Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Andrea Rincon, la perversa se la polimorfa

Andrea Rincon

Andrea RinconAndrea Rincón pela tetas y fumando recuerda su encuentro con Bill Clinton. “Hice un show fue a pedido de él y a partir de ahí empezaron las comparaciones” dice la morocha, “me decían la Lewinsky argentina la concha de su madre, pero yo tengo mejor lomito!”. La pechocha argentina impactó al ex presidente de EE.UU. y eso que no tuvo la oportunidad de fumarle el habano de carne. “No hubo sow privado” dice la morocha, “el baile del que hablan todos fue con otras 20 personas más.” Y por eso mismo Bill se quedó caliente. “Lo primero que preguntó es si me podía llevar” dice como lamentando no haber ido, “es que Clinton toca el saxo así que debe saber mover muy bien la lengua.” No tanto como vos, Andreíta!

Andrea Rincon

Andrea Rincón se cuida la piel con leche de mípalo. “Me encanta que me encremen la cara el cuerpo” dice la viciosa.

La putez es un lenguaje universal que no conoce barreras de clase, como pudo comprobar Andrea Rincón cuando Bill Clinton le vió la cara de fumadora de habanos de carne y se le vino al humo. “Cuando Clinton me vió, lo primero que preguntó fue si me podía llevar” dice la murguera al recordar su asombro por el avance del ex presidente de EE.UU. “Fue muy loco bailar para Clinton, el show lo hice a pedido de él” sigue contando la morocha, “el show la verdad que lo hice con bastantes nervios, pero le gustó porque quedó medio boquiabierto.” Y esto a Andrea RinconAndrea le sorprendió porque normalmente es ella la que queda con la boca abierta llena de carne en barra, pero como experimentada profesional en seguida decodificó el mensaje presidencial. “Clinton toca el saxo, así que debe saber usar la lengua muy bien” razona la tetona en obvia analogía paletera, “y yo tomo muy bien el helado!”. Andrea Rincón toma muy bien el helado, pero de golosa nomás a veces se chorrea toda y le encanta. “Me gusta que me encremen, especialmente las faciales” confiesa la morocha bukkakera, “pero a veces tambien está bueno por todo el cuerpo, jaja, nunca viene mal!” Para Andrea un pijazo siempre viene bien y no tiene miedo de entregar en cualquier rincón haciendo honor a su apellido. “Tuve sexo en andrea rinconel baño de un avión, en micros, en la calle en cualquier lado” dice con esa alegría de la viciosa de barrio, “me gusta mucho el peligro y lo prohibido, le da onda, pero ya no hago callejeros porque estoy más grande y las cosas a medida que las vas haciendo pierden el gustito.” Pero no te preocupes, porque la putez de la morocha le permite encontrar “nuevas cositas” para hacer, como comerse la fiesta con dos pibes. “Conocí un pibe que tenía un kiosco y fuimos ahí” dice Andreíta del inocente comienzo, “nos metimos en el baño y de repente sentí que había alguien más, pero me dejé fluir porque había visto al entrar que estaba el hermano que estaba muy bueno.” Pero entrar al kiosco y comerse dos bananitas Dolca a la vez fue sólo una de las andrea rinconfantasías que cumplió Andrea Rincón, también le gusta jugar con agua cuando no es carnaval con un líquido amarillo que no es cerveza. “Una vuelta me pidieron que le haga pis” confiesa la tetona, “lo hice porque me gustan las chanchadas y la verdad que resultó, porque el pibe me mató después.” Andrea reconoce ser “perversa y muy puerca” y lo ilustra explicando porqué cada tanto se come una tortilla. “Probé de estar con chicas, pero lo que más me gustó es que había un pibe participando” explica la morocha, “y me gusta ver la cara de los chicos cuando se excitan, es algo que me encanta y me alimenta.” Alimentala con leche fresca!

andrea rinconandrea rinconandrea rincon

andrea rincon

Andrea RinconAndrea Rincón posa desnuda en la cama sin dejar ningún detalle librado al azar: la forma del velador indica que tenés que tener los huevos bien grandes para entrarle a esta bestia y la gorra indica que la morocha está de la ídem. “Soy bastante perversa en la cama, hago lo que me nace en ese momento y me gustan las chanchadas” confiesa la morocha mientras te mira para ver si entendés para qué se puso la corbata. “Me encanta que me aten” dice la tetona resolviendo el misterio, “jugué mucho con eso de atar, ahora hace mucho que no lo hago pero me quiero hacerlo para matar la rutina.” Tampoco es casual que Rincón haya posado para la foto boca arriba. “Estando boca abajo y por la colectora tuve malas experiencias” dice Andreíta recordando dolorosas experiencias, “porque no todos lo saben llevar.” Pero no te preocupes, porque los que la tienen clara entran por la puerta trasera como chico al colegio. “Si el pibe tiene cancha y lo hace bien, con mucha paciencia y saliva” explica la morocha, “entonces es inevitable.”

andrea rincon

andrea rinconandrea rinconandrea rinconandrea rincon

Bajate el video de Andrea Rincon

Andrea Rincón es un camión con airbags

Andrea Rincon

Andrea Rincón pela terribles tetas y confiesa que vive caliente. “Cuando no tengo nada que hacer me dan ganas de hacer el amor cada media hora”, dice la morocha mientras amaga con bajarse la bombacha, pero guarda que quizás no se la quiera sacar para coger sino para mear. “En el sexo llegué a hacerle pis encima a un hombre” confiesa la morocha que en algún momento salió con Martín Palermo. El jugador le regalaba “caramelos y bombones” como para enduzarla, pero no pudo llevársela al rincón y se salvó del meo!

Andrea Rincon

Andrea Rincón te mira desnuda en el sillón. Atacala!

No tuviste que investigar mucho para darte cuenta que Andrea Rincón es una verdadera máquina de coger, porque ni bien le pegaste el primer vistazo los dos terribles airbags de la morocha se inflaron en preparación del choque que se venía. “La verdad no puedo vivir sin sexo” dice la pulposa ex Gran Hermano mientras te mira fijo como diciendo “estás preparado para el choque o vas a arrugar diciendo que soy muy de barrio para vos?” mientras con el pulgar en el elástico de la bombacha amaga con revelar también la cotorra, y todo esto sin que tengas que hacerle el menor verso. Andrea Rincón tiene un terrible lomo que algunos llamarían asado de tira por lo grasa, pero la Andrea Rinconmorocha sabe que es justamente la grasa lo que da el gusto a la carne, y muestra las pochas sin prejuicio. “Me levanté un poco las lolas para laburar como modelo” dice la morocha contenta con el resultado a pesar de que el tuneo tuvo una consecuencia inesperada. “Mis tetas ya fueron víctimas de la inseguridad, y ahora tengo miedo cuando salgo a la calle”. Fué justamente en las calles donde la dueña de esas aplastantes pochas desarrolló su característico desparpajo (algunos dirían putez) bailando en las murgas que armaban en Saavedra. Los chicos del barrio le enseñaron que no hace falta que sea carnaval para apretar el pomo: la mojaban toda en pleno invierno, y cuando la temperatura de la morocha Andrea Rinconsubía, le ponían el termómetro de carne en la boca para ver si tenía fiebre. Pero Rincón se vengaba mojándolos a ellos — con meo. “En el sexo fui capaz de hacerle pis encima a un hombre” dice desfachatada y nuevamente te mira fijo para ver si estás dispuesto a bancarte la lluvia dorada sin abrir el paraguas. La explicación técnica es que Andrea Rincón es una máquina de coger que necesita usar el meo como refrigerante, porque está siempre recaliente. “Es que cuando no tengo nada que hacer me dan ganas de hacer el amor cada media hora” explica la morocha ahora con los dos pulgares en el elástico de la bombacha. Pero basta de amagar Andrea, pelá la cotorra de una vez!

Andrea RinconAndrea RinconAndrea Rincon

Andrea Rincon

Andrea Rincón se pone en cuatro con la cola bien arriba como para que no te queden dudas por dónde quiere que entres, en una pose que tiene practicada de sus shows eróticos en vivo. “Hago shows onda lesbiana con Soledad Melli, pero Ivana Brodowski y Julieta Gómez nos robaron la idea y encima se promueven como que tienen un noviazgo real que no existe” se queja la ex Gran Hermano. Consejo: si no te gusta la lluvia dorada muy perfumada, evitá que pida espárragos en la cena.

Bajate el video de Andrea Rincon o la música en mp3.

Andrea Rincón, murguera sospechosa

Andrea Rincon

La dueña de esas terribles pochas es Andrea Rincón, una de las más atorrantas egresadas de Gran Hermano. La morocha se tuneó las tetas y las pela contenta para una producción de fotos con la que quiere establecerse como modelo de lencería, pero la murguera de Saavedra le sale de adentro. “Cuando en un día no tengo nada que hacer, me dan ganas de hacer el amor cada media hora”, dice con la calentura de petera de barrio que mostró bailando en el caño por tevé.

Andrea Rincon

El topless de Andrea Rincón venía en baja antes del tuneo.

Te habías prometido que nunca ibas a caer por una murguera barata como Andrea Rincón, pero bastó que te flasheara las tetas para que cambies de opinión más rápido que lo que tarda la bombacha de la ex Gran Hermano en caer al suelo. Y nadie te puede culpar, porque las pochas de Andreíta se ven impresionantes, como dos perfectos bollos de pizza listos para amasar y cubrir con muzzarella fresca luego de una buena turca. Pero no te gastes todos los lácteos en las dos pizzas, porque la guacha de Saavedra es bien comilona y va a querer que también le rellenes la empanada con Andrea Rinconquartirolo de elaboración propia. “Es que no puedo vivir sin sexo”, dice la morocha realitosa, “en la Casa pasé una privación muy grande de sexo hasta que terminé concretando”. Y Andrea no caretea, la música parecía aumentarle sus ya elevados niveles de putez en sangre provocándole ataques ninfómanos que la morocha intentaba calmar refregando orto y papo contra el caño de una manera que te hace olvidar de cualquier objeción que puedas tener. Justamente para atender una de esas objeciones, la morocha se hizo un recapado de los neumáticos, que si bien eran naturales y abundantes, estaban un poco “en baja” como podés Andrea Rinconver en el perfil de la foto de arriba. “Me las levanté un poco para poder trabajar como modelo”, y aunque cueste creerlo ya pegó una campaña de lencería, un avance impresionante para una morocha que hace menos de dos años vivía en una pensión. “Llegué a dormir en una plaza, mi viejo me echó de su casa a los 18 años” recuerda la murguera, “por eso ahora aprovecho las oportunidades que tengo”, lo andrea rinconque obviamente incluye también las sexuales. “Necesito hacer el amor cada media hora”, dice Andrea Rincón y si chequeás el video abajo le vas a creer al ver el hambre de ese tajo que le come el vestido por adelante y los cantos que mastican tela por detrás —imaginátela moviéndose así encima tuyo. Terrible atorranta!

Andrea Rincon

Cuesta reconocer a la nueva Andrea Rincón, una versión tuneada para laburar como modelo de lencería. La morocha tiene hoy un look que poco tiene que ver con la murguera de barrio que posaba para revistas baratas en las fotos de abajo. Pero detrás de las cirugías y el photoshop, Andrea Rincón sigue siendo la misma atorranta viciosa que bailaba entregada en el caño de Gran Hermano. Para darle.

Andrea RinconAndrea RinconAndrea Rincon