Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Jime Campisi y Gaby Ahualli, chicas fiesteras

Jimena Campisi y Gabriela Ahualli enfiestadas

Jimena Campisi se anima a pelar las tetas que la hicieron famosa como azafata de El Ultimo Pasajero, y da la casualidad que los timbres de la rubia son los que más le gusta chupar a la morocha. “Me gustan las chicas de pezones chiquitos y buena cola” dice Gaby Ahualli tirando una onda a su compañerita de La Noche del Domingo, “en la cama mi arma más fuerte son los besos porque uso el piercing que tengo en la lengua, da muy buen resultado.” Jime también tiene un piercing en la lengua, pero no le gusta confesar su amor al pete. “Soy un estilo dulce hasta que me sale el lado salvaje” dice la rubia mostrando su piercing petero, “me gusta el sexo en lugares públicos, sentir ese riesgo, soy de las que se juegan a fondo.”

Jimena Campisi y Gabriela Ahualli en tetas

Gaby Ahualli y Jimena Campisi toman Coca en pajita, esperan la lechita en bombilla de carne!

Es la pregunta que se hace el país: a qué se dedican las secretarias de Sofovich ahora que ya no salen más al aire? Y la respuesta es la que esperaban todos: ahora que ya no muestran el orto La Noche del Domingo, las chicas partuzean todos los días de la semana! “Me considero una chica dulce” dice Jimena Campisi mientras petea la pajita de la Coca Cola, “pero cuidado porque también tengo un costado salvaje según cómo me agarres.” Y así, en tetas y bien putita, la agarró su morocha amiguita. “Me gustan las chicas con pezones chiquitos y buena cola” explica Gaby Ahualli, otra ex secretaria del Ruso que no tiene problemas en confesar su preferencia Jimena Campisi y Gabriela Ahualli en partuzapor comer almejas. “Cuando estoy con una chica siempre bajo” dice la morocha tucumana mientras agarra a Campisi, “me gusta dar sexo oral y mirar cómo disfruta.” La morocha está lista para la partuza, pero la rubia no está segura de si le va a gustar comerse esa empanada tucumana. “No sé si estaría con una chica” dice Jimena, “nunca me ofrecieron hacer sexo grupal.” Pero las quejas de la rubia ceden ante la evidencia fotográfica: las chicas están ya chocando los pezones en un brindis partuzero. “En la cama mi mejor arma son los besos” explica la morocha paletera, “y como en la lengua tengo un piercing, lo aprovecho al máximo cuando hago sexo oral, los que prueban no se olvidan más.”

Gabriela Ahualli en tetasJimena Campisi en la camaGabriela Ahualli pone el orto

Gabriela Ahualli y Jimena Campisi

Jimena Campisi manotea el bombachón de la morocha, para arrancar la partuza como vió en películas porno. “En las películas porno veo siempre más cosas entre mujeres que con los hombres, pero a mí me gusta lo tradicional, así que no creo que pudiera hacer algo así” dice la rubia, “es como cuando me piden ir por la colectora de entrada, les digo que no porque siempre hay tiempo para hacer esas cosas.” La que no pierde tiempo es Gaby Ahualli, una morocha siempre lista para entregar esa empanada tucumana. “Dicen que las chicas que tienen varios tatuajes son más sexuales” dice la morocha, “y tienen razón, porque soy de acabar varias veces en una hora.” Y ambas tienen un lindo piercing en la lengua, un claro signo de su amor al pete. “El piercing en la lengua es especial para hacer sexo oral” dice la tucumana, “a las chicas les encanta y a los chicos ni te digo.”

Gabriela Ahualli pone la colaJimena Campisi te espera de orto

Bajate el video de Jimena Campisi y Gabriela Ahualli
También disponible en 3gp para celular

Jimena Campisi terrible orto y felino tatuaje

Jimena Campisi

Jimena Campisi se pone en cuatro y te mira como preguntándote si te gustaría comerte ese terrible ojete, pero no cometas el error de preguntarle si entrega. “Siempre que me piden por la colectora pero les digo que no” dice Jimena, “eso es algo para hacer cuando me dan ganas, pero no para repartir al ganador como si fuera un premio.” Pero repartir premios es justamente lo que la rubia hace como secretaria de Sofovich. “Repartimos plata y la gente se pone contenta” dice la rubia, que como muestra de su vocación por hacer feliz a la gente se hizo un felino tatuaje con pisadas de gato arriba del glúteo derecho. “Me hice conocida, pero por suerte los hombres se me siguen acercando” reflexiona la rubia, que mostró el ojete en la obra “Flor de Pito” en Carlos Paz, donde fue una de las candidatas oficiales a Chica del Verano. “Me gusta que se me acerquen sin miedo, porque tengo buena onda y no muerdo a nadie!”

Jimena Campisi de orto

Si lo pedís, no lo tenés: Jime dice que nunca entrega el orto si lo piden, sólo si tiene ganas.

Nadie te va a creer si decís que lo primero que le viste a Jimena Campisi fueron los ojos, pero fue verdad: esa mirada capturó tu atención por un segundo, pero después la mecha de pelo rubio te mostró el camino hacia ese tremendo ojete. “Por la colectora no” dice Jimena leyéndote la mente, y no es que sea vidente sino que antes de que la hagas, y no es que sea vidente sino que la pregunta se la hacen siempre. “La cola me la piden siempre, y siempre digo que no” explica la rubia, pero no creas que la puerta trasera está cerrada con candado, porque la secretaria de Sofovich está acostumbrada a los juegos. “La colectora no es un premio para entregar al ganador sino cuando me den ganas” reconoce Campisi, que cada tanto hace honor a su apellido jimena campisigarchando al aire libre. “Una vez lo hice en la playa y por suerte no nos descubrieron” recuerda entusiasmada, “pero está muy bueno jugar con el riesgo de que te vean, es muy excitante.” Y lo mismo le pasa al papo de Jimena, le excita que lo vean y por eso se afeitó bien y cuando la rubia posó en cuatro aprovechó para saludar a la muchachada desde un costado. La empanada de Campisi tiene ganas de estar en primer plano, salir en un video y ser tan famosa como las del Noble Repulgue, pero la dueña lo reprime. “Videos no hago, pero puedo mirar películas porno” dice la ex azafata del Ultimo Pasajero, “pero tanto no me entusiasma porque hay siempre muchas cosas entre mujeres y pocos hombres.” Es que, según la cuenta, a Jimenita no le gustan las partuzas. “Ni loca estaría con otra chica, no es mi estilo” dice para todos los que Jimena Campisifantasean con verla tocarse con alguna compañera secretaria de Sofovich, “y con otro chico tampoco, porque a mí me gusta lo tradicional.” Y a pesar de los que la vieron empapada en la ducha de El Ultimo Pasajero, Jimena prefiere mojarse en la cama, donde se jacta de ser una jugadora de toda la cancha. “Los que me ven en el programa piensan que me gusta hacerlo en la bañera, pero es un mito” explica la rubia, “pero prefiero la cama, ahí sí voy arriba y abajo.” Pero hay una fantasía inspirada en el programa estudiantil que Jimena acepta cumplir: se pone la pollerita tableada y te hace un show privado digno del felino tatuaje que decora su cadera. “Muchos piden que me disfrace y por suerte todavía tengo el uniforme del colegio” dice Jimena, “me lo pongo y me da un resultado bárbaro porque los chicos se hacen la cabeza!”

jimena campisi y laura gaffurijimena campisijimena campisi y laura gaffuri

jimena campisi en cuatro

jimena campisi tatuaje felinoJimena Campisi se divirtió haciendo una producción de fotos hot con Laura Gaffuri, pero aclara que en la vida real no chocaría tetas con otra mina. “Me propusieron estar en tríos, pero no estaría con otra chica ni loca” dice la ex azafata de Kaczka en El Ultimo Pasajero, “no es lo mío, a mí me gusta lo tradicional.” La rubia quiere hacerte creer que es una mina conservadora, pero con un petero piercing en la lengua y felinas pisadas tatuadas arriba del orto, es obvio que hay gato encerrado. “En general soy dulce” dice en papel inocente mientras pone de nuevo la cola, “pero también tengo un costado salvaje, que saco a relucir dependiendo del día.” Y de la tarifa, que no debe ser barata con semejante pavito!

jimena campisi

Bajate el video de Jimena Campisi o la música

Jimena Campisi, pendeja con piercing petero

Jimena Campisi

Jimena Campisi es modelo de Leandro Rud y secretaria de Sofovich, pero ganó notoriedad como “azafata” en El Ultimo Pasajero, donde le hacían sacar la ropa y la duchaban de prepo en un juego para ganar el viaje de egresados. La pendeja la va de buenita pero la apariencia de inocencia se pierde cuando abre la boca: ahí se le ve en la lengua un piercing con una bolita de metal que parece estratégicamente ubicada para estimular el balano durante la realización de un pete. Y no es el único sígno oculto de putez de la nena: también tiene un trébol de cinco hojas en el cuello que parece celebrar la suerte de los que la bombean de atriqui. Y para completarla, se puso un terrible par de tetas!

Jimena Campisi

Jimena Campisi te mira como diciendo “apuesto que querés hacerte una turca”. Y no es para menos con esas tetas!

Si ver a Jimena Campisi toda mojadita y con cara inocente te resulta familiar, es porque alguna vez esas terribles tetas te quemaron la retina cuando hacía de “azafata” en El Ultimo Pasajero, donde jugaban a sacarle la ropa bajo la ducha hasta dejarla en bikini y luego le abrían la canilla. La rubia se convirtió en el sueño húmedo de los que competían por el viaje de egresados y los que toleraban el programa para verla, pero dice que fuera de cámara prefiere coger en seco. “Todos me preguntan si me gusta hacerlo en la ducha” dice Jimena, “pero en realidad me gusta más en la cama, es más cómodo y me cabe más porque en el fondo soy tradicional.” Y fue en el fondo de la casa del novio donde le dieron por primera vez su merecido hace apenas cuatro años. “Debuté a los 17 porque estaba súper enamorada” dice como si hubiera preferido Jimena Campisimantener el invicto unos años más, “entregué porque cuando caigo soy de jugarme a fondo.” Y el que se jugó a fondo mandando pelota en profundidad fue Juan Martín del Potro, pero la nena prefiere no dar detalles de ese partido. “Prefiero no hablar de Del Potro” dice para que no la encasillen como raquetera, “lo que sí te puedo decir es que nos conocemos.” Como modelo de Leandro Rud, Jimena Campisi trata de mantener un perfil bajo como para marcar diferencias con los gatos que maúllan por los medios. “Me gustaría actuar y bailar en una obra de teatro” dice de su incipiente carrera, “pero no me veo como vedette, lo mío es el humor.” Pero esas tetas no son un chiste, y la inocencia de sus comentarios contrastan con algunos detalles de putez como el piercing en Jimena Campisila lengua que sólo revela en fotos privadas. “Soy una chica dulce pero también tengo un costado salvaje” dice con picardía, “depende del día que me agarres.” También depende el lugar, porque la rubia suelta los ratones al aire libre. “Está bueno hacerlo en lugares públicos” reconoce Campisi, “está bárbaro jugar con el riesgo y que no te descubran, es muy excitante así.” Lo que no le excita tanto son las partuzas, y eso que con esas tetas hay carne para más de uno. “Nunca jimena campisime ofrecieron hacer un trío” dice manteniendo la onda inocente, “pero tampoco lo haría con una chica ni con dos chicos, no es mi onda, tengo un estilo más tradicional.” Claro que una chica “tradicional” no se tatúa un trébol de la suerte (como si no tuviera suficiente culo) como tiene en el cuello, o aceptaría ser “secretaria titular” de Sofovich, que dijo (se) la puso porque “tiene una sonrisa maravillosa” mientras le miraba las tetas. “Me divierto jugando al bowling” dice Jimena al explicar porqué aceptó compartir la Noche del Domingo con el Ruso, “y además está bueno dar plata, la gente se pone contenta.” Pero la gente también quiere hacerle el orto a la rubia, pero Campisi no entrega. “La colectora no la doy porque no es un premio” explica la rubia, “cuando me la piden digo que no, siempre hay tiempo para hacerlo.”

Jimena CampisiJimena CampisiJimena Campisi

Jimena Campisi

Jimena Campisi dice que además de la cola, lo que más le piden en la cama es que se ponga el uniforme del colegio. “Por suerte todavía lo tengo” dice la secretaria de Sofovich, “los chicos se hacen mucho la cabeza cuando me pongo el uniforme del colegio, me da mucho resultado.” Dice que para llevarla por la colectora varios han intentado degenerarla haciéndole ver películas porno. “No me molesta verlas” dice Jimena, “pero mucho no me entusiasma porque hay mucha acción entre mujeres pero pocos tipos.”

Jimena CampisiJimena CampisiJimena Campisi

Bajate el Video de Jimena Campisi o la canción acá.