Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Rocío Guirao Díaz, una belleza increíble

Rocio Guirao Diaz

Revelamos la verdad sobre la divina Rocío Guirao Díaz, una modelo que está tan por encima del nivel de todas las demás que es increíble. Si ya te estaba resultando sospechoso lo perfecta que es la rubia, hoy tenemos una teoría conspirativa justo para vos. Porque esta mina es tan hermosa que literalmente no puede ser real.

Rocio Guirao Diaz

La cara de Rocío Guirao Díaz esconde un secreto importante.

Hay que ser gil para creerse esto de Rocío Guirao Díaz. Mirá bien las fotos, cliquealas para ampliarlas (como que no lo ibas a hacer de todos modos) y estudialas bien. La mina parece dibujada, algo imposible. Ya desde la cara Rocío es increíble, con esos ojos hipnóticos, entre dulces y deseosos, la boca con esa onda mortal de petera boba, y una cola que habría hecho cambiar de bando a los escultores gay de la Italia renacentista. Si se hubieran conectado a Notiblog, los Médici le habrían encargado a Donatello una escultura de la rubia, y hoy tendríamos una “Rocío de Donatello” en los museos en vez de ese andrógino David. La diosa argentina quedaría inmortalizada para la posteridad en una estatua que ni los peores rochos osarían afanar, porque no Rocio Guirao Diazles daría la cara para fundir ese culo y vender el bronce. Las pistas para descifrar el misterio de Rocío Guirao Díaz están por todos lados y sin embargo pocos parecen darse cuenta que justamente por lo increíble que es, en realidad la mina no existe. Pensá un poco, no te da sospecha que esté tan por encima de las demás, que parezca hecha a pedido del gusto argentino? Vos mismo develás el secreto cuando al mirar las fotos la ves demasiado perfecta para ser real y decís “esta mina es de no creer”. Justamente, no deberías creerte el mito de Rocío Guirao Díaz, porque en realidad la supuesta modelo es el fruto de una conspiración. Te tiramos la posta: la cosa empezó cuando un fabricante de bombachas coreano del Once necesitaba contratar una modelo conocida para lanzar una campaña. Mirá esa colita sentada en la silla y pegate tiros.

Rocio Guirao Diaz Rocio Guirao Diaz

Rocío Guirao Diaz

Las curvas de Rocío Guirao Díaz en todo su esplendor. La cola es impresionante, y más aún cuando pensás que confesó en repetidas oportunidades que la entrega. La rubia es nada menos que la fundadora del prestigioso Club de la Colectora.

Rocio Guirao Diaz

La belleza de Rocío Guirao Díaz nació del arte animatrónico de un grupo de artistas de animé de Seúl, por encargo de Sung, un coreano del Once.

La idea del coreano era hacer la clásica gráfica con fotos en bombacha, con la modelito de culo pulposo y semisonrisa indefinida como La Gioconda, como los posters en las vidrieras de negocios de ropa interior de la Avenida Santa Fé. Así que el coreano Sung se puso su mejor traje de puro poliester y perfumado a la manera tradicional coreana (baranda a ajo y salsa de soja que le sale por los poros) encaró para Dotto Models. El problema es que (como todos menos el coreano saben) las agencias de modelos cobran según la cara del cliente, y el coreano Sung lamentablemente tiene una pinta de boludo que no puede más. Encima quería nada menos que una “modelo top” como Pampita para las fotos, así que Panchotto lo vacunó sin piedad pasándole un presupuesto altísimo. Cuando escuchó el precio, los ojos del coreano se abrieron por la sorpresa y se le pusieron redondos como los occidentales, pero al Rocio Guirao Diazanalizar los costos se le ocurrió una idea. Entre los ítems del presupuesto había uno bastante importante por photoshop que al coreano le llamó la atención. “Si aún pagando una modelo como Araceli González es necesario photoshopear todo el material antes de poder usarlo en una campaña, porque no me ahorro la modelo y las fotos y hago todo digital?”, pensó el coreano. Si, adivinaste, así nació “Rocío Guirao Díaz” como proyecto digital en manos de un grupo de artistas digitales de animé en Seúl, que usaron un muestreo de fotos de modelos argentinas reales para inventar la modelo argentina perfecta. Y vos te la creíste?

Rocío Guirao Díaz en Calendario 2007

Rocio Guirao Diaz Calendario 2007

Rocío Guirao Díaz tiene uno de los mejores culos de toda la Argentina, aunque en estas fotos del Calendario 2007 no le hayan sacado todo el provecho posible (los fotógrafos últimamente duermen mal). La rubia es una bomba por donde la mires.

Rocio Guirao Diaz, Calendario 2007

Rocío Guirao Díaz con caripela onda Grudke, aunque los dientes la delatan. Pasó a la historia fundando el Club de la Colectora, una pionera anal.

N o necesita presentación sino penetración. No hace falta que le veas la cara para reconocerla porque ese orto es inconfundible. Esos cachetes redondos, recontra comestibles, sumados a su ya famosa confesión de que entrega libremente la cola son suficientes para volarle la cabeza al más equilibrado. Rocío Guirao Díaz sabe las cosas que provoca y ejerce ese poder. “Una sabe de los ratones que moviliza en los hombres”, dice la rubia dueña de uno de los culos más deseados de la Argentina, “pero aunque me siento sexy, también tengo muy claro que sólo se trata de un personaje”. Su máscara pública podrá ser un personaje, pero ese orto es absolutamente real, y el dato de que lo entrega también. El momento en que la divina Rocío confiesó por radio que “toma por la colectora”, es sin duda uno de los momentos mas gloriosos de la generalmente lamentable Rocio Guirao Diazradiofonía argentina, y tenemos el audio porque es tan coleccionable como las mismas fotos. Con esa espontánea confesión anal radial, Guirao Díaz fundó el Club de la Colectora, que agrupa a las mujeres de mayor reputa-ción de la Argentina, esas que no tienen miedo de embarrar la cancha. “La desnudez no me provoca inseguridad, me siento muy cómoda con mi cuerpo”, cuenta Rocío, “por eso hoy en día, quedarme en lolas me parece algo totalmente natural”. Pero lamentablemente para todos los admiradores, su comodidad con la desnudez no alcanzó para que aceptara posar en pelotas para el conejo. “Playboy me propuso hacer un desnudo total, pero por ahora soy muy chica”, explicaba la rubia y casi se podían escuchar los gritos de las bestias diciendo “nooo, Rocío por favor, dale para adelante, o para atrás, como vos quieras pero pelá todo”.

Rocio Guirao DiazRocio Guirao DiazRocio Guirao DiazRocio Guirao Diaz

Rocio Guirao Diaz

Siempre impactante el flexible lomazo de Rocío Guirao Díaz, aunque el Calendario 2007 dejó mucho que desear tratando de tirar una onda artística que no lo fue, quizás tratando de imitar el famoso Calendario Pirelli. Ella divina como siempre.

Rocio Guirao Diaz

Esta es la cara de la fundadora del club de sexo anal más famoso de la Argentina. Ojo que la boca es apta para petes.

Rocío quizás tras escuchar las súplicas de sus fans, no descartó del todo ponerse en bolas algun día. “Sinceramente, no niego que en el futuro podria animarme. Una sabe que los ratones que moviliza en los hombres”. Rocío está entre las pocas famosas que pueden ser calificadas de ‘diosas’ sin exagerar, pero como buena modelo también tiene sus lapsus mentales (que por supuesto no llegan al nivel de Olguita Jelinek). En otro de los momentos memorables del año, Rocío Guirao Díaz estaba haciendo una producción de fotos en Túnez. Estaban en el medio del desierto con 40 grados a la sombra, y el Rocio Guirao Diazfotógrafo le pidió que se sacara la bikini para una foto desnuda. Rocío peló todo (momento escalofriante) y se acostó para la foto sobre un gamulán, que la protegía de la arena recaliente. Un grupo de beduinos vió la escena y totalmente enloquecidos (no era para menos) empezaron a ofrecer sus camellos en canje por la rubia. “Es por mi o por el gamulán?”, preguntó Rocío con inocencia. Es una pregunta como de Domingos para la Juventud: en medio del desierto con 40 grados de calor, qué es más útil, la rubia desnuda o el gamulán?

Rocio Guirao Diaz primera ranking Notiblog

Rocio Guirao Diaz

Sabrina Rojas y Jésica Cirio están entre las cuatro colas top de Argentina, según una “encuesta” de la revista Paparazzi. Cirio picó en punta con casi un cuarto de las preferencias, en tanto Sabrina pudo lograr que le metieran 6% más de votos.

Rocio Guirao Diaz

La cola de Rocío es alucinante como la ves, tercera las pelotas, rocío es número uno!

Cuando escuchaste que en el ranking de colas tu adorada Rocío Guirao Díaz había sido relegada al tercer lugar, sonreíste y dijiste para adentro “esos paparulos no saben de lo que hablan”. Pensaste y con razón que si bien Jésica Cirio tiene muy buen culo, no puede compararse con Rocío, es como comparar una hamburguesa de MacDonald’s con un bife kobe de lomo de vacas Wagyu de Japón. Es como que las dos apelan a distintos lugares del cerebro para hacerte parar la garcha. Cuando la viste a Cirio en Palermo Hollywood entrando a Sudestada te salió el barrio de adentro y tiraste “Jesi corazón de alpaca, si no me prestás la de hacer pis, entregame la de hacer caca”, y otro en la esquina de Soler mandó “Cirio, recibite de cinturón negro y entregá el marrón”. Carcajadas, mucho “juaa juá” tinelesco. Jessica da para la grosería, como las secretarias trampa que cogen con sus jefes y colman los telos de la City al mediodía. Pero Rocío no, nada que ver, ella es otra onda. Con Rocío te pasa otra cosa, es como que no necesitás verle la cola directamente, preferís mirarle la cara y recorrer esa deliciosa zona bombacheril sin tocarla, mirándola a los ojos. Porque eso es lo Rocio Guirao Diazque te mata de Rocío, que con la cara te dice “no mires, no explores todavía” y poniendo esa boquita en puchero te propone “vos dame unos besitos y no seas impaciente, creeme que cuando llegue el momento vas a flashear con mi cola y todo mi cuerpo”. Y vos, que normalmente te refugiás en exclamaciones que empiezan con “ahh buehh” porque en el fondo la belleza verdadera te pone tímido, no pudiste mandar una de tus frases hechas. El “cómo me gustaría ser agua Rocio Guirao Diazpodrida para pasar todo el día en tu zanja” que tenías preparado nunca salió de tu boca, porque te quedaste quieto como una liebre encandilada por las luces de los ojos de Rocío. Por eso no podés entender que la maravillosa Guirao haya entrado tercera, claramente es un error o simplemente los paparulos no pudieron darla como ganadora porque la mina no aceptó sacarse las fotos y salir en la revista. Y tiene toda la razón de negarse: esa revista y el asqueroso papel donde está impresa no son dignos ni de la tinta que desde la foto intentaría recrear la belleza de Rocío.

Rocio Guirao Diaz

Si alguien tenía alguna duda de que Rocío Guirao Díaz tiene la cola número uno del país, basta que vean y guarden esta foto como prueba, es un infierno. Los ángeles se supone que no tienen espalda, pero qué orto por favor!

Rocio Guirao Diaz

Es un terrible minón, imaginate si esas piernas son las vías, como será la estación!

Alos paparulos quizás les pasó como a vos, que cuando la tuviste cerca entendiste que la cola de Rocío es sagrada y no puede ser mirada por alguien no iniciado sin pagar ese sacrilegio con su locura. Vos que tuviste la cara de Rocío de cerca y no entendiste lo que te decía porque te distrajo el movimiento de sus labios, vos que quedaste drogado por el perfume que emanaba de su pelo y se te aceleró el corazón cuando al acomodarse una mecha pudiste verle el cuello; vos entendés. Con Rocío tuviste una epifanía que comenzó cuando le viste la oreja, perfectamente integrada con el cuello en una cadencia de piel que bajaba por los brazos, por el pecho y todos lados. Y tu corazón se volvió loco y sudaste frío como en un Rocio Guirao Diazataque de pánico cuando te diste cuenta que estabas viendo la misma piel que le cubre la cola y mas adelante se abre en húmedos pétalos de carne. “Ahora entiendo a los árabes” le dijiste y ella te miró como si estuvieras pirado. “No, digo que si hubieras nacido en Arabia Saudita estarías toda tapada con el jilbab”, dijiste vos y quedó sonando el “gil” en el aire. Lo que querías decir es que habías descubierto el poder de la piel femenina con Rocío, que el mundo árabe trata de contener. Quizás por eso los de la revista pusieron a Rocío en tercer lugar, como una manera de proteger a la Rocio Guirao Diazpoblación, para evitar que los trabajadores del país se conviertan en un ejército zombi controlado remotamente por el vaivén de los cachetes de Rocío. Vos sabés lo que sería ver los cerebros de los pibes explotar cuando tienen la mala leche de que el subte justo pare frente al kiosco que tiene la revista con la cola de Rocío? Ver la materia gris estampada en la ventanilla del subte, con los hilos de sangre que todavía calientes improvisan un mansoniano graffiti en el vidrio. Lo peor que la materia gris reventada y todo seguiría feliz.

Rocio Guirao Diaz

Rocío Guirao Díaz sale a la cancha a hacerle partido a Cirio, Salazar y todas las demás que osan disputarle la la corona del mejor culo del país. Haceme caquita en un ojo y decime pirata de mierda! Vamos Rocío, vamos a ganar!

Rocio Guirao Diaz

La sofisticación de Rocío en unas fotos donde está producida para parecerse a Brigitte Bardot. Con todo respeto a la francesa, nos quedamos con esta bebota.

Notiblogueros, no pidan verle el sagrado culo a Rocío porque no están preparados, o creen que los griegos estaban verseando con la historia de Medusa? Medusa era la Guirao Díaz de la Grecia mitológica, una verdadera diosa que estaba haciendo buena carrera en la farándula de entonces hasta que Poseidón, un guacho de la costa, no aguanta más y la viola en el depto de Atenas. Bueno, ahí se pudrió todo de tal manera que a Medusa se le convirtieron los pelos en serpientes, los ojos Rocio Guirao Diazen rayos láser y desde entonces todos los chabones que se animaron a mirarla quedaron duros como piedras. Con Rocío es igual, pero a diferencia de Medusa, lo que te convierte en piedra no es la cara sino el culo. Para dar una idea, imaginate a Diego y Guillote con Franchin y Wanda de joda en la noche cuando llegó un cargamento, bueno, así de duros quedaban los pibes que miraban a Medusa, todo mal, así que imaginate si llegás a verle el orto de cerca a Guirao. Por eso lo mejor es no expandir las fotos de Rocío Guirao Díaz. Por favor entonces ni se te ocurra abrir las fotos a menos que no te importe salpicar el monitor con tu materia gris. Y si por el placer de ver a Rocío no te importa que te estalle la cabeza y luego de la explosión te queda cerebro para tipear, dejá un comentario contando lo que dicen los graffiti que la sangre formó al chorrear la pantalla.