Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Julieta Prandi, poetisa petera

Julieta Prandi

Julieta Prandi muestra el lomazo que le permitió ser la bebota original de Francella, la nenita ratonera con la cola impresionante que todos quieren hacer. La rubia tira una onda como de intelectual escritora que está por arriba de las cuestiones carnales, pero su pluma revela un fuego interior que sólo apaga la leche fresca.

Julieta Prandi

Para hacerle el orto a Julieta Prandi uno bancaría cualquier cosa, inclusive sus poemas.

Mirá las cachas de Julieta Prandi, fijate cómo asoman redondas y tentadoras de la superficie del agua como dos boyas de carne que flotan con inocencia. Pero no te confundas, la rubia sabe que su hermosa cola es una carnada irresistible para pirañas como vos, que apuran el nado para llegar primero y comerla cruda. Pero las modelos suelen darle pan a muñecos sin dientes y los dos últimos novios de la rubia no fueron la excepción, como demuestran los poemas que escribió. En su “Selección de Recuerdos”, la bebota escribió “hoy cierra las persianas hacia el mundo, se extrae del fondo tormentoso al que se unió” —o sea, que tuvo que cerrar la concha y alejarse del forro tormentoso de su novio. Pero pará, no peles la garcha todavía, si se la querés hacer bien tenés que bancarte unos poemas más, es un bajo precio a pagar por Julieta Prandientrar en ese ogete excepcional. La bebota escribe cosas que son totalmente incomprensibles hasta que te das cuenta que habla con terrible calentura. Así, la frase “Caminar con un cepillo de vidrio y cerdas de clavos recordar lo que puede caber en el bolso de mano” pasa a ser “cepillame con un consolador de vidrio y clavame como una cerda, llename la cartera”. A renglón seguido la rubia promete que si te portás bien “las puertas sin cerrojos, guardianes ni palabras mágicas se abrirán cuando deban”. O sea, si le tenés la paciencia para hacerle un buen filo, la bebota te va a abrir las puertas de ese orto divino “como un piano de cola sin tapa, que duele de julieta prandiuna manera hermosa”. Ah bueh! La poetisa resultó ser socia del Club de la Colectora, dale con todo que la bebota no sólo entrega el rosquete sino que le copa si le duele. Imaginate la escena: mientras vos le cepillás el orto como había pedido en el verso anterior, la rubia manotea un anotador y escribe el párrafo siguiente. “Te escribo como si estuvieras parado detrás de mí, como si hubieses vuelto de un viaje y yo me hiciera la distraída.” Tal cual, la tenés parada detrás de ella, aprovechá que esa es la posición que más le gusta, porque “el pez no puede nadar panza arriba, quiero correr a toda velocidad, dirigir el cuerpo de un adiós a otro, yo reacomodo los ojos para tenerlos siempre abiertos”. Le cabe Julieta Prandimirarse mientras le das, matala, partila al medio porque Prandi quiere “desaparecer con la luna espesa, colarme entre frazadas o ser un líquido turbulento e inestable que te recorre y se detiene para tragarte”. Si, entendiste bien: la rubia bebota quiere colarse entre las frazadas para tragar tu “líquido turbulento”. Fijate como te espera en cuatro, con la colita en posición y la mano enguantada en la boca como una bebota que se pone ansiosa cuando llega la hora de tomar la leche. Es que Julieta Prandi no es una escritora común, es una poetisa petera.

Julieta PrandiJulieta PrandiJulieta PrandiJulieta Prandi

Julieta Prandi

Julieta Prandi sonríe confiada en que su cola es una de las mejores del país. No podemos decir lo mismo de sus poemas, pero si el precio de entrada a esos cantos impresionantes es leer sus obras completas, ya mismo vamos para la biblioteca.

Julieta PrandiJulieta PrandiJulieta PrandiJulieta Prandi

Fernanda Neil, chiquitita de doble vida

Fernanda Neil

Fernanda Neil hace una pausa en la escalera para pelar una cola digna del terrible barrote del que se aferra. Desde que probó la “anaconda” de Carlitos Nair en Gran Hermano Famosos, a la flaca le gustan todas las porongas menos las chiquititas.

Fernanda Neil

Fernanda Neil tiene pinta de mina fina pero gustos de atorranta de barrio. Combinetta mortal, para pelar la anaconda.

Guarda con María Fernanda Neil porque de chiquitita ya no tiene nada de nada. Mirala como pone la cola y se abraza al palo mirando hacia atrás como preguntando “El tuyo es así de grande?”. Y ojo que a diferencia de otras que son pura pose, Fernanda Neil no necesita fingir, se le nota que el vicio le sale de adentro en serio. “A mi me da lo mismo besar una mujer o a un hombre”, dice cuando le preguntan qué le gusta más. Y más vale que le creas, Fernanda es tan capaz de comerle la boca a Juanita Viale en Doble Vida como de frotarse la ‘anaconda’ de Carlitos Nair en Gran Hermano Famosos. “Soy una mina muy sexual” le gusta decir a modo de confesión. Es justamente este vicio, esa profunda picazón de papo la que hizo que la carrera de Fernanda Neil siga un camino tan diferente al de Luisana Fernanda NeilLopilato, cuando las dos arrancaron como protegidas de Cris Morena. La morocha Fernanda Neil realmente tuvo una doble vida: pasó de ser la Martina, una huerfanita revoltosa pero entradora del orfanato de Chiquititas, a ser una puta reventada en la serie de América. Y no hace falta que te preguntes cuál de los dos papeles está más cerca de su personalidad. “Yo tenía mucho del personaje que hacía en Doble Vida”, confiesa de repente pero se apura para aclarar “bueno, sacando lo de fernanda neilprostituta”. Pero oscurece la aclaración al reírse, Fernanda se sabe turrita y a pesar de ser actriz le cuesta ocultarlo. “Es que como actriz hago de todo, hoy de prosti, mañana de otra cosa”. Y una de las otras “cosas” que le “tocaron” en su carrera fue la “anaconda” de Carlos Nair, esa terrible poronga que la llevó a un improbable romance con el bastardo de un ex presidente. Puede que “Carlitos” no tenga el perfil que normalmente ella busca (su novio es rugbier y director en la empresa de Cris Morena) Fernanda Neilpero cuando el formoseño puso su el argumento sobre la mesa, Fernanda escuchó un ruido y se le aflojaron las cachas. “Un miembro de la dimensión de Carlos Nair tien que producir necesariamente un ruido cuando es apoyado contra un objeto”, explica Fernanda. Y ella debe saber, porque Carlos le apoyó el objeto a fondo y en distintas posiciones mientras practicaban el Kamasutra bajo la mirada infrarroja de las cámaras del Gran Hermano. Fernandita es muy viciosa.

Fernanda Neil

Fernanda Neil divina en la cama, lista para vivir con vos su doble vida. En el grupo de las actrices descubiertas por Cris Morena, Luisana Lopilato ocupa el lugar de angelito y Fernanda el del demonio. Una morocha que ratonea con papeles fuertes.

Fernanda Neil

La muy comestible Fernanda Neil va a partidos de rugby para marcarle la cola a los jugadores. Los guindazos que debe haber morfado ese papo!

Después de esto no vuelvo a casa”, se le escuchó decir a Fernandita cuando se dió cuenta que su novio iba a ver el ataque de la anaconda por tevé. Cuando Mauro Scandolari se puso de novio con Fernanda Neil, ella era una “chiquitita” de 17 años y él un rugbier de 22. Nunca se imaginó que cuando Neil cumpliera 24 años iba a ver a su novia haciendo el Kamasutra con otro. Fernandita pensó que su novio se iba a poner loco, pero cuando Mauro vió el video no hizo ningún scandolari, sino que directamente se puso a llorar. Parece un libreto de los que juega Fernanda en las series: el rugbier acostumbrado a los golpes en la cancha, no pudo con los de concha. “Quieren que les cuente un secreto?” pregunta Fernanda de repente como para cambiar el clima. “Una buena colita masculina me puede. Es más, voy a ver partidos de rugby porque los rugbiers tienen una colita casi perfecta”. Y ni hablar de la tuya, Fernanda, con la doble vida que llevás la entrada de esa cola no debe ser ‘chiquitita’.

fernanda neilfernanda neilfernanda neilfernanda neil

Marianela Mirra, rubia y en tetas

Marianela Mirra

Marianela Mirra pela topless impresionante en estas fotos y casi hay que chequear el tatuaje de los pescaditos para convercerse que la rubia divina que ves hoy en tetas es la Male morocha que salió del reality con varios kilos de más. Las tetas de la tucumana son tentadoras, brillosas y doradas como panes de viena. Cacho, andá haciendo el fuego que Male ya peló los patys! Y ponete contento, porque en el asado de Marianela Mirra a vos te toca poner el chorizo.

Marianela Mirra

Marianela Mirra en invierno era una morocha que apenas mostraba un escote, pero “estalló el verano” y peló las tetas. Para darle en todas las estaciones, rubia o morocha.

Mirá la bestia en que se convirtió la Mirra! Y es para rodar las erres al exclamar, porque Marianela Mirra —parece mentira pero es la misma morocha que ves en las fotos de la izquierda— hizo una transformación impresionante que nos dejó a todos con la boca abierta y la carpita parada. Male, la tucumana bonita pero rechoncha de Gran Hermano, dió paso a la rubia impresionante que ves en topless en las fotos. Mirra pela unas tetas que son como inflados panes de viena estampados con unos patys doraditos que están para entrarle a mordiscazos mal. “Cuando salí de la casa me bajaron los niveles de ansiedad y esó me ayudó mucho”, cuenta Marianela de cómo hizo para dejar a Male, la morocha regordeta y convertirse en la turra Mirra, una rubia infernal. “Con Ravenna empezamos la dieta, los ejercicios, la gimnasia adaptada y en tres semanas bajé nueve kilos. Ahora los kilos que me quedan son los que más me cuestan.” A Marianela Mirranosotros lo que nos cuesta, además de tratar de bajar la carpita, es reconciliar las fotos del antes y después de esta tucumana que provoca comparaciones con Silvina Luna, otra egresada de Gran Hermano que entró a “la casa” con un flor de lomo pero salió rodando después de comerse todo durante el “juego”. “No me molesta que me comparen con Silvina Luna”, se ataja Mirra, “pero tenemos perfiles diferentes. A mí me ofrecieron ser vedette y no acepté, la verdad me gusta más la carrera que hizo Susana Giménez”. Y se nota que la “Su” es su modelo, ya arrancó pintándose el pelo de amarillo y la verdad que le queda muy bien. Y si Susana Giménez se animó a hacer topless ya de vieja, Marianela también se animó a pelar. Es más, viendo las nuevas fotos de Marianela Mirra en tetas te dan ganas de pelar a vos también y cantarle “Hola Marianela nos estamos tocando, marianela mirrate queremos garchar!”. Y si alguno estaba escéptico de que la tucumana puede hacer carrera, pegale otro vistazo a la fotos de “la nueva” Male y decime si no te comerías a Male como una colación tucumana, chupando esas gomas como si fueran dulce de cayote. Sangre fría y deseo de trepar no le faltan. “No me molesta que me critiquen por cortarme sola y pensar en frío”, cuenta de su estrategia de juego. “No entré a Gran Hermano para hacer amigos. La primera semana me aferré mucho a Vanina, y cuando nos nominaron me di cuenta que estaba cometiendo un error, que no tenía que mezclar los sentimientos.” Marianela MirraMirá la Mirra qué turra, con esa carita de inocente no deja que los sentimientos se interpongan en su rumbo a la fama. Y la tucumana hace camino al andar: firmó contrato como modelo de Ricardo Piñeyro, se pasó al bando de las rubias, puso la carne en orden con un personal trainer y se baja el corpiño para que suban las garompas, porque sabe que si las garchas están para arriba, su carrera también. “Es que me gusta seducir y romper la rutina, soy muy creativa”, dice la tucumana. Vos apuntalá tu carrera mostrando la cotorra en un video porno casero, que la rutina te la rompemos nosotros, Male!

Marianela Mirra

Marianela Mirra hermosa en esta foto mojada y en tetas, había entrado segunda detrás de Mariana Mancini como la más linda de todas las ediciones de Gran Hermano, pero con este topless la ponemos primera seguro. “Pero entonces los rankings de las más lindas están todos arreglados?” te pregunta Marianela Mirra con inocencia. Vos tranquilizala con el clásico “callate Male y seguí chupando”.