Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Florencia Tesouro, culo de alto vuelo

Florencia Tesouro

Con Florencia Tesouro tenés por lo menos algo en común: a ella también le fascina el orto que tiene. “Me encanta tener la cola que tengo, porque en definitiva es un arma de laburo” dice sincerándose como profesional, “estoy feliz con mi cola porque con ella gané el concurso Cola Reef y entré a los medios”. Es que la dueña de una de las mejores colas de la Argentina conoce su negocio. “Yo no jodo a nadie, simplemente exhibo mi cuerpo y eso al público le gusta” dice con sincera putez antes de revelar su secreto para conservar el pavo siempre a punto. “El sexo me ayuda a mantener la cola” dice la rubia confirmando tu sospecha, “y también hago sentadillas en el gimnasio, que es el mismo movimiento que hacés cuando estás teniendo sexo, por lo menos yo.” Vení Tesouro, entrenate arriba de esta.

Florencia Tesouro

No es la entrada a una nueva estación de subte, es el orto de Florencia Tesouro. Mortal!

Basta un primer vistazo para darse cuenta que el culo de Florencia Tesouro es de alto vuelo, y ella lo confirma. “Me la paso volando y me encanta” dice la rubia sonriendo con el comedor hecho a nuevo, “de jueves a domingo hago desfiles en las provincias, así que el avión es como mi segunda casa”. Florencia pasea su orto volador por todo el país, pero dice que nadie todavía le llenó el tanque el pleno vuelo, no porque no haya querido, sino porque nunca nadie se lo propuso. “Nunca tuve sexo en un avión” admite como invitándote a ser el primero, “lo que pasa es que nadie vino y me dijo ‘Hey Florencia, porqué no florencia tesouroprobamos de hacer en el baño del avión?’. Así que ya sabés, si en algún vuelo de cabotaje te topás con la dueña de una de las mejores colas de Argentina, sólo tenés que preguntarle, porque ganas de perder la virginidad aérea no le faltan. “Estaría bueno, sería para contarlo en mi lista de fantasías cumplidas.” Y en tu lista también, especialmente porque Florencia Tesouro garantiza un inolvidable servicio de a bordo. “Estoy segura que un hombre nunca se olvidaría de una noche conmigo” dice con la seguridad de una profesional, “en eso me tengo fe, porque me encanta dar placer en distintas posiciones.” Y acá es donde el baño del avión puede quedar chico, porque a Flor le gusta ir arriba y cabalgarte hasta dejarte seco. “Me gusta tomar el control cuando estoy Florencia Tesouroarriba” dice la experimentada domadora de pijas, “me gustan todas las posiciones, pero estar arriba es la que más me gusta y con los movimientos que hago te saco de combate.” Y más vale que le creas, porque ese orto sediento de leche es una máquina de ordeñar garompas, una anomalía genética que se manifestó desde temprano. “Ya de chica me di cuenta que mi cola no era como la de mis amigas, mis compañeros del primario me lo hicieron saber” recuerda Flor, “no me llamaban Flor ni Floppy sino que me decían ‘araña pollito’ porque tenía las piernas muy largas y flaquitas, poco pecho y la cola bien redondita.” Lamentablemente los chicos de la primaria no pudieron disfrutar la cercanía de ese ojete privilegiado porque la dueña florencia tesourotodavía no sabía cómo usarlo. “Al principio no le encontré sentido erótico a mi cola” dice Flor recordando la época anterior al despertar de la juguera de porongas, “pero se lo ví cuando tuve mi primera vez, ahí me di cuenta que era lo que más llamaba la atención.” Y poco después Tesouro también descubrió que no sólo llama la atención de los hombres. “Me ha pasado de estar en el baño de un boliche y que una chica se meta por debajo de la puerta a los gritos de ‘Quiero estar con vos, por favor!’”, dice Florencia entre sorprendida y halagada pero aclara que “lo lésbico no me va, no lo haría ni por joder, ni por probar, sé que dicen que a una mujer sólo la besa bien otra mujer, pero yo paso, la verdad me gustan demasiado los hombres.” Y a nosotros nos gusta demasiado tu cola, Flor!

florencia tesouroflorencia tesouroflorencia tesouro

florencia tesouro

Florencia Tesouro se pone en cuatro cuando te ve llegar y tira un par de consejos antes de que arranques. “A mí me encanta la previa llena de caricias” dice la ex Miss Cola Reef, que además aclara que si te vas a ir de boca, que sea paleteando ese ojete y no hablando demás. “No me llevo bien con el sexo conversado, no soy de hablar” admite Floppy pero eso no quiere decir que no grite. “Pero sí soy de expresarte que la estoy pasando bien, no me quedo calladita, te vas a dar cuenta cuando me gusta.” Bombeala en silencio hasta que hable ese culo!

florencia tesouroflorencia tesouroflorencia tesouro

Bajate el video de Florencia Tesouro

Florencia Tesouro no entrega la cola Reef

Florencia Tesouro

Florencia Tesouro dice que está cansada de que le quieran hacer el orto. “En la cama siempre me elogian la cola y después me preguntan si ya probé” cuenta la ex Gran Hermano sabiendo que el tema es inevitable, “pero yo les digo que todavía no la entregué, me gusta cambiar de posiciones y estar yo arriba, pero la cola por ahora no.” Pero no te desalientes, porque la nena está dispuesta a compensar desplegando sus artes bucales. “Soy de dar muy buenos besos y me los elogian mucho, casi tanto como la cola” dice vendiendo su habilidad petera, “soy muy fogosa y con los labios recorro todos los lugares que le gustan al hombre, de pies a cabeza.” También dice que a pesar de no entregar el rosquete, los chicos quedan satisfechos. “Un montón de veces me dijeron que los dejo de cama y que le gustan mucho mis movimientos” dice orgullosa del servicio que brinda, “llevo muy bien el ritmo, lo hago bien fogoso”. Tesouro dice que tampoco se necesita mucho para sacudirla porque “el tamaño importa, pero con algo normal me conformo.”

Florencia Tesouro

Florencia Tesouro muestra el orto que dice sigue invicto.

La guacha se tapa la concha a dos manos impidiendo la entrada, aunque el invicto que protege no es el de la puerta principal sino la trasera. “Me lo insinuaron muchas veces, pero no quiero hacerlo por la cola” dice Florencia Tesouro en una confesión que convierte a la ganadora del concurso Cola Reef 2007 en la protagonista de uno de los más misteriosos casos de la historia sexual argentina — cómo puede seguir vacío ese garage de pijas? “Todos me preguntan si ya entregué la Reef, pero por ahora no, porque para mí no es lo más importante” insiste la morocha con una terquedad que linda con el orgullo, “todo lo demás está bien para que el sexo no sea florencia tesourorutinario, pero eso todavía no probé”. Que Florencia Tesouro mantenga el arco invicto sería motivo de orgullo si jugara para la selección argentina de fútbol, pero en una aspirante a vedette es una vergüenza nacional que debería corregirse mandando un equipo comando a que le rompa ese orto sobre el que basa su “carrera” pero nunca entrega. “Cuando me llamaron para el Bikini Open de Mar del Plata me dijeron que daba el perfil, pero en realidad lo que daba es la cola y como me estaba preparando para ser actriz y crecer en el medio no estaba segura porque te encasillan” dice Tesouro, que a pesar de las dudas terminó poniendo el orto pero no de la manera que a vos te gustaría. “Pero por suerte a raíz de ser Miss Reef me hicieron notas donde se destaca que no florencia tesourosoy sólo una cola bonita, sino que puedo dar otras cosas” dice Flopy totalmente confundida, “y por eso cuando me ofrecieron entrar en Gran Hermano en reemplazo de la chica que decidió abandonar la casa voluntariamente y fue un sueño hecho realidad, aunque no voy a mentir, sé que entré por la cola”. Y por la cola tendría que entrarle el grupo comando en medio de la noche para pincharle ese globo de carne en una partuza sorpresa. “Nunca haría un trío” dice Flopy Florencia Tesourocomo si hubiera visto venir al comando fiestero, “porque ni loca compartiría mi pareja y si quien está conmigo me ofrece algo así me parece que no hay mucho amor”. Es amor, amor a ese pavo impresionante que no solamente enloquece hombres sino también mujeres como ya descubrió la dueña de la Cola Reef. “Chicas se me tiraron un montón de veces” revela la dueña del panettone que nunca se sirvió en fiesta, “pero les dije que no y les explico que está todo bien pero que no me interesa porque me gustan los hombres”. A Florencia Tesouro le gustan los hombres, pero parece que muchos arrugan, quizás intimidados por ese colosal upite. “Ahora los hombres se me tiran mucho menos” reflexiona la morocha casi como si ella misma no Florencia Tesouropudiera entender cómo todavía no le rompieron el orto, “es como si me tuvieran respeto, es bastante raro”. Y es raro de verdad, porque la ex Gran Hermano se reconoce calentona y ese tremendo horno de barro en algún momento debe levantar la temperatura necesaria para meterle la baguette venosa. “Soy bien fogosa y por eso no me gusta nada eso de hacerlo rapidito, me gusta la previa completa” dice la chica Reef y agrega que su estilo es “de dar y florencia tesourorecibir, las dos cosas, porque no me gusta quedarme con las ganas y por eso a los vagos les saco la ficha, siempre estuve con laburantes”. Y si te la querés laburar, un buen verso te puede dejar más cerca de comerte ese pan dulce que todavía no tuvo una feliz fiesta. “Podría ser que me ganen con la charla, porque el tipo canchero me atrae” reconoce la dueña del orto del momento antes de lanzar un desafío, “me gustaría que se me acerque y me diga de una lo que le pasa conmigo.” Acá va Flopy entonces: como expertos en minas, queremos excavar a pijazos esa montaña de carne hasta descubrir tu Tesouro en medio del barro!

Florencia TesouroFlorencia TesouroFlorencia Tesouro

Florencia Tesouro

Florencia Tesouro“Es verdad que las vedettes queremos sexo todo el tiempo” dice Florencia Tesouro mientras posa en cuatro sobre el sillón, “yo soy muy sexual, si fuera por mí lo haría todos los días”. La ex Gran Hermano asegura que todavía no le enterraron la batata en el huerto trasero, pero todo es cuestión de conversar el precio. “Las vedettes queremos tipos con guita porque el nivel adquisitivo es importante en la pareja”, dice racionalizando el comercio carnal, “no voy a negar que la plata está buena, por eso no estaría con alguien que no tiene nada, porque yo trabajo para tener mi dinero.” Y cuánto cobrás Flopy por uno de tus “trabajos”?

Florencia TesouroFlorencia Tesouro

Bajate el video de Florencia Tesouro en descarga directa.

Florencia Tesouro pela tetas

Florencia Tesouro

Florencia Tesouro te pone ese terrible panettone con la esperanza que tengas el cuchillo de carne ya firme como para partírselo al medio y comerle hasta las migas. Flopy sabe que no es temporada de pan dulce, y por eso se puso dos terribles pochas como para agregar los dos medallones de chocolate a la promo. ¿Comprás?

Florencia Tesouro

Florencia Tesouro agregó dos ricos alfajores al tradicional panettone en un combo invernal muy tentador.

Ya venías con la idea desde el verano, cuando te era imposible girar la cabeza sin ver terribles pan dulces en oferta por todos lados. Ahí se te paró la lamparita y te preguntaste ¿Porqué hay que esperar a fin de año para comer un buen pan dulce? Y ahí mismo te prometiste que en el invierno ibas a romper la tradición masticándote un buen pan dulce fuera de temporada. El momento llegó y ya que la vas a hacer, la tenés que hacer bien comprando un pan dulce de marca, uno consagrado como como el de Florencia Tesouro. Es verdad que si querés una mina con terrible culo no tiene porqué ser conocida, pero entrarle a un culo “famoso” siempre agrega algo, hay un extra innegable. Florencia TesouroEs verdad que todo entra por la vista (bueno, no siempre: en el caso de Flopy Tesouro todo entra por el orto) pero la marca conocida suma: cuando pensás que el pan dulce que te estás por comer fue elegido Cola Reef da una satisfacción adicional — cuánto hubieran dado los pibes que vieron la competencia por la cola reef en Mar del Plata por entrarle como estás por entrarle vos? Estar entre el público mirando los ortos y preguntarle al pibe de al lado “Vos qué darías por hacerle la cola a la ganadora?” mientras coronan a Flopy Tesouro, la participante que justamente competía con el número 10. Y por eso, no hace falta comer panettone de marca, pero es un lindo aditivo, de hecho al cuchillo de carne ya lo notás bastante más firme y afilado, listo para partir al medio ese Florencia Tesourocondecorado pan dulce con una arremetida espectaculear. El momento es propicio para entrarle porque además Florencia Tesouro ahora tiene una promoción donde te entrega el pan dulce tradicional y gratis te regala dos terribles alfajores que antes no tenía. Guarda que si sos goloso los dos medallones de chocolate con leche pintan muy bien, fijate en la foto cómo pela esas pochas, son un aditamento más que interesante. “Mis tetas ahora explotan” dice Flopy promocionando el producto, “la verdad que ahora me siento más proporcionada”. Tesouro tiene una estrategia de marketing y posicionamiento del orto que busca subir el deseo por la negación. “El pan dulce lo niego siempre” dice la dueña, “no me interesa entregarlo por Florencia Tesouroahora, así estoy bien”, dice Flopy en un excelente ejemplo de antimarketing. “Soy virgen del panetone, el sexo anal no es algo que me quite el sueño” insiste Florencia Tesouro mientras continúa con la demostración de producto abriéndose de gambas. A la hora de comer, Flopy prefiere servir la empanada en vez de entregar el panettone porque “para mi lo tradicional es lo mejor, la verdad no lo cambio por nada” pero agrega que ese orto está abierto a un experimento culinario porque “me gusta ponerle condimentos a la relación, me gustaría probar otras cosas”. Y bueno, si el panettone no está en el menú, de postre llenale la empanada de carne de crema pastelera!

Florencia TesouroFlorencia TesouroFlorencia Tesouro

Florencia Tesouro

Florencia Tesouro muestra orgullosa las dos pochas que se puso para hacer juego con su mortífero toor, el mismo que le hizo ganar el título de Cola Reef en 2007, la hizo entrar en Gran Hermano “de culo” y le valió el apodo de “panettone”. Dice que no entrega el orto, vas a tener que ser el primero. Un orto hot como el sauna.