Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Luciana Salazar se come la partuza

Luciana Salazar

Luciana Salazar volvió con todo. O casi todo, porque porque en realidad se sacó bastante volumen de las pochas. “Ya me habia quitado lolas una vez, y ahora decidí bajarme otro poco. Empecé con 99 y quedé en 97 cms. y ahora bajé de 97 a 95, 5”, explica Luli. La deflación mamaria fue importante, ya que “ahora pasaron a pesar menos de un kilo, fijate que se separaron” dice mostrando los melones. En la lógica de la rubia, menos es más. “Alargué mi torso y sumé armonía” dice Luli.

Luciana Salazar

Luli Salazar la cagó con las cirugías excesivas, pero sigue teniendo un muy buen lejos. “En la intimidad me convierto en una geisha”, asegura la protagonista de Luli in Love.

Volvió Luciana Salazar, y con ella el peligro de que nuevamente se taponen cañerías, rebalsen desagues y ciudades enteras queden sumergidas bajo ríos de leche. Porque a pesar de los excesivos “retoques” quirúrgicos, de no mostrar el papo en las fotos de Playboy y o coger en el video de Luli in Love, Luciana Salazar sigue siendo la dueña de una cola que provoca tormentas lácteas. Pero Luli no llora sobre la leche derramada, y si bien admite ser “la gran provocadora argentina”, niega ser responsable por las catástrofes ecológicas lácteas, ya que ella nunca avanza, siempre espera al varón. “No me pidan a mi que rompa el hielo”, dice Luciana, “porque nada me provoca tanto como un hombre que toma la iniciativa”. Luciana aclara que ella no avanza, sino que ella espera “a la antigua, que los hombres intenten, que se esfuercen. Admiro cuando insisten, eso me ratonea, me pueden”. Según Luli la onda es ignorar la fama y la chapa e ir al frente siguiendo el impulso natural como si fuera una mina más. Por eso si te la topás alguna vez, empujala contra la pared más cercana, pateale los tacos para separarle las piernas y dale duro por el agujero que más te guste porque según dice Luli, “no hay ninguna zona de luciana salazarmi cuerpo cerrada al tránsito”. Pensá un poco lo que debe ser el momento en que entrás en esa colita, el rosquete de Luciana Salazar te envuelve la pija y le extrae toda la leche como si fuera una máquina de ordeñar. Y ojo que Luli dice que no sólo millonarios como Luis Miguel o tenistas como Rafael Nadal pueden rellenarle la empanada, sino también gente pibes comunes. “Hice debutar a un mexicano de 22 años”, cuenta Luli sin dar más detalles de cómo se conocieron, pero a modo de pista agrega que “acepté que se me desnudaran via webcam…”. Chatear via webcam con Luli Salazar debe ser impresionante, pero quién te la va a creer cuando la cuentes? “No me molesta que quienes estuvieron conmigo lo mencionen y canchereen”, dice Luli, consciente de que es casi imposible de que alguien que estuvo con ella no lo comente. “Pero me ponen frenética los que ni siquiera registro y se jactan diciendo estuve con Luli Salazar”. Y ojo que no son pibes de barrio los que confiesan romances imaginarios con Salazar. Según la rubia, son “varios famosos” los que van por ahí mandándose la parte de haberla vacunado. Salazar dice que los famosos mentirososo “no son hombres en realidad, son un asco”.

Luciana Salazar

Luciana Salazar dice que a sus bombachas les pone nombres de hombres como manera de festejar sus conquistas, y lleva estadísticas muy detalladas de su vida sexual. Dice que en en lo que va de 2007 se echó exactamente 129 polvos “una vez cada dos días”. Dice que es un fenómeno en la cama “como amante merezco un 11”, y que acaba de cumplir su fantasía de comerse dos pijas a la vez. “Adoro hablar de sexo” dice Luciana, “no tengo pudor”. Luli Salazar dice que comparados con Brasil, Europa o Estados Unidos, aca en Argentina somos pacatos”.

Luciana Salazar

Luciana Salazar niega que tenga tendencias lesbianas, pero dice que tiene ganas de hacer una torta con Madonna. Filmate Luli!

Pero lo que no le da asco a Luli es enfiestarse y comerse más de una pija por ves, con eso no tiene problema. “Hace un par de meses cumplí mi fantasía de integrar un trío”, dice Salazar de su partuza con los hermanos brasileños Mario y Paulo Velloso. “Sucedió y punto, son dos bombones de dos metros y ojos celestes”, recuerda la guacha. “Fue gracioso porque yo ya había salido con ambos, pero nos encontramos de casualidad en Nueva York y ardió Troya”, sigue Luciana sin disculparse por haber tragado leche brasileña. “Imaginate cómo quedé yo con mi metro sesenta y tres de altura en medio de ellos dos.” Si Luli, nos imaginamos exactamente cómo quedaste: tu concha cabalgando la garcha arriba de uno de los hermanos, mientras el otro te taladraba el orto haciendo una escena de doble penetración que va a desencadenar torrenciales y pegajosas lluvias de Luciana Salazarleche en todo el país. La rubia dice que sigue “asociada a la marca Playboy generando contenidos”, y aunque lamentablemente parece que escenas como el doble ensarte con los hermanos nunca van a ser parte de Luli in Love, Salazar no tiene problemas en hacer videos porno caseros. “También me filmé”, confiesa Luciana Salazar, “porque no hay límites para la imaginación”. Entregá los videos Luciana!

Evangelina Carrozzo aprieta el pomo

Evangelina Carrozzo

Evangelina Carrozzo se agarra las tetas que se puso en respuesta a una crítica que recibió cuando bailaba en la comparsa y le gritaron “flaca mentirosa, el relleno del corpiño es demasiado, pará de chamuyar!”. La morocha dice que contestó riendo y dándole la razón porque “tenía como cinco kilos de algodón de cada lado… la verdad, hacia mucho tiempo que queria lolas nuevas.” La morocha cuenta que “ataqué el problema donde había que hacerlo y como pueden ver, lo solucioné.”

evangelina carrozzo

Evangelina Carrozzo dice que le “juega en contra ir siempre tan de frente, porque al final la que queda mal parada soy yo.” Eva, nosotros quedamos muy bien parados viéndote de atrás.

La ecuación es clarísima: si Evangelina Carrozzo es sinónimo de carnaval, y el carnaval es joda pura, la morocha es una fiestera natural. Su figura curvosa y cara sonriente le valieron ser reina del Carnaval de Gualeguaychú por dos temporadas consecutivas. “Al carnaval no lo cambio por nada” dice la entrerriana, “la adrenalina es terrible, ahi te sentís la más linda del mundo, bailar es mi pasion”, dice Carrozzo sonriendo con esa bocota grandota, con espacio para petear mas de un pomo a la vez. “Me incluyo entre las que le gusta apretar el pomo” confirma la entrerriana, “y como bien saben, en Gualeguaychú todo el año es carnaval, así que yo aprieto el pomo todo el tiempo”. Qué buena noticia nos das, Evangelina, justo cuando estamos viendo ese ojete carnavalero, complaciente y simpático y nos preguntábamos si la comparsa va siempre por la autopista o también puede ir por la colectora. “En general elijo el camino tradicional, pago mi peaje tranquila y listo”, dice Carrozzo dejándonos con las ganas, “aunque nadie zafa del intento de atravesar un nuevo camino, porque el varón siempre lo pide.” Nos extraña Evangelina que siendo la Reina del Carnaval evangelina carrozzono dejes que te empomen el orto, se ve que estuviste bailando en la comparsa equivocada. “El ser la reina del carnaval es una casualidad”, explica la morocha, “pero me encanta que en la cama me traten como una reina, porque a mi pareja la trato como mi verdadero rey.” Por eso Carrozzo, cómo vas a bloquear el paso del rey por la colectora? Y ojo, debe ser un flash tener a Evangelina Carrozzo vestida de reina carnavalera sacudiendo los cantos en privado y de repente zácate, hacerle apretar el pomo pero con el rosquete. Delicioso, ser el primero que lleva la comparsa por la colectora y la moja por dentro sería un auténtico carnaval. “Lo fundamental es sentirlo bien adentro” dice la morocha del espíritu del carnaval, pero queda claro que está hablando de la garcha, “dejarlo entrar para que la musica te llegue bien al fondo del cuerpo y termines bailando sola, como por inercia de alegría.” Así va mucho mejor reina, dejá que el Rey Momo festeje el carnaval recorriendo todos los caminos de tu anatomía.

evangelina carrozzo

Evangelina Carrozzo dice que es “una chica sexualmente activa, se proponer y también esperar, soy de ir muy al frente”. Eso de tirarse y abrirse de gambas al aire libre lo tiene muy practicado. “Gualeguaychú tiene muchas opciones al aire libre, y hacerlo cerca del río es una opción para recomendar”, dice la morocha picarona. “No tengo idea de cuántas posiciones probé, pero fueron muchas”.

evangelina carrozzo

Atención con Evangelina Carrozzo, porque si te agarra el pomo con ese terrible orto, vas a entender porqué la eligieron dos veces reina del carnaval de Gualeguaychú.

Evangelina Carrozzo no es una mina complicada, es bien flexible porque “la idea en la cama es respetar lo que ambos queremos, y eso va variando con el día y el momento vivido”. Por eso si la sabés llevar, Carrozzo va a cumplir todas tus fantasías, o casi todas, porque si bien aprieta el pomo “tragar no lo hago ni en pedo”, dice la entrerriana porque “es muy salada”. Como quieras, Carrozzo, total lo que no quieras tragar por la boca te lo inyectamos por el orto, no hay problema. Igual, no es para que le creas todo, porque “siempre hablo pavadas, esa soy yo”. De todas maneras, si querés que la dos veces reina de la comparsa Kamarr haga todo, pero todo lo que le pedís, dale de tomar que descontrola. “Trato de no tomar alcohol, porque termino mal. Una noche antes de bailar en la comparsa estaba contenta y evangelina carrozzole di a unos tragos”, recueda Carrozzo, “pero después no sabía para donde salir, no podía bailar. Soy torpe ya sin tomar, asi que chupada soy un desastre!”. Pero lo que es un “desastre” para ella puede ser una oportunidad para vos, ya que “recuerdo que en el circuito me resbalé y quedé mirando al piso en cuatro, con mis tacos aguja apuntando al cielo”. Y si ves este hermoso carozo tirado en el suelo, no queda otra que recogerlo.

Ferreira y Dazza: bien tarde, bien turras

Dallys Ferreira y Agustina Dazza

Dallys Ferreira y Agustina Dazza esperan en posición con los culos al viento que vos llegues para vacunarlas con la jeringa de carne y las inyectes con leche bien caliente. Las dos te esperan Bien Tarde en el programa de Gianola, donde Dallys hace de la paraguaya sacada y Agustina era la secretaria del programa. Da para armar una partuza con las dos —bien tarde, bien turras.

Agustina Dazza y Dallys Ferreira

Con Dallys Ferreira y Agustina Dazza no podés pasar hambre: con esas nalgas hay milanesas para todos, y si te quedás con ganas las chicas hacen tortilla.

Con carne de esta calidad, hasta el tipo más concheto va a querer ser carnicero. Dallys Ferreira y Agustina Dazza, la rubia y la morocha, se tiran como reses en el sillón mostrando sus ortos lustrosos y redondos. Mirá las nalgas de estas dos turras, si no es para pelar el cuchillo de carne y rebanarles el orto bien fino, como para preparar unas milanesas y llenarlas bien de huevo y leche! Dallys Ferreira y Agustina Dazza son dos obedientes novillitos que saben muy bien que con vos van al matadero y por eso ponen los ortos en posición para recibir lo que merecen: morir en sucesivos orgasmos mientras vos las apuñalás con la bayoneta sin hueso. Y cuando estés dándole a Agustina Dazza no tengas piedad, porque a esta milanesita le gustan las cuchillas grandes. Cómo de grande preguntás? “Si fuera hombre y pudiera elegir el tamaño de mi pene, me gustaría que dallys ferreira y agustina dazzamidiera 24 cm. de largo y tres dedos de ancho“, dice Agustina en un claro ejemplo de freudiana envidia del pene. A la morocha le gustaría tener una poronga propia de ese tamaño, pero como no es posible se la vas a tener que dar vos. Por eso te mira fijo, como ternerita rumbo al matadero, pero también tratando de leer en tu cara las fantasías que su comentario te genera. Y tu cabeza que explota pensando lo agrandada que debe tener las nalgas una ternerita que pide “tres dedos de ancho”, Agustina Dazza y Dallys Ferreiradebe tener el orto más estirado que una milanga de La Farola —son porciones para compartir. Por eso invitá a los chicos y anunciales que vos traés la carne. Y cuando caigan las chichis acomodalas como reses en el piso y listo: a dazza dale massa hasta que le entren tres dedos cómodos en el upite. Y a Ferreira dallys con todo también, porque la verdad de esta milanesa es que la japi le gusta casi tanto como la guita, que son justamente las dos cosas que vino a buscar en Argentina. La rubia fue novia de Leonardo TuSam, el hijo del recordado showman. Dicen que un día la paraguaya, cansada de petearlo sin que al pibe se le parara la pija, le preguntó qué pasaba. “Puede fallar”, contestó el hijo de Tu Sam. Y ahí la paraguaya lo dejó por otro.

Agustina Dazza

A la morocha Agustina Dazza las garchas le gustan bien grandes, como el que parece estar esperando en cuatro en la foto. “Si fuese hombre y pudiera elegir un tamaño de pene, me gustaría que midiera 23 o 24 cm. y tres dedos de ancho.” Uno pensaría que exagera, pero mirando el tamaño de la sombra de la entrada del ojete en la foto, es como para creerle y para reinventar el dicho: “Agustina te lo digo lo más pancho, en tu escarapela de cuero entran tres dedos a lo ancho”.

Dallys Ferreira

Guarda que si venís con la dosis justa de pizza, birra y faso, la paraguaya te puede hacer creer que te estás empomando a Kim Basinger, pero más joven y puta.

La llegada de Dallys Ferreira desde Paraguay a la Argentina es parte de la larga tradición de intercambio de ganado en pié entre ambos países. Aunque en general no se importa carne paraguaya porque es de baja calidad, con Dallys se hizo una excepción: la potra nacida en Ciudad del Este reparte sus abundantes 84-60-92 de tetas, cintura y orto en su metro setenta y dos centímetros de altura. Además, Ferreira ya que se había hecho famosa en el país guaraní desde el 2005, cuando fue elegida Miss Playboy TV de Paraguay, y luego puso toda la carne en el asador del concurso de Playboy TV Latino representando a su país. Dallys Ferreira dice que en la cama es “muy dominante, porque me gusta tener el control”, pero como buena viciosa le gusta variar. “Cada tanto me gusta que me agarren y me dominen a mi”, dice la paraguaya, pero aclara que “para eso necesito un machote que sea bien hombre y me diga ‘vení yegua!’ y esa onda”. Vení Dallys, vení con los muchachos: vos también vas a terminar con tres dedos a lo ancho.