Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Belén Lavallén baja tanga y pela milanga

Belén Lavallén se baja la tanga

Cola de Belen LavallenBelén Lavallén se baja la tanga y guarda porque la cosa no queda ahí: la morocha muestra la empanada y aclara que el relleno le gusta abundante. “Para mí el tamaño es muy importante, si venís con una cosita así no va” explica mientras arquea la espalda para mostrar mejor el orto, su carta de triunfo. “Sé que gano con mi cola, con eso te conquisto” reconoce la chica Sofovich, “por eso la cuido mucho, entreno tres veces por semana para mantenerla parada.” Y vos también la vas a mantener parada cuando ves el tremendo strip tease que hace para darte una idea de lo que podés esperar en la cama con esta morocha viciosa. “Me gusta usar juguetes, probé hace un tiempo y me encantó” dice Belén, que también confiesa ser partuzera. “Si vamos a hacer una fiesta porque estamos aburridos” razona la morocha, “prefiero que sea con otra chica.”

concha de belen lavallen

“En la cama me halagan mucho la cola” dice Belen mostrando la empanada a pleno, “me piden sexo anal, pero la cola no la entrego a cualquiera.”

Q ué momento: Belén Lavallén se baja la bombacha dejando al descubierto esas impresionantes cachas que sirven de entrada a un depósito de chorizos de visita restringida. “Sé que conquisto con mi cola y son muchos los que piden entrar por atrás” dice la morocha para sorpresa de nadie, “pero no es algo que no le entrego a cualquiera, el sexo anal es sólo para los que llegan a ser novios.” Y obvio que para tener el título de “novio” tenés que tener un billete importante. “No me importa a qué te dedicás, pero si querés ser mi galán tenés que ser exitoso” explica la morocha lista para belén lavallén se tapa la conchacomerte la billetera, “me gusta que sean maduritos, mayores que yo de 35 para arriba, con muchos proyectos y pocos pelos.” Pero no en la lengua sino en la pija, porque si bien todos saben que es re petera, no hace falta anunciarlo sonriendo con pelos de pubis enroscados entre los dientes. “Para el sexo oral me gustan los hombres sin pelos ni olores, en eso soy medio fóbica” explica Belén, “pero tampoco que estén totalmente depilados porque sino quedan afeminados y no va. Con un poco de pelo arriba queda bien, una vez salí con un chico que era stripper y me acostumbré a eso.” Y también se acostumbró a salir con jugadores, que siempre se la quieren clavar en el arco. “Los futbolistas se cansan de encararme, está lleno de famosos que me quieren comer” dice confesando su propensión botinera, orto de belén lavallén“me gustan los tipos deportistas porque son atléticos y rinden mucho más en el sexo, eso es fundamental porque conmigo en la cama hay que aguantar.” Pero si bien en la teoría un tipo atlético es ideal, Belén descubrió que en la práctica la mejor amante resultó ser una mina. “El mejor sexo de mi vida lo tuve con una modelo top, una rubia muy famosa que sale en todas las revistas” confiesa la morocha, “me di cuenta que me puedo enamorar de un hombre y también de una mujer, porque no tengo problema en reconocer la belleza de otras chicas.” Y por eso no vas a necesitar hacerle mucha parla para convencerla de hacer una partuza. “Me gusta hacer tríos con chicas” reconoce Belén, “si estoy en pareja aburrida con un chico y quiere compartirme, prefiero que sea con Belén Lavallén en bolasuna amiga. Con más de un hombre a la vez no estaría porque me da impresión, creo que me sentiría muy incómoda. Pero un trío con otra mujer no hay problema, si vamos a hacer una fiesta, prefiero que sea con una chica.” Porque Belén tiene la mente abierta y las piernas también. “Me gusta tener relaciones libres, esas donde cada uno puede hacer lo que quiere” explica la morocha, “porque el sexo es sexo y el amor es amor, son dos cosas diferentes, lo tengo claro.” Y lo que también tiene claro es que si querés enfiestar a Belén y una amiga, tenés que estar bien calzado. “El tamaño para mí es muy importante, si me venís con una cosita así no va” confiesa la morocha, “ahora si tenés algo normal me lo banco, yo te puedo decir lo que me gusta que me hagan y vos me decís qué querés que yo te haga.”

belén lavallén agarra el cañobelén lavallén desnuda, concha contra el cañobelén lavallén se toca el papo

belen lavallen en concha

Si alguna vez viste a Belén Lavallén mostrar el orto en primer plano mientras hacía gimnasia en La Noche del Domingo seguramente soñaste con ver ese papo sin las malditas calzas y acá lo tenés: la tanga a media asta deja expuesta una exquisita milanga. “Me gustan los hombres que transmiten seguridad y saben sorprenderme” dice entregada en la cama, “por sobre todas las cosas me gustan los hombres que me hacen sentir mujer.” Pero las mujeres la hacen sentir más femenina todavía. “Tengo la fantasía de hacer el amor con una famosa” dice viciosa, “me gustan las rubias como Nicole Neumann, pero para una noche de sexo sería mejor Luciana Salazar.” Imaginate esa partuza!

belen lavallen saca culobelen lavallen

belén lavallén en tetasbelén lavallén muestra la colabelén lavallén se baña desnuda belén lavallén, tetas espumantesbelén lavallén gateando desnuda

Bajate el video hot de Belen Lavallen versión completa
También disponible en 3gp para celular

Belén Lavallén te saca hasta la última gota

Belen Lavallen muestra el tajo

Belén Lavallén vuelve al ataque y esta vez no sólo pela tetas sino que deja entrever un delicioso tajo al cual llevan inequívocamente las huellas gatunas, pero por favor no saques conclusiones. “Yo no cobro por sexo, cuando me ofrecen dinero digo que no” asegura la chica Sofovich, “a mí los hombres me conquistan con la inteligencia, porque me aburro rápido si veo que no tienen cabeza.” Y abajo también tenés que tener una buena cabeza, porque para rellenar el temible ojete de Belén exige un pedazo importante. “Para mí el tamaño es muy importante, no me podés venir con una cosita chiquita” advierte la morocha, “y también tenés que tener estado físico, porque necesito mucho sexo y no todos aguantan el ritmo.”

El orto de Belen Lavallen

“La cola es lo que más me elogian” dice Belén mostrando pruebas al canto, “pero ojo que no la entrego tan fácil, eh?”

Adiferencia de otras que dan vueltas, Belén Lavallén pela tetas y tajo sin problemas porque sabe porque así es como le gusta. “Tengo el fetiche de hacerlo con la luz prendida” dice la morocha como si alguien le pidiera explicaciones, “me gusta porque cuando hay luz en ciertas posiciones me halagan mucho la cola.” Y obvio que después de elogiarla, le tratan de hacer la cola. “Casi todos piden por atrás pero yo no entrego la cola a cualquiera” advierte Belén, “me gusta reservarla para cuando estoy de novia.” Pero no creas que tenés que ser Belen Lavallen, terrible colael novio para entrarle, porque la morocha tiene la mente tan abierta como la cola. “Tengo relaciones libres, esas donde cada uno siempre puede hacer lo que quiere” confiesa Lavallén, “yo sé que el sexo es sexo y el amor es algo diferente, lo tengo claro.” Y también tiene claro que para mantener el interés, cada tanto hay que armar una partuza. “Si nos aburrimos en pareja podemos ver de hacer un trío” dice comprensiva, “pero si tiene que haber fiesta, prefiero que sea con una chica. Podría ser una amiga con la que tenga confianza y como no tengo problemas en reconocer la belleza femenina si es una chica linda mejor, eso me sube la autoestima.” Y con esa combinación de carita de boba petera, ojete infernal y globos fiesteros, en la farándula hacen cola para hacerle la ídem. “No me pidas nombres, pero hay muchos famosos que me belen lavallen, en jeans y conchaquieren comer y se cansan de encararme porque los conquisto con mi cola” se jacta Belén, “pero yo no me fijo tanto el físico, si no tienen nada en la cabeza me gustan los hombres que transmiten seguridad, que hacen sentir una mujer y me saben sorprender.” Y la mejor sorpresa, además de garpar más de lo que pide, es una toronja importante. “Para ser mi galán tenés que ser exitoso y atlético, porque para rendir conmigo en la cama hay que aguantar” dice exigente la morocha, “que tenga un tamaño importante porque si es algo chiquito no me lo banco y si no tiene pelitos ahí abajo mejor para el oral, ahí me convierto en una vampiresa y te saco hasta la última gota.”

Belen Lavallen pone la colaBelen Lavallen en tetasBelen Lavallen, culo Zombie

Belen Lavallen en cuatro

Belén Lavallén se pone en cuatro y te mira esperando tu reacción y comentarios. “Me gusta leer lo que dicen de mí, me gusta cuando me elogian porque quiere decir que no paso desapercibida” dice la chica Sofovich, “físicamente lo que más me elogian es la cola, me vuelve loca que me besen la espalda, me muerdan los hombros y me dan muchos besos y por todos lados.” Y también le gusta sentir el plástico en algún agujero. “Probé de usar juguetes y la verdad que me gustó” admite la morocha antes de confesar que su máxima fantasía es igual que la tuya, enfiestarse con una famosa. “El mejor sexo de mi vida lo tuve con una modelo” confiesa Belén, “por eso me gustaría tener sexo con Luciana Salazar.” Sale partuza con rubia y morocha!

Belen LavallenBelen Lavallen abierta de gambasBelen Lavallen se agarra la concha

Bajate el video de Belén Lavallén
También disponible en 3gp para celular

Belén Lavallén en tetas y bien mojadita

Belen Lavallen, rosarina petera

¿Quién dijo que los gatos le tienen miedo al agua? “Me hace gracia cuando me tratan de gato, si yo nunca cobré por sexo” dice Belén Lavallén como si el tatuaje que adorna su piel no confirmara su felina inclinación, “igual propuestas tengo todos los días, especialmente de futbolistas, se cansan de encararme pero no son mi estilo, a mí me gustan más intelectuales. Igual reconozco que los deportistas riden mucho más en la cama, porque para estar conmigo hay que tener aguante.” Para entrar en ese temible ojete hay que tener aguante, muchos billete y pocos pelos. “Me gustan los tipos exitosos, más grandes que yo” dice la secretaria de Sofovich, “pero no me gustan peludos, porque en el sexo oral no quiero pelitos.”

belen lavallen

Ni preguntes si Belén entrega el asterisco, fijate la curva de ese ojete — ahí entra un obelisco!

Belén Lavallén pela pechos y se tira a la pileta con un doble propósito: esperarte bien mojadita y de paso demostrar que como no es gato, no le tiene miedo al agua. “Me hacen gracia los que comentan en el blog que soy un gato VIP, si nunca cobré”dice la morocha con toda la sinceridad de un político en campaña, “cuando me ofrecen dinero por sexo les digo que no me interesa tener nada sin sentimiento o placer.” Será cuestión entonces de que le mejores la oferta hasta que la cifra le cause placer, porque sea la billetera o la pija, a esta rosarina le gusta el cuero abultado. “Es tamaño es muy importante para poder hacerme sentir” dice la morocha y tenés que darle belen lavallen, secretaria de sofovichla razón, si querés hacer mella en ese baúl necesitás un taladro grande, “igual algo normal bien usado también me lo banco.” Y por lo visto una lengua bien usada también se la banca, y quién mejor para paletear una figazza que otra nenita. “Soy de géminis, tengo doble personalidad, me puedo enamorar de un hombre o de una mujer” dice la morocha, que se acostó con una flor de modelo y le dió un golpe Degrazia. “No te puedo decir quién es porque es muy conocida” agrega enigmática, “pero es rubia y con ella tuve el mejor sexo de toda mi vida. Estuvimos unas semanas, pero no pudimos seguir porque las dos estábamos de novia.” Mirá vos qué tramposas las chicas, uno cree que compiten y pelean entre sí, pero del odio al amor hay un paso. belen lavallen, un gato en el agua “Lo que pasa es que si me ven al lado de una chica linda me sube la autoestima” dice Belén como para justificar porqué festeja con torta si no es su cumpleaños, “además no tengo problema en reconocer la belleza de otras chicas.” Y ahí tenés el punto de entrada: presentale otro gato que te llevás los dos a la bolsa. “Me gusta hacer tríos con otra chica” confiesa la rosarina, “porque si me estoy aburriendo en pareja con vos y querés sumar otra chica, dale para adelante.” Y también dale por atrás, porque Belén entrega el asterisco aunque dice que no es fácil dar con la tecla. “La cola es lo que más me elogian y todos piden por atrás” reconoce la morocha, “pero no entrego fácil, tenés belen lavallen, terrible ojeteque ser novio oficial.” Y qué se necesita entonces para ser “novio oficial” y entrar en ese ojete? “No me fijo sólo en lo físico así que no tengo un tipo de hombre en particular” dice la rosarina, “pero me gustan de más de 35 años, cuanto más grandes más interesantes son.” Y más plata tienen, claro. “No me importa a qué se dedique, pero tiene que ser exitoso. Salí por ejemplo con Gustavo Cerati de Soda y con el empresario Rodrigo Santos, ex de Jésica Cirio” ejemplifica la secretaria de Sofovich, “son hombres que transmiten seguridad y saben sorprender.” Pero si hay una sorpresa que Lavallén no se banca es encontrar al flaco de polera con el pelo largo. “Para el sexo oral no me gustan los tipos peludos, no me gusta que haya pelos, soy medio obsesiva con eso” dice la petera rosarina, belen lavallen abre los cantos“tampoco totalmente depilados porque queda afeminado, pero me pongo fóbica si encuentro pelos u olores.” Para entrarle a Belén Lavallén necesitás mucha plata, pocos pelos y buen estado físico, porque la morocha es viciosa. “No te voy a decir lo que me gusta en la cama porque esto lo lee mi papá, pero te digo que para mí el sexo es muy importante” confiesa la rosarina, “me gusta usar juguetes y tengo varios disfraces, el de guerrillera y colegiala funcionan siempre. Si me hacés sentir mujer, en la cama te hago de todo.”

belen lavallenbelen lavallenbelen lavallenbelen lavallen

belen lavallen, secretaria de sofovich

Belén Lavallén sabe que posición obliga, pero no le pidas que confiese si le gusta entregar la cola. “Es un tema muy íntimo si me gusta por atrás, además todo lo sale publicado lo lee mi papá! Pero te aclaro que no entrego fácil, eh?” dice la rosarina, “igual obvio que con mi novio hago de todo, pero tienen que tener cabeza porque de otra manera me aburro y los dejo. A mí me gustan los hombres que me hacen sentir mujer.” Y si tenés la tarasca como para hacerla sentir, lo mejor es empezar la peregrinación a ese ojete en la otra punta. “Me encanta que me den besos en el cuello” recomienda a clientes, “si empiezan mordiéndome los hombros y dando besos por la espalda me hacen delirar!”

belen lavallenbelen lavallen

Bajate el video de Belén Lavallén