Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Ursula Vargues desnuda en Playboy

Ursula Vargues desnuda en Playboy

Ursula Vargues se desnuda para Playboy mostrando las dos grandes razones por las cuales la revista insistió tanto para tenerla. “Hacía mucho que Playboy venía ofreciendohacer la revista y siempre dije que no pero todos tenemos un precio” se sincera la modelo y conductora, “me costó tomar la decisión pero me pareció bien hacer el desnudo porque esto se va a caer, es una buena manera de cerrar.” Y si querés que se te abra, lo principal es no arrugar. “La mujer bella inhibe al hombre y la fama también” explica la ex Duro de Domar, “termino perdiendo tipos que ni me entero porque la verme dijeron ‘qué me va a dar bola esta mina’ ya me pasaba antes de trabajar en los medios.” Pero ojo que a Ursula también le pasa de arrugar ante un famoso. “Lo conocí a Mick Jagger me pareció macanudo, me invitó a cenar después del show y le dije que sí” recuerda Vargués, “pero después cuando me llamaron para confirmar le dije que no porque pensé la verdad si voy a la cena estoy regalada, qué le digo después de comer, que me voy para mi casa?”

Las tetas de Ursula Vargues

“Aunque diga las cosas más interesantes siempre me miran las tetas” dice la morocha resignada, “igual la belleza física está muy sobrevaluada.”

Para una mina como Ursula, que dice ser tímida y llegó a confesar que su mayor aspiración en la vida era que escuches lo que dice sin mirarle las tetas, pelar para el conejo era lo último que tenía ganas de hacer. “Hacía mucho que Playboy me venía ofreciendo hacer la revista, hacían encuestas a ver a quién querían en la tapa y salía mi nombre pero yo siempre decía que no” recuerda la morocha, “entiendo que es una fantasía de muchos porque cuando uno está tanto tiempo en la pantalla eso genera las ganas del otro de verte en ursula vargues desnuda en el sillonbolas.” Y no sólo de ver sino de tocar, pero la ex panelista de Duro de Domar dice que pelar no se sale fácil. “Soy muy pudorosa, viste que ya en el gimnasio te das cuenta que hay dos tipos de mujeres, unas como yo que van a la ducha con la tohallita puesta y otras que se pasean desnudas y te saludan apretujándote con las lolas” describe mientras vos querés ya el nombre para anotarte en ese gym, “yo no soy así, si ni siquiera soy de caminar en bolas en mi casa.” Y entonces qué fue lo que hizo que Vargués aceptara esta vez? “Todos tenemos un precio” reconoce Ursula, “yo era el eslabón perdido, quedaban pocas argentinas ursula vargues en playboyque no se hayan desnudado y como yo no empecé con Playboy me pareció que hacer al revés era una buena manera de cerrar, porque esto se va a caer, es mi última posibilidad, es la primera vez que me desnudo y la última también.” O quizás no, porque Ursula descubrió que en materia de putez todo es empezar y pelar puede ser adictivo. “La verdad que la experiencia fue buenísima” dice la morocha de la producción, ursula vargues en playboy“tanto que en algún momento temí y me dije mirá si ahora me encanta esto y se me da por desnudarme en cualquier lado? Woaaa hehee!” Y tanto le gustó verse en bolas, que a pesar de su veteranía quiso que las fotos se vean lo más real posible. “Yo pedí a Playboy que casi no pusieran Photoshop porque este es mi desnudo, no estoy promocionando un producto donde te dibujan como quieren” explica Ursula, “y creo que se respetó mucho, porque en las fotos que me mostraron se ve que soy yo, que tengo arrugas, que hay pelitos en la piel. Esas cosas están buenas porque me parece que si salís desnuda tiene que ser natural, si no sacame ursula vargues en tetas en la camauna foto así vestida y poneme el cuerpo que quieras.” Y vos se la podés poner de cualquier manera que quieras, porque a Ursula le gusta que seas espontáneo. “Me gusta que me sorprendan, por eso no te puedo decir cuál sería mi noche ideal. En la intimidad y la cama no te voy a pedir “decime Marta” o “me gusta esto”, no tengo un orden o una manera” explica Ursula, “sino que dejo que la situación vaya develando, lo voy surfeando y disfrutando a medida que va sucediendo, me pongo a vivir y sentir ese momento y puede pasar cualquier cosa.”

Ursula Vargues desnuda en la cama

La teta de Ursula Vargues en PlayboyUrsula Vargues aceptó ponerse en bolas porque le pusieron la tarasca, pero rechaza el rótulo de “mature” que le pusieron los del conejo tratándola de milf. “No es por negación, pero no me considero ‘mature’, no tengo la edad” dice la morocha con sus 35 abriles, “maduras me parecen Araceli González o Flavia Palmiero, yo más bien represento una mujer con experiencia, que sabe lo que quiere.” Y la ex del sodero Charly Alberti quiere tipos más grandes que la tengan clara. “Mis primeros novios me llevaban muchos años, a mí me gusta mucho el hombre canoso, me siento más atraía a un oso como George Clooney que a un Justin Bieber, me gustan más armados, me da la sensación que cuidan más” explica la morocha, “y también se me hace difícil compartir con alguien que no tiene un cierto nivel intelectual, lo primero entra por los ojos pero después hay una cabeza que tiene que estar atrás.” Y son muchas las cabezas (de chota) que quisieran estar atrás de ese ojete, más ahora que Ursula Vargues salió desnuda en Playboy. “Los comentarios que van a dejar son tipo ‘Eh Ursula te voy a romper el culo!’, ya me imagino” dice la morocha “está buenísimo que me sigan por Internet y lo agradezco, pero sé que no son muy objetivos.”

Ursula Vargues en bolas Playboy

Ursula Vargues desnuda en Playboy ArgentinaUrsula Vargues desnuda en Playboy Ursula Vargues en tetasUrsula Vargues en Playboy

Bajate el video de Ursula Vargués
También disponible en 3gp para celular

Ursula Vargues, algo huele mal

Ursula Vargues

Ursula Vargues exhibe las dos razones principales de su éxito, que se supone son totalmente naturales (aunque hoy den día no se puede poner las manos en el fuego por nadie). Una morocha que encontró su vocación después de una fuerte época de “hippona”, cuando según dice, algo olía genuinamente mal.

Ursula Vargues

Está por cumplir 30 años y todavía tiene esa onda del “fitness” extremo. Dice que sus medidas son 90–60–-90.

Seguramente la tenés a Ursula Vargues, es esa morocha muy magnética y Dura de Domar, que resiste las jodas en el programa. Su color parece ser el marrón, lo tiene en los ojos, en su pelo castaño y suponemos también en los pezones que deben hacer juego. No es una mina que se muestre mucho en producciones de fotos, así que es difícil adivinar el color de sus areolas, aunque uno apuesta que son de color cuero. En general, es un lindo deporte imaginar “cómo la tiene” una mina fuerte como ella, especular si la cosa viene peluda o deforestada, clitoruda o de botoncito modesto. Si te dijeran que este bombón tiene la concha sucia y que huele mal por no bañarse, te sonaría a mentira, a algo dicho por alguna turra envidiosa en medio de las guerras del puterío televisivo. Pero si es ella misma la que confirma lo de la roña, entras en un shock que como mínimo te va a obligar a cancelar las fantasías paleteras o de pajas turcas que tenías con ella. “Era la época en que me había hecho hippie”, dice Ursula tratando de explicar la cuestión de su concha maloliente y será la paranoia, pero uno ya siente olor a marisco pasadito. “No me importaba nada en esa época, era una sucia de pelo relargo que cantaba Serú Girán sin maquillaje en las guitarreadas de plaza”. La nena era una roñosa posta, y dice que tuvo que empezar a bañarse para poder coger, porque de otra manera ni los compañeros hipones querías tocarla. “Esa locura de ser roñosa me duro hasta que me di cuenta que si quería tener sexo me tenia que bañar” cuenta la morocha, que se vio forzada a adoptar el jabón para poder convertirse en Ursula Vergas. “Mientras no la usás mucho no te importa tenerla limpia”, sigue explicando la ahora limpita morocha “me empecé a dar cuenta que para participar del mundo del sexo no me convenía estar sucia”, dice riéndose pero no consigue borrarnos de la cabeza esa visión de concha abandonada mal.

Ursula Vargues

Ursula Vergas es realmente una morocha impresionante, aún sabiendo que durante una época entera de su vida fuer una auténtica roñosa empanada sucia.

Ursula Vargues

Atención con las lolas de perfil como en esta foto. Se supone que no tiene siliconas y por lo tanto tienen colesteroal natural.

Yvos que sos fan de Ursula, la vas de guapo y pensás “yo le habría dado igual con concha sucia y todo”, pensá que en aquel entonces no era “famosa” sino una sucia de plaza que dejaba que la sangre menstrual fermentara y encascotara entre los largos pelos de su sucia empanada. Ni los payasitos profesionales en el arte de comer los fideos con tuco habrían metido la nariz en esa pecera podrida. “Me encanta lo grotesco”, dice ella como si hubiera escuchado el comentario, “porque en el fondo soy tímida y no estoy capacitada para enfrentar el mundo a cara descubierta”. Será por esa timidez que las fotos de Vargues no abundan. “Me da vergüenza ir con la cara descubierta, por eso uso el pelo suelto sobre la cara” —o quizás sea que muy pocos fotógrafos se bancan la baranda. Pero mirale mejor el lado positivo: con la baranda a pescado que debe tener, la empanda de Vargues debe ser excelente para vigilia. La morocha caretea su timidez y la va de Dura de Domar, poniendo caras de mina segura y actitudes desafiantes frente a los demoledores chascarrillos que le asesta Pettinato. “Fue muy loco cómo llegue a sentarme al lado del Chavo Fucks”, rememora la ex roñosa. “Me llamó Diego Gvirtz con sólo dos horas para decidirme si aceptaba y no lo dudé”. Dice que hacía mucho que tenía ganas de sacarse de encima ese estilo de “copete periodístico” que había aprendido en El Garage. “Quería cortar con el karma del programa con copete, ya hasta hablaba en forma de copete”, cuenta la sucia conductora.

Ursula Vargues

Muy linda foto de la morocha Ursula Vargues, nadie puede negar que después de analizar esos pechos alineados de cotelé, creerle que son naturales es mágico.

Ursula Vargues

La chica que algunos llaman ‘Ursula Vergas’ espera acostada que alguien venga a desinfectarle la empanada.

D a un poco de vértigo, pero está bueno animarte a ser vos y jugártela en un programa como Duro de Domar”. Cuando superó la etapa de sucia hipona pasó al otro extremo y se metió a estudiar derecho por mandato paterno. “Mis compañeras no me querían para nada, usaba camisas New Dewey y zapatos náuticos”, en un giro terrible, paso de rockerita de de plaza a concheta de Timberland. Dice que no quería ser abogada, pero que le vino bien porque fue para financiar la facultad que empezó a ir a castings para hacer un mango, y así fue como tropezó con la oportunidad de El Garage, un espacio que antes habían ocupado María Fernanda Villaverde, Carolina Prat y Gisela Van Lacke. “Fue un buen cambio porque la justicia argentina deja mucho que desear” comenta del giro en su carrera, aunque “a mis viejos no les gusto una mierda que me decidiera por hacer televisión”. Lo que pasa es que papá y mamá Vargues no pueden apreciar las dos grandes razones que justifican que la nena esté en la tevé. “Si, son naturales, debo ser la única que no tiene implantes”, dice la morocha de sus dos terribles tetas que, si bien no ponemos la mano en el fuego por las tetas de nadie, se supone son glándula mamarias reales. Quedate tranquilo que igual no es probable que las tetas huelan mal, al menos no tanto como la empanada de mariscos.

Ursula Vargues, muy dura de domar

Ursula Vargues, una morocha impresionante que sin embargo esconde inseguridades sobre su físico

Atención con las gambas de Ursula Vargues, podrían venir muy bien ahora para el Mundial de Alemania 2006 a la hora de frenar un ataque rival. En esas piernitas hay bastente gimnasio, o quizás haya sacado esas piernas cogiendo de parada.

Ursula Vargues cree que sus tetas son demasiado grandes. La verdad, para juzgar tendríamos que ver y palpar la mercadería, de otra manera no sería profesional dar una opinión

Ese rostro divino de Vargues es como para verlo con varias vergas. Sale bukkake bien lechoso con fritas!

Ursula Vargues irradia un fuerte magnetismo que trasciende los límites de su considerable belleza física. Las fotos no le hacen justicia, porque realmente nunca hizo las fotos que nos gustaría que hiciera. Ella simplemente rehúsa poner toda su carne en el asador, quizás porque sabe que al lado todos le van a arrimar el chorizo o inclusive algún morocho le acercaría la morcilla. Normalmente “Siento que me sobran lolas, que no tienen nada que ver con mi cuerpo. Tanta lola me hace parecer ordinaria”el secreto del atractivo que trasciende el sustrato físico es la seguridad, y viendo a Ursula cualquiera diría que rebalsa de confianza en si misma, pero se estarían equivocando y feo. Ursula esta bárbara, es un bombonazo, pero duda de su atractivo. “Siento que me sobran lolas, que no tienen nada que ver con mi cuerpo” dice hesitante Ursula y uno queda perplejo porque salvo alguna freak como Sabrok, las gomas nunca pueden “sobrar” y menos cuando son del tamaño que puso la naturaleza. Pero Ursula Acá va un wallpaper de la morocha Ursula Vargues, para todos los fanssigue dudando. “Lo que pasa es que tanta lola me hace ordinaria”, agrega Vargues y uno no entiende porque si de algo no tiene pinta Ursula es ordinaria. Nunca hubiéramos sospechado viendo las fotos de Ursula Vargues, que su loca cabecita duda de su sex appeal, no sólo de su físico, sino también de la ropa que se pone. “Además, la ropa que me gusta usar no me queda bien, no va conmigo”. La verdad Vargues, estas chiflada bebé, Ursula Varguesno sabés de lo que hablás, la ropa importa poco porque de todas maneras volaría muy rápido si tuviéramos un changüí (chance to win) con vos. Nos caés tan bien, pero tan bien, que ni siquiera vamos a hacer el chiste fácil de decir que si te agarrara la turba notibloguera pasarías a llamarte Ursula Vergas. Muy barato el chascarillo, no va y no lo vamos a usar, ahora si de onda nos querés agradecer la delicadeza de no hacer chistes soeces, te invitamos Ursula a que nos chupes bien la vargues.

Ursula Vargues y es para sacarse el sombrero por esa cara y esas tetas

A ella no le gustan porque le parece que tiene mucho, pero las tetas de Ursula Vargues son realmente para sacarse el sombrero. No por nada del collar de Ursula cuelga un candadito, seguramente una manera de decir que las tetas están cerradas al público. Ojo, esas gomas se ven naturales (aunque después del fiasco de Pamela David, no ponemos las manos en el fuego pero si en su orto).

Ursula Vargues y la mirada intensa y las lolas, divina

Qué difícil es elegir entre mirarle las tetas, la cola o la cara! Linda la morocha.

La falta de confianza en si misma no le impidió a Ursula Vargues hacer carrera, ya que con 28 años ya tiene casi siete de televisión. Estuvo de conductora de El Garage y luego de Tendencia, y ahora está en el panel de Duro de Domar Recargado, donde tomó la vacante que dejó Jackie Keen. En el programa de Pettinato juega el rol de ‘panelista sexy’ y nuevamente sus propios dichos contradicen la imagen. “Antes era una nena obsesiva y terriblemente caprichosa” cuenta Vargues y uno se pregunta si realmente ya no lo es, “muy insegura, no dejaba tranquilo a ningún hombre”. Alguien podría haberse imaginado que detrás de ese rostro felino de mina cool se esconde una mina de esas que rompen las bolas a morir? Otra gran sorpresa con Ursula, que dice sin embargo que ya superó todas esas deficiencias. “Aprendí a controlarme” reflexiona Vargues, “hoy ya no les estoy tan encima a los hombres, me manejo mejor”. Si bien su inseguridad y cualidad rompebolas nos tomaron por sorpresa, en realidad ambas ursula vargues y su vínculo con los autos. quién no quiere entrarle en el garage?proveen una oportunidad, porque en general con las mujeres muy lindas la estrategia para entrar es justamente a través de las inseguridades que pueda haber. En esto hay que aprender de los hackers, que ‘explotan vulnerabilidades’ para lograr acceso. Y quien logre hackearle la vagina (ni hablar la cola) de Ursula bien puede bancarse luego que le rompa un poco las pelotas. La estrategia queda entonces delineada: primero hay que encontrar el hueco en la psiquis para poder tener acceso al hueco en el cuerpo. Ahora que lo pensamos, es entonces bueno que Vargues tenga esas inseguridades, porque proveen un punto de entrada.

ursula vargues montando un toro de plástico, qué pérdida de tiempo cuando podría estar montando algún notibloguero, la pasaría mucho mejor

Ursula Vargues es dura de domar, el toro es testigo. Dice increiblemente que no tiene novio (se debe estar tocando a morir) y quizás por eso mismo en vez de montar un notibloguero se tuvo que conformar con cabalgar un toro de plástico retrucho y muy cornudo.

ursula vargues en la playa, muy vestida pero divina siempre

Ursula Vergas en la playa y divina, pero demasiado vestida. Animate Vargues y pelá!

No, con Mick Jagger no”, dice Vargues convencida. “Mick está demasiado viejo” sigue diciendo pero se frena porque algo internamente le pide que aclare. “Bueno, en realidad si tuviera la oportunidad, creo que podría enamorarme de Mick Jagger si lo conociera mejor” espeta Ursula en un acto de sinceridad, medio como shockeada de confesar que podría comerse a Sir Michael Philip Jagger, que cumplirá 63 años el 26 de julio próximo. Enamorarse de un rockero no sería algo nuevo para Ursula Vargues, que tuvo su primer contacto con la fama al estar de novia dos años y medio con Charly Alberti, integrante del recordado Soda Stereo (perdón, que edad tenía Ursula cuando se la masticaba Charly? hay que comprar una guitarra urgente). Ursula Vargues es muy dura de domar y por eso nos deja recargados. Con Alberti ella puso en marcha el motor que la conduciría a El Garage con ese amor de música ligera, Ursula es una chica que se toma a ella misma demasiado en serio pero la carrera por lo visto la toma con Soda. .

Ursula Vargues está de la gorraursula vargues y sus época en el garageursula vargues en la sillita playera, que lindas piernitas tenés!