Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Alejandra Maglietti, la rubia de Doritos

Alejandra Maglietti

Alejandra Maglietti es la chica de la propaganda de Doritos, la chiflada que quiere ir con unas amigas al cerro Uritorco a esperar que vengan los extraterrestres. El culo de la rubia no es de este planeta, y la verdad, qué bien la van a pasar los alienígenas con este bombón y sus amigas. Serán alucinógenos los Doritos o habrán encontrado cucumelos al pié del cerro?

Alejandra Maglietti

Un bombón impresionante, como para creer en extraterrestres y comer Doritos directo de su cola. “Soy de las que viven día a día”, dice la rubia. “No se puede pedirle seguro a la vida”. Una filósofa.

Seguramente cuando viste a la rubia de la propaganda de Doritos vos también dijiste “La mato”. La rubia de la propaganda de Doritos se llama Alejandra Ayelén Maglieti y está para matarla porque tiene un terrible lomazo, y especialmente porque tiene una frescura que es cada vez más difícil de encontrar en los medios, que parecen no cansarse de mostrar una y otra vez las mismas minas (será por eso que las famosas se operan y cambian la cara, para mostrar “algo nuevo” y no aburrir?). Según cuenta Maglieti, fue justamente el aburrimiento lo que generó la loca historia de los extraterrestres en el cerro Uritorco. “En la idea original del comercial, yo tenía que hablar y hacer de la rubia tradicional, o sea una tarada”, dice la rubia, “pero se volvió aburrido muy pronto, y entre todos los actores empezamos a inventar historias delirantes hasta que a los productores les gustó la del Uritorco”. Si los que hicieron el casting del comercial de Doritos querían una rubia tonta de verdad, se equivocaron fiero con Alejandra: así como la ves haciendo de tarada en la TV, está a punto de recibirse de abogada. Decís que cualquiera es abogado hoy en día? Puede ser, pero attenti que esta rubia tiene un promedio de ocho con cincuenta, que no es moco de pavo. Alejandra Ayelén Maglietti (tal su nombre completo) nació en Resistencia, capital del Chaco, hace 21 años, pero se crió enteramente en Formosa, que tiene hoy en ella una representante espectaculear. Hace tres años se vino a Buenos Aires para estudiar derecho. “Me costó bastante acostumbrarme a Buenos Aires”, reconoce Alejandra, pero la mina es piola y no tardó en sacarle la ficha a los varones capitalinos. “Los porteños son una cosa a la luz del sol y otra totalmente distinta mirándote desde la barra de un boliche”, reflexiona la formoseña. “Ahí se visten de súper ganadores, pintados de un machismo muchas veces ridículo”, dice demoliendo egos. “Por eso se desploman en inseguridad cuando les decís que no, se brotan como nenes”. Es brava la muñeca.

Alejandra Maglietti

Qué carita y qué mirada sugestiva tiene Alejandra Ayelén Maglieti (de la cola ni hablar). Es modelo de la agencia de Leandro Rud, estudia teatro y está a punto de recibirse de abogada con ocho cincuenta de promedio. La formoseña desafía estereotipos: es rubia pero inteligente, y a pesar de ser modelo no busca guita (los padres tienen fortunas en Formosa). Cómo no le vas a dar la carpita completa?

Alejandra Maglietti

Tetas hechas, cola suponemos que también, pero el resto se lo ve de fábrica. Ofrecele la carpa que al ver estas fotos tenés en el jean y hacele el aguante en el extraño cerro Uritorco.

Ya vas entendiendo que Alejandra Maglietti es una bebota que brilla en la Facultad de Derecho pero no es ninguna traga (de libros hablamos), sino que por el contrario tiene bastante noche y nada de bombacha (chequeate la foto compuesta de abajo donde está con sus amigas en un boliche de Formosa, hay un muy lindo upskirt con la figaza envuelta en nylon, especial para degeneraditos). “Nos juntamos para ir al Cerro Uritorco, todas juntas, doce chicas, todas preparadas con trajes especiales“, dice la formoseña en la propaganda. “Y en un momento empiezan a llegar las naves, mientras nosotras hacíamos distintos bailes… una electrónica del más allá“, continua diciendo sin que tenga mucho sentido. “Podemos ir este enero si alguien quiere. ¿Alguno quiere? ¿Alguno tiene carpa?. En ese punto de la publicidad vos tuviste ganas de gritarle “Si, divina, claro que tengo carpa!” y con cara de sacado y agarrándote la poronga por arriba del jean dijiste “Esta! mirá la carpa que tu orto me levantó en los lienzos!”. Por algo la propaganda pegó alejandra magliettifuerte, porque obviamente todos terminan con carpita. Pero también porque tiene una cara totalmente adictiva, de esas que cuanto mas mirás, más te gusta, y vas encontrando expresiones, matices y parecidos con otras famosas. En algunas fotos Alejandra Maglietti tiene una onda a Rocío Guirao Díaz (sin los dientes de conejo), en otras tomas parece la hermana menor de Evangelina Anderson (sin las operaciones de nariz y mentón), y de repente pega aire a Soledad Fandiño (mas inocente). Pero los parecidos terminan ahí, porque Alejandra Maglietti tiene elementos diferenciadores muy fuertes, especialmente la cabeza. “Soy de las que viven el día a día”, filosofa la rubia formoseña, “porque la vida es demasiado linda y generosa para andar pidiéndole seguros al futuro.” Cuánta razón tenés, Alejandra. Es como decía el sabio barrial: “La vida es larga y dura, agarrame la vida”.

alejandra maglietti

Alejandra Maglietti, la rubia de Doritos, tiene un lomazo y una cara fresca y angelical. Según cómo la mires, parece un resumen de varias modelos conocidas pero al mismo tiempo es única y a pesar de hablar boludeces de extraterrestres en el Uritorco, de boluda no tiene un pelo. De hecho parece que en la figaza tampoco.

alejandra maglietti

En estas fotos de lencería se puede apreciar lo linda que realmente es Alejandra Maglietti. Un bombón bien natural, la cara no tiene retoques. Las gomas parece que si, pero le quedan mortal.

Habrás notado el acento formoseño, que le da cierta cosa exótica y pega con la locura de la historia del Uritorco, y esa carita que realmente es para hacerla callar a pijazos. Pero en la vida real no es tan fácil porque insistimos, de tonta no tiene nada porque esta nena es provinciana pero no pajuerana: el padre es un importante estanciero en Formosa, y la mamá es escribana. Esto quiere decir que a diferencia de otras muertas de hambre que dejan sus provincias para intentar “salvarse” como modelos en Buenos Aires, a Maglietto el billete no le interesa porque es de guita. Y vino del norte a romper estereotipos: es rubia pero inteligente, es modelo pero no busca guita, una rareza. Claro que no quiere decir que esté vacunada contra las ganas de ser famosa. “Tuve mucha suerte con esta publicidad, siento que se me están abriendo puertas”. Bombón, no sabés qué alegría nos da escucharte decir eso, porque abrirte todas las puertas es justamente lo que estamos planeando. “Me sorprendió como me reconocía la gente”, cuenta sorprendida con ese alejandra magliettiacento que haspira las haches. “Hasta los profesores de la facultad me reconocieron, y también cuando estuve en la tribuna de Duro de Domar“. Obvio que los de Duro de Domar al día siguiente ya la habían puesto de secretaria, un cargo que si bien tuvo sólo por un día fue suficiente para hacer que le pique el bichito de las tablas. “Me gusta mucho la abogacía”, explica Alejandra, “pero voy a empezar a estudiar teatro en serio, porque no creo que la actuación sea incompatible con el derecho”. Recordá el nombre, porque en la televisión argentina rifan un estrellato y Alejandra Ayelén Maglietti tiene todos los números.

La Negra Capristo ahora es blanca

Ximena Capristo

La Negra Capristo es un concepto perimido, un mal recuerdo. Las fotos que estás viendo son del XC 2007 (beta), un organismo biónico casi totalmente hecho con bisturí para complacer a los consumidores que exigen una piel más blanca, una nariz casi respingada y unas lolas paraditas como las pijas de quienes la ven.

Ximena Capristo

Fijate que ahora no pierde la oportunidad de mostrar el perfil, donde se aprecia que una nariz casi respingada en reemplazó el gancho fatal del modelo anterior. Es otra mina.

Esta no es la Negra Capristo, no te confundas. La Negra quedó en el quirófano junto con kilos de cebo celulítico, implantes mamarios encapsulados y un pedazo de tabique nasal. La que estás viendo ahora es el modelo XC 2007 (Beta), totalmente rediseñado para atraer a un público consumidor más refinado con mayor poder adquisitivo, y anunciantes de gran nivel. Tiene todo hecho a nuevo: las curvas groseras de antes fueron reemplazadas por longilíneas formas, la cara de india abrió paso a un rostro fresco de nariz casi respingada, y un par de pezones paraditos reemplazaron los patys quemados que antes miraban al piso. “Me levanté las lolas”, dice triunfante Capristo 2007, “ya no tengo que estar prendiendo el maldito corpiño”. El modelo actual es el resultado de una larga evolución que empezó en Gran Hermano II cuando –seamos honestos— nadie daba dos mangos por la entonces Negra Capristo. Si cuando arrancó el reality alguien te hubiera dicho que Ximena iba a tener futuro como vedette y actriz, te habrías cagado de risa, y explotado en una carcajada si te decían que su “estrellato” iba a estar basado en su apariencia física. “Qué va a ser vedette esa negra!” habría sido la respuesta más suave. Pero Ximena está acostumbrada que nadie ponga Ximena Capristo ahora es blancaXimena Capristodos mangos por ella (en cuanto a su chance de convertirse en estrella; como gato seguramente hay clientes que ponen efectivo) y prácticamente se acostumbró a atacar tipo tiburón blanco, usando su perfil bajo como herramienta competitiva. Nadie hubiera imaginado ni por putas que unos años después iba a tener más cartel que la muy bonita Alejandra Martínez, una de sus compañeras en la casa de Gran Hermano. Capristo no sólo tiene más figuración que la cordobesa, sino que parece tener hoy un nivel de exposición similar al de Silvina Luna, la egresada más notoria del programa, algo totalmente impensable cuando compartieron el reality. Cuál es el secreto de su éxito? Capristo no es exactamente “una luz”, pero va aprendiendo de sus competidoras, se nota que observa y saca fotocopia.

la Negra Ximena Capristo

No tenemos pruebas, pero no nos extrañaría que la piel de la cara haya sido aclarada con un peeling químico. No solamente se ve mucho mas blanca la piel de la ex “Negra”, sino también más tersa. Si esta fuera la única foto que ves, te costaría reconocer a Ximena Capristo. Fijate el detalle de la goma bien arriba.

Ximena Capristo

Muy pistera, Capristo posa con una sonrisa que denota su satisfacción con el resultado de las múltiples cirugías. “Estoy contenta, ahora hasta me animo al topless”, dice la ex Negra.

De la Chivi Luna, otra de sus compañeras en “la casa”, aprendió el valor de inflarse las tetas (para disimular caderas demasiado anchas y poder así impactar en las fotos) pero todavía más importante, de la rosarina aprendió que no hay que sacarse lo puesto ni en pedo. No se sacó tetas, cambió los neumáticos por otros más firmes que le pararon su alicaída delantera. El resultado? Mientras que Silvina Luna viene cotizando con fuerte baja desde que se desinfló las tetas, Capristo viene escalando posiciones sin prisa pero sin pausa. También sacó valiosas lecciones de otras. De Nazarena Vélez aprendió el valor publicitario del escándalo, y asociada a Natalia Fava (otra ex Gran Hermano), la emprendió contra su hasta entonces “gran amiga” Eliana Guercio. Se dió cuenta que no le quedaba otra que pelearse con la blonda cuando a principio del año aparecieron fotos de las dos una al lado de la otra. Una era rubia de piel blanca, la otra negra de piel cetrina. Una era alta y estilizada, la otra era petisa y caderona. Una tiene un rostro sofisticado tipo conchet, la negra tiene cara de rioba. Como ves, la Negra no es exactamente “una luz” pero aprende rápido y se mantuvo fiel a la receta clásica de cómo convertirse en ‘vedette’ argentina: peleas con otras figuritas, teatro de alto nivel (en el verano fue una de las Pasajeras de la Risa junto al cómico George Crown en Happy City), fotos desnuda al “descuido” tipo “amateur”, y por supuesto, mucha Ximena CapristoXimena Capristosilicona, mucha lipo, mucho bisturí. Para el ojo avizor, Ximena Capristo no solamente viene avanzando posiciones sino que también viene blanqueándose. No es un blanqueo impositivo, ni la revelación de secretos, es un blanqueo literal: está más blanca, menos “negra” –ahora por poco no hay que llamarla la Blanca Capristo (por el color, no por la merca). A Ximena Capristo también se le conchetizaron los gustos, nada de armar la carpa en las playas de Mar Chiquita, ahora la (ex) Negra es experta en snowboard. “El 4 de septiembre nos vamos con Gustavo (Conti, otro egresado de La Casa) a Chapelco a hacer snowboard”, dice, “yo soy experta pero es la primera vez para Gustavo, así que le voy a enseñar todo lo que sé”. El XC 2007 (Beta) soporta tablas Burton con fijación regular o goofy, qué nivel.

Ximena Capristo de enfermera

Entre la peluca, las cirugías y el disfraz de enfermera, se genera una onda freak en esta imagen de la ahora blanca Ximena Capristo. Muy estilizada la figura, el modelo XC 2007 (Beta) tiene un andar mucho más liviano, gracias a un rediseño que redujo los alerones de tejido adiposo que tenía a los costados. Así vestida de enfermera trucha, está para una película porno clase B. Corré a alquilar el DVD.

Ximena Capristo en Pisteros

Si venís de faso y te dicen que es Flavia Palmiero, te la podés llegar a creer mirando esta foto. Habrá alguna vedette que no tenga nada hecho? (sacando la cola, esas están todas hechas).

Mirá las fotos de la nueva Ximena Capristo, hasta el tono de piel parece menos intenso, el pelo ya no tiene esa cosa tipo virulana fuerte, ya no se pinta la cara como una puerta. Y se sacó el gancho de la nariz. Sin dudas esta “evolución” en el look de Capristo se remonta al verano, cuando su archienemiga Eliana dijo que “es una gran candidata para ser Miss Perú”, en alusión directa al color de piel y la apariencia indígena de la Negra Capristo (que suscitó un escándalo internacional, cuando la Embajada del Perú radicó una denuncia por discriminación y xenofobia ante el gobierno Argentino por lo que consideraron un agravio a la estirpe incaica). Si había algo que gritaba “negra chihuaca” en la cara de Capristo era justamente la napia tipo garfio con la punta para abajo, del cual gracias a la cirugía hoy no quedan rastros. Capristo recibió los misiles de Guercio con aparente calma en su momento “tuvimos inconvenientes”, dijo la Negra minimizando, “pero ahora somos compañeras de elenco y está todo más que bien”. En realidad Ximena tomó nota y empezó a ahorrar para transformar no sólo su cara, sino también sus caderas y piernas, que también habían sido objeto de terribles ataques por parte de la venenosa Guercio. “Tiene dos macetas por piernas”, dijo Eliana con desprecio “si le miran las caderas se van a dar cuenta que está gorda”. La negra invirtió mucha de la guita que hizo en el año para hacerse la rinoplastía y lipoaspirarse debajo de los pómulos (para desgalletar la jeta) y en la cadera y muslos (para reducir los jamones). La estrategia es simple pero le viene dando buenos resultados: mientras Ximena CapristoEliana Guercio va camino de volcar (entró en la onda desnudo-reviente al reemplazar a Nazarena Vélez en el show erótico que hacen con Fernanda Vives y Belén Francese), la “Blanca” Capristo reemplaza a María Eugenia Ritó —una ‘rubia’— en Soltero con Dos Viudas, y se da el lujo de participar en Oye mi Canto y hasta actuar en Alma Pirata. Que si le damos a Capristo con el nuevo look? Obvio que sí: le inyectamos leche por el orto y la sacudimos bombeando hasta que se haga el queso necesario para poder disfrutar esos patys quemados sin sentir el gusto a silicona recién estrenada. Y vos, le entrás?

Evangelina Carrozzo en carnaval privado

Evangelina Carrozzo

La Reina del Carnaval de Gualeguaychú es una nena divina comprometida con la ecología, y no duda en poner toda la carne en el asador para defender el medio ambiente. Un verdadero bombón para apoyar a fondo en todo.

Evangelina Carrozzo

Evangelina realmente hermosa de negro con botas con cierta onda sado. Realmente es para darle una mano en defensa del medio ambiente.

Evangelina Carrozzo es la reina del carnaval de Gualeguaychú 2006, y la manera en que mueve las caderas por horas, celebrando la llegada del Rey Momo seguramente es mérito suficiente para dedicarle esta sesión de fotos y unas cuantas. Ser elegida reina de algo en Entre Ríos, una provincia que produce minones, ya está indicando que la nena se las trae, porque para desfilar en comparsas hace falta bastante más que estar fuerte, hay que tener onda, ritmo, sex appeal y mucho desparpajo. Pero salvo que seas de Gualeguaychú, vos seguramente escuchaste por primera vez de ella cuando desfiló en Viena, en la reunión de la cacofónica EULAK (EU Lateinamerika Karibik Gipfel) donde estaban reunidos un grupo de presidentes internacionales. Ya sabés que había llegado a la reunión cumbre con una credencial de periodista y que de repente peló el sobretodo que tenía para quedar en una bikini carnavalesca que dejó a todos los jerarcas (rima con garca, viste?) con la boca abierta y se paseó con un cartel protestando la contaminación de las “pasteras”. Puede que el impresionante recibimiento que tuvo de vuelta en su pueblo natal, te Evangelina Carrozzoparezca exagerado respecto de lo que hizo, pero pensá los huevos que tuvo que poner para pelar delante de todos en una conferencia altamente custodiada. El propio ministro uruguayo de Medio Ambiente (un tal Mariano Arana) reconoció que “hay que aplaudir el ingenio y la audacia de esta chica”, a pesar de que le jugaba en contra. Nosotros hoy aplaudimos su decisión de jugarse para esta producción de fotos, y nos gustaría que se repitiera con un desnudo bien ecológico en la revista del conejo.

Evangelina Carrozzo

Una de las fantasías que Evangelina Carrozzo puede cumplirte es la de tener en tu propia casa un carnaval privado, ponés el sambódromo para que la nena desfile con todos sus atributos mientras vos le arrancás la escasa tela de la bikini. Y ahí es obligatorio que uses la frase “cuando yo digo carnaval bebé, vos apretá el pomo.”

Evangelina Carrozzo

Tiene que ser una de las activistas más lindas de Greenpeace (el resto son lesbianas resentidas). Sumate a la protesta y piqueteale la boca, tomale las tetas y copale la cola en reclamo de orgamos.

La reina del carnaval ya no estaba en Entre Ríos, sino en Austria, y Viena no es Gualeguaychú. Alguno de los policías, guardaespaldas, patovicas y otros “security” que había en la reunión, podría haber reaccionado mal, metiéndola en cana meses (como el extranjero que aterrizó ‘per codere’ con una avioneta en plena Plaza Roja de Moscú) o inclusive hasta con un tiro (son épocas de terrorismo, viste). “El único que reaccionó fue Chávez que me tiró un beso” dijo después Evangelina, confirmando que Huguito, como todo déspota, es un seductor. Por supuesto que los de la cumbre no pudieron tragar ese Carrozzo y la sacaron de cámara inmediatamente, pero ya era demasiado tarde. En una época donde parece que cuanto más fuerte está una mina más idiota es, lo de Evangelina no será para el Premio Nobel, pero es meritorio. “Ver la construcción de las papeleras me produce angustia y un dolor en el pecho”, dice ella siempre que le preguntan “por eso volvería a interrumpir la reunión de presidentes en Viena”, dice desafiante la nena. De todas maneras, en la óptica de Notiblog, Evangelina se quedó corta, porque ya que estaba en plena trasgresión, tendría que haberla hecho completa: pelá todo, ma qué bikini ni lentejuelas ni un carajo. “Ya que estamo, l’agamo” decía Mingo y tenía razón. Tendría que haberse puesto en pelotas y el cartel tendría que haber dicho algo más contundente, tipo “las papeleras nos van a dejar a todos en pelotas” (y abajo en vez de Greenpeace de onda podría decir “Notiblog”). Y no estamos sugiriendo nada poco razonable, el desnudo público como forma de protesta no es algo nuevo, de Evangelina Carrozzohecho tiene un nombre: streaking. En una época donde las vedettes parecen confirmar que la belleza viene de la mano de la estupidez, lo de Carrozzo nos encanta. “Ser Reina del Carnaval es mucho más que un concurso de baile y belleza”, dice este Carrozzo difícil de romper. “Ser Reina del Carnaval en Gualeguaychú quiere decir que represento al Río Uruguay y su gente y la naturaleza que nos rodea, y estoy totalmente habilitada para pedirle a cualquier jefe de estado que proteja nuestro ambiente”. Te apoyamos Evangelina, te apoyamos a fondo.

Evangelina Carrozzo

Como ardiente defensora de la ecología, Evangelina está en contra de químicos y otros contaminantes artificiales, pero parece que hizo dos grandes y redondas excepciones al ponerse siliconas fabricadas por la Dow Chemical. Vos de todas maneras apoyala a fondo y disfrutá de esas dos terribles contradicciones.

Evangelina Carrozzo

Cuánto más interesante sería esta foto si hubiera hecho “la ecológica” posando sin bombacha. Evangelina, si sos amante de lo natural tenés que hacer fotos desnuda, plis.

Hay que apoyar a Evangelina con todo, porque realmente lo merece. Cuántas veces tenés la oportunidad de apoyar al mismo tiempo una causa ecológica y un culo divino? La onda sería que la invites un día para que te cuente todas las causas que defiende mientras vos la hacés poner cómoda y le ofrecés unos vinos haciéndole el verso que son ecológicos (en realidad es un tetra ‘El Riojano’, que pusiste en una botella con tapa de cristal que le mangaste a tu vieja). Mientras saborean el tinto, te hacés el interesado en todas las barbaridades que te cuenta de la polución industrial, la onda es que cada tanto la toques y le digas “yo te voy a dar una mano”. Y no mentís, le vas a dar una mano y varios dedos —eso es sólo el comienzo— todo mientras la mirás como si estuvieras escuchando atentamente, pero dentro de tu cabeza pensás “cómo te voy a coger, no sabés lo que va a ser este carnaval privado.” Como es ya una activista famosa, es probable que en algún momento le suene el celular y sean los de Greenpeace, pero no te preocupes. Vos dejá que atienda y hable todas las cagadas ecológicas que quiera, porque es una oportunidad excelente para que le labures un poco esas terribles tetas (obviamente Evangelina Carrozzocompradas, pero tetas naturales ya prácticamente es imposible encontrar) y vas a ver que ella se hace la boluda mientras habla (a las minas por alguna razón misteriosa les calienta que se la traten de coger mientras ella habla cosas serias por teléfono, es el espíritu de trampa que todas tienen). Mientras la reina sigue en el fono con Greenpeace planeando su próxima protesta, vos demostrale que también sos un activista de la gran puta piqueteándole la pancita a besos y luego proseguí tu marcha imparable hacia el sur. Cuando llegués a las zonas boscosas, rápidamente cumplí tu promesa de darle una mano y tomale las dos entradas del subte, tanto la puerta rosa como la marrón. Ahí es probable que se le escape algún pequeño gemido en su insufrible conversación con Greenpeace, pero vos susurrale al oído “seguí hablando divina, seguí sin miedo que yo te apoyo a fondo”. Sumate a la protesta y piqueteale la boca, tomale las tetas y copale la cola en reclamo de orgamos. Y si ella se queja cuando todo acabe, poné tu mejor cara de gil y decile “pero mi amor, si te hice la ecológica”.