Notiblog

fotos y videos de famosas argentinas

Celeste Muriega pone la cola para el fierrazo

Celeste Muriega, cola infernal

Tetas Celeste MuriegaCeleste Muriega regresa con el sueño cumplido de estar en el Bailando para hacer lo que más le gusta: mostrar el orto en fotos hot. “Estoy contenta de hacer otra producción, soy vedette y mi trabajo es mostrar mi sensualidad, me encanta hacer fotos” explica la chica Tinelli, “en la intimidad soy tan sensual como arriba del escenario, pero mi estilo no es come hombres, me manejo tranqui porque sé que los hombres van a mirar mi cuerpo.” Y alguna torta también. “Sé que despierto cosas en algunas chicas” reconoce la morocha del Gymsutra en Playboy TV, “pero la verdad con los ensayos salgo tan poco que no hay oportunidad para que me vengan a encarar.”

concha celeste muriega

“Salir desnuda es parte del trabajo que elegí” reconoce Celeste con el tajo a la vista, “no es que esté así en todos lados, pero me gusta ser vedette y salir en bolas.”

P asar de Pasión de Sábado o Johnny Allon a bailar con Tinelli requiere mucha suerte, pero si hay algo que Celeste tiene es mucho culo y encima lo mueve muy bien. “Estar en el Bailando es jugar en Primera” dice la morocha entusiasmada, “es lo mejor que le puede pasar a una bailarina, al fin se me dió!” Y lo que debe haber dado ella para estar ahí es fácil de imaginar, pero no hace falta porque ella misma te lo cuenta. “En la cama hago todo, y espero lo mismo de mi pareja” dice al definir su filosofía sexual, pero aclara que si no sos Marcelo Hugo sino un pibe de a pié, vas a celeste muriegatener que laburar un poco. “Soy una de esas minas que necesitan que el chico avance primero” explica la vedette, “y además de entrada necesito muchos besos, muchos abrazos y muchas caricias.” El dicho asegura que “al que quiere Celeste, que le cueste”, pero convengamos que meter una manito entre las cachas o franelear esas tetas no es difícil, y más cuando eso te puede abrir las puertas a ese temible ojete. “Una vez que arrancás con muchos besos y caricias ya está” asegura la morocha, “a partir de ahí olvidate, hago de todo… no quiero entrar en detalle pero sí, hago de todo.” Y no hace falta entrar en detalle, porque una vez que hay zona liberada, el objetivo es entrar en esa cola. “Sí, en la cama hago de todo, no hay zonas prohibidas” insiste por si no te convencés que Muriega el culo celeste muriega quiere guerraentrega, “una de las cosas que más me gusta es decir palabras subidas de tono, está muy bueno para mantener la comunicación, todo es parte del juego.” Y si querés sumar una amiguita al juego, tirale la onda que en una de esas se prende. “Hasta ahora no estuve con mujeres, me gustan mucho los hombres, pero nunca digas nunca” confiesa Celeste, “quizás algún día le de una oportunidad a una mujer, podría incluir a una chica en mi cama para incentivar a mi pareja, sería una buena experiencia. Ahora, sola en un mano a mano con una mujer, no.” Pero no te creas todo lo que dice, porque casi tuvo un mano a mano con una nena famosa. “Hace un tiempo tuve un acercamiento con Erika Mitdank, viste que a ella le gustan las chicas” recuerda la morocha, “yo venía mal con celeste muriega pone la colalos hombres y hubiera estado bueno, hablamos muchísimo por MSN pero al final no pasó nada.” O pasó y no quiere mandarla al frente, pero lo importante es que la putez está. “Hacer un trío con otra chica no lo descarto, pero con dos hombres…” confiesa riéndose, “para mí no son fantasías porque son realizables, todo lo que fui proponiendo lo cumplí. Por ejemplo tuve sexo en los camarines, que no sé si es tan raro pero es un lugar diferente. Me gusta lo que se da en el momento sin que sea premeditado, ni pensé que nos podían ver.” Y si querés que vea el tuyo, asegurate de calzar algo lógico. “El tamaño es muy importante, tiene que ser de 17 o 18 para arriba” dice en tono de catadora de vergas, “la que te dice que lo primero que mira es la personalidad, miente.” Pero los labios de Celeste no mienten: por esa boca pasaron cosas calientes. “Eso lo dejo a tu criterio, ajaja” dice en relación al pete, “pero te confieso que soy muy buena y si me tuviera que autocalificar, tendría una nota muy alta.”

celeste muriegaceleste muriega hot

celeste muriega

papo de celeste muriega“Soy de aries y muy fogosa” dice Celeste Muriega ya en posición de entrega, “si la previa es buena con muchos besos, me dan ganas de hacer todo junto.” Y como tiene “novios” de fuerte billetera pero dudosa sexualidad, la morocha pide un pibe común que le de para que tenga y guarde. “Ahora me conoce mucha gente por el Bailando pero soy una chica de barrio y no soy como otras que se la creen” explica la morocha, “me gustan los hombres dulces pero machos, porque en la cama me gusta sentir la fuerza del hombre y que me domen.”

celeste muriega

celeste muriegaceleste muriega

celeste muriega con cohete en el culoceleste muriega

Bajate el video de Celeste Muriega
También disponible en 3gp para celular

Militta Bora desnuda en Playboy

Militta Bora desnuda en Playboy Argentina

Tetas de Militta Bora en PlayboyMilitta Bora se desnuda para Playboy con tajo y todo, pero asegura que todo fue un malentendido y nunca quiso este nivel de exposición. “Siento que me equivoqué de entrada al haber abierto una puerta” dice mientras se abre de gambas para la cámara, “la gente piensa que fumo porro o que estoy recontra puesta pero no. Estoy un poco fisurada porque vengo de la música y como no tengo experiencia mediática me están quemando la cabeza.” No tanto como ella te quema la tuya con ese papo deforestado claro, pero para la putez también tiene una explicación. “Me dijeron que en la vida anterior fui un hombre muy mujeriego” asegura la rubia, “y ahora estoy pagando el karma.” Y viendo las fotos, el karma garpa.

Concha de Militta Bora desnuda en Playboy

“Estoy un poco fisurada porque vengo de la música” asegura Militta Bora con el papo a la vista y enrojecido, “mis relaciones siempre son apasionadas.”

E l romance que le dió cámara no duró mucho, pero Militta Bora logró salir desnuda en Playboy justo antes de que se pudriera todo. La jugada con Daniel Osvaldo le salió perfecta, aunque la rubia insiste que no es botinera sino rockera. “Es doloroso que la gente piense que todo esto fue planeado pero nada que ver, no soy ese tipo de mina” asegura indignada, “hace mucho que lucho en mi carrera, lo mío es la música, soy una chica que toca rock. No soy Wanda Nara, no aparecí ayer para mostrar el culo.” Pero la botineada fue real y la realidad es que sí apareció (nada menos que en la tapa de Playboy) mostrando no sólo el culo sino también un bonito tajo. Podría Militta Bora desnuda en Playboydecirse que Bora militta en el partido de la Nueva Botinera Argenta aunque venga floja en dos áreas centrales. “Los hombres son los que tienen que ponerse siliconas pero en el cuore, porque lo tienen muy chiquito” dice poniéndole el pecho a las críticas, “la mujer tiene que empuñar la bandera de la libertad y no ser esclava de la histeria masculina. Yo me siento un puente con la belleza del macrocosmos. Mi música es cinematográfica, idílica y anandamáyica, un pañuelo de seda cayendo en un detonador atómico de amor sacro.” Y antes que puedas exclamar “Pero esta rubia trola está re drogada!” Militta se ataja. “La gente piensa que fumo porro o que estoy recontra puesta, pero no” aclara la rockera, “el problema es que estoy un poco fisurada porque vengo de la música y me están quemando la cabeza porque no tengo experiencia en lo mediático.” Pero ponele Militta Bora en Playboy Argentinala firma que ese tajo tiene mucha experiencia, porque a la rockerita le caben los tipos grandes y con guita. “El dinero es tan romántico” reflexiona en voz alta la rubia suscribiendo el dogma del credo botinero, “siempre salí con tipos mayores de 45 años, hubo muchos conocidos y millonarios, y todos los tipos me quisieron hacer suya.” Y obviamente no fue porque hace excelentes turcas, sino por una putez que le viene de una vida anterior. “Una vez me leyeron los registros akáshicos y me dijeron que en mi vida anterior fui un hombre muy mujeriego, así que ahora estoy pagando el karma” dice de su bombacha veloz, “siempre fui muy apasionada en mis relaciones.” Como le dijo Tamara Pettinato: “Qué trolita hermosa. Ya te garchaste a todos los músicos, disfrutá tu minuto de fama que pasa rápido.”

Militta Bora en concha PlayboyCola de Militta Bora en Playboy

Militta Bora desnuda en Playboy Argentina

Concha de Militta Bora en bolas Playboy“Es una chispa divina, como la hoguera en una caverna fría y oscura” dice Militta como si te invitara a ponerle fuego en la gruta abierta entre sus piernas. A Militta Bora le pidieron que hable del rock, pero la descripción que tira es sexo puro. “Es el fuego del centro de la Tierra que nadie puede apagar, es el galope de un corcel sin domar” se entusiasma la rubia, “es surfear la ola más alta con el viento en contra.” Pero por suerte con Militta la putez siempre sopla a favor, y más desde que descubrió su vocación rockera. “Tuve un período punk y era fanática de los Sex Pistols” recuerda la rubia, “hasta que llegaron los Stones y sentí que eran la fuente de energía más grande del Universo, eran una fuente de fulgor que yo tenía que seguir.” Más o menos como ese papo después de unos fernés.

Militta Bora pela concha en PlayboyMilitta Bora en bolas

Militta Bora desnudaMilitta Bora en tetasMilitta Bora colaless

Militta Bora desnuda en Playboy Argentina

Militta Bora en PlayboyMilitta Bora Playboy ArgentinaMilitta Bora en bolas Playboy

Marga y Celeste festejan con torta

Celeste Sablich y Marga Cifuentes tortean para vos

Marga Cifuentes comiendose a Celeste SablichCeleste Sablich (de negro) y Marga Cifuentes (de blanco) aseguran que empezaron tocándose un poco en el living y que nunca imaginaron que iban a terminar en bolas en la ducha mojadas por dentro y fuera, porque ninguna de las dos son torta. “Nos gustan los chicos” dicen a coro, pero Marga reconoce que explorar el lomazo de Celeste estuvo bueno. “No soy lesbiana” aclara, “pero aprecio la belleza femenina.”

Conchas de Celeste Sablich y Marga Cifuentes

Celeste y Marga se prestan a una doble Papocam, prueba que los felinos locales pelan si aparecen capitalistas.

N adie sabe bien cómo empezó la cosa, porque cuando arranca el video Marga y Celeste ya estaban en bombacha y corpiño muy cerca una de la otra, tocándose suavemente. “No soy lesbiana, me gustan los hombres” dice Celeste como para que sepas que su nombre no determina su orientación sexual y Marga se apura a aclarar que ella tampoco pero que “igual reconozco la belleza de la mujer”. O sea las dos como cualquier persona que come una torta cuando hay algo que festejar, en el caso de ellas la enorme putez que Celeste Sablich y Marga Cifuentes en la duchatienen ambas y también por supuesto los dólares que Playboy Internacional les pagó para que se pongan cómodas. Y vaya si se pusieron cómodas, un silloncito suave, lindos conjuntitos de lencería como para que se digan “ah, mirá qué linda te queda la tanguita” y den rienda suelta a una fantasía que es tanto de ellas como tuya: que se franeleen hasta que el único remedio sea llamarte para apagar el incendio con esa manguera que viste crecer con cada caricia (porque las chicas se tocan Celeste Sablich tocando a Marga Cifuentessuavecito en vez de mandar garfios a lo bestia como harías vos) y quedó desesperada por entrar en acción tipo 911 (aunque viendo a las chicas el número parece ser más bien un 69). Y como le garparon el número que pidieron, las trolas locales hicieron su “apertura comercial” a los capitales extranjeros y se pusieron en bolas como corresponde (sin chotoshop, porque con el video no se jode y menos en alta resolución) en toda su siliconada gloria, previa ratonera en el sofá y la gran torta final bajo la ducha las dos bien mojaditas.”

celeste sablich y marga cifuentes en bolasceleste y marga se comen la torta

celeste sablich y marga cifuentes se tocan en la ducha

Las chicas ya venían mojaditas después de la previa en el living, pero en la ducha se terminaron de empapar. Las dos aseguran que le gustan los hombres, pero es obvio que si pinta la fiesta se comen la torta sin problemas y más si encima le pagan en verdes para que se toquen un poco. “Me gusta ver cómo te prendés fuego cuando me saco la ropa” dice Celeste de su afición por las producciones hot y si garpan bien, mejor. “Muchos me dicen que por estar conmigo entregar’ían toda su fortuna” reflexiona la morocha, “yo les digo que me manden la plata, no hay problema.”

celeste y marga calientesmarga y celeste tortean en la ducha

celeste sablich y marga cifuentesmarga cifuentes tocando a celeste sablich

marga cifuentes y celeste sablichceleste y marga se tocan para vos

Bajate el video completo (12 minutos) de Celeste Sablich y Marga Cifuentes
También disponible en HD Alta Calidad y en 3gp para celular