Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Sofía Zámolo, belleza natural

Sofia Zamolo

Sofía Zámolo es de las pocas famosas cuya belleza puede bancar fotos sin maquillaje y sin Photoshop o retoque alguno. La rubia está Bailando por un Sueño, pero evita hacer producciones de fotos hot. Una pena, porque Sofía Zámolo es una candidata obvia para tapa de Playboy.

Sofia Zamolo

Imaginate a Sofía Zámolo con esa misma carita boca abajo en el momento del ensarte. Besala!

Rubia clásica, piel recontra lamible, carita como para besarla enamorado, una cola que te la comés de postre — Sofía Zámolo es una belleza real, una de las pocas que puede bancar fotos sin o casi sin maquillaje y sin necesitar que el photoshop las dibuje de nuevo. Es que la rubia despide una sensualidad que vibra varios diapasones por arriba de los promogatos o vedeturras de turno, al punto que si mirás las fotos de Sofía Zámolo dándole una oportunidad, podés por una vez imaginarte (horror!) “de novio” con este auténtico Sofia Zamolobombón argentino. Pará, calmate, por una vez no pidas desesperado que se ponga embolas y se abra el orto a cuatro dedos — bajá un cambio o dos y disfrutá de las fotos como si las hubieras sacado vos en la cotidianeidad del día, que es cuando nace la sensualidad profunda que una belleza de este calibre merece. “Comenzás una guerra de cosquillas y de repente se convierte en lo más sexy del mundo”, ejemplifica la rubia de los ojos impresionantes y la sonrisa matadora. Puede que te cueste un poco ver las fotos así en crudo sin photoshop, pero la rubia se la banca y vos vas a apreciar — cuántas veces te fuiste a la cama con una diosa y te despertaste con un bagarto impresentable bajo Sofia Zamoloel implacable sol matutino, con ese pájaro del orto que parece cargarte cantando “bicho feo! bicho feo!”. Disfrutá porque esta vez es diferente, Sofía Zámolo no es una de estas minas que tenés que esconder del portero cuando las bajás a despacharlas en un tacho porque no da manejar de vuelta a la loma del orto por semajante bagarto, no. Esta vuelta dejá que el turro del portero relojee bien el bombón que capturaste mientras hace que manguerea la vereda, puede que el turro esta vez hasta Sofia Zamolote salude y te salude “buenos días”, el muy servil. Repasá las fotos, son simples, son casi de álbum personal, nada que ver con los gatos que convertidos en “vedettes” necesitan capas de maquillaje e interminables horas de Photoshop para salir en una revista y poder subir la tarifa nocturna. No te va a hacer falta rodar para el otro lado de la cama después de acabar o y aplicar el codazo de revés cuando la chihuaca te busque para un beso. Disfrutá que esto es carne de primera.

Sofia ZamoloSofia Zamolo

Sofia Zamolo

Sofía Zámolo te espera tendida en la arena ya topless — empieza un día soñado. No duermas con la rubia, que dice le encanta leer en la playa. “Tengo debilidad por la lectura”, dice muy intelectual, “acabo de leer El Alquimista de Paulo Coelho, pero leo novelas, teatro y libros del espíritu, un poco de todo.”

Sofia Zamolo

La deliciosa carita de Zámolo y esos pechitos tentadores te van a mantener ocupado, vieja.

Claro que se puede acusar a Sofía Zámolo de venderse también en otro nivel, porque cada vez que la rubia salió con alguien “dió la casualidad” que el pibe era un tenista profesional, polista millonario, hijo de banquero o yanqui con fortunas. “Pará que tuve novios pobres también” se ataja la rubia, “lo que pasa que esos no trascendieron a la prensa”. Y como si supiera que la pregunta que sigue es cómo explicar la “coincidencia” de estar saliendo ahora con Jorge Brito —hijo del dueño del Grupo Macro— Zámolo se adelanta y aclara que “a mi novio actual no lo conocí en una disco o arriba de un avión, sino que es un amigo de toda la vida de mi hermano… pasa que sofia zamolosólo se dió ahora”. Jodida la situación para Brito a lo largo de estos años al ver que la hermana de su mejor amigo es nada menos que Sofía Zámolo, cuando le gritaba “la concha de tu hermana!” más que putearlo lo elogiaba. Y Sofi seguro que nunca lo tuvo en cuenta por ser sólo el amigo de su hermano, pero claro, ahora que ya está más grandecita y conoce el valor del dinero, que sea el heredero del imperio Grupo Macro ayudó bastante. “Pará, no me hagas fama de cazafortunas porque sofia zamolono hay nada más alejado de la realidad” insiste la rubia. “Yo quiero ganarme la vida con el modelaje todo lo que pueda”, dice casi heroicamente y agrega para quedar bien con Tinelli “mi sueño hoy es ayudar a Lucas Heredia a ampliar las instalaciones de la Granja Los Pibes que ampara chicos abusados, algo terrible”. Pará Zámolo, que nos vas a hacer llorar el nene justo cuando se estaba despertando. “En serio me importa el sueño de Bailando, lo que muestro en las revistas no es mi vida” insiste la rubia, “creeme que cuando vuelvo a casa soy una mina simple, me calzo ojotas y jogging y tomo mate.” Listo Sofi, tomate un mate de leche de esta bombilla de carne que está re cebada!

Sofía Zámolo, profesex de alto vuelo

Sofía Zámolo

Sofía Zámolo impacta como una rubia hermosa, pero distante y hasta fría. En esta nota sin embargo, se confiesa como “una mujer re calentona” y lo demuestra con una serie de confesiones sexuales que te van a parar mucho más que los pelos. Querés un adelanto? La nena es experta en sexo en aviones en pleno vuelo.

Sofía Zámolo

Zámolo se juega y confirma que cuando una mina no es una turra no tiene que esconder sus pasiones. “Me sentí una yegua divina, como un huracán insaciable”, dice sin vergüenza.

Sofía Zámolo es una chica de alto vuelo. No solamente porque es una de las más deseadas de la Argentina o por su increíble cara, sino porque practica el sexo en pleno vuelo. “Tuve sexo en un avión y por triplicado: primero arrancamos en el baño, después seguimos en los asientos de turista y para rematarla, también lo hicimos en primera”. Sofía rememora y a uno le cuesta creer que esta nena —tiene 23 años solamente— con ese aire distante y esa pinta mas bien de frígida, sea una bomba caliente. “Lo que pasa es que soy muy impulsiva”, dice para explicar el sexo en el avión, “pero ojo, no era alguien que conocí en pleno vuelo, eh?”, se justifica. “Fue con mi novio de entonces, era una fantasía que compartíamos”. Para aquellos que se inspiren al leer las aventuras sexuales de alto vuelo de Sofía Zámolo, la blonda tiene algunas consejos para dar. “El lugar menos recomendable del avión es claramente el baño, es muy chico, tenés que hacerla de parado medio apretados porque los ángulos no te permiten mucho más”, comenta la blonda convertida en Sofía Zámoloprofesex. “En primera tampoco me gustó, porque es molesto el constante ir y venir de la gente que viene a atenderte”. La impulsividad sexual de la rubia no fue bien recibida por la tripulación de a bordo, sin embargo. “Una vuelta me agarraron apretando en el pasillo y por poco me cuelgan” dice impertérrita, “por eso lo que yo recomiendo es hacerla de sentadita cuando la gente de alrededor este durmiendo”. No es un error, no se nos mezclaron las declaraciones de famosas, es realmente Sofía Zámolo la que dijo todo esto, seguramente no te lo esperabas, no es cierto? Pero seguí leyendo, porque dijo más, mucho más y te va a volar la cabeza. Además, si leés lo que sigue, vas a poder decir que entrás a Notiblog “por las notas”. [Danos una manito cliqueando avisos, habrás notado que se nos estamos quedando sin banda para quemar].

Sofía Zámolo

Majestuosa, sofisticada, impactante, pero también una “chica normal”. “Soy una seductora, pero por dentro me siento Susanita”. Confiesa toda su experiencia sexual, y también que no le tiene miedo a que haciendo cucharita alguien “se confunda de camino” y le haga la cola. “Si estoy cómoda, voy por todo.” El Club de la Colectora, fundado por Rocío Guirao Díaz, sigue reclutando adeptas.

Sofía Zámolo

Sofía dice que está sola. “Estoy disfrutando mi soledad, es algo que aprendí con el tiempo. Me siento bien y ya no quiero estar con nadie porque sí, con el tiempo me puse más selectiva”.

La rubia tiene un rostro exquisito, sofisticado y con un aire medio inalcanzable. No es vedette sino modelo, tiene un aire muy de Barrio Norte y por todo esto no la elegirías como la más apasionada… pero te equivocarías. “Tengo que reconocerlo, soy una mina muy caliente”, dice como confesando un vicio. “Una vuelta fuí al sur y paramos en un cuarto con vista al lago Nahuel Huapi. Lo hicimos sin parar desde las 8 de la noche a las 2 de la mañana y me sentí una yegua divina, como un huracán insaciable —soy re calentona!”. Impresionante la sinceridad, que demuestra una vez más que las minas que no son turras no necesitan ocultar las cosas que hacen y hacer creer que son santas. Sólo las verdaderas reventadas caretean y esconden lo atorrantas que son (de hecho, las únicas famosas que ‘se ofendieron’ y nos hicieron quitar el material a través de abogados bajo amenaza de juicio son las peores de todas, pero eso es para otra nota). Sofía en cambio no esconde su calentura y hasta se lo dice de frente al afortunado que tiene al lado. “De acá no te vas dejándome así, hasta que no termino con todo no te movés un centímetro”, dice que le ordena a sus novios. Si a esta altura estás pensando que para ganártela necesitás la súper facha y carretillas de guita, Sofía Sofía Zámolote va a sorprender nuevamente. “Con los demasiado lindos no tuve buenas experiencias, las mejores las tuve con los que tienen defectos”, y contra toda lógica agrega, “No me van los tipos de físico fibroso, me gustan más los imperfectos, los que tienen grasita”. En particular, Zámolo dice que se calienta con “el olor de la piel… y la forma del miembro”. No, no está hablando de Fernando Niembro, leíste bien, Sofía está hablando de la pija. La rubia más sofisticada, más distante de la Argentina habla de sus preferencias en materia de pijas y la verdad, da cátedra. “Hay que demistificar el miembro: lo que importa en realidad es el grosor“. Recapitulemos: si no sos lindo, tenés grasita (ojo que dijo ‘tener’ grasita, no ‘ser’ un grasa) por distintos lugares, sos imperfecto y tenés la garompa gruesa, entonces tenés chance con ella. Qué lindo es dar buenas noticias! [Como habrás notado, estamos teniendo problemitas de banda por la cantidad de visitas, danos una manito cliqueando avisos, gracias]

Sofía Zámolo

Le gusta que “sea el hombre el que lleva los pantalones”. Cree que su imagen de diosa inalcanzable le juega en contra. “Son los demás los que ponen la distancia, compran más el personaje que lo que realmente soy”. Sofía dice que es “muy fácil de complacer”. “Estoy convencida que cuando se cortaron mis relaciones es porque el otro no supo entender lo sencilla que soy”. La blonda dice que la receta para ganarla es simple. “No me muero por una joya cara, pero me puede un ramo de flores o una comidita.”

Sofía Zámolo

“Me gusta pasar los fines de semana mirando DVDs y comiendo chocolates en la cama”, dice esta ‘chica simple’. “Me encanta comer, no cambio por nada las supremas de pollo que prepara mi mamá. Llegué a comerme seis milanesas.”

Si tu garcha está dentro de lo que le cabe (literalmente) a Zámolo, entonces tomá nota de sus recomendaciones. “Un tirón de pelo nunca viene mal”, recomienda Sofía a los postulantes, “especialmente si viene acompañado de miradas que dicen ‘te quiero hacer de todo’ así, con toda la calentura”. Por si todavía no caíste, esta nena es exigente. “Yo sé que soy demandante, lo quiero todo, exijo toda la atención y si terminamos con mimos y caricias, tanto mejor”. Pero no creas que todo es tipo tiernito a nivel ‘mimos y caricias’. “Prefiero el amor pero mezclado con guerra, agarrarle fuerte la cola y la espalda, clavándole un poco las uñas para que sienta el rigor”. Epa, viene ‘con rigor’ la cosa? Con gusto nos comemos unos rasguños de la Zámolo, pero cómo no, esta rubia es brava y le gustan las ‘escenitas’. “Una buena es cuando estoy toda desnuda con tacos aguja puestos”, dice la diosa calentona, “y te tiro del pelo mientras te miro fijo y te digo ‘te voy a matar’”. Si bien dice que no necesita “una tormenta permanente” y que es “igual de picante en cualquier lado”, confiesa que también le gusta ser profesora. “Me gusta enseñar a cómo besar, tocar y hacer posiciones poco comunes”. “Mi especialidad es la cucharita en todas sus formas”, dice la profe y claro, distintas formas de cucharita se pueden prestar a ‘confusiones’ a la hora ver por dónde entrar, y Zámolo se la banca. “No me importa si equivocan el camino haciendo cucharita, cuando me siento cómoda voy por todo y no le tengo miedo a nada”. Ah, bueh! Sofía ZámoloNotiblogueros de pie! Saluden a Sofía Zámolo, nuevo miembro honorario del Club de la Colectora. Dale cucharita, cucharita y de repenchi, metele por la colectora que Sofi se la banca. Pero la rubia que parecía distante todavía no acabó y sigue sacando sorpresas de la galera. Se animó a escribir nada menos que un borrador del Manual de la Buena Chupapijas. “Lo que aprendí con los hombres es que en el sexo oral hay que usar mucho la lengua y aplicar las manos con presión moderada sobre todo el lugar” dice con la precisión de quien es una autoridad en la materia, “eso sí, todo va con mucha saliva y jamás un diente”. Realmente este Manual tiene que ser de lectura obligatoria en todo el país, vamos a ver si conseguimos que lo publique Editorial Kapelusz para distribuir en los colegios de monjas. “Suelen decirme que lo hago muy bien” cuenta orgullosa. “Recomiendo ir de a poquito, sin apurar la cosa… ahí el olor es fundamental y por supuesto la limpieza es clave”. A lavarse la garcha chicos que viene la profe Zámolo! Y ya que están, recórtense un poco la pelambre que a la autora del Manual no le cabe. “No me gusta ver una Selva Amazónica… prefiero encontrarme con un pelado prolijo”. “Somos animales” dice la profe Zámolo redondeando la lección de sexo, “está comprobado que nos atraemos por el instinto… por eso me gusta aprender del sexo y divertirme para complacer a quien está conmigo y calentarlo hasta que no pueda más suplique basta”. Los alumnos que no estén con la carpita a la vista, pueden retirarse.

Sofia Zamolo, la mujer maravilla argentina

Sofia Zamolo es una verdadera mujer maravilla!

Que bueno que es dar buenas noticias: Sofia Zamolo, la Mujer Maravilla que vemos en estas fotos impresionantes, esta soltera. La blonda maravilla dice que esta “soltera y muy bien” (si ya vemos en las fotos que estas muy bien). Dice ademas que “sufri mucho por amor, pero siento que gracias a eso madure e incluso me hice mas fuerte”. A ver. Que haya madurado le creemos, pero que se haya puesto todavia mas fuerte? No, imposible, si era perfecta ya!

Sofia Zamolo carita divina, boquita comestibleUno le ve la carita a Sofia Zamolo (ver thumb a la izquierda) y se la imagina diciendonos “sufri mucho por amor”, con esa boquita que tiene en la foto. Y entonces el instinto es comerle la boca mal, y ahi nomas un zarpazo a la figasa… vieron la sorpresa de las minas cuando uno les secuestra la gallina cuando ellas estan contando algo triste? Y te largan un “uy, no ves que sos un zarpado, vos lo unico que queres es coger”.

Y bueno, que queres, si la onda es alguien “que te escuche” sin manotear, anda con algun amigo gay. Yo te hago de psicologo, pero “te cobro” en especie. Con una especie de ataque que te estampo contra la pared y …. Calma. Calma. Retomemos el control.

El que la hizo sufrir por amor fue Deivid Nalbandian (poner acento en la segunda silaba del apellido) que la dejo en bandian. Como se Sofia Zamolo totalmente para enamorarse en la camafacilitan las cosas cuando hay un billete de por medio, y encima lo gana en un deporte conchet como el tenis… pero nos vamos de tema. Sofia Zamolo mujer maravillosa si las hay dijo que “cuando estuve con David, me respeto en todo momento y me hizo sentir como una princesa, es un tipazo”. Sofia insiste que los hombres “me ven como inalcanzable. Pero cuando me conocen, se dan cuenta que soy una mujer totalmente normal, me bajo de la pasarela y ando en zapatillas, tomo mate, estoy en familia”. Claro, la clave aca es “pero cuando me conocen…” El tema Sofi es justamente que para conocerte a vos hay que haber ganado primero el Roland Garros… te cabe si te digo que el otro dia ganamos 5 a 0 un picadito en las canchitas de al lado de Follia? Vale como para conocerte, o tiene que ser tenis en Francia? Y bueno, uno intenta.

Sofia Zamolo, una cola de maravilla

Sofia Maravilla Zamolo se estruja las gomas y vos quedas locoCuando le preguntaron la tipica, que cosa busca o le gusta de los hombes, Sofia Zamolo contesto “la sinceridad es fundamental, tambien el respeto” (vieron que la respuesta nunca es “y la verdad, me gusta que tengan tremenda japi y mucha guita”, porque sera?). La verdad Zamolo, no te creemos un joraca, sinceridad y respeto? Nos estas jodiendo? Despues Sofia agrego a la receta de su hombre ideal “que tenga sentido del humor, inteligencia y pasion”. Dice Zamolo que lo fundamental “es el companerismo”. Un divague total las respuestas. Y la verdad que Zamolo no tiene una historia de decir la verdad, las veces que nego que tuvo “nada que ver” con Deivid Nalbandian, ya a partir de ahi no te creemos mas nada. Lo que si te creemos es que sos divina y que tenes una cola terrible, eso lo vemos.

Sofia Zamolo te espera con la cola paradita...En realidad lo que la llevo a Sofia Zamolo a decir la verdad fue un accidente que casi la mata, a ella, y a Deivid. Un 28 de septiembre del 2003, Cronica titulaba “Nalbandian y su novia chocan con su auto, escapan la muerte por milagro”. Resulta que Deivid venia a fondo con su Peugeot 206 por la ruta que va de Rio Ceballos a Cordoba, y en la “curva de la muerte” choco contra otro Peugeot, un 504, manejado por un tal Hector Pino. Zafaron porque Dios es grande. Si bien los diarios no lo dijeron, por respeto, todos sabian que era la Zamolina que estaba con Deivid en el auto.

Sofia Zamolo, una verdadera heroina argentina

Sofia Zamolo se abre de gambas en el living de tu casaFijense sino que casualidad que al dia siguiente los vieron juntos en Cordoba City, ella dijo que habia ido por el Cordoba Fashion Week. Y cuando alguien se tomo el trabajo de ver los registros de hotel, se dieron cuenta que en la misma habitacion se habian registrado un tal Deivid Nalbandian y una tal Sofia Cordoba. Vamos Sofia, si queres ir de incognito por lo menos ponete Claudia… quien te puede confundir como “Sofia Cordoba”. Pero no siempre camelea. En la nota de Hombre, dice que es “recontra apasionada, me encantan los momentos calientes, pero tambien los romanticos”. Y cuando el periodista le pregunta cual es la mejor manera de hacerle ver las estrellas a los machos, Sofia Zamolo contesta “no los aburro nunca, ellos saben que conmigo nada tiene limites. Soy muy liberal.” Y la verdad, no se que opinan los lectores de Notiblog, pero cuando aca escuchamos que no hay limites y que es muy liberal… suena a fiesta, a entregar roscas, a que anda llamando a Maria Eugenia Rito que se prende seguro, etc. O sea, explosion del coco mal.

Sofia Zamolo en la tapa de la revista Hombre

Pero por supuesto que le perdonamos todo (con esa cola), todo se olvida nada mas ver esa carita, esa colita, esa piel divina… como podemos acusarla de mentirosa? Quien sabe, estaba protegiendo su orgullo femenino, porque Deivid nunca le debe haber dicho que “eran novios” (la hace bien). Entonces ella, sin “garantia” de ser novia oficial y para no quemarse si al pibe lo fotografian con otra (modelo o turra), entonces niega todo.

Zamolo Black2 Zamolo Black3 Zamolo Black4 Zamolo Black5 Zamolo Sofia

Sofia Zamolo para enamorarse Como cuando repetia “No salgo con Nalbandian”. Y si alguno penso que cuando pensamos en fiestas y demas porque ella dijo que era muy liberal, despues en la nota Sofia aclara: “las palabras lo dicen todo: sin li-mi-te, vale todo”. Se imaginan un “vale todo” con Sofia Zamolo, la Mujer Maravilla Argentina? Volviendo ahora a la realidad, estamos tratando de ser el mejor sitio web para admirar la belleza de la mujer argentina, y necesitamos nos ayuden cliqueando avisos. Es la unica manera que tenemos para poder seguir estando y pagar el infernal ancho de banda que consumen las fotos gigantes que te brindamos gratis. Gracias por darte una vuelta, como siempre deja los comentarios que quieras y sera hasta la proxima.

   
12