Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Claudia Fernández y Evangelina Anderson

Claudia Fernandez y Evangelina Anderson, dos turras

En un anticipo de las fiestas, Claudia Fernandez y Evangelina Anderson brindan chocando sus colas. Podrían seguir brindando chocando los pezones para sellar la amistad entre Argentina y Uruguay. Lejos de la polémica por las pasteras, las dos aspiran a hacer un buen papel en la revista del Ruso Sofovich en Carlos Paz.

Claudia Fernandez y su medallon de carne canina

Claudia Fernández muestra su medallón de carne uruguaya, parece que en la vecina orilla le gustan los patys quemaditos.

L a argentina Evangelina Anderson y la uruguaya Claudia Fernández lograron superar el conflicto fronterizo cuando el Ruso Sofovich les puso delante el único papel que les importa, el de la tarasca. Por un puñado de billetes, las dos exhiben lo suyo en el Teatro Coral de Carlos Paz. “La cara de Eva es perfecta”, elogia la uruguaya, y Evangelina rápidamente le devuelve el cumplido diciendo que “lo mejor de Clau son las lolas”. Y las dos tienen razón, la cara de Anderson es una de las más bonitas que podes ver ahí abajo, con el cigarro de carne en la boca y los ojitos mirando para arriba como preguntando “te gusta?”. Pero si tenés ganas de ir a los bifes, seguramente te van a gustar los dos patys doraditos de Fernández, que decoran esas dos terribles ubres orientales cuyo tamaño es suficiente para invitar comparaciones con Isabel Sarli. “Es un honor que me comparen con con semejante símbolo sexual”, dice Claudita, “aunque estoy todavía lejos de preguntar, Ud. qué claudia fernandez, por ese culo paso un consoladorpretende de mi?”. La vedette importada parece estar versada en la cinematografía de La Coca, pero aclara que “no me gustan las animaladas de las películas de Isabel Sarli, porque no me gustan las películas sin libreto y las de ella siempre terminan en lo mismo”. Fernández parece puritana al opinar contra el bestialismo sugerido por las creaciones de Armando Bo, pero ella misma se define como un animal. “Me gusta ser poco perrita, y digo un poco para que no quede tran grosero”, confiesa Claudia ignorando que sus tetas son ya de por si ‘groseras’. Y como la perra por la boca muere, ella sigue aclarando sin que nadie le pida que lo haga. “Saben porqué me gusta ser perra?”, pregunta con picardía, “porque me gusta mucho hacerlo en cuatro, en esa posición encuentro más placer”. Fijate vos, la que le hacía asco a las peliculas de Sarli admite que le Claudia Fernandez y Evangelina Andersongusta que se la den como a una perra. “Hacerlo en cuatro es como una línea directa al placer total”, ya que según dice “así logro que me toquen el punto G, el H, la J y todo el abecedario”. Qué bueno sería agarrarla a la uruguaya para ir identificando la ubicación de las letras en su abundante anatomia, una especie de Kama Sutra criollo de aplicación práctica. Algo así como el cuento del mudo que va al médico para que le enseñe a hablar y grita “Ahh” cuando el doctor le hace el orto y le dice “vení mañana que te enseño la B”.

Claudia Fernandez y Evangelina Anderson chocan culos

Claudia Fernández disfruta que la prensa la compare con Isabel Sarli (están drogados?) pero dice que no le gustan las “animaladas” de las películas que Armando Bo creaba para La Coca, pero de todas maneras se autodefine como “una perra”. La uruguaya no la caretea, y confiesa que se da con un consolador.

Claudia Fernandez y Evangelina Anderson

Las dos tienen los novios afuera, así que Clau podría darle con el consolador a Evangelina para enseñarle que en el orgasmo “todos los caminos llevan a Roma”.

Claudita como uruguaya no pudo evitar referirse al problema de las papeleras. Dice que no tiene soluciones, pero propone que “Evangelina Carrozzo me invite al carnaval de Gualeguaychú, y yo la invito a las Llamadas en Uruguay, que arrancan en pleno febrero”. La idea no es mala, las dos seguramente harían un buen papel, como el que hace ahora con Evangelina Anderson en el teatro. A pesar de lo que pueden sugerir las fotos con la rubiecita ex bailarina de sábado, Fernández asegura que “no me gustan las chicas, sólo los hombres con todas las letras, esos que tienen los huevos bien puestos”. Claudia Fernández sigue Evangelina Anderson en la playaaportando datos sobre su vida sexual en forma espontánea, y cuenta cómo darse cuenta cuando está por acabar. “Cuando estoy lista te das cuenta al toque porque me zambullo de cabeza para darle placer a mi pareja”, dice la perra confesa. “Y la verdad es que me encanta caer así, nunca me dolió porque siempre amortiguó el golpe el ‘amigo’ de mi novio”. Y por si necesitás más confirmación de que la uruguaya acabó, la perrita Claudita aclara que “el signo más claro es que se me pone la claudia fernandezpiel de gallina en todo el cuerpo, como buena hincha de River”. Uno se pregunta porqué ofrece este verdadero “manual del usuario” cuando en realidad dice estar de novia. Pero claro, el novio vive en Uruguay. “No se olviden que en Buenos Aires estoy solita y para que no lo extrañe a mi novio me dejó un suplente de plástico que elegimos entre ambos”. Mirá qué moderno el novio, le compró un consolador en un intento futil para prevenir que cuando su perrita entre en celo, se la culeen hasta los perros de la calle. “Descubrí las capacidades del suplente plástico ya de grande, porque hablando de ambiente selvático admito que salí a explorar mucho, sobre todo por zonas claudia fernandezdonde no hay follaje”, dice la uruguaya exitada. Para que el novio no quede mal parado en la comparación con el plástico, aclara que “las diferencias con un encuentro carnal son muchas, aunque el fin es el mismo.” Es como comer dulce de leche light, es parecido, pero no es lo mismo”. Y por si en el Club de la Colectora admiten a extranjeras, Claudia Fernández dice que “anduve todos los caminos, porque si el orgasmo fuera la capital de Italia, entonces todos los caminos conducen a Roma, porque por amor doy todo”. Claudita, alcanzame el tarro de Conaprole y ponete en cuatro, que es hora de que tengas tu Ultimo Tango en Baires.

Evangelina Anderson gatea

Evangelina Anderson

Evangelina Anderson, con su lomo espectacular y su hermosa carita es una de las vedettes que más admiradores tiene y más comentarios genera. Hoy repasamos algunos de los comentarios más recientes sobre esta belleza. Y que la foto sirva de prueba que la mina gatea: no pueden quedar dudas, la foto no miente.

Evangelina Anderson

Quizás la mejor foto de la tanda y decidieron sacarla casi como miniatura. Una pena, porque hay unas formitas semi PAM en la bombacha que habría que ver con más detalle.

Basta un vistazo para quedar impactado con esa rubia espectacular que es Evangelina Anderson. La chica de Villa Devoto reúne todos los elementos más buscados en una mujer, como una muy buena cola, piernas torneadas, lolas (hechas obviamente) y un rostro hermoso que bien podria haber inspirado a Palito Ortega en su cancion luego remixada. “Tu tienes una carita deliciosa y una figura celestial” escribió el cantautor tucumano, y acotó quizás pensando en su propia Evangelina, “tu tienes una sonrisa contagiosa, pero tu pelo es un desastre universal”. Claro que Anderson tiene el pelo bien, pero uno puede imaginar que va a quedar desacomodado luego de un encuentro con alguno de sus apasionados admiradores. “Ay mama! Eva es la más hermosa y perra del mundo, por favor Dr. Noti, más fotos de Evangelina que es la más fuerte de todas”, suplicaba desde un comentario el notibloguero Zalo. Otros se dejan llevar por ese rostro de muñeca indefensa que pone la vedette y hasta prometen casamiento. “Es la primera vez que dejo un comentario, me encanta Evangelina es la mejor mina que hay en todo el país y el mundo”, dice Cristian y agrega efusivo “te juro que estoy enamorado, me encanta su cuerpo y tengo ganas de cojermela, pero con buena onda quisiera que se case conmigo para tenerla para mi”. Ah, esa ilusión de posesión, si todo fuera tan fácil Cristian, pero Evangelina Andersoncasarte no te garantiza que “la vas a tener para vos”, y menos con una tipa tan deseada como Anderson. Otros ya sufren por adelantado al pensar que la rubia puede cambiar de país cruzando los Andes, y ya la dan por chilena. “Qué linda que está la chilena Evangelina Anderson” escribió Luciano, “ella podría ser la prima lejana de Pamela Anderson, tiene un culo infernal y parece que se nos va para Chile”. El poder de seducción de la ex bailarina de sábado no solamente cruzó la cordillera sino también también saltó el charco hacia la Republica Oriental. “Eva, sos la debilidad mas grande que tengo, jejeje, me muero por vos, ninguna otra te llega ni a los talones” escribió el uruguayo Julián en un rapto amoroso, “me matan tus ojitos y tu carita, ya te seguía desde Pasión”, sigue diciendo el oriental y agrega el chivo turístico “si precisás alojamiento cuando vengas al Uruguay avisame, soy un pendex de 18 añitos”. Es la clásica hospitalidad uruguaya, qué lindo ver la juventud comprometida con el espíritu del Mercosur.

Evangelina Anderson

Evangelina Anderson es un bomboncito en persona, muy chiquita de no más de un metro cincuenta y cinco como mucho, lo que para muchos es una ventaja, más compacta como para hacer un par de molinetes. La acusan de tener celulitis en persona y es verdad, pero preferimos seguir soñando con la diosa bellísima que se ven en las fotos. Mirala en la foto de arriba, es realmente para casarse de una.

Evangelina Anderson

Absolutamente impactante la rubia, da muy bien en las fotos y sería una candidata ideal para Playboy, que se anotaría un punto importante con la rubia.

Hay otros que también se la quieren llevar para la vecina orilla (porqué no la dejan en el país?) pero con una onda más “corporativa”, tramposa y directa. “Eva, quiero decirte que sos increíble, me muero por estar con vos”, escribe Fernando. “Hace mucho tiempo que vengo con la idea de tener un contacto sexual con vos” sigue Fer casi creyendo que tuvo una idea original, “te ofrezco U$S 10.000 para que pases un fin de semana conmigo en un depto que tengo en Punta del Este”. Muy “empresarial” lo de este pibe, que avisa que es “de Paraná, Entre Ríos, tengo 25 años y te mando un besito grande, chau mi amor”. Y mientras algunos piensan que lo de Fer es una “agachada”, otros comentaristas están pensando en las famosas agachadas que hace Evangelina misma. “Qué pedazo de yegua, para mi tiene uno de los mejores ortos sin dudas”, asegura Eternauta7, “la vieron en la TV cuando se agacha en la heladera?” se pregunta el notibloguero, “dan ganas de meterle toda la carne en el refrigerador aunque más que frío ese orto debe estar que quema”. El Eternauta redondea su comentario con otro deseo colectivo “me gustaría que muestre la figazza, debe ser alucinante, toda depiladita. Vamos Eva animate que nosotros evangelina andersondespués te votamos como la mejor.” Si bien la mayoría se imaginan “partiendo” a la rubia ex cumbiera, algunos al ver esas carnes se intimidan un poco ante la magnitud de la tarea y temen que se les afloje un poco el “pulso”. “Qué perra la guachita esta, está para lengüetearle el orto hasta el fin del mundo, aunque esta debe coger tan bien que con el culo te deshace la pija”, comenta Riki preocupado y trata de tasar el servicio, “con esa carita por $200 debe tragarse hasta el Mendicrim… ya plastifiqué el monitor de tantos lechazos”. Riki, para evitar situaciones pegajosas, te recomendamos que instales un “salva pantallas”, tambien conocido como el “paraguasca de monitor”. Gabriel Noti es otro de los fans de Anderson, aunque reconoce que hay colas mejores. “Sin duda Eva tiene uno de los mejores ortos del país, pero para mi no mejor que la Cirio y Sabrina rojas”. Pero Gabriel aclara que lo suyo no es crítica, porque “seguro que le doy por la concha, el culo y la boca toda la puta noche”, cuenta en un ataque de lujuria, “me encanta Eva porque tiene ese pedazo de lomo y tiene esa carita de puta petera que se le cae… un abrazo a todos los amigos notiblogueros”. Dicen que un pelo de concha tira más que una yunta de bueyes, y en el caso de un comentarista regular, es suficiente para hacerle olvidar sus fuertes preferencias musicales. “Brothers: yo detesto la cumbia”, escribió Brother Larry, “pero por Evangelina puedo hacer una excepción y bancarme cualquier bazofia sonora a cambio de ese lomazo (mejor dicho mini lomo, es chiquita). El habitué Larry redondea su reflexión confesando que “las fotos del culo de esta nena levantan más la temperatura que las 4 últimas Playboy juntas. Groovy baby!”.

evangelina anderson

En esta foto Evangelina Anderson exhibe la famosa “cara de mala” que le dieron una reputación a nivel callejero. Quizás no está tratando de poner cara “de mala” sino sacar los labios para afuera en actitud sexy, que termina dando de agreta.

evangelina anderson

Esta foto muestra la empanadita de carne picante de Evangelina, una cosita deliciosa envuelta en tela blanca que imaginamos se puede poner jugosa y meona como las buenas empanadas.

E l arrastre de esta ex bailantera también conocida como Evangelina Paterno (su verdadero nombre) inspira sofisticadas técnicas sexuales en algunos notiblogueros. “Yo le haría la lancha“, dice Martín, “para el que no sabe qué es le explico: primero le agarrás las tetas con las manos por la parte inferior de sus pechos y comenzás a empaletarle las tetas con la lengua muy suave” explica muy didáctico Martín, “y una vez que las tetas tienen la suficiente saliva haces trompita con la boca, la apoyás los labios en un pezón (el que más quieras) y comenzás con la lancha de un lado a otro (para hacer la lancha hay q e dominar la técnica del pedo hecho con la boca)”. Pero no todos los comentarios son para tirarle rosas a Evangelina. “No me voy a poner en exigente, la parto sin parar”, aclara Tato, “pero yo la vi de cerca en un desfile en Ramos y juro por mi abuelita que esta mina tiene celulitis”, agrega con dramatismo. “Crease o no, no es tan perfecta como aparece en estas fotos”, sigue contando Tato, “obvio que agachadita no se nota, pero caminando es otra cosa… y si sigue entregando la cola, ni dos horas de bicicleta por dia en el gimnasio la libran de que se le caigan las cachas en un par de años. Sorry por la mala onda, pero les digo la verdad”. Otros notaron que Evangelina pone la misma cara en todas las fotos. “Alguien se dió cuenta de que la Evangelina siempre sale con cara de mala en las fotos?”, pregunta Andrés del Once. “Ese fue el comentario que escuché por parte de dos judíos cuando estaba comiendo un pancho a 1.25 con papitas fritas en Plaza Miserere.” Andrés dice que al principio no lo creyó porque “qué crédito le podía dar a unos chabones que festejan el Año Nuevo en septiembre, pero de guapo nomás me metí a mi página de cabecera el Noti, y me di cuenta de que tenían razón, no se si esa mirada les parece sexy, pero en todas las fotos es igual. Evangelina tiene una cara preciosa combinada con una mirada de mala.” Pero los comentarios reflejan que Eva no solamente arrastra hombres, sino también mujeres. “Me Evangelina Andersonencanta la cola de esta chica pero es un poco grasa (es bailantera de un programa de cuarta”, escribe Celeste y confiesa que “me gusta también de cara, aunque seguro que es enana”. Pero Celeste no dejó su comentario para solamente criticar a la diosa, sino para invitar gente a su fantasía. “Si le gustan las fiestas nos podemos juntar con unas amigas de la Facu y nos vestimos de colegialas para que Evangelina nos de clase… y si algún notigloguero se anima a entrar en contacto conmigo que deje su mail. Besitos, Celeste.” Y al menos un notibloguero se animó. “A todos los flacos les quiero decir que la mina Celeste me dejó su dirreccion y como tal fui, y la verdad que no era cuento”, informó una semana más tarde Fabian, “me esperaba con una tanguita rosada, la partí como un queso, me la chupó como una especialista y le ayaculé en el rostro, se lo perdieron por bananas, jajaja.” Nada mejor que un final feliz, unidos por Eva.

Belén Francese en jacuzzi con Anderson

Belen Francese

Esta foto hace realidad una de las mayores fantasías, la de hacer un duplete y nada menos que con Belén Francese y Evangelina Anderson, dos chicas a las que enjabonaríamos y cepillaríamos con mucho cariño y esmero.

Belen Francese

Belén Francese dice que desde los 13 años que se dió cuenta que iba a necesitar unas gomas de silicona para compensar el infernal tamaño de su cola.

Las dos bombas sexuales llegaron al General Paz Hotel para una producción de fotos que se adivinaba tan caliente como el espumante jacuzzi que las esperaba en la habitación. La idea era que se mimaran para las fotos, se tocaran inclusive un poco, esta vez los genios de la revista no quisieron mandar el clásico verso de que fueron “sorprendidas” por el fotógrafo porque dentro de la habitación de un telo es poco creíble. La idea era que compartieran la bañera llena de espuma y se distendieran como para que se hicieran unos mimos y quedara una onda lésbica. Pero el agua caliente y la espuma en vez de relajarlas las enculó, cosa que no es sorprendente porque las dos tienen terribles nalgas. Tal como el tamaño de sus glúteos parecía predecirlo, la más enculada era Belén Francese, que resistía muy arisca los avances de la rubia. Belén le mandaba señales de “no te me acerques” y era sorprendente porque las dos ya hicieron varias sesiones de fotos fingiendo tener una calentura lesbiana tan importante como la que produce verlas a las dos en ese burbujeante jacuzzi. A pesar de los chistes de los asistentes de producción y Belen Franceselas instrucciones del fotógrafo (qué buen curro ese, ver a estas nenas un par de horas con la excusa de sacarles fotos y después pasar a cobrar) las dos nunca se relajaron y se mandaron a mudar en silencio tan pronto cuando cumplieron con la cantidad de fotos pactadas. La mala onda entre las dos bellas había arrancado en el verano, cuando las dos fueron convocadas para hacer el programa Cámara en Mano en una disco. Todo venia diez puntos, jarana total, los chicos del boliche felices de ver a las dos turras en vivo y en directo, y de repente la rubia tira un chiste que a Belén no le causo ninguna gracia. “Mírenla, no puede parar de tomar, no les digo que es una borracha total?”.

Belen Francese

Las chicas venían bien, retozando en la espuma con gran amistad. Pero de repente se pudrió todo cuando Evangelina Anderson acusó a Belén Francese de borracha. Qué lástima que no se agarraron de los pelos y a los rasguños ahí mismo en el jacuzzi, esa hubiera sido una producción de fotos para alquilar balcones.

Belen Francese

Belén Francese se da vuelta y ve cómo le marcás la cola. Te mira con miedo porque cree que la tiene demasiado grande.

Belén (nuevamente de acuerdo con su pulposa anatomía) se tomó el comentario muy a pecho, quizás porque Evangelina sin querer había puesto del dedo en la llaga. Quizás fueron las innumerables noches como promotora de Speed que la llevaron a acostumbrarse al alcohol, y la rubia de Villa Devoto había notado esa debilidad. O quizás es que las dos amigas (porque arrancaron como grandes amigas) en realidad tienen onda, tanta onda que para evitar alguna calentura real en esas producciones (y algo les debe pasar en la cabeza, es imposible que jueguen al lesbianismo y no tengan ganas de probar, de ver qué gusto tienen las aperturas de la otra) se tienen que distanciar. Belu Francese inmediatamente pasó a la ofensiva, y acusó a Evangelina de haber roto (epa!) los “códigos” profesionales que supuestamente rigen la profesión de las vedettes (tendrán un asociación y un código de Belen Franceseética algún día? habría que comprar una copia de ese manual para ver qué tipo de pete es aceptado por la asociación). “Lo que pasa es que Evangelina no tiene códigos” dijo Francese cuando la bronca entre las dos volvió a explotar en un programa de la tarde en el que quisieron juntarlas para que despejen sus diferencias. Pero borracha una o sin códigos la otra, las diferencias están a la vista, como el terrible ojete de Belén Francese. “Estaba muy acomplejada con el tamaño de mi cola”, dice Francese, “lo veía como demasiado grande y hubo una época en que me tapaba”. Qué bueno que esa época ya es solo un mal recuerdo, y ahora lo muestra en cada oportunidad que puede. Pero la culona favorita de muchos se tomó el tiempo de explicar que no siempre fue así.

Belen Francese

Evangelina Anderson arrancó como una de las grandes amigas de Belén Francese, pero de repente se pudrió todo cuando dijo que Belén Francese “es una borracha”. Se suponía que era un chiste, pero Belén se lo tomó muy a pecho. La verdad Anderson la sacó barata: imaginen si Belén lo tomaba “para el orto”.

Belen Francese

En esta foto, las chicas nos muestran lo que podría haber sido el jacuzzi del amor, y bien podría ser leche tipo capuchino en vez de espuma. Dos turras para matarlas.

El Me daba vergüenza tener tanta cola”, dijo Belén en un momento de confesión íntima. “No sé si es la palabra, pero me veía como una perra”. Chan! Ella misma confiesa que se “veía como una perra”. Bueno señores, a confesión de parte relevo de prueba: ahora podemos llamarla “la Perra Francese”. Según cuenta la ex promotora de Speed, la enorme redondez que ahora todo el país admira acomplejó a su dueña durante años, hasta que decidió exorcizar el complejo psicológico haciendo de mostrar la cola una profesión de tiempo completo. “La forma de la cola es genética” dice Francese, “mi mamá y todas las mujeres de la Belen Francesefamilia tenemos la misma cola”. Será cuestión de caerse a alguna reunión familiar y elegir entre los abundantes traseros… tendrán sillas especiales para las mujeres de la familia de Belu? Qué buena producción sería poner a todas las culonas de la familia para una foto del clan! Mostrar las similitudes ojetísticas fue justamente la premisa de unas fotos que Belén hizo con su hermana. “Cuando salimos en tapa con mi hermana, en un principio intentamos esconderle la revista a mi mamá”, dice Belén mostrando que tiene más culo que Belen Francesecabeza. En serio pensaste que si hacías la tapa de una revista de circulación nacional que hace avisos en televisión tu mamá no se iba a enterar? Es posible esconder no uno, sino dos culos gigantescos? Nos parece que no. “Mi mamá cuando descubrió la revista se puso insoportable”, sigue diciendo la chica que tiene un globo de carne por cola. “Mi mamá dice que esto no es para mí, que no es lo mío”. Señora de Francese, con todo respeto, se equivoca. Su hija pensó para el orto y encontró su llamado vocacional, el de ser una auténtica “perra” argentina. Y todos agradecidos.