Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Claudia Fernández, tremenda MILF charrúa

Claudia Fernández

Claudia Fernández pone el orto que la certifica como auténtica MILF cabaretera. “Si es por soñar, un cabaret mío me lo imagino onda Moulin Rouge” dice la charrúa, que sabe cómo seleccionar a clientes de guita. “Me fijo que tenga buenos zapatos y un buen reloj” dice la uruguaya, “si veo que está en zapatillas ya no me va ni un poco.” Y el “regalito” también tiene que tener nivel. “No quiero ni flores ni chocolate” dice la rubia “me gusta que me regalen conjuntitos de ropa interior.” Ropa de trabajo, digamos. Pero si querés tener chance con la uruguaya, además de buenos zapatos tenés que calzar bien. “El tamaño por supuesto que importa, chiquito es una porquería” dice la rubia de Animales Sueltos, “menos de 18 centímetros no compite, quedate en tu casa. Y no sólo importa el tamaño sino la forma, me excita que sea derechita, doblada es fea.” Así que rectificate la banana, que esta MILF no la come doblada!

Claudia Fernandez

Claudita llegó a pedir por tevé gel para ir por la colectora. “Era una broma” dice ahora la MILF, “si es verdad o no, lo dejo para la fantasía masculina.”

Telón rojo, lencería putanesca, culo en posición y mirada muy de petera: Claudia Fernández se prepara para hacer la porno. “Hacé de cuenta que estamos en un set de filmación en España, hay gente desnuda y estamos vos y yo con música de saxo sonando… vos sos un hombre dotado” dice la charrúa preparando la escena. “Ay, ay, ay… Venga tío, dame esa polla!” dice Claudia en una actuación tan convincente que para muchos confirma que la rubia empezó yirando en la vecina orilla, específicamente en Pando, Ciudad de Canelones. Y en este dato se habría basado Ricky Fort cuando le ofreció hacer teatro. “Mi claudia fernandezpersonaje en Fortuna 2 es una prostituta que quería convertirse en estrella” explicaba la MILF, que ahora parece haber cumplido el objetivo. “Estoy contenta de poder desarrollar mi rol de conductora aquí en Argentina con Animales Sueltos” dice la charrúa en tono triunfal, “desde que las marcas se enteraron que iba a estar en la televisión argentina me llaman para hacer toda clase de campañas.” Y antes de convertirse en una MILF tuvo muchas propuestas de hacer una video porno, pero siempre las rechazó. “No hice un video tipo Chachi” dice la uruguaya, “pero no por miedo a que se publique, sino porque prefiero hacerlo en vivo y directo.” Puede que Claudia no haya hecho un video, pero el requerimiento de pija grande que puso a su Claudia Fernandezcompañero para la porno es real. “Si es chiquito es una porquería!” dice Claudia terminante, “que juguetón ni juguetón, si es por ‘jugar’, juego sola!” Es que la charrúa no se anda con chiquitas, y te lo hace saber. “Eso de que el tamaño no importa es lo que dicen algunas para hacerlos sentir bien” dice despiadada, “pero para mí menos de 18 centímetros no compite, menos de eso estás afuera, quedate en tu casa.” Calificar con Claudita no es fácil, son cinco centímetros por arriba del promedio (que según el Jornal de Urología yanqui es de 12,9cm) y guarda que tampoco se la come doblada. “Doblada es re fea” dice como experta petera, “me excita que sea bien derechita… doblada no porque ya de por sí no es una cosa linda de ver, así con ese ojo que te mira.” No sólo mira sino que también escupe, pero eso curiosamente no le Claudia Fernandezmolesta. “Tragar o escupir no voy a contestar… pero te digo que yo amo.” La pija. “Soy muy activa sexualmente, disfruto entregándome” dice la charrúa, que empezó laburando con el físico desde chica. “Soy modelo desde los 14 años, ya en la época del colegio de monjas tenía este físico.” Y hoy sigue teniendo un orto jugoso y temibles tetas. “No tengo las lolas hechas, siempre tuve bastante” aclara la uruguaya, que dice que no tiene nada hecho. “No tengo ninguna cirugía por ahora, soy ciento por ciento natural.” Pero la cola la tenés hecha, no Claudia? “Lo de pedir gel para probar por la colectora lo dije una vez en chiste por televisión y lo repitieron en todos lados” aclara la MILF uruguaya, “pero si es verdad o no lo dejo a la fantasía.”

claudia fernandez

claudia fernandezNo se sabe si el gesto con los dedos de Claudia Fernández quiere decir “dame más guita”o “no me sirve si la tenés así de chiquita”, pero siempre es una buena idea encarar con la bragueta y la billetera llenas. “A mi esposo lo conocí cuando me encaró en la playa, es administrador de empresas” dice la charrúa, “yo sin querer me había puesto a tomar sol boca abajo.” Con sus 34 años y ya convertida en una auténtica MILF, Claudia dice que prefiere la vida tranquila y que el puterío quedó atrás. “No volvería a Bailando porque no quiero meterme en escándalos” dice la uruguaya, que a pesar de la pelea con Ricky Fort, tiene buen recuerdo del chocolatero. “Siempre voy a estar agradecida a Ricardo porque me dió trabajo cuando mi hija tenía diez días” dice la rubia de Animales Sueltos, “así que no siento rencor, fue un ciclo que se cumplió de la mejor manera, con rescisión y pago del contrato.” La enfermera lo vacunó a Ricky!

claudia fernandez

claudia fernandez, animales sueltosclaudia fernandez

Bajate el video de Claudia Fernández o la música

Claudia Fernández desnuda en Playboy

Claudia Fernandez

Claudia Fernandez desnuda en PlayboyClaudia Fernández se desnuda para Playboy incumpliendo la promesa que había hecho. “Me había puesto como límite no hacer un desnudo total” dice la charrúa, “pero los de Playboy insistieron y al final acepté a pesar de haber tenido un bebé, porque la fotógrafa era mi amiga María Teresa Alvarez.” Fue una decisión literalmente de la puta madre, que está acostumbrada a romper promesas porque la carne es débil. “Ya desde chica era lomuda y grandota con una cola terrible” recuerda Fernández, “iba a colegio religioso pero de monja no tengo nada, a los 14 años empecé a trabajar de modelo y por eso me río de las que en este ambiente se hacen las vírgenes, yo en la cama soy una geisha.” La vedette charrúa dice que la maternidad lejos de haberla frenado le aumentó las ganas de exhibirse en público. “Me dió más seguridad, por eso me desnudé ahora y no antes de tener mi bebé” explica la uruguaya, “estoy mejor que nunca y voy a volver al teatro con Ricardo Fort en Fortuna 2.”

Claudia Fernandez

Claudia Fernández se saca los tacos y pone el orto. “Disfruto por la colectora, pero tiene que ser con alguien que sepa”.

El dicho popular argentino advierte que “nunca digas nunca” y Claudia Fernández confirmó su sabiduría en carne propia: había jurado que la plata de Playboy no la iba a tentar para hacer un desnudo, pero aflojó cuando se la pusieron. “Me habían ofrecido varias veces desnudarme para Playboy, pero siempre dije que no” recuerda la uruguaya, “algunos se sorprenden que haya aceptado después de ser mamá y no antes, pero para mí tiene sentido porque hoy me siento mucho más segura y completa.” Y eso que la charrúa se sintió una mina completa Claudia Fernandez desnuda en Playboycon esas tremendas tetas y el orto espectacular. “Ya desde chiquita era grandota, a eso de los ocho años ya era una bataclana total, quería ser vedette como Nélida Lobato” dice la charrúa, “tenía ya muy buena cola y la fui modelando porque iba a la pista de atletismo, corría, nadaba, hacía de todo!” Claro que el deporte que realmente le ayudó a formar esa cola es otro. “El sexo por la puerta de atrás lo disfruto” reconoce Claudia, que fue una de las pioneras en confesar que no tenía problema en habilitar caminos secundarios. “Cuando le dije a Tinelli en cámara que me gustaba probar por la colectora fue una explosión, lo claudia fernandez muestra el orto en playboyrepitieron en todos lados” recuerda la uruguaya, “lo hago porque me gusta, pero tiene que ser con la persona indicada, alguien que sepa.” La uruguaya no acepta principiantes porque en el sexo es una verdadera atleta que viene perfeccionando el arte desde temprana edad. “En el sexo debuté con mi primer novio a los 11 años” confiesa Claudia “soy modelo desde los 14 años y trabajé en Tailandia.” Y guarda que para bancarse el ritmo de “trabajo” en Bangkok, esa meca del turismo sexual mundial, hay que ser una auténtica profesional. “Las que la van de vírgenes me hacen reír, soy modelo desde claudia fernandezlos 14 años y de monja no tengo nada, salvo la fe en dios” explica Claudia en un ataque de sinceridad, “pero dejé de modelar porque es un ambiente hipócrita, si una modelo sale con un millonario es una chica que sale con un empresario, ahora si ven a una vedette con un hombre de negocios la llaman “gato”. Por eso me gusta más el ambiente de las vedettes, es mucho más sincero.” Y como vedette, Claudia Fernández tiene cartón lleno: fue chica Sofovich, laburó con Cherutti, con Gasalla en el Maipo, actuó en TV y condujo programas (hizo “Fan” con el Turco Naím) y ahora va donde está la guita, con el chocolatero Fort. “Voy a estar en el teatro con Fortuna 2″ dice Claudia, “volví a mi peso de claudia fernandez desnuda en playboy60 kilos y estoy mejor que nunca porque me maté con el personal trainer. La cola la tengo más parada que nunca, la mantengo haciendo sentadillas.” Claro que las “sentadillas” no las hace en el gimnasio sino en la cama y con mancuerna de carne. “Me gusta tener sexo todos los días, aunque la calidad importa más que la cantidad” confiesa la uruguaya, “me gusta hacer el amor con tacos altos pero tiene que ser con uno grande, las que dicen que el tamaño no importa son unas mentirosas!”

Claudia Fernandez en PlayboyClaudia FernandezClaudia Fernandez

Claudia Fernandez desnuda en Playboy

“En la cama soy una verdadera geisha” dice Claudia Fernández mientras muestra las tetas en la arena, “no me gusta usar la palabra “gauchita”, pero para mí en el sexo vale todo porque en pareja las cosas no se piden, sino que van saliendo.” O en el caso del orto de la uruguaya, van entrando. “Cuando le dije a Tinelli que probé por la colectora todo el mundo habló del tema” recuerda la vedette oriental, “si saben abrir la puerta de atrás lo disfruto mucho.” La playa es un lugar ideal para la putez de la charrúa, que está acostumbrada a pelar al aire libre. “Me gusta mucho el sexo en la terraza de mi casa por ejemplo” confiesa Claudia, “aunque el mejor sexo lo tuve en la comodidad de la cama especialmente si hay espejos, tengo muchos en casa. Me gusta besar mucho, jugar con chiches y acabar en cucharita.”

Claudia Fernandez Claudia FernandezClaudia FernandezClaudia Fernandez Claudia Fernandez desnuda en PlayboyClaudia Fernandez desnuda para Playboy

Bajate el video de Claudia Fernández

Claudia Fernandez en tetas contra la pared

Claudia Fernandez en tetas

Claudia Fernández pela terribles patys como para demostrar que es verdad que es generosa con lo suyo. “En general en el sexo no digo que no, soy muy gauchita, muy pasional” dice la uruguaya, “mientras sea de a dos me podés pedir lo que sea que te entrego todo.” A la uruguaya no le gusta “incluir a otra persona” y vos tampoco vas a querer porque así vas a poder comerte ese pavo completo vos solito. “Tomo muy seguido por la colectora, ya anduve por todos los caminos posibles” se jacta la charrúa, “si el orgasmo es la capital de Italia, entonces conmigo todos los caminos conducen a Roma.” Pero qué hija de ruta! [Agradecemos al Kaiser por las fotos privadas de Claudia Fernández]

Claudia Fernandez

Claudia Fernández reconoce que su camino de barro es uno de los más transitados y dice que no cobra peaje!

Si te enfermaste viendo a Claudia Fernández en tetas muy putita apoyada contra la pared, no te preocupes que ella misma te cura. La uruguaya es una enfermera experta y sabe reconocer los síntomas de la calentura, empezando por la propia. “Cuando estoy excitada te das cuenta enseguida” dice la charrúa mientras muestra esos patys listos para comer, “porque se me pone toda la piel de gallina.” La calentura hace que a la uruguaya se le ponga la piel de gallina y la actitud bien de perra. “De todos los animales con el que más me identifico es con la perra” dice la uruguaya, que confiesa que naturalmente le gusta que le den en cuatro claudia fernandezcomo a una perrita. “Me encanta porque en esa posición me tocan el punto G y me enloquece” dice Claudia que reconoce ser “bastante machista” porque le gustan “los hombres con todas las letras, esos que tienen los huevos bien puestos, así de estilo reo, bien de barrio.” A Claudia Fernández le gustan bien machos pero no le cabe la violencia. “Todo lo que es salvaje no me gusta” aclara la uruguaya, “por ejemplo el tirón de pelo no me va para nada”. Pero tampoco es necesario usar la violencia, porque Claudita entrega todo lo que tiene sin oponer resistencia. “Yo me entrego completa, soy una geisha total” dice con esa boca ultra petera y aclara que para tener acceso a ese lomazo no hace falta una gran producción. “Soy muy simple, Claudia Fernandezla noche perfecta para mí es una cena con un vino tinto en casa” dice la charrúa, “me gusta compartir con mi pareja, alguien que sea compañero y atento a la mujer que tiene al lado.” Como ese novio que tenía que la esperaba “en casa con el gel” como le dijo a Tinelli. “Eso disparó la fantasía masculina” dice Claudia y dice que el famoso gel era “un antiinflamatorio” y no para hacerle la cola, porque no lo necesita. “Tomo muy seguido por la colectora y nunca me dolió porque amortiguo el golpeteo” dice la charrúa con precisión de auténtica experta, “me encanta hacerlo en cuatro, es la posición que más me gusta porque es como una línea directa al placer total.” La enfermera petera te espera!

Claudia FernandezClaudia FernandezClaudia Fernandez Claudia FernandezClaudia FernandezClaudia Fernandez

Claudia Fernandez

Claudia Fernández te mira mientras se pone en cuatro, que es su posición favorita porque según dice “de todos los animales, con el que más me identifico es con la perrita.” Claro que además es una posición conveniente porque “es como una línea directa al placer total, amortiguo el golpeteo con ‘el amigo’ así que en esa posición nunca me dolió y me encanta hacerlo así.” La uruguaya dice que la educaron en un colegio religioso pero que “de monja no tengo nada, para mí una noche es perfecta cuando acabo en cucharita.”

Claudia FernandezClaudia Fernandez