Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Luli Fernández, una lolita con nuevo look

Luli Fernández y un look que desmiente lo que para algunos es una terrible cara obrero paraguayo

Luli Fernández con un nuevo look como de heroína de comic, símbolo de Superman de por medio, pero con una onda dark y bastante moderna. Luli está apoyada por una importante maquinaria de marketing que la vende como la nueva Pampita, pero muchos lectores de Notiblog no creen que la comparación esté justificada, a juzgar por los comentarios que dejaron en entradas anteriores.

Luli Fernández y su nuevo look mucho más sofisticado y menos paraguayo

Luli Fernández arrancó en 2003 con Súper M y luego estuvo en la agencia de Piñeyro, al que dejó porque dijo que no la dejaba crecer. Ahora no deja títere con cabeza.

Luli Fernández, con apenas 18 años, sigue haciendo todo el ruido que puede, siguiendo el consejo mediático de mantener vivo el impulso que le dió haber conocido a Mick Jagger cuando estuvo de gira por el país. La verdad, la nena está muy mejorada, comparado con las primeras fotos que publicamos de Luli, no paró de agrandarse y sigue avanzando hacia un look muy sofisticado. Casi se diría que mas allá de la producción y “lookeo” que se hace para las fotos, parece que Fernández tiene algún asesor que le va borrando los “defectos” de origen. Que cuáles son esos defectos? Como siempre, es en los comentarios donde se revela la verdad sobre una famosa, Luli Fernández tiene el desafío de llenar los zapatos de Pampita, pero muchos lectores permanecen escépticosy la verdad que en las dos publicaciones anteriores a Luli le dieron para que tenga, y no nos referimos al sueno de todos de entrarle con todo. Le dieron con un caño con las críticas, a pesar de que la vienen vendiendo como la próxima Pampita, y quizás la hicieron de goma justamente por eso. Los ataques básicamente se centraron en la sospecha de que la nena más que una diosa es un invento del photoshop, como dijeron varios notiblogueros. El polémico Dr. Mumi arranco diciendo “Una mierda. Miren esa jeta hecha a puro fotoshop y ese culo que no existe… una mierda” dijo en forma concluyente quien firmó como “cajetólogo crítico”. A esa misma de opinión se sumó Bicho, que acotó “la verdad una mierda, obviamente que le rompo el ojete mal, pero demasiado puta, putísima para tan chica, y tampoco esta taannn buena, la ví personalmente hace poco y si no sabía que era ella ni me daba vuelta para mirarla. Aparte dar a conocer así nomás lo puta que es no da, que la caretee un poco”, y con eso abrió el otro flanco, ya no del photoshop sino de que “no puede ser tan chiquita y tan puta”. Intentamos no tener que pedirles que cliqueen avisos, pero no hubo suficientes clicks y de hecho nos vamos a mudar de hosting porque no podemos pagar el server. De onda entonces, volvemos a pedir que nos ayuden cliqueando avisos.

Luli Fernández acostada mostrando su lomazo con un look nuevo

Luli Fernández tuvo los quince minutos de fama de los que hablaba Andy Warhol cuando conoció a Mick Jagger, y desde entonces está tratando de capitalizar la notoriedad obtenida. Pero los comentarios de los lectores de Notiblog una y otra vez mencionan exceso de Photoshop, el ser demasiado atorranta para su corta (18 años) edad y hasta su cara, que sería tipo obrero paraguayo. Ojo, que está muy fuerte, como vemos en estas fotos.

Luli Fernández apunta a ser la sucesora de Pampita, pero enfrenta críticas de su potencial base de admiradores

Luli Fernández en cada producción de fotos va cambiando de look, al punto que cuesta ya reconocerla con su look.

Photoshop o no, la nena vuelve a la carga de la mano del siempre cuestionado Canal 9, donde tuvo una oportunidad con Tendencia, junto a Paula Morales y Sebastián Fillol. El Canal de los ex silos de Dorrego (dicho sea de paso todo ese inmueble que ocupa el canal fue obtenido ilegalmente, semi-donado por la municipalidad y luego pagado a precio vil) tiene una desesperada necesidad que cultivar “figuras” y por eso le pusieron unos mangos a Luli, y eso incluye darle máquina en las revistas del grupo. Pero en Notiblog no hay grupo, porque no se puede frenar el comentario espontáneo que desenmascara intenciones o estratagemas publicitarias. Ernestino, por ejemplo, no se tragó nada de la manija que le dan, especialmente porque dice que la conoce en persona. “Esta chiquita realmente da lástima, tan pequeña y tan trolita, Luli Fernández y atención porque en la foto de la derecha tiene un súper culodesde pequeña se ve que le gusta. La conozco personalmente y aseguro que tiene mucho photoshop encima, pero que es puta…es putísima. Realmente no tiene nada que hacer al lado de Pampita… me da pena”, escribió en forma lapidaria. Si el comentario de Ernestino parece duro, el de Julián Aquino es que asesta quizás el golpe final diciendo “Loco esta mina tiene cara de obrero paraguayo, con todo el respeto que se merecen los obreros paraguayos”. Este tipo de comentarios son embromados, porque una vez que se mete en la cabeza la noción de que es un obrero paraguayo, uno la mira y efectivamente ve una cara excesivamente guaraní, por más producción, maquillaje o photoshop que haya. Danos una manito cliqueando avisos, eso ayuda.

Luli Fernández y su nuevo look muy impactante, una cosa medio modernosa cibernética

Luli Fernández en una pose y con una ropa que daría muy bien para el estilo Matrix, falta que aparezca Neo o Cyber y le hagan la fiesta en el ciberespacio pero con correlato en la realidad. Una de las cosas que lanzó en reportajes y desató la fantasía de muchos es que dice que está esperando la oportunidad de entregar la cola, cosa que dice que todavía no hizo “como para guardar algo” para el futuro.

Luli Fernández trata de poner actitud para la foto, se la ve bien sofisticada en esta producción de fotos

Luli Fernández con un look que realmente la favorece. Recordemos que tiene solamente 18 años y ya trolea como una atorranta veterana.

Claro que Luli Fernández mas allá del photoshop, su temprana putez o la cara guaraní es un verdadero bombón y tiene muchos fans, no solamente viejos degenerados como Mick Jagger sino jóvenes notiblogueros como Andrés. “Definitivamente aquellos que la catalogaron de nueva pampita no se equivocan… Es más, me atrevo a decir que la tiró a la mierda. Me pregunto: cuán más grande que ella habrá que ser para que te de bola? (según lo que ella dice), porque yo tengo 19, pero maduro en un solo segundo si hace falta! Sin duda es la típica mina argentina que puede ser capaz de darle vuelta la cabeza a cualquiera… Felicitaciones a los padres, que le deben haber puesto ganas cuando la hicieron… no?”. Andrés está hasta las bolas, calculando la edad a ver si tiene chances. Andrés, quedate tranquilo que vas a tener minas inclusive mejores a esta, y ni hablar si te tomás el trabajo y photoshopeás un poco a tu mina, la podés convertir en una diosa digital. Luli mientras tanto Luli Fernández y su nuevo look, por partida doblesigue compenetrada en su rol de “nueva Pampita”, al punto que ya abrió el paraguas y dijo “no quiero ser víctima de la prensa como le pasó a ella”. Luli, no creemos que tengas que preocuparte por ser “victima de la prensa” por ahora, pero si es por los notiblogueros muchos ya te condenaron y de ellos sos víctima. Por eso lo único que podés hacer si querés revertir esta opinión negativa es dejar que uno por uno aquellos que opinaron mal de vos tengan la oportunidad de ver en persona si hay o no photoshop, y si realmente tenés tan buen culo como Pampita. Quien sabe cuando los chicos del noti examinen la mercadería en persona, también se cumpla tu aspiración a perder el virgo de la cola, todo en un solo paquetito. Pensalo, los lectores de Notiblog están dipuestos a darte mucho más que una mano, y el servicio es free.

Luli Fernández altas fotos hot

Luly Fernández está creciendo de manera impresionante en las preferencias de la tribuna, y de hecho fué incluida en la Selección Notiblog para el Mundial de Alemania. Para hacerle lugar a Luly, la mandaron al banco a la crack (por la merca) Wanda Nara.

Luli Fernández, ilusa, cree que los protectores de fútbol americano la van a salvar del Pabellón X.

Ya habíamos hecho dos notas recientes llenas de fotos de Luly Fernández, pero las bestias estaban desesperadas, agitando los barrotes de las celdas con ojos desencajados al grito de “Luly! Luly Fernández!”, y los gendarmes temían un motín virtual de consecuencias impredecibles. Las bestias estaban desesperadas, agitando los barrotes de las celdas con ojos desencajados al grito de “Luly ya!Para aplacar los ánimos, decidimos entregar a Luly Fernández en otra tanda infernal de fotos de esta nena que maduró de una manera impresionante. Luli Fernández nació el 10 de febrero de 1988 en Azul, y a los 14 años tuvo la buena idea de anotarse en Súper M. “No gané porque soy bajita, mido 1, 66 y no daba para mannequin” dice Luli como si con ese lomo terrible tuviera algo que explicar. Como la nena que con 18 años todavía es, Lucila Fernández no se tiene mucha confianza. “Soy bastante vergonzosa, tengo un montón de inseguridades” dice sin darse cuenta que está a punto de ser entregada al Pabellón X, donde se alojan los notiblogueros más peligrosos. Luly confiesa que no tiene mucha experiencia sexual porque “todos fueron muy respetuosos conmigo”. Eso va a cambiar y rápido, Luly. “Soy tan viva, tan viva, que me hago la boluda, porque como pendeja me gustan los grandes, y a ellos, las pendejas como yo”. Por eso mismo Luly, bienvenida al pabellón Notiblog (si cliqueás en avisos, vamos a poder seguir online trayéndote bebotas, acordate que Notiblog es gratis para vos, pero a nosotros nos cuesta guita!).

Lucila Fernández tiene 18 años y ya encabeza preferencias notiblogueras. Dió a entender que todavía no entregó la cola, aunque reveló que le encantaría que le den masa en el baño de un bar, porque quiere sentir la adrenalina de lo prohibido.

Estas fotos son de cuando tenía 16 añitos, vestida de colegiala con las medias blancas parece sacada de un comic manga japonés.

Las fotos de Luly Fernández vestida de colegiala y mostrando el orto en un picnic son de cuando tenía 16 años, y el dato es suficiente para volarle simultáneamente las dos cabezas a cualquiera. “Sé que me falta experimentar un montón, todavía no entregué todo”.Pero Luli no se pone el uniforme de colegio al pedo, sino que realmente es buena alumna. “Mi aporte en la cama es la frescura de mi inocencia y todo lo que tengo que aprender” dice la teenager, pero attenti porque después manda “aunque ellos también pueden aprender algo de mi”. Luly pasa de la inocencia al ataque hablando de “ellos”, como si quisiera aprender no de uno, sino varios ‘maestros’. Y por cierto la recompensa para el que logre ser el ‘master’ de esta colegiala es muy grande –grande como redonda es su cola. luli fernández de colegiala con jumper cuando tenía 16 años“Hice casi todo en materia sexual” dice Luly, “sé que me falta experimentar un montón, todavía no entregué tooodo”, continúa Luly y nos corre un frío por la espalda de pensar que ese rosquete esta a estrenar, nunca taxi. De repente tenemos una visión tipo luly fernández, la nena infernal te vuela las dos cabezasKung Fu –somos estudiantes adelantados del templo Shaolín, y el monje capo nos encomienda la iniciación de la nueva recluta Luly Fernández con un ritual que consiste en dejarle el anillo de cuero como una raba de la pescadería Chichilo de Mar del Plata. “No entregué todo porque a esta altura de mi vida siento que tengo que guardar algo para seguir divirtiéndome, ” dice la colegiala, exhibiendo la inocencia que perderá en el templo Shaolín. “Alumna Fernández! el monje negro la está esperando para disciplinarla en la rectoría!”. (Cliqueá avisos plis, te pedimos nos des esa mano).

Luli Fernández muestra su buena disposición de alumna ejemplar agarrando la pelota por su cuenta, sin que le indiquen. Tiene muchísimo futuro, si logra zafar del Pabellón X de Notiblog y se recibe de turrita Zen en el Templo Shaolín.

Luly Fernández dice que como pendeja que es, le gustan “los hombres grandes”. Estará hablando de Mick Jagger?

Mas allá de sus declaraciones de inocencia, es obvio que Luly Fernández ya estuvo en varios tiroteos. “Descubrí que en el sexo está todo inventado, por eso mi aporte pasa por la frescura de mi inocencia”, dice la nena, y a esta altura nos parece que lo que cuenta está calculado para provocar y enloquecer. “Me encantaría probar de hacerlo en el baño de un bar”Pero la reclusa Lucila Fernández quiere dar al pabellón una muestra de buena voluntad aportando datos de cómo lograr calentarla. “El cambio de lugares me suelta un montón –hacerlo en la playa, una terraza, una casa con vista al mar, el auto”, enumera Luli (suerte que dijo que no tenía experiencia). La receta para cocinarle el pavo a Lucila Luly Fernández es no apurar el estofado. “Me gusta que me hagan una linda previa, sin que llegue a durar dos horas” aconseja la bebota, y agrega luli fernández cada día más fuerte“la onda es dar pasito por pasito para seguir así durante toooda la noche, ” un comentario que hizo que varios de “los grandes” que le gustan a Lucila salgan corriendo a comprar Viagra. Una lastima, porque se pierden el mejor dato para calentar a Luli: “Me encantaría probar de hacerlo en el baño de un bar” comenta y ya suenan sirenas de ambulancias que no dan a basto con los infartados en la ciudad. “Me encantaría hacerlo en un baño público para disfrutar con esa adrenalina de por medio”. (Y a nosotros nos encantaría poder pagar el servidor a fin de mes… danos una manito cliqueando avisos, gracias.)

Luli Fernández y dos lolitas mortales

Luli Fernandez, el regalito que le llevaron a Jagger

Luli Fernández está cada vez más fuerte o nosotros más degenerados?

P

Luli Fernandez tiene un lomazo y sólo 18 añosorqué será que las pendejas son tan atractivas? Cuando presentamos a Luli Fernandez, habíamos fantaseado con la posibilidad de caer en cana por estupro, pero los comentarios cantaron la precisa: hay estupro únicamente hasta los 16 anos, y además de todas maneras Luli Fernández acaba de cumplir 18 años o sea que se salió de rango. Igualmente, nos habríamos dado cuenta que posibilidad de ‘ir en cana’ no había, porque de otra manera, Luli Fernández no habría sido entregada a Mick Jagger como sucedió. La pendeja dice que no pasó nada con Jagger, aunque sintió que las cosas que le contó ‘le llegaban a Jagger’… pero la sola imagen de esta Lolita en flor al lado del un Jagger quemado y recontra amortizado nos hace ver que hoy por hoy, el negocio en la sociedad parece claro: el hombre compra con dinero la juventud de la mujer. Luli, a pesar de reconocer que Jagger podría ser su abuelo, dijo que “si tuviera 30 años menos, me caso.” La atracción de la guita es irresistible, y la de la carne ni te cuento.

Luli Fernandez cumplió 18 años y de repente está mas fuerte que nunca

Luli Fernández parece haber madurado y florecido en un par de semanas.

Fijate como sabe poner la colita para sentarse ...

Mirá las curvas de Luli Fernández, mucho mejores que las de la guitarra misma

Luli Fernández es un explosivo total, por edad, por lomazo, por esa piel tirante como un parche de tambor y esa cola que ya desde las fotos se adivina durísima al tacto: realmente tiene un fuerte aire a Pampita. Pero justo cuando ‘el peligro’ de la minoría de edad y el estupro se alejaba —Luli cumplió 18 años hace un par de semanas— de la nada aparecen dos pendejas terribles. Maria Emilia Claudeville y Romanela Amato son dos lolitas infernales, y cuando escuchamos que una tiene 16 anos y la otra apenas 14, pudimos escuchar las neuronas explotar una por una como si el cerebro fuera una cajita de chasquibum. Ahí nos dimos cuenta que tenemos el bocho tan quemado como Jagger (pero muchísima menos plata, y ninguna de sus minas).

Romanela Amato y María Emilia Claudeville, bebotas menores de edad

Con Romanela y María Emilia podés caer en cana… y vale la pena.

Romanela y Maria Emilia, dos menores de edad infartantesUn dato interesante es que tanto Romanela Amato (parecidísima a Valeria Massa y también de Paraná como ella) como María Emilia Claudeville (arranco con Tinelli, donde fue finalista en Miss Match) prometen que “no pensamos hacernos cirugías, somos una nueva generación de modelos que pone lo natural por encima de todo”. Que bueno sería que cumplieran su promesa y nos pusieran lo natural que tienen arriba de todo lo nuestro, sería un sueño. Vemos las fotos de estas Lolitas, pensamos lo que haríamos con ellas y nos sentimos como Dr. Evil pero claro, en la vida real las cosas que pensamos nos califican como ‘degenerados’ para salir escrachados en los diarios. Todos han comido menores de edad alguna vez, lo interesante es cuando uno sigue comiendo lolitas ya ‘de grandecito’. Seguramente va a ser interesante ver qué experiencias tienen los notiblogueros sobre este tema… las pendejas siempre son mejor negocio, o como dice el dicho, ‘el que se acuesta con chicos aparece mojado?’

Las nenas vienen cada vez mas fuertes... avisenLas lolitas retozan en el mar... y vos desde la playa pensas en maneras de acercarte...

[Por favor danos una mano cliqueando avisos, nos ayudan a aliviar el costo del servidor.]