Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Mariana Diarco, un re gato muy salvaje

Mariana Diarco, un re gato salvaje

Tetona Mariana DiarcoMariana Diarco vuelve con una tanguita negra que decora sus clásicos cachetes y subiendo la apuesta frente a la amenaza de su ex de filtrar fotos privadas, la rubia no demora en pelar tetas. “Volví porque me gusta calentar” dice triunfante, “hice esta producción para mantener prendido el fuego del verano.” La petisa viene de calentar con una obra teatral que es una verdadera confesión. “Soy uno de los regatos salvajes” dice de su trabajo en escena, “la idea es transmitirle buena onda a la gente.” La propuesta es ardiente, porque la nena es experta en petardos y otras pirotecnias sexuales. “En la cama soy intensa” confiesa con esa boquita petera, “cuando tengo piel con alguien explotan los fuegos artificiales.”

Tetas de Mariana Diarco

“En la cama necesito sentir que el hombre domina a la hembra” dice Diarco, “es un instinto animal, si sos inseguro no tenés chance.”

Ya no hace falta especular a qué se dedica: finalmente Mariana Diarco se sincera y lo proclama frente a todos arriba de un escenario. “Soy uno de los regatos salvajes” dice de la obra de teatro que hace en teatro junto a otros felinos, “no es fácil pero fuimos aprendiendo a llevarnos entre todas para poder tansmitirle buena onda a la gente.” Y fuera del juego de palabras que propone arriba del escenario, Marianita tiene mucho de gata. “Soy una mina muy independiente” asegura la petisa, “y a veces te juega en contra en las relaciones.” Y si no pregúntenle al Pocho Lavezzi, que pensó que la podía llamar cuando quisiera para que vaya a hacerle un pete en Europa. “Con el Pocho estuve un tiempo, pero después cuando me puse de novia él siguió insistiendo con que quería que viajara a verlo” explica la rubia, “pero yo ya le había aclarado que mi situación había cambiado.” Y por las dudas Mariana Diarco en tetasEl Dipy también salió con los tapones de punta contra el delantero argentino. “Me cansaste pito duro” escribió el cumbiero sin aclarar cómo era que sabía que el Pocho la tenía dura, “llamás a mi mujer a cada rato cuando te dijo que no jodas más. Pensaste que yo no sabía nada?” Pero ahora todo esto es agua o más bien, pijazos bajo el puente, porque Marianita volvió a su primer amor, o sea, ratonear. “Amo calentar” reconoce la mini vedette, “amo hacer fotos hot, sacan una parte animal de mí que no tengo todos los días y que muy pocas cosas me producen. Es un momento único para mí, me pone re loca.” Y si se motiva así para unas fotos, imaginate cómo se pone cuando se saca la ropita para vos. “En la cama soy muy intensa” asegura mientras vos seguís distraído pensando en la turca que te Cola de Mariana Diarcoharías en esos flotadores, “cuando tengo piel con alguien explotan los fuegos artificiales.” Es que con esa cola, esas tetas y sobre todo la putez que demuestra esa boquita, Diarco sabe de pirotecnia: te enciende con un petardo y no para hasta que la japi le explote en la cara. “Para disfrutar conmigo además de atraerme físicamente tenés que tener mucha personalidad” aclara por si pensabas que sólo tenías que tener mucha guita, “para mí la clave es tener ese instinto animal, mariana diarco tetas hotnecesito sentir que el macho domina a la hembra, o sea que si sos inseguro no tenés chance.” O sea entrale con todo, de dorapa, de costado o como pinte, que la única ‘duda’ que admite Diarco es la que va entre los cantos. “El encuentro puede ser romántico o salvaje según como se haya encarado de entrada” explica la petisa, “pero tiene que ser a mi gusto, que en mi experiencia es siempre salvaje!” Y si el tiroteo es largo, tampoco tengas miedo en pedir refuerzos. “Lo de sumar personas a la cama lo experimento desde hace años” dice al confesar su propensión fiestera, “pero no es algo para hacer en pareja sino con otra gente porque si hay sentimientos de por medio no puedo hacerlo.” Entrega total sin sentimientos de por medio, la marca de un auténtico gato salvaje.

Mariana Diarco se abre de gambasMariana Diarco, colita mortal

Mariana Diarco topless con la colita mojada

Cola de Mariana Diarco sin photoshopEs lo que siempre soñaste: Mariana Diarco esperándote en la pileta con la cola mojadita y lista para que le entres a fondo, con una cara de placer anticipado que te pide que te zambullas de una… y de repente viene un trolo envidioso y te dice “No sé cómo podés entrarle a esa cola si está toda poceada, la mía está mucho mejor, no tengo nada que envidiarle a una mina” y para terminar de bajarte la pija te da la foto del culo que ves a la derecha. “Las fotos las sacó en el camarín Emiliano Boscatto, el ex Gran Hermano” acusó Marianita, y El Dipy salió a defenderla. “Cuánto puto resentido hay en este medio!” dijo el cumbiero, “todas las mujeres tienen celulitis pero esa foto no es real, es un efecto de la luz. La foto de como es en realidad es la que publicó Mariana (con bombacha beige). El muchacho hace esto porque le gustaría ser mujer y quiere promoción.” Igual, la cola no la querés para mirarla sino para disfrutarla, y Marianita entrega. “Al principio me dolió un poco” dijo la petisa de su primer anal, “pero después no tuve más ningún problema.”

Mariana Diarco, regato de alto vueloMariana Diarco, orto de alto vuelo

Mariana Diarco, gato salvajeMariana Diarco, gato hot

Bajate el video de Mariana Diarco
También disponible en 3gp para celular

Mariana Diarco transparenta tremendo tajo

Mariana Diarco, transparenta concha

Cola de Mariana DiarcoMariana Diarco juega con el contraste entre el pelo de la piel de zorro y su zorra perfectamente depilada: fijate la carnosidad del papo que saluda detrás de la tanga esperando conocer algún visitante nuevo. “Me fascina el hombre creativo y más si quiere invitarme a salir” revela la petisa, “no hay una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión.” Siguiendo su propio consejo, Marianita impresiona con portentosas tetas y devastador ojete. “Estoy conforme con todo mi cuerpo por igual”, dice con modestia desmentida por la putez de su pose, “pero los hombres lo que más me elogian son mis curvas.” Y también elogian su actitud, porque Diarco se entrega donde pinte. “Tuve relaciones en varios lugares” dice con obviedad tan grande como su orto, “pero tengo pendiente hacerlo en un barco en medio del océano al mejor estilo Titanic.”

Tetas de Mariana Diarco

“Mis lolas tienen 600cm3 en total” dice llamando a los amigos de las turcas y el motocross por igual, “son de solución salina, muy natural al tacto.”

Si andás con frío y ganas de comerte algo rico, Marianita Diarco tiene la solución: una empanada deliciosa, apenas escondida detrás de la transparencia de una tanguita con unos labios que suplican por cabalgar arriba tuyo. “Es la posición que más me gusta” explica la nena, “porque es la que me da los mejores resultados, pero después obvio que podemos ir cambiando para ir variando.” De todas las variantes, una que la vuelve loca es en cuatro bien perra. “Me encanta cuando vienen por atrás y me muerdan el cuello” dice con esa boquita viciosa que la caracteriza, Mariana Diarco, ojete infernal“también me gusta cuando me dan chirlos en la cola y las piernas, eso me pone salvaje y lista para lo que sea, en la cama para mí vale todo.” Y a la hora de promocionarse también vale todo, como demostró con su intento de entrar a Bailando por un Sueño. “Un día me cayó la idea de hacer un topless en el obelisco para hacer campaña, me dijeron que no lo haga pero yo me mandé igual” recuerda Diarco, “hasta mandé hacer la pancarta con tinta reflectiva porque pensaba quedarme toda la noche, pero terminé presa.” Es que ver ese terrible ojete y esas tetas a plena luz del día fue demasiado. “Me puse casi en bolas entre la gente y pronto se mariana diarco gateandoconvirtió en un piquete explosivo” dice de su peculiar protesta, “fue un juego divertido, un quilombo divino, pero los autos terminaron cortando la 9 de Julio y me terminó sacando la policía.” Pero con ese ojete está para no sacársela nunca, y más que la nena en la cama la tiene muy clara. “No soy una principiante, estuve con muchos hombres y todos me enseñaron algo para ser lo que soy hoy” dice Topless Mariana Diarcocon confianza profesional, “debuté a los 12 años y no me arrepiento de haberme entregado tan chica porque para mí no hay fronteras en el sexo, puedo llegar a hacer cualquier cosa mientras esté todo bien.” Y obvio que con la cola está todo más que bien, porque esa escarapela de cuero ya está bien curtida. “Superé el dolor inicial usando buena lubricación” dice como si fuera una propaganda de vaselina, “y desde entonces no tuve ningún problema con el sexo anal, para mí no hay nada prohibido en la cama.” Pero si querés tener chance, asegurate de mirarle la cara y no sólo las tetas y el orto, porque ahí está la clave. “Con una buena mirada te digo todo” ofrece como tip de levante, “lo demás después pasa solo.”

Mariana Diarco hotMariana Diarco entrega la cola

Mariana Diarco en la cama

Concha Mariana DiarcoDesnudarme es un juego divertido, pero igual a veces me pongo nerviosa al estar en bolas entre tanta gente” comenta Marianita apoyando una teta contra la piel de zorro, “desde que me operé, mis pezones están el doble de sensibles y también un poco más grandes.” Pero por suerte el rosquete si bien también se agrandó, está menos sensible. “Con la cola superé el dolor inicial con buena lubricación” insiste la petisa, “y desde entonces nunca más tuve problema.” Y no es sólo experta en abrir la colectora al tránsito, a Diarco le entran por todos los caminos. “Los chicos creen que me muevo así solo por experiencia, pero también me ayuda haber estudiado danza árabe” dice como para no quedar tan trola, “en la cama me quedan cosas por descubrir porque no tengo tabúes ni le hago asco a nada, juego a la dominadita inocente, pero cuidado porque también saco la versión salvaje.”

mariana diarco en cuatro

mariana diarco topless callejeromariana diarco en el obelisco

tetas mariana diarcopapocam mariana diarco

Bajate el video de Mariana Diarco
También disponible en 3gp para celular

Mariana Diarco, petisa porrista pela patys

Mariana Diarco muestra la cola

A Mariana Diarco todos la tenían como vedette pero después del video donde buscaba desesperada una tuca, ahora la petisa también se asume como porrista y dice que tanto el incidente como el novio están totalmente superados. “Después de lo que pasé voy a seleccionar mucho mejor mi próxima pareja, va a tener que pasar por una prueba de fuego importante” asegura Marianita, “volví a vivir sola y estoy muy bien, entré en una etapa más egoista donde quiero crecer laboralmente y disfrutar todo lo que se me viene.” Y lo que se viene son dardos de carne en barra que buscan dar en el blanco que tiene por ojete, ese que reconoce entrega sin dramas. “La primera vez superé el dolor con buena lubricación” explica la petisa, “y después nunca más un problema, para mí en el sexo no hay tabúes.”

Tetas de Mariana Diarco

“Al operarme se agrandaron los pezones” informa Diarco, “y por suerte quedaron mucho más sensibles.” Sale una turca!

Esa pinta de pendeja atorranta ya es un clásico, ese pelar tetas de cotelé y mirar para comprobar cómo te vuela la peluca, que es lo que la motiva para hacer las fotos. “Yo amo hacer esto” dice Mariana Diarco con una sonrisita picarona, “me encanta sentir las miradas, ver lo que provoco, vivo para eso.” Y algunos casi se mueren por eso, porque la advertencia “no apto para cardíacos” es real cuando se trata de Diarco. “Me gustan los jovatos porque te guían bien, aprendés un montón, pero más de una vez me pasó mariana diarco, nena porristade temer que les agarre un infarto” dice recordando experiencias que casi logran que el título de bebota asesina deje de ser una metáfora, “sentía que las pulsaciones aumentaban mal, el corazón ya se le salía y no podía respirar… me asusté y le dije que pare, pero me dijo que no y siguió dándole, yo pensaba que se moría.” Y sería una buena manera de despedirse, pero Marianita es golosa y no quiere que el flaco de polera se le muera tan rápido. “Me gusta enloquecer al hombre dando placer hasta el último momento pero tengo que ir regulando porque no me gusta quedarme con las ganas” explica la petisa petera, “me encanta dar sexo oral sin que me lo pidan, pero a veces tengo que frenar un poco para que dure más y yo pueda mariana diarco, petisa peteraquedar contenta. Con los pendejos a veces tengo que tomar el control y obligarlos a que sigan hasta que quede satisfecha porque quieren todo al toque y no se dan cuenta cuando algo no te gusta.” Pero dejar conforme a Marianita no es difícil, basta conocer sus puntos débiles. “Me gusta mucho que empiecen mordiéndome el cuello, esa zona es muy sensible igual que los pezones, que quedaron el doble de sensibles desde que me agregué lolas” revela la petisa, “después unos chirlos en la cola y listo, entrego lo que quieras porque para mí en la cama no hay nada prohibido. Y la cola con buena lubricación no hay problema, mientras los dos estemos cómodos para mí en el sexo no hay fronteras ni tabúes, en la cama vale todo.”

Mariana DiarcoMariana Diarco en tetasMariana Diarco

Mariana Diarco, porrista

“Estuve con muchos hombres” confiesa Mariana para sorpresa de nadie, “pero no me arrepiento porque de todos aprendí mucho y me llevaron a ser la mujer que soy hoy.” O sea, re trola. “Debuté sexualmente a los 12 años y no me arrepiento” dice desafiante, “vivía en Estados Unidos que tiene una cultura más abierta y aprendí a experimentar y no hacerle asco a nada, en la cama no tengo límites.” Y con esa filosofía volteó pajaritos y salmones (a los 16 ya se comía a Calamaro) pero asegura que todavía no hizo partuza. “Me falta probar la fiesta en grupo o con otras chicas” dice la pendeja porrista, “pero no tendría problemas, porque de nada digo ‘qué asco’, mientras me sienta cómoda estoy abierta a todo.” Como una fiesta con Pamela Pombo, que a juzgar por las fotos de abajo celebraron con torta.

mariana diarco, hermosa colita mariana diarco con pamela pombomariana diarco come la cola de pamela pombomariana diarco y pam pombo mariana diarco saca culomariana diarco

Bajate el video de Mariana Diarco
También disponible en 3gp para celular