Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Justine Fuster, botinera no asumida

Justine Fuster

Justine Fuster salió con Cristian “Ogro” Fabbiani y Lionel Messi, pero niega ser una cazabilleteras que vaya tras el dinero de jugadores famosos. “Sé que el pase de Messi vale 250 millones de euros, pero a mí no me importa la plata” dice la rosarina, que asegura ella tuvo que pagar el desayuno que tomaron con el ala del Barcelona. “Messi no tenía ni cinco pesos para dejarle de propina al que cuida los autos, no lleva plata encima y no pagó el desayuno” recuerda Justine, que dice no quería ser “una atorranta más en la lista” del Pulga. El papo de la botinera es un caso curioso: permite la entrada del Ogro pero no de la Pulga, aunque dice que con gusto se comería la fiesta con ambos. “Un trío con el Ogro y Messi estaría muy bueno”, dice la rosarina, “sería una experiencia muy loca.” Como vos, Justine.

Justine Fuster

Justine Fuster pela escarapela de cuero para la ProctoCam®.

Nunca Justine Fuster pudo entender cómo alguien puede confundirla con una atorranta botinera, es algo que no le entra en la cabeza ni el orto tampoco, del cual dice es totalmente virgen. Puede que haya pelado las tetas para las fotos sin problemas, elegido un nombre que suena a actriz porno barata y pintado los ojos al estilo de las peteras egipcias, pero no es ninguna botinera — sólo tuvo la mala suerte de tropezar con un Ogro. “En el sexo a Fabbiani le doy un ocho” dice Justine Fuster del jugador de River, “porque la verdad no venía mal, nada más le faltó tiempo para conocerme bien.” Bueno, puede ser justine fusterque técnicamente el haber salido con un jugador la convierta en “botinera”, pero por favor no saques la conclusión de que Justine es una atorranta que entrega todo por un botín. “Ojo que al Ogro no le entregué todo, no!” sale gambeteando al cruce de versiones, “pensá que estuvimos saliendo tres meses nada más”. Y tiene razón, con una chica tan de hogar como Justine, tres meses es muy poco para que ella se entregue sexualmente, pará que no es ningún gato. “Aparte que a mí hay cosas que no me gustan” dice pudorosa, olvidándose que está posando para fotos topless. “Por ejemplo nunca experimenté el sexo anal, porque no me gusta para nada” agrega contradiciendo la ProctoCam, donde se adivina una escarapela de cuero con signos de justine fusterhaber participado en varias fiestas patrias. Pero a pesar de la evidencia, Justine Fuster insiste que el upite sigue invicto, y que ni el propio Fabbiani consiguió anotar en ese arco. “Es más, al Ogro jamás se le cruzó por la cabeza pedirme la cola” dice poniendo en duda la capacidad goleadora del delantero de River, “porque ni siquiera hizo el intento de amagar ponerme un dedito”. Y si te parece que una figura nacional como el Ogro no queda bien “parado” al no haber podido anotar por atrás, agarrate porque Justine dice que al Lío Messi le atajó todas las pelotas. Pero cómo Fuster, no era que no sos botinera, cómo te topaste con el Pulga? “Sabés cómo lo conocí a Messi? A mediados del año pasado estaba en un boliche y de repente siento que justine fusterme tocan el culo” dice Justine haciendo una pausa para el Chan!, “yo no lo conocí, así que me di vuelta y lo miré mal, pero cuando estaba a punto de pegarle un bife mis amigas empezaron a gritar ‘Es Messi! Es Messi!”. Y lógico, el Pulga vió el arco abierto de la rosarina y la tocó con calidad. “Messi me tocó el culo, sí, fue una palmadita suavecita con esas manos chiquitas que tiene, viste que él es todo chiquito” dice Justine pero se detiene para corregir, “aunque ojo que según mis amigas no es todo tan chiquito, dicen que Messi está muy dotado”. Ah, claro Justine, vos no la viste, a vos te contaron tus amigas.

Justine FusterJustine Fuster

Justine Fuster

Justine Fuster dice que atajó todos los pelotazos que Fabbiani le tiró al arco trasero y que Messi tampoco pudo embocar a pesar de haber usado su “toque de orto” magistral. “Messi es medio depravadito” dice la renuente botinera, que asegura el crack del FC Barcelona le decía “Qué tetas tenés!” y le preguntaba sin sutilezas “Cuándo te vas a venir a dormir conmigo?”. La rosarina admite que tomó un desayuno con Messi, pero que en ese amistoso el delantero no consiguió anotar y encima le sacó la roja para el bukkake. “No le permito que me moje la cara” dice la rubia, “que me eyacule en la cara no, porque eso me parece denigrante.”

Justine Fuster

Justine Fuster dice tener el arco invicto: ni el Ogro ni la Pulga pudieron hacerle el orto.

Y parece que con el Pulga, las amigas de Justine perdieron por goleada. “La verdad que Messi estuvo con tantas amigas mías que perdí la cuenta” dice desmemoriada, aunque al primer encuentro lo tiene bien presente, porque dice que el ala del Barza es medio zarpado. “Después de tocarme el culo me dijo ‘vení a mi VIP’” recuerda Justine Fuster, “y nos quedamos tomando algo hasta que en un momento me dice ‘Qué tetas tenés!’ y yo me empecé a reír porque Messi es medio depravadito cuando se suelta.” Igual, por todos los amagues y gambetas, dice Justine que Lío no pudo anotar. Papo raro el de la botinera: entra un Ogro pero no una Pulga. “Nos seguimos viendo cada vez que iba al boliche y siempre me preguntaba ‘Cuándo te vas a venir a dormir conmigo?” cuenta la rosarina, “pero yo no le respondía nada porque a mí Lío me gustaba de verdad y justine fusterno quería ser una atorrantita más en su lista, entendés”. Lo que entendemos es que querés euros, Justine. “Ya sé que el pase de Messi vale 250 mill. de euros, pero a mí eso no me importaba” dice la botinera inconfesa, “no quería que me pasara lo mismo que a mis amigas de laburo (perdón, de qué laburan tus amigas?) que estuvieron con él pero nunca llegaron a nada.” O sea, no le pudieron sacar un mango, decís. “Mirá, Messi no lleva plata encima, no tenía ni cinco pesos para dejarle de propina al que cuida los autos!” agrega la rubia antes de irse de boca, “es más, no tenía ni para invitarme el desayuno, nada de nada!”. Perdón Justine, si no le diste bola cómo es que desayunaron juntos? Si viene Lío y te dice de frente manteca que tenés que entregar la Justine Fustercola para estar con él, también le cortás el rostro? “No le entrego la cola, no, la verdad lo saco volando como a cualquier otro” dice Fuster y agrega indignada, “otra cosa que no le permitiría es que me moje la cara, entendés? Que me eyacule en la cara no, porque eso me parece denigrante.” El bukkake no le cabe, pero todo bien con la partuza. “Un trío con el Ogro y Messi estaría bueno” dice Fuster tirando la chancleta, “sería una experiencia muy loca.”