Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Las chichis hablan de sexo

Victoria Vanucci

Victoria Vanucci dice que cogió por primera vez recién a los 17 años, y agarra con inocencia el osito para ver si vos le creés. Es como difícil de creer, considerando que Vicky tiene una historia de posar desnuda en sitios chotos de la red mucho antes de siquiera soñar con ser famosa. Igual que Melina Pitra, Vanucci estuvo entre las que pelaron las tetas para la cámara de Petter Hegre en Buenos Aires.

Victoria Vanucci

Victoria Vanucci en la foto topless para Petter Hegre. El culotte está más levantado del lado derecho para tapar la cicatriz de la peritonitis. Divina.

Todos somos culpables de no escucharlas y es lógico: estamos siempre demasiado ocupados mirando los impresionantes ojetes, las abundantes tetas o sus peteras bocas para prestarles atención. A estas bestias despues de todo, no las queremos justamente para conversar o conocer su opinión, basta con que pongan el orto y pelen algo. Pero podemos hacer una pequeña excepción (sin sacar los ojos de esos culos y tetas, obvio!) y escuchar lo que dicen cuando hablan de su vida sexual con datos concretos como cuántas veces por semana cogen o a qué edad le rompieron el virgo. La ex tenista Victoria Vanucci por ejemplo, dice que se comió su primer raquetazo a los 17 años. “Mi debut sexual se retrasó por el tennis”, dice Vanucci y antes de que no le creas nada aclara “que ojo que después me puse al día”. Lo que el tennis no retrasó Mariana de Meloaparentemente es el posar en bolas en distintos sitios de la red, como en la foto que te mostramos en tetas. “Fue horrendo, no tenía idea de nada y tenía mucho miedo, al punto que me puse a llorar”, dice Vanucci de su primera vez, que además dice fue la peor de todas. “Mi mejor vez fue con una ex pareja en Buzios, lo hicimos en todos lados, en el hotel, la playa, la pileta… es el calor de Brasil”. Vanucci dice que se la pusieron 196 veces en los últimos doce meses, un promedio muy pobre, pero no tan bajo como Mariana de Melo que dice que la vacunaron apenas 42 veces en 365 días. “Conmigo la cuenta es fácil”, dice la ex mucama, “hace diez meses que me separé de mi marido y hace diez meses que no tengo sexo.” Bueno señores, cerramos Notiblog! No Mariana, no podes bolasear tan alevosamente, 42 puede ser el número de Wanda Naraforros usados y anudados que encontraste debajo de la cama la última vez que te dió nostalgia tu antigua profesión y limpiaste debajo de la cama. Otro verso total de Mariana de Melo: dice que le rompieron el invicto a los 17 años, cuando todos sabemos que en Misiones a esa edad muchas ya tienen hijos en la primaria. Mariana dice que su mejor polvo “fue con mi ex en Alemania, viendo nevar a través de la ventana”. Y claro, cuando de Melo vió que nevaba afuera, al toque le corrió a tomarse una lechita bien caliente adentro. Y si hablamos de tomar la leche, la referencia obligada es Wanda Nara, que sigue insistiendo que perdió el virgo hace apenas unos meses. “Mi primera vez fue a los 19 años con mi novio de 35, el dueño de la agencia donde compré mi Mini Cooper”.

Pamela David

Pamela David dice que coge absolutamente todos los días. “Con Bruno decimos que no existe el día sin sexo, excepto cuando viajamos por trabajo”. La morocha dueña de las tetas más jugosas del ambiente dice que ni siquiera se privó de la pija cuando tuvo su hijo. “Ni siquiera hubo una cuarentena sin sexo, porque el parto fue por cesárea”. La mayor abstinencia? “los dos meses y 26 días que estuve en El Bar, el reality de América TV.” Algún mano se debe haber bajado de onda, no?

Sabrina Rojas

Sabrina Rojas dice que ahora está teniendo el mejor sexo de su vida. “A medida que crezco, disfruto con más plenitud”. Dice que se la ponen cuatro veces por semana.

Ysi, parece que Wanda pisó el palito (se lo comió en realidad), porque cuando Analía Franchín dijo que “la dueña del Mini Cooper labura de gato”, la petera del video se defendió diciendo que su auto es un Ford Focus. Wandita dice que su mejor experiencia fue con un cliente, perdón, con Maxi López. “Maxi vino de Europa a visitarme y tuvimos una maratón de 16 horas”, recuerda Wanda. “No vivo teniendo sexo, pero el video demuestra que cuando quiero a alguien soy muy buena no?”, comenta Wanda y sin querer admite que efectivamente es ella la del video (y la pija entonces no es de goma sino la de Maxi López?). Guanda (rima con guasca) dice que en el último año se la pusieron solamente 26 veces (estará contando los polvos con un sólo cliente?) porque “el sexo casual me da asco.” Y ojo que no miente: es que para la rubia si hay pago de por medio, el encuentro no califica como Pamela David“casual”. Pamela David dice que su peor experiencia fue justamente cuando acepto la presión de sus amigas para tener un encuentro casual. “Era mi cumpleaños de 2002, estaba soltera, y mis amigas me insistieron para que le diera bola a un chico que era fachero. Pero me arrepentí totalmente, porque el tamaño del pibe era mínimo, algo irremontable”. Especialmente chiquita le debe haber parecido a Pamela la troza del (afortunado o desafortunado?) pibe si para medirla la puso al lado de sus enormes tetas, qué momento. Por eso consejo básico para Sabrina Rojastodos los dueños de maníes de carne: si llegan a estar con Pamela David, no abusen de su suerte intentando hacerle una turca. Pam dice que tenía 16 años cuando la apuñalaron con el cuchillo de carne por primera vez, y acusa 211 puñaladas en los últimos doce meses (no es mal promedio para una madre reciente). Sabrina Rojas también inauguró su papo a la misma edad que Pamela. “Mi debut sexual fue a los 16 años, con un novio de 24, estuvo bueno. Antes habíamos tenido varios intentos fallidos, interrumpidos por mí.” La mendocina cuenta que a los 19 años pasó ocho largos meses sin que le sacudan la persiana. Cuenta Rojas que sus “amigas me preguntaban como hacía para aguantar, pero la verdad es que no me costó” aunque reconoce que al no poder comerse la pijase comía todo. “Por eso engordé cinco kilos”, recuerda la mendocina, que dice que pudo bajarlos inmediatamente cuando volvió a incluir en su dieta la carne en barra. Evangelina Anderson dice que recién a los 19 años abrió su papo al tránsito. “Mis compañeras de colegio me cargaban porque era la única virgen”, dice Anderson y la verdad tampoco le creemos nada. La rubia dice que tuvo su peor sequía evangelina andersonsexual a los 21 años, un verdadero desastre eculógico. “Tuve un año y medio de abstinencia cuando corté con mi primer novio, no quería saber nada con los hombres”. La rubia ex Bailarina de Sábado dice que su mejor recuerdo lo tuvo en Caraguatatuba (un buen nombre para gritar de alegría cuando le descorchás el culo a la rubia), un pueblo de Brasil. “Lo hicimos en el mar de día, con toda la gente mirando y me encantó!” dice Anderson con entusiasmo exhibicionista, aunque confiesa se la pusieron 109 veces en los últimos 365 días, un número bajísimo para lo fuerte que está. Con cuál de todas las chicas te anotarías como voluntario para subirle el promedio anual de garches?

Luciana Salazar se come la partuza

Luciana Salazar

Luciana Salazar volvió con todo. O casi todo, porque porque en realidad se sacó bastante volumen de las pochas. “Ya me habia quitado lolas una vez, y ahora decidí bajarme otro poco. Empecé con 99 y quedé en 97 cms. y ahora bajé de 97 a 95, 5”, explica Luli. La deflación mamaria fue importante, ya que “ahora pasaron a pesar menos de un kilo, fijate que se separaron” dice mostrando los melones. En la lógica de la rubia, menos es más. “Alargué mi torso y sumé armonía” dice Luli.

Luciana Salazar

Luli Salazar la cagó con las cirugías excesivas, pero sigue teniendo un muy buen lejos. “En la intimidad me convierto en una geisha”, asegura la protagonista de Luli in Love.

Volvió Luciana Salazar, y con ella el peligro de que nuevamente se taponen cañerías, rebalsen desagues y ciudades enteras queden sumergidas bajo ríos de leche. Porque a pesar de los excesivos “retoques” quirúrgicos, de no mostrar el papo en las fotos de Playboy y o coger en el video de Luli in Love, Luciana Salazar sigue siendo la dueña de una cola que provoca tormentas lácteas. Pero Luli no llora sobre la leche derramada, y si bien admite ser “la gran provocadora argentina”, niega ser responsable por las catástrofes ecológicas lácteas, ya que ella nunca avanza, siempre espera al varón. “No me pidan a mi que rompa el hielo”, dice Luciana, “porque nada me provoca tanto como un hombre que toma la iniciativa”. Luciana aclara que ella no avanza, sino que ella espera “a la antigua, que los hombres intenten, que se esfuercen. Admiro cuando insisten, eso me ratonea, me pueden”. Según Luli la onda es ignorar la fama y la chapa e ir al frente siguiendo el impulso natural como si fuera una mina más. Por eso si te la topás alguna vez, empujala contra la pared más cercana, pateale los tacos para separarle las piernas y dale duro por el agujero que más te guste porque según dice Luli, “no hay ninguna zona de luciana salazarmi cuerpo cerrada al tránsito”. Pensá un poco lo que debe ser el momento en que entrás en esa colita, el rosquete de Luciana Salazar te envuelve la pija y le extrae toda la leche como si fuera una máquina de ordeñar. Y ojo que Luli dice que no sólo millonarios como Luis Miguel o tenistas como Rafael Nadal pueden rellenarle la empanada, sino también gente pibes comunes. “Hice debutar a un mexicano de 22 años”, cuenta Luli sin dar más detalles de cómo se conocieron, pero a modo de pista agrega que “acepté que se me desnudaran via webcam…”. Chatear via webcam con Luli Salazar debe ser impresionante, pero quién te la va a creer cuando la cuentes? “No me molesta que quienes estuvieron conmigo lo mencionen y canchereen”, dice Luli, consciente de que es casi imposible de que alguien que estuvo con ella no lo comente. “Pero me ponen frenética los que ni siquiera registro y se jactan diciendo estuve con Luli Salazar”. Y ojo que no son pibes de barrio los que confiesan romances imaginarios con Salazar. Según la rubia, son “varios famosos” los que van por ahí mandándose la parte de haberla vacunado. Salazar dice que los famosos mentirososo “no son hombres en realidad, son un asco”.

Luciana Salazar

Luciana Salazar dice que a sus bombachas les pone nombres de hombres como manera de festejar sus conquistas, y lleva estadísticas muy detalladas de su vida sexual. Dice que en en lo que va de 2007 se echó exactamente 129 polvos “una vez cada dos días”. Dice que es un fenómeno en la cama “como amante merezco un 11”, y que acaba de cumplir su fantasía de comerse dos pijas a la vez. “Adoro hablar de sexo” dice Luciana, “no tengo pudor”. Luli Salazar dice que comparados con Brasil, Europa o Estados Unidos, aca en Argentina somos pacatos”.

Luciana Salazar

Luciana Salazar niega que tenga tendencias lesbianas, pero dice que tiene ganas de hacer una torta con Madonna. Filmate Luli!

Pero lo que no le da asco a Luli es enfiestarse y comerse más de una pija por ves, con eso no tiene problema. “Hace un par de meses cumplí mi fantasía de integrar un trío”, dice Salazar de su partuza con los hermanos brasileños Mario y Paulo Velloso. “Sucedió y punto, son dos bombones de dos metros y ojos celestes”, recuerda la guacha. “Fue gracioso porque yo ya había salido con ambos, pero nos encontramos de casualidad en Nueva York y ardió Troya”, sigue Luciana sin disculparse por haber tragado leche brasileña. “Imaginate cómo quedé yo con mi metro sesenta y tres de altura en medio de ellos dos.” Si Luli, nos imaginamos exactamente cómo quedaste: tu concha cabalgando la garcha arriba de uno de los hermanos, mientras el otro te taladraba el orto haciendo una escena de doble penetración que va a desencadenar torrenciales y pegajosas lluvias de Luciana Salazarleche en todo el país. La rubia dice que sigue “asociada a la marca Playboy generando contenidos”, y aunque lamentablemente parece que escenas como el doble ensarte con los hermanos nunca van a ser parte de Luli in Love, Salazar no tiene problemas en hacer videos porno caseros. “También me filmé”, confiesa Luciana Salazar, “porque no hay límites para la imaginación”. Entregá los videos Luciana!

Evangelina Carrozzo aprieta el pomo

Evangelina Carrozzo

Evangelina Carrozzo se agarra las tetas que se puso en respuesta a una crítica que recibió cuando bailaba en la comparsa y le gritaron “flaca mentirosa, el relleno del corpiño es demasiado, pará de chamuyar!”. La morocha dice que contestó riendo y dándole la razón porque “tenía como cinco kilos de algodón de cada lado… la verdad, hacia mucho tiempo que queria lolas nuevas.” La morocha cuenta que “ataqué el problema donde había que hacerlo y como pueden ver, lo solucioné.”

evangelina carrozzo

Evangelina Carrozzo dice que le “juega en contra ir siempre tan de frente, porque al final la que queda mal parada soy yo.” Eva, nosotros quedamos muy bien parados viéndote de atrás.

La ecuación es clarísima: si Evangelina Carrozzo es sinónimo de carnaval, y el carnaval es joda pura, la morocha es una fiestera natural. Su figura curvosa y cara sonriente le valieron ser reina del Carnaval de Gualeguaychú por dos temporadas consecutivas. “Al carnaval no lo cambio por nada” dice la entrerriana, “la adrenalina es terrible, ahi te sentís la más linda del mundo, bailar es mi pasion”, dice Carrozzo sonriendo con esa bocota grandota, con espacio para petear mas de un pomo a la vez. “Me incluyo entre las que le gusta apretar el pomo” confirma la entrerriana, “y como bien saben, en Gualeguaychú todo el año es carnaval, así que yo aprieto el pomo todo el tiempo”. Qué buena noticia nos das, Evangelina, justo cuando estamos viendo ese ojete carnavalero, complaciente y simpático y nos preguntábamos si la comparsa va siempre por la autopista o también puede ir por la colectora. “En general elijo el camino tradicional, pago mi peaje tranquila y listo”, dice Carrozzo dejándonos con las ganas, “aunque nadie zafa del intento de atravesar un nuevo camino, porque el varón siempre lo pide.” Nos extraña Evangelina que siendo la Reina del Carnaval evangelina carrozzono dejes que te empomen el orto, se ve que estuviste bailando en la comparsa equivocada. “El ser la reina del carnaval es una casualidad”, explica la morocha, “pero me encanta que en la cama me traten como una reina, porque a mi pareja la trato como mi verdadero rey.” Por eso Carrozzo, cómo vas a bloquear el paso del rey por la colectora? Y ojo, debe ser un flash tener a Evangelina Carrozzo vestida de reina carnavalera sacudiendo los cantos en privado y de repente zácate, hacerle apretar el pomo pero con el rosquete. Delicioso, ser el primero que lleva la comparsa por la colectora y la moja por dentro sería un auténtico carnaval. “Lo fundamental es sentirlo bien adentro” dice la morocha del espíritu del carnaval, pero queda claro que está hablando de la garcha, “dejarlo entrar para que la musica te llegue bien al fondo del cuerpo y termines bailando sola, como por inercia de alegría.” Así va mucho mejor reina, dejá que el Rey Momo festeje el carnaval recorriendo todos los caminos de tu anatomía.

evangelina carrozzo

Evangelina Carrozzo dice que es “una chica sexualmente activa, se proponer y también esperar, soy de ir muy al frente”. Eso de tirarse y abrirse de gambas al aire libre lo tiene muy practicado. “Gualeguaychú tiene muchas opciones al aire libre, y hacerlo cerca del río es una opción para recomendar”, dice la morocha picarona. “No tengo idea de cuántas posiciones probé, pero fueron muchas”.

evangelina carrozzo

Atención con Evangelina Carrozzo, porque si te agarra el pomo con ese terrible orto, vas a entender porqué la eligieron dos veces reina del carnaval de Gualeguaychú.

Evangelina Carrozzo no es una mina complicada, es bien flexible porque “la idea en la cama es respetar lo que ambos queremos, y eso va variando con el día y el momento vivido”. Por eso si la sabés llevar, Carrozzo va a cumplir todas tus fantasías, o casi todas, porque si bien aprieta el pomo “tragar no lo hago ni en pedo”, dice la entrerriana porque “es muy salada”. Como quieras, Carrozzo, total lo que no quieras tragar por la boca te lo inyectamos por el orto, no hay problema. Igual, no es para que le creas todo, porque “siempre hablo pavadas, esa soy yo”. De todas maneras, si querés que la dos veces reina de la comparsa Kamarr haga todo, pero todo lo que le pedís, dale de tomar que descontrola. “Trato de no tomar alcohol, porque termino mal. Una noche antes de bailar en la comparsa estaba contenta y evangelina carrozzole di a unos tragos”, recueda Carrozzo, “pero después no sabía para donde salir, no podía bailar. Soy torpe ya sin tomar, asi que chupada soy un desastre!”. Pero lo que es un “desastre” para ella puede ser una oportunidad para vos, ya que “recuerdo que en el circuito me resbalé y quedé mirando al piso en cuatro, con mis tacos aguja apuntando al cielo”. Y si ves este hermoso carozo tirado en el suelo, no queda otra que recogerlo.