Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Jennifer Cabrera, terrible perra encadenada

Jenifer Cabrera

Si andabas con ganas de comerte unos patys bien tostados, Jennifer Cabrera es tu chica: la rubia tiene dos medallones de carne vacuna que son para masticarlos de una. “Todo lo que hago es para ustedes” dice la misionera generosa con sus atributos, aunque nos quiere hacer creer que esa cola (objeto de culto en el ambientes fierreros) no está hecha del todo. “Apenas me banco una puntita, ja!” dice sin mucha convicción, aunque puede que sea un intento por aumentar el precio de esa manzana que tiene por cola. “La manzanita la probaron pocas personas, es exclusiva” dice la rubia, que admite le gusta su laburo. “Me gusta gatear” confiesa de una, “como a todas las mujeres.”

Jenifer Cabrera

Jennifer nos quiere hacer creer que en ese ojete “apenas entra la puntita”. Sí, del Obelisco!

Oid mortales este verdadero himno a la putez: Jennifer Cabrera quiere liberarse para sentir el ruido de rotas cadenas y el jadeo en la nuca de todos los que su dignísimo trono abrieron, porque dice que todavía falta un poco. “No sé si puedo decir que practico sexo anal” dice Jennifer con una carita más que picarona, “porque en la cola apenas si me banco una puntita.” Mentira piadosa de esta promotora misionera cuyo culo es un clásico del verano en Crónica TV y es objeto de culto en el ambiente del Turismo Carretera y las Expo de Tuning. “Me encanta todo lo relacionado con los autos y la mecánica” dice con ojitos Jenifer Cabrerallenos de vicio, “porque la verdad que me apasionan los fierros.” Y los fierrazos que se debe haber comido por el orto esta misionera que saltó a la fama (?) al actuar en la película de los Superagentes junto a titanes de la actuación como Fabián Gianola y Darío Lopilato. “Muchos me dicen que fui lo mejor de toda la película aunque no tengo un papel muy importante” dice con una modestia que su ojete no comparte, “aparezco en una pileta saliendo del agua y se me ve todo el cuerpo.” Y con eso fue suficiente porque ese ojete merece un Oscar, meterle la estatuilla sin vaselina entre esas fantásticas cachas. “Dicen que mi cola es una manzana perfecta, por eso me tatué una manzanita en el cachete” explica Jennifer, “pero ojo que la manzanita jenifer cabrerano la prueban todos, es bastante exclusiva.” Es que si querés clavar el palito en la manzana como el pochoclero del barrio, te va a costar unos buenos billetes, porque de eso vive Jennifer. “Me gusta gatear” reconoce la misionera sin vueltas y agrega como para que tomes nota, “creo que como a toda mujer.” Y una vez que garpás el postre, la manzanita la podés comer con el acompañamiento que quieras. “Algunos le ponen chocolate, pero a mí me gusta más la crema” dice la misionera, “me gusta que coman de mi cuerpo… pero comerla también!”

Jenifer CabreraJenifer Cabrera

Jenifer Cabrera

Jenifer CabreraJennifer Cabrera te muestra cómo quiere que le abras el baúl, algo que insiste todavía no le hicieron a fondo. “Apenas me entra la puntita” explica la misionera, “por eso no sé si puedo decir todavía que practico sexo anal.” La única manera de comprobarlo es yendo a una expo de autos y hacerle un buen tuning en ese temible orto que tiene, pero llevá efectivo. “Los autos me encantan” dice la promochica, “y los fierros me fascinan.” Y si querés echarle un fierro, llevá efectivo. “Me gusta gatear” dice la misionera con una sinceridad inusual para el ambiente, “creo que como a toda mujer.” Y le gusta que se la coman de postre. “Me gusta que me pongan crema y coman de mi cuerpo” dice golosa, “y comerla también!”

Jenifer Cabrera Jenifer CabreraJenifer Cabrera

Bajate el video de Jennifer Cabrera