Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Wanda Nara te convida su empanada

Wanda Nara

Wanda Nara es conocida como la reina del video pete, pero guarda que también sabe cómo dejarte seco montándote como un caballo de calesita. Atención con la empanada de Wanda, parece que se le corrió el repulgue y le sale la carne afuera!

Wanda Nara

Wanda Nara te espera con la empanada jugosa y calentita.

Te viste pasar en el espejo y tuviste que parar a felicitarte y mirar de cerca la cara que hace un par de días atrás había cumplido un sueño comiéndole la cotorra a Wanda Nara. Y claro, los amigos que critican. “No ves que estás poseído? Cómo le vas a chupar la concha a Wanda Nara, es como pasarle la lengua al asiento de un colectivo 60, sabés la cantidad de gente que pasó por ahí?” Y trataste de contestar, pero no pudiste por la sonrisa que te paralizaba la cara al Wanda Nararecordar que la turra se había mojado de tal manera con el paleteo que el exceso bajó chorreando solito hasta lubricarle el orto, que se abrió como una manteca… “Me escuchás? Hijo de puta, le vendiste el alma al diablo!” te gritó el Gordo con esa cara de desconcierto y susto que normalmente reserva para cuando se acaban las facturas. “No podés, por más increíble que haya sido la partuza del otro día y ahora el orto de Wanda, hiciste un mal negocio… no te das cuenta cómo te cagó?” preguntó el gordo haciendo una pausa para agarrarte la camisa a la altura del corazón y agregar desesperado, “Mandinga te cagó, gil! Cómo vas a disfrutar de las minas o de nada si no tenés alma?”. Es un gordo bueno, pero no tiene idea lo que es coger con un gato endemoniado. Es un gordito simpaticón, pero es al pedo, un tipo que tiene como máximo placer semanal tomar el Subte B para clavarse una Wanda Naragrande de muzza en el Imperio de la Pizza no puede entender la locura de rellenarle la fugazzetta a Wanda y que ella misma se meta los dedos para sentirle el gusto al queso. Es tu amigo del barrio de toda la vida, pero no puede imaginar lo que es ver llegar en los verdes ojos de la rubia el orgasmo como un tornado infernal. “Buscalo al viejo del tren y devolvele el libro para que te devuelva el alma, turro!”, insiste el Gordo mientras gesticula con el mate en una mano y una bola de fraile a medio comer en la otra. Al Gordo le gusta comer facturas, vos preferís comer Wandas. Cómo no vas a dar todo por comerle esa empanadita divina que sutilmente te ofrece al abrirse de gambas sobre el autito chocador? Y si es por ver quién es el desalmado, cómo puede ser que el Gordo no se conmueva hasta las Wanda Narabolas al ver las terribles piernas de Wanda Nara, esas tetas que se puso para complacerte, esa boca que se muere por petearte hasta dejarte seco? Infernal.

Wanda NaraWanda NaraWanda NaraWanda Nara

Wanda Nara

Wanda Nara te mira directo como preguntándote “Estás seguro que no querés que te haga un pete acá mismo al aire libre?” y como tu respuesta no llega (toda la sangre bajó urgente a irrigar la chagar) la rubia dobla la apuesta. “Bueno, hagamos un trato” dice mientras se franelea con la lona entre las piernas, “si me dejás que te haga un pete, te dejo que me hagas la cola”. Cerrá el trato y abrile el orto!

Wanda Nara te regala otro video

Wanda Nara

Los videos caseros de Wanda Nara muestran que la rubia no solamente hace petes, sino que también le gusta tocarse para provocar y por supuesto, facturar. Pero la reina de los petes no solamente tiene sensible la cola sino también el corazón, y quiere poner un comedor para chicos. “Quería que fuera este año, pero será en marzo del año que viene. Será un hogar para que los chicos vengan a tomar la merienda”. Para nosotros hay gato encerrado, porque normalmente la que toma la leche es Wanda. ¿O querrá enseñarles?

Wanda Nara

¡Las gomas de Wanda son divinas! No lo decimos nosotros sino Eva Anderson, que descubrió es prima de Wanda Nara. De locos.

A Wanda Nara le gusta tirarse en la cama y tocarse, especialmente cuando sabe que la están mirando. Como si fuera un acto reflejo, ni bien se acomoda pone la cola de cotelé y te mira como preguntando si se la querés hacer, correr esa tanguita platinada apenas lo suficiente como para estirarle la churrera. Y por si no entendiste la oferta, te mira con carita de “haceme la cola” y se toca los pezones para ver si te llega la indirecta. “Pensaba que tenía mucha cola y entonces me agregué lolas para disimular”, explica Wanda mientras se masajea las tetas que supo conseguir. “Igual me quedaron como naturales, como esas paradas para arriba.” Lo que seguro quedó parada para arriba es la garcha de todos los admiradores, cuyo número no para de crecer desde que publicamos el video de Wanda Nara haciendo pete. “En ese video no hay nada para escandalizarse, hoy es normal filmarse en la intimidad”, explica Guanda sin miedo a la guasca. “Sé que muchas chicas tienen videos, pero me tocó a mí. Igual, como la gente me conoce, no me jugó tan en contra… si le hubiese pasado a otra chica, habría sido peor.” wanda naraWanda Solange tiene razón, su reputa ción ya estaba bien establecida antes de que saliera el video, y por eso más que dañarla la ayudó. Es que a la hora de hacer carrera, la rubia chupa pijas pero no el dedo. “Decir que era virgen era lo que necesitaba para llamar la atención de los medios. Ahora todas las chicas se rompen la cabeza para igualar una estrategia como la mía”, dice Wanda triunfante. “Quise dar un golpe de efecto para llamar la atención. No lo dije para que lo creyeran, sino para que empezaran a hablar de mí. Mal no me salió.” Le salió tan bien que podría dar cátedra de marketing a los propios ejecutivos que la contratan: el video del pete puso a Wanda entre las cinco mujeres más solicitadas en las discos, y está cobrando hasta siete lucas por aparecer veinte minutos en un boliche y mucho más como gato, según la acusación que hizo Analía Franchín, que antes del video calculaba que la “dueña del mini cooper” recaudaba “cincuenta lucas por mes”. Si te descuidás, las piernas de Wanda Nara facturan más que las de su prometido wanda naraMaxi López en Rusia. “Con Maxi estamos lejos, pero hablamos todo el tiempo”, dice la rubia petera, “no soy celosa, pero cuando sé que sale a bailar con Ronaldinho y eso me inquieta un poco.” A Wandita le inquieta porque su cola sabe qué es lo que hacen los jugadores cuando salen de joda, pero igual sigue tranquila porque consiguió el premio máximo al que puede aspirar una botinera. “En julio me caso”, confirmó Guanda al volver de ver a López en Moscú, que no pegó una en la cancha mientras duró la visita. “Nos extrañamos mucho, y cuando estamos juntos no queremos separarnos”. Seguro que no, quién quisiera sacar la garompa de las profunidades de esa cola, de adentro de esa boquita petera, de ese papo goloso de botinera sub-20. Si querés ver otro video casaero de Wanda Nara calentando un chavón en un hotel y revivir el video del pete, fijate abajo: en privado es una viciosa atorranta.

wanda nara

Decile a Papá Noel que no sea turro y traiga la cola de Wanda Nara de regalo! El único problemita es que por lo que se ve en la foto, Papá Noel le tiró a Wanda los perros del trineo y cuando Guandita termine con él no va a tener pilas para salir a repartir regalos. La rubia hizo negocio con Papá Noel, ella le tiró la goma y el barbeito le cumplió el sueño de toda botinera: casarse con un jugador de primera. ¡Quién pudiera ser Papá Noel para comerse ese pavito!

En este video casero se ve a Wanda Nara haciendo un show privado para un pibe que la filma con su celular. Según Analía Franchín, Guandita cobra buena guita por ‘sesiones privadas’. Reviví el pete de Wanda. Bajá el Video de Wanda Nara.

Este segundo video privado de Wanda Nara la pinta otra vez masajeándose las tetas, pasándose una substancia cremosa por los pezones, como si la viciosa botinera en vez de comerse un sólo jugador, se hubiera comido a todo el equipo y los suplentes también, todos acabándole en las tetas en una inolvidable turca colectiva. De uno en fondo, todos los chicos pasaron a dejar su lechoso aporte en la tetas de Wanda. “Es que es una chica muy tierna y dulce”, dice Maxi López totalmente obnubilado por las peteras artes de Wanda. “Es totalmente distinta al personaje que hace en televisión”, insiste el ex jugador de River sin darse cuenta que hasta Papa Noel le está haciendo la colita como se ve en la foto. El culo y las tetas de la botinera no dejan a López ver con claridad, porque los videos caseros justamente muestran wanda naraque la rubia no hace un personaje, sino que la atorranteada es real. La navidad llegó temprano para Guanda este año: Papá Noel le trajo a Maxi López de regalo en mayo pasado, cuando lo conoció en Sunset y como buena botinera al toque se fue de boca en el VIP. La experiencia debe haber sido de primera clase para Maxi (con las trolas que hay en Moscú!) que no se despegó más de Guandita e inclusive se mantuvo firme a su lado cuando apareció el video del pete. “Hoy me gané un nombre en la sociedad y creo que tengo que ser respetada”, insiste Wanda Nara y nosotros coincidimos. Vos también al ver el video la vas a querer apoyar a fondo y con muy buena leche — a cambio pedile que te la chupe a fondo como hace en el video, porque vos también merecés un gran res-pete, carajo!

Evangelina Anderson y Wanda Nara de culo

Wanda Nara y Evangelina Anderson

Wanda Nara y Evangelina Anderson muestran sus terribles culos y sonríen; tienen dos de los lomos más deseados de toda la Argentina. Evangelina Anderson se presta muy bien a los dúos, es una petisa que combina muy bien con otras atorrantas, realzando la putez de sus compañeras, en esta caso la petera virgen. Como vudú para lograr que las fotos de Evangelina Anderson en Playboy muestren la concha, te mostramos un video donde se le escapa un labio paponero.

Wanda Nara y Evangelina Anderson

Evangelina Anderson y Wanda Nara, dos terribles perras listas para que las saques a pasear. Tené cuidado que la perra Wanda es de morder el ganso.

Es un terrible dúo, la petera Wanda Nara y la chica Playboy Evangelina Anderson. Es una combinetta que no se había visto antes y pega fuerte, es como que esas cuatro cachas entran como un rayo por la retina que te fulmina el pecho y baja hasta las bolas. Miralas a las dos atorrantas, sonriendo en complicidad con tu deseo, las dos saben el efecto que sus terribles ortos tienen sobre vos y lo disfrutan a fondo. “Vení si te animás”, parecen decir las dos a coro y largan el desafío “a ver si tenés suficiente para las dos”. Y a vos, que tenes ese relámpago de deseo todavía pistoneándote en ese cilindro que va desde las bolas a la garganta, la respuesta es un rotundo sí — aún cuando la pelea pinta desigual, porque esos dos pares de glúteos esconden dos figazzas y dos escarapelas de cuero, y vos según el último censo que hiciste hace media hora cuando fuiste a mear, tenés una pija sola. Y no es por Evangelina Andersondescorazonarte, pero no te olvides que una de las dos rubias es muy petera, de modo que ese agujero hay que sumarlo a la ecuación como una tarea más para el muñeco. Y ojo que Evangelina Anderson al verla petear a Wanda se va a querer prender, vos sabés que las mujeres son muy competitivas y nunca quieren ser menos. Pija ven, pija quieren. Si Wanda se toma un helado y le queda toda la crema de vainilla desparramada en la cara, Anderson va a querer chupar el mismo. Viste, no es tan fácil enfiestar a estas dos rubiecitas, pero volvé a chequear la mercadería, estamos hablando de dos terribles vedeturras, fantasía total tipo “después de esta me retiro y no me importa más nada porque estoy hecho”. Y hecho le vas a dejar el orto a las dos, fijate como las piernitas parecen dos cucuruchos que apenas sostienen esas cuatro abundantes bochas de Wanda Narahelado de carne. Miralas, marcalas de nuevo porque realmente son un show, las dos rubias exhibiendo esos culos mortales. Lo que debe ser estar ahí para separarle esos gajos y encontrar los otros dos mini gajitos paponeros, ver el impacto de bala en medio del cuero marrón — meter tu nariz en la cazuela de mariscos y comerles las almejas. Los gajitos de la ex bailarina de sábado nos interesan en particular, porque ya sabés que Evangelina Anderson es la chica Playboy de noviembre, y estamos todos esperando que muestre el papo, algo que de sólo pensarlo nos estremece. Motivados por esa ilusión de verle la almeja a Anderson, rescatamos un video de Evangelina donde se le escapa un labio figazzero ratoneante. Mirá la carita que tiene abajo, la boca es soñada. Rubia letal.

Evangelina Anderson

La jugosa boca roja de Evangelina Anderson es tan redonda y perfecta que pide a gritos que se la manches de leche. Nada nos haría más feliz que ver esta bebota hermosa mostrar el papo en Playboy, y cuidado que esta vuelta hay un dato aidicional que da lugar a la esperanza: Evangelina Anderson no cobra cachet fijo por las fotos, sino un porcentaje de la venta de ejemplares de la revista.

Evangelina Anderson

Las tres yeguas están fuertes, pero preferimos la rubia del medio. Las otras dos tienen pinta de brutas, esas que te clavan los dientes en la japi cuando te hacen un pete.

Es que la esperanza es lo último que se pierde, a pesar de las enormes desilusiones en la mayoría de los números anteriores del conejo, seguimos esperando el milagro de ver la concha de Evangelina Anderson en Playboy, como la mostró Emme o quizás más. Las usinas de prensa del conejo están diciendo que el desnudo de Evangelina Anderson en Playboy “es osado y total”. Pero hay un dato que da lugar al optimismo en serio: en vez de pagarle a la rubia una suma fija, la revista de Heffner le propuso pagarle con una comisión sobre las ventas de ejemplares de la revista. Es un avance, porque este es el lenguaje que entienden estas chicas, le dijeron “cuanto más peles, más revistas se van a vender, y más vas a cobrar”. Evangelina Anderson y Wanda NaraQuién sabe si se nos da, y sería infernal porque a diferencia de ciertas chicas Playboy anteriores, Evangelina Anderson es un bombón indiscutido, carne de primera. Por eso, para ir despuntando el vicio hasta que salga la Playboy (y ojo que cada vez tardan más en salir a la calle) tenés un video de Evangelina Anderson donde se puede ver asomar un labio. No hablamos de la boca, aunque se la ve increíblemente carnosa y peteramente deliciosa en el video, sino Wanda Naradel gajito paponero. El labio se ve que cansado de la opresiva tiranía al que lo somete el lycra de las tanguitas, en un descuido de Evangelina Anderson logró liberarse de la bikini platinada y asoma lo suficiente como para que se vea en el video sin lugar a dudas. Los insaciables dirán que es poco, pero los auténticos fans de Evangelina Anderson, que saben que la rubia es prueba viviente de que lo bueno viene en el frasco chico, le darán a ese pícaro labio no sólo la bienvenida sino un rico lengüetazo a la distancia y a soñar con la petisa.