Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

María Luján Telpuk desnuda en Playboy

Maria del Lujan Telpuk

El país quedó fascinado con la historia de María del Luján Telpuk, la agente de la policía aeronáutica que fué la heroína del sonado caso de la valija al descubrir 800 lucas verdes. No es para sorprenderse — Telpuk muestra en las fotos desnuda para Playboy que tiene verdadera vocación de inspectora de bultos. La morocha está para contrabandearle un pijazo por la puerta de atrás. Cuánto es el arancel?

Maria del Lujan Telpuk

No sería raro que los dólares faltantes estuvieran guardados en el orto de Luján Telpuk. En ese baúl hay espacio de sobra.

Cuando la agente de la Policía aeronáutica Argentina María de Luján Telpuk vió que el gordito encaraba solito para el puesto de ella con una valija en la mano, se le aceleró un poco el corazón. Hacía rato que la mujer policía esperaba una oportunidad como ésta, la de poder manejar la situación sola con un hombre desconocido y sin ningún supervisor a la vista. Por eso ni bien lo tuvo enfrente respiró hondo para juntar coraje y le lanzó la pregunta. “Qué traés ahí gordito?”, preguntó Telpuk señalándole el bulto al gordo. “No nada, libros y unos papelitos”, contestó Antonini Wilson nervioso. “No pelotudo, qué llevás entre las piernas, cuanto calzás?” le dijo María del Luján con la voz ya cascada por el deseo. El gordo era un desastre, pero sabía por experiencia que no era posible saber el tamaño Maria del Lujan Telpukde la pija por el aspecto exterior. “Quiero ver qué es ese bulto que traés papi, lo veo como muy grande”, dijo Luján mirando directo a la bragueta del gordo. “Traigo unos papeles…” alcanzó a balbucear Wilson preocupado por las ochocientas lucas verdes que tenía en el maletín. “Te ponés papeles en los calzones para aparentar un bulto más grande? Mostrame porque no te creo”, le ordenó Telpuk mientras le acercaba el escote para ver si el gordo le marcaba las tetas. “En serio, puse unos papeles, no es nada importante”, insistió el dogor que ya chivaba como Meteoro. “No seas modesto, que se la ve bastante grande” dijo Telpuk y al sentir que ya tenía pegoteada la bombacha agregó zarpada “si vos no maria del lujan telpukme la querés mostrar, voy a tener que abrir el cierre yo misma”. Wilson acababa de echarse un garco en el aeropuerto pero al abrir la valija pensó que se iba a garcar de nuevo. “Acá tenés… son unos 17 mil dólares”, dijo el gordo mientras apretaba el upite para no cagarse en las patas, más arrepentido de haberse comido todo en el avión que de traer dólares de contrabando. “No gordito no te confundas, el pete yo te lo hago gratis”, dijo Telpuk al ver la valija llena de dólares que le mostraba el gordo. “No te olvides que me pagan para inspeccionar bultos”, dijo mientras le bajaba el cierre del lompa al gordo.

Maria del Lujan Telpuk

María del Luján Telpuk tiene una actitud frente a la vida tan abierta como sus piernas. Fue maestra jardinera, mujer policía, y ahora es tapa de Playboy. Algo nos dice que en cualquier momento aparece un video casero de Telpuk enfiestada en el aeropuerto con un grupo de pasajeros, especialmente si cae el rating de Patinando.

Maria del Lujan Telpuk

María del Luján Telpuk tiene miedo que la gente crea que es gato cualquiera. Bajarse manos al papo no le ayuda para nada.

Ojo que la María del Luján Telpuk real no está tan lejos de la sexópata de ficción que usa el poder que le da su trabajo como agente de la Policía de Seguridad Aeroportuaria para “palpar de armas” a los pibes que le caben — la morocha confiesa que en la vida real le falta pija. “Los hombres me tienen miedo, no se me acerca nadie” dice la santafecina casi como para justificar cómo fue que una maestra jardinera de un pueblo chico terminó posando desnuda para Playboy. “Cuando los de Playboy se contactaron y me hicieron la oferta en un primer momento pensé ‘ni loca lo hago’ porque no me da el cuerpo, pero luego me animé” explica la valijera. “Porque la verdad que me gustaría trabajar en televisión, y esto ayuda, ahora puedo decir que maria del lujan telpuksoy un poquito conocida.” La cotorra de Luján también podría haber sido “un poco conocida” si no hubiera sido porque una vez más la revista del conejo volvió a pasarle la brocha digital gorda al pubis de la fotografiada. Luján tuvo buena predisposición para pelar, a pesar de que conoce sus límites. “Nunca quise ser vedette y no lo seré jamás”, dice Telpuk con modestia inusual para una chica en la tapa de Playboy. “No es tan fácil decir que porque salí en Playboy ya voy a ser vedette.” La cumplió una fantasía personal con el valijagate y reconoce que “gracias al maria del lujan telpukescándalo surgieron varias cosas nuevas en mi vida que no me las hubiese imaginado jamás”, pero ahora que todo el país la vió desnuda, a María del Luján Telpuk le preocupa otra cosa. “Tengo mucho miedo que digan que la chica de la valija pasó de la honestidad total a ser un gato”, dice con cara inocente. Y mirá Luján, tanto como gato todavía no, pero estás en bolas en una revista y vas a salir a patinar pronto…

   
123