Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Yamila Piñero y Paula Avila, rubias trolas

Yamila Piñero y Paula Avila desnudas

Yamila Piñero y Paula Avila completan el grupo de “conejitas argentinas” que de la mano de Hereñú fueron a vender carne argentina a Perú, donde impactaron con su putez y amagues de lesbianismo. “Nosotras tomamos todos los riesgos” dice Paula como vocera de ambas, “y también nos tomamos la lechona como Tomasito.” Y deben haber tomado bastante, porque Yamila consiguió entrar a “El Gran Show” —equivalente peruano de Bailando por un Sueño— y se puso a botinear con el ex jugador peruano Puchungo Yáñez, un jovato con guita al que quiere convencer que es una chica bien. “Por Puchungo tengo un amor sincero, no es para publicidad como dicen” dijo Yaya en la tevé peruana, “lo que pasa es que en Argentina las chicas vamos despacio.”

Yamila Piñero y la concha de Paula Avila

“Tengo talento con la lengua” dice Yamila mientras mira el papo de su amiga, “y si no me creés preguntale a Paula.”

Del grupo de trolas que Jesi Hereñú llevó a Perú en busca de dólares, Yamila Piñero y Paula Avila son las más trolas: las dos rubias no pierden la oportunidad de promocionar la carne argentina torteando para las cámaras y haciendo declaraciones de extrema putez. “Al helado de carne lo comemos mientras está sólido” afirman a coro, “pero al final también nos tomamos el licuado, eso nos gusta mucho.” Y por si alguien no entendió de qué helado hablan o tienen dudas de su voracidad petera, las chicas aclaran. “Te lo comemos suavecito como la inmaculada, delicada y suave paula avila y yamila piñeromonaguilla que todas en un rinconcito llevamos dentro” dice Paula, “o también te lo podemos devorar como una reclusa en un establecimiento carcelario con abstinencia de 12 meses, jaja.” La metáfora carcelaria no es casual, porque cuando no hay hombres a la vista las chicas tijeretean entre ellas. “Con Paula tuvimos varias experiencias hot en la isla de Soñando por Bailar” explica Yamila, “cada una tiene su vida pero también pasamos buenos momentos juntas, somos dos chicas y quién nos va a juzgar. Además no sabés lo que es Paula, puede acabar varias veces, esta mina es terrible!” Pero aún después de comerse la torta las chicas siguen con hambre y te invitan para que les cumplas una fantasía Yamila Piñero toca la teta de Paula Avilaque tienen. “Estamos las dos en una isla después de un naufragio y aparece un tipo” explican las chicas, “primero te bañamos bien, te sentamos debajo de una palmera para que veas nuestro show de strip dance y después te invitamos a participar… porque un falo de vez en cuando es saludable.” Tan saludable les resulta el pijazo, que las chicas son de gritar pero mal. Paula Avila y Yamila Piñero“Dicen que mis gritos suenan como un dialecto diabólico” confiesa Paula endemoniada, “es como cuando cantan las canciones de Xuxa de atrás para adelante, mezclo con un poquito de esperanto y otras expresiones.” Y Yamila no se queda atrás, pero tiene un estilo más santurrón. “Cuando acabo yo mas que un grito es una mezcla de cantos gregorianos mezclados con exclamaciones tipo revés de Kournikova y actitudes de geisha.” Y lo de geisha tampoco lo mencionan de casualidad, a la hora de garchar, estas rubias no son amateurs. “Es importante que los chicos sepan que somos profesionales en esto que hacemos” aclara Yamila, “vivimos exigiéndonos y preparándonos, no somos sólo dos caras sensuales con un par de culos bellos, nosotras en la cama vamos hasta la victoria, siempre!”

Yamila Piñero y Paula Avila en tetasYamila Piñero desnuda

Paula Avila y Yamila Piñero

Yamila Piñero agarra la teta de Paula Avila, que te mira como preguntando si no te gustaría ponerle huevos a esa tortilla. “De Yamila me gusta porque tiene un lomazo y también la cara que tiene… eso me pone muy caliente” dice Paula de la amistad tortera que mantiene con Piñero, “a mí me gustan los hombres pero bueno, Yami me supo consolar en un momento y la verdad que lo disfruté mucho, no me considero lesbiana pero con Yamila pasamos momentos hot y nos divertimos.” Y vos también te podés divertir con las chicas. “Cada tanto un falo viene bien” aclaran las chicas, “además no tenemos nada prohibido, entregamos todo.” Y si la promesa de liberar todos los agujeros no es suficiente, Paulita es capaz de darte una prueba de putez. “Cuando quiero conquistar a un chico me saco algunas fotos, hago un videíto y te lo mando” dice Paulita, “eso nunca falla, con el videíto siempre me va muy bien.”

Yamila Piñero le toca la concha a Paula Avila

Yamila PiñeroConcha de Yamila Piñero y Paula AvilaYamila Piñero y Paula Avila en tetas Yamila Piñero y Paula Avila en tetasPaula Avila y Yamila PiñeroYamila Piñero

Bajate el video hot de Yamila Piñero y Paula Avila
También disponible en 3gp para celular

Yaya Piñero y Paula Avila en concha Playboy

Yamila Piñero en concha, Paula Avila la chupa

Yamila Piñero se baja la bombacha y agarra la cabeza de Paula Avila, una rubia que confiesa se tienta con la empanada sin repulgue de su amiga. “Cuando Yaya está parada me agacho y… a lo tuyo!” confiesa la rubia, que dice cuando anda con hambre, a falta de pan buenas son tortas. “Me gustan los chicos pero estuve cuatro meses encerrada en una isla, Yaya blanqueó que le gustaban las chicas y bueno, qué querés que haga?” se ataja Paulita, “no te voy a decir que estamos enamoradas o de novias pero como pueden ver, juntas con Yaya la pasamos muy bien y no importa lo que la gente diga de este romance lésbico.”

Paula Avila toca la concha de Yamila Piñero

“Yo me agacho y a lo tuyo!” dice Paula Avila al manotear la muy comestible empanada sin repulgue de Yamila Piñero.

Era tu mayor deseo y te lo cumplió la fuente menos esperada: Yamila Piñero y Paula Avila muestran la concha en Playboy y se preparan para hacerte una fiestita a cuatro globos y dos empanadas (doraditas sin quemar, lisitas sin repulgue) listas para degustar. Pero apurate a entrarles, porque como ves estas nenas no esperan y si te descuidás te dejan afuera como ya hicieron con un par de lentejas en Soñando por Bailar. “Yo tengo claro que me gustan los hombres pero bueno, que querés que haga una chica de 19 yamila piñero y paula avila en conchaaños encerrada en la isla todo el tiempo?” pregunta Paula Avila, “Yamila blanqueó que le gustaban las chicas y bueno no te digo que sentí amor cuando la besaba pero me atrae porque es una chica re linda y la pasamos muy bien.” Dicen que el ocio es la madre de todos los vicios, pero en el caso de las chicas también dió a luz al Kamasutra Lésbico, un invento argentino no sólo es open source sino también y más importante, open legs. “Paula abre las piernas y se sienta arriba mío y hace algo raro con la mano” dice Yamila Piñero (y guarda al pronunciar el apellido porque si ponés una ‘i’ antes de la erre no la ponés) sonrojándose al darse cuenta que acaba de paula avila y yamila piñero de soñando por bailarrevelar una la primera figura del kamasutra que inventaron y una de las que más la mojan, “mete la mano entre los dos pubis y acaricia ambos… entendés?” Y cómo no vas a entender, si está clarísimo: estas dos rubias más que lesbianas, son dos viciosas del sexo posta. “En la Isla empezamos jodiendo, tirándonos un perfumito, comiendo un chocolate y de repente tapamos la cámara con una toalla y le dimos debajo de la colcha” dice Paulita y Yamila pregunta “Debajo de la quéee?” como con miedo que su amiguita Paula Avila comiendo a Yaya Piñerocuente demasiado, pero es demasiado tarde. “Mi talento es con la lengua, sino preguntale a Yaya” dice la rubia, “yo cuando Yaya está parada me agacho… y a lo tuyo!” continúa Paula confesando su gusto por la empanada de su amiga, “de Yamila me atrae el físico primero y la cara también, tiene muchas expresiones.” Y mucha putez también. “Hay una posición que me hace Yami donde estoy boca arriba y ella viene y se me pone arriba” explica Paula, “y ahí enseguida mete la pierna en el medio y empieza a frotar con la rodillita y paula avila y yaya piñero en tetasasí con esta mina puedo llegar a tener cinco o seis orgamos!” Y Yamila confirma que Paulita es una máquina de acabar. “No sabés lo que es esta mina” dice la rubia, “es algo terrible.” Como las escenitas que protagonizaron en Soñando por Bailar. “Es que Yamila me provoca para hacer poses terribles como una que salió por televisión” recuerda Paula, “estábamos en la cama con Yami sumergiéndose ahí y cuando cambio de posición se escucha que me dice ‘ahh, se ve que te gusta abajo putita, ehh?!”

Paula Avila le toca la concha a Yaya PiñeroPaula Avila y Yaya PiñeroYamila y Paula, Kamasutra lésbico

Yaya Piñero y Paula Avila

El orto de Paula AvilaYamila Piñero pela concha en plena torta con Paula Avila, que sabe muy bien cómo sigue la escena. “Es una posición que me hace Yaya donde yo estoy de espaldas y ella viene arriba y me empieza a dar con la rodillita entre las piernas, entendés?” explica Paula entregada, “así puedo llegar a tener varios orgasmos.” Pero por gustosa que sea la tortilla, las chicas igual se quedan con hambre y terminan clavándose algún chorizo. “Igual no te voy a decir que soy la novia fiel de Yamila, cada una también tiene lo suyo” admite la rubia, “el arreglo es que cada una hace su vida y también pasamos buenos momentos juntas.” Y Yamila sabe que para que la tortilla tenga sabor, hay que agregarle huevos. “Mirá, el problema es que mi cama es de dos plazas” dice Yamila, “pero si tuviera una cama king entonces ahí sí, que vengan los chicos!”

Paula Avila y Yaya Piñero en partuzaYamila Piñero y Paula Avila
Paula Avila pela tetasYamila Pinero pela conchaPaula Avila y Yamila Piñero