Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Andrea Estévez toca pito y quiere fiesta

Andrea Estevez

Cada uno disfruta el Mundial a su manera, y la de Andrea Estévez es tocando pito en la cancha. “Me encantaría que me agarren por atrás y me den contra el arco, con vincha y bandera” confiesa la morocha, que con la camiseta de Holanda pintada manda un mensaje subliminal para que la exprimas como una naranja. “Tengo la fantasía de que estar con dos hombres al mismo tiempo” dice mientras posa chupando el pito, “a mí en la cama me gusta innovar y probar cosas nuevas.” Como que le hagan la fiesta en el vestuario. “Estaría bueno si gana Argentina” dice la viciosa pero romántica botinera, “pero por favor no se queden dormidos después, denme al menos un beso por favor!”

Andrea Estevez

Estévez se pone la camiseta de Holanda para que le llenes la canasta como en el Mundial 78.

La morocha no aguantó más, se llevó el pito a la boca y entró a chupar sin importarle que sea chiquito y de plástico, porque si el Mundial es capaz de calentar hasta los pechos más fríos, imaginate el efecto que tiene en los normalmente elevados niveles de putez de una botinera como Andrea Estévez. “Mi fantasía es hacerlo en el campo de juego” dice la morocha sacándose el pito de la boca, “me encantaría que me agarren por atrás y me den contra el arco, con vincha y bandera.” Andrea quiere perder por goleada y está preparada porque para una botinera la Copa FIFE se dis puta todas las noches, no una vez cada cuatro años. “En la cama me gusta precalentar imitando las poses que hago en la revista” dice Andrea “la cancha no muy iluminada, si es con velas mejor porque me permite ver pero también andrea estevezsentir para dónde va mi cabeza.” Pero no te apures por poner la tuya entre esas cachas, porque a la morocha no le gusta mucho toque antes de meter el pelotazo. “Me gusta que me hagan sentir única, quiero ir lento al principio” explica la morocha, “prefiero por ejemplo que vengas con camisa así te la puedo desabrochar y por favor no te pongas uno de esos slip con trompita, eh?”. Lo que si podés traer es un amigo, porque Estévez quiere que le llenen la canasta y no teme estar en desventaja numérica. “Me encantaría estar con dos hombres al mismo tiempo, es una fantasía recurrente que tengo” confiesa la morocha, pero no creas que diciéndole “tocala y abrite” ya vas meterla en el arco. “Me gusta que el hombre tome la iniciativa y me domine, pero andrea esteveznecesito uno grandote porque mido 1,75 y con tacos paso el metro ochenta” explica Andrea, “por ejemplo lo conocí a Rodrigo Guirao Díaz pero mide como yo y con un par de tacos me quedó chico.” Y guarda también porque podés tener competencia del otro equipo. “Una vuelta me levantó una rubia en un boliche” recuerda divertida, “me dijo si quería ir con ella al baño, pero a pesar de que era muy linda le dije que no porque soy chapada a la antigua.” Mentirita de botinera, porque en realidad Andrea sabe que la única manera de ganar la Copa FIFE es perdiendo como en la guerra dejando que se la metan desde cualquier ángulo. “En general no digo a nada que no” dice mientras te la para de pecho pelando tremendos patys, “porque soy una chica sumamente abierta.” Te creemos, Andrea!

Andrea EstevezAndrea EstevezAndrea Estevez

Andrea Estevez

Como buenas botineras, Estévez y Degenaro se rompen el culo por los jugadores y son capaces de agarrar las cadenas en defensa de la Selección, pero Andrea quiso subir la apuesta para ganar la Copa FIFE. “Tengo hambre de gol” confiesa mientras pone el culo para la foto, “si Argentina gana, salgo a dar la vuelta olímpica desnuda con la camiseta argentina pintada” promete la morocha, “y después la festejamos en el vestuario.” Y ahí va a perder por goleada, porque Andrea se enorgullece en tener una pésima defensa. “Soy una chica sumamente abierta” dice Estévez mientras separa los cantos, “me gusta probar cosas nuevas.” Te quedó una duda? Que te la saque con la boca!

Valeria Degenaro y Andrea Estevez

Bajate el video de Andrea Estévez

Andrea Estevez, fiera fiestera y salvaje

Andrea Estevez

Andrea Estévez largó al novio y se convirtió en una fiera busca pijas. “Desde que corté estoy mucho más salidora” confiesa la morocha, “ahora salgo con los chicos que me gustan y me prendo en cualquier fiesta.” Un nivel de putez excelente y encima según dice, sin que dólares cambien de mano. “Para mí billetera no mata galán” asegura Estévez, “me tiene que gustar físicamente y si me gusta como besa, seguimos, ese es el indicador de si vamos a tener piel o no.” Pero una vez que hay piel, le gusta frotarla contra superficies rugosas. “Me gusta de parada contra la pared” reconoce la morocha, “porque soy romántica pero tener una noche fogosa donde uno se deje llevar no está nada mal.”

Andrea Estevez

A Andrea Estévez le encanta que le coman la cola. “Cuando me la muerden me vuela la cabeza.” Y la tuya ni hablar!

Con esa impresionante cola, terribles ubres y blancos dientes, siempre supiste que Andrea Estévez era una perra salvaje, pero ahora hay una novedad: le soltaron la cadena. “Ahora que ya no estoy de novia todo es muy diferente” dice la morocha mostrando los colmillos en sonrisita viciosa, “desde que terminé mi última relación estoy mucho más salidora, ahora me prendo en cualquier fiesta.” Andreíta no tiene problemas en reconocer que cuando la desataron hizo como la perra del asador y fue directo a morfarse los chorizos. “Antes era más caserita, andrea estevezpero ahora conocí muchos chicos interesantes” explica la morocha, “salgo con los que me gustan, nos conocemos y… nos damos, porque obviamente me gusta pasarla bien.” Y con esa cola espectacular, pechos abundantes y jugoso papo la vas a pasar bomba, siempre que sepas encarar. “Escucho todas las propuestas” admite Estévez con una amplitud casi tan grande como la de ese impresionante ojete, pero aclara que el lance “tiene que ser tomántico y con un toque de erotismo, pero nada de asquerosidades ni de dinero.” Tiene razón, ponele directamente la toronja en la boca y la guita en la cartera, porque un caballero se maneja con hechos, no palabras. andrea estevez“Hay algunos que ponen ‘soy ingeniero, tengo buen pasar, departamento, un cero kilómetro y quiero conocerte’, pero no es así” dice la morocha y agrega que “porque para mí billetera no mata galán, a mí me entran por otro lado.” De nuevo tiene razón: a Estévez le entran por todos lados, por adelante, por el medio y por atrás, ya no tiene prejuicios. “Superé todos los tabúes” admite la morocha, “a lo único que le dije que no es a estar con un tercero porque es algo que no me motiva.” Mejor, te quedás vos sólo con esta perra sólo para vos, para que le hagas literalmente lo que quieras. “Siempre fui una persona muy abierta a disfrutar sexualmente, puedo decir que probé de todo.”

andrea estevezandrea estevezandrea estevezandrea estevez andrea estevezandrea estevez

andrea estevez

Andrea Estévez sabe cómo provocarte para que le entres a fondo como una fiera salvaje. “Las miradas y el contacto con los ojos es muy excitante” dice mientras ya se va poniendo en cuatro, “hay que aceptar a fondo el juego de roles y dejarse dominar.” La morocha dice que “la cola es siempre lo que más me elogian, todos me la quieren morder”, pero pide que cuando la estés bombeando en cuatro disimules con unos picos. “Tiene que haber algunos besos” dice Andreíta, “porque así no parecemos perros.”

andrea estevezandrea estevez

Andrea Estévez, desnuda en Playboy

Andrea Estevez

Andrea Estévez es una verdadera tapada, y no solamente porque esconde la almeja con una mano mientras se toca con la otra, sino porque así como la ves hoy patinando por un sueño, otrora llegó a bailar con Julio Bocca en el Colón. La morocha parece empeñada en buscar la popularidad a costa de la calidad: estudió teatro en el San Martín y con Alezzo y laburó riéndose de los chistes de Emilio Disi, fue Miss Argentina y hoy sale en otra pedorra producción del conejo trolo.

Andrea Estevez

Andrea Estévez pela chabomba de un tamaño que sólo Playboy Argentina puede tolerar.

El comienzo es bueno. La morocha se pone en bolas, se calza una camisa leñadora de hombre como para indicar que le falta uno y se acomoda para tocarse a piacere. Abre las gambas y tira la cabeza para atrás tipo “que sea lo que el papo quiera” y baja una mano como para ahorcarse la gallina. Corten! Y sí, la película erótica protagonizada por Andrea Estévez arrancó bien pero no pudo continuar porque después de todo, es una producción para el conejo trolo y se sabe que Playboy Argentina evita todo lo que pueda ser erótico o sexual. Labios inferiores? Ni en pedo, si ni siquiera muestran pelos de pubis ya. Pezones sí, siempre que la pose sea como para mostrar la “moda primavera verano” en una revista de mujeres. “Mi límite en el desnudo es cuidar una línea de laburo” dice Andrea Estévez, Andrea Estevezuna morocha que quizás hayas visto Patinando por un Sueño o quizás como secretaria de Impacto Chiche. “La verdad no me gusta desnudarme por el sólo hecho de hacerlo, pero sí lo haría en una novela o en una película” intenta aclarar la patinadora pero las fotos de Playboy la desmienten, es obvio que la oferta del conejo pudo más que sus declamados límites, y con buena razón: agachando un poquito sus principios logró la tapa de la Playboy local, que no es muy difícil pero paga bien y la pone en compañía de minas mucho más conocidas. Para Andrea Estévez la tapa de la revista parece ser un extraño premio a una carrera donde realmente se rompió el culo pero en sentido figurado y no real como otras Andrea Estevezfamosas. Si la viste patinando por un sueño con clase y gracia no es casual — la morocha dedicó 19 años a entrenarse como bailarina clásica y llegó a estar en el Teatro Colón junto a figuras serias como Julio Bocca, Maximiliano Guerra y Eleonora Cassano. Bien ahí Andrea, pero ahora que bajaste del Colón al Infierno del Dante Tinelli, podrías haber pelado la cotorra. Habría sido alucinante por ejemplo que hagas la clásica apertura de ballerina con el papo abierto como una empanada árabe contra un cristal de vidrio cosa de tomar una linda fotito desde abajo. No Estévez, esa foto no tiene porqué ser obscena si el fotógrafo sabe lo que hace, cosa que claramente no es el caso del que Andrea Estevezsacó las fotos para Playboy. Otra oportunidad perdida por el conejo del orto, que ya ni siquiera respeta el la relación inversa entre popularidad y papo, porque la morocha no muestra ni el pubis a pesar de no ser conocida, y eso que tuvo oportunidades de destacarse. Andrea Estévez estuvo en programas de alto rating como Gasoleros, Campeones, Vulnerables, Sin Código y Los Simuladores. La morocha es una verdadera tapada no solamente a la hora de hacer fotos sino también con su carrera: la ves en Patinando y es bailarina del Colón, la ves con Emilio Disi y es una actriz que egresó del Teatro San Martín. De nuevo Andrea — si bajaste un cambio de Shakespeare a Gasoleros, porqué no te bajaste la bombacha como corresponde en Playboy?

Andrea Estevez

Andrea Estévez dudaba “no sé si me desnudaría para una revista” hasta que le pusieron los billetes. Hoy dice que estaría dispuesta a bailar en el caño “si la coreografía está bien armada” pero mientras tanto chequea los bultos de strippers masculinos en zunga en el programa de Impacto Chiche, donde hace de “secretaria” de Gelblung. La ex Miss Argentina revela que “le gusta aprender de todo” y si bien tiene “límites muy claros” no dudó en calzarse la minifalda cuando la llamó el Ruso Sofovich, quien le dió “la primera oportunidad”. Le dió algó más cremoso que una oportunidad.

Andrea EstevezAndrea EstevezAndrea Estevez

Andrea Estevez

Andrea Estévez ríe al cobrar guita sin mostrar el papo.

Para pelar como corresponde, Andrea Estévez podría haber usado su estudio actoral y hacer ese conocido personaje, el de la típica petera argentina sedienta de leche y fama dispuesta a todo por salir en tevé y revistas para subir la tarifa privada y quizás enganchar un jugador de fútbol. “El mío fue un camino distinto” explica Andrea Estévez, “el primero que me dió una posibilidad en tele fue Gerardo Sofovich cuando fui secretaria en Tiempo Límite”. Corten! Pará morocha que esa película ya la vimos, el Ruso te debe haber dado algo más que una “oportunidad”, y que hayas comprobado eso de que la fama cuesta. “Después trabajé con Emilio Disi andrea estevezen Marido 4 x 4″ agrega la morocha para desmayo de sus profesores de arte dramático del San Martín. Andrea Estévez dice que su vida de bailarina y actriz seria cambió cuando le rompieron (no pará malpensado) “el pié durante una función con el Boston Ballet en Nueva York, ahí empezó todo”. Y cuando el pié roto la marginó del ballet, la morocha usó su metro setenta y cinco para laburar de modelo, viajó por todo el mundo y ya de vuelta en Buenos Aires, se le ocurrió presentarse en un concurso de belleza y, fiel a su estilo de tapada, fue elegida Miss Argentina 2001, así de onda. De onda también se le ocurrió hacer un Andrea Estevezentrenamiento antiterrorista. “Hice un curso de manejo de armas de guerra en lucha antiterrorista, fueron seis meses en el Tiro Federal”, dice la versátil morocha, “me pareció que manejar armas es importante para hacer una tira o un policial, también me enseñaron bajar deslizándome por una cuerda y tirar patadas”. Estévez, si pasaste del Colón a Patinado, del San Martín a Gasoleros, de Agustín Alezzo a Emilio Dissi, ahora tenés que pasar del Tiro Federal a tirar la goma. A vos que te gusta “aprender de todo”, bajá a ésta a ver cómo manejás la pistola de carne.

Andrea EstevezAndrea EstevezAndrea Estevez