Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Vanesa Carbone y Mariana Diarco se tocan

Vanesa Carbone y Mariana Diarco Travaini

Vanesa Carbone y Mariana Diarco se frotan como si una fuera la lámpara de Aladino de la otra esperando que aparezca el genio que las garche. Es difícil elegir cuál de las dos es más atorranta, y quizás por eso te reciben juntitas, como para que no tengas que elegir y le des a las dos por igual. Carbone confiesa ser adicta de la pija y tener como fantasía servir como esclava sexual de un rey degenerado, la de Mariana Diarco es manotearle el ganso a un pibe desconocido en el ascensor y petearlo hasta dejarlo seco antes de llegar al piso. Imaginate la nena limpiándose la leche de la boca cuando frena el ascensor, y vos tratando de guardar la garcha antes que abra la puerta.

Mariana Diarco y Vanesa Carbone

Vanesa Carbone choca tetas con Mariana Diarco, las chicas están hot y lo demuestran.

AVanesa Carbone la agarraron in fraganti poniendo la concha para ver si Mariana Diarco se la quiere comer, ese triangulito verde de sabor a punto de estallar. “Con una mujer me imagino que la cosa pasa por la suavidad del cuerpo y la histeria del tacto, porque al ser dos mujeres saben bien qué les gusta y cómo”, explica Carbone como si estuviera narrando un documental justo antes de que la calentura la supere totalmente y hable con la cotorra. “Me encantaría una tiradita suave del pelo y que me hagan muy bien el sexo oral, sería impagable!”, agrega Vanesa con la almeja resbalosa testeando para ver si su compañerita anda con ganas de comer mariscos. Y puede muy bien que sí, porque Mariana Diarco empezó a comer carne en barra desde muy chica y le vendría bien variar Vanesa Carbonela dieta. “Debuté a los 12 y no me arrepiento de haberme entregado tan chica”, cuenta Mariana antes de agregar “para el sexo no tengo fronteras”. Se ha formado una pareja entre dos viciosas y todo parece listo para una escenita de esas que quedan grabadas a fuego en la retina de todo hombre que se precie, pero Carbone, mujer al fin, se quiere retobar. “Cómo les gusta a los hombres ver dos mujeres transando! Todos piden el trío y me tienen podrida con eso!”, se queja Vanesa, quizás frustrada porque tenía la almeja servida en bandeja y Diarco no vino a morfar. “Todos usan mas o menos el mismo verso, me dicen ‘me volvería loco verte con otra mujer, porque no probás con una amiga?’ pero yo me niego.” A la luz de las Mariana Diarcofotos, la negativa más bien suena a juego previo o regateo de precio, pero Carbone estudió cuatro años de Derecho y defiende su postura. “Yo nunca estuve con otra porque lo que hago sola lo hago muy bien, para qué quieren estar con otra?”. La contradicción se aclara, a Carbone le molesta el trío por un tema de no compartir el macho, pero de a dos con otra mina acabaría como una marrana. “Los tipos piensan que soy una nena boba, pero nada que ver”, aclara Carbone, que dice tener una fuerte “vocación social” y se rompe el culo por las más nobles causas sociales. Como Miss Ushuaia destaqué la tarea social, la salud, el bienestar, la paz y el amor”, dice Carbone como si fuera una versión turra de la Madre vanesa carboneTeresa y agrega que “hasta me desnudé en el Obelisco para protestar la utilización de pieles de animales, mostré mi cuerpo en una manifestación pro vida.” Y si te suena a discurso político, no erraste por mucho: Vanesa Carbone laburó en el Congreso, y no de petera legislativa. “Fui asesora del Congreso, llegué a redactar proyectos de ley, pero finalmente tuve que elegir entre una cosa y otra”. Carbone prefirió sentir los sacudones de la pija al zamarreo de la política. “En el Congreso ganaba 600 pesos por mes”, recuerda, una cifra que con su nueva profesión logra en pocos minutos, a pedir de boca. A todo esto Mariana Diarco no se queda atrás, y anuncia que le gustaría “asaltar sexualmente a un hombre desconocido en un ascensor”. Basta apostarse un día en el mariana travaini diarcoedificio de su casa y viajar en el ascensor con la pija afuera y cara de distraído. No van a pasar dos pisos sin que los labios de la nena te envuelvan la salchicha como un perfecto pan de panchos, o “hot dog”, porque la nena vivió en USA y se le pegó la onda depredadora, no hace falta hacerle el verso, ni cortar el hielo con chistes. “Me causan gracia sólo el 20% de los chistes que cuenta Corona”, dice Mariana, y está perfecto porque cualquier sonrisa que pueda tener se le va a borrar cuando la ensartes a fondo por atrás mientras le paletea la cotorra a Carbone. Con cada empujón en las cachas a Marianita hacés que su boca se estrelle contra el clítoris de Vanesa, que va a mirarte la cara de vanesa carboneplacer que ponés en cada bombeo. “En la cama me gusta ver darle placer al hombre y verlos disfrutar de placer”, dice Carbone fogosa. “Es que como fueguina tengo mucha facilidad para generar momentos hot, la nieve tiene poder para calentarte.” Pero a pesar de las frígidas temperaturas de su provincia natal, la ex asesora no toma nada. “No me gusta el alcohol en la previa, prefiero los besos, porque ahí te das cuenta cómo va a ser todo lo que sigue”, dice con tono experto. Puede que no fume tabaco, pero los habanos de carne son su vicio. “Tampoco tomo drogas, mariana diarcoporque en realidad el sexo es la mejor droga”, dice confirmando lo que ya sospechabas. “Soy una adicta total, no puedo estar sin sexo porque soy muy intensa y es una necesidad permanente para mi.” Y como buena adicta a la pija, cuando necesita compañía también la deja entrar por la puerta trasera. “Yo soy muy abierta y por eso incluyo la colectora porque en el sexo vale todo”, dice como si todavía le doliera la cola, “y además trato de ser la amante perfecta, al hombre hay que tratarlo como un Rey y a mi me encanta ser súbdita.” Nombralas peteras oficiales de tu corte y que empiece la orgía!

vanesa carbonevanesa carbonemariana diarco

vanesa carbone y mariana diarco

Vanesa Carbone dice no haber estado nunca con otra chica, pero lo desmiente acomodando su almeja con experta destreza sobre el carnoso muslo de Mariana Diarco. “Nunca estuve con otra, porque lo que hago sola lo hago muy bien, para qué quieren otra?”, pregunta Vanesa retóricamente para contestarse “pero bueno, no somos santas, así que lo probaré cuando tenga ganas.” Las dos son experimentadas “groupies” y curtieron a fondo con músicos como Calamaro y Cerati. “El ambiente más fiestero en el que estuve es el rock, definitivamente”, reconoce Carbone, “esa mezcla de música, alcohol y excesos, es muy estimulante.” Cómo, no era que no te comías la fiesta? La petera por la boca muere.

Claudia Fernández, petera uruguaya

Claudia Fernandez

La uruguaya Claudia Fernández pone la cola y automáticamente pone fin a cualquier veda que podés estar sufriendo: sacá los huevos que con esa bola de nalga comemos todos milanesa! La charrúa dice que empezó su carrera a los 14 años como modelo de ropa interior, hay gente que cuenta que la profesión es otra. Es la principal exportación de carne uruguaya a la Argentina.

Claudia Fernandez

Claudia Fernández dice ser muy sanita y convencional en el sexo. No se la cree ni ella.

La uruguaya Claudia Fernández tiene una cola terriblemente carnosa, de esas que suenan fuerte cuando con dos manos la hacés golpear contra vos como si además de cogerla le cachetearas la cola. La oriental hizo reventar muchas cabezas y miles de garchas en todo el país cuando espontáneamente le confesó a Tinelli que entregaba la colita, pero ahora quiere recular. “Lo de probar por la colectora lo dije una vez en chiste y pasó a decirse en todos lados”, dice la atorranta importada y aclara que “en realidad lo dije sólo para divertirme”. A ver Claudia si entendemos, nos estás diciendo que esa cola no está hecha? “No se si es verdad lo que dije o no…”, dice la rubia jugándola de interesante, “eso lo dejo a la fantasía masculina.” Pero no es necesario recurrir a la imaginación para saber que esa cola procesó más chorizos que los frigoríficos de su país. “Es que en general en el sexo no claudia fernandezdigo que no” dice Claudia Fernández aflojando la opinión y los cantos, “porque estando en pareja mientras sea de ados creo que las cosas no se piden, sino que van saliendo.” Bueno Claudita, en tu caso las “cosas” van entrando, y cómo deben entrar en esa cola que seguramente se abre como una flor al primer punteo. Fiestera la yorugua dice que no es “lo que no me gusta es incluir a otra persona” dice la uruguaya, pero los comentarios de clientes de cabarulos orientales dicen que es un problema de tarifa solamente. “De todos los lugares para el sexo prefiero la cama, porque yo prefiero todo lo que sea romántico”, dice Fernández jugándola de inocente. Es que a la charrúa le gusta calentar con el contraste entre las fotos bien perra y las declaraciones tipo Heidi. “No me gusta el tironcito de pelo para nada, todo lo que es salvaje no me gusta” insiste Claudita y uno se la imagina Claudia Fernandezrepitiendo esa frase ridícula en un reportaje telefónico mientras cuida que la botella de Pilsen no se le vaya del todo adentro del orto. “Para tener una noche perfecta lo más importante es que me divierta con la persona que tengo al lado”, sigue mintiendo la uruguaya, “me gusta una buena cena con vino tinto… mi horóscopo me dice que está propicia para el amor.” La uruguaya con el lomo bien de putona parece estar buscando un gilastro que le haga la del novio. “Soy muy simple, me gusta mirar una película, compartir con mi pareja”, dice la vedettona, “quiero alguien que sea un compañero, una persona atenta a la mujer que tiene al lado.” Pará Claudia, entonces vos no sos un gato nochero? “No soy mucho de salir claudia fernandezde noche” explica ya fuera de toda credibilidad la rubia, “siempre se me acerca gente, pero no me gustan las relaciones ocasionales, siempre tuve noviazgos largos.” Pijas largas serán, Claudita, preguntale a ese ojete tuyo que la quedar dolorido seguramente debe recordar mejor, o querés que pongamos el video? “No tengo un video estilo Chachi”, sigue en plena negación la charrúa sin tener en cuenta que las fotos la venden más que los books, “porque todas las parejas que tuve fueron muy caballeros y nunca harían una cosa así”. Pero las peteras por la boca mueren, y finalmente la uruguaya larga un poco de realidad. “De monja no tengo nada” admite finalmente la charrúa, “me gusta tener un orgasmo con un beso en la boca y acabar en cucharita.” Acabale en la boca y que la trague en cucharita!

Claudia Fernandez

Claudia Fernández se pone en cuatro y te ofrece la cola como una perra, mientras aclara que no es ningún gato y que “no me gustan las relaciones ocasionales, siempre tuve noviazgos largos”. Claro Claudita, quién podría pensar otra cosa de vos viendo estas fotos? La uruguaya dice que con sus novios es “bastante machista” porque se entrega a sus novios como “una geisha total”. La perra dice que no es gato, pero la escucharon maullar.

Camila Velasco desnuda en Playboy

Camila Velasco Ferrero

Quedaba feo que Camila Velasco se abriera los gajos de la concha, así que los de Playboy le dieron una naranja para que calmara su instinto de lolita atorranta. A veces la matemática falla y de dos desagradables como Sergio Velasco Ferrero y María Eugenia Zorzenón sale un bocadito comestible como esta nena que desde los 13 años que quería salir desnuda en donde fuera. La pendeja es flor de atorra.

Camila Velasco

Camila Velasco se hace el picnic: ella trae los cítricos y vos ponés la banana.

La guachita de Camila Velasco desde los 13 años venía desesperada para mostrarte todas las cositas lindas que escondía su cuerpito de putita precoz, así que cuando a los 19 le cayó la oferta de Playboy, se tiró de cabeza. “No creo que dé en las fotos como una chica sexy, más bien doy una cosa dulce, ¿no?” pregunta muy picarona totalmente fuera de la marca, seguramente para que vos la convenzas a pijazos de lo contrario. Camilita es una chica que supo desde chica lo que quería ser – bien atorranta. Desde que se le empezó a forestar la cotorra, la nena empezó a romperle las camila velascobolas a la madre para que la llevara a modelar, a ser vedette, a exhibirse porque quería ganar tu atención, que la vieras, que la admiraras, que le digas cosas lindas y sobre todo que no tardes en partirla al medio. Que se la des completa y a fondo cuanto antes porque la espera fue tan larga y dura como quiere que vos la tengas por ella. Qué sabia es la naturaleza que produce pendejas putitas que calman tu sed de carne fresca, basta de gatos con carnes que no servirían ni para relleno en una empanada casera carcelaria! Fijate por contraste la empanadita de copetín de Camila, toda depiladita y sin repulgue, te la comés de una y de postre le hacés la cola! Curioso que a camila velascola nena todavía le guste andar en triciclo, pero fijate cómo se monta bien adelante como para besar el caño del manubrio con esos labios paponeros! Sumate al espíritu del pelotero poniéndola con las piernas al costado del triciclo agachada con las manos en el manubrio para hacerle la cajeta feliz y te diga Ronald McDonald! (La peluca naranja es optativa, pero llenarle la hamburguesita de queso es obligatorio). A Camila Velasco le gusta tanto la fiestita que hasta compró globos nuevos que ahora muestra orgullosa y la hacen parecer una de esas nenitas putas del animé japonés, una razón más para sacar el sable de carne y ensartarla a fondo al grito de Banzai!

camila velascocamila velascocamila velascocamila velasco

camila velasco

Camila Velasco estudia ingeniería industrial y por la manera que posa en las fotos de Playboy no sería raro que fuera para hacerse coger a máquina o desarrollar consoladores más poderosos. La futura ingeniera es una atorranta certificada bajo normas ISO 9002.