Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Luján Telpuk, la aduanera entrega el baúl

Lujan Telpuk pone el culo

La ex policía aduanera Luján Telpuk quiere invertir los roles y que seas vos el que le abre el baúl, y no te sorprendas si al revisar encontrás algún electrónico escondido. “Una amiga mía me regaló un consolador” confiesa la morocha, “y la verdad que es buenísimo porque está siempre dispuesto y me sirve para aprender cosas nuevas.” Es que la ex policía sigue de alguna manera “al servicio de la comunidad” y estudia mucho para mejorar en su nueva profesión. “Me la paso leyendo libros de sexología, aprendo mucho y me dan ideas para no caer en la rutina” explica la santafecina, “me informo sobre nuevas posiciones, lugares, me pongo distinta ropa y me sirve para mis shows.”

Las tetas de Lujan Telpuk

“Estoy enamorada de mis lolas” dice Telpuk de sus tuneadas tetas, “antes me decían Cacho, ahora camino contenta!”

Volvió la chica de la valija y esta vez quiere que le abras bien el baúl así tipo mala onda en la aduana, porque posición obliga y Telpuk te espera en cuatro y agarrada para aguantar la embestida. “Por la colectora me duele muchísimo y encima los chicos que me tocan son muy dotados así que tuve que aprender a posicionarme” explica la ex policía para que veas cuán seriamente se tomó su nueva profesión, “pero igual hay veces que vienen con algo muy grande y me da miedo porque no quiero terminar en el hospital, pero igual descubrí que si pongo un lujan telpukalmohadón y me muevo despacio es placentero.” Y si prometés abrirle el baúl sin descoserlo, de recompensa Luján te va a cumplir la fantasía de la policía aduanera que primero te palpa de armas y después baja a inspeccionar el bulto. “Todos me elogian cómo uso la boca porque la tengo bien carnosa y es totalmente natural” dice en tono eco-petero, “en la cama me gusta jugar a ser sensual y aunque me doy cuenta en la primera mirada si puedo tener piel con alguien, no me gusta ir directo a los bifes, me gusta empezar romántico y después sí quiero que te pongas las pilas.” Y ponésela entre las tetas, que para Telpuk poder hacer una turca en un sueño cumplido. “Cuando era chica me decían Cacho porque no tenía nada, pero ahora tengo y por eso las muestro, estoy enamorada de mis lolas y me encanta que me las toquen” explica Lujan TelpukLuján, “ahora tengo lola y cola para mostrar y por eso me divierte hacer fotos desnuda, la verdad que lo disfruto porque nunca imaginé que la chica que caminaba por el campo en bombacha y alpargatas iba a llegar a hacer cosas como estas.” Cosas públicas como strip teases y shows hot, pero también partuzas privadas que revelan que la inocente chica de Hughes emputeció rápido en Buenos Aires. “Leo libros de sexología y después cumplo las fantasías, una que me gusta es estar con dos chicos en la ducha” confiesa la morocha con ganas de mojarse, “a uno le doy sexo oral mientras el otro me agarra por atrás, me encanta que me nalgueen.” Y si te entusiasmó la escena, el precio te va a encantar. “No quiero guita, lujan telpuk se abre de gambasnunca me fijé en la billetera de un pibe, soy una chica de pueblo acostumbrada a la gente sencilla” explica Luján, “y tampoco me fijo en lo físico, el típico lindo musculoso rubio y de ojos claros nunca me gustó, me gustan morochos con mucho carácter, que sean pilas y divertidos.” Y qué podría ser más divertido que pedirle que llame a una amiguita para armar una linda partuza. “Tengo ganas de estar con una chica, ya me di besos con algunas” reconoce Telpuk, “pero me freno porque tengo miedo que me guste y no volver más, aunque estoy segura que pronto se me va a dar… si Luciana Salazar me dijo que le encantaba mi cola, me encantaría tener sexo con ella.” Y que te hagan un lugarcito!

Lujan Telpuk abre los cantosLujan Telpuk en bolasLujan Telpuk topless

Lujan Telpuk desnuda en la playa

Luján Telpuk es un ejemplo de transparencia en la administración púbica: la ex policía no sólo toma sol en pelotas sino que no tiene problema que te acerques en la playa y le inspecciones el baúl. “Algunos son tímidos conmigo porque porque todavía me ven como policía, pero no hay porqué inhibirse conmigo porque como ves ya no uso uniforme” dice la morocha, “aunque me lo puedo poner para cumplir alguna fantasía, siempre me piden que los arreste, les ponga las esposas y los palpe de armas.”

Bajate el video de Luján Telpuk
También disponible en 3gp para celular

Luján Telpuk, sospechosa ex policía

Lujan Telpuk

Lujan TelpukLuján Telpuk pasó de revisar valijas en la Aduana a mostrar el baúl propio como vedette, y está feliz con el cambio. “Jugar a ser sensual está bueno, no soy tan pulposa como otras pero tengo lo mío”, dice la santafecina mientras se agacha para mostrar el orto, “fijate la cola, es toda mía y está bien firme.” Lo que no está tan firme son las preferencias sexuales de la ex agente, que quiere festejar pero no soplando la velita sino comiéndose la torta. “Siempre dije que no me iba a morir sin estar con una mujer” aseguraba Telpuk, “estaba segura que algo iba a pasar.” Y aparentemente pasó, nada menos que con una de las mujeres más deseadas de la Argentina. “Qué placer, me cumpliste el sueño de estar con vos!” le dijo a Pamela David mientras se abrazaban en Gatos Sueltos. “No se vayan chicos, cómo se lo van a perder?” le dijo Pam a los conductores, “no era que a Uds. les gusta mirar?”

Lujan Telpuk

La ex policía Telpuk deja entrar cualquier bulto por la puerta de atrás. Pero qué sospechosa!

La conducta de la morocha es tan sospechosa como sus fotos. Como policía no dejaba entrar nada en la Aduana, pero en su propio cuerpo Luján Telpuk alienta el ingreso irrestricto de carnosos bultos de países limítrofes. “Me encantaría que un negro brazuca me de por atrás mientras le hago sexo oral a otro” confiesa la santafecina en un nuevo caso de corrupción policial, “estaría muy bueno hacerlo en la ducha con dos a la vez.” Es un alevoso caso de corrupción policial, pero la ex agente no se disculpa. “Es que me siento bien posando desnuda” dice mientras te apunta con los pezones y se prepara para revisarte el bulto, Lujan Telpuk“ahora estoy libre para disfrutar del sexo, en cambio antes tenía que mantener la formalidad cuando en un piropo me pedían que los arreste.” Pero la mayor fantasía que tenía la morocha no era estar con un hombre sino con una mujer, y aparentemente pudo cumplirla. “A ver Luján, decime, cuál fue el encuentro más cercano que tuviste con una mujer?” ” le preguntó Pamela David en Animales Sueltos, y la ex policía respondió “El que acabo de tener con vos!”. Como aturdida por un gran “Chan!” resonando en su cabeza y al ver que la dejaban sola con la ex policía, Pamela David trató de continuar gritándole a Fantino y Sily “No era que a Uds. les gusta mirar? Porqué se van, miren que se lo van a perder!”. Pero los que se la perdieron fueron los pibes, que obligaron a la ex policía a hacer justicia por mano propia. lujan telpuk“Uso un consolador que me regaló una amiga para mi cumpleaños” dice sin sonrojarse, “me encanta porque siempre está dispuesto, a diferencias de los hombres, que con esto de ser conocida los hombres no me encaraban.” Cansada de esperar que un parrillero le acerque un chorizo, la morocha fue directo al postre y se comió la torta. “Como fui policía los hombres quizás tienen miedo que los amarre y les pegue con un látigo” dice la morocha al explicar porqué lujan telpukse hizo binorma, “o quizás ahora que soy conocida piensan que para estar conmigo tienen que tener mucha plata.” Pero Luján no pierde la esperanza con los pibes y está dispuesta a considerar “propuestas para pasar la noche” aún si fueran a título gratuito. “Nunca me fijé en la billetera, la guita no me importa”, asegura Luján, que asegura haber estudiado mucho para dar un buen servicio. “Leí un montón de libros sobre sexo y aprendí mucho” dice la santafecina, que confiesa todavía no se animó a entregar la cola. “Aunque no lo crean, todavía tengo sana la colectora” dice Telpuk, “me tocan todos muy dotados y tengo miedo de terminar rota en el hospital… tendría que poner un aviso pidiendo chicos con uno de tamaño normal.”

lujan telpuk

lujan telpuk

Luján Telpuk aparece feliz mientras pone la cola para la foto, pero dice que cuando tuvo que poner el orto en la vida real se le borró la sonrisa. “Me dolió muchísimo cuando lo intenté por la colectora” dice la ex policía, “por eso prefiero que sea de un tamaño chico, porque yo soy chiquita de todos lados y conmigo todos parecen re dotados.” Pero con Telpuk es como en la vida, cuando se cierra una puerta se abre otra, en este caso la boca. “A todos les gusta mi boca, porque es muy sensual y carnosa” dice la Luján, “me preguntan si está operada, pero es mía, no tengo siliconas.” Puede que esa boca no tenga siliconas, pero sí algún residuo de yogur casero. “Siempre me elogian por como uso la boca” dice con orgullo petero, “lo que pasa es que leí muchos libros sobre sexología y aprendí a hacerlo bien.” Telpuk, aprobaste el examen oral —ahora agarrá la birome de carne que te tomamos el escrito!

Bajate el video de Luján Telpuk

María Luján Telpuk, perra policía en celo

Maria Lujan Telpuk

María Luján Telpuk dice que desde que dejó la policía aeronáutica le cuesta encontrar una buena pistola. “Los hombres es como que no se me acercan, piensan que porque fui policía los voy a esposar y darles con un látigo” teoriza la santafecina, “o quizás creen que para estar conmigo tienen que ser millonarios.” La situación es difícil, pero la morocha razona que a falta de pan, buenas son las tortas. “Por ahora con mujeres tuve unos besos nada más, y casi a la fuerza” dice para justificar el incipiente lesbianismo, “Sé que no me voy a morir sin estar con una mujer, pero todavía no probé porque tengo miedo de que me guste.”

Maria Lujan Telpuk

Luján Telpuk pone la cola pero dice la tiene invicta. Guarda que quiere palparte de armas!

Tirotearse con la cana nunca es recomendable, salvo que enfrente tengas a María Luján Telpuk y dispares con la de carne — ahí atacá sin piedad y si podés masacrala, porque la ex policía hace mucho que no ve una pistola. “Es que la obra de teatro me saca el tiempo para el sexo” explica la morocha, “la verdad que se hizo complicadísimo.” Tan necesitada de un buen tiroteo está la ex agente, que ahora juega con una pistola de plástico. “Mi mejor amiga Vanesa me regaló un consolador para mi cumpleaños” dice Luján con cara de feliz Maria Lujan Telpukorgasmo, “y la verdad que es buenísimo porque está siempre dispuesto.” Y vos también, fijate esas pochas hermosas, como aerodinámicas, con una formita tan tentadora que la propia dueña desde que las compró no puede resistirse a meter mano. “Estoy enamorada de mis lolas” declara autofranelera la Telpuk, “apenas me operé me la pasaba tocándolas por debajo de la camisa.” La ex policía está contenta porque las gomas tuneadas le permiten ponerle el pecho a las balas de leche que la muchachada le dispara como jugando al paintball lácteo. “Los hombres me elogian las lolas y me encanta que me las toquen todas” dice Luján, que reconoce que con la boca es de gatillo fácil. “Muchos me dicen que lo mejor que lujan telpuktengo es la boca” dice Telpuk con petera picardía, “la tengo bien carnosa y les encanta cómo la uso.” Y si sabe cómo comerla no es solamente por instinto, Luján es agente de Petología Científica, la segunda rama más corrupta de la federal. “Tengo un montón de libros de sexología porque de ahí saco mucho” dice esta agente al servicio de la comunidad, “me gusta informarme y aprender para que todo sea más placentero.” Y así la agente aprendió a defenderse de Lujan Telpukataques con pistolas de gran calibre. “Siempre me tocan chicos muy bien dotados y entonces me duele o molesta porque yo soy chiquita de todos lados” explica Telpuk, “y leyendo aprendí a posicionarme, moverme lento y ponerme un almohadoncito en la cola.” Y por lo que dice, un almohadón va a ser lo único que le vas a poder poner en la cola. “Aunque no me lo crean, la cola todavía la tengo sana” dice como si el supuesto invicto anal fuera una credencial de decencia, “el problema es que me da miedo porque me tocan todos dotados, y pienso que si me agarran con eso termino en el hospital! Preferible que sea algo de normal a chico… tendría que poner un aviso pidiendo candidatos, no?” Ya te lo pusimos, Luján!

Lujan TelpukMaria Lujan TelpukLujan Telpuk

Lujan Telpuk

Con el pelo negro, en cuatro patas y las ubres colgando, Luján Telpuk es una verdadera perra policía entrenada para detectar bultos. “No sé porqué, pero siempre me tocan chicos muy bien dotados” dice la perrita mientras te mira con picardía porque se subió a la cama, “por eso por la colectora me molesta muchísimo, realmente no puedo y por eso aunque no lo crean todavía la tengo sana.” Pero no por mucho tiempo más si te ponés en cuatro como en la foto!

   
123