Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Connie Abba cuela pepino y se come la banana

Notiblog vuelve en marzo 2016

Connie Abba de cola

Connie Abba asegura ser “la combinacïón perfecta de una nena inocente con una mujer súper fogosa” y no miente: esa carita petera y cola tatuada revelan mucha putez. “Hacer fotos me genera un placer único” confiesa la ex de Nino Dolce, “siento que me sale afuera toda la sensualidad que tengo y dejo que fluya mi erotismo.” Y con la putez a flor de piel, el sexo filmado nunca está lejos. “Tuve propuestas del exterior para hacer películas porno y no lo descarto” revela la morocha que asegura estar sola. “Siempre hay algún amante para pasar una noche, y si no me gusta también jugar solita con algún juguete.”

Connie Abba en tetas

“Soy súper apasionada y muy fogosa” dice Connie, “necesito sexo todos los días y si estoy sola me gusta usar juguetes, aunque obviamente prefiero la carne.”

L a pendeja tiene carita inocente y colita jugosa, pero no te confundas: Connie Abba es flor de atorranta. “Es que tengo una personalidad muy sexual” dice como para justificar su afición por andar en bolas, “me encanta hacer desnudos, lo llevo muy natural, me gusta mostrar esa faceta mía.” Y esa “faceta” justamente fue la que hizo que Playboy TV la contratara para filmar una serie erótica donde le rompió el bocho a Nino Dolce, que rápidamente la convirtió en sucesora de Valeria Degenaro. “Otra cosa que hago para mostrar lo sexual que soy es grabarme en la cama con mis parejas” explica Connie, “aparte soy bailarina, así que para romper el hielo te puedo hacer un baile erótico.” Y con esa putez a flor de piel, Connie no descarta ir directo al porno. Connie Abba“Todavía no me animo a hacer una película porno” dice la morocha, “pero me lo propusieron del exterior y no lo descarto.” Y mientras espera que los yanquis le mejoren la oferta, calienta el mercado local con producciones que la muestran como la viciosa del sexo que es. “Me gusta la lencería y también las verduras, jaja” dice risueña mientras juega con consoladores vegetales, “los juguetes me encantan pero también depende mucho de la ocasión, igualmente siempre prefiero la carne, obvio.” Y en búsqueda de carne en barra en la cama se transforma a pedido. “Los disfraces me encantan a full, me divierte mucho meterme en el personaje” confiesa la morocha, “me encanta hacerlo para cumplir una fantasía y creo que a los hombres les enloquece también.” Y a base de cumplir pedidos ya son pocas las que le quedan por hacer. “Fantasías creo que ya cumplí todas las que quise” reconoce Connie, “la única que me falta es tener sexo en un avión, esa me encantaría.”

Connie Abba practica peteCola de Connie Abba

Connie Abba pepino entre las piernas

A juzgar por el tamaño del pepino que usar de juguete, para atender a Connie hay que calzar grosso, pero ella dice que es más un tema de personalidad. “A mí me gusta el hombre guerrero, que se impone, que no tiene miedo” explica la morocha, “un hombre para conquistarme tiene que ser un tipo seguro, con personalidad fuerte e inteligente. Y maduro, de 40 para arriba.” Y el que cumpla esos requisitos tiene un pase libre para la partuza. “Soy cero celosa, para mí los celos son inseguridad” dice de la posiblidad de enfiestarse con otra nena, “pero prefiero que la otra chica no entre en la categoría de amiga, mejor con una desconocida. Celeste Cid por ejemplo me ratonea mucho.”

Connie Abba

Connie Abba agarra la bananaConnie Abba topless

Connie Abba peteando bananaCola de Connie Abba

Florencia Vigna, rubia campeona de Combate

Florencia Vigna de Combate

Florencia Vigna quiere Combate: la campeona del equipo rojo en el reality posa para las fotos pero esconde el topless porque dice que no es lo suyo. “La verdad que nunca fui modelo y no me veo tampoco” dice la rubia, “hice algunas producciones y shows pero no me da la cara para decir que soy modelo.” Pero el lomo le da de sobra para lucirse como una de las participantes destacadas del reality, donde calienta con trucos como la lucha en el barro. “Cuando entré al programa no sabía dónde me estaba metiendo” recuerda Flor, “Combate me cambió la vida y también el cuerpo, ahora tengo todo más grande.”

Florencia Vigna de Combate

“Tengo una personalidad aniñada, me pasaban todos por arriba” dice Vigna, “pero en Combate saqué de adentro la mujer guerrera.”

E ntre las pendejas de Combate, Florencia Vigna se destaca como la campeona que lidera el Equipo Rojo con carita inocente y carne fresca pero flexible. “Hace mucho que hago parkour, que es el arte del desplazamiento” dice de la flexibilidad que exhibe en el programa, “no hay necesidad de saltar un obstáculo o ir haciendo figuras, para es algo que hay que sentir.” Y son muchos los que quieren hacérsela sentir en esas cachas jugosas pero esquivas, porque la rubia dice que nunca fue su intención calentar. “Cuando entré al programa no sabía dónde me estaba metiendo” recuerda la capitana del Rojo, “me presenté al florencia vigna, rojo combatecásting de Combate creyendo que era por un día y ya llevo dos años en este hermoso reality.” Pero con la excusa de competir, la rubia de rostro angelical muestra lo que tiene y eso fue suficiente para acumular bocha de seguidores. “La clave es que hace dos años que estoy en Combate, siempre estuve, nunca me fui y por eso la relación con los chicos va más allá de la pantalla” explica Flor, “soy una chica común, la relación con los chicos trasciende la pantalla. Delante de la cámara soy la misma que en la calle y por eso me buscan y me ayudan a crecer en el programa.” Y a pesar de su éxito al frente del equipo rojo en Combate, Flor dice que nunca imaginó que se iba a hacer conocida mostrando la cola luchando en el barro por Florencia Vignatevé. “Fue muy loco porque desde chica estudié actuación y danzas, pero este fue el primer cásting que gané y era distinto a lo que esperaba. Me gustaría trabajar como actriz en una ficción como las de Cris Morena. Y como bailarina estaría bueno que me convoquen para el Bailando.” Y por más campeona de Combate que sea, Flor sabe que ya en esas ligas mayores de putez la competencia es fuerte. “Hay chicas que son una bomba, pensé que me iban a ningunear” dice de sus colegas, “estudié teatro para salir con un personaje encima, pero en Combate tuve que desnudarme al máximo para ser yo.”

Flor Vigna, equipo Rojo CombateFlorencia Vigna hot

Florencia Vigna de Combate

florencia vigna de combate

Florencia Vigna pone la cola y mira atrás como cuidando la retaguardia, porque si algo aprendió como capitana del equipo rojo en Combate es a cuidar el orto de los depredadores. “Hay muchos futbolistas que miran Combate y llaman para pedir el número, pero nunca salí con uno” confiesa la rubia, “muchos jugadores sienten que tienen todas a sus pies. Por ahí son genios, pero no estaría con alguien por su profesión.”

Florencia Vigna, equipo rojo Combate

Florencia VignaFlorencia Vigna rojo Combate

Ayelén Paleo desnuda en Playboy

Ayelen Paleo desnuda en Playboy

Ayelén Paleo se desnuda para Playboy y pela tetas y empanada a su estilo: directo y sin vueltas. “En la cama soy tremenda, soy bailarina desde los cinco años y ese entrenamiento ayuda” dice mientras amaga con colarse un dedo en la concha, “para el pete no espero a que me lo pidan, voy yo de una con todo. Soy imparable, una guerrera todo terreno.”

concha de ayelen paleo en playboy

“Siempre la tengo toda depiladita, sin ningún pelito” dice Ayelén a punto de bajarse una mano en la empanada, “pero últimamente no tengo ni tiempo de masturbarme.”

Puede que a esta altura Ayelén Paleo sea más reconocible de espaldas que de frente, porque la cara se la hicieron hace poco y la cola hace muchísimo. “Me hice unos retoques porque la última vez no había quedado conforme” dice la tanguera de su última cirugía, “me corregí la nariz, cambié los pómulos, o sea en total la cara me la hice tres veces.” Y el orto muchas más, porque como la demanda por entrarle por retaguardia es alta, la tarifa también sube. “También hago anal, pero no es con todos” dice como para dejar afuera a todos los interesados de billetera finita, “no es algo que haga todos los días, sale una vez cada tanto.” Pero no es que la puerta de atrás esté cerrada, sino que los pibes no golpean para que les abra. “En el arranque prefiero que tetas de ayelen paleo playboyprimero empiecen tocándome la cola, tengo más sensibilidad ahí, me enciendo más rápido” recomienda a todos los interesados en comerse ese pavito, “además me gusta que me elogien la cola, porque las lolas me las piropean todos, así que juéguenle una ficha a la cola.” Es una trampa, claro. Porque una vez que estás en la zona te vas a encontrar con esa jugosa empanada de carne que hoy Paleo desnuda en Playboy. “En el teatro estamos todos siempre en bolas” dice como si las fotos desnuda necesitaran una explicación, “y no es como dijeron por ahí que soy una sucia con olor a concha, vengan a oler! Me la depilo toda, no tengo ni un pelito.” Es como el taxista, mantener el taxi limpio es parte de su laburo, tiene que mantener su instrumento de trabajo en buenas condiciones. ayelen paleo playboy argentinaPor eso Aye también se hizo depilación definitiva en la cola (para allanar el “camino a la gloria” según dice) y se rellenó los labios, cosa que el flaco de polera los sienta más mullidos. “Para el pete soy imparable, ahí no espero que me lo pidas, me mando de una” lanza a modo de advertencia a los tímidos de bragueta, “siempre trato de metérmelo entero en la boca, si la tenés muy grande no puedo, pero normalmente no tengo problema. Le pongo ganas, soy muy buena peteando.” Es que la práctica hace la perfección, y Aye no ayelen paleo en bolas playboyempezó ayer. “Si hasta dijeron que fui una niña prodigio porque me comí a Silvio Soldán cuando tenía nueve, exageran pero es verdad que me gustan los hombres grandes, tengo fantasías con tipos maduros y poderosos” explica la flamante chica Playboy, “soy una yegua pero tranquila, no soy la sexópata que algunos creen al ver mi cuerpo, no es que voy a coger donde me agarran ganas y le doy en el medio de una plaza, aunque también depende de la situación.” De la situación económica que tenga el interesado, claro. “No es que no quiera ser botinera, no se me dió la oportunidad de salir con jugadores” aclara Aye cuando le preguntan porqué sale con uno de 70 años (dueño de varios bingos) en vez de atacar el mercado futbolístico, “salgo con tipos maduros cuando son poderosos pero humildes y no es por la plata, aunque obvio que si tienen mucha, mejor.”

ayelen paleo desnuda en playboy argentinaaye paleo en bolas playboy

ayelen paleo desnuda concha playboy

“En la cama soy tremenda” dice Ayelén Paleo con un petero dedo en la boca y otro a punto de acariciar la milanga, “pero no soy tan salvaje como algunos creen. Los moretones que me ven en la cola a veces no son por sexo sino por los trucos que hago bailando. Hago mucha plata con turistas que vienen a que les enseñe a bailar tango.” Y otros quieren que enseñe no tango, sino las tetas. “Siempre tuve muchas tetas pero también me agregué porque quería que tuvieran mejor forma” explica la sospechosa bailarina, “me quedaron más armadas, pero me parece que me puse mucho, se me fué la mano.” Y al manotear los patys, que no se te vaya la mano a vos tampoco. “No me gusta que me las tetas a lo bestia” recomienda Aye, “es mejor que arranques despacito, eso me seduce más.”

ayelen paleo en bolasayelen paleo en tetas

ayelen paleo en la cama desnudaaye paleo en bolas cama

ayelen paleo sin ropaayelen paleo playboy