Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

María Fernanda Callejón en Playboy

Fernanda Callejon

María Fernanda Callejón le pone el cuerpo a la Playboy una vez más e invita a comparar con las producciones anteriores. La cordobesa aseguró que estas fotos iban a ser “mucho más osadas” que el ya clásico desnudo que había hecho para la revista del conejo en los 90, “porque estoy mucho mejor ahora”. Nos mintió feo.

Fernanda Callejon

Involución: Fernanda Callejón peló almeja a full en los 90, pero ahora le borronearon el felpudo mal. Hoy los patys aparecen como achicharrados, es que hace 20 años están a la parrilla.

La Playboy argentina quiso salir de la encrucijada pero nos metió en una Fernanda Callejón mal iluminada, en una producción absolutamente sin tema ni idea. Un nuevo número y otra desilusión, porque la cordobesa sigue acumulando ventaja como la argentina con más desnudos en Playboy y como mostró en Bailando por un Sueño la “véteran” todavía te puede hacer un tremendo ordeñe de garompa, con toda la experiencia petera que debe haber acumulado en estos 20 años. La cordobesa todavía tiene varios cartuchos en su haber, con piernas muy torneadas y una panza chata que hasta tiene los abdominales marcados. Por eso cuando María Fernanda Callejón prometió que las nuevas fotos de Playboy iban a superar las anteriores, le creímos. “Cuando vean las nuevas fotos y las comparen con las de la revista anterior van a flashear”, Fernanda Callejondijo Fernandita, “porque estoy mejor ahora que en el 90”. Estábamos listos para sumar a Callejón al selecto grupo de cuartentonas hot junto a Araceli, Frigerio, Fulop y Palmiero, y soñar con una veterana que petea como los dioses y sabe apreciar la leche joven. “De físico estoy mejor que antes porque tengo mucha preparación física, le pongo el alma y vida a lo que hago porque soy muy obsesiva”, dijo la veterana y contábamos con las fotos de Fernanda Callejón en Playboy para documentar científicamente con una ProtoCam la erosión de ese upite cordobés luego de dos décadas de pijazos, un hermoso proyecto eculógico, pero no pudo ser. La mala producción de Playboy también a Callejón, que quería Fernanda Callejonprotestar con este desnudo la diferencia que los medios hacen entre las actrices y las vedettes. “Cuando sale en bolas una actriz, se dice que es ‘una señora’, ahora si la que se pone en bolas es un vedette, entonces la catalogan de trola”, se quejaba la cordobesa sin comprender que la muchachada quiere trolas y no “señoras” incogibles. Con las fotos de Playboy, Callejón salió a demostrar que “la ley de gravedad no dió por terminada mi carrera” y de paso conseguir que alguien que le haga el bombo y no sea Pablito Ruiz, que en El Circo de los Famosos le ofreció donarle esperma. cuando escuchó “Quiero quedar embarazada y sé que no me queda mucho tiempo más”, dice la cordobesa como pidiendo que la llenes y vos con gusto le harías el favor, Fernanda Callejonespecialmente si le pegás una revisada a las fotos antiguas, una prueba irrefutable de cómo perdió el rumbo la Playboy argentina. “Es insólito” dice Callejón, “la gente habla de las primeras fotos que hice para Playboy como si fueran del otro día y pasaron mil años!”. Y la propia Callejón reconoce mirando las fotos de antes que era una bomba desnuda. “Tenía un lomazo, siempre tuve buena cola porque fui muy deportista y bailo desde los cinco años… además la genética me ayuda”, explica Fernandita, “pero de ahí a pensar que iba a ser una sex symbol, jamás lo hubiera pensado.”

Maria Fernanda CallejonMaria Fernanda CallejonMaria Fernanda Callejon

Fernanda Callejon

María Fernanda Callejón con una mano en el teléfono del año del dope y otra tocándose se acomoda como para petear. La cordobesa prometió que la nueva producción iba a ser mucho mejor que la clásica de los años 90, pero se quedó corta con una actual Playboy argentina que ya es legendaria por lo lamentable. La cordobesa está buscando leche fresca para que le hagan el bombo, sos donante?

Maria Fernanda Callejon

Fernanda Callejón exhibe flor de pochas, lejos de los patys achicharrados que pela hoy.

AFernanda Callejón le sorprende de que los muchachos de la vieja escuela todavía hablan del primer desnudo que la cordobesa hizo para la Playboy, y viendo las fotos viejas no es para menos: la revista del conejo mostraba lo que tenía que mostrar y Callejón estaba para asesinarla. “Era pendeja y me importaba el cuerpo”, cuenta Fernanda al recordar el primer desnudo que hizo para Playboy, en una época donde la revista respetaba el hermoso felpudo de la morocha, en vez de fotoshopearlo alevosamente como se ve en las fotos de arriba. La cordobesa tenía un lomazo y lo pelaba completo para alegría de todos los argentinos. “Es que no me costó posar desnuda, tenía muy buen físico y Maria Fernanda Callejonme divertía el exhibicionismo”, recuerda la morocha. “Y aparte no te olvides que laburaba en el teatro de revistas, ahí no te preguntaban si sabías actuar, te calzabas la media red y salías en bolas al escenario”. Cuando María Fernanda Callejón vino de su Córdoba natal a a Buenos Aires nunca se imaginó que con 40 pirulos iba a seguir poniéndose en bolas para toda la Argentina. “Cuando me vine de Córdoba audicioné con Moria Casán y recuerdo que ella dijo ponela que la cordobecita vende”, recuerda la hoy veterana, “tenía 18 años cuando debuté en revista, era la época cuando Moria Casán y Zulma Maria Fernanda CallejonFaiad eran las estrellas de la calle Corrientes”. Imaginate a Fernandita con 18 años el lomazo que debía tener y encima con una actitud bien de pendeja atorra que viene hacerse un lugar en la revista porteña. “Tenía una cola bárbara porque hacía deportes y encima la genética me ayudaba… y además me encantaba exhibirme”, confiesa con sonrisita pícara recordando inconfesables aventuras peteras. “Qué mujer no sueña con bajar las escaleras en el Maipo, a todas nos gustan las plumas!”. Y a todos nos gusta Fernanda Callejonel lomo que tenías cuando mostrabas la almeja al viento, Fernandita. Pedile que te lleve por el callejón del tiempo a la época de las fotos en blanco y negro que ves abajo y dale masa a lo hipón — puro amor y paz!

Fernanda CallejonFernanda CallejonFernanda Callejon

Adabel Guerrero, culo al norte

Adabel Guerrero

Adabel Guerrero está cada vez mejor, y no es casual: la rubia se especializa en ir remodelando quirúrgicamente cada parte de su cuerpo. Empezó con su cara, siguió poniéndose tetas, se recortó los labios vaginales y ahora sólo le falta hacerse la cola — ahí justamente vos le podés dar una mano, o unos dedos y un pijazo, para ser exactos. La rubia está Bailando por un Sueño, pero el tuyo está cumplido.

Adabel Guerrero

Adabel Guerrero gusta de pelar tetas cada vez que puede, casi siempre por “accidente”. Así perdió a su novio — mejor.

La rubia se tiró de cabeza para petearte como si fuera un misil busca pijas pero ahora mira confundida porque ya no estás donde estabas un segundo atrás — pero vos anticipaste la movida de Adabel Guerrero y pegaste un salto ninja para hacerle la cola de dorapa bombeando hacia abajo. Que la escena parece muy ensayada, como sacada de un video porno? Mejor! Eso es justamente lo que le gusta a Adabel. “La verdad, me gusta mirar películas condicionadas porno porque está muy bueno para aprender y sacar ideas”, dice la dueña de ese lomazo que te quita el sueño y la leche. Poses para coger no es lo único que Adabel Guerrero saca de los videos porno, sino también ideas de cómo Adabel Guerrero“mejorar” su cuerpo, incluída la concha. “Desde que nací tenía una forma que a mi me molestaba”, dice la rubia de cómo le sobresalían los labios vaginales como dos milangas crudas antes de enharinar. “Yo hasta que vi otras pensé la mía era como la de todas, pero no” dice la rubia, que vió otros modelos de almeja en las películas y también en el laburo. “Cuando empecé a trabajar en el teatro vi a otras chicas cuando se cambiaban”, relata Adabel sin saber que a vos las dos cabezas te están por detonar en una explosión que va a liberar materia gris, leche y huevos como para hacer buñuelos de seso y alimentar todo un comedor escolar. “Viste que en el teatro te tenés que cambiar muy rápido, yo miraba que a ellas no le sobraba nada y yo de pronto me adabel guerrerotenía que poner una tanga re chiquita viste y no entraba, o los concheros que son de alambre y finitos abajo y a mi me molestaba, entendés?”. Claro Adabel que te entendemos, es más, seguí así boca abajo que los chicos de onda se van a ir turnando para tiernizarte la nueva milanga con el palo de carne, que se acostumbre a la fricción. “Las películas eróticas cumplen una función”, dice la rubia como si necesitaran promoción para que alguien las vea, “enseñan las variantes de sensualidad del cuerpo femenino, les abren la cabeza a mucha gente”. Ayudan a abrir la cabeza de mucha gente y el orto de Adabel, a juzar por la brecha y el sombreado divino que tiene en ese Adabel Guerreropavo delicioso. “La de Adabel es una cola fitness”, dice Moria Casán que además de juzgar de lejos debe haber comido más de un pavo femenino de cerca, “se nota que está muy trabajada en el gimnasio”. Por las rutinas del gimnasio y el sacrificado trabajo de sus admiradores que desinteresadamente le hacen la cola para que hoy se vea alucinante y perfecta en Bailando por un Sueño. “Ahora tengo los labios perfectos, me puedo cambiar de conchero rápido y estoy como las demás chicas”, la escucharon decir a la rubia en los camarines de la obra Incomparable. Pero si la rubia planea seguir comparando en un “juego de las diferencias” con sus colegas de teatro, este verano se va a llevar una “sorpresita” en Carlos Paz, donde va a trabajar en la “obra” Póker de Diosas, con Florencia de la Ve.

Adabel GuerreroAdabel Guerrero

Adabel Guerrero

Adabel Guerrero desnuda sobre margaritas espera que vos la desflores, y no te preocupes por la ruptura que está acostumbrada — recién cortó con el novio. Como amante del sushi está acostumbrada a comer pescados, pero rechazó a Carlitos Nair, quizás porque temía que la anaconda le dañara la cirugía vaginal. Adabel, si querés una opinión imparcial de cómo te quedó la figazza después de la operación, mandanos una Gino-Cam con los labios que los chicos te asesoran de onda.

Adabel Guerrero

Adabel Guerrero muestra que si bien ahora “está solita”, no se olvida de cómo poner esa colita en posición “calce profundo”.

Claro que ahora está soltera y uno se pregunta si con Adabel Guerrero es verdad que “a falta de pan, buenas son tortas”, porque la rubia tiene un tipo de lomo que hace que muchas mujeres le tengan tantas ganas como vos. “La verdad tengo propuestas de todo tipo todos los días”, dice Guerrero y a la cabeza viene su profesora de baile, una que luego de Repetto ya en la edad madura cambió su dieta para incluir sólo moluscos, y a la rubia justamente le encanta el sushi. “Hay mujeres que lo comen mejor que otras, todo es cuestión de práctica”, dice la rubia y uno se pregunta cómo sabe. “A mi me han felicitado muchas veces de como lo trago”, dice con picardía de su afición por el sahimi. Adabel Guerrero come pescado crudo, pero hay una variedad Adabel Guerreroque rechazó hace poco. “Si, Carlitos Nair me llamó y me mandó mensajes de texto, pero no pasó más de eso porque no es mi tipo de hombre”, aclara la rubia y hay que entender porque quizás todavía el recorte de labios no le cicatrizó del todo y no está para dejar entrar la anaconda del ex Gran Hermano. Y parece que el corte de rostro por ahora es para todos ya que según dice, ahora está sola. “La verdad es que no tengo ganas de estar con nadie” cuenta la participante de Bailando por un Sueño, “porque todavía no tengo resuelta mi situación con mi ex novio y no estoy interesada, estoy con cero libido, no quiero estar con nadie”. Salvo claro, que alguien ponga lo que hay que poner: unos buenos billetes y las pilas, porque “en el sexo Adabel Guerrerosoy re exigente”, dice Adabel, “quiero que el hombre labure, que se ponga las pilas. A mí nada de hacerse el vago, ni de dejarme todo a mí.” Perfecto, que te deje todo a vos, pero guarda que con Adabel Guerrero vas a tirar más leche que el paro del campo!

Adabel GuerreroAdabel Guerrero

Kenita Larrain, pechugona botinera chilena

Kenita Larrain

Kenita Larraín tenía tantas ganas de probar la carne en barra argentina que cruzó la cordillera y ni bien llegó lo primero que hizo fue mostrarle esas terribles pochas a Marcelo Tinelli que las quiso ver Bailando por un Sueño. “Soy una mujer que va de frente”, dice la chilena y guarda que de frente con esas tetas no es joda, “porque tengo sangre azul”. Habrá que hacerle la cola a primera sangre para comprobar de qué color la tiene.

Kenita Larrain

Kenita Larraín prueba que las botineras crecen a ambos lados de la cordillera. Petera!

Ro cruzó la cordillera a caballo, pero vino por una causa noble: mostrar el orto a millones de argentinos. “El mercado argentino recien se esta abriendo para las chilenas”, dice Kenita Larraín, que a juzgar por el terrible pavo que tiene, de cosas abiertas sabe bastante. “Estoy abriendo caminos, fui la única chilena en un desfile hot de Punta del Este y también fue la primera chilena en ShowMatch”. Esto último lo consiguió después de competir con su compatriota Cecilia Bolocco, y obvio que ganó la “falsa Cameron Díaz”, porque Tinelli quería comerle la ostra a la chilena. “Ojalá nosotros tuviéramos en Chile un conductor como Tinelli”, dice chupando esta vez las medias del cabezón, “es muy carismático y kenita larraindivertido, es imposible que te caiga mal.” Maria Eugenia Larraín dice que se animó a cruzar la frontera por Tinelli, “que es muy simpático y por eso entré a jugar, sabía que con él el ambiente iba a ser lúdico”. O púbico, porque Tinelli como productor general primero tiene que testear la mercadería. “Yo creo que debe estar saliendo con Tinelli, porque le gusta escalar alto”, dice Pamela Jiles, periodista de Chilevisión. “Cuando las chilenas cruzan la frontera hacia Argentina se les produce un cambio increíble, casi genético en su alma, en su interior”, dice la periodista, “en Argentina se abren más.” Y efectivamente en Argentina a Kenita se la abrieron más, primero Fabián Mazzei pero el daño se lo hizo Carlos “Anaconda” Nair, un romance que ella negó en cámara de ShowMatch, pero lo vieron al Kenita Larrainofidio humano entrar a su depto. “Es que Argentina es más liberal”, trata de apaciguar críticas Kenita, “se habla más de sexo, son más jugados”. Y entre los que se la jugaron y le hicieron partido a Larraín están Martín Palermo, David Nalbandián y el Cholo Simeone, en una versión argentina de su predilección por futbolistas y tenistas. “Mi etapa de relaciones con deportistas está cerrada”, dice Kenita Larraín, quien se hizo famosa cuando dejó a Iván Zamorano pintado al óleo el día del casorio y Kenita Larraintiempo después cambió de pelota casándose con el Chino Ríos. La chilena dió por terminada la etapa botinera pero sigue apuntando alto y quizás para subir los precios (Rocío Marengo dijo en Chile que Kenita es “una prostituta”) ahora dice tener no sólo los ojos azules, sino también la sangre. “Soy noble de sangre azul”, dice la chilena, “porque desciendo del Marqués de Larraín”. El problema que su pariente, José Toribio de Larraín y Guzmán, compró el título de nobleza y por lo tanto no es transferible. Lo que dice Kenita que heredó del pasado es la claustrofobia. “Hace algunos años viajé a Egipto y descubrí que tenía claustrofobia, no podía entrar a las pirámides”. Pero vos sí podés entrarle a fondo en esa almeja chilena que pide salsa blanca argentina y cree en la Kenita Larrainreencarnación. “Creo en otras vidas”, dice Kenita porque “en un programa me invitaron a hacer una regresión a vidas pasadas y ahí supe que me habían enterrado viva”. Claro que no hacía falta una regresión para enterrársela viva en ese ojete, o hacer una multinacional pidiéndole a la chilena que te haga una turca con esas terribles pochas. “Tinelli quedó pegado de mis pechugas”, dice Larraín “me tiró muchos elogios y me dijo que era la mujer más linda de Chile.”

Kenita LarrainKenita LarrainKenita Larrain

Kenita Larrain

María Eugenia “Kenita” Larraín exhibe las terribles “pechugas” con las que conquistó a Marcelo Tinelli. Está para hacer la gran multinacional: que una chilena le haga la turca a un argentino. Una almeja chilena bien apetecible.