Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Zahyra Amat desnuda en la playa

Zaira Amat

Piedra libre para Zahyra Amat entre los troncos! A pesar de tener terribles curvas, la morocha se las ingenió para mantener un perfil bajo hasta que salió en la Playboy mexicana. “Mi cuerpo es toda una guitarra: 105 – 62 -100”, dice la rosarina, “lo único que me hice fueron las lolas, tenía poco y me puso mucho para matar. Me las regaló un ex novio, el último que tuve y ahora las disfruto yo.” Bueno, parece que también las disfrutaron los que iban a El Rojo, un cabarulo de Rosario. Ojo que después de Playboy el precio es otro!

Zaira Amat

Esta foto tiene vista al mar y a la concha de Zahyra Amat. Qué más podés pedir? Pero claro, un buen pete!

En caso que no la tengas todavía, por favor anotá Zahyra Amat en tu lista de candidatas al título de mejor morocha de la Argentina. Y si estás tratando de determinar qué ciudad de nuestro querido país tiene las mujeres más lindas, anotale un punto gigante a Rosario, cuna de esta bebota que rompe todo con un lomo terrible y un tajo delicioso que podés ver más abajo (ok, andá a abrir las fotos de Zahyra Amat desnuda y volvé si te quedan energías). A pesar del lomazo que tiene, la morocha se las ingenia para mantener un perfil bajo. “Es que no quiero ser conocida por los escándalos”, dice con esa boquita golosa, “a mi no me gusta eso, me parece una ridiculez. Estudio desde los siete años actuación y baile, por eso me gustaría estar en televisión en una novela o algo serio.” Y “serio” no fué, pero en televisión estuvo Bien Tarde con Gianola, quizás la tengas Zaira Amatde ahí. Claro que si sos de Rosario, puede que la hayas conocido no recorriendo canales sino cabarulos. “A Zahira la conocí en un cabarute de Rosario que se llama El Rojo, donce laburaba con el nombre de Rocío”, dice Vestite y Andate en su comentario. “Cada vez que me acuerdo se me para la japi, en ese momento salía con una mina que se llamaba Cecilia y nos pegamos una enfiestada terrible. En ese momento Rocío tenía 18 años.” La denuncia es casi tan fuerte como la imagen de esa partuza, y cabe preguntarse si Zahyra y Rocío son la misma persona. “Me llamo Rocío Anahí Amat Gómez”, dice la acusada despejando una duda pero aumentando la otra, “Igual me identifico más con mi nombre artístico que zahyra amatcon el real”. La morocha es única — cuántas turras conocés que “laburen” con su nombre real? “A vos te parece que tengo cara de Rocío?” pregunta Zahyra y se contesta con un rotundo “Nooo! Tengo cara, actitud y físico de comehombres, lo reconozco!”. Y sí, a sus 22 años la nena tiene pinta de haberse comido decenas de pibes y cientos de pijas, y ahora quiere morfarse una torta de postre. “A veces fantaseo con mujeres”, dice golosa, “me gustan las rubias como Ritó.” La rosarina tiene bonitos recuerdos de la época en que trabajaba como stripper. “Una vuelta me ofrecieron una casa a cambio de sexo” dice divertida como para establecer que maneja precios de nivel inmobiliario. La tarifa barata no es, y siempre hay alguien Zaira Amatque quiere testear la mercadería gratarola. “Una vuelta me tocaron sin permiso en un boliche de Rosario”, cuenta la morocha, “me metieron la mano de una manera súper desubicada, y cuando me di vuelta para pegarle un sopapo me sorprendió descubrir que era una chica. La mina se me rió en la cara y se fué.” Error haberse ido, tendría que haber aprovechado la sorpresa para comerle la boca o directamente la cotorra, los del boliche hubieran tenido un show acojonante. La agresora del boliche se salvó del cachetazo, pero las minas que quieren zarparle el macho no tienen tanta suerte. “Mis hombres son míos y nadie me los saca, hasta he pegado cachetadas y trompadas a otras mujeres”, dice brava la morocha, pero aclara que en la cama los bifes no los da, los recibe. “Me gustan los chirlos, me calientan mucho” Zahira Amatdice la rosarina. Pero si querés ver ese ojete infernal de cerca, vas a tener que dejar que Zahyra te inspeccione el tuyo. “Me encanta mirar la cola de los hombres”, confiesa la rosarina, “me gustan paraditas y duras”. Perfecto, justo como como la tenés ahora. Morocha, abrí la boquita! Cuando pares de mirarle la cotorra, chequeá el video de Zahyra Amat, acostada da una onda Jelinek que no es aparente en las fotos. Una morocha divina, ahora en la Playboy de México.

Zaira NaraZaira AmatZaira AmatZaira Amat

Zaira Amat

Zahyra Amat dice que tiene “dos apodos, algunos me dicen Zazu por lo divertida y otra gente me llaman Tatito, porque soy un gatito que necesita cariño y atención.” Increíble que la rosarigasina confiese ser gatito sin que nadie la haya acusado de nada. A Zahyra le gusta el sexo oral, pero lamentablemente no es el mismo que estás pensando. “En la cama me gusta jugar hablando, porque el sexo en silencio no me gusta”, sorprende la morocha. “A veces digo cosas tiernas, pero también cosas muy fuertes porque hay momentos en que no todo es amor”. Te equivocás Zahyra, nuestro amor por vos crece a cada segundo y te lo vamos a dar hasta el último centímetro, como canta Zeppelin en el tema que le pusimos al video.