Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Evangelina Anderson, su petera majestad

Eva Anderson

A la reina Evangelina Anderson la tenés que recibir bien parado, no por respeto a su investidura real, sino porque su terrible ojete que merece todos los honores. Te contamos cómo tenés que comportarte en presencia de su Petera Majestad y el proctocolo a seguir para hacerle la cola a la rubia reina.

Eva Anderson

Evangelina Anderson tiene la cara perfecta de Reina Petera.

Ninguna mujer te pone tan loco tan rápido como Evangelina Anderson: ese ojete manzanita que al agacharse se separa en dos mitades invitándote a entrar como una puerta entreabierta, esa boca como estuche de cuero para guardar tu habano de carne, esas tetas mullidas que te hacen soñar con comerle los pezones como alfajores de chocolate descansando sobre almohadas. Las curvas de Eva Anderson te hacen espumar la sangre como la coca fría sobre una medida de fernet y sentís que la garcha intenta una vez más escapar del calzoncillo bajando por el muslo izquierdo. Estás listo para Eva Andersondar el salto del tigre y … no pará, frenate. Respira hondo y mirala de nuevo, ves lo que tiene en la mano? No, no es tu pija, es un cetro y lo que tiene en la cabeza no es una vincha para que no le moleste el pelo al petear, es una corona. Es que Evangelina Anderson es una reina y por eso todos los que quieran hacerle la cola tienen que cumplir con un estricto proctocolo. Para empezar, nada de abrir la puerta de la habitación a lo cheronca y saludar tipo “Qué hacés Eva, hay efectivo”. La reina no maneja dinero, tenés que abonar el servicio por adelantado a la agencia y dirigirte a ella como “Su Petera Majestad”. Tampoco podés sentarte en el sillón con los brazos estirados a lo largo del respaldo y mirarla con una sonrisita y la pija afuera, el proctocolo indica que recién podés pelar una vez que la reina te manotea el ganso para iniciar el servicio, Evangelina Andersonsiempre y cuando hayas abonado el arancel correspondiente. Por ejemplo, si querés hacerle la cola sin vaselina y sin forro, la reina te va a exigir el comprobante de pago del impuesto al ingreso bruto. Hay también cuestiones de putiqueta: es de mala educación acabar primero que la reina, salvo que sea un pete, en cuyo caso es necesario acabarle en la cara para demostrarle a la reina la satisfacción por el servicio recibido. Igual es necesario recordar que la reina no tiene obligación de tragar, y en cualquier caso es de rigor avisar “me explota el canelón, su Majestad” antes de llenarle la cara de ricotta. Tiene un auténtico pavo real, mirá abajo!

evangelina andersoneva anderson

evangelina anderson

Evangelina Anderson revalida su derecho al trono argentino mostrando carita de petera picarona y una increíble manzana de carne gigante. A esta reina hay que recibirla con una salva de 21 cañonazos de yogur por el orto.

Evangelina Anderson, manzanita deliciosa

Evangelina Anderson

Evangelina Anderson pone la cola y el país se para: simplemente no puede ser la estructura de esa manzanita que está para partirla como en un concurso de Sofovich. “Las señoras dicen que se pelean con sus maridos por mi cola” cuenta divertida la rubia de Villa Devoto, que desde ShowMatch tiene a todos calientes. “Cuando Martín (su novio Demichelis) me recomienda que no muestre tanto la cola, yo le respondo: ‘Quedate tranquilo que es toda tuya.’, dice la botinera. En realidad el pibe tiene más culo que ella.

evangelina anderson

Evangelina Anderson da tanto para matarla cogiendo y enamorarse. Sus ojos son tan bellos como la cola o los pezones, una trifecta mortal.

Si te pareció que la cola de Evangelina Anderson cada vez está mejor, no te equivocaste. “Qué hice con mi cola?” pregunta la rubia de los cantos de oro sabiendo que todos la van a imaginar entregando el rosquete. “Recién ahora empecé a cuidármela con masajes una vez por semana y me hacen un drenaje linfático para activar la circulación”, explica ella y a juzgar por cómo te circula la sangre en la chota, el método es buenísimo. “Ojo que mi cola no está hecha como las de otras”, dice con ambiguedad calculada. Será que no se la hicieron, o evangelina andersonque se la hicieron tan bien que cada vez tiene mejor forma, como asegura la Negra Capristo? La pregunta llegó a inquietar a Moria Casán, que aprovechó para sacar el bombero de adentro y manotearle el orto con la excusa de chequear la mercadería vedeteril. “Cuando se la toqué encontré una cola bien durita”, dice Moria tratando de sonar profesional, “no me dió la sensación de que estuviera hecha”. Esperemos que Moria no haya comparado con la suya, pero igual el raro elogio de la veterana hacia una colega más joven vale. evangelina anderson“Realmente tiene la cola más armoniosa de todas”, insiste Casán fascinada, “la de Anderson es una verdadera manzanita”. Pero nadie es profeta en su tierra, y el potencial del orto de Anderson fue reconocido por todos menos por ella misma. “Yo en realidad quería ser policía” cuenta Anderson para sorpresa de todos, “pero no pude ingresar por la estatura, así que terminé estudiando para maestra jardinera”. Las profesiones originales elegidas por Anderson son equivocadas, pero muy ratoneras las dos: darle a la “Señorita Maestra” contra el pizarrón hasta que te apruebe a los evangelina andersongritos y entienda porqué tiene que usar un “guardapolvos”, y hacerle la boleta a Eva como mujer policía sería alucinante, y la rubia la hizo pero a la inversa. “Tenía la fantasía de un hombre vestido de policía y mi ex me la cumplió”, confiesa la petisa de Villa Devoto y vos te preguntás si el flaco habrá probado de usar el bastón de goma como consolador, porque tener esa cola delante debe ser desesperante. “Una vez el conductor de una ambulancia usó el megáfono para gritarme ‘te quierooo’”, recuerda divertida la rubia y la verdad no es para menos, evangelina andersonaunque el verbo no es “querer”. Al ver las fotos de Evangelina Anderson en Córdoba dan ganas de llevarla de vuelta a las sierras y hacerla pastar en bolas tipo cabrita. Y cuando vuelva de comer sus hierbas, le hacés tomar un par de botellitas de alcohol puro y le chupás el orto hasta que salga el verdadero Fernet con cola!

evangelina andersonevangelina andersonevangelina anderson

evangelina anderson

Evangelina Anderson dice que tardó en darse cuenta que como el escorpión, su arma secreta era la cola: quiso ser policía, estudió para maestra jardinera y finalmente aterrizó de culo en Pasión de Sábado cuando los productores vieron su cola en una propaganda de Reggae Jeans. “Ni loca muestro la cola ahí!” fue la contestación de Eva, que temía el estigma de ser una “Bailarina de Sábado”. Y no se equivocaba, porque para zafar del efecto “tropical” y lanzar su carrera tuvo que irse a laburar afuera y cambiarse el apellido de Paterno a Anderson. Cualquiera sea el apellido, esa cola no tiene nombre.

Evangelina Anderson, rubia enfermante

Evangelina Anderson

Evangelina Anderson te entrega la cola con un moño rojo como envuelta para regalo y te basta un vistazo para saber porqué le dicen la Musa del Colaless. Ya sabíamos que las fotos de Evangelina Anderson son para el infarto, pero su fotógrafo personal nos dice que la belleza de la rubia es literalmente enfermante. Un testimonio desgarrador de quien vió ese ojete de cerca y quedó pelotudo.

Evangelina Anderson

Evangelina Anderson muestra su perfil asesino: pone la cola para recibir y se agarra las tetas como para bancar el impacto.

Me presento: soy Chiquito Reyes Jr., el fotógrafo de las estrellas y autor de las fotos de Evangelina Anderson que estás viendo. Si ya sé, estarás pensando qué suerte que tengo de conocer personalmente a una de las mujeres más bellas de la Argentina y poder decirle “a ver Eva, sacá más la colita para afuera, decí cucurucho con esa bocota” cuando posa para mi. Pero la realidad es muy diferente y por eso le pedí a los chicos de Notiblog de onda este espacio para que mi dramática historia les sirva de advertencia a todos los admiradores de Evangelina Anderson. Dicen que el que avisa no es traidor, y por eso como fotógrafo les digo: cuidado con estas fotos de Evangelina Anderson, guarda con los videos de la “musa del colaless” porque son perjudiciales para la salud y traen consecuencias gravísimas, irreversibles. Qué Evangelina Andersonconsecuencias te preguntás? Sin ir más lejos, tengo los huevos del tamaño de dos mini bondiolas de Paladini, que laten con varicoceles expuestas como si fueran un corazón abierto, y es por culpa de mi trabajo con Evangelina Anderson. Los médicos me explican que la ciencia sabe desde hace mucho que la belleza en obras de arte puede causar un shock nervioso en ciertas personas susceptibles, como experimentan los visitantes de museos como el Louvre y lugares como la Capilla Sixtina. Lo que no sabían y descubrieron conmigo, es que un efecto similar también puede ocurrir con una fuente viva, cuando la persona es de una belleza extrema como Evangelina Anderson. La belleza de la ex bailarina de sábado es literalmente tóxica, te sobreestimula el sistema nervioso y provoca variados y extraños efectos, como mis huevos Evangelina Andersonde dinosaurio y otros que no les cuento para no asustarlos. Es muy jodido, porque más allá de que nadie quiere ser un pelotudo comprobado, tener las bolas hinchadas te caga el disfrute de las cosas más simples y lindas de la vida, como jugar un fulbito con los chicos (no puedo correr con las bolas de este tamaño y además por alguna razón todos los pelotazos pegan ahí) o que te hagan un lindo pete. Ya no hay keko donde me quieran tirar la goma, ni pagando cualquier guita, porque las chicas se enteraron que una casi muere Evangelina Andersonahogada cuando le acabé porque cada bondiola carga un litro de leche bien espesa. Por eso les digo, tengan cuidado porque la belleza de Evangelina Anderson es tóxica, especialmente cuando la exposición a sus fotos y videos es prolongada como la que tuve yo cuando hacía videos como el que ves abajo. En serio, cambien de post y vean las fotos de algún bagarto tipo Sofía Gala, que estoy seguro que los del Noti que están en todas la incluyeron como antídoto para que ustedes no se enfermen. Porque Evangelina Anderson es enfermante, te mata, es un vicio recorrer las fotos de ese lomo de tamaño ideal para maniobrar, comerle esa boquita, masajearle esas pochas y que te mire con esos ojitos celestiales mientras le das por la cola… pero tengo que parar porque ya siento que me viene un dolor de huevos. Y no es para menos, mirá la foto de abajo si no es para enfermarse… qué bestia que sos Eva, hija de mil putas!

Evangelina Anderson

Si pensabas que hablar de ‘belleza extrema’ es una exageración, te desafiamos a que abras esta foto de Evangelina Anderson y le mires en detalle esa cara perfecta, la piel increíble, la cola obediente ya en posición de vacunación. La musa del colaless es perjudicial para la salud, pero de algo hay que morir. Dale con todo!

Evangelina Anderson

Evangelina Anderson como todo lo bueno viene en frasco chico, pero el orto seguro que es de boca ancha. Enfermante.

El urólogo por ejemplo me pidió permiso para escribir sobre mi caso en una revista médica, me sacó un par de fotos y bautizó la enfermedad como macrotesticulitis andersoniana. La cosa es que el Jornal de Urología no le dió bola, y el artículo terminó en la revista Muy Interesante, donde la sacaron como nota de tapa con una foto mía con los huevos afuera bajo el título “Conozca un Pelotudo Clínico“. La verdad, me dió por los huevos cuando vi la revista en los kioscos, y eso que gracias a la nota me Evangelina Andersonofrecieron una tonelada de guita para poner las bolas sobre la mesa en el programa de Susana Giménez. Pero no voy a ir porque no quiero ser un freak, hacerme famoso por pelotudo — prefiero vivir recluido como el Hombre Elefante y que la gente no me rompa las pelotas. La nota igual tiene algunos datos interesantes, como un estudio Evangelina Andersondel Instituto Balseiro que comprobó que los originales de las fotos de Evangelina Anderson emiten una radiación nociva de una intensidad comparable a la de los rosquetes de las putas rumanas que laburan en Chernobyl. Por eso muchachos, consejo de boludo, vayan dosificando la fotos y video de Evangelina Anderson, porque están entre las mejores que le saqué y la toxicidad es muy alta. O sigan mirando si total de algo hay que morir! Acá van unas fotos extra, y abajo el video de Evangelina Anderson. Saludos, Chiquito Reyes Jr., boludo y fotógrafo de las estrellas.

Evangelina AndersonEvangelina AndersonEvangelina Anderson