Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Luciana Salazar abre colectora al tránsito

Luciana Salazar

Luciana Salazar vuelve a mostrar ese temible orto y sabe que la pregunta de la muchachada va a ser si es posible tomar por la colectora. “No hay ninguna zona de mi cuerpo cerrada al tránsito” confiesa Luly y en caso que quieras tomar por algún otro atajo carnoso aclara que “ya no me quedan lugares del cuerpo sin tocar, la verdad que los hombres me tocaron toda, especialmentelas tetas y la cola, en ese orden.” Que cuánto cuesta la tocatta? “Nunca tuve propuestas de sexo por dinero así directo” dice la rubia, pero reconoce que sí las tuvo a través de intermediarios. “Una vez vino uno a decirme que un tipo que él conocía me pagaba 40 mil dólares por tener sexo conmigo.” Igual, Luciana dice que le cuesta agarrar viaje. “No acepto porque soy una tipa muy jodida” dice indignada pero no por el monto sino porque “a mí casi todos los tipos me dan asco.”

Luciana Salazar

Un PapoCam de Luli Salazar auténtico por partida doble: la empanada es una de las pocas zonas que le quedan sin tunear y la foto no tiene photoshop.

Luciana Salazar rompe la veda fotográfica poniendo ese terrible ojete para las cámaras y a vos te dan ganas de mandar los garfios para descorrer el pedacito de tela platinada que como un precinto de seguridad te impide el acceso a la puertita del amor. “El amor me ha tocado la puerta nuevamente” escribe Luciana como sintiendo ya la manito en el orto, “¿me animaré a abrirle la puerta sin reservas?”. La pregunta es retórica, porque su putez ya contestó la pregunta entregando los cantos a Martín Redrado, que como el título de su libro, le dió “Sin Reservas.” Luly no quiso confirmar porque dice que jamás se pondría de novia con un hombre casado, pero reconoce que “todo el tiempo me vinculan con alguien nuevo, pero te digo que si se rumorea es porque algo hubo.” Y luciana salazarsiempre hay algo, porque Luly abre la puerta trasera a todos los que alguna vez entraron. “Con el noventa por ciento de mis novios mantengo una relación excelente más allá de haber cortado” explica Luciana y por si no la entendiste aclara que “eso quiere decir que sigo teniendo sexo con todos porque la atracción nos permite seguir compartiendo nuestras pieles.” Pertenecer al exlusivo club de vacunadores de Luciana Salazar tiene sus privilegios, pero por favor no te enamores porque la rubia te revoca la membrecía sin miramientos. “Una vez noté que uno de mis ex sufría con eso de que la relación fuera solamente sexual y ahí decidí cortar de una.” Suena un poco frío, seguro, pero recordá que dentro de la farándula argentina la rubia no es un camino secundario, es una ruta profesional. “No hay ninguna zona de mi cuerpo cerrada al tránsito” reconoce Salazar, Luciana Salazar“me considero una trabajadora, soy re profesional, por eso no puedo perder la cabeza por sexo, por un hombre ni por ninguna otra cosa.” Si no pierde la cabeza por sexo ni nada, qué es que lo que quiere Luly? “Lo que a mí me gusta es seducir, sentirme sexy todo el tiempo” confiesa la rubia, “hasta cuando duermo sola me pongo ropa sugestiva, me encanta mirar mi cuerpo en el espejo y ratonearme conmigo misma porque me alimenta el ego.” Pero el ego de Luciana no sólo se alimenta de ver su propio cuerpo sino de los lácteos que recoge cuando se entrega a la masa. “Me pone re bien volver a hacer fotos porque a mí me gusta mucho más ser deseada que desear” revela Luli, “me encanta ratonear porque siempre fui una seductora nata, aún desde muy chiquita, imaginate que tuve mi primer orgasmo a los cinco años y sin siquiera tocarme.” Y fue ese polvo precoz dió lugar a una putez adulta que ahora luciana salazarla fama a veces impide expresar. “Alguna vez trate de sacar la cuenta de cuántas veces tuve sexo en mi vida pero no pude” dice sorprendida por su propia putez, “habrán sido mil o dos mil veces.” Pero la fama que la hizo perder la cuenta de cuántas donaciones lácteas recibió hoy le está complicando la cosa. “Ser conocida es un problema cuando quiero relacionarme con alguien”, explica Luly Salazar, “tengo la fantasía de ser anónima porque me gustaría ir a un montón de lugares súper románticos pero se complica porque hay que estar alerta para que no nos espíen. Por eso hay épocas donde desaparezco y me escondo, que está buenísimo porque al cuidar mi privacidad también alimento el misterio.” Y para alimentar el ratoneo, también hace videos caseros. “También me filmé en la cama varias veces” dice como para que te exploten las dos cabezas, “con el video no hay límites para la imaginación.”

luciana salazarluciana salazarluciana salazar

luciana salazar

Que si Luciana Salazar tiene hecha la cola? Viendo la foto parece obvio que a ese pavo lo llenaron tanto de carne como de plástico, pero la rubia sólo se hace cargo de la primera. “No tengo ninguna zona de mi cuerpo cerrada al tránsito” dice sentando un ejemplo para los piqueteros, pero niega el tuneo. “No me interesan las cirugías porque estoy re conforme con el cuerpo que tengo” dice Luly negando lo obvio, “me mantengo haciendo gym porque me gusta verme cada vez mejor y no hablo de mejorar con cirugías, sino interiormente.” Y parece que combinación de gym con belleza interior le da un resultado bárbaro, fijate en las tres fotos de abajo como fue cambiando a través de los años, es notable. Advertencia para fans impresionables: la tercera foto no tiene photoshop.

luciana salazarluciana salazarluciana salazar
luciana salazar

Bajá el video de Luciana Salazar

Luciana Salazar se filma en la cama

Luly Salazar

Luciana Salazar dice que le encanta el sexo con webcam y está “todo el día con la compu” porque “en el fondo sigo siendo una nena, me gusta jugar todo el tiempo porque si no me aburro.” Según la rubia, esa onda juguetona es la que la llevó a convertir su cuerpo en “un parque de diversiones”, pero que la entrada no es cara. “Antes era super fisiquera” explica Luly, “mi primer novio era perfecto en todo sentido, pero después relajé un poco con lo físico y hoy la personalidad me puede más.” Luli Love también bajó la edad de los donantes de esperma. “Ahora apunto a chicos de entre 19 y 24 años” a los que dice tortura vía texto. “Me gusta quemarles la cabeza un par de horas antes mandándoles mensajitos adelantando lo que vamos a hacer.” Turrísima.

Luciana Salazar

Luli Salazar te espera en jumper con la cola lista y ansiosa petea un chupetín.

ALuciana Salazar le gusta definirse como “la gran provocadora argentina” y sale a demostrarlo periódicamente en fotos y videos varios. “Me encanta desnudarme” explica la rubia, “y para Playboy en especial porque fue todo muy cuidado, muy pro, me sentí muy bien y eso que fue mi primer desnudo a fondo.” Y si bien Salazar niega ser la protagonista de ese video donde a una rubia muy parecida le dan “a fondo”, no tiene problemas en reconocer que le gusta verse cogiendo en video. “Claro que me filmé en luciana salazarla cama” confiesa la ex bomba de Tinelli, “porque no le pongo límites a la imaginación y además me encanta hablar de sexo, no tengo ningún pudor.” La escorpiana (dice haber nacido el 7 de noviembre de 1981) además dice que además de filmarse, le gusta tener sexo virtual. “También tengo sexo con la webcam” confiesa la rubia, “pero tengo que tener mucho cuidado, no lo puedo hacer con cualquiera.” Claro, no vaya a ser cosa que una copia del videochat hot aparezca por ahí. “Las veces que lo hice por la webcam fue con un famoso y de esa manera me quedo tranquila porque si salta a publicidad, él va a tener un problema más grande que yo.” Puede ser, pero nunca va a ser tan grande como el “problema” que te queda a vos después de ver el video y escuchar las Luly Salazarconstantes provocaciones la rubia siliconada. “Aparezco como una provocadora porque comparados con Europa o Estados Unidos, acá en Argentina somos pacatos, pero sólo soy una mujer espontánea que relata sus experiencias sexuales sin pudor”, dice Luly tomando envión para recordar la vez que cumplió su fantasía de estar con dos pibes a la vez. “Sucedió y punto” dice Luly de la vez que la ensartaron “cumplí la fantasía con dos brasileños de dos metros de altura y ojos celestes” dice Salazar y uno vuelve a pensar en la similitud con ese video porno donde la enfiestan dos pibes. Muchos razonan que no es Luly porque los muchachos del video hablan inglés, pero la propia interesada dice que la fiesta fue en Nueva York. “Fueron luciana salazarlos hermanos Mario y Paulo Velloso, yo ya había salido con ellos antes por separado, y cuando nos encontramos de casualidad los tres en Nueva York, ardió Troya.” Más que Troya le debe haber ardido el upite pero mal. “Imaginate cómo quedé yo con mi metro 63 de altura en medio de estos dos brasileños de dos metros de altura”, dice la rubia como si todavía le doliera el upite de sólo pensarlo. A Salazar le gusta filmarse, tener sexo por webcam, enfiestarse con dos pibes y reconoce que no tiene “ninguna zona de mi cuerpo cerrada al tránsito”, pero nunca por guita. “Hay gente que se sorprende cuando digo que nunca tuve propuestas directas de sexo a cambio de dinero”, dice Luciana tratando Luciana Salazarde sonar convincente, “una vez se me acercó una persona que dijo que conocía a alguien que estaba dispuesto a pagarme 40 mil dólares por una noche de sexo conmigo.” Pero la rubia insiste que los servicios son totalmente gratuitos. “Siempre digo que si hubiera nacido varón, sería gay o transexual porque me enloquecen los hombres” dice Luly y agrega que “por eso durante la intimidad de la pareja me convierto en una geisha total.” Ponete cómodo y disfrutá de un pete oriental!

Luli SalazarLuli SalazarLuli Salazar

Luciana Salazar

Luciana Salazar deja entrever la almeja en el video que podés ver abajo y aclara que a la hora de entregar, “más que el largo me importa el grosor… pero igual tiene que estar todo proporcionado: muy gruesa pero corta no me va.” Y más allá de calificar con el temaño, lo que Luly quiere es alguien que arremeta. “A pesar de lo que provoco, espero a la antigua que los hombres vengan, que intenten y se esfuercen, nada me calienta tanto como un hombre que toma la iniciativa” dice la petisa petera, “admiro cuando insisten, eso me ratonea y ahí me pueden.” Y lo que pudieron es hacerle bien la cola, según delata la sospechosa sombra que aparece en la zona del rosquete en la cuarta foto del cuadro por cuadro (sin retoque, directo del video):

Luli SalazarLuli SalazarLuli SalazarLuli Salazar

Bajate el video de Luly Salazar o la música en mp3.

Luciana Salazar libera las gemelas

Luciana Salazar

Luciana Salazar pela tetas para que recibas el año bien parado y con una bocha (bueno, dos pochas) de suerte. Los cantos no los muestra porque dice que las condiciones para su carrera discográfica todavía no están dadas. “Me voy a lanzar sólo cuando esté diez puntos. Soy muy amante de la música, especialmente la de los ochenta, y sueño con llenar estadios como Madonna.” Y vos soñás con llenarle la canasta de goles como Maradona.

Luly Salazar

Luciana Salazar saca a pasear las gemelas para alegría de los chicos. Sale una turca!

Luciana Salazar pasó meses tratando de mantener sus terribles tetas bajo control debajo de corpiños y blusas, escondiendo los alfajores como gorda puesta a dieta. “Es que mí no me caben los desnudos ni la pornografía” dice la rubia como si vos no la conocieras, “lo mío pasa por lo estético, prefiero insinuar antes que mostrar”. Pero las gemelas son rebeldes y le ganaron la pulseada a ñocorpis y ataduras para despedir el año con una explosión de carne siliconada. Es que Luciana Salazar en tetas es un buen augurio: ahora vas a poder arrancar el 2009 bien parado y hacer una terrible turca celebratoria. Y por favor no seas tímido a la hora de partirle esos dos melones con el serrucho de carne, que Luly viene entregada. “Es que las tetas y la cola, Luciana Salazaren ese orden, son las dos partes de mi cuerpo que más me tocaron”, dice Luli para sorpresa de nadie. “No me quedan partes del cuerpo sin tocar” reflexiona la bomba tucumana haciendo un rápido inventario, “la verdad que los hombres ya me tocaron toda.” Por eso dale con todo, y cuando estés frotando las cabezas de enano con el serrucho de carne pedí un deseo que Luly te lo concede y encima gratis. “Es que cuando cumplo fantasías sexuales es de onda, nunca a cambio de dinero” explica la rubia siliconada, “una sola vez me hablaron de un tipo que estaba dispuesto a pagarme 40 mil dólares por tener sexo conmigo”. Luly dice que no aceptaría una “propuesta indecente” como esa “ni loca”, y además es demasiada guita, mejor vos seguí frotando los enanos que quién te dice tenés la misma suerte que los hermanos Velloso, dos plomeros brasucas luciana salazar que Luly llamó para que le destaparan el papo con sus sopapas de carne. “Cumplí mi fantasía de hacer un trío”, cuenta Salazar al recordar la partuza en la cual se entregó completa a dos extranjeros para que le hagan lo que todo los argentinos quisiéramos hacer, y no pide disculpas. “Sucedió y punto” explica la tucumana desafiante, que siempre dijo se siente más libre con “novios” foráneos. “Mario y Paulo son dos bombones de dos metros y ojos celestes… imaginate cómo quedé yo con mi metro sesenta y tres de altura en medio de ellos dos.” Sí, Luly, nos imaginamos cómo te debe haber quedado de abierta la cañería después del ataque de los plomeros asesinos no con uno, sino con dos sopletes de carne. “Ojo que también me filmé”, confiesa luciana salazarLuly Salazar echando leña a tu fuego, “porque no hay límites para la imaginación.” Y si querés ayudar a la imaginación para ver cómo le puede haber quedado el ojete a Luciana Salazar luego de la partuza, mirate el video adjunto que te da una idea bastante aproximada. Puede que los plomeros brasileños le hayan hecho saltar el cuerito del rosquete, pero Luciana lo recuerda con humor. “Fue gracioso porque yo ya había curtido con los los dos por separado, pero nos encontramos los tres de casualidad en Nueva York y ardió Troya.” Y ese orto también le ardió, suerte que la leche le hizo de crema refrescante!

luciana salazarluciana salazarluciana salazar

luciana salazar

Luciana Salazar practica técnicas para tragársela toda y que no se le escape ni una sola gota, porque se considera una experta del sexo. “En la cama sé mucho, una aprende”, dice entre erudita y viciosa, “como amante te digo que merezco un 11”. Once polvos merece seguro, aunque si querés ranquear como goleador en el arco de la tucumana vas a tener que mejorar tus estadísticas de juego. “Alguna vez traté de sacar la cuenta de cuántas veces tuve sexo en mi vida, pero me fue imposible”, dice Luly confesando su baqueteo. “no sé, habrán sido mil o dos mil veces, no se cuántas veces fueron”. Te acordás la nevada en Baires? Era leche por Luly! También podés bajar el video que ves abajo. No seas tímido, dale play!