Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Luli Fernández es una manteca

Luli Fernandez

La foto de Luli Fernández fue suficiente para que un exaltado de ficción la violara implacablemente. No podemos condenarlo, y tampoco podría ningún juez (quizás a excepción de Oyarbide) porque la nena tiene una cola que está para el crimen.

Luli Fernandez

Luli Fernández tiene una carita insinuante y un par de pochas muy comestibles. Un bombón.

Me mandaron un psiquiatra a averiguar si estaba loco. Yo le dije, Ud. viene para ver si yo comprendo la criminalidad del acto, pero le adelanto algo: es Ud. que no entiende que esta pendeja, la Luli Fernández, está para el crimen. Y ahí el tipo dudó un segundo, me miró como pensando este es o se hace, y me preguntó “¿En qué sentido me lo dice? A ver, cuénteme”. El problema con los comecocos como Ud. es que tienen mucho libro pero poca calle y menos sexo, le contesté yo, porque si usted hubiera visto el orto de esta pendeja, la Luli Fernández, no me estaría preguntando nada salvo el teléfono de la mina. O mejor dicho, me estaría haciendo las preguntas que son realmente clave, como por ejemplo cómo me sentí cuando le separé los cantos y se la mandé guardar. “Pare acá, usted está confesando luli fernandezhaberla violado, porque la señorita Fernández dice que Ud. nunca tuvo su consentimiento.” Qué pelotudo el manya cocos éste, cómo me va a acusar de no haber tenido sentimiento, si entrar en esa cola fue lo más lindo que me pasó. Mire doctor, yo la traté de primera, inclusive cuando vi que le dolía le repartí unos besos por el cuello y la oreja, porque soy un tipo cariñoso, pero cuando le quise comer la boca la pendeja se puso arisca. O sea, es ella la que no mostró un sentimiento, para mi debe ser medio frígida. “Pero Ud. la estaba forzando” dice el tordo, “porque la señorita no estaba con Ud. por su propia voluntad”. El tordo no cazaba un fulbo, pensaba que Luli Fernández es una pendeja de su hogar, por eso lo tuve que avivar un poco. “Escúcheme una situación doctor, si usted de repente ve una bestia como Luli en tetas y abierta de gambas mostrando la figaza y que luli fernandezmira para atrás como pidiendo metanmelán, Ud. no se la re culea?”, le pregunté al psiquiatra forense para ver si se avivaba de que Luli Fernández es una atorrantita de barrio que le gusta la pija y yo soy inocente toal. “Ud. se refiere a las fotos de Luli Fernández de reciente publicación?” preguntó el tordo que seguía sin captar. “Pero doctor, a usted nunca una mina le tiró una indirecta? Mire las fotos, si se fija bien, va a ver que Luli en la foto me estaba mirando a mi, y no le pude decir que no a ese ojete, es una manteca!”. Luli Fernández, una nena para el crimen.

luli fernandezluli fernandezluli fernandez

luli fernandezluli fernandez

luli fernandez

Luli Fernández posa como más le gusta, con el cucurucho en la mano y las piernas abiertas. Pronto va a dejar de ser sub-20 y tendrá que pelotear en primera división. “No me preguntes si trago o escupo”, advierte Luli Fernández, “porque no tiene nada que ver”. Igual, a juzar por el helado, la nena debe tragar lácteos a fondo.

Luli FernandezLuli FernandezLuli Fernandez

Comentarios


  1. Anónimo
    September 6th, 2015 | 4:03 pm

    Está re fuerte la pendeja 😀

Dejá tu comentario