Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Natali Kessler pone la cola y vale todo

Natali Kessler y Ariana Fiorentino de Gran Hermano

Natalí Kessler y Ariana Fiorentino dicen que la putez que reflejan las fotos son resultado de la privación sexual que sufrieron en Gran Hermano. “Yo venía con muy buen ritmo pero al entrar a la casa se me cortó de golpe” dice Natalí de la veda de carne en barra que sufrió al entrar el programa, “y encima no daba para tocarse porque las cámaras te inhiben, están en todo momento encima.” Y vos también podés estarle bien encima, porque la privación sufrida por las chicas las convirtió en dos viciosas al salir de la casa. “Desde que salí hago de todo, cumplo fantasías, doy la cola, todo” dice Natalí, “desde que salí no tengo límites, me tuve que poner al día.” Y a su compañerita le pasó lo mismo. “Yo estuve 20 días sin sexo, no quiero ser ordinaria, pero imaginate lo que hice cuando salí” dice Ariana, que a pesar de lo que sugieren las fotos todavía no está lista para una partuza con Natalí. “Yo también hago de todo desde que salí, pero conservo algunos límites” dice Fiorentino, “no sumaría una chica porque soy muy celosa.”

Natali Kessler muestra la cola

Natalí Kessler pone la cola en su debut mediático al egresar de la casa de Gran Hermano.

Como una Escuela de Putez Mediática convencida que la profesión más vieja del mundo es también la de mayor futuro en Argentina, la casa de Gran Hermano continúa entrenando atorrantas en el arte de mostrar el orto y Natalí Kessler es una de sus últimas graduadas. “Entré a Gran Hermano para que la gente me conociera, hacerme famosa y trabajar en los medios” dice Natalí, que sabe que para cumplir su objetivo va a tener que romperse el culo. “Ahora que salí de la casa no tengo límites, hago de todo” dice aplicando el entrenamiento recibido en la escuela, “y cuando digo todo, es todo: entrego la cola, cumplo fantasías, hago de todo!” Y Natali Kesslerentre las cosas que hizo para abrirse rumbo a la fama, es salir con futbolistas. “Soy botinera, lo digo con orgullo” dice Natalí, “pero todavía no puedo decir que soy una botinera consagrada porque los jugadores con que salí no están tan arriba.” Pero la tuya sí va a estar bien arriba, porque al salir con futbolistas Natalí se convirtió en una experta en el manejo de pelota parada. “El sexo oral me encanta, lo disfruto muchísimo” dice la santafecina, que dice salió de Gran Hermano con un nivel de putez excepcional. “En la casa pasé cinco semanas sin sexo, fue terrible porque venía con buen ritmo pero se me cortó al entrar” dice la santafecina, “encima no me podía tocar porque con las cámaras no daba, por eso desde que salí hago de todo, cola, fantasías, sexo oral… me estoy poniendo al día!”

Natali Kessler y Ariana FiorentinoNatali KesslerNatali Kessler

Natali Kessler

Natalí Kessler sabe que la fama cuesta, y por eso pone el orto en remojo. “Quiero hacerme famosa, que la gente me conozca” dice la egresada de Gran Hermano, “desde que salí de la casa hago de todo, cola, fantasías, no tengo límites.” Y su amiguita Ariana Fiorentino también viene entregada tras el curso de putez en Gran Hermano. “No quiero ser ordinaria contando, pero desde que salí hice de todo” confiesa Ariana, “lo hice en lugares públicos porque me excita. La otra vez paré un ascensor y lo hice ahí mismo pero vino el encargado y se armó quilombo.”

Natali KesslerNatali Kessler Natali Kessler, Ariana Fiorentino y Rocio GancedoAriana Fiorentino, Rocío Gancedo y Natali Kessler

Bajate el video de Natali Kessler o el tema

Ariana Fiorentino, la mala de Gran Hermano

Ariana Fiorentino, morocha de Gran Hermano

Ariana Fiorentino fue expulsada de la casa Gran Hermano por ser “tan linda como mala” y por eso lo primero que hizo al salir fue posar para demostrar que no es mala sino muy trola. “No es que sea mala, es un juego” dice la morocha mientras pone el ojete para las fotos, “trato de explicarle a mamá que las cosas feas que dicen de mí eran previsibles y las aguanto porque firmé un contrato.” Y si tenés un poco de suerte y mucha plata, quizás puedas firmar un contrato para pasar una noche con esta versión local de Angelina Jolie. “Me dicen que me parezco, pero a diferencia de ella, no me fijaría en ninguna celebridad” dice la morocha, “para mí la noche ideal es salir a tomar speed con vodka que me encanta” confiesa la morocha, “después de eso llevame a cenar… me encanta comerla de noche!”

Ariana Fiorentino, Gran Hermano 2011

Ariana Fiorentino dice que por orden del médico sólo puede mostrar el orto. “Me prohibió las fotos con las lolas nuevas para evitar complicaciones, pero ya las voy a mostrar.”

La morocha pone cara de sorpresa, como si no supiera que la bombachita negra apenas puede amordazar esos labios paponeros que pugnan por liberarse y gritar “no le crean nada de lo que dice, la va de casta pero por acá pasaron más chorizos que en la fábrica de Paladini” y habla con la ensayada convicción de los que acostumbran a mentir. “Voy a continuar mi abstinencia total de sexo” dice mientras acomoda el orto para las fotos, “porque soy una mujer enamorada.” Enamorada de las oportunidades que se le abren como egresada de Gran Hermano, esa escuela de putez mediática donde trolas de dos pesos se entrenan en el Ariana Fiorentinoarte de la manipulación y la mentira para convertirse en gatos de alta gama. “Yo vivo del modelaje y trabajo muy bien, soy la modelo que aparece en la caja de la tintura castaño número 3 de 919″ dice como si eso fuera una consagración que ahuyenta cualquier sospecha felina, “pero entré a Gran Hermano porque estudié comedia y me gustaría mucho poder actuar, tengo un montón de propuestas así que esto me va a dar un empujón a mi carrera.” Y viendo la manera en que pone el orto, propuestas de famosos que quieren darle un empujón no le van a faltar. “No saldría con un famoso porque no soy la típica mina que se hace botinera, esas cosas no van conmigo” dice Ariana, “soy una mina muy firme y estricta porque de chica tuve que ayudar a mi hermana que era drogadicta, me ariana fiorentinopasaron cosas muy fuertes.” Y el dato sería conmovedor si fuera verdad, pero lamentablemente es mentira. “Mi hermana me quiere matar por lo que dije” confiesa Ariana, “pero bueno, era una mentira piadosa para entrar en Gran Hermano.” Y lo de no venderse al mejor postor también es verso. “Botinera no soy porque no me importa la plata” dice la morocha, “pero bueno, si me enamoro de un jugador estaría con él a full.” Y si bien dice que su objetivo no es estar con un futbolista, lo primero que hizo al salir de Gran Hermano es reforzar la delantera. “Me quise poner lolas porque soy muy chiquitita de arriba” explica la morocha, “igual me puse 325 centímetros cúbicos que es poco para que no sea tan llamativo ni ordinario, pero me quedaron increíbles!”!

Ariana Fiorentino

Los sugerentes ojos de Ariana Fiorentino te invitan a jugar a la basura: ella se tira al suelo y vos la recogés corriendo a un costado esa tanga que apenas puede contener sus depilados papos. “Gané mucho dinero haciendo fotos provocativas” dice la morocha, “trabajar de esto es un juego, pero no todos lo entienden. Mi hermana ya no me habla porque mentí diciendo que era drogadicta y mi mamá no puede creer las cosas que dicen de mí pero todo suma, estoy llena de propuestas.” Y pronto de leche en el orto.

Ariana Riorentino

Bajate el video de Ariana Fiorentino