Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Celeste Muriega pone la cola para el fierrazo

Celeste Muriega, cola infernal

Tetas Celeste MuriegaCeleste Muriega regresa con el sueño cumplido de estar en el Bailando para hacer lo que más le gusta: mostrar el orto en fotos hot. “Estoy contenta de hacer otra producción, soy vedette y mi trabajo es mostrar mi sensualidad, me encanta hacer fotos” explica la chica Tinelli, “en la intimidad soy tan sensual como arriba del escenario, pero mi estilo no es come hombres, me manejo tranqui porque sé que los hombres van a mirar mi cuerpo.” Y alguna torta también. “Sé que despierto cosas en algunas chicas” reconoce la morocha del Gymsutra en Playboy TV, “pero la verdad con los ensayos salgo tan poco que no hay oportunidad para que me vengan a encarar.”

concha celeste muriega

“Salir desnuda es parte del trabajo que elegí” reconoce Celeste con el tajo a la vista, “no es que esté así en todos lados, pero me gusta ser vedette y salir en bolas.”

P asar de Pasión de Sábado o Johnny Allon a bailar con Tinelli requiere mucha suerte, pero si hay algo que Celeste tiene es mucho culo y encima lo mueve muy bien. “Estar en el Bailando es jugar en Primera” dice la morocha entusiasmada, “es lo mejor que le puede pasar a una bailarina, al fin se me dió!” Y lo que debe haber dado ella para estar ahí es fácil de imaginar, pero no hace falta porque ella misma te lo cuenta. “En la cama hago todo, y espero lo mismo de mi pareja” dice al definir su filosofía sexual, pero aclara que si no sos Marcelo Hugo sino un pibe de a pié, vas a celeste muriegatener que laburar un poco. “Soy una de esas minas que necesitan que el chico avance primero” explica la vedette, “y además de entrada necesito muchos besos, muchos abrazos y muchas caricias.” El dicho asegura que “al que quiere Celeste, que le cueste”, pero convengamos que meter una manito entre las cachas o franelear esas tetas no es difícil, y más cuando eso te puede abrir las puertas a ese temible ojete. “Una vez que arrancás con muchos besos y caricias ya está” asegura la morocha, “a partir de ahí olvidate, hago de todo… no quiero entrar en detalle pero sí, hago de todo.” Y no hace falta entrar en detalle, porque una vez que hay zona liberada, el objetivo es entrar en esa cola. “Sí, en la cama hago de todo, no hay zonas prohibidas” insiste por si no te convencés que Muriega el culo celeste muriega quiere guerraentrega, “una de las cosas que más me gusta es decir palabras subidas de tono, está muy bueno para mantener la comunicación, todo es parte del juego.” Y si querés sumar una amiguita al juego, tirale la onda que en una de esas se prende. “Hasta ahora no estuve con mujeres, me gustan mucho los hombres, pero nunca digas nunca” confiesa Celeste, “quizás algún día le de una oportunidad a una mujer, podría incluir a una chica en mi cama para incentivar a mi pareja, sería una buena experiencia. Ahora, sola en un mano a mano con una mujer, no.” Pero no te creas todo lo que dice, porque casi tuvo un mano a mano con una nena famosa. “Hace un tiempo tuve un acercamiento con Erika Mitdank, viste que a ella le gustan las chicas” recuerda la morocha, “yo venía mal con celeste muriega pone la colalos hombres y hubiera estado bueno, hablamos muchísimo por MSN pero al final no pasó nada.” O pasó y no quiere mandarla al frente, pero lo importante es que la putez está. “Hacer un trío con otra chica no lo descarto, pero con dos hombres…” confiesa riéndose, “para mí no son fantasías porque son realizables, todo lo que fui proponiendo lo cumplí. Por ejemplo tuve sexo en los camarines, que no sé si es tan raro pero es un lugar diferente. Me gusta lo que se da en el momento sin que sea premeditado, ni pensé que nos podían ver.” Y si querés que vea el tuyo, asegurate de calzar algo lógico. “El tamaño es muy importante, tiene que ser de 17 o 18 para arriba” dice en tono de catadora de vergas, “la que te dice que lo primero que mira es la personalidad, miente.” Pero los labios de Celeste no mienten: por esa boca pasaron cosas calientes. “Eso lo dejo a tu criterio, ajaja” dice en relación al pete, “pero te confieso que soy muy buena y si me tuviera que autocalificar, tendría una nota muy alta.”

celeste muriegaceleste muriega hot

celeste muriega

papo de celeste muriega“Soy de aries y muy fogosa” dice Celeste Muriega ya en posición de entrega, “si la previa es buena con muchos besos, me dan ganas de hacer todo junto.” Y como tiene “novios” de fuerte billetera pero dudosa sexualidad, la morocha pide un pibe común que le de para que tenga y guarde. “Ahora me conoce mucha gente por el Bailando pero soy una chica de barrio y no soy como otras que se la creen” explica la morocha, “me gustan los hombres dulces pero machos, porque en la cama me gusta sentir la fuerza del hombre y que me domen.”

celeste muriega

celeste muriegaceleste muriega

celeste muriega con cohete en el culoceleste muriega

Bajate el video de Celeste Muriega
También disponible en 3gp para celular

Celeste Muriega pela para Playboy Argenta

Celeste Muriega en bolas Playboy Argentina

Tetas de Celeste Muriega desnuda en Playboy ArgentinaCon un saquito azul como coartada para jugarla de inocente, Celeste Muriega te apunta con un paty mientras el tajo trata de decir presente pero no lo consigue porque el desnudo es para el conejo argentino. “Siempre quiero más, soy muy ambiciosa en mi carrera” dice la morocha, que ya va por su segunda tapa en Playboy Argentina. “Salir desnuda es parte de la carrera que elegí” razona la morocha, que levantó su perfil mediático entrando al círculo íntimo de Maradona. “Estoy muy bien con Alejo” dice de Clérici, el amigo que le organiza las partuzas al Diez. “Por suerte no soy celosa, porque sino estaría en el horno” ofrece Celeste, “pero igual las fiestas son más lo que se habla que lo que pasa realmente.” Pero igual la morocha no descarta la partuza. “Trío con otra chica no sé, pero con dos hombres…” reconoce insinuante, “pero nunca digas nunca, sí estaría en la intimidad con un hombre y una mujer, sería una linda experiencia.”

cola celeste muriega desnuda en playboy argentina

“En el sexo no tengo zonas prohibidas” dice sabiendo que le vas a pedir la cola, “en la cama hago de todo.”

La morocha se lleva el dedito a la boca y te mira como para transmitir todo el vicio que lleva adentro, que no es poco: a Celeste Muriega le cabe casi todo, algo que no sorprende porque en ese ojete hay espacio para todo. “No me quedan fantasías por cumplir porque todo lo que me fui proponiendo se cumplió” dice a modo de desafío, para ver si le tirás alguna que no haya hecho. Pero te vas a tener que esmerar, porque las que primero se te ocurren, como coger la vedette entre bambalinas detrás del escenario, ya las hizo.”Ya tuve sexo en los camarines, es un lugar celeste muriega desnuda en playboy argentinadiferente pero no me parece raro” dice señalando la obviedad, “pasó porque se dió en ese momento, no fue premeditado. Es más, ni siquiera pensé que podía ser descubierta.” Es que a Muriega le gusta que la vean en bolas, es su vocación. “No es que me guste ponerme en bolas en cualquier lado, pero me encanta arriba del escenario” explica la morocha, “me gusta todo lo que es ser vedette, y salir desnuda es parte de la carrera que elegí.” Y ahora eligió nuevamente salir desnuda en Playboy (que a pesar de la predisposición de la morocha volvió a esconder la empanada) y dice que el primero que va a promocionar la revista es su viejo. “Mi papá es admirador mío, le encanta cuando hago celeste muriega en bolas playboyfotos hot” revela Celeste, “mi papá lleva la revista al gimnasio y se las muestra a todos, yo le digo por favor papá no lleves la revista porque después cuando voy a entrenar tengo que mirarle la cara a todos estos muchachos.” En verdad lo que mira Muriega no es exactamente la cara de los pibes, sino bastante más abajo. “La chica que dice que se fija en la cara o la personalidad miente” confiesa la morocha, “el tamaño es muy importante, yo necesito de 18 para arriba.” Y si no encuentra nadie con el centimetraje mínimo, la morocha no se celeste muriega desnudaqueda con hambre, porque a falta de pan buenas son tortas. “Tuve un acercamiento con Erika Mitdank, viste que a ella le gustan las chicas” dice mandando al frente a la rubia, “ella me habló muchísimo porque sabía que yo venía mal con los hombres, pero al final no pasó nada.” Igual no te habría invitado con una porción de torta, porque para partuza la morocha prefiere carne en barra. “Trío con otra chica no hice, pero con dos hombres…” dice con carita de haber probado ya con Diego Maradona y Alejo Clérici (que según Rocío Oliva es novio de ambos). “Nunca fui de salir con dos hombres a la vez, siempre estuve de novia” dice la morocha, “pero como soy de aries soy muy fogosa y enamoradiza. En el momento tengo ganas de hacer todo junto, pero necesito que me avancen.”

celeste muriega en playboy argentinaceleste muriega en tetas playboy argentina

celeste muriega desnuda en playboy

celeste muriega en tetasCeleste Muriega espera en bolas y con los brazos abiertos las oportunidades partuzeras que se le pueden presentar, que al estar en el círculo de Maradona, no son pocas. “Visité Dubai y a pesar de que son estrictos pude pasearme en bikini, los hombres me miraban, obvio” dice la morocha de su tour árabe, “la pasamos bárbaro, fui por cinco días y me terminé quedando diez.” Y si bien no dice qué hizo con Clérici y Maradona en las noches Dubai, admite comerse la partuza. “Incluiría a una chica en la cama para incentivar a mi pareja, sería una linda experiencia” dice Celeste, que le gusta que le hablen chancho. “Las palabras subidas de tono son parte del juego, está bueno” explica la morocha, “en la cama te hago de todo, no tengo zonas prohibidas.”

celeste muriega mojaditaceleste muriega topless

celeste muriega en tetasceleste muriega en bolas

celeste muriega en playboycola de celeste muriega en playboyceleste muriega en playboy argentina

Bajate el video de Celeste Muriega
También disponible en 3gp para celular

Celeste Muriega juega con pelota parada

Celeste Muriega se abre de gambas

Tetas de Celeste MuriegaCeleste Muriega se puso la camiseta y se abre de gambas dispuesta a dejar todo en la cancha. “Me gusta hacerlo en lugares públicos, por ejemplo ya lo hice en la playa” confiesa la morocha, “pero no tengo ese morbo a que me vean o descubran, por eso prefiero un lugar copado pero íntimo.” Y como indica con su espectacular apertura, la morocha está disponible. “No sé si los hombres me tienen miedo, pero estoy sola” dice Celeste, “salgo con amigas a bailar y conozco gente, pero no hay nadie a la vista.” Y como el genio de la botella, cuando la frotás te cumple todos los deseos. “Cumplí muchas fantasías, aunque siempre quedan pendientes” explica la vedette, “igual no las considero fantasías, porque son todas realizables. Soy una mina fogosa, y en la cama hago de todo.” Pedile que te la pare de pecho y haga jueguito!

Cola de Celeste Muriega

“En la cama me elogian la cola” dice Celeste, “no entro en detalles, pero sí, hago todo.” Comete ese pavo a la crema que Muriega la cola entrega!

T anto en el Mundial como en la cama, nunca es una buena idea empezar el partido en frío. Por eso Celeste quiere que vayas pre-calentando, cosa que cuando ella toque pito para arrancar estés bien parado y puedas empezar a probar con tiros al enorme arco que tiene por ojete. “En la cama lo que más me elogian es la cola” dice la morocha del temible pavo que meneaba en Pasión de Sábado, “pero también gustan mucho mi cintura y mis lolas, que fueron un regalo de Ricardo.” Así es, fue el malogrado chocolatero que pagó para darle más visibilidad a esas tetas, aunque parece que entre los melones y el Celeste Muriega, cola enarenadatremendo orto los chicos se van al mazo. “No sé si es miedo, pero los hombres me miran con respeto y no se acercan” confiesa la morocha, “a pesar de los romances que me inventan, la verdad es que estoy sola, salgo con amigas a bailar, pero no hay nadie a la vista.” Y Celeste dice que la clave para entrarle es jugarle de igual a igual y pasar al ataque. “Impacto con el físico pero en realidad soy bastante tranquila” explica Muriega, “si me querés encarar lo mejor es que me hagas reír, con el humor y una buena impresión ya vas bien.” Y una vez en la cancha, pasá al ataque que la morocha débil la defensa. “Soy de las minas que necesitan que avance el chico” explica la vedette de Barbieri, “yo de entrada necesito muchos besos y caricias, pero pezon de celeste muriegauna vez que entro en calor olvidate, hago de todo.” Que si le podés entrar por retaguardia? Pero claro. “No quiero entrar en detalle pero sí, en la cama hago de todo” dice Celeste dando a entender que la colectora está abierta al tránsito vehicular, “soy una ariana muy fogosa.” Que si le gusta hacer petes? Obvio. “No te digo lo que hago pero me elogian mucho” dice con petera modestia, “confieso que soy muy buena y si me tuviera que autocalificar me pondría una nota muy alta. Igual lo dejo a tu celeste muriega en tetascriterio jaja.” Y cuando ese orto quede en tus manos, entrale fuerte que a la morocha le gusta el juego físico y no te va a sacar la roja. “En la cama me gusta sentir la fuerza del hombre” dice en tono de viciosa de la pija, “en el sexo me gusta que me domen, soy muy fogosa. Si hay química y piel disfruto mucho, porque no busco que sea todo romántico, tiene que ser una fusión de fuego y amor.” Y putez también, porque aunque dice que no la probó, le encantaría armar una partuza. “Nunca estuve con una mujer, pero me animaría a sumarla como tercera persona a la cama para hacer un trío” reconoce la morocha, “pero tiene que ser con mi chico, porque para mí el componente masculino es muy importante a la hora del sexo.”

Cola de Celeste MuriegaCeleste Muriega topless

Celeste Muriega

“Me encanta todo o que tiene que ver con ser vedette, me encanta desnudarme para las fotos, es parte de la carrera que elegí” explica Muriega, “en temporada la rompimos con Brillantísima, me impresionó el cariño de la gente, se me tiraban encima.” Y cómo no se le van a tirar encima con esas terribles tetas y una cola que ya era legendaria cuando la mostraba en Pasión de Sábado. Y la morocha tiene pasión no sólo los sábados, sino en cualquier momento si la sabés encender. “Arranco lento porque de entrada necesito muchas caricias, pero después no me podés parar” confiesa la morocha, “soy muy fogosa, si hay química disfruto mucho y me dan ganas de hacer todo junto!” Celeste, tocala y abrite para el pelotazo!

celeste muriega tetas en manoceleste muriega topless

celeste muriega en tetasceleste muriega y magali mora

   
12