Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Notiblog Freak: Sabrina Sabrok y Florencia Macri

Sabrina Sabrok y sus tetas récord. Si comparás con Florencia Macri, te vas a dar cuenta que en el mundo no hay justicia.

Sabrina Sabrok decidió darle impulso a su carrera colgándose de sus propias tetas. Pero hete aquí que no tenía suficiente para poder llamar la atención del público de México, su país adoptivo. Y ahí fue cuando empezó con una serie imparable de cirugías para agrandarse las tetas, que hoy pesan un kilo trescientos cada una.

Florencia Macri llegó tarde el reparto de tetas

Alguno dirá porqué no se pone tetas con toda la guita que tiene. Viendo las fotos con su “amiga” la explicación es más que clara, no le va esa onda.

El mundo fué y sera una porquería, ya sabemos, en el 510 y en el 2006 también. Y a los que todavía no están convencidos de que es así, los invitamos a que expandan la foto de la izquierda y la de arriba y vean en ellas un testimonio desgarrador de la desigualdad que impera en el mundo, de la distancia que hay entre los que tienen todo y los que no tienen nada. Si son sagaces, al comparar las fotos van a llegar a la conclusión de que Florencia Macri es una chica carenciada. Cómo que es carenciada, se preguntarán los notiblogueros, si está llena de guita? Mirando las fotos te vas a dar cuenta que la heredera de Macri es casi tan chata como una tabla de planchar y encima sus pezones son como dos tatuajes —más de un flaco tiene los pezones Por quedarse esperando en la fila donde repartían guita, Florencia Macri llegó tarde al reparto de tetas.(perdón, tetillas) más grandes que lo que se le ve a Florencia. Y de ahí viene nuestra shockeante conclusión: la heredera de Macri, a pesar de los privilegios que compra el dinero, es una chica cuyas carencias saltan a la vista. Más de un lector estará pensando a esta altura “muy bien, entiendo el problema de la chica Macri, pero para qué pusieron una foto de dos globos entre plumas naranjas al principio del post?”. Sabrina Sabrok en otro collage de las fotos que hizo para PlayboyObserven con cuidado la foto de arriba —los notiblogueros más avezados adivinarán una cara detrás de los globos que parece ser de una mujer. El nombre de la mujer sepultada bajo esas dos montañas de carne es Sabrina Sabrok, una argentina que vive en México y prueba que seguimos exportando carne a pesar de la prohibición impuesta por el gobierno. Al igual que Florencia, Sabrina nació en Buenos Aires pero tiene una historia de vida bien diferente. Sabrok creció en una familia de clase media que como casi todas las pasó mal económicamente. Mientras que Florencia Macri se criaba entre algodones y llovía guita, Hugo y Martha, los padres de Sabrina, la llevaban ya desde chica a cuanto casting conseguían, para tratar de hacer un mango usando la carita angelical de la niña Sabrina.

Florencia Macri y la que sería su amante, una chica muy parecida a ella de nombre Noel

Florencia Macri corretea con su “amiga” Noel, una chica que parece un clon de ella misma y parece que también llegó lamentablemente tarde al reparto de tetas. A ninguna de las dos parece importarles demasiado no tener tetas porque dan la impresión de no necesitar de hombres para pasarla bomba. Nos frenamos un poco de decir lo obvio porque como Florencia no es realmente una “famosa” (no comercia con su imagen) tiene derecho a la privacidad (o sea, queremos evitar un posible juicio, porque si bien Florencia no tiene tetas, abogados tiene a patadas).

Sabrina Sabrok y sus terribles globos, no nació con mucho, pero con esfuerzo y poniendo buena parte de su salario en operaciones quiere ir para el Guinness

Sabrina Sabrok y sus dos increíbles globos de un kilo trescientos cada uno.

Sabrina Sabrok empezó haciendo publicidades y apareció en decenas de comerciales (el último fué para Unifón en julio de 2002) pero la familia seguía mal de guita. “Soy una mina muy sensible pero también fuerte y en Buenos Aires la cosa no andaba” dice Sabrina de las razones que la llevaron a que un día se fuera de la Argentina para buscar suerte en México. “Yo había hecho de todo, inclusive fuí cantante de rock”, dice recordando que en Buenos Aires en el año 1997 formó Primeras Impresiones, una banda de heavy metal que no tuvo la trascendencia Sabrina Sabrok salió dos veces en la tapa de la Playboy edición mexicanaesperada pero le sirvió para conocer a Emiliano, que la acompañó en la aventura mexicana y todavía sigue siendo su novio. “Yo me guío por el amor, soy transparente y voy de frente”, dice Sabrina con la cara seria pero es gracioso, porque es obvio que alguien con esas terribles tetas “va de frente”, no le queda otra. “Me molesta mucho la falsedad” dice Sabrina y nuevamente da risa que lo diga justamente ella, que a esta altura tiene más elementos falsos que auténticos en su cuerpo: no solamente tiene varias operaciones en las tetas, sino que la cara está toda hecha, lipoaspirada y demás, e imaginamos que la cola también la debe tener recontra hecha.

Sabrina Sabrok, un escándalo pelirrojo que va por el récord Guinness

Siguiendo el consejo de Moria Casán contrario sensu, Sabrina Sabrok hizo carrera colgándose de sus propias tetas. Luego de una cantidad notable de operaciones está muy cerca de entrar en la guía Guiness de los récords mundiales como la mujer con las tetas más pesadas. Acá pronosticamos que van a pasar una de dos cosas: o rompe el récord con sus tetas, o alguien le va a romper el orto como premio consuelo, y no creemos que sea el novio, que no vive con sino de ella.

Florencia Macri y su amiga Noel, ambas en topless playero

Florencia Macri y su amiga Noel se tocan las tetas creyendo que nadie las ve. Puerto Pollenza?.

Sabrina decidió seguir el consejo de Moria Casán pero invertido. En vez de “colgarse de las tetas” de otra actriz más famosa y vivir del efecto succión por la tracción de otra estrella, Sabrok decidió desarrollar sus tetas para poder colgar todo el peso de su carrera en esas terribles ubres. “En este momento cada una está pesando más de un kilo trescientos gramos”, dijo orgullosa Sabrina a la gente de Televisa que la tiene como estrella. “Por supuesto que no me puse toda la silicona de golpe, tengo que ir en etapas para que la piel se vaya estirando y acostumbrando para agregar más en la próxima operación”, continúa explicando. El talle de los corpiños de Sabrina en el extraño sistemas de medidas norteamericano es 42 DDD, que no tenemos idea qué significa pero nos aseguran Una de dos: o rompe el récord con sus tetas y entra al Guinness, o alguien le va a romper bien el orto como premio consuelo.que es absolutamente gigante. No hace falta aclarar que Sabrina la va de ‘freak’ (ver foto de abajo con la china), y ahora está yendo por el récord mundial para las gomas más pesadas del mundo. “Espero llegar este año al libro de récords Guinness”, dice orgullosa, “esa va a ser mi marca en el mundo, algo que quiero dedicar a mis padres y mi novio”, dice dando por descontada la victoria. Sabrina hace permanentes referencias a su padres y su novio, lo cual es ya de por sí medio freak, porque en reportajes de la época en la que estuvo en El Nieto de Don MateoSabrina Sabrok y una chica que esperamos no sea su novia, recontra freak.o sea que fue una chica Sofovich— dijo que nunca se llevó bien con los padres, que rechazaron la “profesión” que ella eligió. “Emiliano es un divino, siempre estuvo a mi lado”, dice Sabrina de su novio, y esta referencia también es extraña: en su perfil en MySpace, perdido entre los details personales, Sabrina declara que es bisexual. Parece ya un patrón de todas las chicas Sofovich, o de todas las vedettonas de los úlitmos años, todas entran en la onda lésbica. Sabrina, ahora que ya se escapó el gato de la bolsa y publicaste que te gustan las nenas, danos el gusto y hacete unas fotitos bien freaky —por ejemplo una escena de sexo torta con la novia de Tatú, la ponja de la foto de arriba— para todos los notiblogueros, que te lo van a agradecer cuando vuelvan con su mina habitual. Nos quedamos con ganas de ver a la ponja amiga de Sabrina en bolas, pero será para un próximo Notiblog Freak.

Araceli González en topless andrógino

Araceli Gonzalez

Es cada vez más difícil lograr que una famosa se desnude para la cámara, y las tetas de Araceli González no son algo que veas todos los días. Ya no hace falta tratar de adivinar detrás de una transparencia cómo son sus pezones, acá los ves con nitidez. También ves con claridad su bigotito, pero bueno, nada es perfecto.

Araceli Gonzalez

El sueño cumplido de verla a Araceli pelando tetas mal y la pesadilla de verla convertida en una nena andrógina con bigote y pelos en los brazos. Si sos rider, te la tenés que bancar.

Araceli González no necesita presentación, pero sus pezones sí. La cara de Ara está en todos lados, pero sus pezones son una figurita difícil, algo que tenés que advinar a través de alguna transparencia que no te deja verlos bien. Por eso los queremos presentar oficialmente, para que los puedas ver bien de cerca, casi con la nitidez con que los verías si estuvieras a punto de comerlos. Claro que al verle los bigotitos se te pueden ir las ganas de besarle las tetas a Araceli, es verdad que da un poco de cosa, no? Si te la topás con esta pinta andrógina de pechos al viento con corbata y bigote, te puede dar un poco de impresión, especialmente si estás aterrizando después una noche con poca pizza pero mucha birra y faso. Es como un sueño lisérgico donde viene todo increíblemente bien, le trabajás los pechos y vas subiendo en forma triunfal Araceli Gonzalezpara dar el beso del milenio, esos como para acabar en seco, y de repente Chan! resulta que Ara te pincha con el bigotito. En ese extraño mundo onírico de una Araceli González bigotuda y de brazos peludos, no muchos se animarían a meterle mano debajo del pantalón, a ver si todavía viene con sorpresa. Tenemos que advertirte que la cosa se puede poner muy extraña y por eso los que son impresionables mejor que se concentren en estas dos series de fotos de Araceli tomadas durante una producción, están en crudo sin retocar con el famoso photoshop y muestran que las carnes de la chica de Caballito se mantienen duras y apetecibles. Pero si te la bancás estar en un sueño con la Araceli bigotuda, seguimos contándote que quizás tengas suerte y la sorpresa no sea tan desagradable, por ejemplo Ara puede pelar un clítoris extra large que hace juego con su Araceli Gonzaleznueva onda andrógino-pilosa. Si te divierte ese megaclit y todavía tenés ganas de bajar a hacer de las tuyas, acordate de sacar la cara en el momento clave a ver si todavía la Araceli Bizarra del sueño es una de esas mujeres que eyaculan y te moja toda la trompa. No, no es meo, es un líquido blanquecino y levemente denso, te puede servir para tomar con los copos de maíz si te quedás sin leche (no, la tuya no campeón). Es verdad que es todo bastante raro, el bigotín, el clítoris del tamaño de un Habanito de chocolate y los Corn Flakes con eyaculeta femenina. Pero después de todo, no era que querías ver el felpudito que Araceli tiene sobre sus labios?

Aschucarro y Silvia Pérez, chica Olmedo

Silvia Pérez, una de las chicas del recordado Alberto Olmedo, se cruza en la vida de Aschucarro, estrella del Blooming de Bolivia

Es increíblemente alucinante, no podés dejar de mirarla. Esa mata de pelo infernal entre las piernas parece dibujada, y muchos pensarán que es un truco, porque ni tu tía Marta tiene la concha tan peluda. Es algo realmente totalmente inaceptable hoy, pero sirve para que la próxima vez que veas a tu mina depiladita agradezcas que no tuviste tu adolescencia en los años ochenta. Ojo que hay muchos que tienen el felpudo así como fetiche.

Club de fútbol Blooming, de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia

En esta nueva edición de Notiblog Retro, nos complace presentar en forma exclusiva otro capítulo del diario personal de la estrella del fútbol coya Adalberto Aschucarro, quien deslumbró como delantero del Blooming, uno de los clubes más prestigiosos de Bolivia. Bajo el título En el Valle Rosado, el ex crack desgrana las circunstancias de su encuentro con Silvia Pérez, quien acompañaba al recordado capocómico Alberto Olmedo en No Toca Botón, el programa de mayor rating de la segunda mitad de la década del ochenta. Notiblog recomienda leer el siguiente relato como ficción, ya que por tratarse de un diario personal es posible que los deseos incumplidos del autor le hayan llevado a dar por verdaderos hechos que sólo existieron en la apunada imaginación de quien jugando en Bolivia llegó a lo más alto del fútbol mundial, ya que como sabemos, ese país está muy por encima del nivel del mar. Las fotos de Silvia Pérez desnuda son de la Playboy de la época, cuando se usaba tener mas pelo en la concha que en la cabeza. De todas maneras, ya quisiéramos que alguna de las depiladitas de hoy mostrara en la Playboy actual la concha de frente y con las gambas abiertas como hizo Pérez hace veinte años atrás.

Silvia Pérez y un desnudo en Playboy que fue totalmente avanzado para esa época de represión

Silvia Pérez pone su cara más natural en un desnudo que en su época fue muy fuerte.

En el parlante del BMW de Guillote sonaba a fondo AC/DC. El cantante Bon Scott me gritaba “I’m on the highway to hell” y tenía razón, yo estaba en la autopista al infierno por estar día y noche pendiente de ese sátrapa, un tipo que causaba un vertiginoso descenso de mi moral y sanas costumbres. Había ido a buscar un video de gimnasia aeróbica que me había encomendado justamente Guillote, que ridículamente creía que un poco de ejercicio en su casa le iba a ayudar a redimir alguna parte de ese cuerpito carbonizado por la falopa. Entré a un amplio gimnasio que tenía sobre una pared de espejos una barra de madera “Veía claramente el dibujo de un triángulo de sudor que nacía en el elástico y se perdía en la raya para volver a aparecer como un delta acuífero en el encajado papo.”como esas donde practican las bailarinas de ballet clásico. “Esperame que ya estoy con vos”, dijo ella, que estaba sola en el gimnasio elongando sus piernas. “Vos sos el gran goleador del Blooming?” inquirió ella; “Y vos sos la actriz Silvia Pérez?” repregunté yo. Era una porquería aguantar al drogón, pero cuando me permitía codearme con minas como la Pérez lo adoraba. “Me dijo Guille que ibas a venir” dijo Silvia, y yo me acerqué para observar cómo su redondo y trabajado culo se comía los últimos silvia pérez se sienta con las piernas abiertas y la concha expuesta en la playboy de hace veinte años atráscentímetros de costura de su calza amarilla. Veía claramente el dibujo de un triángulo de sudor que nacía en el elástico y se perdía en la raya para volver a aparecer como un delta acuífero en el encajado papo. “Este ejercicio de elongación es muy bueno” comentó Silvia, “¿Uds. Lo hacen en las prácticas del Blooming?”. “Si pero en el suelo”, contesté nervioso. “No, parado es mucho más efectivo, poné la pierna como yo”, me instruyó Silvita y yo me sentí ridículo vestido con mi traje Armani, apoyando las manos en la barra y levantando la pierna derecha como un perrito listo para echar un meo. “Me voy a cambiar rápido por que me esperan el Negro y Hugo en el canal para grabar”, dijo Silvia refiriéndose al Negro Olmedo y Hugo Sofovich. “Si andás en auto, me harías el favor de llevarme?”. “Si, claro”, contesté solícito.

silvia pérez se animó a mostrarse totalmente desnuda en la playboy de los años ochenta, mostrando su abundante cabellera vaginal

Silvia Pérez y una foto que más allá de la baja calidad del papel ilustración de la Playboy nacional de hace veinte años atrás, muestra un lomazo realmente muy bueno. Era una flaquita fuerte cuando lo que gustaba eran bestias tipo Moria Casán o Yuyito González, una onda vedette de Teatro Maipo.

silvia pérez levanta las piernas para exponer su concha bien peluda

Silvia Pérez y su terrible carpincho peludo, una especie hoy extinta.

Silvia se fue a cambiar de ropa detrás de un biombo, y yo fuí a hacer como que me arreglaba la corbata frente a un espejo desde el cual podía ver a Silvia sacarse la ropa. Primero la ví sacarse el elastizado top de lycra y se quedó en tetas, pero quedaron fuera del ángulo y no las pude ver en el espejo. Después Silvia se bajó hasta la rodilla su húmedo pantaloncito y se inclinó para sacarse las zapatillas, con lo que pude ver sus ruborizadas nalgas. Inmediatamente, mis ojos se posaron sobre esa mata de pelos que emergían de entre sus piernas como un nido de gorriones. Seguidamente, enfundó todo ese glorioso nido con una mínima tanga de algodón blanco. En ese momento sentí el estallido de un pequeño Chernobyl en las bolas que elevaron la temperatura de mi cuerpo a grados inimaginables y lo contaminaron de isótopos silvia pérez se pone en cuatro y de perfil se adivina su tremendo bigote púbicoradioactivos de sexo. Silvia se puso entonces una minifalda tableadita que apenas le tapaba el orto. Embadurnó sus piernas con crema para que lucieran brillantes y se subió a unos estilettos italianos de taco alto plateado y puntera negra que dejaban desnudo el empeine de sus bellos piecitos. El reactor Nº 4 salió de servicio en medio de un incendio infernal, había llegado la hora de evacuar la población. La llevé a Canal 9 y me pidió que la esperara. A los pocos minutos salió, aduciendo que se había suspendido la grabación porque Javier Portales se descompuso y Olmedo estaba tan mamado que no la había reconocido y se la quería coger. Me invitó entonces a que fuera con ellos a cenar y acepté con gusto.

silvia pérez en una pose que si la hiciera silvina luna o carla conte hoy, vos mismo estarías comiéndote cada tecla del teclado como si fuera garrapiñada

Nuevamente Silvia Pérez muestra esa caverna llena de pelos y uno tiene que suponer que en esa época nadie chupaba conchas. O quizás algunos se jugaban la vida buscando el clítoris en ese océano de pelos usando un snorkel para respirar. Esta sería una de las poses que nos gustaría que hiciera Silvina Luna, que ya firmó para la Playboy Argentina de hoy. ¿Qué harías si en la próxima Playboy saliera la Chivi, Rocío Guirao, Carla Conte, o tu famosa favorita en estas poses?

silvia pérez quedó muy afectada por la temprana muerte de olmedo, con quien compartió no solamente el escenario sino también la cama

Silvia Pérez debe haber ratoneado a muchos, incluido tu viejo. Seguro.

Nuestra mesa se componía de Susana Romero, Pepe Parada, Cesar Beltrán, Hugo Sofovich, Silvia y el Negro Olmedo, que pellizcaba un pedazo de pan para sacarse el pedo. Yo escuchaba fascinado las anécdotas de Pepe sobre la farándula, cuando de repente siento una insistente molestia entre mis piernas. Era el pie de Silvia, que jugaba en mi bragueta haciéndome sentir Chiquito Reyes en el famoso sketch de No Toca Botón. Traté de disimular masajeándole los deditos con una mano y cuando la cena terminó, Silvia me pidió que la llevara por que estaba cansada y quería dormir. Ya en el auto, Silvia reclinó un poco el asiento y apoyó los pies sobre la guantera. De reojo adiviné “Ella subía y bajaba facilitándome el viaje desde su clítoris al ano, y mi tren bala buscaba sosiego en el valle rosado de su concha”.un pequeño Teletubby blanco asomándose entre sus nalgas saludándome amigablemente, ella ya estaba delirando de afrecho. Llegamos a su depto y me invitó un café. Mientras ella batía en una taza de porcelana en la cocina, yo me acerqué por detrás y la abracé como para explicarle cómo hacerlo, pero no pude. Mis labios se escaparon por la pendiente de su cuello y luego volvieron a besar los suyos, y pronto intervinieron nuestras lenguas y después nuestras silvia pérez era una chica olmedo, lo que en su momento era mucho más grosso que cualquier chica sofovich de hoymanos, y la tacita de café voló a la mierda estrellándose contra el piso. Silvia acostó su pecho sobre la mesada de la cocina abriendo las piernas y en puntas de pie se levantó la pollerita. Yo me arrodillé desesperado, hociqueando esa adorable cola como un perro de la división narcotráfico buscando falopa. Usé mi dedo pulgar para mantener a un costado esa tanga que me impedía lengüetear a gusto. Ella subía y bajaba facilitándome el viaje desde su clítoris al ano, y cada tanto mi embravecido tren bala buscaba sosiego en el valle rosado de su concha. La descarga no se hizo esperar y pronto la llené de rica y nutritiva leche. Ella me miró indulgente, sabiendo que el resto de la noche me tendría entre sus sábanas. El Guillote se las iba a tener que arreglar con María Amuchástegui a los pedos desde la tele.