Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Joana Villafañe entrega carne para todos

Joana Villafañe ex Pombo

Joana Pombo Villafañe en tetasJohana Villafañe pone toda la carne al asador y busca un buen parrillero: la ex Pombo dice que está sola y que si bien por la calle le dicen de todo, a la hora de los bifes la mayoría arruga. “No soy de encarar, yo espero que vengan” explica la mendocina, “pero con mi metro ochenta doy un poco de miedo, y si me pongo tacos olvidate, no se me acerca nadie.” Y después está el tema económico, porque la billetera es un factor. “Obvio que me gusta la plata, a todas nos gusta” dice Joana al recordar su época de mayor facturación con las “Hermanas” Pombo. “Lo de inventar que éramos hermanas nos sirvió a las dos porque la fantasía de todos los tipos es estar con dos hermanas”, se sincera la ex Pombo, “el combo fue un buen producto, las ofertas para hacer algo íntimo llegaban todo el tiempo.”

tetas de joana villafañe ex pombo

Poderosos Patys: Johana se separó de Pamela Pombo pero le puso el pecho a la situación y ahora turquea por su cuenta.

E l de Joana Villafañe es un orto tan impresionante que al verlo te deja con dos dudas: la podonga y saber si lo entrega. “Sí, sí… entrego la cola” dice la ex Pombo sacándote la duda mental y reforzando la de carne, “pero para disfrutarlo por atrás tengo que estar muy caliente y relajarme bien porque si no me duele, no es una cosa así nomás a entregar con cualquiera, tiene que haber una preparación previa.” O sea, atacar por sorpresa como hizo Del Potro no sirve, aunque hay que reconocer que le hizo un buen entre. “Yo venía de una producción donde me habían pintado toda así que antes de verlo me tenía que bañar” recuerda la mendocina, “me joana pombo villafañedijo no te hagás problema, te duchás en casa que está todo bien… pero resultó que se metió en la ducha, yo me lo quise sacar de encima pero no pude, era una cosa gigante.” Y según la ex Pombo, Delpo cometió una doble falta: no sólo asustó con el tamaño, sino que quiso entrarle a lo bestia. “Yo sé que mi apariencia da como que me gustan los hombres salvajes” dice Johanna, “pero en realidad me gustan los pibes cariñosos y dulces.” Y con guita, claro. “Obvio que me gusta la plata” reconoce la ex Pombo, “pero hay pocos que me llenan la cuenta bancaria, normalmente el amor me lo dejan en cualquier parte del cuerpo.” Y a veces también le almidonan algún disfraz de los que usa para cumplir fantasías. “El de mucamita lo uso, pero ya es muy básico” explica la mendocina, “el más loco fue uno que me pidió que me vista de monja, mucho morbo tenía ese johanna villafañe toplesschico, era el anticristo.” Pero la fantasía que más le rindió es el famoso combo. “Las ofertas para algo íntimo llegaban todo el tiempo, todos querían estar con las Hermanas Pombo” recuerda Villafañe, “el combo era un buen producto, era la fantasía de estar con las Pombo.” Y si bien hoy ya no hay onda con Pamela, igual Joanna está disponible para otras partuzas. “En la cama no le digo que no a nada, fiestita también, todo” confiesa la ahora morocha, “para mí en el sexo está todo permitido, no hay límites. Lo johanna villafañe pombo, terrible ojeteúnico que por ahora no me va son las mujeres porque soy celosa y no me gusta compartir lo mío, pero lo demás vale todo.” Y a pesar de lo abierta que está en mente y ojete, la mendocina dice que está sola porque la mayoría habla mucho pero arruga a la hora de los bifes. “Soy de esperar que vengan, pero con este lomo y un metro ochenta me tienen miedo, y con tacos olvidate, no se me acerca nadie” se queja la ex Pombo, “no soy de encarar pero igual de alguna manera te seduzco para que te des cuenta que me gustás.” Y si no estás seguro de poder comértela solo, probá de encarar con amigos que hay carne para todos. “En la cama puedo aguantar a varios chabones” dice sacando pechos, “la única condición es que vengan en número impar, o sea en vez de cuatro mejor que sean cinco. Y en cuanto a mis petes no se preocupen que van a quedar conformes, te aseguro que nadie se quejó.”

joana villafane ex pombo en bolasjohanna villafañe en tetas

joana pombo villafane abierta de gambas

cola de joana villafañe ex pombo“Muchos no me encaran porque les da un poco de miedo” dice la ex Pombo, “mis medidas son 95-75-95 en un metro ochenta y asusta un poco.” Y eso que no dijo la medida del papo, porque si la canaleta en la copa del sombrero que tiene entre las piernas es una indicación, el tajo debe medir fácil 20 centímetros, lo que explicaría la capacidad de la mendocina para atender varios pibes al mismo tiempo. “En la cama puedo aguantar a varios chabones a la vez” dice con confianza profesional, “pero como no me gustan los números pares, prefiero que sean cinco o siete chicos y no seis.” Demasiada carne para un sólo parrillero!

johanna villafañe en tetasjoana pombo villafane topless

Bajate el video hot de Cinthia Fernández
También disponible en 3gp para celular

Johana Villafañe fiestera entrega la cola

Johana Villafañe

Johana Villafañe Pombo en tetasJésicaLa ex Pombo Johana Villafañe se abre de gambas y se recuesta para presentar el menú de verano: dos ricos patys y una empanadita compacta que se adivina bien jugosa. “En el sexo para mí está todo permitido” dice la ahora morocha, “conmigo vale todo, y fiestitas también.” Y podés invitar amigos a la partuza porque con la carne que tiene Johana, el asado alcanza para varios. “Yo puedo aguantar varios chabones, siempre que no sean novios porque la fiesta tiene que ser un touch and go” dice alentando a que se la empomben entre varios desconocidos, “me gustaría que fueran cinco o siete pero no seis porque no me gustan los números pares.” Y a vos te va a gustar ese par de tetas para una linda turca con final feliz ahí mismo!

Cola de Johana Villafane

“Entrego la cola, sí, sí” admite Johana como si no te hubieras dado cuenta ya viendo esa apertura de cachas, “pero tengo que estar caliente y relajada, porque sino me duele.”

Ya lo dijo Martín Fierro: los hermanos sean unidos, esa es la ley primera, porque si entre ellos se pelean, los devoran los de afuera. Y en el caso de las “Hermanas” Pombo, cuando entre ellas se pelean se las cojen los de afuera, que es justo lo que ellas querían porque separadas facturan más, aunque ahora con el cepo cambiario no tanto como antes. “Si fuera ministro de Economía me quedaría con todos los dólares para mí” dice Johana Villafañe ex Pombo, “aunque ahora hay pocos que me dejan su amor en la cuenta bancaria.” Es que como los chicos andan con más leche que guita, los regalitos tienden a ser más blancos que verdes, pero por suerte Johana Johana Villafane en tetasacepta depósitos a la vista. “El amor me lo pueden dejar en cualquier parte del cuerpo que quieran” confiesa la ex Pombo, “y no puedo creer que esté diciendo este tipo de cosas!” Y como buena petera, Johana no sólo se va de boca en la entrevista. “No sé qué puntaje me pongo para el peterete” dice la rubia con unos labios que desmienten su modestia, “pero te aseguro que nadie se quejó.” Y vos tampoco te vas a quejar de nada, porque a Pombo le cabe toda y en cualquier lado. “En la cama no le digo que no a nada” explica la ex rubia hoy morocha, “para mí está todo permitido, vale todo. Lo único que no me va, por ahora, son las johana villafane desnudamujeres.” Pero si querés darle con un par de amigos, Johana no pregunta cuántos son sino que vayan entrándole. “Me gusta todo, y la fiestita de repente también” reconoce entusiasmada, “por ahora el máximo fueron tres, pero puedo aguantar más chabones siempre que el número sea impar — mejor que sean cinco o siete pero no seis porque los números pares no me gustan.” Igual mejor no invitar a muchos y menos a johana villafane pone el ortodesconocidos, no sea cosa que pase de gang bang a fiesta gay. “No voy a pedir que se den besos entre ustedes, aunque si uno quiere hacerle sexo oral al otro y los dos lo disfrutan está todo bien” dice con la autoridad de una fiestera experimentada, “tengo amigos que probaron un pete de un gay y todos dicen que los tipos la chupan mejor que las mujeres.” Mejor morir con la duda, preferiblemente adentro de ese impresionante ojete que Johana admite está abierto al público. “Entrego la cola, sí, sí” reconoce la ex Pombo, “pero mirá, para hacerlo por atrás y disfrutarlo tengo que estar muy caliente y relajarme mucho. No puedo entregar así a cualquiera, entendés? Porque duele, que querés que te diga.”

Johana Pombo VillafañeOrto de Johana Villafane

Johana Villafane en cuatro

Johana Villafane PomboPuede que cambie de apellido y color de pelo pero la putez es la misma de siempre: Johana se gana la vida provocando y le encanta confirmar que a diferencia del nudo del globo que tiene por ojete, la demanda de sus servicios es inelástica. “Me encantan las guarradas que me gritan por la calle” dice la ahora morocha, “el otro día entré a un lugar para hacer unas fotos y un pibe me cruza y me dice ‘qué lindo culo! Te la pongo ahora y no te la saco nunca más’, se quería jubilar conmigo y encima era un pendejo, tendría 20 años… igual a mí me gustan más grandes.” Y las billeteras también, preferiblemente en bolsillo de futbolista. “Soy una botinera experimentada” confiesa la ex Pombo, “salí con varios jugadores porque son de barrio, bien atrevidos y además tienen buen culo.” No tanto como el de Johana, que dice en la cama es de dar órdenes. “En el sexo mando yo para asegurarme que hagan una buena previa, eso de que la pongan de una no sirve” explica la morocha, “primero me gusta que me hagan mucho sexo oral, si hacés eso bien después te digo que sí a todo.”

Johana Pombo

Johana Villafañe PomboJohana Villafane de culo Johana Villafane abierta de gambasJohana Villafañe, concha de tenis

Bajate el video de Johana Villafañe
También disponible en 3gp para celular

Joana Pombo sin combo igual levanta polvo

Joanna Villafañe en tetas

La ex Pombo Joana Villafañe pela temibles tetas para convencerte que ella era la mejor mitad del Combo Pombo y por lo tanto te puede dar mejor servicio sola que junto a su supuesta hermana. “Todos sabemos que sin escándalos no se llega y como las Hermanas Pombo armamos mucho quilombo” reconoce la rubia, “con Pamela levantamos mucho polvo, pero ahora quiero abrirme y mostrar otras cosas.” Y mostrando esos patys y ese ojete, Joana apuesta a que pocos van a extrañar la dupla. “Me va muy bien sola y es obvio porque tengo 23 años y estoy sola, así que ando por todos lados” reconoce la rubia, “además si alguien quiere un Combo Pombo puedo hacerlo sin ella, porque el nombre lo tenemos registrado las dos y ambas podemos usarlo.”

Las tetas de Joanna Pombo

Joana pela temibles patys como para hacerte una turca que te haga olvidar del Combo Pombo.

L a que se suponía era Joana Pombo ahora se presenta como Joana Villafañe pero al margen del nombre, no hay cambios: la putez sigue intacta y esas tetas siguen tan apetecibles y turqueras como cuando se vendía con su supuesta “hermana”. “No me arrepiento de la etapa que hice con Pamela, me sirvió para llegar al medio que es lo que buscaba, pero me cansé de que la gente asocie Pombo con quilombo” explica Joanna, “está bueno llegar por el escándalo, me hice conocida que es lo que quería pero ahora quiero mostrar otra cosa.” Así Joanna Pombo en bolases, ahora quiere mostrar esas bochas turgentes y ese jugoso ojete sin invitar comparaciones aunque sea la más linda de las dos. “Soy muy diferente a Pamela, tuvimos éxito porque el producto eran las Hermanas Pombo y vendíamos un combo” dice mientras pone el ojete a cámara, “pero la botinera experimentada soy yo, me fascinan los jugadores y salí con varios porque son zarpados, bien de barrio y con buen culo como me gustan a mí.” Y con tal de botinear, Joanna se come hasta un ogro. “Te digo que con un poco de alcohol encima hasta el Ogro Fabbiani parece sexy” dice la ex Pombo, “así fue que se armó la famosa fiesta, el gordo me tocaba a mí mientras Pamela miraba y me susurraba al oído de hacer un trío, a base el culo de joana pombode sexo al gordo le hicimos bajar varios kilos.” Pero ahora Joanna se abrió, de Pamela y de gambas, como para explorar su putez en forma individual. “Ando como loca porque tengo mucho trabajo y es obvio si tengo 23 años y estoy soltera, estoy a full por todos lados!” dice como si ese ojete no diera abasto para atender todos los pedidos, “ahora hago lo que quiero es laburar sin tener que rendirle cuentas a Pamela, que tiene un chongo al lado que no la deja moverse con libertad.” Y si bien el Combo Pombo ya no está en venta, Joanna asegura que a ella la comprás con la personalidad si tenés huevos y onda. “La mayoría miran desde lejos pero no se acercan, es como que les meto miedo o no joanna villafañe de ortoquieren perder, pero no me gustan los serios, quiero tipos que encaran y son divertidos, no te digo un Piñon Fijo pero con mucho humor” dice Villafañe, “y en lo físico lindo pero boludo no da, así que mientras me hagan reír y sentir cómoda pueden ser gordos o feos, pero que calcen bien.” O sea, Johanna quiere que la hagas reír, pero no con el tamaño de la poronga. “El tamaño importa mucho, la que dice que no se fija está mintiendo” confiesa Joanna, “tiene que ser grande y también durar un rato largo, porque ponerla enseguida no tiene gracia.”

Joanna PomboJoana Villafañe de las Hermanas PomboJoana Villafañe de las Hermanas Pombo

Joanna Pombo topless

Johanna Villafañe se abrió de su ‘hermana’ y de gambas para demostrar que sola la rubia brinda más putez que como la mitad del Combo Pombo. “Pamela quedó limitada por un chongo que la tiene atada, pero yo estoy libre y soltera” aclara Joana, “por eso te aseguro que no van a extrañar el combo, si con el Ogro no bajamos juntas, nos turnábamos, pensá que tiene una sola.”

Joana Villafañe de las Hermanas PomboJoanna Pombo en pleno showJoana Villafañe de las Hermanas Pombo

Bajate el video de Johanna Pombo
También disponible en 3gp para celular