Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Carolina Oltra es una máquina

Carolina Oltra

Carolina Oltra aparece en medio de los yuyos, un lugar ideal para hacerle una emboscada y lograr que pele esos pechos que luchan desesperados por liberarse de la bikini. La rubia de 22 años tiene un lomo que sería ideal para posar en bolas en Playboy (tiene toda la pinta de tener una cotorra impresionante) y ahora que finalmente lo dejó a Freddy puede ser que se anime. La rubia sigue los pasos de Elena Fortabat, su mamá modelo, y se convirtió en una máquina de la que su papá, el desaparecido corredor Silvio Oltra, estaría orgulloso. Un verdadero fierro.

Carolina Oltra

A Carolina Oltra dice le gusta el sexo de alto vuelo. “A los 16 años lo hice en un avión”, dice la rubia con sonrisa picarona.

La nena es una máquina de alta velocidad como las que manejaba su papá, con peligrososas curvas que te hacen hervir la sangre por la emoción de encararlas a alta velocidad. La rubia mide 1, 70 de altura y viene equipada a full con una carrocería de 90-62-92 de diseño de alta gama, importante tren delantero y un baúl como para llenarlo con la espuma de tu matafuegos. “Muchas de mis colegas cobran por tener sexo”, dispara la rubia, “pero de ahí a decir que todas las modelos son gatos es un mito, no es verdad para nada”, aclara Carolina Oltra para diferenciarse de la flota de taxis de alquiler que abundan en el ambiente, y tiene razón. Sería muy raro que la Carolina Oltrarubia vendiera sus servicios por unos pocos billetes, porque con Fortabat como apellido materno, la nena nació con guita. Y si bien con esa alcurnia podría darse aires, la tradición de aguante fierrero de su papá la mantiene con los pies sobre la tierra. “Me costó mucho digerir el accidente de papá” cuenta Oltra, “y por ocho años me mantuve alejada del ambiente automovilístico, pero ahora el autódromo me trae paz, siento que estoy en la casa de papá”. La bebota dice que salir con Freddy Villareal “me hizo crecer un montón y me ayudó a resolver temas que yo venía arrastrando durante muchos años, como la relación con mi papá. Con Freddy Viví una transición muy importante y hoy me siento mujer”, dice la rubia pero Carolina Oltrafinalmente se lo sacó de encima para alegría de todos los que pedían pista para entrar en esa cola divina. “Sentíamos que vivíamos a destiempo”, explica Oltra, “pero ninguno dejó de amar al otro, no hubo terceros de por medio y por eso fue una separación con dolor”. Y si es por hacerla doler, podrías empezar por sentarla en tu palanca de cambios y sentir cómo se clava en esas carnes duritas de bombón de 22 años. De momento Carolina dice que no está saliendo con nadie porque “todos tenemos que aprender a estar solos y a convivir con la soledad”. Pero la nena necesita mimos, tanto que confiesa que le gusta sentarse “a carolina oltraupa en la falda de mamá”, que no es otra que la ex modelo Elena Fortabat. La escena de madre e hija juntas a los mimos es interesante en la mente de un degeneradito como vos: te tiene que haber pasado de pasar a buscar a una nena y ver que la madre tiene una pinta de petera entregada impresionante. La veterana Fortabat califica como MILF, y de repente podés terminar dándole a madre e hija. Ya que estás chequeate el clítoris que parece despuntar enloquecido de la bikini blanca. Caro, ahora que le diste el raje a Freddy, ponete las pilas y pelá para Playboy! Chequeate abajo el video de Carolina Oltra que vale la pena.

Carolina OltraCarolina OltraCarolina Oltra

Carolina Oltra

Carolina Oltra Fortabat abre las gambas en el auto como invitándote a saborear lo que pinta como una figazza deliciosa. La rubia viene equipada con dos terribles airbags, fijate cómo acerca el torso a la palanca. Una auténtica máquina.

Carolina Oltra, una petera voladora

Carolina Oltra

La mirada mortal y un culo al que sólo le falta hablar ubican a Carolina Oltra entre las más deseadas por todos. La tana se declara “hogareña” pero entró al Club del Aire (fundado por Sofía Zámolo) a los 16 años, cuando le pegó una cogida al novio en el baño de un avión. Las sacudidas en ese caso no eran por turbulencia.

Carolina Oltra

Qué tal la tana, eh? No es material de Playboy? Lástima que cada vez salen más vestidas. Será por Freddy?

ACarolina Oltra hacía tiempo que le teníamos ganas, pero no había un material más o menos decente como para incluirla en estas páginas. Pasó tiempo sin dedicarle uno, y fue verdaderamente injusto, porque la Tana tiene méritos (léase culo, tetas, onda) de sobra. Sobre todo ahora que la fuerza del marketing de Gran Hermano y Playboy nos obliga a darle bola a minas que vienen de la nada, y quizás vuelvan pronto a la nada. Mirá a la Tana, fijate qué fuerte que está, la polenta que exuda. La personalidad que tiene que se le refleja en la cara, en la mirada. Seguro que hay minas técnicamente más fuertes, pero Carolina es oltra cosa. Está para darle masa a fondo y cuando crea que ya acabaste, la sorprendés con oltra volta más, que siga la joda. La rubia confiesa que le gusta “el mimoseo y hacer salidas poco tradicionales.” Traducción: le Carolina Oltragusta culear en lugares sorprendentes. “Una de las mejores que hice fue cuando tenía 16 años en el baño de un avión”, rememora la Tana y a uno se le caen los lagrimones al imaginar a la pendeja peteando en el avión, abriendo la figazza para que se la rellenen en el baño antes de que la azafata se avive y corte la onda con un “Ehh, que hacemooo!” mientras golpea la puerta plástica del baño del avión. De todas maneras, Carolina OltraCarolina dice que eso fué en otra época y que ahora “es bastante hogareña” (la famosa chica de o gar), ya que cuando “hay plan sexual” ella prefiere “quedarse en casa”. A la tana le gusta que se la des en la casa, porque prefiere evitar el estrés de las hacer colas para morfar, el bardo para estacionar, la vuelta en pedo y caer en cama con la pija boba. Oltra quiere recibir su merecido en la comodidad de su casa y tiene razón, porque cuanto más relajada esté, más veces va a acabar (y menos le va a doler la cola al día siguiente). Para remediar esta desafortunada tendencia por la cual las famosas argentinas cada vez muestran menos (dos años atrás todas hacían topless, ahora no se ve un paty ni en la cancha) rescatamos de los infames Archivos Notiblog esta foto de la Tana donde al menos se le ven los timbres. Chicos, llegó la hora de la merienda! Vamos, que ella pone los mini alfajores de chocolate… y vos ya sabés. Caro! A tomar la lechita!

Carolina Oltra

La tana exhibe un pavo importante, especialmente por tratarse de una socia del Sindicato de Peteras Voladoras fundado por Zámolo para defender los derechos de las chicas que “trabajan” en pleno vuelo. Carolina Oltra es un avión.

Carolina Oltra

La tana Carolina Oltra en una pose que nos deja con ganas de verla abierta de gambas.

Maxim arranca diciendo en la tapa que “no la busques en Google”, porque las fotos de Carolina Oltra dentro de la revista tienen “muchos más millones de píxeles que en la web!”. Parece un epígrafe pelotudo (uno más para la revista, que tiene buenas ideas fotográficas pero es débil en los textos) pero en realidad están confesando una debilidad real: le tienen miedo a Notiblog. Y si alguno cree que exageramos (cómo puede ser que una poderosa publicación internacional le tenga miedo a un simple blog?) te comentamos a modo de prueba documental que no sólo Maxim, sino un grupo de revistas se juntaron para hacele juicio a Notiblog — Fueron a llorar al juez para que nos prohíban en Google. Obvio que no nos presentamos en tribunales (ellos tienen guita para gastar en abogados, Carolina Oltranosotros no) y el juez dictó sentencia ordenando a Google que nos borre de los resultados. O sea: Notiblog es un sitio prohibido por orden judicial y por eso cuando buscás “Notiblog” en Google no aparece ningún resultado del sitio, ni siquiera la dirección. Aparecen menciones en otros sitios que reproducen nuestro material, pero el contenido del propio sitio de Notiblog está censurado. Lo que sí sale en los resultados de búsqueda es una críptica nota al pie, donde Google confiesa haber “eliminado un resultado por orden judicial”, o sea, nosotros. En realidad las revistas te tienen miedo a vos, porque más allá de que la revista no es interactiva (tratá de “dejar un comentario” o “postear” Carolina Oltraen el papel) lo que les asusta es que en los nuevos medios la audiencia participa con una libertad que ellos no pueden permtir. Las revistas le tienen miedo al público, o sea a vos, porque podés dejar comentarios en el Noti o postear en Supernauta. Porque si al ver las fotos de Carolina Oltra te dan ganas de hacerle bien la cola, lo podés decir acá tranquilo. De hecho bajarle la caña a Caro es un plan fantástico, más allá de que seguramente Freddy Villareal va a objetar. O quizás sea Oltra la que objete que le hagas el ojete… aunque a juzgar por la posición que tiene en la foto de la derecha, no parece que vaya a quejarse. Mas bien parece por la posición que ella solita se te va a sentar sobre la palanca de cambios, regulando la profundidad y el movimiento. El top blanco transparente, el lomazo bronceado y la mirada de tana salvaje calentona revelan el secreto que descubrió Freddy: el que se la pone a Caro ya no quiere estar con oltra.

Fotos Carolina Oltra y Emilia Attias, la rubia y la morocha

Emilia Attias te chupa el helado

Carolina Oltra y Emilia AttiasCon fotos de Emilia Attias y Carolina Oltra, la revista que dice tratar de la gente volvio a la carga como todos los veranos con la clasica pregunta de si preferis las rubias o las morochas. Lo gracioso es que Carolina Oltra esta con el pelo recontra pintado para ser rubia, con lo cual la pregunta cambia de color. En realidad, la respuesta que cualquier flaco normal va a ser que le da lo mismo, porque tanto rubias como morochas pueden estar barbaras o ser un desastre. En el caso concreto de Attias y Oltra, votamos decididamente por Emilia, porque tiene una cosa tipo pelicula de Tarantino, un desparpajo que uno se imagina se va a traducir en noches de pasion y lujuria fuertes. Carolina Oltra tambien tiene lo suyo (esta barbara!) pero el pelo es tenido y Attias es como mas fresca, y fijate en la foto mas abajo (ampliala, es gigante) con las dos tomando sol acostadas, Attias tiene mejor lomo.

Carolina Oltra come helado pensando en vos

Emilia Attias y Carolina Oltra terribles colas al solLos italianos, que se podria decir es uno de los pueblos que mas saben de mujeres (y mas obsesionados estan con ellas, de donde te pensas que nos surge a los argentinos esta erotomania?) tienen un dicho ‘non e bello quello che e bello, e bello quello che piace’. O sea, no es bello lo bello, sino que es bello lo que gusta. Impresionante la definicion, es verdad, a quien le gusta la belleza por la belleza misma? A uno le gusta lo que le piace! Cuantas veces te paso de finalmente, despues de mil vueltas, te la curtis a la divina bella que todos querian y no hay quimica? Y a la inversa, a todos nos paso de tirar un picotazo a una porque estaba ahi nomas (tipo siete de la matina en boliche, te comes cualquier mina que todavia quede parada como si fuera una medialuna para el desayuno) y de repente sentir una cosa tipo wow, de donde viene esta onda? Vamos, confesa, cuantas gordas te morfaste que te encantaron y despues lo negas con los amigos… todos somos asi.

Emilia Attias recontra divina, mira esa colita de perfil

De todas maneras (divina Emilia Attias en la foto de la izquierda, abrila que es gigante), cuando uno habla Carolina Oltra y de Emilia Attias y de sabiduria de los dichos italianos, la realidad es que son pocos los que pueden realmente y elegir. Es como cuando llegas a tu casa, comes lo que te ponen en la mesa… y lo haces contento. Y por supuesto, como siempre, no se puede reflexionar sobre estos temas sin citar al maximo pensador argentino de la materia, Jacobo Winograd. Todos sabemos que los que realmente pueden elegir son los que estan forrados en guita, porque billetera mata galan. Y otra cosa que tambien es verdad: la realidad en el 80% de las veces es que prefieren ellas, porque la mujer es la que pone el semaforo en verde, y ellas prefieren flacos con mucha guita… mientras nosotros pensamos en el color del pelo (que encima ellas se pintan segun le convenga) ellas miran la billetera, y quizas el bulto al lado del bolsillo tambien.

Carolina Oltra divina, que curvas!Ejemplo: cuando Karina Jelinek salio a decir que a ella no le importa la plata y dijo que salio con ‘un parrillero’, lo que se olvido de decir es que el ‘parrillero’ en realidad es el propietario de una cadena de restaurantes de carnes en Miami, donde conocio al ‘parrillero’. O vos te pensabas que era Cacho el asador de Villa Ortuzar? Iluso, gil! Es como dicen, lo ultimo que se pierde es la esperanza… de repente tenes chance con Oltra, Attias o Jelinek. Pero vas a tener que esperar que tengan 45 o 50 pirulos, ahi se pone mas facil, tipo Moria Casan o Susana Gimenez, que salen con cualquier pibe… porque a esa edad son ellas las que estan forradas en guita… no es mala la idea, te bancas las carnes flojas pero pasas a tener un buen nivel economico y oportunidades de hacer mas guita y ‘posicionarte’, sino preguntale al Corcho Rodriguez, el tiene experiencia!

   
12