Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Belén Rodríguez, de onda

Belen Rodríguez

Belén Rodríguez es la otra Belén, parte de nuestra cruzada para rescatar el nombre Belén de las garras de Francese, que como canta Bon Jovi, “you give love a bad name”. Seguramente las belenes del mundo nos van agradecer que liberemos ese hermoso nombre y lo disociemos de las imágenes del turrerío de Speed Unlimited, de chicas que se tocan simulando lesbianismo, que muestran los ortos impunemente, qué horror. Esto es una auténtica cruzada.

Belén Rodríguez

Digamos que está bastante linda, pero claro, si sos de los que sólo aprecian mujeres ‘de marca’, puede que no te parezca gran cosa. Mejor, nos queda toda para nosotros.

Belén Rodríguez, una bomba rubia, un bombón de aquellos y viene a demostrar algo muy importante: que no todas las belenes son francese. Es un punto importante, porque parece que hay cierta resistencia en ‘aceptar’ cualquier mujer por fuerte que este que no tenga un ‘nombre’. Es un fenómeno raro, es como si algunos fueran ‘marqueros’ pero de mujeres, que consumen lo que les venden desde la televisión o desde los escándalos exclusivamente, y están imposibilitados de independizarse del criterio general y decir “esta mina me encanta, a pesar de que no la conoce nadie”. Es como que la receta del ratoneo incluye como ingrediente principal a la fama, es ese comentario descalificativo clásico pero sin fundamento: “A esta quién la conoce?”. Justamente, la estas conociendo acá viejita, te la estamos presentando a toda foto, como un ejemplo más de la belleza de la mujer argentina pero también de la diversidad en los estilos de lo que es bello. Al respecto viene al caso un dicho italiano que nos encanta “non é bello quello che é bello, má quello che piace”. No es bello lo bello, es bello lo que gusta. Por eso que la onda no es “y esta de donde salio?”, sino que veas si te gusta o no, porque sino parece que te autorizás a que te guste únicamente las turras que mas prensa consiguen con escandaletes y demás. Belén RodríguezLo paradójico es que con esta actitud de aceptar solamente a las ‘famosas establecidas’, estás agregando incentivos para que todas las que quieren figurar busquen el escándalo barato. Porque con la actitud “y a esta quién la conoce?” estás confirmando a todas las minas que la única manera de ‘llegar’ es haciendo quilombo barato. O sea, consumen escándalo pero luego critican a, por ejemplo, Nazarena Vélez por impulsar su carrera (a pesar de que ya esta grandecita y con signos de decadencia) usando permanentes despelotes mediáticos para tener prensa como sea. [Plis, danos una mano cliqueando avisos, no tenes idea lo que consumen de banda las fotos de alta calidad].

Belén RodríguezBelén RodríguezBelén Rodríguez

Belén Rodríguez

En esta campaña para que asocies el nombre Belén con otras mujeres, seleccionamos esta foto porque nos pareció más impresionante que el gol de Maxi Rodríguez a México. Si esta foto, si ese orto, no te convence, realmente sos un adicto a las turras tipo Francese y deberías ser confinado a la Isla Maciel.

Belén Rodríguez

Aceptó posar en el obrador de una panadería, le gusta que le peguen una buena amasada.

Quién es Belén Rodríguez entonces? Belén se vino de Córdoba a Buenos Aires cuando tenía 17 años, como tantas otras a probar suerte y le fue bien. “Me vine sola a Buenos Aires y conocí Emiratos Arabes, Milán, fueron experiencias únicas”, dice Belén, que nació hace 22 años en Mina Clavero. La blonda esta muy contenta con la manera en que le vienen saliendo las cosas, y no es para menos. “Te divertís, salís, conoces gente y encima te pagan!”. El ‘salto’ de popularidad lo dio al arrancar el año, cuando fue elegida entre ‘los cuerpos del verano’, lo que a su vez la catapultó para un lugar de privilegio en la “selección femenina” de No Hay 2 sin 3, donde compartió cartel con varias de las reinas del escandalete como la propia Nazarena Vélez. El Canal 9 le dió manija en partes de prensa como ‘la revelación’ del elenco encabezado por Freddy Villareal, Pachu Pena y Pablo Granados, pero Belén Rodríguezclaro, ella no armó escándalos así que su perfil quedó mas bien bajo a pesar de que como se ve en las fotos esta espectacular. “Realmente estoy contenta con mi experiencia hasta ahora”, comenta Belén “porque disfruto mucho de lo que estoy viviendo”. Belén tiene bastante sentido común para su edad, y aconseja que “hay momentos donde uno tiene que dar un salto para algún lado y seguir evolucionando”, dice confiada, “por eso todas las decisiones que tome en mi vida fueron conscientes”. La cordobesa se lleva el mundo por delante y lo dice “no me arrepiento de nada”, aunque reconoce que tuvo miedo cuando el tocó estar frente a la cámara en No Hay 2 sin 3. “Me encanto estar en televisión”, dice contenta, “aunque al principio tuve mucho miedo de trabarme, de hacer las cosas mal, pero fui aprendiendo y resulto una experiencia inolvidable”. Como todas las que prueban las mieles de la notoriedad televisiva, Belén quiere volver a la pantalla chica. “Definitivamente la televisión es para mi”, dice confiada.

Belén Rodríguez

Belén Rodríguez posa dentro de la panadería y realmente es apropiado porque la mina es una masa. Viéndola así, en cuatro sobre la mesa con las cebollas, nos acordamos del dicho que dice que ‘cuánto más se golpea la masa, más rico sale el pan’. O sea, cuando la estés amasando a Belén, dale unas ricas cachetadas.

Belén Rodríguez

Belén Rodríguez es de Mina Clavero — será por eso que todos los que la ven quieren clavar la mina?

Si bien le va bárbaro y lo proclama —“me llueven ofertas de trabajo” según dice— en realidad Belén Rodríguez también tiene un poco de miedo por lo que perdió largando todo para lograr ‘fama’. Una frase perdida entre sus declaraciones es reveladora, casi una confesión. “Creo que viví mas de lo que una chica de mi edad puede haber vivido”, dice ya en otro tono. No caben dudas: tiene 22 años pero con sus viajes a lugares insólitos debe acumular mucha mas experiencia (algunos dirían pijazos) de lo que una chica ‘normal’ le toca vivir. Dice que tuvo mucho trabajo en los Emiratos Arabes, y uno solo puede imaginar la cantidad de ofertas de compra que debe haber recibido de babeados beduinos que se imaginaban a la blonda de 22 años como su esposa (incidentalmente, tiene la misma edad de la esposa de Bin Laden, quien encargó su compra a un adlátere). Lo que hacen los árabes parece extraño, pero tengamos en cuenta que en nuestro “sistema” la pareja más típica de la farándula es una modelo y un empresario: todas las fuertes, especialmente si son famosas, terminan con pibes de billetera gruesa. No será más sincero el sistema de los árabes, donde las minas se compran hecho y derecho?.

belén rodríguezbelén rodríguezbelén rodríguez