo puede hacer con vos, Fernet de por medio, en la vida real. “La movida de la lancha fue sin alcohol pero me gusta ponerme en pedo y hacer cualquiera” confiesa la rubia, “me gustan más los batacazos que las escenas románticas, me va que me agarren por sorpresa en la cocina y me maten.”

Jenny Williams de GraduadosJenny WilliamsSofia Conte de Graduados (Jenny Williams)

Jenny Williams de Graduados

Jenny Williams dice que cuando la ofrecieron hacer las fotos como la nena chu-petera le encantó la idea. “Cuando me propusieron salir con el chupetín me cagué de risa, fue como que adivinaron lo que me gusta” confiesa la rubia, que dice antes de petear se tienen que cumplir algunos requisitos. “Si venís de un partidito todo chivado me parecés re sexy” reconoce Jenny, “pero primero pasá por la ducha o al menos compartámosla, para después poder matarte a full.”

Jenny WilliamsSofia Conte de Graduados (Jenny Williams)Jenny Williams

Bajate el video de Jenny Williams
También disponible en 3gp para celular

Luján Telpuk, la aduanera entrega el baúl

Lujan Telpuk pone el culo

La ex policía aduanera Luján Telpuk quiere invertir los roles y que seas vos el que le abre el baúl, y no te sorprendas si al revisar encontrás algún electrónico escondido. “Una amiga mía me regaló un consolador” confiesa la morocha, “y la verdad que es buenísimo porque está siempre dispuesto y me sirve para aprender cosas nuevas.” Es que la ex policía sigue de alguna manera “al servicio de la comunidad” y estudia mucho para mejorar en su nueva profesión. “Me la paso leyendo libros de sexología, aprendo mucho y me dan ideas para no caer en la rutina” explica la santafecina, “me informo sobre nuevas posiciones, lugares, me pongo distinta ropa y me sirve para mis shows.”

Las tetas de Lujan Telpuk

“Estoy enamorada de mis lolas” dice Telpuk de sus tuneadas tetas, “antes me decían Cacho, ahora camino contenta!”

Volvió la chica de la valija y esta vez quiere que le abras bien el baúl así tipo mala onda en la aduana, porque posición obliga y Telpuk te espera en cuatro y agarrada para aguantar la embestida. “Por la colectora me duele muchísimo y encima los chicos que me tocan son muy dotados así que tuve que aprender a posicionarme” explica la ex policía para que veas cuán seriamente se tomó su nueva profesión, “pero igual hay veces que vienen con algo muy grande y me da miedo porque no quiero terminar en el hospital, pero igual descubrí que si pongo un lujan telpukalmohadón y me muevo despacio es placentero.” Y si prometés abrirle el baúl sin descoserlo, de recompensa Luján te va a cumplir la fantasía de la policía aduanera que primero te palpa de armas y después baja a inspeccionar el bulto. “Todos me elogian cómo uso la boca porque la tengo bien carnosa y es totalmente natural” dice en tono eco-petero, “en la cama me gusta jugar a ser sensual y aunque me doy cuenta en la primera mirada si puedo tener piel con alguien, no me gusta ir directo a los bifes, me gusta empezar romántico y después sí quiero que te pongas las pilas.” Y ponésela entre las tetas, que para Telpuk poder hacer una turca en un sueño cumplido. “Cuando era chica me decían Cacho porque no tenía nada, pero ahora tengo y por eso las muestro, estoy enamorada de mis lolas y me encanta que me las toquen” explica Lujan TelpukLuján, “ahora tengo lola y cola para mostrar y por eso me divierte hacer fotos desnuda, la verdad que lo disfruto porque nunca imaginé que la chica que caminaba por el campo en bombacha y alpargatas iba a llegar a hacer cosas como estas.” Cosas públicas como strip teases y shows hot, pero también partuzas privadas que revelan que la inocente chica de Hughes emputeció rápido en Buenos Aires. “Leo libros de sexología y después cumplo las fantasías, una que me gusta es estar con dos chicos en la ducha” confiesa la morocha con ganas de mojarse, “a uno le doy sexo oral mientras el otro me agarra por atrás, me encanta que me nalgueen.” Y si te entusiasmó la escena, el precio te va a encantar. “No quiero guita, lujan telpuk se abre de gambasnunca me fijé en la billetera de un pibe, soy una chica de pueblo acostumbrada a la gente sencilla” explica Luján, “y tampoco me fijo en lo físico, el típico lindo musculoso rubio y de ojos claros nunca me gustó, me gustan morochos con mucho carácter, que sean pilas y divertidos.” Y qué podría ser más divertido que pedirle que llame a una amiguita para armar una linda partuza. “Tengo ganas de estar con una chica, ya me di besos con algunas” reconoce Telpuk, “pero me freno porque tengo miedo que me guste y no volver más, aunque estoy segura que pronto se me va a dar… si Luciana Salazar me dijo que le encantaba mi cola, me encantaría tener sexo con ella.” Y que te hagan un lugarcito!

Lujan Telpuk abre los cantosLujan Telpuk en bolasLujan Telpuk topless

Lujan Telpuk desnuda en la playa

Luján Telpuk es un ejemplo de transparencia en la administración púbica: la ex policía no sólo toma sol en pelotas sino que no tiene problema que te acerques en la playa y le inspecciones el baúl. “Algunos son tímidos conmigo porque porque todavía me ven como policía, pero no hay porqué inhibirse conmigo porque como ves ya no uso uniforme” dice la morocha, “aunque me lo puedo poner para cumplir alguna fantasía, siempre me piden que los arreste, les ponga las esposas y los palpe de armas.”

Bajate el video de Luján Telpuk
También disponible en 3gp para celular

Barbi Franco se juega el orto a Todo o Nada

Barbi Franco pone la cola

Barbi Franco se acomoda en el pasto y te mira seria mientras el papo trata de sacarse la roja mordaza y el ojete muestra la escarapela de cuero como un verdadero patriota. “Sé cómo hacer para atraer a un hombre y que se quede a mi lado” dice la morocha como si ese orto no fuera incentivo suficiente, “todos quedan conformes, soy un diez como novia.” Y si la palabra ‘novia’ te hizo sonar una alarma en la cabeza, tranquilo que la azafata sabe que aviones como ella hay muchos. “Hoy en día quién es fiel?” se pregunta la morocha, “eso no es un problema, se supera en la cama!” Agarrate porque esta azafata entrega todo y no se guarda nada!

El papo de Barby Franco asoma

Posición obliga: “Si estoy en cuatro no me niego a nada” dice Barby, “me encanta tipo perrito, la siento mucho más.”

Como azafata en A Todo o Nada, Barbi Franco es una morocha juguetona siempre lista para calentar por televisión mostrando el orto en la pileta, los pezones en la ducha o esa boquita petera chupando un helado. Pero lejos de las cámaras, lo que más le gusta es jugar a la basurita: ella se tira al suelo y vos la recogés como la perra que es. “La posición que más me gusta es la del perrito” dice la morocha mientras acomoda el ojete en el pasto, “en esa posición me entrego totalmente, si estoy en cuatro no le digo que no a nada.” Barbie no se niega a nada y muestra pruebas al canto: el marrón que asoma a los costados de la bikini roja parece el nudo de un globo que Barbi Francovaticina una terrible fiestita, porque la morocha además es partuzera. “Cuando me pongo a tomar alcohol soy un peligro, acoso a todas las chicas del boliche” confiesa Barbi, “tengo ganas de invitar una chica para jugar tocándonos en la cama y comerla a besos, siempre tengo la fantasía de hacer un trío y que me enseñen algunas cosas nuevas.” Pero hacer de teacher en ese trío no va a ser fácil, porque la azafata es una atorranta de alto vuelo. “Conmigo la tenés que tener clara en la cama” advierte la morocha, “me gusta que me agarren y mantengan un buen ritmo, porque sino prefiero arreglarme solita.” Pero sería una pena que pierdas el servicio de Barbie, una azafata de putez internacional y enorme habilidad lingüística. “Para el barbi francooral olvidate, ahí no me gana nadie, todos me dicen que soy la mejor de todas” asegura la morocha petera, “pero tenés que tener aguante, son muchos los que acaban demasiado rápido conmigo y después tengo que arreglarme sola, aunque tocarme es algo que me encanta, me vuelve loca.” Y como viciosa toquetona, a Barbie le encanta colarse unos dedos en el momento clave. “En el sexo me gusta tocarme para acompañar la explosión, me enloquece” explica la morocha, “así puedo llegar acabar dos o tres veces sin problemas.” Y mientras vos le rellenás la empanada y ella trabaja en el repulgue, no te olvides del marrón. “Cuando estoy a punto de terminar, me gusta que me metan un par de deditos por atrás” dice la morocha viciosa, “eso está muy bueno.”

Barby Franco, azafata de A Todo o NadaBarbi Franco pela tetasBarby Franco, tremendo paty

Barbi Franco en cuatro

Barbi Franco, azafata de A Todo o NadaBarbi Franco te espera en cuatro y aunque esa cara de putita divina lo dice todo, la morocha igual quiere explicarte porqué esa es la posición que más le gusta. “De todos los estilos que probé el que más me gusta es tipo perrito, así la siento mucho más” dice arqueando la cintura como para que le veas el nudo del globo que tiene por ojete, “me gustan los hombres un poco más grandes que yo, porque en los boliches los de mi edad son muy babosos, yo quiero un macho con todas las letras.” Y quizás por eso mismo, Tinelli no califica. “Todas mueren por Marcelo, pero a mí no me gusta… no tengo un prototipo de hombre, me gustan altos y morochos pero no me dejo atrapar por ningún famoso.” Pero con las famosas no tiene problema. “Tengo fantasías con chicas de la tele” confiesa la morocha, “de Gran Hermano me gusta Victoria Irouleguy porque además de ser linda tiene carácter.”

Barbi Franco Barby FrancoBarbara Franco, azafata A Todo o Nada

Bajate el video de Barby Franco
También disponible en 3gp para celular