Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Celina Rucci te quiere coger

Celina Rucci

Celina Rucci es una morocha infernal, un testimonio viviente de que las veteranas pueden competir y ganar no sólo con experiencia sino con carnes duras. La ex representante argentina para Playboy TV y ganadora de Patinando tiene un sueño jodido — vacunar un pibe con un cinturón poronguero. La recomendaciones son obvias: si te acostás con ella no te quedes dormido, y si te duchás con Rucci nunca te agaches a agarrar el jabón.

Celina Rucci

Celina Rucci exhibe la guitarra perfecta que tiene por lomo, pero ojo que no le caben los chizos, sólo pijas grandes.

Si querés comerte a Celina Rucci, más te vale que vayas a la contienda bien preparado, porque sino te podés llegar a arrepentir. Un repaso rápido a las fotos de Celina Rucci indican si aspirás a entrarle por algún lado vas a tener que tener las herramientas necesarias, sean la labia para ganarle los duelos verbales que tanto le gustan, o la pija para que esta auténtica yegua sienta que la estás cogiendo. “No se porqué algunas mujeres lo niegan, pero el tamaño es absolutamente determinante”, dice Celina Rucci del tipo de garompa que necesita. Y no es cuestión solamente de tenerla grande, también tenés que ser una especie de boy scout sexual y estar siempre listo para trabajarle ese prominente ojete que tiene. “Es que yo a diferencia de otras vedettes, necesito hacer el amor todas las noches”, dice preparando el cachetazo a las colegas, “las demás están siempre solas y nunca tienen sexo”. Normalmente, tener una bestia de morocha Celina Ruccicomo Celina Rucci lista para el sexo todos los días es el sueño de todos, pero cuidado porque con la ex chica Playboy la cosa se puede dar vuelta, literalmente. “Penetrar a un hombre con un juguete erótico es una fantasía que tengo”, dice la Rucci con la convicción de quien ya se calzó el strap-on varias veces y no solamente para probar como le quedaba. Ojo que es una escena fuerte, imaginate a Celina Rucci con sus medidas de 100-63-92 y un “extra ball” de 25cm de goma entre las piernas. El puede ser que sepa cómo queda Celina Rucci desnuda con el cinturón poronguero puesto es su esposo Claudio Minicelli, pero el hombre sobre el tema mantiene la boca cerrada y esperemos que la cola también. Celina Rucci igual lo protege diciendo que todavía no cumplió la fantasía de empomarse un pibe con una poronga de goma, aunque con los gays Celina Ruccitiene menos miramientos. “Es que cada uno se tiene que hacer cargo, si uno es gay no se puede molestar porque se lo digan, hay que levantar la frente y asumirlo con total dignidad”, sentencia la morocha. La fantasía poronguera puede que no la haya cumplido todavía, pero igual Rucci tiene mucha experiencia en eso de abrirse paso con el cuerpo. “A eso de los 17 años me di cuenta que con este cuerpo se podían abrir puertas”, dice la Rucci y uno inmediatamente piensa qué lindo sería sacudirle la persiana hasta que le Celina Rucciquede el portón bien abierto. “Un cuerpo abre puertas, pero si no tenés nada más para ofrecer seguramente se van a cerrar”. Lo de ofrecer más que solamente el cuerpo es un tema constante con Celina Rucci, que no pierde oportunidad de comentar que es Licenciada en Comunicación Social, pero nos parece interesante que lo asocie con cerrar las puertas —quizás la idea romperle el orto a un pibe es una manera de vengarse contra ese turro que a los 17 años le voló la cerradura y le abrió las puertas principal y de servicio. Psicoanálisis aparte, salvo que tengas calzoncillos de kevlar hechos en Colombia por sastres de narcos, no te recomendamos que te quedes a dormir al lado de Celina Rucci después de un polvo. A ver si cuando te despertás a eso de las dos de la tarde, prendés la televisión y la ves a celina Rucci diciendo “anoche cumplí mi fantasía” y Rial preguntándole “Qué bueno Celina! Nos podés contar quién es el afortunado?”. Cuidado con la Rucci que es brava la guacha!

Celina Rucci

Celina Rucci en su versión rubia con una onda más refinada pone la colita y mira como preguntando cuándo le vas a entrar. No dudamos que puedas hacerle la cola, pero si te pide de ir a la recíproca mientras se calza el cinturón poronguero llegó el momento de emprender la retirada. Abajo tenés a Celina Rucci desnuda cuando representó a la Argentina en Playboy, algo más joven y menos combativa, divina.

Evangelina Anderson, rubia enfermante

Evangelina Anderson

Evangelina Anderson te entrega la cola con un moño rojo como envuelta para regalo y te basta un vistazo para saber porqué le dicen la Musa del Colaless. Ya sabíamos que las fotos de Evangelina Anderson son para el infarto, pero su fotógrafo personal nos dice que la belleza de la rubia es literalmente enfermante. Un testimonio desgarrador de quien vió ese ojete de cerca y quedó pelotudo.

Evangelina Anderson

Evangelina Anderson muestra su perfil asesino: pone la cola para recibir y se agarra las tetas como para bancar el impacto.

Me presento: soy Chiquito Reyes Jr., el fotógrafo de las estrellas y autor de las fotos de Evangelina Anderson que estás viendo. Si ya sé, estarás pensando qué suerte que tengo de conocer personalmente a una de las mujeres más bellas de la Argentina y poder decirle “a ver Eva, sacá más la colita para afuera, decí cucurucho con esa bocota” cuando posa para mi. Pero la realidad es muy diferente y por eso le pedí a los chicos de Notiblog de onda este espacio para que mi dramática historia les sirva de advertencia a todos los admiradores de Evangelina Anderson. Dicen que el que avisa no es traidor, y por eso como fotógrafo les digo: cuidado con estas fotos de Evangelina Anderson, guarda con los videos de la “musa del colaless” porque son perjudiciales para la salud y traen consecuencias gravísimas, irreversibles. Qué Evangelina Andersonconsecuencias te preguntás? Sin ir más lejos, tengo los huevos del tamaño de dos mini bondiolas de Paladini, que laten con varicoceles expuestas como si fueran un corazón abierto, y es por culpa de mi trabajo con Evangelina Anderson. Los médicos me explican que la ciencia sabe desde hace mucho que la belleza en obras de arte puede causar un shock nervioso en ciertas personas susceptibles, como experimentan los visitantes de museos como el Louvre y lugares como la Capilla Sixtina. Lo que no sabían y descubrieron conmigo, es que un efecto similar también puede ocurrir con una fuente viva, cuando la persona es de una belleza extrema como Evangelina Anderson. La belleza de la ex bailarina de sábado es literalmente tóxica, te sobreestimula el sistema nervioso y provoca variados y extraños efectos, como mis huevos Evangelina Andersonde dinosaurio y otros que no les cuento para no asustarlos. Es muy jodido, porque más allá de que nadie quiere ser un pelotudo comprobado, tener las bolas hinchadas te caga el disfrute de las cosas más simples y lindas de la vida, como jugar un fulbito con los chicos (no puedo correr con las bolas de este tamaño y además por alguna razón todos los pelotazos pegan ahí) o que te hagan un lindo pete. Ya no hay keko donde me quieran tirar la goma, ni pagando cualquier guita, porque las chicas se enteraron que una casi muere Evangelina Andersonahogada cuando le acabé porque cada bondiola carga un litro de leche bien espesa. Por eso les digo, tengan cuidado porque la belleza de Evangelina Anderson es tóxica, especialmente cuando la exposición a sus fotos y videos es prolongada como la que tuve yo cuando hacía videos como el que ves abajo. En serio, cambien de post y vean las fotos de algún bagarto tipo Sofía Gala, que estoy seguro que los del Noti que están en todas la incluyeron como antídoto para que ustedes no se enfermen. Porque Evangelina Anderson es enfermante, te mata, es un vicio recorrer las fotos de ese lomo de tamaño ideal para maniobrar, comerle esa boquita, masajearle esas pochas y que te mire con esos ojitos celestiales mientras le das por la cola… pero tengo que parar porque ya siento que me viene un dolor de huevos. Y no es para menos, mirá la foto de abajo si no es para enfermarse… qué bestia que sos Eva, hija de mil putas!

Evangelina Anderson

Si pensabas que hablar de ‘belleza extrema’ es una exageración, te desafiamos a que abras esta foto de Evangelina Anderson y le mires en detalle esa cara perfecta, la piel increíble, la cola obediente ya en posición de vacunación. La musa del colaless es perjudicial para la salud, pero de algo hay que morir. Dale con todo!

Evangelina Anderson

Evangelina Anderson como todo lo bueno viene en frasco chico, pero el orto seguro que es de boca ancha. Enfermante.

El urólogo por ejemplo me pidió permiso para escribir sobre mi caso en una revista médica, me sacó un par de fotos y bautizó la enfermedad como macrotesticulitis andersoniana. La cosa es que el Jornal de Urología no le dió bola, y el artículo terminó en la revista Muy Interesante, donde la sacaron como nota de tapa con una foto mía con los huevos afuera bajo el título “Conozca un Pelotudo Clínico“. La verdad, me dió por los huevos cuando vi la revista en los kioscos, y eso que gracias a la nota me Evangelina Andersonofrecieron una tonelada de guita para poner las bolas sobre la mesa en el programa de Susana Giménez. Pero no voy a ir porque no quiero ser un freak, hacerme famoso por pelotudo — prefiero vivir recluido como el Hombre Elefante y que la gente no me rompa las pelotas. La nota igual tiene algunos datos interesantes, como un estudio Evangelina Andersondel Instituto Balseiro que comprobó que los originales de las fotos de Evangelina Anderson emiten una radiación nociva de una intensidad comparable a la de los rosquetes de las putas rumanas que laburan en Chernobyl. Por eso muchachos, consejo de boludo, vayan dosificando la fotos y video de Evangelina Anderson, porque están entre las mejores que le saqué y la toxicidad es muy alta. O sigan mirando si total de algo hay que morir! Acá van unas fotos extra, y abajo el video de Evangelina Anderson. Saludos, Chiquito Reyes Jr., boludo y fotógrafo de las estrellas.

Evangelina AndersonEvangelina AndersonEvangelina Anderson

María Luján Telpuk desnuda en Playboy

Maria del Lujan Telpuk

El país quedó fascinado con la historia de María del Luján Telpuk, la agente de la policía aeronáutica que fué la heroína del sonado caso de la valija al descubrir 800 lucas verdes. No es para sorprenderse — Telpuk muestra en las fotos desnuda para Playboy que tiene verdadera vocación de inspectora de bultos. La morocha está para contrabandearle un pijazo por la puerta de atrás. Cuánto es el arancel?

Maria del Lujan Telpuk

No sería raro que los dólares faltantes estuvieran guardados en el orto de Luján Telpuk. En ese baúl hay espacio de sobra.

Cuando la agente de la Policía aeronáutica Argentina María de Luján Telpuk vió que el gordito encaraba solito para el puesto de ella con una valija en la mano, se le aceleró un poco el corazón. Hacía rato que la mujer policía esperaba una oportunidad como ésta, la de poder manejar la situación sola con un hombre desconocido y sin ningún supervisor a la vista. Por eso ni bien lo tuvo enfrente respiró hondo para juntar coraje y le lanzó la pregunta. “Qué traés ahí gordito?”, preguntó Telpuk señalándole el bulto al gordo. “No nada, libros y unos papelitos”, contestó Antonini Wilson nervioso. “No pelotudo, qué llevás entre las piernas, cuanto calzás?” le dijo María del Luján con la voz ya cascada por el deseo. El gordo era un desastre, pero sabía por experiencia que no era posible saber el tamaño Maria del Lujan Telpukde la pija por el aspecto exterior. “Quiero ver qué es ese bulto que traés papi, lo veo como muy grande”, dijo Luján mirando directo a la bragueta del gordo. “Traigo unos papeles…” alcanzó a balbucear Wilson preocupado por las ochocientas lucas verdes que tenía en el maletín. “Te ponés papeles en los calzones para aparentar un bulto más grande? Mostrame porque no te creo”, le ordenó Telpuk mientras le acercaba el escote para ver si el gordo le marcaba las tetas. “En serio, puse unos papeles, no es nada importante”, insistió el dogor que ya chivaba como Meteoro. “No seas modesto, que se la ve bastante grande” dijo Telpuk y al sentir que ya tenía pegoteada la bombacha agregó zarpada “si vos no maria del lujan telpukme la querés mostrar, voy a tener que abrir el cierre yo misma”. Wilson acababa de echarse un garco en el aeropuerto pero al abrir la valija pensó que se iba a garcar de nuevo. “Acá tenés… son unos 17 mil dólares”, dijo el gordo mientras apretaba el upite para no cagarse en las patas, más arrepentido de haberse comido todo en el avión que de traer dólares de contrabando. “No gordito no te confundas, el pete yo te lo hago gratis”, dijo Telpuk al ver la valija llena de dólares que le mostraba el gordo. “No te olvides que me pagan para inspeccionar bultos”, dijo mientras le bajaba el cierre del lompa al gordo.

Maria del Lujan Telpuk

María del Luján Telpuk tiene una actitud frente a la vida tan abierta como sus piernas. Fue maestra jardinera, mujer policía, y ahora es tapa de Playboy. Algo nos dice que en cualquier momento aparece un video casero de Telpuk enfiestada en el aeropuerto con un grupo de pasajeros, especialmente si cae el rating de Patinando.

Maria del Lujan Telpuk

María del Luján Telpuk tiene miedo que la gente crea que es gato cualquiera. Bajarse manos al papo no le ayuda para nada.

Ojo que la María del Luján Telpuk real no está tan lejos de la sexópata de ficción que usa el poder que le da su trabajo como agente de la Policía de Seguridad Aeroportuaria para “palpar de armas” a los pibes que le caben — la morocha confiesa que en la vida real le falta pija. “Los hombres me tienen miedo, no se me acerca nadie” dice la santafecina casi como para justificar cómo fue que una maestra jardinera de un pueblo chico terminó posando desnuda para Playboy. “Cuando los de Playboy se contactaron y me hicieron la oferta en un primer momento pensé ‘ni loca lo hago’ porque no me da el cuerpo, pero luego me animé” explica la valijera. “Porque la verdad que me gustaría trabajar en televisión, y esto ayuda, ahora puedo decir que maria del lujan telpuksoy un poquito conocida.” La cotorra de Luján también podría haber sido “un poco conocida” si no hubiera sido porque una vez más la revista del conejo volvió a pasarle la brocha digital gorda al pubis de la fotografiada. Luján tuvo buena predisposición para pelar, a pesar de que conoce sus límites. “Nunca quise ser vedette y no lo seré jamás”, dice Telpuk con modestia inusual para una chica en la tapa de Playboy. “No es tan fácil decir que porque salí en Playboy ya voy a ser vedette.” La cumplió una fantasía personal con el valijagate y reconoce que “gracias al maria del lujan telpukescándalo surgieron varias cosas nuevas en mi vida que no me las hubiese imaginado jamás”, pero ahora que todo el país la vió desnuda, a María del Luján Telpuk le preocupa otra cosa. “Tengo mucho miedo que digan que la chica de la valija pasó de la honestidad total a ser un gato”, dice con cara inocente. Y mirá Luján, tanto como gato todavía no, pero estás en bolas en una revista y vas a salir a patinar pronto…