Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Macarena Lemos se cogió a todo Yupanqui

Macarena Lemos en tetas

Concha de Macarena LemosNMacarena Lemos, la rosarina que comenzó su carrera con Messi, vuelve para revalidar su título de botinera estrella confesando las raíces de su vicio. “Me cogí a todo el plantel de Yupanqui menos el arquero, lo hago por amor al arte” arranca con todo la rubia, “lo digo y no se me cae la cara de verguenza, todos cogemos chicos, seamos realistas.” Pero si creías que todas las botineras son expertas peteras que recorren los vestuarios desesperadas por fumarse un habano de carne, Maca te va a sorprender. “Sabés que no me gusta chuparla?” dice sabiendo que va a ser difícil que le crean, “y todavía tampoco me han dado por atrás, tengo miedo que me va a doler.” Pero la nena conserva la mente tan abierta como ese tajo que muestra para vos. “Todavía soy chiquita, tengo mucho aprender” dice la rubia, “tengo 23 años y quiero hacer de todo antes de casarme.”

Tetas de Macarena Lemos

“No me importa estar con un famoso” dice Maca, “pero el tamaño y el ancho son importantes para terminar con una buena sonrisa.”

A la primera novia de Messi siempre le gustó calentar. Ya en cuando empezó a modelar, la rubiecita disfrutaba la condición de objeto sexual que nacía entre sus compañeros de secundaria. “A los 16 años un día descubrí a un compañero del colegio tenía una foto mía en ropa interior pegada en su carpeta” recuerda Macarena, “y ahí me imaginaba las cosas que habrá hecho con esa foto, jaja.” Y hoy la tradición continúa ratoneando a los que la conocen en persona y al no poder entrarle, disfrutan de sus fotos en bolas. “Mis amigos me escriben muy contentos cuando ven producciones mías” dice la rubia, “las miran y después me dicen que me dedicaron o me van a dedicar maca lemosuna, jaja. Ellos se cagan de risa y yo también.” Lo que no le causa tanta gracia a Maca es cuando le ponen la japi en la jeta — ahí se pone seria. “No me gusta dar sexo oral” dice sorprendiendo a todos los que tenían fichas puestas en esa carita petera, “igual la vez que lo hice me puntuaron con un 10, pero no me gusta.” Es injusto que con esa carita no tire la goma, y más todavía cuando a la nena le encanta que le hagan burbujas en la pecera. “El sexo oral me gusta que me lo hagan a mí” dice invitándote a que bajes para comerle la empanada, “con el sexo oral soy bien egoísta, no puedo evitarlo.” Y como siguiendo una especie de reversión de roles, Maca dice que para tener chance de entrar en esas cachas, ella primero tiene que aprobar las tuyas. “Para que me guste un hombre tiene que tener buena cola” confiesa la rubia, “además tiene que ser un tipo tranqui, relajado. No sé cómo describirlo, pero generalmente estoy con chicos que me gustan de entrada.” Y ya que mira colas, le cabrá una partucita con una amiga? “Nunca macarena lemos toplessestuve con una chica en la cama y no me interesaría hacerlo porque me gustan demasiado los hombres” dice Lemos, “por algo tengo más amigos hombres que mujeres.” Pero más allá de lo que dice que le gusta, lo importante es que la nena está abierta a experimentar. “Tené en cuenta que recién tengo 23 años y soy chiquita” dice como para que no subestimes su potencial, “todavía tengo mucho por hacer y aprender.” Y lo mejor es que Lemos es una alumna motivada, de esas que saben cómo complacer al profesor. “En el sexo soy muy pasional, te puedo asegurar que conmigo la vas a pasar muy bien” dice la santafecina, “y además estoy dispuesta a descubrir cosas nuevas, probar lugares raros. Una vez tuve sexo en los bosques de Palermo, terminó mal porque nos encontró la policía pero por suerte zafamos.”

Macarena Lemos hotMacarena Lemos

Macarena Lemos culo al norte

Macarena Lemos“Lo que tienen los futbolistas es un lomo que es para mandarte dos juntos si te entra” dice Lemos elaborando nuevamente sobre las razones de su vicio botinero, “pero no me gustan los chicos muy musculosos o trabados, me gustan relajados y normales.” Lo que no le gusta tan normal es la japi, ahí prefiere alguien que calce algo importante. “El tamaño y el ancho es importante para terminar con una buena sonrisa” dice Maca y aclara que a diferencia de otras, sus servicios no están tarifados. “Tengo más listas de jugadores que zapatos, pero mis culeadas son todas por amor al arte” explica la rosarina, “todavía no cobré a nadie por sexo, me parece que soy un poco boluda.”

macarena lemos en tetas

macarena lemos en conchamacarena lemos desnuda

Bajate el video de Macarena Lemos
También disponible en 3gp para celular

Macarena Lemos pela papo en Playboy

Macarena Lemos desnuda en Playboy

Tetas Macarena Lemos desnuda en PlayboyEl selfie es trucho, pero la putez es real: Macarena Lemos se desnuda para Playboy para demostrar porqué con sólo 22 años es una de las más grandes botineras de la Argentina. “Me cogí a todo el plantel de Yupanqui menos el arquero y el aguatero, fue divertido” confiesa la rubia, “yo pongo la cara y lo digo porque, seamos realistas, todos cogemos.” Y los futbolistas parece que garchan más que nadie: Heinze, el Huevo Muller y Speedy Rosales son sólo algunos de los que le dieron a la rosarina, aunque el repulgue de la empanadita siga perfecto. “Rosales dejó a la Niña Loly por mí” recuerda la nena, “y me dió mucha matraca.” Y porqué confesar toda esa putez y pelar para el conejo preguntás? “Me cansé de callarme la boca y ser la típica rubia tonta” explica Maca, “porque sino voy a seguir en mi casa tomando mate y sin un peso.”

concha de macarena lemos

“No necesito futbolistas para que me compren carteras” dice Maca, “ los quiero porque tienen un lomo que es como para mandarte dos si te entran.” Ese tajo tiene aguante!

Tiene pinta de nórdica pero no te comas el amague, porque esa carita angelical, tetas abundantes y papo tatuado son de pura carne argentina. “Me crié en la Zona Sur de Rosario, soy una chica de barrio,” dice Macarena Lemos, una rubia cuyo prontuario botinero arrancó muy temprano. “En mi lista tengo más jugadores que pares de zapatos” se jacta la rosarigasina, “el primero fue Messi cuando tenía 14 años, pero no pasó nada porque yo era virgen.” Claro que el invicto no le duró mucho, porque a Maca le gusta visitar vestuarios llenos de jugadores con ganas de clavarla en el ángulo. “Cuando entro al vestuario quedan medio macarena lemos en playboyparalizados, pero me gusta verlos porque tienen muy buen físico” dice como para justificar su afición botinera, “todos los futbolistas tienen un lomo que es como para mandarte dos juntos si te entra.” Y a pesar de la apariencia “nunca taxi” de esa empanadita, a la rubia le entraron y cómo. “Me cogí a todo el plantel de Yupanqui menos el arquero y el aguatero, fue muy divertido” confiesa la nena al recordar su hazaña, “yo lo digo y no se me cae la cara de vergüenza porque todos cogemos, chicos… hay que ser realista.” Y la realidad es que para Maca, voltear jugadores es como comer papas fritas. “Con uno solo no me alcanza” dice la rubia del día perdió por goleada contra Yupanqui, “venía de un viaje largo y tuve que darle a todos, pero igual me faltó el arquero, todavía lo macarena lemos en playboy argentinaestoy buscando pero no tengo el teléfono.” Y no es el único jugador que se le escapó, porque algunos goleadores se olvidan de patear al arco. “Pasé una noche con Martín Palermo” dice la rubia rosarina, “pero no me vas a creer si te digo que dormimos juntos y no pasó nada, me invitó a dormir y dormimos.” El que durmió ahí fue El Loco, pero fue Maca la que se quedó con la duda. “Sabés que no me gusta chuparla, puede ser por eso que no llegué a nada” reflexiona la rubia, “y tampoco me dieron por atrás porque tengo miedo, me parece que me va a doler.” Puede que la colectora no esté habilitada, pero por autopista el tránsito está a pleno. “Uff si yo hablara!” piensa en voz alta, “igual soy un poco boluda porque mis culeadas son todas por amor al arte. No me ofrecieron ni una cena, todavía no cobré por sexo.”

macarena lemos muestra concha en playboy argentinamacarena lemos desnuda en playboy

macarena lemos en tetas playboy

upskirt macarena lemosEs lindo comprobar cómo la putez florece en primavera, y Macarena Lemos es el ejemplo perfecto. “Tengo 22 años y me tengo que apurar a hacer de todo antes de casarme” dice como para explicar su vocación botinera, aunque aclara que esas cachas también están abiertas a no futbolistas. “En realidad no soy tan botinera, no necesito un futbolista para tener una colección de carteras” explica la rubia rosarina, “no me van los chicos muy trabados y musculosos, me gustan los chicos más relajados, tipos normales.” En realidad no importa quién sos, siempre y cuando calces bien. “No importa si sos famoso o no, porque yo soy medio boluda y no cobro, lo hago por amor al arte” dice Maca democrática, “lo que vale es cómo lo hacés, aunque también el tamaño y el ancho son importantes para dejarme satisfecha y con una buena sonrisa.”

macarena lemos en playboy

tetas macarena lemos en playboymacarena lemos en playboy

concha macarena lemos playboymacarena lemos pela concha en playboy

macarena lemos en tetas playboy argentinamacarena lemos de cola

Macarena Lemos tiene los papitos separados

Macarena Lemos pone el culo

Macarena LemosMacarena Lemos muestra el suculento ojete que puso a disposición de Justin Bieber sólo para darse cuenta que el canadiense no tenía con qué llenarlo. “Lo conocí en el Hotel Faena, tiene una carita divina pero es como un pollito, demasiado chiquito para mí” explica la rubia, “si me hubiera invitado a su cuarto no hubiéramos podido comunicarnos, él habla inglés y yo rosarigasino.” Claro que el pete es un idioma universal, pero el cantante canadiense, a diferencia de su compatriota Bublé, arrugó al ver el metro 74 de la rosarina. “Al lado de él yo parecía el patovica de Fort” dice la rubia, “yo quería conocer al nene pero la verdad no hubiera aguantado, tiene 17 años y recién le están saliendo los primeros granitos.” Es que la rubia tiene 20 años pero en eso de voltear famosos tiene varios años de experiencia. “Conocía Messi cuando tenía 14 años” dice la rubia, “y pegamos muy buena onda hasta que se metió la madre.” Pero la verdadera fantasía de la rubia no es estar con Messi. “Me gustaría tener sexo con Karina Jelinek” confiesa la rubia, “si estuviera en la cama con ella le haría de todo.”

Macarena Lemos ProctoCam

“Penetración tuve, pero tengo la cola sana” dice Macarena a pesar de la sospechosa sombra que bordea esos cantos.

La rubia tiene un hambre de fama sólo superado por el de su ojete come tangas y su papo come bombachas y todo es por haber escuchado la canción equivocada: mientras otras nenas cantaban inocentes canciones, Macarena bailaba al compás de la canción que lleva su nombre y se tomó la letra tan en serio que ya a los 14 años enlistó la ayuda de su papá para que Leo Messi le diera ‘alegría y cosas buenas’ a su cuerpo. “Mi papá se enteró que Lionel había vuelto a Rosario para recuperarse de una lesión y fue a verlo para pedirle que le firme la camiseta” recuerda la rubia, y ahí el papá macarena lemos pela tetashizo la venta. “Mi viejo le dijo que tenía una hija modelo que hacía gráficas para Kosiuko y Lio dijo que las había visto y me quería conocer” dice la rubia de cómo le picó la Pulga, “así que nos juntamos y pegamos mucha onda porque los dos nacimos bajo el signo de Cáncer, somos hinchas de Newell’s y morimos por Cacho Castaña.” Pero la insistencia de Macarena por obtener ‘alegría y cosas buenas’ del Pulga no le cayó muy bien a su potencial suegra, que agarró la sartén por el mango. “La mamá de Lío me corrió con una sartén en el supermercado” dice Macarena, “me insultaba y me decía que pare de buscar fama a costillas de su hijo.” Y la rubia no paró, sino que cambió de víctima. “Sabíamos que Justin Bieber macarena lemos, terrible ojeteestaba en el Hotel Faena, así que fui a cenar ahí con unas amigas” explica Macarena de su nuevo intento para lograr que alguien le de alegría y cosas buenas, “mis amigas me decían dejalo tranquilo a ese pibe, pero yo les dije que realmente quería conocer al nene.” Y no es que Maca no haya conocido al nene (queda claro que ese ojete se comió varios) sino que este nene tiene millones. “Le di un beso y la verdad que es un pollito, al lado de él yo soy el Patovica de Fort!” dice la rubia, “pero igual me gustaría conocerlo en su habitación, quién sabe si no termina haciendo la gran Bublé conmigo!” Pero Justin se fue sin invitarla, así que la nena está abierta (re abierta) a propuestas de cabotaje. “Viste que ahora vienen macarena lemoschicas de afuera, compren carne argentina chicos!” se promueve la rubia, “quiero que miren bien lo que aporto, mido un metro 74 y tengo un conjunto de cosas buenas.” Y ahí no miente, porque tiene un orto mortal. “Soy una chica linda, carne argentina y con un cuerpito que está todo sano” asegura la nena, “tuve penetración obvio, igual la cola está sana.” Algo raro si es verdad, porque Maca dice que le gusta hacerse la muertita y bancarse la que le den. “Soy muy vaga en la cama” dice la rosarina, “me gusta que los hombres trabajen para mí.” Pero Macarena es golosa y le gustan las tortas y su apatía torna en vicio si en la cama encuentra otra nena. “Soy vaga, pero con una chica me pongo las pilas” dice la rubia, “si llego a estar con Karina Jelinek le hago de todo!”

Macarena Lemos ProctoCamMacarena Lemos PatyCam

Macarena Lemos

Macarena Lemos se agarra una goma y te mira como preguntándote si alcanza para una turca. “Lo mío por ahora es todo natural, pura carne argentina” afirma la rosarina, “y me parece importante porque ahora están aterrizando algunas de países vecinos que están totalmente hechas, yo soy una chica argentina.” Y humilde también: la nena no tiene problemas en laburar de mucamita. “Me gusta disfrazarme de mucamita” dice la rosarigasina, “lo hice para Fox Sports y quedaron encantados.” Llamala y pedile que te saque el polvo a domicilio!

Macarena LemosMacarena LemosMacarena Lemos Macarena LemosMacarena Lemos Macarena LemosMacarena Lemos abierta de gambasMacarena Lemos

Bajate el video de Macarena Lemos
También disponible en 3gp para celular