Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Luciana Salazar, socia del Club de la Colectora

Luciana Salazar

Luciana Salazar estos días está Bailando por un Sueño, pero en realidad ya lo cumplió: entrega la cola como la mejor y lo confiesa en público, lo que le valió el carnet de socia vitalicia en el Club de la Colectora que fundó Rocio Guirao Díaz.

Luciana Salazar

Antes de que lo preguntes te contestamos: no es Susana Giménez, no nos confundimos. Es Luli luego de las cirugías.

L uciana Salazar no necesita hacer declaraciones fuertes para tener prensa, porque desde los comienzos de su carrera la mera presencia de la ‘sobrina de’ paraba palitos. Es que tiene dos tremendas razones a la vista, y con eso normalmente alcanza. Y decimos ‘normalmente’ porque el ejército de los inconformes avanza sin respetar siquiera a un monumento viviente como es Luli. “Mucha gente me recomendó sacarme lolas pero voy a luchar para lograr todo así como soy”, dice Luciana poniéndole el pecho a las criticas. Y es verdad que los dos globos son exagerados (si los ves en persona son todavía más desproporcionados porque ella es realmente chiquita) pero el chiste es ese justamente. Lo que hace única a Luli es esa combinación de carisma natural y tetas artificiales que prometen una experiencia inolvidable, un escape de la rutina cotidiana. Porque para tetas de tamaño normal tenes a tu mina, Salazar es para el campeonato, para sostener la copa en lo Luciana Salazaralto y gritar mientras le entrás a pelotazos a la dueña de uno de los arcos más deseados del país. Porque si no te convencieron las dos razones que expone de frente, seguramente te vas a convertir en un creyente con ese terrible argumento de atrás. Podés dudar de las tetas, pero nunca del culo de Luli, que no solamente es una obra maestra, sino que además confesó que lo entrega. Respira hondo pero pausado para no hiperventilar, y digerí la info: Luciana Salazar confesó públicamente que le gusta que le hagan la cola. “Suelo usar la colectora cuando me aburro de usar la autopista”, le dijo Luciana Salazara Andy Kusnetsoff en el programa. El Club de la Colectora acaba de sumar así a su socia más importante desde su fundación por Rocío Guirao Díaz. Olvidate del Jockey, el Mediterranée, o inclusive el Yellowstone: el club al que todos quieren ser invitados es éste, donde el caballero invitado tiene el honor de elegir la cola que más le gusta. Imaginate todas las socias en cuatro, con los ortos en fila, listos para que vos pases revista. Un verdadero flash.

Luciana SalazarLuciana SalazarLuciana Salazar

Luciana Salazar

Luciana Salazar dice que tuvo que dejar de salir con “un tenista” español porque “me estaba enamorando”. También escandalizó a varios tirando indirectas de lesbianismo (“me encantaría besar a Madonna”, dice) y hasta de incesto.

Luciana Salazar

La armonía del cuerpo de Luli sigue en pie a pesar de haber pasado por el bisturí varias veces con resultados dudosos.

Cuando uno ve el pavo de Luli uno queda in Love inmediatamente. Es que esa carnosa redondez esconde un doble tesoro: adentro de la piñata de carne esperan una figazza que pide relleno y una escarapela de cuero que quiere agrandarse. Mucha gente al ver su cola pensó que “solo que falta hablar”, pero Luli parece que malinterpretó el pedido y decidió dedicarse a los cantos. “Mi profesora de canto dice que tengo todas las condiciones”, dice Luli a quien quiera escucharla, que son más bien pocos porque las bestias notiblogueras quedaron impactadas con la otra habilidad que Luciana se animó a revelar en la entrevista. “Tengo un buen manejo oral” presumió Luli con Kusnetsoff, aunque a pesar del alarde, hay notiblogueros que no se convencen. “Luli es estúpida, medio loca y obsesiva de la higiene tipo Michael Jackson… no creo que chupe una pija pelada ni en pedo”, diagnosticó el inefable Dr. Mumi en su comentario. Según el apócrifo galeno, Luli es “petisa, puro plástico, con tetas encapsuladas, cara que no dice nada y en vivo el orto no es gran cosa. Yo personamente, con ese perfil, no creo que luciana salazarcoja tan bien.” De todas maneras, queda claro que si hay algo que le sobra a Luli es gente que la quiere apoyar. “Será de plástico, pero yo le hago mete-saca hasta q le salga humo del orto”, dijo Curly Howard en su comentario, “si hay algo q no se puede operar es la lengua y debe hacer unos petes de la concha de la lora.” Mientras tanto, el que no perdió el tiempo con Salazar fue Charly García, que inmediatamente le tocó las tetas cuando la rubia cayó a su casa de la mano de Andy Kusnetsoff para su cumpleaños, un gesto que garantiza no Luciana Salazarserá invitado de honor del Club de la Colectora. El proctocolo del Club indica que las socias deben ofrecer los pavos en perfecta formación al invitado de honor, quien elegirá el rosquete de su agrado luego de inspeccionar los mismos munido de linterna militar y guantes de latex quirúrgico. Por cuestiones de higiene, en el acto de selección no se permiten lengüetazos ni caricias que empiecen en la cola y terminen en la figaza. Como norma de etiqueta y cortesía a las socias, el caballero invitado debe mantener la garcha dentro del lienzo en todo momento, pero no es fácil. Especialmente luego de escuchar a Luli decir que suele “usar la colectora cuando me aburro de usar la autopista”. Esa es la ventaja con los notiblogueros, Luli: no te vas a aburrir, y la cola te la van hacer igual, garantizado.

Luciana Salazar, un orto monumental

Luciana Salazar

Una obra maestra, una muñeca de colección con un culo imposible. Alguien tendría que hacer una escultura en mármol de esta foto de Luciana Salazar para la posteridad. Los griegos, putísimos, se la pasaron haciendo esculturas de los Apolos, Adonis y Davides de su época. Nosotros los argentinos tendríamos que tener a Salazar, tal cual en la foto, como la nueva Luli de Milo. Qué orto infernal!

Luciana Salazar

Por poco los globos de Luli no son más grandes que la pelota que tiene en la otra mano. Una bomba clásica que ahora dice no se va a desnudar más para poder desarrollarse como actriz.

Volvió Luciana Salazar y al ver las fotos nos damos cuenta que nunca dejamos de quererla (coger hasta desfondarle las entrañas a pijazos, perdonen el exabrupto pero es la pura verdad) porque al volver ese lomo terrible nos corrió un frío por la espalda al pensar “A quién hay que matar para poder darle a Salazar?” Si es cuestión de guita, la ponemos, asaltamos un banco, pero la ponemos man, entrarle en todos esos deliciosos agujeros vale la pena y la cárcel. La mina salió de escena y todos extrañábamos ese culo monumental, imposible, enloquecedor. Luciana Salazar tuvo que desaparecer por una combinación de exceso de exposición, que se había acelerado de una manera infernal durante el 2005 con su notable proyección latinoamericana y hasta mundial. La Argentina pareció quedarle chica luego el ya clásico Luli in Love, el especial súper ratonero que hizo para Playboy. Pero la desaparición de la súper rubia también tuvo que ver con un error propio, ya que durante su descanso mediático Luli quiso “hacerse unos retoques” y ahí la cagó en forma olímpica con una operación que Luciana Salazarsalió, justo a ella, para el orto. Con la intención de “disimular arrugas” se hizo inyectar la toxina botulínica marca ‘Botox’, que le provocó una parálisis facial y se le cayó el parpado. Con la cara inmovilizada por la toxina, la escorpiana puso ovarios ante la situación y a pesar de tener la cara dura como las pijas de la muchachada que sólo le miraba el pavo y las tetas, siguió aceptando sesiones fotográficas. “Me picó una abeja”, decía Luli con humor, y sonaba como un ventrílocuo con la cara de madera. Nos vimos obligados a mostrar acá las fotos de la “monstruosa” Luciana, algo que en realidad terminó siendo una especie de venganza de ella para con todos sus admiradores: ver a Luli con la cara deformada le rompió el corazón a todos aquellos que querían romperle el orto, así que en cierto sentido hubo justicia divina.

Luciana Salazar

Luli te ofrece la cola en el auto, así como la ves. Poder dársela por la cola en el asiento de atrás de una limousine con esta pose, cuánto vale? Irías en cana luego de asaltar un banco para pagar esa noche con esta bestia infernal? Si respondiste que sí, sos un auténtico hijo de puta, felicitaciones!

Luciana Salazar

Una fantasía copada, la de la novia violada, atarla a la silla y hacerle comer la pija hasta que se la ablande la cara llena de bótox, y le quede la cola tan roja como el color de los labios.

Por suerte el efecto del bótox de mierda no es permanente, y su cara fue recuperando la plasticidad, aunque seamos honestos, lo que importa es el culo impresionante, redondo como una fruta en su punto justo de madurez, una obra de arte fifable. “Estoy más viva que nunca”, dijo al volver de su autoimpuesto exilio y contó que recibe regalos de “centenares de admiradores”. Luli dice que muchos (giles, obviamente) le mandan regalos caros, especialmente joyas. “Pero no me gustan”, dijo la dueña del orto que todos quieren hacer, “porque no me gustan tener cosas encima de la piel, fijate que ni siquiera uso reloj”. Qué es lo que le gusta entonces? “Sobre la piel prefiero tener buena ropa y un buen perfume”. Y pija, claro. No lo dijo porque es más que obvio, pero mucha verga sobre la piel y adentro también, en sus varios y exquisitos estuches de carne. Una mina como Salazar, disputada literalmente por millones (no sólo flacos, sino mas de una mina también, como atestiguan varios comentarios dejados por notiblogueras, ojo al piojo) es como una especie de torneo viviente para ver quién finalmente la gana y se la coge. Quizás el fútbol, y los deportes en general, sean una Luciana Salazarmetáfora de este torneo, el de ver quién gana el derecho a inseminar las mejores minas. Piensen el placer de cogerse este bombón, hacerle bien la colita nada menos que a Luciana Salazar, debe ser tremendo. No solamente por lo impresionante de ese lomo, por la obvia belleza, sino también por saber que entre los millones de flacos que literalmente matarían por ella, en ese momento glorioso es tu pija la que tiene adentro. Es tu nariz la que huele esos perfumes que le gusta tener sobre la piel, es Luli la que jadea y disfruta con cada uno de tus bombeos. Y de repente te das cuenta que, en lo que a vos respecta, todas las fotos y videos que viste de Luciana no fueron solo un producto de consumo en los medios, sino la manera en que ella te sedujo a vos. Ella lanzó cientos de fotos y horas de televisión para venderse como hembra y vos resultaste ganador. Se te borrará alguna vez la sonrisa?

Luciana Salazar

Playboy podría haber hecho algo más interesante con Luli in Love si hubiera hecho un “video maldito” paralelo. Ella filma Luli in Love con todo el caretaje y la producción, pero el verdadero video porno es el que le filman fuera de cámara cuando se la cojen en serio los de la producción. En el video final, verías las escenas normales de Luli in Love en colores, pero las reales de la violación por los muchachos del sindicato se ven en blanco y negro tipo Súper 8 amateur.

Luciana Salazar

Esta sería una escena donde los técnicos de la filmación de Luli in Love se la llevan de posta a los yuyos y le dan en serio para que tenga y guarde.

Imaginate la mañana siguiente a estar con ella, la que todos desean, ponele un martes cualquiera. Qué vas a hacer? Vas a ir a laburar ese día, después de cogerte a Luli? Te vas a tomar el día libre, un terrible “fuck you” al jefe, a los clientes, a todos. Ahora todo te chupa un huevo porque Luli te chupó la pija. Así que vas a tu bar favorito y te sentás afuera, solo en una mesa mirando a la lontananza con una sonrisa imborrable, como si fueras una escultura viviente de Gardel. Vos cumpliste tu sueño, y por suerte Luciana también. No, el sueño de ella no era garchar con vos, sino hacer una película. “Cumplí un sueño que siempre tuve: salir en una película. Siempre espere que llegara ese momento, y ahora me siento realizada”, dijo Luciana de su shakesperiano debut actoral en esa obra maestra del séptimo arte que es Bañeros 3. “Igual, no pienso parar, quiero aprender y capacitarme Luciana Salazarpara que lo que vaya haciendo día a día se perfeccione más”. Y como ya es típico de todas las que se hicieron famosas “mostrando”, ahora dice que ya no quiere hacer más desnudos. “Entré en otra faceta, alejada de los desnudos”, comento Luli, “porque de a poco voy descubriendo una capacidad actoral que siempre supe que tenía pero que el público no advertía porque veía mi cuerpo mas que otra cosa”. También actúa en Amo de Casa en Canal 9, pero no es que ahora la actuación vaya a convertir a esta bestia rubia en una monja. “Si bien hago una novela para toda la familia, sigo manteniendo mi imagen, me gusta ir al gym, vestirme bien y ratonear a los hombres.” O sea, va a seguir siendo la misma flor de turra. Vivan las putas!

Con Luciana Salazar ganamos seguro

Luciana Salazar tiene que estar en cualquier selección argentina para el mundial de sexo Alemania 2006

Luciana Salazar es un número puesto en cualquier Selección Nacional para competir en el Mundial del Sexo Alemania 2006. Los muchachos pueden poner o no huevos a la hora de definir, pero poonele la firma que las chicas se van a romper bien el culo y nos van a dejar a todos bien parados. Mirá esa delantera, no hay defensa que aguante, son un par de globos terribles que van a hacer que cualquier defensor quede rendido a sus pies. El de fútbol es impredecible, pero el Mundial del Sexo es nuestro, esto acaba ahí, en el medio de las tetas.

Luciana Salazar provee la delantera sospechosa necesaria para triunfar sobre cualquier defensa

Con esa delantera ganamos el Mundial de Sexo de Alemania caminando. El beneficio extra es que luego de Luli los rivales van a quedar sin fuerzas para correr o hacer un pase.

Luciana Salazar, terribles fotos, divina, tetona, culo total, la pancita para acabar, pinta de petera profesional, la rubia trofeo… pero cómo, no era que estábamos en plan de recuperación de nuestra libido, afectada por “agotamiento cognitivo y disfunción emocional por exceso de estimulación visual”? Claro, pero el tratamiento terminó, la libido ha sido expurgada y recuperada y por lo tanto solo queda… volver a pecar. Esto no es una ‘cura’, la cura señores no es negocio, como bien saben las farmacéuticas o las religiones. El medicamento ideal es el que no cura, el que solo alivia y deja al “paciente” listo para una nueva dosis. Las diferencias entre los medicamentos y la falopa son pocas: la falopa no la receta el medico sino el propio paciente que se ‘automedica’; en vez de venderla Merck la vende Cacho ahí en el kiosco (hay delivery). Y la diferencia entre Cacho y Merck también es poca, la ‘merca’ se llama así porque en un principio la vendía Merck, Sharp & Dome como medicamento legal, debería escribirse mercka. Luego la prohibieron y Cacho tomó la posta. El dealer es a los medicamentos como el quinielero a la lotería. Acá entonces es igual, nos pasamos de rosca con sobredosis de turras —sean las gateadas de Whiskas con Evangelina Anderson y Mariana de Melo en actos lésbicos varios, o las libidinosas aventuras de Aschu con las chicas Olmedo— hubo exceso y hay que depurarse. Nos damos un baño de bondad y carita angelical con Lui-sana, qué religiosa y linda que es, qué personalidad tan balanceada, es como la primera noviecita, divina para apretar un poco y hasta ahí. Y ahora que la libido se recuperó, esta todo joya y Luciana Salazar es una muy linda manera de volver al ruedo.

Luciana Salazar muestra la delantera aplastante que puede llevar a la Argentina a la victoria en Alemania

El perfil de Luciana Salazar en esta foto es suficiente para intimidar hasta los defensores mas aguerridos. Cuando se vean venir ese par de globos el efecto psicológico va a ser terrible, y peor cuando los vean aproximarse. Los defensores contrarios van a decir como el Bambino “se me cayeron las dos torres”.

Luciana Salazar muestra las gambas que nos van a catapultar a la victoria

Luisana Lopilato tiene como para competir con cualquier modelito, y por supuesto supera en encanto a cualquiera de las vedetrolas de moda.

Nadie duda que una de las mejores combinaciones posibles es el fútbol y las minas, no necesariamente en ese orden, y la gente cuando puede combina ambas. Quién no hizo el picadito con los amigos, el fulbito en cancha de cinco y después el gaterío? Inclusive el fulbito con amigos es la gran excusa con la novia o esposa “fuimos a comer después del partido, viste?”. Y n6 están mintiendo: se comieron unas turras bárbaras. En Alemania por esta misma razón, están preparando dos mundiales, uno de fútbol y el otro de prostitución. Adivinen cuál de los dos va a ser más grande? El de las turras, obvio. Porque en los partidos puede o no haber goles, pero por unos pesitos todos pueden ‘anotar’ con un gatito. Además, la lógica es impecable: si la selección gana, contratemos unas turras para festejar. Y si la selección pierde, hay que tratar de sacarse la depre garchando, si es posible con gatos del país que nos ganó el partido. Perdimos con Brasil? Nos desquitamos garchando unas brasucas a fondo, es más, nos ponemos la celeste y blanca y al gato carioca le ponemos la verde amarelha mientras le hacemos bien la cola. Le ganamos a Brasil? Excelente, seguimos garchando a Brasil a la noche alquilando unas turras de esa nacionalidad.

Luciana Salazar tiene no solamente la delantera, sino la retaguardia necesaria para ganar cualquier campeonato sexual, contra quien sea

Un equipo balanceado impone su delantera pero no descuida la retaguardia. Luciana Salazar en ese sentido es completa, tiene dos poderosas fuerzas para el ataque y un sector trasero igualmente impresionante, para que todo salga redondo. Y como reaseguro para el caso que las chicas no jueguen bien, tranquilos que de todas maneras ganamos de orto, la foto de arriba lo prueba.

En caso que no juguemos bien, no hay problema porque ganamos de puro culo. La victoria está asegurada.

Nadie le gana a Luciana Salazar en manejo de pelota. Nadie la toca como ella, con tanta experiencia. Eso si, pases no hace: se la morfa completa.

Alguien tendría que formalizar este mundial paralelo, el mundial de la prostitución, que es mucho más grande que el de fútbol: CNN calcula que llegarán a Alemania unas 40.000 prostitutas de Europa del Este solamente, sin contar las que seguramente van a ir de todos los países. Porque dondequiera que van los hinchas de cada país, los gatos van detrás. Que si Luciana Salazar está pensando en ir al mundial? Seguramente las producciones de fotos van a ir mejorando a medida que se acerque el mundial y quizás la invitan a ir para allá. Pero habría que armar un equipo ‘paralelo’ con las chicas y mandarlo para Alemania a competir en distintas pruebas tipo el programa alemán Telemach. Por ejemplo, compite el equipo de turras de Argentina contra las brasucas, a ver cuál equipo le ordeña más leche a una serie de hinchas que van pasando (voluntarios van a haber a patadas, de todas las nacionalidades). Para que sea una cosa profesional como corresponde a un mundial, se arma un decorado tipo granja con fardos de alfalfa, las ubres de Salazar en cuatro quedarían diez puntos en el decorado tipo tambo, lo único que los saca leche de vaca le van a quedar chicos. Para la competencia se pone una madera prolija con agujeros tipo glory holes, donde una larga hilera de hinchas voluntarios van poniendo las pijas, y del otro lado las profesionales trabajan chupando para hacerlos acabar abundante y rápido, (o sea igual que cuando laburan en Baires). Cuando tienen el producto, lo van escupiendo en un balde metálico que recoge la leche, una verdadera usina láctea. Cuando termina la prueba cada equipo lleva el balde de leche y miden cuántos centímetros cúbicos extrajo cada equipo. Es obvio que esta prueba va a ser más interesante que alguno de los plomísimos partidos de la primera ronda. Salazar es titular seguro, y ahora sólo queda que los notiblogueros ayuden a armar el equipo de atorras argentinas para que nos represente en la Sex World Cup Germany 2006.