Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Ayelén Paleo desnuda en Playboy

Ayelen Paleo desnuda en Playboy

Ayelén Paleo se desnuda para Playboy y pela tetas y empanada a su estilo: directo y sin vueltas. “En la cama soy tremenda, soy bailarina desde los cinco años y ese entrenamiento ayuda” dice mientras amaga con colarse un dedo en la concha, “para el pete no espero a que me lo pidan, voy yo de una con todo. Soy imparable, una guerrera todo terreno.”

concha de ayelen paleo en playboy

“Siempre la tengo toda depiladita, sin ningún pelito” dice Ayelén a punto de bajarse una mano en la empanada, “pero últimamente no tengo ni tiempo de masturbarme.”

Puede que a esta altura Ayelén Paleo sea más reconocible de espaldas que de frente, porque la cara se la hicieron hace poco y la cola hace muchísimo. “Me hice unos retoques porque la última vez no había quedado conforme” dice la tanguera de su última cirugía, “me corregí la nariz, cambié los pómulos, o sea en total la cara me la hice tres veces.” Y el orto muchas más, porque como la demanda por entrarle por retaguardia es alta, la tarifa también sube. “También hago anal, pero no es con todos” dice como para dejar afuera a todos los interesados de billetera finita, “no es algo que haga todos los días, sale una vez cada tanto.” Pero no es que la puerta de atrás esté cerrada, sino que los pibes no golpean para que les abra. “En el arranque prefiero que tetas de ayelen paleo playboyprimero empiecen tocándome la cola, tengo más sensibilidad ahí, me enciendo más rápido” recomienda a todos los interesados en comerse ese pavito, “además me gusta que me elogien la cola, porque las lolas me las piropean todos, así que juéguenle una ficha a la cola.” Es una trampa, claro. Porque una vez que estás en la zona te vas a encontrar con esa jugosa empanada de carne que hoy Paleo desnuda en Playboy. “En el teatro estamos todos siempre en bolas” dice como si las fotos desnuda necesitaran una explicación, “y no es como dijeron por ahí que soy una sucia con olor a concha, vengan a oler! Me la depilo toda, no tengo ni un pelito.” Es como el taxista, mantener el taxi limpio es parte de su laburo, tiene que mantener su instrumento de trabajo en buenas condiciones. ayelen paleo playboy argentinaPor eso Aye también se hizo depilación definitiva en la cola (para allanar el “camino a la gloria” según dice) y se rellenó los labios, cosa que el flaco de polera los sienta más mullidos. “Para el pete soy imparable, ahí no espero que me lo pidas, me mando de una” lanza a modo de advertencia a los tímidos de bragueta, “siempre trato de metérmelo entero en la boca, si la tenés muy grande no puedo, pero normalmente no tengo problema. Le pongo ganas, soy muy buena peteando.” Es que la práctica hace la perfección, y Aye no ayelen paleo en bolas playboyempezó ayer. “Si hasta dijeron que fui una niña prodigio porque me comí a Silvio Soldán cuando tenía nueve, exageran pero es verdad que me gustan los hombres grandes, tengo fantasías con tipos maduros y poderosos” explica la flamante chica Playboy, “soy una yegua pero tranquila, no soy la sexópata que algunos creen al ver mi cuerpo, no es que voy a coger donde me agarran ganas y le doy en el medio de una plaza, aunque también depende de la situación.” De la situación económica que tenga el interesado, claro. “No es que no quiera ser botinera, no se me dió la oportunidad de salir con jugadores” aclara Aye cuando le preguntan porqué sale con uno de 70 años (dueño de varios bingos) en vez de atacar el mercado futbolístico, “salgo con tipos maduros cuando son poderosos pero humildes y no es por la plata, aunque obvio que si tienen mucha, mejor.”

ayelen paleo desnuda en playboy argentinaaye paleo en bolas playboy

ayelen paleo desnuda concha playboy

“En la cama soy tremenda” dice Ayelén Paleo con un petero dedo en la boca y otro a punto de acariciar la milanga, “pero no soy tan salvaje como algunos creen. Los moretones que me ven en la cola a veces no son por sexo sino por los trucos que hago bailando. Hago mucha plata con turistas que vienen a que les enseñe a bailar tango.” Y otros quieren que enseñe no tango, sino las tetas. “Siempre tuve muchas tetas pero también me agregué porque quería que tuvieran mejor forma” explica la sospechosa bailarina, “me quedaron más armadas, pero me parece que me puse mucho, se me fué la mano.” Y al manotear los patys, que no se te vaya la mano a vos tampoco. “No me gusta que me las tetas a lo bestia” recomienda Aye, “es mejor que arranques despacito, eso me seduce más.”

ayelen paleo en bolasayelen paleo en tetas

ayelen paleo en la cama desnudaaye paleo en bolas cama

ayelen paleo sin ropaayelen paleo playboy

Camila Ostende pela en Playboy Internacional

Camila Ostende

Cola Camila Ostende desnuda en PlayboyCamila Ostende es una modelo con muy buen lomo y todavía mejor actitud, pero tiene un problema: cansada de que en el país la discriminen por estar “floja de delantera”, no le quedó otra que irse afuera, donde enseguida le dieron una gran acogida. “Camila is a true work of art” dijo Playboy Internacional, “guys wax poetic about her long, curly blonde hair and gorgeous natural body.” Nadie es profeta en su tierra, pero la nena predica con el ejemplo y enseñó a todas cómo hay que pelar. Y aún si sos un empedernido catador de siliconas y te da lo mismo que tenga todo natural, el tremendo papo que peló merece todo tu apoyo.

Concha Camila Ostende

“Mi música favorita es la electrónica” dice como si con esa almeja a la vista alguien pudiera escuchar, “me gusta divertirme, salir a bailar y tomar fernet con amigas.”

P uede que no tenga una delantera ganadora, pero chequeate la PapoCam mortal de la izquierda, a ver si encontrás alguna tetona (por ejemplo Ayelén Paleo en la pr’óxima Playboy) que la muestre con tanto candor. Y guarda que una vez le tomás el gustito a la chatura, también te la va parar de pecho y te va a venir bien, porque tanto plástico no es bueno para nadie. Así que relajate y comprale un trago, que a Camila le gustan los pibes que encaran despacio y con clase. “Me gusta que sean caballeros, los que vienen de cancheros no me van” le dijo la morocha a Playboy, “me fijo mucho en cómo me encaran y lo primero que miro es la sonrisa.” Y quizás Camila se colgó esa especie de felpudo en la tanga como Camila Ostendepara marcar el contraste con esa almeja exquisitamente depilada. “Las partes que más me gustan de mi cuerpo son mis ojos, piernas y cadera” dice en un vano intento para distraer tu atención de esa zona que tenés cada vez más ganas de visitar. Porque a esta altura es como una propuesta de turismo sexual: olvidate de los bosques de Pinamar, la movida está en el Sur de Ostende así, todo deforestado. “Me encanta salir de noche” dice a modo de invitación, “ir a los boliches con amigas a tomar fernet y bailar música electrónica.” Y una vez que el alcohol hace efecto, es hora del show privado. “Una de las cosas que más me calienta son los besos en el cuello” dice de espaldas mientras se baja la tanga para revelar papo y también asterisco, “me encanta empezar por ahí.”

Camila Ostende desnuda en Playboy InternacionalCamila Ostende en bolas Playboy Internacional

Camila Ostende en cuatro

La mayoría de las modelos argentas no pasan de ahí: la clásica foto gateando arriba de la cama con carita de “vení, haceme de todo” pero siempre con tanguita y corpiño, sin pelar nada. Camila Ostende es diferente: arranca en cuatro con un ratonero cameltoe y enseguida repite la pose pero ya sin nada. Y ya después sigue mostrando esa exquisita empanada de frente y sin chotoshop, como si fueran ilustraciones para el manual de cómo pelar. A ver futuras chicas de tapa del conejo argento si toman nota!

Camila Ostende desnuda en cuatro

Camila Ostende, pendeja argentina en bolasCamila Ostende desnuda Playboy Internacional

Camila Ostende en bolas PlayboyCamila Ostende desnuda Playboy Internacional

Camila Ostende abierta de gambasCamila Ostende desnuda

Bajate el video de Camila Ostende
También disponible en 3gp para celular

Paula Castillo desnuda en Playboy

Paula Castillo desnuda en Playboy

Paula Castillo se desnuda para Playboy y como si la boca abierta y las tetas al aire no alcanzaran para que captes la propuesta, te espera con un cartel invitándote un 69 ahí mismo, en el medio del campo. “Tuve sexo en muchos lugares raros, tantos que sería más fácil decir dónde no tuve, me aburre mucho la rutina y me gusta correr el riesgo de que alguien me pueda descubrir” explica la playmate argenta, “en la cama me gusta el sexo salvaje, voy siempre al frente.” Y cuando la morocha quiere relleno para esa empanada, es bien democrática. “Conmigo todos los chicos tienen chance porque no tengo un tipo de hombre” explica Paulita, “los tímidos me encantan, quedo como la pervertida en la relación, que me digan ‘ay no, acá no!’ y yo insisto vení para acá, sacate todo!”

Concha de Paula Castillo desnuda en Playboy

“Si quiero alguien para la joda voy de frente” dice Paula Castillo, “en la cama me gusta que el sexo sea bien salvaje, bien violento.”

L a cara lo anticipa y el desnudo lo confirma: Paula Castillo es una viciosa que respalda con fotos la trolez que adelantan sus palabras. “Soy una perra las 24 horas del día, te aseguro que no es acting” asegura la morocha mientras te muestra un cartel donde anuncia su disponibilidad para hacer del 69 una verdadera fiesta. “Estoy dispuesta a dar examen oral en cualquier momento, acordate que soy hincha de Estudiantes” asegura la Playmate, “me encanta dar besos ahí, siempre me dicen que en eso soy la mejor y es porque me encanta hacerlo.” Y también le encanta mostrar todo y lo que es mejor, le Paula Castillo desnuda en Playboypone el pecho (y la empanada!) a los comentarios que provocan sus fotos. “No me puedo quejar de lo que dicen, cuando dicen ‘te rompo el culo’ me río porque soy consciente de lo que provoco” explica la morocha, “no puedo estar molesta porque soy yo la que elige hacer fotos hot y sé lo que me pueden llegar a poner.” Y le podés llegar a poner un buen pijazo, no sólo porque ese culo lo merece, sino porque es lo que ella misma espera. “En el sexo soy una leona y el sexo me gusta bien salvaje, que sea bien violento” confiesa la morocha, “y me gustan los que vienen con fantasías porque todo lo mismo aburre, no me gusta la rutina para nada. Lo mejor es cambiar, ponerme trajes distintos y hacerlo en diferentes lugares, me encantan los trajecitos, los bailecitos.” Y si paula castillo abre cantos en playboy argentinano tenés una fantasía no hay problema, Paulita te tira una. “Me gustaría vestirte de cura y yo de monja, estaría bueno” dice en tono vicioso, “me gustaría que el cura me dé un chas chas en la cola porque me porté mal, me haga cosas de depravado y yo como resistiendo diga “no se puede, no se puede!” Pero Castillo se queja que en la vida real son pocos los que le dan la bomba que merece. “Me parece que los hombres me tienen miedo, los que dicen que se paula solange castillo en tetasla bancan son los que menos aguantan” denuncia reclamando que la atiendan, “en la cama termino dominando siempre yo, pero algún día me tienen que dominar a mí.” También puede ser que la hayan dominado y no lo recuerde, porque a Paulita le encanta el escabio. “Me gusta mucho el alcohol y a veces me olvido dónde estuve” reconoce sin sonrojarse, “me gusta mucho el whisky, una medida se me se acaba rápido, jugueteo con el hielo y va directo al fondo, me encanta tomármelo todo.” Y no sólo le apasiona chupar whisky. “Para el oral soy un 10, en eso soy como Maradona con una pelota de fútbol, la mejor” dice promocionando petes, “siempre me dicen que les gustan mis besos, me encanta chupar, meto mucha lengua.”

paula castillo papo en playboy argentinapaula castillo, cola en playboy

paula castillo en tetas playboy

Si vas con el auto y ves a Paula Castillo parada con un cartel al costado de la ruta no te equivoques: la morocha no está haciendo dedo sino buscando alguien que le meta un par de dedos. “La clave para el buen sexo es que haya buena comunicación” dice como justificando el cartel con la invitación partuzera, “si mi chico me pide que esté con una chica para calentarse lo haría de gauchita, pero en realidad no me gustan las mujeres, me gustan los hombres bien machos.” Pero si hay un billete de por medio Paulita no tiene problemas en filmarse con chicas. “En Playboy TV he tenido que besar y chuparle las tetas a chicas pero no soy bisexual” reconoce la morocha, “igual no pude sentir nada porque hay mucha gente alrededor.” Por eso Castillo disfruta más las producciones privadas. “Con mi ex nos filmábamos siempre y después lo mirábamos para calentarnos” confiesa la morocha, “después lo guardo bajo mil llaves, ajaj.”

paula castillocola de paula solange castillo en bolas playboy argentina

tetas de paula castillo playboypaula solange castillo en bolas playboy

Bajate el video hot de Paula Castillo
También disponible en 3gp para celular