Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Fernanda Vives quiere despedida de soltera

Fernanda Vives

Desde que se sacó de encima el aplastante peso de la Tota Santillán, Fernanda Vives la viene pasando bomba. “Antes era muy tranquila, pero ahora muy sexual” explica la rubia, que anunció su casamiento con el futbolista Sebas Cobelli (es novio de la leona Luciana Aymar) y ya quema sus últimos cartuchos de soltera. “Estoy siempre con ganas, en el auto mientras él maneja es la clásica” confiesa la rubia, “y también en otros lugares como en Cancún, fuimos a hacer snorkel pero me cansé de nadar y nos dimos en la lancha.” Una petera todo terreno.

Fernanda Vives

Fernanda Vives muestra la cara que parece cuidada a base de puro bukkake.

La carrera que eligió Fernanda Vives es tan larga y dura como las que tuvo que comerse en el conpetetivo mundo del espectáculo argentino, pero ahora la rubia puede decir con orgullo que no se rompió el culo en vano. “Me caso con Sebastián Cobelli” anuncia la rubia en tono triunfante, “y estoy re feliz.” Y no es para menos, porque en el ambiente botinero casarse con un jugador es como ganar el mundial, aunque Ferchu se empeñe en negarlo. “Me caso con un futbolista, pero no me considero del grupo de las botineras” dice la rubia sin darse cuenta que negarlo es típico de botinera, como lo es insistir que no hay motivación económica. fernanda vives “Lo mío no es onda me levanté un botín y me voy a Europa a salvarme” dice tratando de sonar convincente, “además a Sebas le quedan apenas tres años de carrera, por eso ya tenemos proyectos de laburo juntos.” Y así parece que Ferchu de casada va a tener que seguir rompiéndose ese orto que Moria Casán llegó a elogiar. “Cómo debe extrañar esa cola la tota!” dijo la veterana vedette al analizar la retaguardia de la rubia, “la cola de Vives es parecida a la de María Eugenia Ritó, pero más chiquita y menos firme”. Y si esa valla está un poco vencida, es porque el novio futbolista estuvo cagándola a pelotazos. “Con Sebastián no sexualmente nos llevamos muy bien, te puedo decir que comparado con lo que había conocido en la cama hasta hoy hay un abismo” dice Vives en botinero elogio, “los dos somos muy apasionados y no tenemos fernanda vivesprejuicios.” Es que la ruptura con la Tota Santillán le permitió a la rubia recuperar su putez y llevarla a niveles históricos. “Antes estaba muy tranquila, podían pasar meses sin sexo” dice Vives recordando la época en que vivió anestesiada por los gases del gordo tirapedos, “en cambio ahora tengo ganas todo el tiempo y disfruto mucho, hay días románticos pero hay veces que nos agarra la furia y no tenemos problema.” Las que tampoco tienen problemas en acercarse a Ferchu son Fernanda Vivesalgunas chicas que quieren comerle esos timbres que transparenta en foto de la derecha. “Cada tanto me encara alguna chica” dice la rubia entre resignada y divertida, “inclusive una famosa del ambiente que me dijo ‘qué linda sos’ y yo le contesté ‘te equivocaste mal’.” Pero Vives se equivocó peor al salir con la Tota Santillán, y dice que ni bien se sacó el peso del gordo de encima pudo ponerse al día con todos los ratones. “Todo lo que me gusta lo pude cumplir, fantasías pendientes no dejé ninguna” dice Vives recordando sus momentos hot, “un día estábamos andando por la ruta, nos bajamos del auto y empezamos a tener sexo en la banquina, fue increíble.” Pero qué hija de ruta!

Fernanda VivesFernanda VivesFernanda Vives

Fernanda Vives

Fernanda Vives pone la cola en posición y te mira fijo como pidiendo que se la rompas, algo que increíblemente dice todavía no sabe si le va a permitir al marido. “No sé si la voy a entregar en la noche de bodas, es algo que tengo recontra guardado” dice la rubia preparando lo que podría ser el mayor amague que se haya comido el futbolista Sebastián Cobelli (ex novio de la leona Luciana Aymar) dentro o fuera de la cancha, “es algo prohibido para mí, no es algo que me motive.” Pero Vives sabe que para un jugador de fútbol estar frente al arco de su propia mujer y no poder anotar sería devastador. “No digo nunca” dice la rubia dejando las cachas entreabiertas a la posibilidad, “pero es difícil porque tengo todo un tema con eso. No lo tengo pensado, pero quién sabe si me relajo y se da.” Dudas acerca de entregar en la noche de bodas aparte, Fernanda Vives ya prepara una turrísima despedida de soltera con sus amigotas del ambiente, qué gru-pete de atorrantas!

Fernanda Vives

Fernanda Vives, rubia tramposa

Fernanda Vives

Fernanda Vives pone la cola con la esperanza de que alguien le rompa la racha de cuatro meses sin sexo. “Estoy pasando por un período de abstinencia sexual” dice la rubia. Si ahora es tan sincera como fue con la Tota Santillán, no hay que creerle nada. “Me ofrecieron ser tapa de una revista a cambio de sexo”, dice fingiendo sorpresa. Hizo la tapa de Maxim, pero dice que la oferta vino de otra revista.

Fernanda Vives

Fernanda Vives llegó a usar una remera que decía “necesito ser penetrada”. Pinta de petera.

En un mundo dominado por divas que cultivan ortos con “buen lejos”, Fernanda Vives compite exitosamente con una cola que tiene un “excelente cerca”, como todos los que pudieron empomarla pueden afirmar. “No seré la más linda, pero voy a competir por ser la más turra” parece ser el lema de Ferchu, una rubiecita cuyo perfil bajo sirve de base para la clásica admonición de la abuela “cuidado que las calladitas son las peores”, como pudo comprobar la “Tota” Santillán al enterarse (último) que Fernanda Vives lo recagaba. “Yo pensé que salía con amigos”, dice la Tota ya con cuernos más grandes que su busarda. “Nunca le fui infiel a la Tota”, responde la rubia y no se la cree ni ella, “es un buen tipo, aunque celoso y posesivo, pero siempre le tuve respeto”. Escondida detrás de esos ojitos de fernanda vives“cuando vos no estás preparo tartas de manzana”, la rubia no perdía oportunidad de cuernear al barriga, y los dos se trenzaban en una especie de carrera para ver quién comía más chorizos: Santillán por la boca y Ferchu por la cola. Claro que la competencia era desigual, porque mientras la Tota tiene que parar de lastrar cuando la zapán se le llena de choripanes, la nena sigue a full porque por suerte para ella, las garchas no se acumulan en su cuerpo — entran erectas y cancheras y se retiran blandas y cabizbajas de esa colita que hasta Moria Casán supo elogiar. “Cómo debe extrañar esa cola la Tota!”, exclamó Moria al ver el pavito de la rubia, “la de Fernanda es parecida a la de María Eugenia Ritó, pero más chiquita y no tan firme”. Es un elogio importante al provenir de una veterana que ve en vivo y sin photoshop cientos de upites de primer Fernanda Vivesnivel. “En chicas como ella es común que se tienten y se agreguen demasiadas lolas, pero no es su caso”, agregó Moria en su elogio, “y la cola está bien para su altura, no le veo nada desproporcionado en su cuerpo”. Que Fernanda Vives haya podido mantener la armonía de sus formas a pesar de todas sus andadas es una verdadera hazaña: no te olvides que por ese ojete pasó la anaconda de Carlos Nair y una fernanda vivescantidad importante de pibes que le dieron para que tenga mientras la Tota estaba ocupado ensanchando el depósito de ravioles. El que no le tuvo “gran respeto” es el custodio personal que le puso la Tota, que además de cogerla la cagaba a palos y llegó a provocarle una hemorragia vaginal que la tuvieron que internar. Quizás por eso ahora (dice) que tiene los agujeros cerrados. “Hace cuatro meses que no tengo sexo pero estoy bien”, dice Vives aunque es difícil creerle cuando se pone una remera que dice “necesito ser penetrada”. La frase es ridícula (seguro que no habla así cuando la tiene adentro) pero qué lindo cuando una atorrantita llega al punto de ponerse un cartel para buscar pija. Y dinerillos aparte, Fernanda no pide mucho para darte acceso a Fernanda Vivesesos cantos. “Mirá, para empezar no me gustan los que se visten de traje”, cuenta la rubia, “y por supuesto zunga en la playa y medias de colores son cosas que no van”. Hasta ahí cumplís, no? Perfecto, el resto es fácil también porque a Ferchu no le cabe la onda metro. “Los aritos en la lengua me dan cosita, la barba me da alergia y usar anteojos de sol de noche me parece una huevada” explica Vives y agrega que le gustan los hombres peludos, fernanda vivesporque “el hombre no se tiene que depilar”. Si bien las compañeras de Bailando la etiquetaron como del grupo de las “grasas” por su asociación con la Tota, la rubia nació en un barrio de moda. “Me crié en el barrio de Las Cañitas, soy de clase media”, dice la rubia, “y después nos mudamos a Castelar”. Fernanda Vives dice que lo más importante a la hora del sexo “es la relajación, pongo velas y música y me doy un baño de inmersión para prepararme para una noche de sexo”. La rubia está esperando que alguien le cumpla la fantasía de cogerla vestida de enfermera. “Los uniformes me provocan unos ratoneos increíbles”, confiesa Fernanda “pero es algo que no pude cumplir con la Tota”. Viendo la colita de la foto de abajo, está para sacar la jeringa y vacunarla ya!

Fernanda Vives

Fernanda Vives es hoy la viuda alegre de la Tota Santillán, a pesar de intentar hacer creer que está con “abstinencia sexual”, algo claramente imposible con ese jugoso orto. La rubia competía con la Tota a ver quién se comía más chorizos, lo que no le dijo al gordo es que ella se los iba a morfar por el orto. Re tramposa.

Fernanda VivesFernanda Vives

Fernanda Vives, linda figaza para choripán

Fernanda Vives

Fernanda Vives no es una cena en un restaurante caro, pero es un choripán comido de parado en un puesto callejero. Así que cuando tengas antojo de clavar un choripán, pelá el chori y preguntale a Vives si tiene figaza para un choripán.

Fernanda Vives

Buena foto de Fernanda Vives, realmente calienta bastante con la pose de atorra y pezones de muy buena calidad. Para darle.

Hoy sale Fernanda Vives con fritas, de onda. Anda picoteando las fritas que cuando este listo el chori seguramente ella pela la figaza. Y si, dale para que coma ese choripán, aguante la Vives nomás. Porque no solo de modelitos y otras pretenciosas vive el hombre. Porque no siempre se puede comer lomo a la pimienta en un restauran fifí, a veces hay que clavar un chori de parado en un puesto callejero y rezar para que el fuego queme los patógenos de la carne. Qué disfrutas mas? El restauran finolis, donde estas re vigilado y todos actúan como si tuvieran culo con rosca, incluido la minita con que fuiste, que a cada comentario tuyo responde “ay, pero que grosero!”, o una mina de barrio, donde te podes relajar y hacerle todos los dibujos que te gustan, una mina que esta comoda en Fernanda Vivesel taburete de un puesto de choripán cualquiera? Claro que son experiencias diferentes, pero no vas a negar que un rico choripán a la pomarola (pronunciado “pumarola”), es un verdadero “puema”, un lujo de barrio. Y Fernandita Vives es espectacular en el mismo sentido, mirala bien, esa carita de “estoy entregada y me banco lo que me toque”. Y ojo que esas lolas están muy bien torneadas, la colita viene bien también, pero sobre todo es la actitud de Fernandita. Esas ganas que tiene de complacer, de darse toda, de abrir todas sus puertas a tu deseo. Fernanda VivesMirale de nuevo esos ojitos que tiene, es como que te esta pidiendo por favor “dejame que te haga un pete, tengo ganitas”. Y vos sabes como es: ante un pedido así, no vale hacerse el difícil, el “yo solo como lomo a la pimienta”. No es de macho negarse, en serio. Por eso te acercamos a Fernandita, para cuando tengas ganas de clavar un chori de dorapa, clavárselo a Fernandita Vives que seguramente te lo va a agradecer con creces. Y si no tenés chorizo para la figaza de la Vives, tenés que replantear tu vida ya como león herbívoro.

Fernanda Vives

Los ojos de Fernanda Vives hablan de su onda sumisa, con ganas de complacer. Es como si dijeran “tengo ganas de hacerte un pete, puedo?”. Y vos sabés, la garcha para un pete y un vaso de agua no se le niegan a nadie. Tá linda la Vives.

Fernanda Vives

Atención con las tetas de Vives, lo que nos gusta son los pezones (ver arriba foto bombera) bien torneaditos.

Si necesitás alguna prueba de la buena voluntad que tiene Vives, basta simplemente recordar que por mucho tiempo estuvo de novia con la Tota Santillán. Las cosas que se debe haber bancado, imaginate solamente los pedos de “la Tota” que se debe haber comido la pobre mina. “Siempre que voy a la casa de mi novia sirven guiso de poroto con mucho coliflor y abundante vino tinto bien lija, ese que te deja los dientes violeta. Le meten a la olla mucho cerdo: esto es pata de chancho, tocino, panceta, grasa, de todito, y siempre hay refresco burbujeante. Después de comer tres o cuatro platos de esa inmundicia y encajarme un litro y medio del tinto lija, ya medio en pedo, subo al baño y me hecho una cagada feroz. El tema es que entre que caen los soretes y la mierda chirla también se me escapan unos pedos estruendosos que se sienten hasta de media cuadra a la redonda.” El garca que habla no es la Tota Santillán sino Fernanda VivesMarcio, un visitante que dejó el relato en un comentario, pero es ilustrativo de las cosas que se tuvo que bancar Fernandita. Fijate cuán agradecida va a estar la rubia bailantera estando con alguien que no la tor-pedea de esa manera vil. “Si no le gustan mis pedos la cago a piñas y le hecho flor de cagada en el pecho”. Así que imaginate el pago en especie que te puede hacer Vives en la cama si la tratás un poco mejor. De repente luego de comer el chori, le podés echar en el pecho un garco no tan chirle (mas fácil para limpiar) o inclusive limpiar el cago meándola toda.

Fernandavives10 Fernandavives10 Fernandavives10

Fernanda Vives

Fernanda Vives compensa con una actitud absolutamente excelente. Sin ir más lejos, cuando la contactamos enseguida aceptó hacer una producción de fotos exclusiva para Notiblog. Si sos fotógrafo y tenés ganas de escracharla, dejá un comentario y combinás para sacarle unas fotos a Fernanda Vives. Te animás?

Fernanda Vives

Ponés el chorizo si Fernanda consigue la figaza? Ya sabés como es la receta del choripán: partís al medio la figaza y le mandás a guardar el chorizo cuando esté apunto. Llenale la urna de chimichurri.

Algunas chicas tienen “buena disposición” pero pueden quedarse cortas por mojigatas, esas reprimidas que no calientan a nadie o simplemente pelotudas sin fuego. Como esas minas que lo que saben es tirarse en la cama como un bife y simplemente dicen “haceme”, como si en vez de disfrutar fueran simplemente a sufrir “lo que vos le hagas”. Bueno, no es el caso de Fernanda Vives. La rubiecita bailantera es buenita y complaciente pero también Fernanda Vivestiene sus propios ratones y calenturas viciosas, y cada tanto le agarran ganas de comerse una mina, así de de repente. A juzgar por lo que muestra en sus shows eróticos, Fernanda es bastante fiesterita (algo que valoramos muy positivamente acá en Notiblog) y como buena secretaria atiende los dos teléfonos con toda comodidad. Tanto puede hacer un show convencional con algún muñeco como el ex Mambrú Germán “Tripa” Tripel, como darse vuelta y Fernanda Vivescomerse a Sabrina Ravelli en escena (ahí te gustó más la cosa, eh picarón?). Es importante que la chica sea sufrida y aplicada, pero también que tenga su cuota de degeneradita. Vives es un muy lindo combo: sumisa, complaciente, degeneradita y con un muy lindo lomo. No será lomo a la pimienta, pero cuando te agarra el antojo de clavar el chorizo en una figaza de barrio, si querés finalmente hacer justicia a todos esos culos que te enferman la cabeza en los programas de cumbia, acordate de Fernanda Vives.