Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Ailén Bechara, azafata A Todo o Nada

Ailen Bechara, A Todo o Nada

Ailén Bechara es la azafata que faltaba para completar el trío de A Todo o Nada y la que más se hizo desear porque a pesar de volar alto en televisión, la rubia dice que su primera vocación fue intelectual. “Estudié dos años Ciencias Políticas en la facultad y me iba muy bien” asegura Ailén, “pero empecé a trabajar en publicidad como modelo de algunas marcas y me llamaron para A Todo o Nada.” Y cuando llamó Gonzalo Higuaín del Real Madrid, la chica que había venido de Darregueira para estudiar en la universidad, se recibió, pero de botinera. “Muchos futbolistas te agregan por PIN” explica Ailén, “Gonzalo juega en el Real Madrid, así que empezamos hablando por Blackberry. Es como me gustan a mí, amable, divertido y respetuoso y cuando vino a Argentina lo invité a casa a charlar tomar mate, que es algo que me encanta.” Y el Pipita, tan caballero él, le cebó unos de leche en bombilla de carne.

Ailen Bechara, azafata A Todo o Nada

Azafata intelectual: Ailén vino de Darregueira a Capital para estudiar Ciencia Política, pero se jugó A Todo o Nada y se recibió de botinera con Higuaín.

La muchachada pidió completar el álbum de las Azafatas de A Todo o Nada con Ailén Bechara, una rubia cuyos rasgos y lomo impactantes contrastan con la timidez que tiene para pelar en fotos. “Me gustaron las fotos que hice” dice de la producción que hizo para Canal 13, donde muestra menos que en el programa, “las fotos salen increíbles.” Pero por ahora lo increíble sería que muestre aunque sea un zompe, algo que no tiene en sus planes porque le está yendo bárbaro sin pelar nada. “Me voy sorprendiendo con las cosas que hago, me gustó conducir Los 15 Mejores y Los 5 Edición Famosos en Quiero Musica, así que pienso estudiar periodismo para tener herramientas y seguir creciendo a futuro. También estoy muy atenta a cómo ailen bechara, azafata a todo o nadalo trabajan los conductores, cómo se desenvuelven los panelistas como Beto Casella, que me gusta mucho.” La buena noticia es que si le cabe Beto Casella, entonces todos tenemos chance con Ailén, o al menos es lo que dice. “No tengo prefencias a la hora de los chicos, lo más importante es que me haga divertir” dice la rubia azafata, “siempre me inclinaba por los morochos, pero también salí con rubios. Lo que sí, ¡con los carilindos siempre tuve malas experiencias!” La rubia, nacida y criada en Darregueira, provincia de Buenos Aires, vino a Capital a estudiar Ciencias Políticas y nunca imaginó que estar en televisión la iba a ayudar a recibirse pero de botinera y nada menos que con el Pipita Higuaín. “Muchos futbolistas te agregan por PIN, te llaman o se presentan, con ailen bechara y barbie franco, a todo o nadaGonzalo nos conocimos por un amigo en común” explica la azafata, “él vive en España porque juega para el Real Madrid así que hablamos por Blackberry, pero después en un viaje vino a casa a saludarme y tomar unos mates.” Ailén tomó el famoso mate de leche en bombilla de carne, pero para completar la Gran Wanda todavía le falta la segunda parte. “Estamos muy bien, pero no de novia porque como juega para un equipo grande depende de él si blanqueamos o no” dice Ailén, “él es de perfil bajo y lo llevo bien, pero igual sigo pensando que los jugadores de fútbol son todos iguales, quieren cumplir la fantasía de estar con una chica de la tele.” Y quién no!

Ailen Bechara con Barby Franco, azafatas A Todo o NadaAilen Bechara y Barby Franco, azafatas A Todo o Nada Ailen Bechara y Barby Franco en la piletaBarby Franco y Ailen Bechara en la pileta

Ailen Bechara, azafata A Todo o Nada

Lore Wells, Ailen Bechara y Barbie Franco de joda Las azafatas de A Todo o Nada acomodan los ortos para el despegue mediático y aseguran que la buena onda entre ellas sigue a pleno cuando no están en el aire. “Ya somos como hermanas” dice Ailén de las compañeritas, “vamos juntas a todos lados y nos divertimos muchísimo.” Y también se ayudan mutuamente para cuidar su más preciada posesión: los tremendos ojetes con los que facturan fortunas. “Barbie no hace nada, pero yo trato de ir al gimnasio todos los días, hago musculación y funcional” dice la chica de Darregueira, “pero tengo debilidad por los chocolates y los helados de dulce de leche, tratamos de comer sano, pero como todas nos tentamos.” Y viendo cómo toman drinks y se dan besitos, habría que tentar a las azafatas para una partuza de alto vuelo!

lorena wells, ailen bechara y barby franco, a todo o nada

Ailen Bechara tomando solAilen Bechara y Barbie Franco, azafatas A Todo o Nada ailen bechara en la piletaailen bechara, azafata a todo o nada ailen bechara y barby franco de a todo o nadaailen bechara y lorena wells de a todo o nada

Bajate el video de Ailén Bechara
También disponible en 3gp para celular

Barbie Franco, una maestra del pete

Barby Franco en tetas

Cola de Barbie Franco, A Todo o NadaBarbie Franco se abre de gambas sobre la arena y pela un paty tan contundente y tentador que su misma dueña no se puede resistir. “Muchas veces intenté chuparme las lolas, el problema es que no llego” dice con sonrisa picarona la azafata de A Todo o Nada, “y no se sorprendan porque a las chicas nos encanta tocarnos, a mi me vuelve loca y lo hago muchas veces por semana.” Y no solamente cuando está sola sino también para darte una mano y que rinda el bombeo. “En la cama me toco para agrandar la explosión, eso me encanta” explica la morocha, “así puedo acabar dos o tres veces, no tengo ningún problema para llegar al orgasmo.” Y vos tampoco vas a tener ningún problema, porque la morocha es una maestra del pete. “Para el sexo oral soy la mejor de todas” asegura Barbie, “es con lo que más elogios recibo.”

cola de barby franco

“Algún que otro dedito por atrás está bueno” dice Barbie y vos sabés que después de dos dedos entrar en ese orto es patear un penal sin arquero.

Barbie Franco vuelve al ruedo con ese culo impresionante, sus riquísimos patys tostados y una carita de petera que la vende al toque y ella confirma. “Si me das a elegir me quedo con el sexo oral, me fascina” reconoce la morocha, “y los que lo probaron siempre me dicen que soy la mejor de todas, no tengas dudas.” Pero es imposible no tener una duda enorme al ver esa cola espectacular y más cuando Barbie te invita a colar un par de dedos para complementar el bombeo. “Algún que otro dedito por atrás está muy bueno” admite Barbie mientras vos vas preparando los garfios, “quizás no lo reconozcan, pero a todas las minas les gusta, especialmente al momento barby franco en tangade acabar.” Y con estas confesiones más el orto que muestra en el programa, son muchos los que al verla por la calle se la juegan a todo o nada. “Los que se me tiran en los boliches son demasiado babosos” dice la morocha, “y en la calle se me acercan adolescentes que me dan ternura porque ya son muy chicos para mí.” Es que a Barbie siempre le gustaron los tipos más grandes, y más ahora que ya es mayor de edad: Barbie cumplió los 21 y los festejó en la villa del mismo número. “Fui al barrio y me clavé tres platos de locro, estaba muy bueno” recuerda Barbie, “pero me cayó muy pesado y tuve que ir al Sanatorio de la Trinidad donde me inyectaron Decadrón porque se me había brotado todo el cuerpo.” pezón de barby franco, azafata a todo o nadaY algunas de sus colegas se brotan de sólo pensar en el contraste entre la Villa 21 y la vida de alto vuelo que llevan como azafatas de A Todo o Nada. “La villa es mi cable a tierra, si no voy siento que me muero” explica Barbie, “las chicas no sé si lo entienden, quizás a mí me demuestran que es copado pero entre ellas comentan que soy una grasa, pero me chupa un huevo lo que digan.” Y por eso mientras otras la caretean sonia benitez, un clon de barbie francopara no pasar por trolas, Barbie va al frente como loca. “En la cama soy una jugadora de toda la cancha, juego arriba después voy abajo y la amaso bien” confiesa la morocha, “la posición que más me gusta es tipo perrito porque en cuatro me entrego completa.” Y si con una sola no te alcanza podés invitar a Sonia Benítez, un clon de Barbie Franco que anda con ganas de armar una partuza. “Me gusta el sexo en lugares locos, en un colectivo de línea es lo más” dice la sosias, “ya cumplí muchas fantasías, ahora me faltaría estar con otra mina.” Y Franco se prende, especialmente si está un poco picadita. “Cuando tomo me pongo mimosa y encaro a todas las minas” dice Franco, “tengo la fantasía de llevarme una chica de un boliche para jugar un poco y hacer un trío en la cama.” Marche una partuza con dos Barbies!

sonia benítez, doble de barby franco en tetassonia benítez, gemela de barbi franco

barbie franco en la playa

tetas de sonia benítezBarbie Franco sabe que hay algunos clones suyos facturando con el parecido en cabarulos y boliches, pero no le preocupa la competencia. “Ni me fijo en las demás minas, soy muy segura de mi misma porque vine de abajo y eso me hizo más fuerte que todas” explica la morocha, “en los desfiles me decían ‘negra de mierda, se nota de dónde venís’ pero para mí es un orgullo.” Es que Barbie hoy vuela alto como azafata de A Todo o Nada, pero su origen mantiene sus pies sobre la tierra. “Sí, nací en la Villa 21 de Barracas y nunca pensé que iba a pisar un restaurant, calentaba ollas para bañarme, mi prima es adicta al paco, cuando tenía 14 años mi amigo se mató frente a mí, no la pasé bien” recuerda la morocha, “cuando me mudé en una casita de verdad y me bañé con agua caliente no lo podía creer, el cambio fue tan fuerte que me dieron ataques de pánico. Ahora me autorregalé un Fiat 500 que ya pasó a ser como mi novio: comparte mis enojos, alegrías y gustos (ni en pedo pongo música electrónica, sólo cumbia villera) y con lo que me costó conseguirlo y lo que me aguanta, es el gran amor de mi vida.”

sonia benítez en tetas, la barbie franco trucha

barby franco topless en cuatrobarby franco de orto en el sofa

Bajate el video de Barbie Franco
También disponible en 3gp para celular

Barbi Franco se juega el orto a Todo o Nada

Barbi Franco pone la cola

Barbi Franco se acomoda en el pasto y te mira seria mientras el papo trata de sacarse la roja mordaza y el ojete muestra la escarapela de cuero como un verdadero patriota. “Sé cómo hacer para atraer a un hombre y que se quede a mi lado” dice la morocha como si ese orto no fuera incentivo suficiente, “todos quedan conformes, soy un diez como novia.” Y si la palabra ‘novia’ te hizo sonar una alarma en la cabeza, tranquilo que la azafata sabe que aviones como ella hay muchos. “Hoy en día quién es fiel?” se pregunta la morocha, “eso no es un problema, se supera en la cama!” Agarrate porque esta azafata entrega todo y no se guarda nada!

El papo de Barby Franco asoma

Posición obliga: “Si estoy en cuatro no me niego a nada” dice Barby, “me encanta tipo perrito, la siento mucho más.”

Como azafata en A Todo o Nada, Barbi Franco es una morocha juguetona siempre lista para calentar por televisión mostrando el orto en la pileta, los pezones en la ducha o esa boquita petera chupando un helado. Pero lejos de las cámaras, lo que más le gusta es jugar a la basurita: ella se tira al suelo y vos la recogés como la perra que es. “La posición que más me gusta es la del perrito” dice la morocha mientras acomoda el ojete en el pasto, “en esa posición me entrego totalmente, si estoy en cuatro no le digo que no a nada.” Barbie no se niega a nada y muestra pruebas al canto: el marrón que asoma a los costados de la bikini roja parece el nudo de un globo que Barbi Francovaticina una terrible fiestita, porque la morocha además es partuzera. “Cuando me pongo a tomar alcohol soy un peligro, acoso a todas las chicas del boliche” confiesa Barbi, “tengo ganas de invitar una chica para jugar tocándonos en la cama y comerla a besos, siempre tengo la fantasía de hacer un trío y que me enseñen algunas cosas nuevas.” Pero hacer de teacher en ese trío no va a ser fácil, porque la azafata es una atorranta de alto vuelo. “Conmigo la tenés que tener clara en la cama” advierte la morocha, “me gusta que me agarren y mantengan un buen ritmo, porque sino prefiero arreglarme solita.” Pero sería una pena que pierdas el servicio de Barbie, una azafata de putez internacional y enorme habilidad lingüística. “Para el barbi francooral olvidate, ahí no me gana nadie, todos me dicen que soy la mejor de todas” asegura la morocha petera, “pero tenés que tener aguante, son muchos los que acaban demasiado rápido conmigo y después tengo que arreglarme sola, aunque tocarme es algo que me encanta, me vuelve loca.” Y como viciosa toquetona, a Barbie le encanta colarse unos dedos en el momento clave. “En el sexo me gusta tocarme para acompañar la explosión, me enloquece” explica la morocha, “así puedo llegar acabar dos o tres veces sin problemas.” Y mientras vos le rellenás la empanada y ella trabaja en el repulgue, no te olvides del marrón. “Cuando estoy a punto de terminar, me gusta que me metan un par de deditos por atrás” dice la morocha viciosa, “eso está muy bueno.”

Barby Franco, azafata de A Todo o NadaBarbi Franco pela tetasBarby Franco, tremendo paty

Barbi Franco en cuatro

Barbi Franco, azafata de A Todo o NadaBarbi Franco te espera en cuatro y aunque esa cara de putita divina lo dice todo, la morocha igual quiere explicarte porqué esa es la posición que más le gusta. “De todos los estilos que probé el que más me gusta es tipo perrito, así la siento mucho más” dice arqueando la cintura como para que le veas el nudo del globo que tiene por ojete, “me gustan los hombres un poco más grandes que yo, porque en los boliches los de mi edad son muy babosos, yo quiero un macho con todas las letras.” Y quizás por eso mismo, Tinelli no califica. “Todas mueren por Marcelo, pero a mí no me gusta… no tengo un prototipo de hombre, me gustan altos y morochos pero no me dejo atrapar por ningún famoso.” Pero con las famosas no tiene problema. “Tengo fantasías con chicas de la tele” confiesa la morocha, “de Gran Hermano me gusta Victoria Irouleguy porque además de ser linda tiene carácter.”

Barbi Franco Barby FrancoBarbara Franco, azafata A Todo o Nada

Bajate el video de Barby Franco
También disponible en 3gp para celular

   
123