Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Violeta Lo Ré, golosa morocha rosarina

Violeta Lorre

Violeta Lo Ré fue la primera de las “novias” de Fort, pero como el chocolatero se come la barrita (y no de cereales) la morocha quedó con antojo. “Soy muy golosa” dice Violeta con ansiedad oral, “en la cama me gusta comerla con helado de dulce de leche, la chupo y me chorreo toda.” La rosarina dice que sus padres todavía no se acostumbran a verla pelando en las revistas, y por eso cuando le piden que se desnude trata de tener alguna excusa. “No puedo ponerme en bolas así nada más que para figurar, porque a mis viejos les cuesta verme” dice la ex choco chica, “por eso cuando me piden que me desnude pido que haya un tema, que pongan alguna decoración, una pelota al lado o algo así.” De todas maneras, que nadie se confunda: la rosarina fue a Buenos Aires para desatar su putez. “Vine para mostrar a fondo el cuerpo que tengo, sin pudores ni inhibiciones” explica mientras pela terribles patys, “estoy muy segura con mi cuerpo y me encanta usarlo en el sexo.”

Violeta Lo Ré

¿Te la viste negra este año? Hacete una turquesa con las tetas de Violeta y vas a ver que las cosas cambian de color!

Para esta época navideña quisimos decorar la portada con un angelito y elegimos a Violeta Lo Ré, porque los ángeles no tendrán espalda pero qué culo tiene la morocha dios mío! Con ese pavo alcanza para convidar a todos tus amigos y convertir las fiestas en una partuza inolvidable. Y lo mejor es el precio: la morocha no quiere efectivo, se conforma con que vos pongas la garcha de postre. “Soy muy golosa y por eso me gusta chuparla tipo helado” confiesa violeta ya relamiéndose, “le pongo helado de dulce de leche y es lo más, la como y me chorreo toda.” Palabras Violeta Loréfuertes de una morocha que no tiene pelos en la lengua y le gusta que lo compruebes. “Me gusta pasar la lengua por todos lados, especialmente cuando veo que todavía no está dura para besar, soy muy lengua larga” explica la morocha con plena conciencia del efecto de sus declaraciones, “la boca es lo mejor que tengo, así que la uso a full siempre que puedo.” La rosarina (cuándo no!) tiene la puta costumbre de irse de boca tanto en la cama como en las entrevistas, algo que escandalizó a sus conservadores padres, que si bien le pusieron Violeta no aceptan que sea flor de trola. “Para mis viejos fue un problema verme en fotos hot” explica la morocha, “además fue de todo muy rápido, tenían una hija casada todo bien, pero de repente me separo y al día siguiente aparezco desnuda en las revistas!” Y Violeta Lorréleyendo la entrevista a su hija en el living de su casa, el padre descubrió cómo fue que se manchó el sillón donde estaba sentado viendo la revista. “De todos los lugares para hacerlo, el que más me gusta es el sillón” confiesa Violeta, “veo cualquier sillón y ya me excito porque se pueden hacer las mejores posiciones!” Violeta Loré tiene un hermoso pavito navideño, pero si estás pensando en clavarle el palo por el orto violeta lorépara hacerlo al spiedo, te equivocaste de rotisería. “Por la cola probé pero no me motiva” expica la morocha, “a algunos les sorprende porque me ven como una mujer fatal, pero la verdad que por a triqui no me gusta.” Dejar el orto en paz no es mal consejo, porque si sacudís la jaula no vas a hacer cantar a esa cotorra y es una pena, porque puede dar un concierto. “Mi récord es nueve al hilo” dice Violeta, “y si me conocés acabo sin que me toques, sólo diciéndome cosas al oído.”

Violeta LoreVioleta Lo ReVioleta Lo Ré

Violeta Loré

Violeta Lo Ré pela terribles bochas y te mira lista para arrancar con una buena turca, aunque insiste que no es lo mejor que tiene. “Todos los ojos van a las lolas” dice la morocha, “pero yo les aseguro que lo mejor que tengo es la boca, soy muy lengua larga y la sé usar muy bien, la paso por todo el cuerpo y te vuelvo loco.”

Violeta Lo RéVioleta Lo RéVioleta Lo Ré

*Video:violeta lorre hot

Bajate el video hot de Violeta Lo Re desnuda

Violeta Lo Re es re tetona y lo petera

Violeta Lo Re

Violeta Lo Re pela terribles tetas y te mira como preguntando “adiviná lo mejor que tengo?”, pero no te apures a contestar porque la pregunta es tan tramposa como ella. “Todos dicen las lolas, pero lo mejor que tengo es la boca” dice la morocha, “soy lengua larga… me gusta pasarla por todos lados cuando todavía no está dura para besar. Probarla con helado de chocolate y dulce de leche es lo más, la como y me chorreo toda!”. La rosarina sabe que su éxito súbito la hace casi tan sospechosa como sus tetas pero cuando alguien se lo menciona, ahí salta Violeta. “Cuando me acusan de gato respondo que soy la única, la mejor” dice despejando toda duda, “que digan lo que quieran, no me importa nada porque yo estoy bien conmigo.” Es que Violeta tuvo buena maestra en el arte de poner el pecho a las críticas. “Moria Casán es una genia, admiro su personalidad” dice Violeta, “cuando nos criticaban la obra “What Pass” no tenés idea cómo Moria ponía el pecho.” La rosarina aprendió a poner el pecho, pero no le pidas que ponga la cola. “Por atriqui no me gusta, la cola no me motiva.”

Violeta Lore en tetas

Violeta Lo Re quiere que subas a esas dos montañas y le dejes los dos picos bien nevados.

La morocha Violeta Lo Ré tiene un consejo para darle a todas las chicas que no se animan a cumplir su fantasía de ser vedettes y petear en las grandes ligas: nunca es tarde cuando la putez es buena. “Lo mío fue muy loco” explica la rosarina (sí, otra más!), “de un día para otro me separé de mi marido, me vine a Buenos Aires y al mes ya estaba saliendo desnuda en una revista.” La perra que la morocha tenía adentro adentro saltó como la Violeta de Scazziotta y dejó perplejos a sus viejos, que no entendían cómo su hija pasó de tomar helados en familia a comerse el cucurucho en Buenos Aires. “Me gusta jugar con la boca, que es lo mejor que tengo, cuando violeta loretodavía no está lista para besar paso la lengua por todos lados hasta que esté dura” explica Violeta, “soy muy golosa, así que me gusta ponerle helado de chocolate y me la como hasta chorrearme toda.” Los padres de Violeta sabían que a la nena le gustan los dulces, pero no que tomaba helado en cucurucho de carne. “A mis viejos les costó bastante aceptar mi nueva vida, pero de a poco se van acostumbrando a los desnudos” explica la rosarina, “por eso les aviso cuando estoy por hacer alguna producción jugada para que les caiga de sorpresa, jaja.” Y a vos quizás te sorprenda saber que el apellido de Violeta no es Lo Ré sino Vanucci. “Me lo cambié para proteger el apellido y evitar confusiones con otras” dice la morocha, “Quiero llegar a ser una gran vedette, me gustaría ser como Moria violeta lo reCasán.” Y a pesar de que sabe que la única manera de lograrlo es rompiéndose el culo, eso es justamente lo que no quiere hacer. “Me ven como mujer fatal y se sorprenden cuando digo que no” explica Violeta, “la cola por ejemplo no la entrego porque no lo disfruto, por atriqui no me motiva.” La colectora está bloqueada, pero por suerte todos los otros caminos tienen luz verde. “Vine a mostrar mucho” reconoce Lo Ré, “lo mejor mío es que no tengo pudores ni inhibiciones, con el sexo y mi cuerpo estoy muy segura.” Y como para ilustrar la dimensión de su putez y su capacidad orgásmica, Violeta ofrece una anécdota. “Una tarde de verano violeta loreiba con mi novio en la moto, me hice la copiloto canchera y empecé a jugarle con besitos, caricias y cositas zarpadas al oído” recuerda la rosarina, “pero me fui tanto de mambo que acabé sin necesidad de contacto carnal mientras él manejaba.” Pero lo que más disfruta Violeta es que le paren la moto y le hagan la boleta por exceso de putez. “En el momento del sexo me gusta que me hagan la gran costurera, que me den vuelta como a una media” dice la morocha encendida y revela su fetiche. “No sé porqué, pero me encanta hacerlo en sillones… en una mueblería soy un peligro, me descontrolo y te arruino el tapizado!”

Violeta LoRe

Violeta Lo Re sabe que para avanzar hay que pelar. “Vine desde Rosario para mostrar, por eso a la semana de llegar ya estaba desnuda en una revista” dice la morocha, “no tengo pudores ni inhibiciones y es lo mejor, porque nunca se sabe qué oportunidades pueden surgir.” La rosarina disfruta de estar Bailando por un Sueño, pero dice que el entrenamiento no la hizo mejorar en la cama. “No me hace falta saber bailar o tener destreza física para tener buen sexo”, dice mientras te mira con la convicción de una experta petera, “la tuve clara desde chica, ya en las charlas de sexo con mis amigas era yo la que les decía, ponete así y después agarrala asá.” A sacarla que Violeta quiere tomar helado en cucurucho de carne!

Violeta Lore

Violeta LoreVioleta LoreVioleta Lore

Bajá el video de Violeta Lo Re en tetas

Violeta Lo Re, sospechosa fiestera

Violeta Lo Re

Violeta Lo Re fue uno de los bombones de Fort, que por meses gastó fortunas para tenerla de acompañante y luego la cambió por la correntina Virginia Gallardo. La morocha hoy ya no tiene que sufrir las ridículas canciones de la Chocoloca y festeja su independencia con un topless mortal.

Violeta Lo Re

Misterio: de quién son los rosados pezones que Violeta Lo Re muestra en las fotos?

Cuánto garparías para tener a Violeta Lo Re a tu completo servicio? Un depto, efectivo, joyas, viajes a Europa es lo que pagó Ricardo Fort para tener a la espectacular morocha como “novia” oficial. Y así Violeta se convirtió en un riquísimo bombón de Fort que nadie comía, porque entre todas las golosinas el millonario prefiere la barritas. Con terribles ubres, suculentos muslos y rebosantes nalgas, la rosarina resultó demasiada carne para un asador que come chorizos a escondidas. Ricky Fort volvió con la correntina Virginia Gallardo y Violeta se refugió en los brazos de… Romina Cisneros, al menos en la ficción del video donde a Violeta Lo Re le comen esa figazza depilada y un par de patys bien grandes y tostados que no coinciden en absoluto con los modestos y rosaditos medallones de las fotos. ¿Habrá sido Fort que cambió los alfajores de la morocha, o es un fraude fotográfico de Maxim?

Violeta Lo ReVioleta Lo Re

Violeta Lo Re

La ex choco chica Violeta Lo Re libera los globos en la azotea de un edificio como invitando a todo el barrio a una partuza para demostrar que su putez es superior a la de su reemplazante Virginia Gallardo (aunque menor a la de la Chocoloca). Al final, fue Romina Cisneros la que se comió el bombón de Fort como podés ver en el video con PapoCam a los 3:26.

Violeta Lo Re

Bajate el video de Violeta Lo Re o la música.