Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Alejandra Martinez + Chechu Bonelli

Cecilia Bonelli y Alejandra Martinez

La matemática del placer es simple: dos dan más placer que una. Por eso estás viendo no solamente a Alejandra Martínez, sino también a la Chechu Bonelli, ambas totalmente listas y entregadas para cumplir con todos tus deseos. Te vas a animar a corromperlas a fondo, como siempre soñaste? Date el gusto, matalas.

Cecilia Bonelli

Cecilia Bonelli demuestra en esta foto sus habilidades para hacer un “deep throat”. Esta nena no escupe nada, se traga todo.

Ay nene, para que querés estar con dos a la vez, no te alcanza con una? Es la clásica pregunta que hacen todas y te hizo tu mina cuando por accidente o por una confesión espontánea tuya, se enteró que para vos estar con dos minas vez “naturalmente” es mejor que estar con una sola. Porque estar con Cecilia Bonelli seria espectacular, impresionante, pero no tanto como estar con la Chechu y Alejandra Martínez. Mirá qué dúo, dos estilos distintos pero complementarios, dos bellezas para amar una noche y después morir tranquilo, después de eso para que seguir. “Vos te hacés el bueno pero al final me parece que sos un degenerado”, dice la pelotuda que tenés al lado, y es boluda no solamente porque no entiende esa verdad matemática básica de que dos son más que Cecilia Bonelli y Alejandra Martinezuna, sino porque la cerrazón mental (y de agujeros) la lleva a perderse de algunas cositas que si tuviera el bocho (y la concha) más abierta, la harían gozar mucho. Como por ejemplo, que la Chechu o Ale le chupen la concha, para tu mina sería un honor que la chupen toda, y para la nicoleña y la cordobesa sería un honor que vos les agradecieras haciéndoles bien el orto. “Estás loco? Ni en pedo dejo que esas dos Alejandra Martinezatorrantas me toquen un pelo”, dice tu mina y vos le respondes por lo bajo “no te tocarían un pelo bebe porque yo me aseguraría personalmente que vos llegues al encuentro bien depiladita… a ver si todavía las vemos después en Fox Sports con un pelo de tu concha todavía atravesado en los dientes”. Y si, no quedaría bien. O si. Depende, si llegan al estudio de Fox con aliento a leche es mala onda, pero un pelito de concha entre los dientes sería sexy y además las ayudaría a prevenir la paradentosis con un efecto tipo hilo dental. Fundamental cuando son peteras que respeten todos los lineamientos para la higiene bucal del Dr. Socolinsky (que de eso sabe, no de medicina, sino de hacer petes). Chicas, háganse gárgaras de leche como recomienda el pediatra.

Cecilia Bonelli

El flequillo de Alejandra Martínez en esta foto tiene una onda Betty Page que sugiere sado masoquismo. Y claro, los ojos se te van directo al orto, porque todos sabemos que era ahí donde la legendaria Betty Page recibía el castigo que le correspondía por hija de puta masoquista. Pegale duro en los cachetes mientras le das bomba, que a Ale también le encanta. Una provocadora.

Alejandra Martinez

Alejandra Martínez te invita a que veas el perfil de su lola con una onda black con mitones, una onda bien de turrita.

Uy nene, mirá las cosas que pensás!” dice ella acercándose y te manotea el bulto. “Vos en el fondo sos un turro, no se porqué todavía estoy con vos”. Claro que sabe, como lo sabe la vieja del depto de al lado, que ya fue dos veces a quejarse al consorcio de los gritos que pega cuando ponés tu mina en cuatro sobre la ventana que da al aire y luz para darle masa, especialmente cuando está picadita de vodka y entrega la cola. Porque la vieja de al lado en realidad debe disfrutar viéndolos, porque de otra manera no se quedaría toda la noche espiando para ver si le das en la ventana. “Y ahora de que te reís? Te burlás de mi, no?” dice tu mina, pero la sonrisa es porque estás pensando lo que sería tener a las tres gritando en la ventana que da al aire y luz a la “hora pico” del reviente, a la vuelta de Mint, a eso de las 6:30 AM del domingo. “Chicas, en Alejandra Martinezserio, apoyen las manos en el marco de la ventana y abran las piernas que saco la fotito para el recuerdo” dirías vos en esa madrugada de gloria apuntando con el celular. “A ver, dénse un besito y tóquense un poco, no se hagan las tímidas” Imaginate el kiosquero de la esquina, que a esa hora de la madrugada arma los diarios medio dormido y se despierta de golpe cuando te ve llegar abrazado no solo a tu mina, sino con Ale y la Chechu, y te regala de onda un diario como excusa para arrimarse y verlas mas de cerca. “Todo bien maestro? Acá tenés el Clarín… como se calienta el Clausura, eh?”, dice con esa torpeza que tiene la gente grande cuando ve a “la juventud” hacer lo que en su época era imposible. La famosa trifecta.

Cecilia Chechu Bonelli

Cecilia Bonelli lista para echarse un garco en el pecho de sus admiradores. Imaginate ver como se le abre el orto para dejar salir la cacota, realmente no somos coprófagos para nada, pero como se dice ‘posición obliga’. Una bebota lista para pervertir a fondo, está pidiendo a gritos que le des con un caño.

Cecilia Bonelli

Chechu Bonelli con onda romántica, viéndola en esta foto no te imaginás que la nena es una reputada botinera y juega al fulbito como si fuera un muchacho más. Claro, la diferencia se nota cuando va con todos los jugadores al vestuario.

Vos tenés que aprender matemática”, le decís vos a tu mina volviendo a la realidad. “Para qué matemática? De qué hablas?”, se altera la flaca. “Tenés que rendirte ante la evidencia, tres es mucho mejor que uno… a ver, poné Fox Sports y decime con una mano en la concha, que no te la dejarías chupar por estas dos.” Y tu nena que duda, “y, habría que ver como se da la situación, vos que querés un contrato firmado de que voy a dejar que me besen ahí?”. La única contra de llegar a concretar una fantasía tripartita de ese calibre, sería el peligro real de Cecilia Bonelliquedar poseído por el demonio. Porque hay escenas de la vida real que desatan el poder mágico de los arquetipos jungianos, como sería el de estas perras apocalípticas chapándose entre ellas en un paroxismo de sexo y lujuria. No sería raro que saliera humo rojo y oliera a azufre, que te sintieras como Al Pacino en El Abogado del Diablo, tentado por nenas divinas y literalmente infernales. Quién hubiera dicho que Chechu Bonelli, con esa cara de dulce bebota, y Ale Martínez, con tranquilidad casi bovina, eran en realidad las emisarias del demonio, que te las mando en canje por tu alma. Y vos al ver estas fotos imaginás sus conchitas depiladas, pezones respingados y colitas complacientes, y firmás el boleto de compraventa tranquilo. Ponele la firma y son las dos tuyas.

Evangelina Anderson, reina bailarinas de sábado

Evangelina Anderson

Más allá de lo que diga un ranking dibujado y trucho, estas fotos prueban que Evangelina Anderson tiene uno de los mejores ortos del país. Por algo ostenta el título de Musa del Colaless y Reina de las Bailarinas de Sábado.

Evangelina Anderson

Cirio la tiene tan dura como vos tenés la tuya, pero Evangelina Anderson ya se ganó un lugar en la historia de la culología.

La cola de Evangelina Anderson entró en cuarto lugar pero claro, eso es sólo un número que no refleja la potencia de las redondeces de esta bomba salida del barrio de Villa Devoto. El ranking obviamente es retrucho y totalmente dibujado, como bien saben los admiradores de la rubia, que no por nada se gano el título de “Musa del Colaless” con esa retaguardia inflada y tirante, que impacta en el marco de su escaso metro cincuenta de estatura. “No vas a ver muchas buenas colas entre las modelos”, comentaba Sabrina Rojas, que como ex promotora convertida en modelo y ahora actriz, algo debe saber del tema ortos porque esa es su herramienta de trabajo (y disfruta que le hagan la cola en privado). “Lo que pasa es que las modelos son altas, y la cola se diluye en la altura”, explicaba Rojas, y tiene razón. Por eso muchos las prefieren chiquitas como Evangelina (mucho mas maleable, más fácil para maniobrar y hacer “dibujos”), porque en ese tamaño “mini” las formas se exageran hasta convertirse en una caricatura (como sucede con otra petisa famosa, Luciana Salazar). La cola de Evangelina es una obra de arte y es desafortunado que haya entrado cuarta, porque suena a que es “de cuarta”, y no hay nada mas alejado de la realidad, como saben todos los que alguna vez vieron un programa de música tropical un sábado (o sea, la totalidad de la población masculina de argentina). Porque esos mediodías de sábado con resaca y viendo programas de “música tropical” son inolvidables en la nostalgia, y los protagonizaba justamente Evangelina.

Evangelina AndersonEvangelina Anderson

Evangelina Anderson

El número exacto en el supuesto ranking no importa, porque viendo estas fotos de Evangelina Anderson queda claro que tiene una de las colas top del país. Y no sólo eso, sino que las bombachas y bikinis tienden a metérsele en la figazza!

Evangelina Anderson

Terrible cola la de esta rubia que quedó injustamente relegada al cuarto lugar.

No hace falta que seas un fan de la música bailantera para que te guste Evangelina, basta que recuerdes esos sábados, cuando te despertabas más o menos a la hora que arrancaban los programas de cumbia, y empleabas las pocas neuronas que sobrevivieron al ataque bioquímico de la noche del viernes, cuando te tomaste todo como para el campeonato. Entonces el plan del sábado era el de siempre, con la cabeza dandote vueltas como un giroscopio te preparabas una transfusión de Reliverán y ponías el programa de música tropical en la televisión, porque los ortos que aparecían en el programa te ayudaban a aguantar el terrible efecto del vodka barato que te dieron por bueno en el boliche la noche anterior. Y mientras esperabas que el Reliverán te hiciera efecto, mirabas esos culos de bailarinas de sábado con el sonido bajito (el problema no era tanto la cumbia sino que la “Tota” Santillán es insoportable, y Marcela Baños si bien Evangelina Andersonesta para darle, tiene una voz demasiado destemplada para la sensibilidad de tu resaca). Y en la pantalla aparecían esos culos imposibles, con una dimensión agigantada por la quirúrgica cercanía de las cámaras y una entrada que parecía la estacion de Constitución, con esos labios vaginales marcados por el nylon como si fueran las hojas de un enorme portón donde querés entrar y quedarte a vivir (o a bombear).

Evangelina Anderson

Impresionantes las curvas de Evangelina Anderson, que confesó hace poco que su experiencia sexual más fuerte fue coger con su novio (Fabricio Vasconcelos, un pesadísimo personaje brasuca radicado en Chile) nada menos que en el baño del aeropuerto. Anderson descubrió la manera de burlar la prohibición de llevar líquidos y geles a bordo: se hizo meter toda la leche adentro antes de subir.

Evangelina Anderson

La ex Bailarina de Sábado Evangelina Anderson muestra todo lo que tiene en estas fotos, y demuestra porqué es la número uno de los culos de la música tropical.

Si te hubieran preguntado que puntaje le ponías a ese culo mortal que estaba siendo violado por la tela de las calzas que Pepe Parada les hacía poner (el turro por algo se llamaba “parada” de apellido), seguro que tu respuesta espontánea hubiera sido “mil puntos, una masa total!”. Y eso que vos, como “fisurado de sábado” no sabías que la “bailarina de sábado”, la dueña del súper culo, se llamaba Evangelina Paterno. La hubieras puesto primera en el ranking sin dudar, porque esa bestia era claramente la reina de las Evangelina AndersonBailarinas de Sábado, la musa del Colaless, la princesa de la Bailanta. Y eso que todavía no le habías visto la cara, una cosa angelical, sorprendente para una bailarina de sábado donde estás esperando rasgos más de queco barato, de lumpanar de constitución. Es justamente esa combinación de increíble cola y deliciosa carita (ojo Evangelina, para de tocarte la cara con cirugías porque vas a quedar como Salazar) la que le permitió a la musa lograr una audiencia mucho más amplia que la de la cumbia y Evangelina Andersonproyectarse como vedette a nivel internacional. Mientras en Argentina Evangelina todavía sufría en Argentina la devaluación que la sociedad local le impone a una “bailarina de sábado”, en Chile la adoptaron y la elevaron a categoría de diosa inmediatamente, vastó una visita a un programa pedorro para que todos hablaran de ella. Y la chica que siempre había sido poco más que un culo anónimo de los sábados, de repente triunfó en el exterior trasandino y pudo ser (previo cambio de nombre a Anderson), profeta en su tierra.

Rocio Guirao Diaz primera ranking Notiblog

Rocio Guirao Diaz

Sabrina Rojas y Jésica Cirio están entre las cuatro colas top de Argentina, según una “encuesta” de la revista Paparazzi. Cirio picó en punta con casi un cuarto de las preferencias, en tanto Sabrina pudo lograr que le metieran 6% más de votos.

Rocio Guirao Diaz

La cola de Rocío es alucinante como la ves, tercera las pelotas, rocío es número uno!

Cuando escuchaste que en el ranking de colas tu adorada Rocío Guirao Díaz había sido relegada al tercer lugar, sonreíste y dijiste para adentro “esos paparulos no saben de lo que hablan”. Pensaste y con razón que si bien Jésica Cirio tiene muy buen culo, no puede compararse con Rocío, es como comparar una hamburguesa de MacDonald’s con un bife kobe de lomo de vacas Wagyu de Japón. Es como que las dos apelan a distintos lugares del cerebro para hacerte parar la garcha. Cuando la viste a Cirio en Palermo Hollywood entrando a Sudestada te salió el barrio de adentro y tiraste “Jesi corazón de alpaca, si no me prestás la de hacer pis, entregame la de hacer caca”, y otro en la esquina de Soler mandó “Cirio, recibite de cinturón negro y entregá el marrón”. Carcajadas, mucho “juaa juá” tinelesco. Jessica da para la grosería, como las secretarias trampa que cogen con sus jefes y colman los telos de la City al mediodía. Pero Rocío no, nada que ver, ella es otra onda. Con Rocío te pasa otra cosa, es como que no necesitás verle la cola directamente, preferís mirarle la cara y recorrer esa deliciosa zona bombacheril sin tocarla, mirándola a los ojos. Porque eso es lo Rocio Guirao Diazque te mata de Rocío, que con la cara te dice “no mires, no explores todavía” y poniendo esa boquita en puchero te propone “vos dame unos besitos y no seas impaciente, creeme que cuando llegue el momento vas a flashear con mi cola y todo mi cuerpo”. Y vos, que normalmente te refugiás en exclamaciones que empiezan con “ahh buehh” porque en el fondo la belleza verdadera te pone tímido, no pudiste mandar una de tus frases hechas. El “cómo me gustaría ser agua Rocio Guirao Diazpodrida para pasar todo el día en tu zanja” que tenías preparado nunca salió de tu boca, porque te quedaste quieto como una liebre encandilada por las luces de los ojos de Rocío. Por eso no podés entender que la maravillosa Guirao haya entrado tercera, claramente es un error o simplemente los paparulos no pudieron darla como ganadora porque la mina no aceptó sacarse las fotos y salir en la revista. Y tiene toda la razón de negarse: esa revista y el asqueroso papel donde está impresa no son dignos ni de la tinta que desde la foto intentaría recrear la belleza de Rocío.

Rocio Guirao Diaz

Si alguien tenía alguna duda de que Rocío Guirao Díaz tiene la cola número uno del país, basta que vean y guarden esta foto como prueba, es un infierno. Los ángeles se supone que no tienen espalda, pero qué orto por favor!

Rocio Guirao Diaz

Es un terrible minón, imaginate si esas piernas son las vías, como será la estación!

Alos paparulos quizás les pasó como a vos, que cuando la tuviste cerca entendiste que la cola de Rocío es sagrada y no puede ser mirada por alguien no iniciado sin pagar ese sacrilegio con su locura. Vos que tuviste la cara de Rocío de cerca y no entendiste lo que te decía porque te distrajo el movimiento de sus labios, vos que quedaste drogado por el perfume que emanaba de su pelo y se te aceleró el corazón cuando al acomodarse una mecha pudiste verle el cuello; vos entendés. Con Rocío tuviste una epifanía que comenzó cuando le viste la oreja, perfectamente integrada con el cuello en una cadencia de piel que bajaba por los brazos, por el pecho y todos lados. Y tu corazón se volvió loco y sudaste frío como en un Rocio Guirao Diazataque de pánico cuando te diste cuenta que estabas viendo la misma piel que le cubre la cola y mas adelante se abre en húmedos pétalos de carne. “Ahora entiendo a los árabes” le dijiste y ella te miró como si estuvieras pirado. “No, digo que si hubieras nacido en Arabia Saudita estarías toda tapada con el jilbab”, dijiste vos y quedó sonando el “gil” en el aire. Lo que querías decir es que habías descubierto el poder de la piel femenina con Rocío, que el mundo árabe trata de contener. Quizás por eso los de la revista pusieron a Rocío en tercer lugar, como una manera de proteger a la Rocio Guirao Diazpoblación, para evitar que los trabajadores del país se conviertan en un ejército zombi controlado remotamente por el vaivén de los cachetes de Rocío. Vos sabés lo que sería ver los cerebros de los pibes explotar cuando tienen la mala leche de que el subte justo pare frente al kiosco que tiene la revista con la cola de Rocío? Ver la materia gris estampada en la ventanilla del subte, con los hilos de sangre que todavía calientes improvisan un mansoniano graffiti en el vidrio. Lo peor que la materia gris reventada y todo seguiría feliz.

Rocio Guirao Diaz

Rocío Guirao Díaz sale a la cancha a hacerle partido a Cirio, Salazar y todas las demás que osan disputarle la la corona del mejor culo del país. Haceme caquita en un ojo y decime pirata de mierda! Vamos Rocío, vamos a ganar!

Rocio Guirao Diaz

La sofisticación de Rocío en unas fotos donde está producida para parecerse a Brigitte Bardot. Con todo respeto a la francesa, nos quedamos con esta bebota.

Notiblogueros, no pidan verle el sagrado culo a Rocío porque no están preparados, o creen que los griegos estaban verseando con la historia de Medusa? Medusa era la Guirao Díaz de la Grecia mitológica, una verdadera diosa que estaba haciendo buena carrera en la farándula de entonces hasta que Poseidón, un guacho de la costa, no aguanta más y la viola en el depto de Atenas. Bueno, ahí se pudrió todo de tal manera que a Medusa se le convirtieron los pelos en serpientes, los ojos Rocio Guirao Diazen rayos láser y desde entonces todos los chabones que se animaron a mirarla quedaron duros como piedras. Con Rocío es igual, pero a diferencia de Medusa, lo que te convierte en piedra no es la cara sino el culo. Para dar una idea, imaginate a Diego y Guillote con Franchin y Wanda de joda en la noche cuando llegó un cargamento, bueno, así de duros quedaban los pibes que miraban a Medusa, todo mal, así que imaginate si llegás a verle el orto de cerca a Guirao. Por eso lo mejor es no expandir las fotos de Rocío Guirao Díaz. Por favor entonces ni se te ocurra abrir las fotos a menos que no te importe salpicar el monitor con tu materia gris. Y si por el placer de ver a Rocío no te importa que te estalle la cabeza y luego de la explosión te queda cerebro para tipear, dejá un comentario contando lo que dicen los graffiti que la sangre formó al chorrear la pantalla.