Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Betina Capetillo, una morocha partuzera

Betina Capetillo

Betina Capetillo era la única de las atorrantas en las fotos pseudo lesbianas del Champán las Pone Mimosas que todavía no estaba listada en Notiblog. Hoy la morocha logra este alto honor pelando tetas, las mismas que manosearon Claudia Fernández y Nazarena Vélez. El chiste: Betina dice que es una chica conservadora.

Betina Capetillo

Betina Capetillo fue la favorita en la partuza lesbiana, donde puso ese culo a disposición de las chicas. Terrible morocha.

La morocha apareció totalmente entregada en el medio de la marimba lésbica que armaron las atorrantas que el champán puso mimosas. Con cara de vicio total, se entregó a las caricias de las demás y dejó que Nazarena Velez le toque una teta mientras Claudia Fernandez le tocaba la otra y la picarona de Luciana Bianchi desde abajo le manoteaba el costado de la argolla. Betina Capetillo era el centro de la fantasía orgiástica de las champaneras pero era la única que todavía no tenía su propio post en Notiblog, y hoy corregimos la omisión con una bonita producción de fotos en pelotas. Betina Capetillo arranca bien, mostrando en Notiblog las mismas tetas que Nazarena y la uruguaya toquetearon en la pseudo partuza. “Si este cuerpo me abrió tantas puertas, porque no mostrarlo?” pregunta la morocha y dan ganas de romperle la cerradura de la puerta de atrás con el taladro de carne y después de hacerle un desastre de onda le llamás un cerrajero (o un proctólogo) y le dejas un quinién por los servicios prestados. Pero no te confundas vieja, betina capetilloque Capetillo dice que ella es todo lo contrario de lo que aparenta. “Mi imagen es la contraposición de mi interior”, dice la morocha como si en vez de vedette fuera Simone de Beauvoir, “se que alguien que lea esto puede reírse, pero tengo un fuerte estereotipo estético que contrasta con un interior muy tranqui”. Beti, dejate de joder, nos estás tomando el pelo, mejor tomá la guita y abrí esas puertas como diría Jim Morrison. “Soy una rebelde en este medio, porque mis reglas no pegan con las impuestas. Se que agregar otros “condimentos” allanaría el camino de mi carrera, pero yo soy actriz y nada mas” dice Betina testeando los límites de lo creíble. Vos que pensaste que la morocha es una atorranta profesional que sale en bolas en fotos públicas para subir la tarifa en privado, pero Betina niega todo. “En una betina capetillo y belen franceseépoca me preocupaba muchísimo lo que pudieran pensar de mi, creía que los hombres me iban a encarar creyendo que yo era algo que no era”, dice la inocente Capetillo, “es que ser linda te abre muchas puertas pero te complica otras”. No la compliques Betina, abrí la puertita a los chicos, no los dejes afuera así parados que se mueren por entrar!

Betina Capetillo y las Mimosas del Champan

Betina Capetillo la va de conservadora total con su novio, al que le exige libreta de matrimonio. Pero con las chicas del elenco del Champán las Pone Mimosas, la morocha relaja las reglas y las cachas en un juego lésbico trucho pero ratonero.

Betina Capetillo

Atención con el culo de Betina Capetillo, la entrada es todavía más ancha que la puerta del propio ascensor. Para darle sube y baja.

La chica que ves posando en pelotas no solo niega ser gato, sino que afirma ser “una tipa muy conservadora en la intimidad”, a tal punto que “el que quiera vivir conmigo primero tendrá que firmar la libreta de casamiento, soy chapada a la antigua, quiereo registro civil e iglesia.” Así que ya sabés, no seas mal pensado, no podés pensar que porque la morocha sale en fotos donde la manosean toda, trabaja con un conocido gatero como Sofovich o sale desnuda en fotos es una atorranta. No te dejes engañar por ese lomo de vedette, Betina Capetillo es una filósofa que reflexiona sobre el rol del matrimonio en la sociedad actual. “En un mundo donde todo es tan descartable, informal y light, el casamiento implica cuidar mas las cosas”, pontifica Betina, “soy una mina que va de frente y se muestra tal cual es”, o Betina Capetillosea, en pelotas. “Si bien la voluptuosidad me da una imagen de comehombres, soy una Susanita que necesita un hombre que me cuide.” Según cuenta, las fotitos que “se filtraron” pusieron en riesgo su compromiso de matrimonio, y la morocha dice que “me preocupó mucho lo que podía pensar mi novio, no sabía cómo iba a reaccionar”, pero por suerte dice que el pibe “no se hizo demasiado problema”. Al novio le debe haber costado bastante esconder la cara de alegría luego de ver las fotos y con su mejor cara de compungido decirle a Betina “mi amor, vos sabés que yo confío totalmente en vos. Es más, como prueba de que no guardo ningún rencor, de onda si querés podés invitar a las chicas que vengan en el viaje de Luna de Miel con nosotros.”

El champán las puso lesbianas

lesbianas argentinas

La bolsa de gatos en celo que integran Betina Capetillo, Luciana Bianchi, Nazarena Vélez, Claudia Fernández y Belén Francese se descosió liberando a las chichis, que a falta de pija se tentaron y empezaron a tocarse en el camarín. Ellas dicen que las fotos eran privadas y no se lo cree nadie, pero a pesar de no mostrar nada y estar impresas en un papel apenas mejor que el higiénico, las fotos tienen mucha más onda que la Playboy. La fantasía es interrumpir a pijazos la partuza lesbiana.

lesbianas argentinas

Ojo que no todas las chicas fingen lesbianismo. Nazarena Vélez agarra las tetas de Betina Capetillo como si fueran las de Andrea del Boca.

Tetas que chocan, besos en la boca, conchas apiladas, aerosoles en el orto — las chicas en pleno descontrol. Y no son unas trolas cualquiera, estas son atorrantas de marca: Belén Francese, Claudia Fernández, Nazarena Vélez, Betina Capetillo y Luciana Bianchi. Es una escena soñada, las nenas con un nivel de calentura tal que no aguantaron más y empezaron a besarse entre ellas. Luciana “Gremlin” Bianchi por ejemplo se tentó con el orto de Claudia Fernández y le come la bombacha, después las dos apilaron sus conchas para que se deleiten Betina, Nazarena y Belén. Las fotos están obviamente preparadas para promover “El Partuza Lesbianachampán las pone mimosas” donde trabajan, pero ellas lo niegan. Dicen que empezó como una joda de “backstage” y que hubo una de las participantes que “filtró las fotos” a la prensa. La primera acusada fué Claudia Fernández, que habría querido promocionarse pero “le salió el tiro por la culata”, ya que perdió un trabajo en el programa infantil Patito Lindo. Difícil de creer, porque de la culata de Claudia Fernández entran muchas mas cosas de las que salen. Luciana BianchiBetina Capetillo dice que la uruguaya no es la culpable. “”No quiero acusar a nadie, pero hay una realidad: las fotos que se publicaron eran de Francese, estaban en su cámara”, acusa la morocha. “Ahora cómo llegaron de ahí a la editorial, si Francese se las dió, no lo puedo confirmar”. Queda claro que las acusaciones cruzadas están libretadas por Sofovich para promover su obra de teatro, pero ojo porque no todas las fiesteras fingieron las escenas de lesbianismo. Nazarena Vélez aprovechó para amasarle las tetas a Capetillo y comerle betina capetillola boca a Belén Francese. “Tanto hombres como mujeres se ratonean muchísimo al ver a dos chicas besarse”, dice la rubia Vélez y agrega excitada que “¡Las chicas me avanzan a morir!”. Vélez tiene una larga historia de besuqueos y toqueteos con mujeres porque “las mujeres a las que les gustan las mujeres tienen como un imán conmigo”, y pide que quede bien claro “que esto es tan sólo un juego, porque yo soy heterosexual”. Claro Nazarena, seguro, quién va a pensar que sos torta.

lesbianas argentinas

Luciana Bianchi pone la cola sin miedo a pesar de que el aerosol es enorme, señal de que el rosquete está más agrandado que alpargata en kerosén. El gremlin erótico fue la revelación, comiéndole la cola a Claudia Fernández y agachándose a fondo para apilar las conchas junto con la uruguaya. Pensar que las come el Ruso.

lesbianas partuzeras

Claudia Fernández se entregó en forma total a sus colegas, al punto que no parece que sea la primera vez que se presta para la tortilla.

Nadie piensa que Nazara vélez es lesbiana, pero cada tanto se le escapa alguna que otra confesión. Como cuando manda “yo cuando miro a una mujer, me gustan las rubias”. Uy, qué jodido para Andrea del Boca escuchar que Nazarena las prefiere blondas, pero igual se las ve a las dos muy felices caminando por el romántico Boulevard Chenaut, donde comparten cenas íntimas. Tanto a Vélez como a Del Boca parece que les gusta cocinar, ya que cada tanto le preparan una tortilla casera al Ruso Sofovich, que no por casualidad estuvo asociado con las dos. Y a quién no le gustaría tener el acceso a las turras que tiene el Ruso, que te guste o no es el Hugh Heffner argentino: lesbianas enfiestadaselige la que quiera y la mina le “hace la gamba” que le falta. Es que una atorranta es algo fantástico: una mina que disfruta entregando libremente aquello que más buscás. Lo que distingue a una atorranta no es el físico sino la apertura mental, porque si una mina tiene abierta la cabeza es casi seguro que también tiene o va a tener muy pronto abierto también el ojete. Claro que si tienen alto lomo para acompañar el alto nivel de putez, mejor aún, es una receta belen francese y nazarena velezde alta satisfacción. Pero como sabe Mick Jagger, la satisfaction nunca es completa porque el deseo nunca es mediocre, siempre aspira a más y jamás se conforma. El deseo aplica el método socrático al ratoneo, y te incita a subir la apuesta sexual a través de preguntas. Porqué tener una turra divina cuando podés tener dos? Porqué tocar una concha sola si tenés dos manos? Preguntale a la chicas, que no saben mucho pero siempre contestan bien de culo.